28.- EL MESÍAS PERSEGUIDO


01MariaJose1

Cuando José y María buscaron albergue en Belén, no lo hallaron y Jesús nació en una cueva, que era un pesebre usado por los pastores del lugar. Esa hospitalidad no les fue negada solo por la maternidad ya próxima en Ella; sino por una inconsciente hostilidad surgida en el corazón del posadero, en contra de aquellos jóvenes esposos, tan diferentes de todos los demás.

Satanás hizo del hospedero un dócil instrumento para obstaculizar a aquella pareja a la que teme y odia; por la resistencia que le han opuesto a todas sus insidias que lo rechazan constantemente y le han impedido dominarles. El Adversario ignora que mientras realiza esta acción saturada de odio, está haciendo que las profecías se cumplan.

Herodes era un hombre consumido por las concupiscencias del espíritu y de la carne. Y en sus pasiones desordenadas, Satanás encuentra las armas ideales para que este hombre responda dócilmente a todas sus instigaciones para empezar a perseguir a Jesús.

Anidando en el corazón de este rey perverso, provocó la matanza de los niños de Belén, genocidio que hizo exclamar a Tiberio César:

–           ¡Herodes es un cerdo que se alimenta de sangre!

Dios intervino para salvar a su Hijo. Esta persecución llevó a la Sagrada Familia a su destierro en Egipto durante varios años, hasta que murió el tirano e hizo que se cumplieran nuevamente las profecías.

Anno_Domini_-_Edwin_Long_med

Mientras Jesús crecía en Sabiduría y en Gracia, su alma permaneció como una fortaleza inexpugnable y la hostilidad de Satanás creció sin límites. Jesús se preparó al inminente encuentro y se retiró al desierto. Con la Oración, la Mortificación y la Penitencia, le dio la respuesta merecida, cuando en su ataque frontal contra el Hijo de Dios, quiso cerciorarse de su Identidad.

Después de esta humillante derrota, siguió fastidiando a Jesús en todas las formas posibles a través de los fariseos y sobre todo, del Apóstol Infiel.

También Judas, como Herodes, estaba dominado por la soberbia y la sensualidad. Y fue causa de mucho sufrimiento para Jesús, que conocía perfectamente la obra demoledora de Satanás en Judas. En su alma dominada totalmente por él y con el cual se mantuvo dentro del círculo interior de sus apóstoles, haciendo del poseso un espía y un traidor.

judas_iscariote

Utilizó con gran maestría a los sacerdotes del Templo, comunicándoles su odio infernal, hasta convertirlos en Deicidas.

Jesús testimonió el Magisterio de su Palabra con milagros portentosos, entonces ¿Qué fue lo que sucedió?…

Muchos fueron los que creyeron, pocos los que perseveraron y poquísimos; los que testimoniaron por toda su vida y con la muerte, que Jesús es el Mesías, Verdadero Hijo de Dios.

Los Doctores de la Ley que acusaron a Jesús, conocían a la perfección las palabras de la Escritura Sagrada y sin embargo no lo reconocieron, ¿Por qué?

Porque espiritualmente estaban muertos y dominados en sus pasiones por Satanás. Y no pudieron entender. Juzgaron y condenaron con apegos ridículos y crueles. No amaban.

 A DIOS SE LE AMA,        NO SE LE ESTUDIA.

            CUANDO SE LE AMA CON TODO EL CORAZÓN, ÉL DA LA SABIDURÍA PARA COMPRENDERLO. Cuando no hay amor, todo son ritos externos y formulismos hipócritas, para engañar al mundo con una pretendida santidad que es únicamente fingimiento, porque le interior está lleno de podredumbre, hediondo de vicios y no hay un verdadero arrepentimiento en el corazón.

thCA1ZPYT5

A través de los siglos y por medio de los Profetas, Dios había invitado a su Pueblo a reconocer al Mesías en su Verdad de Salvador y Rey Celestial. De Rey de reyes y Señor de señores. Verbo del Padre y Verdad Eterna y por lo tanto, Digno de ser adorado como Verdadero DIOS.

Venerado como el Santo de los santos, escuchado y obedecido en sus enseñanzas.

Pero estas enseñanzas y la misma humildad de aspecto y condición del Cristo, chocaban con el concepto que de Él se habían hecho los soberbios hebreos. Y sobre todo, chocaban con sus hábitos morales.

Ellos eran el Pueblo Elegido, los Príncipes de los Sacerdotes y se sentían ‘dioses’ no por santidad de vida, sino por conocimiento y poder.

Jesús solo era: ‘El carpintero de Nazareth’. Para aquellos para quienes eran tan importante la exterioridad y las apariencias; la opulencia y la magnificencia; esta humildad de origen, de carácter, de vestidos, de lugares, de enseñanzas; eran otros tantos motivos para no reconocer en el hijo del Carpintero de Nazareth, al Hijo de Dios y al Prometido Mesías de Israel.

sanjoseobrero

Toda la Doctrina de Jesús, era un velado reproche a su manera de vivir: Y eso no lo soportaban.

Y en lugar de aceptar el llamado a la conversión, crecía cada vez más su Odio.

En cuanto más Jesús confirmaba su Identidad; la combinación de soberbia y miedo, los cegó de manera mortal y los convirtió en dóciles instrumentos en las manos de Satanás, que creyó que al matarlo lo destruiría.

Después del milagro de la Resurrección de Lázaro que puso totalmente al descubierto la naturaleza Mesiánica de Jesús, ¿Por qué no lo reconocieron?

Porque no podían hacerlo. Porque aparte de estar cegados  y dominados totalmente por Satanás y su Odio, ellos se reputaban perfectos en sabiduría, pero carecían de la Luz del amor para ver la Verdad.

Jesús había escogido entre el pueblo humilde a sus apóstoles y del más ignorante y tosco, pero bueno en su voluntad, lo constituyó la Cabeza, la Piedra, el Continuador y el Primer Pontífice.

Uno solo entre los Doce tenía semejanza de pensamientos, de gustos, de carácter, con los fariseos.  Era el más elegante y culto. Y se había educado en el Templo, con aquellos que enseñaban sobre la cátedra de Moisés:

Fue el que lo traicionó.

Ciertamente Jesús se profesaba hijo de Dios. Y hacía Obras y daba Lecciones de Dios, pero el soberbio Israel no podía aceptar lo que venía de un hombre de condición humilde.

JESS_E~1

En lugar del Mesías Espiritual que había sido presentado en las Profecías, ellos se construyeron un Mesías Humano, conquistador para Israel de toda la Tierra.

Entonces, no se sometieron a Él. Se negaron a reconocerlo y obedeciendo las instigaciones de Satanás, volvieron a tener nuevamente, total cumplimiento las Profecías, con el Hombre de Dolores.

No se puede decir entonces que Dios no haya tenido Misericordia y Justicia para Israel. Desde siglos, después de haberlos preparado por siglos para acoger a Cristo y para reconocerlo por Tal; por siglos espera que Israel retorne al Camino de la Verdad, para abrirles los brazos y el Reino.

En la Guerra contra Dios; cuando las feroces escuadras de los Caldeos vencieron a los israelitas en la Ciudad Capital, no satisfechos todavía; quemaron la Casa de Dios y se llevaron las riquezas del Templo.

2rey25a

Cuando las poderosas legiones romanas destruyeron para siempre, siguiendo la Profecía de Jesucristo, el Templo sobre el Moria, ¿Contra Quién verdaderamente se abalanzaron? ¿Contra el Edificio, el Sacerdocio, los utensilios? O ¿Contra el Inmaterial ENTE, que en las mentes de los israelitas los llenaba de Sí?

destruccion-templo

Porque desde la Hora Nona de aquel Viernes Santo, el Espíritu de Dios había abandonado la Gloria del Tabernáculo, pero la Idea estaba todavía.

Y era todo para Israel aquella Idea. El Enemigo no se lanzó contra las piedras, sino contra la Idea.

Para golpear al Pueblo golpea la Idea.

DESTRUIDOS… DISPERSOS…

La furia de Satanás por haber sido vencido, se desencadenó totalmente y barrió de la Faz de la Tierra al Templo donde se adoraba a Dios y a la nación que lo trajo al mundo.

destruccion-templo (2)

Su venganza contra los cristianos perduraría a través de los siglos y evolucionaría de mil maneras…

Después de las persecuciones del sanedrín que cobraría entre otros, las vidas de Esteban y de Santiago, estallaron abiertamente en el Edicto de Nerón y las persecuciones sangrientas de los emperadores romanos en los tres primeros siglos.

Nerón estaba dominado absolutamente por la concupiscencia del espíritu y de la carne, a tal grado que lo convirtió en el instrumento perfecto para tratar de destruir a Dios en sus hijos y exterminar tanto a los judíos, como a los cristianos.

neron1

Cuando se conoce AL VERDADERO AUTOR, de estos hechos, no sorprende para nada la violencia en la destrucción de los hombres manejados por él, en su lucha contra Cristo.

La Historia de la Iglesia está saturada de ejemplos que ponen de manifiesto las diferentes estrategias utilizadas para destruirla.

Sus ataques contra el Cristianismo, contra la Idea, persistirán hasta deformarla en la mente de los cristianos y borrarla totalmente, con la repetición de los mismos errores que cometieron los hebreos en tiempos de Pilatos.

Haciéndoles cometer nuevamente el Deicidio, en el corazón de cada hombre, hasta casi borrar totalmente su semejanza con Dios; a pesar del conocimiento de las Verdades Reveladas y el profesar una fe muerta y sin obras.

El Plan Maestro de Satanás habrá alcanzado su más rotundo éxito, cuando el materialismo haya envilecido la dignidad humana y el hombre ya no sepa ni quién es, ni lo que significa su tránsito por esta vida.

Cuando haya destruido el concepto de ‘moral’ en el Pueblo Cristiano y la costumbre de vida haya perdido totalmente la Noción del Bien y del Mal, hasta llevar al Caos doctrinal con el Racionalismo, con la proliferación de errores teológicos y las herejías que dan la muerte espiritual.

Cuando la Iglesia haya seguido el Camino del Calvario detrás de su Maestro, esté  muerta y sea el despojo del que dijo Jesús: ‘Donde hay un cadáver, allí se juntan los buitres’

buitres-volando

El Materialismo niega a Dios y sustituyéndose a Él, pretende dar a los hombres un paraíso aquí en la tierra, una felicidad que no posee y por lo tanto, no puede dar. Trágica mentira y astuto engaño al que todos se engancharán en nombre del Progreso, olvidando el fin de la Creación y la Redención.

Por eso se dejará de hablar de los Novísimos: Muerte, Juicio, Infierno y Gloria. Y de creer en ellos y en el Verdadero Enemigo de Dios y del Hombre. También del Pecado, con el que Satanás se identifica.

Y el que se atreva a señalarlos, será mirado con una sonrisa de conmiseración y desprecio. Y tachado de loco, ignorante y supersticioso.

Todas estas maniobras son dignas del que una vez fuera, el más bello y el más poderoso de los ángeles…

Y se sentirá vencedor cuando haya logrado el Total Dominio de la Iglesia… Y se apodere de la Sede de San Pedro…

pa13

HEROÍSMO APOSTOLICO

Después de Pentecostés, cuando los apóstoles salieron a predicar a distintos lugares, Santiago de Zebedeo cruzó a través del Mar mediterráneo hasta desembarcar en la Hispania, (Actuales España y Portugal) Comenzó a predicar en Galicia, a la que llegó después de pasar las Columnas de Hércules y viajó por el Valle del Ebro hasta la Coruña.

Los Hechos de los Apóstoles relatan que éstos se dispersaron por todo el mundo para llevar la Buena Nueva. Según una antigua tradición, Santiago el Mayor se fue a España. Primero a Galicia, donde estableció una comunidad cristiana y luego a la ciudad romana de César Augusto, hoy conocida como Zaragoza.

Las enseñanzas del Apóstol no fueron aceptadas y solo siete personas se convirtieron al Cristianismo. Estos eran conocidos como los “Siete Convertidos de Zaragoza”.

Las cosas cambiaron cuando la Virgen Santísima se apareció al Apóstol en esa ciudad, aparición conocida como la Virgen del Pilar. Desde entonces la intercesión de la Virgen hizo que se abrieran extraordinariamente los corazones a la evangelización de España.

En el año 42 d.C. dejó discípulos en los lugares donde evangelizó y acompañado de algunos otros,  regresó a Judea.

santiago

Pronto tuvo una lucha contra los ardides de un poderoso hechicero llamado Hermógenes.

Pero Santiago estaba tan lleno del Espíritu Santo, que logró la conversión del antiguo mago y éste se volvió uno de sus discípulos más virtuosos y perfectos.

Cuando los judíos se convencieron de que la conversión de Hermógenes era verdadera, hicieron responsable de ella a Santiago. Alborotados se presentaron ante él, le increparon y trataron de impedirle que siguiera predicando la Doctrina del Crucificado.

Sin embargo el apóstol recurrió a la Sagrada Escritura y les demostró cómo en Jesús se habían cumplido todas las profecías que en ella se contenían acerca del Nacimiento y el Sacrificio del Mesías. Y probó estas verdades con tal claridad y se armó tal alboroto, que una vez más se dividieron: los que se encolerizaron empezaron a insultarlo, pero también hubo muchos que lo oyeron y se convirtieron.

Esto provocó tan enorme indignación en Abiatar, a quién correspondía el Sumo Pontificado aquel año, que sublevó al pueblo contra el apóstol.

Algunos de los amotinados lograron apresarlo y lo amarraron. Cuando le ataron las manos…

Santiago les dijo:

–           Vosotros podéis atar mis manos, pero no mi lengua.

Luego le pusieron una soga al cuello, lo condujeron ante Herodes Agripa y lograron que éste lo condenara a muerte.

SANTIAGO_APOSTOL

Enseguida lo llevaron al Gólgota, donde había sido crucificado Jesús, fuera de la ciudad. Cuando lo empujaban hacia allá, un tullido invocó al apóstol pidiéndole que le diera la mano, para que lo curase…

Santiago le dijo:

–           Ven tú hacia mí y dame tu mano.

El tullido fue hacia Santiago, tocó las manos atadas del apóstol e inmediatamente sanó. Más adelante, un paralítico que yacía a la vera del camino, comenzó a suplicarle a gritos que lo sanara.

Santiago lo oyó y le dijo:

–           En Nombre de Jesucristo cuya Doctrina he predicado y defiendo. Y por cuya causa voy a ser decapitado, te ordeno que te levantes del suelo, completamente curado y que bendigas al Señor.

Al ver este prodigio, el escriba Josías que había sido el que le pusiera la soga al cuello, se arrojó a sus pies, le imploró su perdón y se convirtió.

Santiago le preguntó:

–           ¿Deseas ser bautizado?

Josías respondió llorando:

–           Sí. Por favor recíbeme como cristiano.

–           Pronto serás bautizado en tu propia sangre.

santiagoelmayor

Pero Abiatar que también estaba presente, agarró a Josías, lo zarandeó y…

Le exigió:

–           Si ahora mismo no maldices a Jesús el Crucificado, haré que te degüellen al mismo tiempo que a Santiago.

Josías respondió:

–           A quién maldigo es a ti. Óyeme bien: ¡Maldito seas tú y maldito sea todo el tiempo que vivas! Y escucha también  esto: ¡Bendito sea el Nombre de mi Señor Jesucristo por los siglos de los siglos! Amén.

Abiatar ordenó a algunos de los judíos incrédulos, que descargaran sobre el rostro de Josías, una buena tanda de bofetadas y envió un mensajero a Herodes solicitando el permiso necesario, para ajusticiar al escriba convertido.

Al llegar al lugar designado para el suplicio, Santiago pidió al verdugo una redoma con agua. Cuando se la proporcionaron, con aquella agua bautizó a Josías.  Y después los dos fueron decapitados.

MARTIR~1

Era el año 44 d.C. Santiago de Zebedeo fue el primer apóstol de Jesucristo, en ser martirizado.

Abiatar ordenó que dejaran su cuerpo insepulto, como pasto de los perros y de las fieras.

Por la noche sus discípulos ibéricos, con muchas precauciones para no ser vistos, tomaron el cuerpo del apóstol y se lo llevaron al puerto de Jaffa. Prodigiosamente hallaron una nave que no tenía tripulación. Se embarcaron en ella llevando con ellos el cuerpo de Santiago y rogaron a Dios que los condujera a donde Él quisiese que aquellos restos fuesen sepultados.

Guiada por un ángel del Señor, la barca comenzó a navegar y a los siete días llegaron al puerto de Iria, en las costas de Galicia; región de España que estaba gobernada por una mujer llamada Lupa.

Al llegar a tierra, desembarcaron el cuerpo y lo colocaron sobre una piedra enorme, la cual como si fuese de cera, repentinamente adoptó la forma de un ataúd y se convirtió milagrosamente, en el sarcófago del mártir.

a españa

A continuación los discípulos fueron a ver a la reina Lupa pues ella era la dueña de los contornos y querían una parcela para enterrar a su maestro.

Y le dijeron:

–           Nuestro Señor Jesucristo te envía el cuerpo del apóstol Santiago. Para que acojas muerto y con benevolencia, al que no quisiste escuchar cuando estaba vivo.

Pero ella los remitió al rey Duyo, que era enemigo declarado del cristianismo, quién los encarceló.

Fueron liberados por un ángel y luego perseguidos por los soldados de Duyo. El destacamento moriría ahogado al derrumbarse el puente por el que intentaron cruzar el río, en persecución de los fugitivos.

Los discípulos volvieron con Lupa, quién aterrada por lo que había sucedido, quiso deshacerse de ellos. Entonces los envió al monte Allicinos, donde les ofreció dolosamente unos bueyes mansos que eran de su propiedad, para trasladar el cadáver.

Pero los bueyes no eran tales, sino toros salvajes. Al aproximarse los discípulos, les salió al encuentro un pavoroso dragón, que ante su presencia y al hacer la señal de la Cruz, se esfumó sin dejar rastro. Enseguida, ellos se acercaron a los toros que no mostraron su natural bravura y se dejaron mansamente uncir  a la carreta. Luego las bestias empezaron a caminar y se fueron  directamente, como si supieran el camino, llevando el sarcófago hasta el palacio de Lupa.

urnaapostolsantiago480x300

La reina asombrada por tantos prodigios, ya no se resistió. Se convirtió y donó su palacio para que fuera una iglesia y la sepultura del apóstol; que de esta manera increíble terminó su azarosa travesía.

Después de esto, con el Espíritu Santo en acción, la expansión del cristianismo en la Península Ibérica fue rápida e intensa. Y Santiago se convirtió en el santo Patrono y Protector de España.

* * * * * * * *

Cuando Pablo se fue a Roma a apelar ante el César, los judíos que no pudieron matarlo, dirigieron todo el furor de su odio contra Santiago de Alfeo, que ya tenía treinta años de haber sido consagrado Obispo de Jerusalén. Y tal como refiere Flavio Josefo, el Sumo Sacerdote Anás II aprovechó el intervalo transcurrido entre la muerte del Procónsul Festo y la llegada de su sucesor, Albino I en el año 62 d.C. para buscar pretextos para condenarle.

santiago el menor

Un grupo de judíos fueron a verlo y le dijeron:

–           Sabemos que eres un hombre íntegro y queremos que desengañes al pueblo y les hagas ver la equivocación que cometen al creer que Jesús fue Cristo. En la próxima Pascua, háblales y desengáñalos de todas esas cosas que creen en relación con Jesús. Si así lo haces, también nosotros nos atendremos a tu testimonio, reconoceremos que eres justo y que no te dejas influir por nadie.

El día de Pascua, los que habían tratado de seducirlo, lo llevaron hasta la terraza más alta del Templo de Jerusalén, para que pudiese ser visto y oído por la gran multitud de peregrinos y le dijeron a grandes voces:

–           ¡Santiago! ¡Tú eres el más honesto de todos los hombres! Todos acatamos tu testimonio. Manifiéstanos aquí públicamente, qué opinas de los que andan por ahí, detrás de ese Jesús el Crucificado.

Santiago, también con voz muy fuerte, respondió:

–           ¿Queréis saber lo que pienso del Hijo del Hombre? Pues bien, escuchad: Creo que está sentado a la Diestra del Padre Celestial, el Altísimo Señor del Universo. Y que un día vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos.

Trinity

Los cristianos, al oír esta respuesta, aplaudieron con jubilosa alegría. Los escribas y fariseos en cambio, se pusieron más coléricos y dijeron entre sí:

–           ¡Gran error hemos cometido! Debemos corregirlo inmediatamente para que sepan lo que les espera a los que piensen como él.

Lo apresaron y lo subieron hasta las almenas más altas del Templo y desde ahí gritaron:

–           ¡Oh, el que teníamos por justo se ha equivocado!

Al decir esto, lo empujaron y lo arrojaron al vacío.

Pero el apóstol no se hizo ningún daño y se incorporó.

Inmediatamente se arremolinaron contra él, los enemigos que desde abajo habían presenciado su caída y empezaron a arrojarle piedras, mientras le gritaban con ira.

Al ver esto, Santiago se puso de rodillas y levantando los brazos hacia el cielo, exclamó:

–           ¡Señor! ¡Te ruego que los perdones, porque no saben lo que hacen!

Al comenzar la lapidación, un sacerdote hijo de Rahab, intentó detenerlos diciendo:

–           ¡Alto! ¡No tiréis piedras, os lo ruego! ¿Acaso no veis que este santo varón corresponde a vuestra crueldad, orando por vosotros?

martirio de santiago

Pero no le hicieron caso y con una pértiga de batanero, le descargaron un golpe tan bárbaro, que le partieron el cráneo. Su cuerpo fue sepultado en el mismo sitio en el que murió, a la vera del Templo. El pueblo trató de atrapar a quienes lo mataron para castigarles, pero los asesinos de Santiago fueron más rápidos al escapar.

                                                                * * * * * * *

            Matías =  regalo de Dios. El apóstol que fue elegido para cubrir el lugar de Judas de Keriot, se distinguió por la insistencia con la que predicaba la necesidad de mortificar la carne, para dominar la sensualidad. Esta lección la aprendió directamente de Jesús.

Anuncien

Evangelizó Capadocia, en las costas del Mar Caspio. Sufrió persecuciones y fue hecho prisionero por caníbales. También fue cegado, curado y liberado por Andrés. Fue martirizado en Cólquida. Fue crucificado y murió decapitado.

*******

Después de algunos años de apostolado en Palestina, Mateo se trasladó a Etiopía, donde realizó muchos milagros y resucitó a una hija del rey Egido. Éste y toda su familia se hicieron cristianos. Cuando el rey murió, subió al trono Hitarco. En el año 60d.C. en la ciudad de Nadaver  Etiopía, el nuevo monarca se enamoró perdidamente de Efigenia y prometió a Mateo la mitad de su reino si lograba convencer a la joven para que lo aceptara por esposo.

El apóstol le contestó a Hitarco:

–           Tu antecesor iba a la iglesia. Ve tú también el próximo Domingo y escucha lo que hablaré sobre el matrimonio.

El rey, pensando que Mateo iba a convencer a Efigenia, acudió a la iglesia ilusionado.

Mateo habló largamente sobre las excelencias del matrimonio.

453361696550_76_san_mateo_1

Hitarco mientras le oía, reafirmó su idea de que Mateo le estaba ayudando a inclinar hacia él, el ánimo de Efigenia, que también estaba presente. Y tan persuadido estaba de esto, que aprovechando una pausa que hizo el apóstol, se puso de pie y lleno de júbilo felicitó al predicador.

Mateo rogó al rey que guardara silencio, que se sentara de nuevo y que por favor siguiera escuchando, pues todavía no había terminado.

Mateo concluyó su conferencia de esta manera:

–           Cierto que el matrimonio, si los esposos observan escrupulosamente las promesas de fidelidad que al contraerlo mutuamente se hacen, es una cosa excelente. Pero prestad atención: supongamos que un ciudadano cualquiera arrebatara la esposa a su propio rey. ¿Qué ocurriría? Pues no solo el usurpador cometería una gravísima ofensa contra su soberano, sino también incurriría en un delito que está castigado con la pena de muerte.

Y el delito no es por haber querido casarse; sino por haber quitado a su rey, algo que legítimamente le pertenece y por haber sido el causante de que la esposa faltase al juramento de fidelidad hecho a su verdadero esposo.

saint_matthew_oil_on_canvas_painting_by_jusepe_de_ribera_1632

Estando así las cosas: ¿Cómo tú Hitarco, súbdito y vasallo del rey eterno, sabiendo que Efigenia es una virgen consagrada al Señor, te has atrevido a poner tus ojos en ella y pretendes que sea infiel a su verdadero esposo, que es precisamente tu Soberano.

Al oír esto, Hitarco se encolerizó y salió furioso de la iglesia.

Mateo, sin inmutarse prosiguió su homilía y exhortó a los oyentes a la paciencia y a la perseverancia. Al final, bendijo a las vírgenes y en especial a Efigenia, que asustada se había arrodillado ante él.

Cuando terminó la celebración eucarística, Mateo aún estaba en el altar orando con los brazos extendidos hacia el cielo, cuando un sicario enviado por el rey, se le acercó y le clavó una lanza en la espalda y lo mató.

MARTIRIO DE SAN MATEO

MARTIRIO DE SAN MATEO

Poco después Hitarco quiso quemar la casa en que vivían las vírgenes, pero el santo apóstol se apareció y las rescató de las llamas.

Por su parte, el rey contrajo lepra y se suicidó con su propia espada.

El pueblo proclamó rey a un hermano de Efigenia que también había sido bautizado por Mateo y la Fe se propagó por tierras etíopes.

 * * * * * * *

Alrededor del año 40 d.C. el apóstol Tomás se fue a evangelizar al norte de la India. El Espíritu Santo acompañó su predicación con muchísimos milagros y le salvó de manera prodigiosa, de numerosos peligros. Tras nueve años hubo muchas conversiones, entre ellas Migdonia esposa de Casisio, cuñado del rey Gondófares.

Cuando el esposo se enteró, se quejó con el rey. Éste mandó encerrar al apóstol y envió a la reina para que convenciera a su hermana del error que había cometido al hacerse cristiana.

Pero las cosas salieron al revés y fue Migdonia la que hizo que la reina se convirtiera.

SANTO_~1

Y ésta regresó diciendo:

–           Yo también creía como vosotros, que Migdonia mi hermana había cometido una gran estupidez. Pero ahora estoy convencida de que ha obrado con gran sabiduría. Ella me puso en contacto con el apóstol y he conocido a Cristo. He comprobado que Él Resucitó y me ha hecho conocer el Camino de la Verdad. También he comprendido que los verdaderos necios, son los que se niegan a creer en Cristo.

El rey mandó entonces que le trajeran a Tomás a su presencia.

Lo llevaron atado de pies y manos.

Cuando lo tuvo ante sí, le ordenó que convenciera a las mujeres de su error. Hubo entonces una larga discusión, donde el apóstol defendió la Fe Cristiana con todos los recursos del Espíritu Santo y no hubo manera de rebatirlos.

Entonces viéndose derrotados; por consejo de Casisio, el rey ordenó que arrojaran a Tomás en un horno encendido, del cual salió el apóstol sano y salvo al día siguiente.

En vista de este prodigio; Casisio propuso a su cuñado que para que aquel poderoso hombre perdiera la protección divina e incurriera en la Ira de su Dios, le obligase a ofrecer sacrificios en el Templo del Sol.

Cuando trataron de llevar a cabo su plan…

4586_7_47c96507342cf

Tomás le dijo al rey:

–           ¿Quieres ver que en cuanto esté frente a la efigie de esa divinidad tuya, mi Dios la destruirá? Hagamos un trato: si sucede como te he dicho promete que serás tú el que adores a mi Señor Jesucristo. ¿Aceptas?

El rey replicó indignado:

–           ¿Cómo te atreves a hablarme como si fueras mi igual?

Enseguida ordenó que llevaran a Tomás hasta el templo del dios solar.

Cuando lo lanzaron al suelo obligándolo a postrarse, el apóstol dijo en arameo su lengua natal:

–           Adoro a mi Señor Jesucristo en cuyo Nombre Santísimo yo te ordeno a ti, Demonio que te escondes en el interior de esta escultura, que ahora mismo la destruyas.

Al instante, la imagen que era de bronce se derritió como si hubiera sido hecha de cera.

Los sacerdotes encargados del culto del malogrado ídolo, se enfurecieron al ver lo ocurrido…

Y el pontífice que los presidía exclamó:

–           ¡Yo vengaré la afrenta que acabas de hacer a mi dios!

Mientras pronunciaba esta amenaza, se apoderó de una espada y con ella atravesó el corazón del apóstol. Y así fue sacrificado Tomás.

El rey y Casisio al ver que el pueblo trató de vengar este asesinato y quisieron quemar vivo al pontífice pagano, llenos de miedo huyeron de allí.

Los cristianos recogieron el cuerpo y lo enterraron con honores y gran veneración.

santo tomás

HERMANO EN CRISTO JESUS:       

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: