N89 SEXTO Y NOVENO MANDAMIENTOS


YO SOY

LA VOZ QUE NO TUVO MICRÓFONO EN EL SÍNODO 

San Juan Bautista, cómo Precursor del Mesías fue el último mártir de Israel y el primer mártir de la Era Cristiana y dio testimonio con su sangre de las verdades que proclamaba, siendo este el motivo por el que fue decapitado.

Y esto nos lo relata el Evangelio que el Mundo de hoy también quisiera borrar de un golpe; para acallar la Voz de Dios que sigue manteniendo su vigencia, porque es Eterna.

juan bautista

En aquel tiempo: Herodes, había hecho arrestar y encarcelar a Juan a causa de Herodías, la mujer de su hermano Felipe, con la que se había casado. Porque Juan decía a Herodes: «No te es lícito tener a la mujer de tu hermano». Herodías odiaba a Juan e intentaba matarlo, pero no podía, porque Herodes lo respetaba, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo protegía. Cuando lo oía, quedaba perplejo, pero lo escuchaba con gusto.

Un día se presentó la ocasión favorable. Herodes festejaba su cumpleaños, ofreciendo un banquete a sus dignatarios, a sus oficiales y a los notables de Galilea. Su hija, también llamada Herodías, salió a bailar, y agradó tanto a Herodes y a sus convidados, que el rey dijo a la joven: «Pídeme lo que quieras y te lo daré». Y le aseguró bajo juramento: «Te daré cualquier cosa que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino». Ella fue a preguntar a su madre: «Qué debo pedirle?» «La cabeza de Juan el Bautista», respondió ésta.

La joven volvió rápidamente a donde estaba el rey y le hizo este pedido: «Quiero que me traigas ahora mismo, sobre una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista».

salome-recoge-la-cabeza-de-s-juan-bautista

El rey se entristeció mucho, pero a causa de su juramento. Y por los convidados, no quiso contrariarla. Enseguida mandó a un guardia que trajera la cabeza de Juan. El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y ésta se la dio a su madre.

Cuando los discípulos de Juan lo supieron, fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron. (Mc.6, 14-29)

OCTUBRE 26 DE 2015 – 2:00 P.M.

LLAMADO DE JESÚS SACRAMENTADO A LA HUMANIDAD

Hijos míos, mi paz sea con vosotros.

IGLESIA DESACRALIZADA

La fe va en decadencia, en muchos países mis casas están siendo cerradas o están siendo utilizadas para celebrar en ellas otro tipo de cultos. Muchas se han convertido hoy en museos, donde son visitadas sólo por turistas.

La desacralización de mis casas va en aumento, mis sagrarios están vacíos y ya no hay respeto en mis recintos.

¡Qué tristeza siento al ver la frialdad espiritual de la inmensa mayoría de la humanidad de estos Últimos Tiempos! Sólo buscan satisfacer su ego, dejándose arrastrar por una sociedad consumista que los está llevando a cambiar a Dios por los placeres de la carne y cosas materiales.

IGLESIA QUE AHORA ES DISCOTEQUE

IGLESIA QUE AHORA ES DISCOTEQUE

Así se cumple lo que dice mi Palabra: Al final de los días, vendrán tiempos difíciles, porque los hombres serán más amantes de los placeres de la carne que de Dios. (2 Timoteo 3. 4, 5).

¡Oh mujeres mundanas, mi Adversario os está utilizando como conejillos de Indias! Vuestra lujuria y desenfreno está haciendo perder a muchos, incluso a muchos de mis elegidos.

Vuestras modas indecentes, vuestra sensualidad y bajos instintos, son una afrenta al Amor de Dios.

 Ya no respetáis al hombre casado, ni respetáis a su familia. Os habéis convertido en instrumentos de pecado al servicio de mi Adversario.

incubo

Muchos hogares se están destruyendo por vuestro desenfreno.

¡Potrillas desbocadas, estáis pisoteando el Sacramento del Matrimonio, separando lo que yo uní con mi Bendición!

¡Os digo, hijas de la perdición!: Si no recapacitáis, reparáis y pedís perdón; os aseguro que las entrañas del Averno serán vuestra morada por toda la eternidad.

21alma condenada

Hijos míos, me duele y entristece ver a mis jóvenes perdidos en la drogadicción y la prostitución y ver a sus padres que no hacen nada por remediar esta dolorosa situación. ¡Os digo perros mudos, vuestro silencio será vuestra condena!

 Os di una familia para que la educarais bajo las bases morales y espirituales, pero los afanes y preocupaciones de este mundo os están apartando de lo que vale más que el dinero: vuestra familia.

Recapacitad padres de familia. Nuevamente os lo digo: sed pastores y no lobos del rebaño que he puesto a vuestro cuidado.

Hijos míos, mi Sexto y Noveno Mandamientos, hoy son quebrantados y pisoteados por la inmensa mayoría de la humanidad.

traicion y adulterio

La inmensa mayoría de las parejas tienen relaciones sexuales antes del matrimonio y no hay una voz que se levante y les diga que esto es pecado que ofende a Dios.

Mis jóvenes fornican y se prostituyen desde temprana edad.

 Y lo más triste es ver como muchos vienen a mi Santo Sacrificio los fines de la semana y como si no fuera pecado reciben indignamente mi Cuerpo y mi Sangre.

comunion

¡Qué tristeza siento en mi corazón al ver la degradación moral, social y espiritual en que está sumida esta humanidad!.

Mi Dolor y mi Calvario se reviven. Y mi cabeza es traspasada por las espinas del pecado de impureza sexual. MI Cuerpo diariamente es flagelado por la lujuria, adulterio, fornicación y sodomía, de esta humanidad ingrata y pecadora.

Y qué decir de los pecados de impureza de muchos de mis predilectos, que son lanzas que traspasan nuevamente mi costado. La Cruz que tengo que cargar en estos tiempos es más pesada que la que cargué Camino al Calvario. Su peso desgarra mi carne y el dolor que siento es más intenso, al ver que esta humanidad se niega a seguirme y persiste en el pecado.

cristo-cargando-cruz-sangrando-707100

¡Padre mío, PERDÓNALOS y ten misericordia de esta humanidad que se olvidó de amar!

¡Padres de familia, escuchadme! Abrid vuestros oídos y prestadme atención ¡Porque vuestros hijos se están perdiendo y vuestros hogares van a la deriva!

Retomad el control de vuestros hogares. Preocupaos más por vuestras familias. Escuchad a vuestros hijos y orientadlos, reprended con amor. Sacad tiempo de vuestro tiempo y sentaos nuevamente en la mesa; platicad con vuestros hijos y más que padres, sed para vuestros hijos, amigos.

Vuestros hijos lo que más necesitan es: amor, respeto, diálogo y comprensión. Y ante todo, vuestras familias y vosotros lo que más necesitan es volver al Amor de Dios.

SÍNODO

Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro, Jesús Sacramentado.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/

“Una de las perniciosísimas imprudencias y acaso la más común entre los hombres, es la de prometer sin reflexionar. ¡Cuántas promesas bajo juramento no hacen los hombres, con irreflexión primero y con ligereza después, que no cumplen! Y ¡Cuánto mal no viene al mundo por ello!

postracion

Votos sagrados que no se observan al negarse la criatura a seguir aquella vocación que en un principio se presentó a su mente, tomando por llamada de Dios un sentimentalismo del corazón. Uniones matrimoniales convertidas en sacrílegas separaciones porque ante la realidad de la convivencia, el más débil e irreflexivo de los dos se hace perjuro.

Desengaños proporcionados a los amigos que creían en vuestra promesa. Y lo que es más grave, convulsiones mundiales provocadas por imprudencias de gobernantes irreflexivos; los cuales como árbitros de sus pueblos, conciertan en su nombre alianzas que más tarde resultan un tributo de sangre para su pueblo y para el otro.

 Ya sea porque obligan a sus súbditos a combatir a favor del aliado… O bien porque con perjura audacia, rompen la alianza antes estipulada que resulta imposible mantener, convirtiéndose de este modo en enemigos.

pecado-original

¿Cómo puede el hombre, dotado de una inteligencia superior, don directo de Dios, obrar con tan bestial irreflexión? Porque en él quedó lesionada o suprimida del todo la fuerza del espíritu con el pecado que despoja de la Gracia.

Vosotros que no sabéis amar si no es a vosotros mismos y a vuestros intereses. Y que se os figura perdido todo tiempo que no se dedique a complacer a la carne o a engrosar la bolsa. Sabed dentro de vuestro gozar o trabajar como glotones y como bestias; intercalar un descanso que os permita pensar en Dios, en su bondad, en su paciencia y en su Amor.

En cualquier cosa que hagáis, lo repito, debierais tenerMe siempre presente. Mas, puesto que no sabéis obrar teniendo el espíritu fijo siempre en Dios, cesad en vuestro trabajo una vez a la semana; para pensar únicamente en Dios.

3mandamiento

Esta que os puede parecer ley servil; es por el contrario, una prueba de cómo os ama Dios. Sabe vuestro buen Padre que sois máquinas por demás frágiles, para haber de ser usadas de continuo. Y así ha mirado por vuestra carne, ya que también ella es obra Suya; mandándoos que le deis descanso un día de cada siete, a fin de proporcionarle la debida reparación de sus energías.

Dios no quiere vuestras enfermedades. Si hubierais permanecido siendo sus hijos, suyos de verdad, desde Adán en adelante, no hubierais conocido las enfermedades. Son éstas fruto de vuestras desobediencias a Dios, a las que han de añadirse el dolor y la muerte.

Y al modo de los hongos, nacieron y nacen sobre las raíces de la desobediencia primera: la de Adán.

Y van brotando unas con otras en trágica cadena, del germen que quedó inoculado en el corazón y del veneno de la Serpiente maldita que os produce fiebres de lujuria, de avaricia, de gula, de pereza y de imprudencias culpables.

1serpiente-infernal

Y es imprudencia culpable el tratar de forzar vuestro ser con un trabajo continuo a fin de obtener ganancias. Como lo es el querer gozar con exceso de la gula o del sentido, no contentándoos con el alimento necesario para la vida; ni con la compañía indispensable, para la continuación de la especie.

Sino saciándoos sobre toda medida como animales de pantano. Y enervándoos y envileciéndoos no ya como brutos, pues éstos YA  no son semejantes, sino superiores a vosotros en el connubio al que van obedeciendo a leyes de orden.

Envileciéndoos más que los brutos: como demonios que desobedecen las leyes santas del instinto recto, de la razón y de Dios.

familia-de-felinos-leones1-

Habéis depravado vuestro instinto y él os lleva ahora a preferir los pastos corrompidos formados por la lujuria, en los que profanáis vuestro cuerpo, que es obra mía y vuestra alma, que es mi Obra Maestra.

 Y matáis embriones vitales negándoles la vida, puesto que los suprimís intencionadamente antes de tiempo o valiéndoos de esas vuestras lepras que son un veneno mortal para las vidas que surgen.

¡Cuántas no son las almas que vuestro apetito sensual llama del Cielo y a las que vosotros cerráis después las puerta de la vida!

 visitacion-aborto y vida

¡Cuántas las que apenas si llegan al término, saliendo a la luz moribundas si no muertas ya, impidiéndoles el Cielo!

¡Cuántas a las que imponéis una carga de dolor que no siempre pueden soportar, con una existencia enferma marcada con lacras dolorosas y de vergüenza!

¡Cuántas las que no pueden resistir a esta condición de martirio no querido por ellas, sino impuesto por vosotros cual marca de fuego sobre su carne que vosotros engendrasteis; sin reflexionar que cuando os encontráis corrompidos como sepulcros rebosantes de putrefacción, no os es lícito engendrar hijos para condenarlos al dolor y a la aversión de la sociedad! 

bullying2

Más ¿Creéis vosotros que Yo haya de condenarlas por este su delito contra Dios y contra sí mismas? No.

Antes que ellas que pecan contra dos, estáis vosotros que pecáis contra tres: contra Dios, contra vosotros mismos y contra esos inocentes que engendrasteis para llevarlos a la desesperación.

Pensadlo, pensadlo bien. Dios es justo y si pesa la culpa, pesa también las causas de la culpa. Y en este caso, el peso de la culpa mitiga la condena del suicida y recarga la vuestra, verdaderos homicidas de vuestras criaturas desesperadas.

suicidio

A mis altares, ¡Oh falsos cristianos! que de cristianos tenéis tan sólo las apariencias; pero que no sois tales en vuestro interior. Vienen muchos que no son lo que debieran ser. Y esto es perjudicial para el hombre que debe saber no fornicar.

Y si le estimula la carne con el grito de la sangre, debería escogerse una esposa sin esperar a ser viejo y entregar a ésta un cuerpo incontaminado. Y esto en justicia, ya que lo mismo quiere él de ella. Y también por caridad, puesto que los contagios no siempre se producen sin peligro antes.

 Junto con el cuerpo que se envilece y el alma que se corrompe; está la enfermedad que con tanta frecuencia hace de vosotros unos leprosos, que transmitís esa lepra a la compañera y a los inocentes.

ets

Doble mal supone para la mujer presentarse a Dios ante su altar mediante juramento a un hombre, con la más fea mancha que puede mancillar a una mujer. Mintiendo a Dios, al hombre compañero suyo y al mundo; usurpa una bendición, una protección y una consideración de las que no es digna.

Más la bendición descendida sobre ella se cambia en castigo, por cuanto a Dios no se le engaña. Ladrona y adúltera, será juzgada conforme a esas culpas suyas. Ladrona, porque defrauda de su derecho al compañero y le roba una confianza de la que no es digna.

Y a Dios una bendición de la que es menos digna aún.

adulterioypaternidad

Priva de una madre y de sus derechos a los pre-nacidos. Y su alma muerta no exhala ni un gemido al recordar a los anulados antes de despuntar la aurora de la vida o a los abandonados cual cachorros errantes, por las márgenes de la vida.

Adúltera, porque “La que mira a un hombre con deseo, comete ya adulterio”  ella consumó el adulterio al no saber domar el deseo de su carne saciando con él por el contrario, su hambre depravada.

Viviendo como vivís en idolatría, os sentís proclives a derramar sangre en homicidios individuales o en homicidios colectivos como son las guerras, las cuales son casi siempre y las de ahora lo son todas, hurtos y fraudes no justificados por móvil alguno.

Sois ladrones de las tierras y de los derechos de los demás y homicidas de los hijos de otros.

Prueba

Sois mendaces y defraudadores, tanto en pequeña como en gran escala. No existe ya la honradez en la vida. La palabra del hombre se halla desprovista de honor y por eso lleváis a cabo con toda tranquilidad obras de deshonor.

Estáis corrompidos: en vuestros pensamientos, gustos, obras y sentidos. Corrompidos hasta lo más hondo, mucho más que cuerpos sepultados desde hace diez veces cuatro días.

Estáis corrompidos hasta en lo que Yo creé incorruptible para vosotros: en el espíritu al que habéis dado muerte y que es todo él, una gusanera rezumando sucios pensamientos y obras inmundas.

mundo-espiritual3

Estáis corrompidos y sois corruptores de vuestros semejantes, tanto grandes como pequeños. Ya no respetáis ni a la infancia ante la que fornicáis con la mayor indiferencia con actos y palabras, mancillando esos lirios en capullo con vuestras inmundicias.

Se abrirán manchados ya y exhalarán cada vez más hedores de muerte; porque vosotros en igual medida, los corrompisteis. Vuestro arte… Hasta el arte, signo de vuestra realeza sobre el resto de los animales y de vuestra naturaleza de semidioses que recibisteis del verdadero Dios Creador vuestro, como una chispa de su Mente creadora.

 Hasta el arte se encuentra corrompido y es corruptor; siendo causa de repugnancia para todos aquellos que, raros cual solitario pino montano, saben aún acordarse del Cielo y continuar enhiestos con su copa dirigida a Él.

pino cipres Silos

Sois infieles. Infieles a Dios, a la Patria, a la familia, a la esposa, a los hijos, a los deudos y a los amigos.

Sois Judas que vendéis todo por el brillo del dinero o por la sonrisa de una serpiente femenina; sin que sepáis qué cosa sea la fidelidad que cuando se honra a Dios sobre todas las cosas y a cualquier precio; presta seguridad al amigo, heroicidad al corazón para defender la bandera, sinceridad al amor de aquel que os ama y constancia a la amistad de aquel que pone en vosotros su confianza.

Sois pendencieros y cualquier ocasión os sirve para desfogar vuestros instintos de fieras que se desatan hundiendo sus colmillos en la sangre de los hermanos.

hiena-sangre-boca

Sois mentirosos porque decís amar a Dios, a la Patria y a la familia. Pero lo decís con los labios tan sólo, prontos como estáis para traicionarlo todo y a todos, si esperáis obtener de ello alguna ventaja en la tierra.

Y dado que conforme a la ceguera de vuestra alma, poco es lo que os puede venir directamente de Dios; hacéis de Él trampolín de lanzamiento para conquistar la estimación de los hombres, nombrando para ello a Dios y echando mano de la hipocresía.

 A fin de aparecer buenos y conseguir cuanto ambicionáis de los hombres, engañados por vuestras apariencias de corderos, cuando sois, ¡Oh hipócritas! cabrones cargados de pecados.

1judas-dem

Sois opresores. Porque al no aceptar mi ley de Caridad, caéis inevitablemente en la ley opuesta y así tenéis por lícito lo ilícito, con tal de que os convenga.

Por eso odiáis a vuestros semejantes y los oprimís. Y dado que los que se parecen a vosotros en la dureza de corazón saben haceros frente, oprimís a cuantos no se os oponen por ser “hijos de Dios” en el verdadero sentido de la palabra.

Sois contaminadores de cuanto tocáis. La mirada, hasta vuestra mirada hombres saturados de apetitos obscenos, es una contaminación.

Vuestra palabra, al igual del silbido de vuestro verdadero padre: la infernal Serpiente, vuelve a seducir.

serpiente2

Y vuestro pensamiento da a luz engendros que son veneno para las mentes y para los ojos, llegando el incentivo de vuestro veneno a turbar la sensibilidad y a despertar los sentidos.

Sois invertidos en los sentidos. Nunca como ahora cual fruto heredado de siglos de vicio, se halla difundida esta particularidad que os hace inferiores a los brutos. Lejos de combatirla; por ser unos depravados, os complacéis en ella y la explotáis en provecho de vuestros bolsillos.

Causáis repugnancia a los mismos demonios. Esto es lo que os proporciona la idolatría del sentido y del poder que vosotros ahora con tanto ahínco practicáis y a la que os entregáis sin pensar que por ella y por sus frutos, seréis castigados por Aquel que lo ve.

Día-del-Orgullo-Gay-2013-en-Nueva-York

No soy un dios de carne o de escayola que no siempre está presente o que no tiene ojos para ver. Soy el que ES, que está en todas partes. Y desde lo alto de mi Trono escruto y anoto las obras todas de los hombres.

Soy el que habló para daros el modo de conduciros. Lo que dije, dicho está sin que cambie por milenios que transcurran. Soy el Eterno, Único Dios. Soy el Señor Dios vuestro del que no se da otra reproducción. Soy Único en mi Santísima Trinidad.

¡Malditos quienes no se cuidan de Mí y me repudian por seguir a la Bestia!”

YO SOY

“Habéis leído en mi Evangelio el envilecimiento del hijo pródigo que dilapidó en vicios las riquezas recibidas de su padre y se redujo a la condición de guardador de puercos. Más ¿Pensáis que sea eso el summum de la abyección?

En verdad os digo que si os fuese dado subir a mi Presencia con vuestro cuerpo y vuestros vestidos. Y uno de vosotros por la muerte que le lleva, subiese con su vestido más sucio que el de un porquero que hubiese caído muerto en medio del establo cubierto de estiércol; no causaría tanta repugnancia a los celestiales habitantes de mi Reino, ni despertaría tanto mi enojo; como la aparición ante mi Presencia del alma de un apestado de vicios carnales.

El primero tendría una suciedad que desaparece y no es juzgada con rigor pues es debida a su penoso trabajo que, incluso atrae sobre el honrado rabadán la bendición divina.

20120208-condenacion_eterna

La del segundo es una suciedad que no desaparece: lepra del alma a la que cubrió de gangrenas fétidas que la han corroído sin límite en el tiempo. Y así el vicioso impenitente tiene su alma digna de Satanás por los siglos de los siglos.

“No forniquéis”, está escrito.

Es fornicación gran parte de las acciones carnales del hombre – ni siquiera toco la cuestión de esas uniones inconcebibles, que son como una pesadilla y que el Levítico condena con estas palabras: “Hombre, no te acercarás al hombre como si fuera una mujer” Y también: “No te unirás a bestia alguna para no contaminarte con ella. Y así hará la mujer y no se unirá a ninguna bestia, porque es infamia”

johann-m-f-h-hoffman-leda-1824

Bien… he hecho alusión al deber de los esposos respecto al matrimonio – el cual deja de ser santo cuando por malicia, viene a ser infecundo – Y ahora voy a hablar de la fornicación en sentido propio entre hombre y mujer, por recíproco vicio o por obtener dinero o regalos.

El cuerpo humano es un magnífico templo que encierra en sí un altar. En ese altar debería estar Dios. Pero Dios no está donde hay corrupción. Por tanto, el cuerpo del impuro tiene su altar desconsagrado y sin Dios.

Como quien se revuelca ebrio, en el lodo y en el vómito de la propia ebriedad. El hombre, en la bestialidad de la fornicación se rebaja a sí mismo, viniendo a ser menos que un gusano o que el animal más inmundo.

prostitución masculina

Decidme – si entre vosotros hay alguno que se haya depravado a sí mismo hasta el punto de comerciar con su cuerpo como se hace con cereales o animales – ¿Qué beneficio os ha reportado?

Poneos vuestro corazón en la mano, observadlo, preguntadle, escuchadlo, ved sus heridas, sus estremecimientos de dolor…

Y luego decidme, respondedme: ¿Tan dulce era ese fruto, que compensara este dolor de un corazón nacido puro, forzado por vosotros a vivir en un cuerpo impuro, a latir para dar vida y calor a la lujuria, a irse consumiendo en el vicio?

prostitución

Decidme: ¿Sois tan depravadas que no lloráis secretamente sintiendo una voz de niño que llama: “mamá”

¿Pero es que no sentís vuestra miseria cuando tenéis sed de un beso de niño y ya no os atrevéis a decir: “Dámelo”, Porque habéis matado vidas en su comienzo?

Frases-célebres-para-el-Día-de-la-Madre

 Vidas que habéis rechazado como peso fastidioso e inútil carga, vidas arrancadas del mismo árbol que las había concebido y que fueron arrojadas para estiércol. Vidas que ahora os gritan: “¡Asesinas!”

¿Pero es que no teméis sobre todo, al Juez que os ha creado y que os espera para preguntaros y deciros: “¿Qué has hecho de ti misma? ¿Para eso, acaso, te di la vida?

¡Pululante nido de gusanos! ¿Cómo te atreves a estar en mi Presencia? Tuviste todo lo que para ti era dios: el placer. ¡Síguelo! Ve ahora al lugar de maldición sin término”

infierno

Sois amorales tanto unos como otros y no os preocupáis de Dios. Eso es todo.

Sois asesinos o hipócritas. Suprimís vidas o almas.

Si los grandes hubieran tenido enfrente –no digo en contra sino enfrente– a un pueblo moral y cristianamente sano, compacto en la obediencia a la ley de Dios y de la moral, -siquiera esta última aunque fuese humana- no habrían podido llegar al logro de sus delitos. Su satanismo se hubiera quebrado como espada de vidrio al dar contra un bloque de granito pulverizándose”. Y Dios os hubiera bendecido y protegido.

entre el bien yelmal

Estáis tan envenenados que el bien lo transformáis en mal.

Ahora os hablo cual si fueseis rectos de corazón, OS HABLO A TODOS, aún a aquellos que rectos no son. Os quiero invitar una vez más. 

Pueblo mío, ven a tu Señor. Yo, el Señor, no rechazaré al pueblo que viene a Mí. Ya os lo demostré la semana anterior.

nasapatricia

Y si permanece a mi lado proveeré por él “hasta que la justicia no venga a ser juicio. Es decir hasta que el tiempo no haya terminado y comenzado la eternidad”

12065562_970177936389000_2032963681192153802_n

Abriré mis brazos haciendo de ellos escudo para quien cree en Mí y me invoca con corazón contrito y confiado en mi Misericordia y “les defenderé de aquellos que van a la caza del justo y condenan la sangre inocente” Poca es la que aún hay sobre la tierra, mas por esa poca daré todavía la gracia.

Mirad que es vuestro Dios el que os conjura a ello: Volveos a Mí, quered volver a Mí. Liberaos individualmente de vuestra desobediencia moral y del séptuplo vicio y Yo después liberaré a la colectividad de sus azotes.”

Vosotros oís, Yo veo; vosotros escucháis, Yo aplico mi palabra a los dolores y a las llagas que veo en vosotros. Yo soy el Médico. Un médico va primero a los más enfermos, a los que están más cerca de la muerte. Luego se vuelve a los menos graves. Yo también.

JESUS MEDICO DE MEDICOS

Hoy digo: “No forniquéis y tampoco seáis asesinos  de vuestro espíritu, con el Adulterio” para poder salvaros y curaros.

Mi Paz y mi Bendición lleguen a quién leyendo todo esto, desee recibir mi Perdón y se acerque a Mí, para recibir también mi Gracia  y mi  Amor.

stmo sacramento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: