R12 ESPERANZA, CARIDAD Y HUMILDAD


consagracion_agustin

Pasos:
1. Santo Rosario, meditado y con las letanías. 2. Meditación del día y una virtud. 3. Coronilla de protección.  4. Letanías al Inmaculado Corazón. 5. Oración final.  6. Consagración

33 DIAS, SIN INTERRUPCION

EN GRACIA

EUCARISTIA DIARIA

ROSARIUM  Signum Crucis

Per signum Crucis de inimicis nostris libera nos, Deus noster. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen

SANTO ROSARIO con las letanías. Gozosos: Los días Lunes y Sábados. Dolorosos: Los días Martes y Viernes. Luminosos: Los Jueves. Gloriosos: Los días Miércoles y Domingos

JACULATORIA DESPUÉS DE CADA MISTERIO:

Oratio Fatima

Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de las injurias hechas al Inmaculado Corazón de maría. Jesús, perdónanos nuestras culpas, presérvanos del fuego del infierno. Lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a  las más necesitadas de tu misericordia. Dios mío yo creo,  adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que  no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad: Padre,  Hijo y Espíritu  Santo, os adoro profundamente,  os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido; por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús  y  del  Corazón  Inmaculado  de  María  os  pido  por  la  conversión  de  los  pobres pecadores.

Oh María Madre mía, sé nuestro amparo y protección en estos días de purificación.  Corazones de Jesús, María y José, dadnos la salvación y llevadnos a la gloria del Padre.  Amén.

1g

MEDITACIÓN DE LOS 33 DÍAS   SEGUNDO DÍA  

OS PREPARO PARA EL TRIUNFO 

Hijos míos:

 Satanás os quiere destruir, os quiere arrebatar bruscamente de las manos de Dios. Estáis viviendo tiempos terribles de confusión: tiempos en los que a lo  malo se le llama  bueno y a lo bueno, malo. Los demonios han sido soltados de las profundidades del infierno para engañar, seducir. Son muchas las almas que han caído en sus mentiras.

Son muchas las almas que han roto su amistad con Dios. Son muchas las almas que han perdido el asombro por los Misterios del Cielo. Son muchas las almas que acomodan los mandatos del Señor de acuerdo con sus intereses mezquinos.

 Son muchas las almas que desprecian las manifestaciones del Espíritu Santo. Espíritu Santo que es encapsulado, atrapado, impidiéndole actuar.

Son muchas las almas que serán sorprendidas por Jesús en su Segunda Venida. Son muchas las almas que han cerrado sus oídos y su corazón a los lamentos Divinos  del  final de  los  tiempos.

Lamentos  que llaman a  la  humanidad  a  la conversión. Lamentos que os anuncian signos y señales que os precederán en este tiempo final. Lamentos que os alertan del Gran Castigo que sobrevendrá al mundo entero.

castigo-250x190

Lamentos que os llaman a la reparación, a la mortificación, a la penitencia. Lamentos que os avisan de una lluvia de fuego que purificará la tierra. Tierra que tendrá que volver al orden primero de su creación. Lamentos salidos del Cielo para ver si la humanidad entera vuelve sus ojos al Señor.

Hijos carísimos: María, Maestra de los Apóstoles de los últimos tiempos, os convoca a su escuela Maternal para que recibáis en ella sus lecciones de Amor Santo. Para que os hagáis  pupilos  aventajados  en santidad.  Para  que  toméis conciencia  de  la  urgencia  de  la  consagración  a  mi  Inmaculado  Corazón. Porque este es un auxilio celestial que formará en vuestro ser una coraza de protección.  Coraza  que  impedirá  que  Satanás  os  haga  daño.  Coraza  que iluminará  vuestra  alma  de  una  luz  sobrenatural. Luz  que  cegará  al  pérfido demonio.

María, Maestra de los Apóstoles de los últimos tiempos, os preparará para el Triunfo de mi  Inmaculado Corazón.

REINA DE LOS APOSTOLES

Triunfo que vendrá acompañado de tres signos: El  mundo  se  volverá  Eucarístico  porque  la  Eucaristía  es  aire  puro  que oxigena  la  Iglesia.  La Eucaristía es  la  máxima  de  las manifestaciones  de la Presencia de Jesús en la tierra.

La Eucaristía os hace semejantes a los Santos Ángeles.  La  Eucaristía  es  el  alimento  perdurable  que  os  une  al  Señor.  La Eucaristía evidencia a Jesús, real en la Hostia Consagrada. La Eucaristía os da fuerzas para resistir los días aciagos que sobrevendrán a la humanidad.

La Eucaristía se lleva vuestros miedos, dándoos coraje para soportar el tiempo que estáis viviendo: tiempo de la Tribulación y de la Justicia. La Eucaristía os da temple, fuerza para salir airosos EN LOS TRES AÑOS Y MEDIO DE DURA PRUEBA (donde el Usurpador tomará el trono que no le corresponde. Trono de Pedro que muy pronto se encontrará vacío). Eucaristía que será suspendida: “cesarán las hostias  y  los  sacrificios  y  estará  en  el  tiempo  la  abominación  de  la desolación”. (Daniel 9, 27).

Todos me amarán, el mundo nuevo me reconocerá como el molde perfecto del  Altísimo.  El  mundo  nuevo  me  acogerá  como  la  Madre  del  Salvador  y Madre de todos los hombres. El mundo nuevo se sentirá sobrecogido ante mi presencia. El mundo nuevo aceptará que a través de mí les vino su salvación. El  mundo  nuevo  se  dejará  guiar  por  mis  enseñanzas.  El  mundo  nuevo comprenderá  que  soy  el  camino  seguro  de  encuentro  con  Jesús.

El  mundo nuevo crecerá  en  santidad  a  una  velocidad  vertiginosa  porque  imitarán  mis virtudes. El mundo nuevo sabrá que María, Maestra de los apóstoles de  los últimos  tiempos;  congregó  a  la  Iglesia  Remanente,  al  resto  fiel  en  su Inmaculado Corazón a través de la consagración.

maria_reina_de_los_apostoles

Se  vivirá  al  estilo de  las primeras  comunidades cristianas. Comunidades cristianas que todo lo compartían, lo ponían en común. Exentas de egoísmos, envidias,  rivalidades.  Comunidades  orantes  cuyo  eje  es  Dios. Comunidades asistidas por la luz directa del Espíritu Santo. Comunidades que tienen como fin dar gloria al Santo Nombre del Señor. Comunidades renovadas, totalmente transformadas por las manos prodigiosas del Hacedor.

Virtud de la Esperanza.

Siembro la Rosa de la Esperanza, rosa que será abono y alimento de excelente calidad para hacer que germine el  rosal de diversas y finas especies.  Esta rosa perfumará el  jardín de vuestros corazones, haciendo que de vuestro corazón exhaléis suspiros de amor para Jesús.

La rosa de la Esperanza que he sembrado en vuestros corazones es vestida de vivos colores. Colores que alegran vuestro espíritu; colores que os dan hermosura a vuestra alma; colores que os hacen vistosos para el cielo, pero marchitos para el mundo. No dejéis  morir en  vuestro jardín la rosa de la Esperanza; porque si ella muere, moriréis vosotros junto con ella.

Cultivad esta virtud con la oración. Oración que penetrará en su raíz para ser convertida en savia espiritual que dará vida a esta virtud. No dejéis que la rosa de la  esperanza  sea  arrancada  de  vuestro  corazón;  porque  faltando  ella,  os faltará  el  aire,  os faltará el oxígeno, os faltará el agua, os faltará el germen de vida. Os faltará el germen de eternidad, os faltará el germen de la trascendencia, os faltará el germen de la alegría,  os faltará  el  germen  de  la  voz  del  consuelo;  para  daros  voz  de  aliento  a  los corazones compungidos y agobiados.

semillas-de-rosas-exoticas-arcoiris-negras-verdes-etcmdn-3475-MLM4193013025_042013-F

TERCER DIA  

 LA IGLESIA ENFRENTA UNA GRAN PRUEBA  

Hijos míos:

La Iglesia mi hija predilecta, enfrenta una gran prueba. La batalla que tengo con el Adversario, aún no ha terminado. La Iglesia está pasando por una horrorosa crisis. La  Iglesia  está  en  el  tiempo  de  la  purificación:  será  acrisolada  en  el  fuego, como oro y plata; para que llegue a su máximo esplendor. Por más tormentas impetuosas  y  vientos  fuertes  que  soplen  sobre  ella  jamás  la  destruirán, prevalecerá siempre.

La Iglesia, mi hija predilecta; está siendo sacudida por Satanás: la confusión se ha  difundido  en  su  interior.  Misterios  que  son  dogmas  de  fe,  quieren  ser analizados a través de la razón humana.

La propuesta de salvación planteada por Jesús  en su  Evangelio  se ha  tergiversado.  El modernismo subvalora lo verdaderamente sagrado. Interpretaciones equívocas de las Sagradas Escrituras llevan a los fieles y a los mismos sacerdotes al relajo espiritual y religioso. El error pulula por doquier. Error que tiñe de oscuridad lo verdadero. Error que ensombrece la inteligencia y el pensamiento de muchos de mis hijos. Error que lleva al escepticismo e incredulidad de lo Sacro, de lo Divino.

Rembrandt-Belsazar

Hijos  amados:  os  llamo  a  consagraros  a  mi  Inmaculado  Corazón  para  que combatáis a Satanás con la Palabra y el testimonio; porque el humo negro ha  entrado  en  la  Iglesia.  Combatid,  como  soldados  valerosos  del  Ejército Victorioso de los Corazones Triunfantes; para que la verdad siempre salga a la luz; para que la falsa iglesia sea prontamente debilitada.

Y combatid para que mis hijos no sean sustraídos de  la verdad; para que permanezcan fieles a  la sana doctrina y a la tradición. La  división  que  lleva  al  enfrentamiento  de  cardenales  contra  cardenales, obispos  contra  obispos,  sacerdotes  contra  sacerdotes  y  fieles  contra  fieles. División que lleva a la desobediencia con el Santo Padre, sucesor de Cristo en la tierra. Sucesor que llama a sus pastores a cumplir con el Magisterio y con la Tradición. Pero  algunos  de  ellos  hacen  todo  lo  contrario,  caminan  por  vías distintas a las del Papa.

Por  eso  os  llamo  a  vosotros,  resto  fiel  de  la  Iglesia,  a  ofrecer  sacrificios  y oración. Porque Jesús de nuevo es clavado en la cruz. Trabajad  silenciosamente  por  la  unidad  y  por  la  obediencia  a  la  autoridad infalible del Papa.

francisco-papa--644x362

Hijos míos: consagrándoos a mi Inmaculado Corazón, la Iglesia pasará de esta tremenda purificación al esplendor. Consagrándoos a mi Inmaculado Corazón sanáis las heridas del Sagrado Cuerpo de Jesús, fragmentado, dividido.

La  indisciplina  es  un  factor  destructor  para  la  Iglesia  de  este  Final  de  los Tiempos. Indisciplina que lleva a mis hijos predilectos a quererse gobernar por sí mismos. Indisciplina que  lleva al  deterioro  moral; porque algunos de  sus sacerdotes no cumplen cabalmente los consejos evangélicos. Indisciplina que los lleva a descuidar la oración, a dejar lo que sí es importante para el Reino de  los  Cielos. Indisciplina  que  trae  consigo  el  lastre  del  hedonismo  y materialismo. Indisciplina que hace de mis hijos predilectos ovejas perdidas, ovejas ausentes de su Pastor.

Hijos míos: consagraos a mi Inmaculado Corazón que os vestiré con el manto de la docilidad de espíritu, os arrebataré del  mundo haciéndoos sensibles a los Divinos Misterios.

LA PERSECUCIÓN, es otra señal dolorosa de la purificación anunciada por mí en Fátima. Señal dolorosa que  ha  llevado a algunos de mis  hijos predilectos a trabajar para el Adversario, con un trabajo silencioso que está infiltrando corrientes de la masonería  y de  la nueva  era dentro de la  Iglesia; porque tienen como fin máximo su destrucción.

MASONERIA ECLESIASTICA

 LA  PERSECUCIÓN  llevará  a  muchos  de  mis  hijos  al  Getsemaní.  Hijos  que  se sentirán abandonados, relegados. Hijos  que por ser de  la  Iglesia remanente, tendrán que caminar por la calle de la amargura y pasar muchas horas en el monte Calvario; hasta que haya llegado el momento culmen de la purificación.

Hijos  míos:  consagraos  a  mi  Inmaculado  Corazón;  seré  vuestro  refugio  en vuestras pruebas. Alivianaré con mi amor, el peso de vuestra cruz. Os sentiréis dichosos cuando seáis perseguidos, porque vuestro es el reino de los Cielos. Os mostraré  trampas  que  el  enemigo  ponga  en  vuestro  caminar,  para  que  no tropecéis  en  ellas.  Saldréis  ilesos  porque  seréis  soldados  de  mi  Ejército Victorioso y San Miguel Arcángel os cubrirá con su capa y os defenderá con su espada.

smiguel_anim

Virtud de la Caridad.

Siembro  en  vuestro  jardín,  la  Rosa  de  la  Caridad ; porque  donde  hay  caridad  hay  amor, porque  donde  hay  caridad  está  Dios.

Perfumad  esta  rosa  de  gran  valor  para  el  cielo, compadeciéndoos de los que sufren. Cultivad esta rosa de gran valor para el cielo siendo apoyo para los más débiles. Cultivad  esta  rosa  de  gran  valor  para  el  cielo,  desprendiéndoos  de  vuestros  bienes materiales; para suplir las necesidades de los que carecen de medios. Medios que vosotros florecitas de mi vergel, podéis proporcionar en la medida de vuestra generosidad y de los bienes que Dios os haya dado aquí en la tierra.

rosa-dorada

CUARTO DIA

Los apóstoles de los últimos tiempos

Hijos míos:

Sed dóciles a mi llamado, responded con prontitud.  Mañana quizás os sea demasiado tarde, porque muy pronto se dará el Gran Milagro y aparecerá la Señal en el cielo. Por eso os quiero a todos en el Ejército Victorioso de los Corazones Triunfantes.

Ejército que espera en paz, el Segundo Advenimiento de Jesús.

Ejército conformado por almas sencillas, almas abiertas a la acción del espíritu Santo.

Ejército que atiende a mis mensajes, a mis enseñanzas; porque soy Maestra de los apóstoles de los Últimos Tiempos.

Apóstoles que se consagran íntegramente a mi servicio como súbditos, como esclavos de mi Amor Santo, ofreciéndose sin ninguna reserva. Apóstoles que llevarán en el corazón, el oro del amor; en el espíritu, el incienso de la oración y en el cuerpo, la mirra de la mortificación.

Apóstoles que vivirán en plenitud la libertad evangélica, desapegados totalmente del mundo; pero adheridos totalmente a Dios.

Apóstoles que serán verdaderos discípulos del Señor, siguiendo sus ejemplos de: pobreza, humildad, caridad. Apóstoles que tendrán alas plateadas de paloma e irán donde el Espíritu Santo les llame. Apóstoles que se consumen con tal de dar gloria a Dios y de contribuir en la salvación de las almas.

Apóstoles llenos del Espíritu Santo que batallarán con la Palabra de Dios: espada de dos filos.

palabra de dios como espada

 Espada que destruirá a los enviados de Satanás. Espada que abajará a los soberbios. Espada que aniquilará el pecado. Espada que dará luz a los ciegos espirituales. Espada que cortará con la maleza del mundo. Espada que abrirá brechas para entrar al Cielo.

Apóstoles que llevarán sobre sus hombros el estandarte ensangrentado de la cruz. Apóstoles que aceptarán con amor, el sufrimiento.

Apóstoles que abrazarán la Cruz del Mártir del Gólgota y caminarán por las sendas angostas y pedregosas. Sendas que llevan a un encuentro personal con Jesús. Apóstoles que vivirán a perfección el Evangelio y no según las directrices del mundo. Apóstoles que llevarán en su mano derecha el crucifijo, como señal de entrega a Jesús Crucificado. Apóstoles que sostendrán en su mano izquierda, la corona de rosas del Santo Rosario: signo que representa su amor y entrega incondicional a mí, que soy la Maestra que los educa en la ciencia del Cielo y la Madre que los acerca a Jesús.

Apóstoles que viven la consagración a mi Inmaculado Corazón viviendo en María, con María, por María y para María. Apóstoles que me acogen con amor en su corazón.

Hijos míos: Cómo apóstoles de los Últimos Tiempos, estáis llamados a predicar el Evangelio con valentía, a perder todo respeto humano, a mostrar el pecado en toda su dimensión.

CARISMATICOS

Cómo apóstoles de los últimos tiempos estáis llamados a rechazar todo pensamiento que vaya en contra de la sana doctrina. Pensamiento que os hace anatemas, herejes.  Como apóstoles de los últimos tiempos estáis llamados a ser luz, a iluminar con vuestra vida de coherencia los ambientes más densos, más oscuros.

Como apóstoles de los últimos tiempos estáis llamados a formar parte de la Iglesia Remanente. Iglesia aferrada a la Tradición. Iglesia asistida y dirigida por el Espíritu santo. Iglesia que vive en un continuo Pentecostés.

Como apóstoles de los últimos tiempos estáis llamados a preparar el camino del Señor para su Segunda Llegada. Llegada que está muy próxima, porque de lo contrario muchas almas se perderán.

Como apóstoles de los últimos tiempos estáis llamados a la santidad, a encarnar el Evangelio y a pareceros a Jesucristo, imitándole en sus adorables virtudes. Como apóstoles de los últimos tiempos estáis llamados a transfiguraros en el Tabor de los Sagrarios. Sagrarios en los que os encontraréis cara a cara con el Señor.

Sagrarios en los que me encontraréis adorando a Dios presente en la Sagrada Hostia y reparando por todos los pecados de la humanidad.

VirgenSantisimoSacramento

Como apóstoles de los últimos tiempos estáis llamados a identificar la falsa iglesia de la verdadera Iglesia. A permanecer fieles a las enseñanzas de Jesús sin dejaros confundir y tambalear por vientos fuertes y doctrinas falaces.

Como apóstoles de los últimos tiempos estáis llamados a refugiaros en mi Inmaculado Corazón, refugio seguro para este Tiempo de la Tribulación.

Virtud de la humildad

Conservad la humildad en vuestro corazón.

Teneos por el más pequeño entre los pequeños, porque esta virtud dará hermosura a vuestra alma. Cosechadla con esmero para que seáis como una orquídea fina y delicada, que pasa desapercibida entre las diferentes especies de un frondoso jardín.

Orchids

Os pongo como ejemplo a Jesús, Hombre-Dios que vino al mundo a servir y no a ser servido.  La hermosura de su alma era brillante como una estrella. El resplandor de sus ojos, cual dos luceros fulgurantes que destilaban destellos en la oscuridad. Su Sabiduría Divina jamás se pudo comparar con la ciencia de los grandes intelectuales. Su vida fue un prodigio de amor, porque a cada paso dejaba el aroma de sus milagros, de su exquisitez.

Muchedumbres le seguían porque hallaban en Él a un hombre distinto; hombre diestro en la palabra.

Palabra que calaba en cada corazón para  desmontarlo de sus falsos dioses; para hacerlos mirar en el interior de sí mismos y descubrir su pecado, su miseria, su nada. Siendo el Rey del más alto linaje

Cristo Rey

sufrió el éxodo, nació a la intemperie. Su cuna fueron pajas acomodadas que lo protegían un poco del frío de la noche. Su  cetro  fue  la  Cruz.  Cruz  que  redimiría  al  mundo.

Su  corona  fue  una  tosca  corona  de espinas impuesta como irrisión, como burla. En  la  entrada  triunfante  a  Jerusalén  llegó  subido  en  un  borrico,  para  mostrar  que  la suntuosidad no va con los hijos de Dios. Compartió  con  publicanos,  fariseos,  pecadores,  leprosos,  cojos,  ciegos  y lisiados.  Nunca buscó la burguesía, la alcurnia; porque su Sagrado Corazón siempre estuvo adornado del oro de la humildad.

Engalanaos con esta hermosa virtud, virtud que os aquilatará como se aquilata el oro y la plata. Esta  piedra preciosísima, os  eleva en valor espiritual. Porque para haceros grandes, debéis haceros pequeños. Buscad  siempre  los  últimos  puestos,  nunca  pretendáis  figurar  y  ser  reconocidos. Pasad desapercibidos como el viento suave que sopla sobre vuestro rostro.

Como  Madre  del Salvador,  Dios me adornó con  esta hermosa  virtud. Virtud que era  del agrado de Dios, porque el Verbo encarnado tomaría posesión de Mí. Tomaría mi pequeñez para glorificar la Grandeza del Dios Humanado.

virgen-w300h375

CORONILLA DE PROTECCIÓN Y LIBERACIÓN

PARA DEFENDERNOS Y HACERLA EN TODO MOMENTO

(De rodillas y con los brazos en cruz)

imploracion

(Con un Rosario común de 50 cuentas)

EN LAS CUENTAS GRANDES:

Ave María Purísima sin pecado concebida, hija de San Joaquín y Santa Ana, María Santísima!

EN LAS CUENTAS PEQUEÑAS:

¿Quién como Dios? Nadie como Dios

EN EL GLORIA:

Huid poderes malignos, venció Cristo el Señor.

AL FINAL DE LAS CINCO DECENAS:

Corazones triunfantes de Jesús y María, reinad en mi vida y en mi corazón. (Se repite tres veces)

LETANÍAS AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Señor, ten piedad.   Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.  Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.  Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.  Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.  Cristo, escúchanos.

Dios Padre celestial. Ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo Redentor del mundo. Ten misericordia de nosotros.

Dios Espíritu Santo.  Ten misericordia de nosotros.

Santa Trinidad, un solo Dios. Ten misericordia de nosotros.

Santa María, Corazón Inmaculado de María. Ruega por nosotros.

Corazón de María, lleno de gracia. Ruega por nosotros.

Corazón de María, vaso del amor más puro. Ruega por nosotros.

Corazón de María, consagrado íntegro a Dios. Ruega por nosotros.

Corazón de María, preservado de todo pecado. Ruega por nosotros.

Corazón de María, morada de la Santísima Trinidad. Ruega por nosotros.

Corazón de María, delicia del Padre en la Creación. Ruega por nosotros.

Corazón de María, instrumento del Hijo en la Redención. Ruega por nosotros.

Corazón de María, la esposa del Espíritu Santo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, abismo y prodigio de humildad. Ruega por nosotros.

Corazón de María, medianero de todas las gracias. Ruega por nosotros.

Corazón de María, latiendo al unísono con el Corazón de Jesús. Ruega por nosotros. Corazón de María, gozando siempre de la visión beatífica. Ruega por nosotros.

Corazón de María, holocausto del amor divino. Ruega por nosotros.

Corazón de María, abogado ante la justicia divina. Ruega por nosotros.

Corazón de María, traspasado de una espada. Ruega por nosotros.

Corazón de María, coronado de espinas por nuestros pecados. Ruega por nosotros.

Corazón de María, agonizando en la Pasión de tu Hijo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, exultando en la resurrección de tu Hijo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, triunfando eternamente con Jesús. Ruega por nosotros.

Corazón de María, fortaleza de los cristianos. Ruega por nosotros.

Corazón de María, refugio de los perseguidos. Ruega por nosotros.

Corazón de María, esperanza de los pecadores. Ruega por nosotros.

Corazón de María, consuelo de los moribundos. Ruega por nosotros.

Corazón de María, alivio de los que sufren. Ruega por nosotros.

Corazón de María, lazo de unión con Cristo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, camino seguro al Cielo. Ruega por nosotros.

Corazón de María, prenda de paz y santidad. Ruega por nosotros.

Corazón de María, vencedora de las herejías. Ruega por nosotros.

Corazón de María, de la Reina de Cielos y Tierra. Ruega por nosotros.

Corazón de María, de la Madre de Dios y de la Iglesia. Ruega por nosotros.

Corazón de María, que por fin triunfarás. Ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Perdónanos Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Escúchanos Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Ten misericordia de nosotros.

V. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios. R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

th

Oremos:

Tú que nos has preparado en el Corazón Inmaculado de María una digna morada de tu Hijo Jesucristo, concédenos la gracia de vivir siempre conformes a sus enseñanzas y de cumplir sus deseos. Por Cristo tu Hijo, Nuestro Señor. Amén.

5. Oración final

Santísima  Virgen  María,  Maestra  de  los  apóstoles  de  los  últimos  tiempos, preparadme  con  vuestras  lecciones  de  amor  al  segundo  advenimiento  de vuestro  Hijo  Jesús.  Avivad  mis  sentidos  para  que  guarde  en  mi  corazón vuestras enseñanzas, enseñanzas que son doctrina segura que me adentran al cielo. Despertad en mí: celo insaciable por la salvación de mi alma, desapego al mundo y anhelos de santidad. Instruidme en la ciencia de la cruz para que acepte  con  beneplácito  el  sufrimiento  y  me  haga  heredero  de  uno  de  los aposentos de vuestro Inmaculado Corazón. Arropad todo mi ser con vuestros rayos de luz para que seáis mi Maestra y yo vuestro discípulo, discípulo que imite vuestras adorables virtudes para ser bien visto ante los ojos de vuestro Hijo. Fortalecedme en este tiempo de la tribulación, cercenad mi corazón con vuestra  espada  de  doble  filo  y heridlo  de  amor, para que  vuestra  presencia siempre me acompañe hasta el día del retorno de Nuestro Señor Jesucristo. Madre Celestial, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, preservad nuestra Iglesia frente a toda apostasía, herejía y cisma. Conservadnos fieles a la Tradición de la Iglesia e instruidnos con vuestra Sabiduría Divina para que la luz del Espíritu acreciente nuestra fe, nos muestre el camino de salvación y lleve nuestro corazón a la santidad. Madre Celestial, Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, guardad al resto santo en vuestro Inmaculado Corazón hasta el día de la segunda llegada de vuestro Amadísimo Hijo Jesús. Amén.

                       BARCA DE MARIA

6. CONSAGRACION A MARÍA INMACULADA (De S. Luis María Griñón de Montfort)  María Inmaculada, dulce Soberana mía, cuanto me alegro de ser tu esclavo de amor. Te  confío  y  consagro  mi  cuerpo  y  mi  alma,  con  todos  mis  bienes interiores  y  exteriores,  naturales  y  sobrenaturales,  pasados,  presentes  y futuros. Quiero también en este día ganar cuantas indulgencias pueda, y te las entrego. María,  Madre  mía,  renuncio  a  mi  propia  voluntad,  a  mis  pecados,  a  mis disposiciones e intenciones.  Quiero lo que tu quieras: me arrojo en tu Corazón abrazado  de  Amor  Divino,  divino  molde  en  que  debo  formarme;  en  él  me escondo y me pierdo para orar, obrar y sufrir, siempre por ti, contigo, en ti y para ti, a la mayor gloria del Sagrado Corazón de Jesús, tu Divino Hijo, Amén.

JESS_-~1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: