Archivos diarios: 15/03/15

F10 LA FAMILIA


Dios Padre Creador

Habla Dios Padre:

Hijitos Míos, os quiero dar un mensaje sobre la familia. En la mujer he derramado gran cantidad de dones y virtudes; las cuáles cómo ya os lo dije antes, deben ir y estar puestas al servicio de la familia, primeramente y con vuestro prójimo posteriormente.

Desde que la mujer fue constituida así en el Paraíso Terrenal, tanto a Adán como a Eva, Yo los instruí con Mi Sabiduría Eterna y les di las órdenes que debían acatar en amor y libertad, por toda la Eternidad.

Yo le dije al primer hombre que él sería cabeza de la familia, que sería el que llevaría la responsabilidad de la manutención de ella y debería ser con la mujer unión perfecta, puesto que ninguno de los dos puede prescindir del otro, ni en lo emocional ni en el medio de transmitir la vida. Así los creé. Para que se protegieran mutuamente, sabiéndose necesitados el uno del otro en varias de sus cualidades.

dios-expulsando-a-adan-y-eva

En la mujer puse la Gracia de la transmisión del amor en grado mayor que en el hombre. La ternura y la unión de la familia, empezando con la protección del ser indefenso que se desarrolla en sus entrañas y luego respaldando y aconsejando a cada uno de los miembros de la familia.

La mujer tiene como obligación principal la de transmitir a sus hijos el gozo de amarMe, el de enseñarles Mis Leyes y Preceptos, el de prepararlos a amar a sus semejantes y a servirles en Mi Amor.

La mujer debe desarrollar más profundamente las virtudes, las cuáles serán respaldadas por las del hombre; en quién deberán ver los hijos, ejemplo de amor paternal y conyugal, al cumplir con amor y con solicitud la manutención del hogar y la buena dirección responsable que sólo se obtendrá al estar en íntima armonía conMigo.

El hombre deberá también enseñar a Sus hijos a agradecerMe la providencia que derramo sobre ellos y esto, por el simple hecho de ser Mis hijos.

familia

No son vuestros actos y promesas las que Me mueven a darles lo necesario, es Mi Amor y Mi Promesa lo que lo hace; pero cuando es  vuestro agradecimiento de corazón el que se dirige a Mí, vuestro Padre, al daros cuenta de que es Mi Amor el que os provee de todas vuestras necesidades; entonces Yo encuentro reposo en ése corazón, al cuál considero Mío. Porque ha sabido agradecer a Su Padre Sus bondades, aún sabiendo que de su parte no hubo mérito alguno para recibir Mis Bendiciones.

A vosotras mujeres, les he dado la orden de unir a la familia, de usar vuestra inteligencia para ponerla al servicio de la familia, de vuestro esposo y vuestros hijos.

A vosotras mujeres, les he dado la orden de estar bajo el dominio del esposo que es cabeza; pero ése dominio no es ni debe ser, privativo de vuestra libertad en ninguna forma. Él, como cabeza de familia, lleva a su cargo las responsabilidades mayores; para mantener a la familia tanto con alimento material como espiritual.

PADRE PROTECTOR

La superioridad del hombre sobre la mujer radica en que el hombre DEBE estar en íntima unión conMigo, con las enseñanzas que Mi Santo Espíritu le infunda. Y sus decisiones deberán siempre ser santas, porque santa será la forma en como las recibirá.

Yo he dejado esa responsabilidad de mando en el hombre, porque Yo que Soy vuestro Padre y Creador; el es padre de familia, quién deberá llevar a su familia, como Yo llevo a la humanidad, unidos en Mi Sabiduría y en Mi Amor.

La mujer deberá acatar las disposiciones del esposo, porque éstas vendrán directamente de Mí y con humilde sumisión como Mi Hija, la Santísima Virgen María os lo enseñó, las llevará a cabo.

La familia queda así ordenada como Yo he ordenado todo.

Sagrada Familia de Nazareth 2

La Creación completa está sujeta a Mí, pero en humildad y sobre todo, en agradecimiento. Vosotros. Mis hijos, sois los únicos que tenéis libertad para actuar y sois los únicos de los cuáles recibo más desprecios, porque queréis acallar vuestras obligaciones. Queréis hacer vuestra propia voluntad, sin daros cuenta que todo lo que Yo creé, sigue reglas perfectas.

Y así se hable de plantas, de flores, de las Leyes de la Naturaleza o del Universo entero; todo se mueve en total perfección y todo lo creado agradece a Su Creador lo que se le ha dado. Sólo de vosotros no recibo lo que debiera recibir.

Se arguye, por tonta soberbia y respaldada por la degradación a la que os ha llevado Mi Enemigo, que lo que Yo os ordené al Principio de los Tiempos, ya no es valedero para éste, vuestro tiempo. Argüís que Mis Leyes son obsoletas ahora, en vuestro tiempo.

¿No os dais cuenta de que con esto Me colocáis en un plano de imperfección a Mí, el Perfecto? ¿No entendéis que Yo vivo un Eterno Presente y que el Tiempo fue hecho sólo para vosotros y que para Mí no hay pasado ni futuro? ¿No os dais cuenta que Me abofeteáis al dejarMe así como un Dios imperfecto y obsoleto, que no supo ver vuestra vida actual, porque Mis Leyes fueron hechas en vuestro pasado?

final de los tiempos

No, hijitos Míos. No lográis entender esto porque os falta humildad en vuestros corazones. No hay sumisión a Mis Decretos y Leyes. Y no queréis aceptar ya más Mi Vida en vosotros, porque os sentís superiores a Mí, a vuestro DIOS.

¿No os dais cuenta de cómo vuestro irresponsable proceder ha llevado a la humanidad a la inminente destrucción en la que está? Ni aún así vuestra soberbia logra aceptar vuestro error. Os movéis como autómatas que ya no deseáis razonar, si lo que estáis haciendo es bueno o es malo a Mis Ojos.

Simplemente vivís al día y satisfacéis vuestras necesidades fisiológicas elementales. Y si ellas están satisfechas, no necesitáis de llenar las más importantes, que son las necesidades del alma para con su Dios.

Habéis vaciado de vosotros mismos y en vuestra familia, del alimento por excelencia, que es Mi Presencia entre vosotros. Ya vosotros padres de familia, no oráis lo suficiente para recibir la guía de Mi Santo Espíritu y de ésta forma poder guiar a los vuestros a un mejor desarrollo, tanto espiritual como humano.

orarenfamilia

Queréis mantener el dominio sobre la mujer, pero no con bases santas, respaldadas en Mi Amor; sino con bases egoístas, respaldadas en vuestro bienestar decadente y pecador. Ya no buscáis unir junto con vuestra esposa, con la ayuda de las virtudes que ambos poséis; al núcleo familiar, base del desarrollo y santificación del Mundo entero.

Preferís dar rienda suelta a vuestras pasiones sin ver ni preguntar a vuestro corazón si estáis obrando bien o mal. Por cobardía, ya no os enfrentáis a vuestro interior en donde Mi Santo Espíritu os indica cómo ha estado vuestro proceder.

Y vosotras mujeres, madres de familia, en quienes las virtudes debieran ser como estrellas refulgentes que alumbraran vuestro ser y el de vuestras familias, ya no las vivís ni las enseñáis. Y aún poseyéndolas, no os interesa desarrollarlas. Os habéis dejado engañar por el espíritu del Mal y vuestra soberbia y vuestra vanidad os ha llevado a salir del hogar, abandonando vuestra primaria responsabilidad que he puesto en vosotras: LA TRANSMISIÓN DEL AMOR.

FAMILIA

Ya no os dais a vuestros hijos como madres santas. Dais cosas, dais sin dar con amor ni respeto. Dais lo mínimo necesario por no tener ya el suficiente tiempo para atender a Mis hijos, los que os he dado para que Me los hicierais crecer en el amor y en capacidades humanas. Ya no dais ternura porque os quita el tiempo. Ya no dais vida espiritual enseñándoles a amarMe y a amar al Cielo entero; porque ya no vivís en vuestro hogar.

Habéis salido de él, porque os interesan más las cosas de la Tierra: dinero, viajes, bienestar en general y ya no os sacrificáis ni deseáis hacerlo, sirviéndoMe a Mí en la presencia de vuestros hijos. Daos perfecta cuenta de que Me estáis fallando y no estáis realizando la obra que Yo os encomendé.

En la antigüedad se le llamaba maldita a una mujer estéril, arguyendo pecados graves en sus ancestros, lo cual propiciaba tal esterilidad. Ahora os estáis ganando esa maldición por evitar la llegada de Mis hijos a vuestros hogares, al usar los medios de anticoncepción que Mi Enemigo os ha proporcionado.

anticonceptivos

¿No os dais cuenta que eso sí será causa de condenación si os mantenéis en ése pecado de asesinato? Esa es la verdadera maldición que recibían las mujeres estériles en la antigüedad. Ahora os habéis vuelto vosotras mujeres estériles, por no preservar, mantener, dirigir Mi Obra de creación. Y por consiguiente de salvación, en vuestras familias. Os habéis puesto en contra de vuestro Dios.

Hijitos Míos, debéis preservar la familia, PORQUE ES EN ELLA EN DONDE YO ME MANIFIESTO.

Vivid cada uno de vosotros en íntima unión conMigo, la tarea y obligaciones que a cada uno de vosotros según vuestro puesto, se os ha pedido. No os separéis de Mí en ningún momento, como Yo no Me separo de vosotros y así hallaréis Mi Providencia y Gracia en ésta vida y gozo eterno en la otra.

Agradeced en todo momento Mi Presencia en vosotros y en vuestra familia. Y pedid siempre con humilde sabiduría que necesitáis de Mi Guía, a través de Mi Santo Espíritu que habita en vosotros. Y así no tropezaréis nunca ante nada, porque Yo mismo os iré llevando de la mano.

familia cristiana

Yo os amo y dependo de vosotros para mantener a la humanidad entera en la santidad, en la que fuisteis pensados desde el Principio de los Tiempos.

Recibid Mi Bendición salida de Mi Corazón Paternal y vivid Mis intenciones como Yo vivo vuestras necesidades.

Os quiero hacer meditar en el por qué estáis fallando en vuestro matrimonio, en vuestra familia y por consecuencia, en la sociedad.

El padre de la familia dice: “Por ser el que provee yo me merezco que me sirvan y por mi autoridad deben hacer lo que yo le pida, tanto a mi esposa como a mis hijos”. La madre de familia dice: “Por ser la que trabaja y lleva el hogar, me merezco que se me consienta y se me dé todo lo que yo pida”. Los hijos dicen: “Por ser los hijos nos merecemos todas aquellas cosas que nos hagan sentir bien y estar al nivel de los amigos aunque nuestros padres tengan que trabajar el doble para conseguirlas y si no nos las dan, es que son malos padres.

_familia_cristiana05

Mis pequeños, antes de éste Mensaje os dije de algunas de las Virtudes de Mi Hija, la Siempre Virgen María. Y os citaba que dos de Sus más grandes Virtudes eran la Humildad y la Docilidad.

Vosotros os habéis vuelto egoístas y soberbios y se os ha olvidado la finalidad de vuestra existencia.

Decís que os merecéis todo y con ello cerráis vuestro corazón al dar.  Ya no sabéis dar y mucho menos OS SABÉIS DAR. Sentís que los demás y no por vuestra autoridad, sino por vuestro autoritarismo, os deben servir.  Os sentís diosas o dioses dentro de vuestro hogar. Y desgraciadamente esto trasciende fuera de vuestro hogar, creyendo que por vuestra posición o por vuestro dinero; os merecéis no solo el respeto de los demás, sino el estar bajo vuestro mando egoísta y grosero.

Habéis perdido también la finalidad, el cómo y para qué formar una familia; un hogar, que debe ser para vuestro Dios.  Sí Mis pequeños, el formar una familia lleva la finalidad de que todos Me sirvan transmitiendo a vuestros hermanos el Amor, el Respeto, en el Crecimiento de las Virtudes y en el conocimientos y práctica de Mi Palabra y de Mis Leyes.

Sagrada Familia de Nazaret

Habéis perdido el rumbo, ya no vivís para vuestro Dios, sino para vuestros mezquinos intereses. Por eso el Mundo va a la deriva, porque ya no es ni Mi Sabiduría ni Mi Amor los que están guiando ahora a los hogares.

Ya no se vive en el hogar el ambiente de paz, de armonía, de amor que solo se puede obtener cuando estáis en Mí. Solo los intereses puramente mundanos son los que ahora os interesan y por ende por ser del mundo, no os pueden llevar a Mí.  Os habéis enfrascado en aumentar vuestras riquezas materiales y Me habéis hecho a un lado.

Y al no vivir bajo Mis Leyes y Mandatos vuestros problemas se han aumentado, provocándose pleitos dentro de la familia para ver quién se queda con la mayor cantidad de la riqueza acumulada.  Ya no se vive el Amor dentro del hogar, se vive el interés.

¡Cuánto error estáis viviendo, Mis pequeños! Cuando se vive del mundo y para el mundo, no se gana nada para los Bienes Divinos; son las pasiones desordenadas las que imperan y éstas dan por resultado el pleito, la separación y la muerte física… Porque la muerte espiritual ya la lleváis por dentro y fue la causa de todo vuestro mal.

o-HIJOS-DIVORCIO-facebook

Ya no Me lleváis en vuestro corazón; por tanto, ya no Me transmitís ni a vuestra familia ni a los que os rodean. Y así vais causando muerte espiritual en vuestros semejantes, dando por consecuencia un mundo sin valores. Un mundo materialista. Un mundo que pelea por lo material, sin importarle ya lo espiritual.

Como ahora vivís en un mundo materialista y sin valores, esto da pauta a que el más poderoso se quede con lo de los débiles… Y es lo que está causando tanta disparidad de clases y de economías en vuestro Mundo.  Estáis ahora viviendo la ley de la selva o la ley del mar: el más fuerte ataca al más débil y sin compasión.

¿Cómo queréis componer en un instante las cosas, cuando lleváis años destruyendo vuestra espiritualidad? Le habéis dado poder a los hombres malos y queréis un remedio inmediato, mágico a vuestras necesidades.

Si no habéis cultivado los valores en la familia desde hace muchas décadas, los ahora hombres influyentes o los que llevan los grandes capitales, son ya producto de vuestra propia necedad; de vuestra propia cultura materialista y son los que os están llevando al caos económico mundial.

cambio_climatico_corrupcion

Pero no es Mi deseo haceros ver vuestro Mundo financiero, os quiero hacer ver lo que causa una enseñanza sin Mi Presencia, una vida familiar sin valores, una mentalidad materialista. Si sois del mundo y vivís para el mundo, tarde o temprano recibiréis lo que habréis sembrado.  Si vivís para vuestro Dios y para Su Voluntad; entonces Me estaréis ayudando a crear nuevamente el Paraíso que deseé para cada uno de vosotros.

Ya os He dicho que lo que viváis espiritualmente; tarde o temprano se modificará todo lo que os rodea. Si vivís espiritualmente para lo material y mundano, esto lo transmitiréis en vuestra propia familia y en la sociedad que os rodea. Pero si vivís para Mi y para Mis Deseos, que son deseos para vuestra propia perfección; entonces iréis creando un Mundo lleno de valores, de paz y de hermandad en lo Divino.

Yo os He dado los conocimientos del Cielo a través de Mi Hijo Jesucristo. PERO POCOS LOS SIGUEN y los que los siguen, son causa de burla aún en su propia familia. Y así ha sido en el transcurso de la historia.  Por otro lado, ahora podéis ver el resultado de los que persiguen a los Míos: han creado un Mundo sin valores el cuál se ha vuelto en su contra.

ambiciones mundanas

Así lo quisieron, ahora lo están padeciendo. Mientras tanto Yo vuestro Dios, protegeré a los que se han mantenido firmes en Mi Amor y en Mis Enseñanzas. Y en el tiempo de la prueba, serán como antorchas que darán luz y ejemplo a los descarriados.

Todavía hay tiempo para que podáis poner remedio a vuestro error. Aceptadme dentro de vuestro corazón, cread Amor y al vivirlo, modificaréis vuestro entorno.

Las necesidades en los hijos son muchas, las obligaciones de los padres hacia los hijos, son mayores. Cuando vosotros tomáis la posición de padres, os llenáis de muchas obligaciones, de compromisos y de preocupaciones.

stress

Cuando Mi Hijo os ha dicho “sed como niños”, es para que asumierais la posición de hijos despreocupados; deseosos de ser amados y sobre todo, ser obedientes a la voluntad de los padres. Cuando Yo os he pedido eso, Mis pequeños; es para que Yo os pudiera quitar muchas cargas. Las cargas de obligación que tienen los padres para con los hijos. Y que asumierais una sola tarea: la de ser obedientes a Mi Voluntad.

Sí, Mis pequeños. Eso es lo que os pido principalmente. Al ser hijos Míos y al estar aquí en la Tierra, el ser obedientes a Mi Voluntad. ¡Qué difícil es para el hombre asumir ésta posición, la de ser obedientes a Mi Voluntad! Queréis tomar todas las obligaciones, todas las preocupaciones bajo vosotros mismos. Os ponéis un yugo que no os pertenece, PORQUE NO CONFIÁIS EN MÍ, VUESTRO PADRE. No confiáis en Mi Providencia  Divina, no confiáis en Mi Amor.

Aquellos que han entendido la lección. Aquellos que realmente asumen su posición de hijos, son los que pueden quitarse de éstas preocupaciones y viven literalmente para Mí; para Mi Vida, para Mis necesidades, para Mis preocupaciones, para Mis obligaciones como Padre: que es la de traeros nuevamente el Reino a la Tierra.

orgullo_espiritual

Os pido nuevamente esto, Mis pequeños. Y entended bien lo que os estoy pidiendo: sed obedientes a Mi Voluntad y Yo Me preocuparé de vuestras necesidades.

Hijitos Míos, así como veis las olas del mar ir y venir, siempre será igual; harán bien lo que Yo les he ordenado. Así como veis al sol y a la luna entrar y salir. Y a los astros en el cielo moverse; lo seguirán haciendo, como se les fue ordenado desde el Principio. Así como veis  la Naturaleza entera hacer lo que tiene que hacer y no se desvía de ello; a toda ella le ordené en el Principio de los Tiempos hacer lo que tenía que hacer y lo hace; porque Yo lo ordené todo y lo hace bien, porque Yo Soy perfecto.

A vosotros os di el libre albedrío para que Me amarais en libertad, con vuestro amor libre de poder estar Conmigo. Pero el hombre, en su libertad prefirió alejarse de Mí. El valor de vuestras obras por eso es tan grande. Más grande que el de las obras de la naturaleza y del Universo entero, porque tenéis ése libre albedrío.

Ciertamente, un padre de familia ama más a aquél hijo que está junto a él y hace su voluntad; porque el hijo tiene la libertad de salirse del hogar e ir a buscar fortuna a otro lado. Pero acepta en libertad y con amor el seguir la obligación y la voluntad del padre y ¡Qué mejor cuando lo hace con amor! Una cosa es la obediencia, Mis pequeños. Una obediencia forzada. Y OTRA COSA ES LA OBEDIENCIA EN EL AMOR.

espiritu-santo-jesus-23

Yo os pido Mis pequeños, ser obedientes en el Amor. Somos una sola Familia. TODOS vosotros sois Mis hijos. Os he dado la libertad para que no estuvierais bajo de las órdenes del Universo y que hicierais vuestras obras por obligación. Recordad que el Universo entero quedó bajo el mandato del hombre. No sois vosotros todavía, no estáis conscientes de lo que podéis hacer con ello; porque vivís todavía afectados por el Pecado Original.

Pero llegará el tiempo en que el Universo entero responderá a vuestras órdenes, porque viviréis bajo Mi Voluntad. Y os he dicho que cuando vivís bajo Mi Voluntad tenéis poder Divino. NO SOIS DIVINOS. TENÉIS PODER DIVINO, porque estáis viviendo en Gracia y bajo Mi Amor.

Jesus_camina_sobre_el_mar

Os pido Mis pequeños que viváis así, pequeñitos, obedientes; para que Mi Poder Divino pueda fluir a través de vosotros y vosotros gocéis infinitamente lo que perdisteis por el pecado. Son tantas, tantas cosas que todavía tenéis que aprender y ver porque Yo os di regalos infinitos.

AgradecedMe desde ahora Mis pequeños, todo lo que Yo os he dado. Y cuánto más os acerquéis a Mí y os volquéis en hacer Mi Voluntad, tanto más estaréis recuperando en lo personal de las bendiciones que recibieron vuestros Primeros Padres.

Digo “en lo personal”, porque aquellos hijos aplicados a Mi Amor y a Mi Voluntad empiezan a recibir bendiciones grandes que sus hermanos no conocen. Ciertamente se dará una recuperación general cuando recibáis Mi Purificación; pero podéis ir recibiendo éstas bendiciones en lo particular, como os he dicho; cuando os vais volcando totalmente a Mi Amor y a Mi Voluntad. BuscadMe, haced lo que Yo os pido y veréis lo que son Mis regalos Divinos.

sagrada-familia-psj

La gran mayoría de vosotros buscáis vivir en libertad, no queréis sentir ninguna forma de obligatoriedad, de presión o que se os coarte vuestra libertad; pero qué necios sois, porque caéis en el pecado y el pecado os quita ésa libertad.

Pensadlo bien, Mis pequeños. Meditadlo y veréis cómo el pecado realmente os quita la libertad. Queréis vivir en libertinaje, os unís en unión libre porque os sentís que de ésta forma no tenéis obligaciones, ¡Qué necios sois! El pecado os ata más, no os da libertad, os quita seguridad y os trae problemas extras.

Ciertamente hablando del matrimonio, tenéis obligaciones. Y esto os trae también preocupaciones por el cómo llevaréis vuestra relación, cómo le daréis de comer a vuestros hijos, cómo compraréis la casa, el coche, los víveres que utilizaréis. Son obligaciones de estado, que cuando estáis bajo el Sacramento del Matrimonio.

Preocupación1

 Yo tomo el compromiso, Mis pequeños. Yo vuestro Dios, os doy lo necesario para que vosotros hagáis vuestra parte, que es la de traerMe más almitas a la Tierra y criarlas con Mi Amor.

Pero cuando vosotros os unís en forma pecaminosa, en unión libre; tenéis los problemas de vivir de ésa forma y además tenéis que cumplir con lo que tienen que cumplir las demás parejas, pero unidas en el Sacramento Matrimonial. La diferencia de ellas, es que vosotros vivís en pecado. Los que vivís en unión libre estáis a espaldas de Mis Leyes, no queréis recibir Mis bendiciones ni Mi Amor y os atraéis más problemas.

familia_cristiana_red1

Vuestros problemas se vuelven mayores porque no confiáis en Mí y creéis que solamente por estar unidos así “en libertad”, al momento de tener el problema os podéis separar y de hecho lo hacéis. Sois cobardes para mantener una unión, una relación que además de volverla pecaminosa, no queréis cumplir con las obligaciones de los hijos que ya llegaron.

En vuestra unión, por todos lados hacéis todo mal, destruís la vida, no queréis compromisos, matáis relación, matáis hijos, matáis vida espiritual. Y el vivir en el error Mis pequeños, solamente os va a traer dificultad.

El vivir Conmigo os va a dar vida, protección, seguridad y un gozo que solamente pueden tener aquellos que a pesar de que se viva en los problemas de estado, SABÉIS QUE ESTÁIS HACIENDO MI VOLUNTAD Y ESO OS TRAE UN GOZO INTERNO, el saber que estáis trabajando para Mí, sirviendo a vuestro Dios, amándoMe aún a pesar de la cruz que tenéis a diario.

familia-cristiana

Sois valientes y lucháis para sacar adelante a vuestra familia. No sois cobardes de romper la relación porque os sentís libres, porque nada os une, no tenéis compromisos, ni con el estado ni con la Iglesia.

Todo lo echáis a perder, destruís vidas humanas los que así queréis vivir. ¡Qué tontos sois, Mis pequeños, qué necios! Y al final de vuestra existencia, caéis en temores tremendos, porque sabéis que tendréis que enfrentar Mi Presencia y tendréis que dar cuenta de vuestra vida; vida de pecado, vida cobarde, vida de muerte.

el-juicio-standar-de-dios

Enmendad el camino, Mis pequeños os amo. Amo al pecador y por eso  mandé a Mi Hijo, para que os salvara. Arrepentíos. Arrepentíos de los pecados y de la muerte que producís, tanto en vuestros hermanos, como en vosotros mismos.

Cuando Yo os hablo de familia, tengo una razón para ello. Al ser creados, llegasteis a la Tierra a una familia, no llegasteis a la Tierra aislados, aunque pudiera haber sido ésa la situación en la que vivierais en la Tierra. Podríais decir, de todas formas: “cada uno tiene su misión por separado, individual” Y pudiera haber sido así, que actuarais en la libertad individual, sin haber llegado a una familia donde tuvierais que cumplir también con ciertas obligaciones entre hermanos y como hijos hacia los padres.

SagradaFamiliadeNazaret

YO QUISE QUE NACIERAIS EN LA FAMILIA, porque la familia, es el núcleo más poderoso que podéis tener. Hacéis familia y así os cuidáis unos a otros. Os protegéis, os guiáis, escucháis al hermano mayor para que os guíe; al padre, a la madre que os protejan, os alimenten, os guíen, os den la mano en los problemas y también alaben vuestros triunfos.

En el núcleo familiar, vosotros os vais comprometiendo con el Cielo. Sí, os vais comprometiendo con vuestra familia Celestial. Vais aprendiendo cómo se debe vivir en el Cielo, cuidándoos, volviéndoos a unir en ésa vida espiritual; vida de amor, vida de protección, vida de crecimiento.

Pero ¿Qué pasa ahora? Lo estáis viendo a vuestro alrededor, cómo Satanás se ha introducido dentro del núcleo más fuerte que tenéis: la familia. Os ha ido destruyendo, os ha ido dividiendo, os ha ido maleando, os ha llevado a la división, a la dispersión, al abandono. Ya no os protegéis, ya no os cuidáis unos a otros. Os atacáis unos a otros como animales, cuando se trata de los bienes de familia, de las herencias, por los negocios, por los errores que se cometen.

ADULTERIO+DIVORCIO=SUFRIMIENTO

ADULTERIO+DIVORCIO=SUFRIMIENTO

Eso es lo que ha logrado Satanás en éstos tiempos: división, separación, destrucción, muerte; ya no digamos las guerras, luchas fraticidas, en las cuales se matan familias a familias. La familia que debierais hacer en la Tierra, todos unidos; ya no es la familia que Nosotros aquí en el Cielo queremos. Ya no vivís con amor en vuestro corazón, os estáis cuidando de vuestro hermano, para ver qué es lo que quiere él de vosotros, cómo se quiere aprovechar él de vosotros. Ya no actuáis en la inocencia espiritual. Ya se os aconseja estar siempre a la expectativa, cuidándoos hasta vuestras espaldas, para ver si vuestro hermano no os va a atacar.

Eso no es vida, Mis pequeños. No podéis decir que estéis viviendo en la libertad, en comodidad, en paz, en hermandad ahora sobre la Tierra. ¿Eso es lo que queréis para vosotros mismos y para vuestros descendientes?

Si vosotros mismos no estáis dando vida, si no estáis llevando paz en vuestro corazón, si no estáis tratando de evitar guerras ¿Qué queréis entonces, Mis pequeños, para vuestro futuro? El remedio está en vosotros.Os he dicho que si no os llenáis de Mi Amor, que si no seguís Mis Leyes y Decretos, que si no evitáis el luchar contra toda ésa ola de destrucción y muerte a donde os ha llevado Satanás, no podréis recuperar lo que Yo os di.

19ELEDEN

El Cielo en la Tierra se tiene que lograr a través de vosotros, dejándoos guiar por Mi Santo Espíritu de Amor. Vosotros tenéis que luchar por lo que os pertenece, por vuestra familia. Tanto, vuestra familia primera, donde nacisteis; como vuestra familia mundial, en donde estáis.

Entended esto, Mis pequeños. No presionéis a vuestros hermanos, obligándolos a hacer lo que vosotros mismos no estáis empezando a hacer.

Haced el cambio con vuestro ejemplo, logradlo a través de vuestro trabajo. Yo estaré con vosotros. No os dejéis dominar por la maldad que ya os rodea. No creáis que el mal ha vencido. El Mal fácilmente cede ante la paz, ante el amor; cede ante la santidad de los actos y para eso habéis sido llamados, Mis pequeños; a lograr actos de santidad en vuestra vida, para ir erradicando la maldad en éste mundo.

No todo se ha perdido, YO AÚN VIVO EN VUESTRAS ALMAS, dejadMe salir, dejadMe brotar, dejadMe hacer el cambio actuando como Yo quisiera que actuarais, en amor, en virtud, en paz, en armonía, en fraternidad. Juntos podemos hacer éste cambio. DejadMe, DEJADME VIVIR ENTRE VOSOTROS.
espiritu-de-dios

Imaginad que vuestra alma es como una sábana que se ha llevado a la lavandería, que se le ha puesto blanqueador y ha quedado purísima, blanquísima. Vuestra alma fue así creada, pura y santa. Luego, el dueño de la sábana, al ver la blancura, que adquirió ésa prenda, la lleva presumiendo por el camino; pero en el camino muchos la ven, hay envidias y la empiezan a manchar con lodo, le empiezan a aventar piedras, mugre. El mismo camino levanta polvo y la empieza a ensuciar. El dueño de la sábana no se da cuenta de ello, pero la sábana va sufriendo toda ésa suciedad del camino; por fin cuando llega a su hogar, le da vergüenza ver lo que lleva. Él la llevaba pura, la llevaba limpia y se ensució en el camino.

Vuestra alma es así, Mis pequeños y es lo que está sucediendo en éstos tiempos. Os digo, el dueño no se dio cuenta, porque muchas veces y ahora en éstos tiempos es más notorio que la maldad se ha hecho tan normal en vuestra vida, que muchas veces va ensuciando a vuestra alma sin que os deis cuenta.

Estáis aceptando maldad, suciedad, impureza en vuestra vida, que no es grata a Mis Ojos, pero vosotros ya la habéis hecho parte de vuestra vida. Ya vuestra alma no llega pura ante Mí al final de vuestras vidas, porque vosotros mismos os enlodasteis sin que os dierais cuenta porque la maldad se hizo normal en vuestra vida.

control-mundial-total

Ya no estáis manteniendo los Sacramentos, Mis Mandamientos, Mis Leyes, Mis Preceptos, como algo primordial en vuestra vida. Vosotros mismos habéis hecho a un lado lo que es Mío y os enlodasteis con la maldad del mundo, os llenasteis del polvo que os rodea porque si no hacéis lo que los demás hacen, ya no os sentís parte de ellos.

Os hablé de la familia y en la familia os cuidáis y cuidáis a los que son de vuestra familia; ahora ya no os estáis cuidando y estáis llevando a otros de vuestros hermanos a enlodarse; a caer en aquello en lo cual ya estáis vosotros: en la mugre, en la inmoralidad, en la impureza. Tened cuidado Mis pequeños. Pedid Sabiduría, pedid Pureza, pedid Santidad, pedid discernimiento, para que podáis ver la realidad de vuestro alrededor. No porque los demás actúen de tal o cual forma, veáis eso como algo ya normal y aceptado.

No Mis pequeños. Yo, sabiendo la maldad del hombre, sabiendo de vuestra debilidad en vuestra alma; para eso os di Mandamientos, Leyes y Decretos, para recordaros qué es lo que debierais cuidar en el actuar de vuestra vida.

los diez mandamientos

Si vosotros estáis Conmigo a través de las Leyes y Decretos, vuestra alma llegará limpia a Mí; si los hacéis a un lado, vuestra alma se enlodará, se ensuciará y no llegaréis limpios. Y tendréis que pasar un tiempo más en el Purgatorio para limpiar todo aquello a lo cual visteis normal en vuestra vida y actuasteis según ésa normalidad que no venía de Mí.

Hijitos Míos, ved en vuestros hermanos cómo hay una falta de conocimiento y de congruencia en su vida. Mis pequeños, si vosotros necesitáis que se construya vuestra casa, acudís al ingeniero, al arquitecto; si vosotros necesitáis que vuestro cuerpo sea curado, acudís al médico; si vosotros necesitáis que las leyes se cumplan, acudís al abogado; si necesitáis que la ley se lleve a cabo en la ciudad, acudís a las autoridades.

Esto os lo digo, Mis pequeños, porque cuando necesitáis de lo espiritual, en lugar de acudir a Mí, vuestro Dios, acudís con la persona errónea, acudís al mago, al brujo, a la adivinación, en pocas palabras, a Satanás

KA61586-1280x1024-I-WANT-MY-APPLE

¿Qué queréis lograr con ello, Mis pequeños? ¿Qué creéis que vais a ganar con Aquél que busca solamente vuestro mal y no el Bien que Yo os puedo dar? ¿Por qué os engañáis? Si conocéis dentro de vuestra vida lo que debéis hacer en lo material, en lo del mundo, ¿Cómo es que no acudís a buscar lo correcto con quien os puede ayudar en lo espiritual que Soy Yo, a través de Mis ministros?

Ésa es la incongruencia del hombre, buscar el Bien, siendo aconsejados por el Mal. Eso no es posible, Mis pequeños Yo estoy entre vosotros a través de Mis ministros, a través de aquellos a los cuales Mi Hijo dejó Su Poder, Su Amor, Leyes, Vida, Vida espiritual. Y  vosotros en lugar de obtener vida espiritual, obtenéis muerte, obtenéis mentira, obtenéis desvíos, que no os van a llevar al fin que vosotros necesitáis.

Ésa es la mentira, la maldad a donde os ha llevado Satanás y por eso estáis padeciendo ya el resultado del abandono de Mi espiritualidad, de Mis consejos, de lo que Yo quiero para las almas.

Mi Hijo os lo dijo “un árbol bueno no puede dar frutos malos, ni el árbol malo puede dar frutos buenos” Eso es lo que está sucediendo ahora en vuestra vida. Estáis acudiendo al árbol malo y queréis obtener fruto bueno. No es posible Mis pequeños, no es posible esto. Enmendad vuestro camino, regresad a la Verdad, regresad a la Luz y obtened de Mí lo que Yo quiero para cada uno de vosotros.
graduacion-banquetes

Prácticamente todos vosotros, cuando sois pequeñitos, habréis oído una o varias veces, la recomendación que vuestros padres os hacían: “Prepararse para el futuro”. Ésa frase os la repiten a lo largo de vuestro crecimiento, “prepararse para el futuro”.

Se os dice que dentro de la familia se os van enseñando las primeras bases para que os podáis defender en la vida. Para que podáis tener la educación necesaria para que podáis hacer y lograr otra familia estable, en la cual llevar a cabo lo que estáis viviendo ahora desde pequeños, en la familia de vuestros padres y de vuestros hermanos.

Y así vais creciendo, vais aprendiendo en la escuela, vais aprendiendo en el hogar, vais aprendiendo de vuestros hermanos; a vuestro alrededor, de amigos, de conocidos. Y así vais creciendo y os vais llenando de conocimiento para que os vayáis preparando para hacer vuestra propia vida y vuestra propia familia.

Esto es en lo humano, esto es lo del mundo; pero Yo también os repito ésa frase, Mis pequeños, “¿Cómo estáis vosotros preparando vuestra alma para vuestra vida futura?” ¿Os estáis preparando correctamente para que os presentéis ante ése otro Mundo: ante el Mundo Celestial, al cual todos vosotros vais a tener que llegar irremediablemente?”

vida-eterna-con-jesus

“¿Cómo os estáis preparando para que así como en la Tierra, estudiáis para trabajar en lo que escogisteis; aquí en el Cielo también os vais a presentar ante lo que va a ser vuestro futuro eterno? ¿Cómo habéis hecho crecer a vuestra alma para que pueda hermanarse con las almas que ya están en el Cielo?

Solamente esto se logra Mis pequeños, a través de la educación que os vino a dar el Divino Maestro: Mi Hijo, Mi Jesús, el Cristo. Siguiendo Sus pasos, siguiendo Sus Enseñanzas, haciéndolas vida; es como vosotros os preparáis sin ninguna equivocación para que os presentéis ante vuestros hermanos en el Reino de los Cielos y que no os sintáis extraños, extranjeros, que no habléis diferente idioma al que se habla en el Cielo; que es el Amor, que es la Virtud y que es la ayuda a vuestros hermanos con el don o con los dones que Yo os concedí.

Sí Mis pequeños, aún en el Cielo; las bendiciones, los dones que recibisteis en vuestra alma, siguen actuando y se siguen dando en el Reino de los Cielos. Pero Yo os pregunto ¿Cómo hicisteis, cómo lograsteis que ésos dones, que ésas capacidades se engrandecieran en vuestro actuar aquí en la Tierra?

demeter

Meditad esto, Mis pequeños. Porque como os dije, irremediablemente llegaréis a ésa Familia Celestial, ¿Cómo os vais a presentar: como hermanos, conociendo ya lo que se debe de vivir en el Cielo, porque ya lo vivisteis en la Tierra? ¿U os presentaréis como extranjeros, no sabiendo qué hacer ni cómo hablar ante vuestros hermanos?

Todos vosotros, instintivamente o por experiencia, vais rechazando en vuestra vida todo aquello que os hace daño. Se puede hablar de alimentos, se puede hablar de lo que os rodea, se puede hablar aún de todo aquello que os pueda causar algún tipo de alergia, malestar, enfermedad, en vuestro cuerpo, en vuestro ser; lo rechazáis instintivamente porque os duele, os causa algún malestar. Simplemente no queréis estar con ello o con personas que os puedan causar algún mal y os mantenéis alejados de todo ése mal; pero eso lo veis principalmente cuidando vuestra persona, por el dolor en vuestro cuerpo que os causan todos ésos alimentos, objetos, personas, prendas etc., que os puedan causar algún malestar.

Instintivamente vuestra alma también sabe lo que es malo, lo que es mal alimento para vuestra alma; pero vosotros parece que ya os vacunasteis contra la maldad que os rodea y dejáis que ése mal se acerque a vosotros. Lo tomáis como alimento a pesar de que os va a hacer daño, ya no escogéis lo que es bueno para vuestra alma, lo que es bueno para vuestro crecimiento espiritual.

foto de la anatomia del espiritu del hombre

Al crecimiento espiritual le habéis dado un segundo lugar en vuestra vida y debiera ser lo primero, Mis pequeños.

Sabéis que vuestro cuerpo se quedará aquí, en la tierra y se hará polvo. Y vuestra alma es la que se mantendrá eternamente ya sea para el Cielo, ya sea para el Infierno; pero ella, no morirá.

Ahora os pregunto, ¿Qué alimento le estáis dando a vuestra alma? ¿Cómo la habéis hecho crecer? ¿Qué lugar tiene en vuestra vida? ¿Es vuestra alma lo primero? ¿Lo más importante para vosotros, es alimentar vuestra alma, hacerla crecer? O ¿Estáis viviendo para el mundo, para las cosas que Satanás os ofrece para que os distraigáis y no le deis el primer lugar a lo que es lo más importante para vosotros, que es vuestra alma?

alma

Mis pequeños, ésta es una realidad que la sabéis y la conocéis perfectamente y ni así recapacitáis. Desgraciadamente, para algunos ya se vuelve tarde; pero mientras estéis sobre la Tierra Mis pequeños, podéis reparar el mal que le causasteis a vuestra alma durante todos vuestros años de vida.

Retomad el camino, alimentad vuestra alma correctamente, aún en los últimos momentos que os queden. Para algunos faltan segundos, para otros, faltan horas ¿Cómo estaréis Mis pequeños, al momento que tengáis que presentaros ante Mí? ¿Cómo estaréis cuando Yo os pida cuentas de vuestra alma? ¿De qué tamaño estará? ¿Qué tan saludable estará?

¿La habréis preparado para dar buenos frutos? ¿La habréis preparado para estar ante Mi Presencia y para poder convivir fácilmente en el Reino de los Cielos? ¿Cómo estará vuestra alma, Mis pequeños?

APOSTOLES Y PROFETAS

http://www.diospadresemanifiesta.com/