Archivos diarios: 7/11/16

P198 FUEGO SANTIFICADOR


yahveh-sebaod dios padreOctubre 06 de 2016

El Fuego consumirá todo aquello que no servirá para el Nuevo Mundo

Hijitos Míos, en las Sagradas Escrituras se os profetiza que el Día del Señor vendrá como el rayo, como el día del Diluvio. Que a pesar de que Noé avisó por tanto tiempo de que vendría el Diluvio, muy pocos salvo su familia, fueron los que entendieron. Burlas por todos lados, ataques, hasta que llegó el momento.

Se os viene avisando desde hace muchos años sobre los Acontecimientos próximos a suceder. ¿Cuántos han entendido?, ¿Cuántos realmente, han tomado Mi Palabra como cierta y han cambiado de vida?

Entended Mis pequeños, que estáis obrando Mal, que vivís en la  Maldad. Que le habéis abierto vuestro corazón a Satanás y os he venido previniendo de una muerte total, de una muerte eterna. Y NO queréis entender.

puertas angelandstairwaytoheaven

Mi Hijo se dio para abriros las Puertas del Cielo, que estaban cerradas por el Pecado¡Dichosos debierais estar por esto, Mis pequeños! ¡Tanto tiempo con las Puertas cerradas!

Viene Mi Hijo con una Evangelización de Amor, con una Evangelización de Salvación. Os trajo Luz, os trajo Vida y vosotros, ¿Qué habéis hecho? prácticamente nada. NO agradecisteis, pocos son los que lo han hecho y la gran mayoría de vosotros, persistís en la Maldad, persistís en el desorden espiritual a donde os ha llevado Satanás.

Vivís en el mal, os ha llevado a sufrir y le seguís; en cambio, no seguís a Mi Hijo, que os vino a traer la Paz, el Amor, el Orden; preferís la mentira, preferís el error, preferís el dolor.

¿En dónde están vuestros valores? Seguís al que os hace daño y hacéis a un lado Al que os vino a salvar. No fuisteis creados para que os condenarais, fuisteis creados para vivir en Mi Reino, que es vuestro Hogar.

trinidad

Qué tristeza Me dais la gran mayoría de vosotros. Os di lo mejor de Mí, que es Mi Hijo Jesucristo y Lo habéis despreciado, habéis despreciado Sus Enseñanzas, Su Amor, Sus Milagros, Su Donación y persistís en seguir a aquél que os daña, que os lleva a la condenación eterna, al sufrimiento eterno, Mis pequeños. ¿En dónde tenéis la cabeza? ¿En dónde tenéis el corazón? Me dais pena, Mis pequeños, Me hacéis sufrir a Mí también.

Con la Donación de Mi Hijo, os di la Gracia tan grande de ser también, hijos Míos y ni así entendéis, ¿No os dais cuenta de la dignidad a la que fuisteis elevados en el momento de la Cruz, cuando Mi Hijo, Le pidió a Mi Hija, La Siempre Virgen María, que cuidara de vosotros?

Y no tomáis en cuenta todos estos momentos Santos. Todos estos momentos Divinos, en los que vosotros, TODOS vosotros, fuisteis incluidos y con ello, obtener una dignidad altísima, de hermanos de Mi Hijo, hijos Míos, ¿ Y DESPRECIÁIS TODO ESTO ?

CONVERSION RESURRECCION

Os sigo insistiendo, Mis pequeños, cambiad. Os he dicho que el tiempo ya es muy breve, NO pasarán los días de este año, os he hablado de semanas, en donde os daréis cuenta, la gran mayoría de los seres humanos que habitan este Mundo,  que errasteis al tomar el camino del mal, al seguir a satanás, pero tarde será cuando os deis cuenta de vuestro error.

Os quise tener Conmigo, pero preferisteis seguir a satanás, fue vuestro libre albedrío y no Me echéis la culpa a Mí, vuestro Dios, de vuestra mala decisión, fue vuestra libre decisión y tendréis que padecer por ello.

Los que todavía tengáis un poco de razón, de Sabiduría, entended Mis Palabras, entended Mi Amor y cambiad Mis pequeños. Os estáis jugando la Eternidad, pero sois libres y Yo, respetaré vuestra decisión.

pruebas y fidelidad job

Vosotros NO tenéis idea del mal con que os puede atacar Satanás. Ya os he explicado alguna vez, que si Satanás os quiere atacar, él tiene que venir a Mí y pedirMe permiso para atacaros. Y Yo, conociéndoos a cada uno de vosotros, ciertamente le doy permiso, porque él también tiene libertad, pero lo limito. Os conozco y sé hasta dónde podéis soportar su ataque y que este ataque produzca un Bien en vosotros.

Ved cómo os cuido Mis pequeños, en cada momento. Si tenéis una espiritualidad alta, ciertamente le voy a permitir que os ataque un poco más fuerte, que a aquél que tiene una espiritualidad baja, que podría ser destruido fácilmente por Satanás, a diferencia de aquél que tiene esa espiritualidad alta.

Como os dije, Yo vuestro Dios, os cuido en todo momento, y de todo ataque de Satanás, siempre vais a salir con algo positivo, para poder vencer a Satanás en sus subsecuentes ataques.

job-pierde-todo satanas instrumento pobreza de espíritu

Cuando estáis Conmigo, vosotros podéis sobrellevar ésos ataques. Satanás es muy poderoso, ya os lo he explicado. Yo lo puedo detener, porque Yo lo creé y Soy Infinitamente más poderoso que él. Pero vosotros necesitáis de Mi ayuda para poder Vencerle.

Lo malo es que la gran mayoría de vosotros, NO tenéis un crecimiento espiritual favorable, con el cual lo podáis vencer fácilmente y por eso está causando tanto mal alrededor del Mundo, porque NO os podéis defender de él, porque sois débiles en lo espiritual.

Él se las ha ingeniado para ir haciendo que vuestra espiritualidad decaiga. Y esto a través de los años, ha hecho que mengüe vuestra fuerza y NO tengáis gran defensa contra él; por eso, muchas almas seguirán cayendo al Infierno, como hojas que caen en el otoño. Y eso Me causa mucho dolor y tristeza, porque parece que a vosotros NO os importa pasar una eternidad de dolor.

condenacion alma

Ya os he dicho que prácticamente NADIE de todos vosotros, os habéis puesto a meditar esta frase, “Que sufriréis eternamente en el Infierno”, porque no supisteis ser verdaderos hijos Míos. Y en realidad, es que poco os importó hacerlo.

Mucho os he insistido en la Oración, en el Sacrificio, en el Ayuno. En la Penitencia, para que os podáis defender fuertemente contra los ataques de Satanás. Os he dado todo lo necesario para que pudierais salir victoriosos de sus ataques…

Pero NO lo habéis hecho, NO os habéis preparado. Se os hace vergonzoso e inútil el Rezar. Vivir en estado de Gracia, lo veis como algo, también inútil en vuestra vida.

CRUZ SALVACION

No Me reprochéis después Mis pequeños, de que NO OS QUISE SALVAR. Os estuve cuidando por toda vuestra vida, os puse infinidad de ocasiones para que volvierais al buen camino y NO OS INTERESÓ. Os dejasteis llevar por las oleadas de Mal que os rodeaban. Os dejasteis llevar por el ejemplo de vuestros hermanos alrededor del Mundo, que lejos de llevaros al Bien, os afianzaban en el Mal.

Mi Hija os pidió vivir y buscar la santidad de vida. Dejar todo aquello que pudiera corromper vuestra alma como la televisión, los libros obscenos, compañías que no buscaban vuestro crecimiento espiritual.  

 Y vosotros fácilmente caíais porque se burlaban de vosotros, a pesar de que buscabais el Bien. Porque Me buscabais a Mí, porque cumplíais con vuestros deberes de la Iglesia. Sentisteis vergüenza de estar Conmigo… Y profetizado está en las Sagradas Escrituras, que aquél que se avergonzara de Mí en la Tierra, Yo Me avergonzaría de él en su Juicio y ciertamente, NO entraría al Reino de los Cielos.

000 redencion salvacion

En vuestro Juicio os veréis tal como sois en lo espiritual y NO Me podréis reprochar vuestros errores. Actuasteis mal y vuestro castigo será la causa de vuestro error.

Todavía podéis sacar adelante vuestra salvación, os pido que regreséis a Mí. POCO TIEMPO, muy poco Tiempo os queda para que podáis salvar vuestra alma. ¿Entenderéis que estáis viviendo ya, momentos críticos? O ¿haréis a un lado ésta, que será una de las últimas Advertencias y ayudas que tendréis de parte Mía?

Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios, Soy vuestro Creador, Soy el Amor. Quiero lo mejor para vosotros, pero vosotros decidís si queréis venir Conmigo eternamente o querréis alejaros de Mí, eternamente.

decisión

Hijitos Míos, san Pablo dice: “ni el ojo vio ni el oído oyó, lo que Dios tiene reservado para aquellos que Le siguen, para los que están con Él, para aquellos que Lo obedecieron, para los que Le amaron.”

Obediencia, Amor, Respeto y demás Virtudes, son las que Yo vuestro Padre os enseñé y que Mi Hijo las vivió entre vosotros. Tenéis el Ejemplo de Mi Hija, La Siempre Virgen María, toda Virtud, toda Amor.

¿Por qué se os hace tan difícil vivir en lo bello? Ciertamente buscáis lo bello, tratáis de comprar lo bello, lo costoso. Sabéis apreciar la belleza en una flor, en una pintura, en el campo, en los animalillos ¿Y NO buscáis esa belleza para vuestra alma? 

alma espiritu

Mi Amor, reflejado en todo lo bello que existe, lo sabéis apreciar; pero NO lo tomáis como medio de vida.

Se os habla de vuestras obligaciones, pero obligaciones de Amor para poder llegar al Reino de los Cielos. Y eso ya no lo queréis hacer. Queréis todo fácil. NO queréis obligaciones, no queréis dolor. Sois como niños, pero niños tontos. Adultos, que os comportáis como niños tontos y necios.

Tenéis muchos años físicamente, pero solamente meses de vida espiritual. Por eso NO avanzáis, por eso NO queréis crecer espiritualmente. Os queréis comportar como  niños egoístas y NO queréis tomar las obligaciones de vuestro estado de vida; primeramente para Conmigo y enseguida para vuestras obligaciones de estado, especialmente con vuestra familia, con vuestros hijos.

como-superar-la-depresion-posparto

Bien sabéis que si vosotros NO enseñáis el Bien y permitís el Mal en vuestra familia, en vuestros hijos; tarde o temprano ése mal se va a revertir contra vosotros. Y os enojáis, sufrís, os apartáis de la familia y de vuestros hermanos, de vuestros amigos, de los que os rodean.  De aquellos con los que tenéis contacto…

Y queréis que se os trate bien, cuando el Bien no sale de vuestro corazón, de vuestras palabras, de vuestras acciones.

Queréis paz a vuestro alrededor y de vosotros solamente sale ataque, maldad, desprecio, grosería, error, ¿Por qué pedís lo que vosotros NO dais? Exigís el bien cuando de vosotros, no ha brotado.

Me exigís a Mí, vuestro Dios que os consienta, cuando Yo para vosotros, NO SOY NADA. Salvo en los momentos de preocupación o de necesidad y después, Me rechazáis nuevamente.

padre regañando

Os reprendo, porque un Padre que ama, reprende a los hijos que ama. Quiero vuestra salvación, pero vosotros NO LA DESEÁIS. Queréis tener una vida tranquila, que se os respete, que se os ame y vosotros NO dais nada de eso.

No hay Paz en vuestro corazón, porque la paz solamente puede venir a vosotros si Me tenéis a Mí en él. Queréis que se os trate con Virtud y vosotros producís puro VICIO. 

Y todo esto sucede Mis pequeños, porque no hay Sabiduría en vuestra vida. NO os detenéis un momento en vuestra vida y ponéis sobre la mesa vuestra realidad, lo bueno y lo malo… Pero NO sois honestos con vosotros mismos.

Queréis ver nada más lo bueno que hacéis, que ciertamente es muy poco y queréis esconder lo malo, para que no se os avergüence ante los demás.

el-juicio

Vuestro Juicio será personal. Os presentaréis ante Mí, vuestro Dios y Creador. Ciertamente os amo, pero también Soy Justo y le daré a cada alma lo que hizo, lo que ella misma creó para sí misma. Lo que hicisteis para los demás, será vuestro juez.

Y especialmente lo que hicisteis para Mí, porque teníais una misión cada uno de vosotros y de acuerdo a como la llevasteis a cabo, tendréis Mérito o Castigo.

Vosotros habéis sido autores de vuestro destino. Yo solamente os haré ver vuestros aciertos y vuestros fracasos. O sea, vuestro mal y vuestro bien, vosotros mismos os juzgaréis ante Mi Presencia. Si os veis con capacidades de entrar al Reino de los Cielos, ciertamente antes tendréis que ser purificados, os iréis a la derecha.

Pero si no alcanzáis los méritos para vivir eternamente Conmigo, os iréis a la izquierda, al Fuego Eterno. Vosotros mismos os repito, os juzgaréis.  

El Juicio Particular

Hijitos Míos, Satanás os acecha continuamente y especialmente, cuando os ve creciendo en Virtud y en amor. Su Reino en esta Tierra es de Maldad, de Muerte, de Destrucción. Va en contra de todo lo que es Mío, va en contra de todo aquello que os lleve a encontrarMe y crecer en amor, en Virtudes, en ejemplo santo.

Satanás ataca a aquellas almas que están buscando la santidad de vida y esto significa que llevan una vida en Mí, que están buscando su perfección.

Todos vosotros fuisteis creados para llegar a un grado de perfección, el cual os da la santidad. Ser santos es vuestra obligación, Mis pequeños. NO es solamente para algunos. SER SANTOS significa estar unidos íntimamente a Mí.

Aquella alma que NO está unida a Mí, NO PUEDE SER UN ALMA SANTA, buena, limpia, pura. Un alma que NO ES santa, está sucia por el Pecado. No puede entrar al Reino de los Cielos ningún alma que esté sucia, que no haya buscado la perfección.

diez-mandamientos

Yo os di diez Mandamientos. Diez Mandamientos que os ayudarían a llevaros a la perfección. Ciertamente en vuestro estado es difícil, porque vivís en un medio difícil, que es el Reino de Satanás. Pero contáis Conmigo con vuestro Dios, contáis con el Ejemplo de Mi Hijo y lo tenéis en las Sagradas Escrituras.

Tenéis el Amor Inmenso, Infinito, de Mi Hija, La Siempre Virgen María. Tenéis la ayuda de los Santos Ángeles y de los santos, NO ESTÁIS SOLOS y NO tenéis pretexto para no crecer espiritualmente. El único pretexto es vuestra flojera, vuestra indolencia y la Maldad que SÍ habéis permitido entrar en vuestro corazón.

Yo conozco a las almas que están buscando su perfección y las ayudo. Se han rebelado contra el Mundo, se han rebelado contra Satanás y Me han escogido a Mí vuestro Dios, para alcanzar su santidad de vida.  

00santidad1

Ciertamente las almas santas o las que están buscando su santidad, sufren mucho. Sufren mucho más que aquellas que ya se dejaron llevar por el Mundo. Sufren primeramente, porque tienen que negarse a sí mismas.

Tienen que negar sus gustos, que en la gran mayoría de los casos vuestros gustos NO os están llevando a la santidad de vida. Sufren porque son atacadas estas almas, por aquellos que las rodean. NO las comprenden y las toman como almas inservibles, porque no están con el Mundo. Las hacen a un lado, las desprecian, NO quieren su compañía.

Las ataca Satanás, porque está viendo en estas almas su crecimiento espiritual y eso puede hacer que le quiten muchas almas que ya las tiene consigo. Las ataca fuertemente para que desistan de su idea de santidad, de perfección.

lloran-mateo-5-44

Son almas que ya han entrado en Mi Corazón y en su dolor Mi Hijo las acompaña, porque Él sufrió todo esto entre los hombres. Son almas Crísticas, son almas salvadoras, son almas sufrientes, pero que dan mucho fruto.

Tendrán dolor y penas en el Mundo pero cuando lleguen a Mí, la que fue una puerta angosta, inmediatamente se volverá una entrada inmensa, maravillosa, bellísima. La Paz la invadirá, Mi Amor la llenará, la Luz la purificará y Mi Santidad será de ella. Compartirá Mi Amor y Mi Reino. Vivirá lo que persiguió gozar, encontrará lo que intuía su corazón. Y el estar Conmigo, será su meta alcanzada.

Ese es Mi Regalo Mis pequeños, para las almas que buscaron estar Conmigo; que sufrieron en la Tierra por dar Mi Ejemplo Divino. Todos vosotros estáis invitados a este Regalo, Mis pequeños. Pero son tan pocos los que lo comprenden y lo siguen.

enamorada de cristo

Benditas y alabadas sean estas almas que Me escogieron a Mí, que estando en la Obscuridad en la que se vive ahora, tuvisteis Fe. Sabíais que Yo era esa Luz que encontraríais en algún momento, del final de vuestra existencia y Me encontraréis, Me gozaréis y de Mí nunca, nunca os separaréis.

Hijitos Míos, todo será renovado. La Maldad será encadenada. Todo lo que veis ahora, que está afectado por el Pecado, será renovado. Y Mi Luz invadirá todo lo Creado. Y lo veréis tal cual fue Creado; lo que ahora veis sucio, malo, cambiará a bello y bueno.

Todo fue Creado para el Bien del hombre, para vuestra subsistencia y así será. Y vosotros cuidaréis lo Creado y el Amor que deis a lo Creado se volverá a vosotros y a los vuestros.

Os he dicho que el Amor es dinámico y es reciproco, cuidaréis de lo que Yo os di para que os cuide. Las estaciones ya no se volverán contra vosotros. Todo lo que ahora os ataca cambiará, será bueno.

playa-paradisiaca

Todo fue Creado para que vosotros gozarais. Desde lo más pequeñito, hasta lo más grande. Los vientos, los mares, la misma Tierra, YA NO os atacará. El fuego tampoco os hará daño.

Yo puse Amor en todo lo Creado y el Amor respeta, el Amor cuida, el Amor os ayuda a crecer.

En estos momentos en vuestro Mundo, estáis viendo y viviendo lo que Satanás hizo con todo lo Creado. Las estaciones se han vuelto contra vosotros, los calores os hacen sufrir, los fríos os enferman; el agua destroza pueblos y ciudades, mata lo que os debiera dar vida. Los animales os atacan, todo se ha vuelto en contra vuestra, PORQUE SATANÁS ASÍ LO HA PROVOCADO.

El hombre fue creado en el último momento de la Creación, porque fuisteis escogidos para ser los reyes de la Creación, con capacidades para cuidar y entender lo que Yo os di para vuestro bien.

OTSUCHI, JAPAN - MARCH 15: (JAPAN OUT) A sightseeing ship is washed onto 2-story high building after an 9.0 magnitude strong earthquake struck on March 11 off the coast of north-eastern Japan, on March 15, 2011 in Otsuchi, Iwate, Japan. The quake struck offshore at 2:46pm local time, triggering a tsunami wave of up to 10 metres which engulfed large parts of north-eastern Japan. The death toll is currently unknown, with fears that the current hundreds dead may well run into thousands. (Photo by The Asahi Shimbun via Getty Images)

OTSUCHI, JAPAN – MARCH 15: (JAPAN OUT)

Pero Satanás lo volvió TODO contra vosotros, porque el hombre se volvió contra Mí, al TRAICIONAR Mi Amor, al traicionar Mis Ordenes Divinas.

Esto es lo que os ha traído Satanás: Muerte, Destrucción, ataque de todo lo creado contra vosotros que de ser los reyes de la Creación en un Principio, ahora sois esclavos. Habéis caído hasta lo más bajo. NO cuidáis la Creación, no la cuidasteis. Es más, la atacasteis y ahora se ha vuelto contra vosotros.

Os he profetizado que en este tiempo, el FUEGO consumirá todo aquello que NO servirá para el Nuevo Mundo. El Agua hizo su parte en el Diluvio, ahora el FUEGO hará su parte en esta Purificación, que dará pie para una nueva generación renovada, santificada.

000 CrecimientoEspiritual

Todas las almas creadas habéis tenido la oportunidad de crecer y santificaros, de volver a tomar vuestra posición de Reyes de la Creación cuidando de todo lo creado, pero os aliasteis a Satanás e hicisteis todo lo contrario que Yo les pedí a vuestros Primeros Padres.

El FUEGO destruirá a todos aquellos y a todo aquello afectado por Satanás. NO quisisteis luchar contra su Maldad y es más, le dejasteis crecer, le apoyasteis… Y de ser en el Principio una pequeña víbora, ahora es un Monstruo Inmenso, que ya no podéis controlar.

Os prometí estar siempre con vosotros para ayudaros, pero NO Me invocasteis, NO pedisteis Mi ayuda. Vuestra soberbia os hizo sentir poderosos y con lo que ahora viviréis, os daréis cuenta de que NO SÓIS NADA si no estáis Conmigo. 

desesperacion

Vuestra soberbia os llevará al Dolor, a la Desesperación y a Blasfemar Mi Santo Nombre. POCOS, muy pocos reaccionarán y pedirán perdón… Y ésas almas se salvarán.

Generación tonta, cruel, mala, porque os aliasteis con Satanás. Preferisteis seguirle y seguir sus mentiras y ahora estáis viviendo el resultado: os engañó y sufriréis por haberle creído.

Tuvisteis a Mi Hijo entre los hombres, el Amor vivió entre los hombres y Lo despreciasteis y Lo seguís despreciando. Pocos Le habéis dado cabida en vuestro corazón, os salvaréis y gozaréis los Nuevos Tiempos.

Mi Justicia Divina caerá sobre aquellos necios, que pudiendo haber tenido TODO, que es Mi Presencia Divina en vosotros, preferisteis la NADA  de Satanás, porque Maldad buscasteis y la maldad os condenará. Os burlasteis de aquellos que Me buscaron durante su vida y os daréis cuenta de ello ya tarde, cuando la Condenación os llegue en vuestro Juicio Particular.

juicio

El Bien triunfa, el Bien goza, su sufrimiento se vuelve alegría, la Paz estará en su Gloria Eterna. ¡Cuánto Amor ha desperdiciado el hombre! Yo, que Soy Todo Amor y no pudo hacer su parte en tantos corazones, en tantas almas, porque Me despreciaron.

NO fueron lo suficientemente sabios y tener una visión de futuro para haberMe arropado, para haberMe cuidado. Prefirieron la maldad que les produjo un bienestar efímero.

Aquellos que prefirieron estar Conmigo, tendrán gozo eterno. Muchos, muchos fueron los llamados y pocos los escogidos. Tuvisteis Mis Palabras Sabias al alcance de todos vosotros. Pero para los malos, Mis Palabras se las llevó el viento…

NO vieron más allá, NO vieron su futuro eterno, vieron el momento y quisieron gozar el momento… eso es lo único que tendrán, un momento efímero de gozo y un Dolor Eterno. 

pilih-pemimpin-jujur-1

Os Amo, os amo a todos porque sois Mis hijos. Fuisteis Creados en el Amor, pero NO todos respondisteis a Él.

Venid, venid vosotros, los que Me habéis escogido, los que Me habéis amado, los que amáis a vuestros hermanos, porque Yo estoy en ellos. Fuisteis sabios al escoger el buen Camino y éste os llevará a un final feliz… Para algunos a iniciar un Nuevo Mundo, para otros llegar a su Hogar Eterno.

Las almas sabias Me escogieron a Mí, vuestro Dios y Yo, NO las he decepcionado. Mis Regalos Infinitos están con vosotros, sois Míos y Yo Soy vuestro Dios y vuestro Padre.

padre contento

Yo os bendigo en Mi Santísimo Nombre de Eterno Dios de Amor, en el de Mi Hijo Jesucristo, donación perfecta en el Amor, en el de Mi Santo Espíritu, Voz y Guía del Amor y en el de Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, donación perfecta al Amor.

bendicion_del_padre

http://diospadresemanifiesta.com/

23.- EL FILOSOFO DETECTIVE


jardin volksgarten-600x399En la casa de Petronio, los dos patricios están conversando animadamente sobre qué hacer, para localizar a la fugitiva.

Petronio dice reflexivo:

–           Casi todas las mujeres de Roma, rinden culto a deidades distintas. Yo creo que Fabiola la habrá educado en el culto a la deidad que ella misma adora. Y cual sea esa deidad, es algo que ignoro. Pero nadie la ha visto ofrecer sacrificios en ninguno de los templos. Una vez corrió el rumor de que era cristiana, pero eso no es posible.

Marco Aurelio lo mira con incertidumbre y contesta:

–           Dicen que los cristianos, además de rendir culto a la cabeza de un asno, son enemigos de la raza humana y cometen los crímenes más abominables.

–           ¡Es imposible que Fabiola sea cristiana! Porque su virtud es notoria. Y una enemiga de la raza humana, no podría tratar a los esclavos como ella lo hace…

–           En ninguna casa romana los tratan como en la de Publio.

–          ¡Ah! Fabiola me mencionó a un Dios Poderoso y Clemente.

–           Si por ese Dios ella ha desterrado de su vida a los demás, está en su derecho de hacerlo.

–           Ha de ser un Dios muy débil, si sólo tiene un puñado de seguidores. A menos que haya muchos y sean ellos los que le ayudaron en la fuga.

–           Su fe prescribe el Perdón. Cuando en el Palatino estaba con Actea, me encontré a Fabiola y me dijo: “Que Dios te perdone el daño que nos has hecho a nosotros y a Alexandra.”

–           Evidentemente ese Dios suyo, es de muy suave pasta. ¡Ah! Pues que te perdone. Y en señal de tal perdón, que te regrese a Alexandra.

–           ¡Si eso pasara, sería capaz de ofrecerle una hecatombe, para mañana mismo! No tengo deseos de comer, ni de bañarme, ni de dormir. Estoy enfermo. Quiero ir a buscarla…

Petronio le observó  y verdaderamente Marco Aurelio presenta un aspecto miserable y se ve enfermo.

Y le dijo:

–           La fiebre te atormenta.

–           Así es.

alex-belleza-romana

–           Entonces óyeme. No sé qué prescriba el médico para estos casos, pero hay un proverbio extranjero que dice que un clavo saca otro clavo. Expresado de otra manera: lo que yo haría mientras encontramos a la prófuga, sería buscar en otra, lo que por el momento se ha desprendido de mí, llevándoselo con ella. He visto en tu casa de campo mujeres muy bellas.

Marco Aurelio movió la cabeza negando…

Y antes de que pueda decir palabra alguna, Petronio continuó:

–                      No me contradigas. Yo sé lo que es el amor y comprendo que mientras se desea a una mujer, no hay quién pueda ocupar su sitio. Pero en una bonita esclava es posible encontrar, aunque solo sea momentánea, una buena distracción.

Marco Aurelio replicó:

–           No la necesito.

Pero Petronio, que lo ama de verdad y desea suavizar su sufrimiento, se puso a meditar la manera de conseguirlo.

–           Acaso tus esclavos no tengan el encanto de la novedad. –y se puso a examinar a Aurora con aire reflexivo.

Se decidió. La tocó en la cadera con la palma de la mano, empujándola suavemente:

–         ¡Mira ésta gracia! Tiene una belleza perfecta. Puedes creer que yo mismo no me explico la razón, de por qué no me había fijado en ella hasta hoy. Pues bien. Te la doy. ¡Tómala para ti!

Cuando Aurora escuchó estas palabras, palideció y miró al tribuno con ojos de zozobra. Y esperó la respuesta conteniendo la respiración.

Pero Marco Aurelio se levantó apretándose las sienes y moviendo la cabeza como quién no quiere escuchar nada.  Y sintiéndose verdaderamente enfermo, exclamó:

–           ¡No! No la quiero. Tampoco quiero a las otras. Te lo agradezco, pero no la necesito. Buscaré a Alexandra por toda la ciudad. Ordena que me traigan una capa con capucha. Ya me voy…

Y se apresuró a salir.

Petronio vio que era imposible detenerlo. Y tomó su negativa como una aversión temporal a las demás mujeres.

Y buscando consolarlo, dijo a la esclava:

–           Aurora, te bañarás, ungirás y vestirás. Y luego irás a la casa de Marco Aurelio.

Pero ella se postró a sus pies y le imploró:

–           Te lo suplico amo, no me alejes de tu casa. Yo no iré a la casa de Marco Aurelio. Prefiero ser la última de las siervas en tu casa, a la favorita en la casa de él. ¡No quiero ir! ¡No puedo ir! ¡Te lo ruego, ten piedad de mí! ¡Ten piedad, amo! ¡Ten piedad! ¡Castígame, pero no me despidas!

Y temblando como una hoja por el temor y la emoción, extendió las manos hacia Petronio, quién la había estado escuchando verdaderamente asombrado.

Es algo tan insólito el que una esclava llegue a pedir que se le exima de cumplir una orden, llegando al punto de decir: ‘no quiero’ ‘no puedo’ que al principio Petronio no quiso dar crédito a sus oídos.

Finalmente frunció el ceño. Es un hombre demasiado refinado para mostrarse cruel. Sus esclavos, principalmente en lo que se refiere a diversiones, disfrutan de una mayor libertad que otros; pero a condición de hacer su servicio de una manera ejemplar y de rendir homenaje a la voluntad de su amo, como a la de un dios.

Más en caso de faltar a cualquiera de estas dos reglas, él no puede prescindir de aplicar el castigo correspondiente.

Y como por otra parte es insoportable para él toda contrariedad que perturbe su norma, contempló un instante a la joven arrodillada y dijo:

–           Llama a Héctor y vuelve con él.

Aurora se levantó temblando y llorando. Después de un ratito, regresó acompañada del mayordomo griego.

Petronio le ordenó:

–           Llévate a Aurora y le darás veinticinco azotes de tal forma que no le maltrates la piel.

Y dicho esto, se fue a su biblioteca a trabajar en su nuevo libro.

Héctor se quedó pasmado…

Frunció el ceño, miró a la joven y dijo:

–          ¡Aurora! ¿Qué hiciste?…

Aurora permaneció callada y con la vista fija en el  mármol del piso.

Héctor movió la cabeza, suspiró y ordenó:

–          ¡Vamos!

Dos horas después…

En la biblioteca Petronio le da vueltas entre sus dedos a su estilo. No ha escrito ni una sílaba.  La fuga de Alexandra y la enfermedad de la Infanta, lo perturbaron tanto que no se ha podido concentrar.

A Petronio le preocupa que el César piense que Alexandra hechizó a la niña, pues la responsabilidad puede recaer también sobre él, porque por petición suya ella había sido llevada al palacio. Pero él espera poder convencer al César, de lo absurdo de esa idea.

Además ha notado cierta inclinación hacia él, que Popea cree tener cuidadosamente escondida… pero que no lo está tanto, puesto que Petronio ya se dio cuenta.

Después de meditar un poco, decidió desechar estos temores, se encogió de hombros y fue al triclinium a almorzar.

Pero a su paso por el corredor vio a Aurora que está junto a un grupo de otros sirvientes y se olvidó de que no había dado ninguna otra orden referente a ella más que los azotes.

Frunció el ceño y llamó al mayordomo.

Un joven se adelantó diciendo:

–           No está aquí amo. Fue al almacén a recibir a unos proveedores.

Entonces le preguntó a Aurora:

–           ¿Recibiste los azotes?

La hermosa esclava le contesta feliz y agradecida:

–          ¡Oh, sí señor! ¡Los he recibido! ¡Oh, sí señor!

Es evidente que para ella, los azotes recibidos  los considera como una compensación por no haber sido despedida de la casa y que cree que puede seguir permaneciendo en ella.

Cuando Petronio comprendió esto, tuvo que admirar la vehemente obstinación de la joven. Pero conoce demasiado la naturaleza humana, para no advertir que solo el amor puede dar alas a una resistencia semejante.

Y la interrogó:

–           ¿Amas a alguien en esta casa?

Aurora alzó sus hermosos ojos azules llenos de lágrimas y en una voz tan suave que apenas se oyó, dijo:

–           Sí, señor. –y se ruborizó.

Y Petronio admiró su cara perfecta, que muestra  una expresión de temor y de esperanza. La vio tan bellísima y con una mirada tan suplicante, que no pudo reprimir un sentimiento de compasión. Y señalando a los siervos con un movimiento de cabeza, preguntó:

–           ¿A quién de éstos amas?

No hubo contestación.

Ella inclinó la cerviz hasta los pies de su amo y permaneció inmóvil.

Petronio miró entonces al grupo de esclavos. Los observó detenidamente y nada pudo leer en el semblante de ellos, salvo una sonrisa extraña…

Contempló entonces a Aurora, que seguía postrada a sus pies y luego de un momento sacudió la cabeza y se dirigió en silencio al triclinium.

Después de comer, ordenó que le llevasen a palacio y luego a casa de Sylvia, en cuya compañía permaneció hasta el día siguiente.

A su regreso hizo llamar a Héctor y le preguntó:

–           ¿Recibió Aurora los azotes?

Héctor contestó:

–           Sí, señor. Pero tú no has permitido que se le corte la piel.

Petronio añadió:

–           ¿Te di alguna otra orden respecto a ella?

mayordomo-hectorEl mayordomo se alarmó y contestó trémulo:

–           No, señor.

–           Está bien. ¿A cuál de los esclavos ama Aurora?

Héctor lo miró sorprendido y luego dijo:

–           A ninguno, señor.

–           ¿Qué sabes tú de ella?

Héctor comenzó a hablar con voz insegura:

–           Por la noche jamás sale de su cubículum en el cual vive con la anciana Penélope y Cloe. Después de que te viste, se encarga con otras esclavas del aseo de tu cubículum y de tu ropa. Hace ofrendas en el lararium y jamás entra a los departamentos de los baños… Y no se relaciona con nadie.  Las demás esclavas la ridiculizan por esto, llamándola Minerva (La diosa virgen)

–          ¡Es suficiente! Mi sobrino Marco Aurelio la rechazó. Así pues, puede quedarse aquí. Ahora retírate.

–           Señor. ¿Me permites decirte otra cosa de Aurora?

–           Ordené que me dijeras todo lo que sepas.

–           Toda la familia comenta la fuga de la doncella que debía habitar la casa del noble Marco Aurelio. Después de tu partida, Aurora me dijo que ella conoce a un hombre que la puede encontrar.

–           ¿Ah, sí? ¿Y qué clase de hombre es ése?

–           No lo sé, señor. Pero he creído mi deber informarte del asunto.

–           Está bien. Encárgate de que ese hombre venga lo más pronto posible, junto a la llegada de mi sobrino a quién pedirás en mi nombre que venga a verme.

–           Voy a hacerlo amo.

El mayordomo se inclinó y salió.

000aurora-edouard-bisson-1856-1933
Pero Petronio se puso a pensar en Aurora.

Al principio creyó que la joven sierva deseaba que Marco Aurelio encontrase a Alexandra, para no verse obligada a irse de la casa. Luego se le ocurrió que el hombre del que Aurora hablaba, pudiera ser su amante…

Y esto no solo NO le gustó nada, sino que le hizo sentir un extraño enojo.

La manera más sencilla de saber la verdad, era preguntándoselo a ella. Pero la hora ya era avanzada y él se sentía cansado.

Cuando se retiró a su cubículum y sin saber por qué, recordó a Sylvia. Había notado que ya no era una jovencita y pensó que su belleza ya no era tanta, como se la celebraban en Roma.

Por una extraña razón, ha dejado de gustarle…

Dos días después…

Petronio apenas acaba de vestirse en el unctorium, cuando llegó Héctor a avisarle que Marco Aurelio había llegado.

Éste entró detrás del mayordomo y con una voz llena de ansiedad, dijo:

–           Salve, Petronio. Héctor me ha dicho que has encontrado a un hombre capaz de encontrar a Alexandra. ¿Es verdad?

Petronio confirmó:

–           Eso veremos. Aurora lo conoce. Ahora que venga a arreglar los pliegues de mi toga, lo sabremos con certeza.

–           ¡Ah! ¿La esclava que me cedías el otro día?

–           Sí. La misma que tú rechazaste y por lo cual te estoy muy agradecido, porque es la mejor camarera de toda la ciudad. Y también la más hermosa.

Ella entró cuando él decía estas palabras, se ruborizó llena de alegría y tomando en sus manos la toga que estaba sobre una silla de ébano, abrió aquella vestidura y la puso sobre los hombros de Petronio. En su rostro hay una expresión de radiante felicidad.

Petronio la observó como si la viera por primera vez y se complació en su belleza. Una sonrisa enigmática se dibujó en sus labios y una mirada reflexiva ocultó sus más íntimos pensamientos mientras ella, con movimientos expertos empezó a arreglársela, inclinándose a veces para dar más amplitud a los pliegues.

Petronio la mira, no como el amo acaudalado que examina una adquisición que adorna su casa; sino que empezó a admirar la armoniosa hermosura de su conjunto: su piel alabastrina, que invita a ser acariciada…

Y sin darse cuenta empezó a dejarse fascinar por el encanto que comienza a seducir, cuando un hombre se enamora de una mujer.

–           Aurora. –le dijo con voz suave- ¿Ha venido al llamado de Héctor, el hombre que mencionaste ayer?

Aurora contestó:

–           Ha venido, señor.

–           ¿Cómo se llama?

–           Prócoro Quironio.

–           ¿Quién es él?

–           Un médico, un sabio y un adivinador del futuro, que lee los destinos de los hombres.

–           ¿Te ha predicho a ti el futuro?

Un vivo rubor cubrió el rostro de Aurora hasta las delicadas orejas y todo su cuello, antes de decir:

–           Sí, señor.

–           ¿Y cuál ha sido su predicción?

–           Que el dolor y la felicidad me saldrían al encuentro.

–           El dolor te llegó en las manos de Héctor. De manera que ahora le toca el turno a la felicidad.

–           Ha llegado ya, señor.

Petronio la miró sorprendido:

–           ¿Cómo?

Ella contestó con un murmullo apenas audible:

–           Me quedo.

Petronio puso una mano sobre su cabeza rubia y le dijo:

–           Has hecho bien tu trabajo y estoy muy contento contigo, Aurora.

Ante aquel ligero contacto, la jovencita se sintió desmayar de alegría. Y su corazón palpitó trepidante, mientras Petronio y Marco Aurelio pasaron al atrium, donde los esperaba el griego.

Cuando éste los vio, les hizo una profunda reverencia.

Y Petronio sonrió al recordar su sospecha del día anterior de que tal hombre pudiera ser el amante de Aurora…

000procoro2

Prócoro es un viejo de regular estatura, de cabellos rizados ralos que alguna vez fueron rubios y ahora lucen un color raro… Porque son evidentes los intentos por cubrirlos con una especie de tinte, para disimular las canas que también hay en su bigote y su barba.

Tiene una cabeza más bien calva, con un rostro lleno de arrugas, en el que sobresale una protuberante nariz de beodo y más bien parece la cara de un sátiro, con una mirada de zorro.

Como tiene los ojos miopes y uno más que el otro, las patas de gallo se acentúan en el lado izquierdo. Son ojos de un verde desvaído con tintes amarillos y una expresión taimada, disimulada con una sonrisa hipócrita y servil.

Mueve con afectación unas manos blancas… Tan pequeñas y delicadas que parecen de mujer y que para nada ayudan a su figura grotesca y un tanto ridícula, por lo afectado de sus modales.

Podría decirse que es un esclavo, intentando ser un patricio… Y sus vanos esfuerzos aumentan los defectos que trata de ocultar.

Definitivamente es una figura extraña. Vestido con una túnica de lana y un manto que alguna vez fuera un rico manto y en el que se notan algunos agujeros…

La vista de este personaje le hizo recordar a Petronio a Tersites, (griego feo, que en el sitio de Troya al hablar mal de Aquiles, fue muerto por éste de una puñalada) el de Homero. Así pues, contestando a su saludo con un movimiento de la mano, dijo:

–           ¡Salve, divino Tersites! ¿Dónde está la giba con que te obsequió Ulises en Troya y qué hace él ahora en los Elíseos?

Prócoro Quironio replicó:

–           Noble señor, Ulises el más sabio de los muertos, envía por mi conducto un saludo a Petronio, el más sabio de los vivos; junto con el encargo de que cubra mi futura giba con un manto nuevo.

Petronio exclamó sorprendido:

–           ¡Por Zeus! Esa respuesta bien merece un manto.

Y los dos se enfrascaron en un intercambio filosófico agudo y lleno de ingenio…

La continuación de este diálogo fue interrumpida bruscamente por Marco Aurelio, al preguntar:

–           ¿Tienes una idea clara de la empresa que vas a emprender?

Prócoro hizo una inclinación de cabeza ante Marco Aurelio, antes de decir:

–           Cuando todos los miembros de las dos nobles casas, no hablan de otra cosa. Y cuando Roma entera repite la noticia, no es difícil saberlo. Anteayer por la noche fue interceptada una doncella llamada Alexandra y que estaba en custodia en la casa de Publio Quintiliano.

Tus esclavos… ¡Oh, señor! Cuando la conducían del palacio del César a tu casa, fue cuando se verificó el suceso. Yo me comprometo a encontrarla en la ciudad. Y si hubiera salido de ella, lo que es poco probable… A indicarte noble tribuno, a donde ha huido y el sitio donde se haya ocultado.

petronio

A Marco Aurelio le agradó la precisión de la respuesta y dijo:

–           Está bien. ¿Con qué medios cuentas para hacer esto?

Prócoro sonrió con malicia y expresó:

–           Tú tienes los medios, señor. Yo solo poseo el ingenio.

Petronio sonrió a su vez. Está muy complacido con su huésped y pensó:

“Este hombre la va a encontrar.”

Marco Aurelio frunció el entrecejo y advirtió:

–           ¡Desdichado! Si llegas a engañarme por codicia, daré orden de que te apaleen.

Prócoro se defendió:

–           Soy filósofo, señor. Y un filósofo no es capaz de sentir el ansia de la recompensa. Especialmente la que con tanta magnanimidad me estás ofreciendo.

Petronio intervino:

–           ¡Ah! ¿Eres tú filósofo? Aurora me ha dicho que eres médico y adivino. ¿Dónde la conociste?

–           Ella acudió en demanda de mi ayuda, porque mi fama había llegado a sus oídos.

–           ¿Qué clase de auxilio necesitaba?

–           Para el amor, noble señor. Ella necesitaba ser curada de un amor no correspondido.

–           ¿Y la curaste?

–           Hice más que eso, señor. Le di un amuleto que asegura la reciprocidad. ¡Oh, señor! En Páfos, en la Isla de Chipre, hay un templo en el cual se conserva un cinturón de Venus. Le he dado dos hilos que proceden de ese cinturón, encerrados en una cáscara de almendra.

–          Me imagino que te hiciste pagar bien por ello.

–           Jamás puede pagarse suficiente por la reciprocidad en el amor. Y yo que carezco de dos dedos en mi mano derecha, me veo obligado a juntar dinero para comprar un esclavo copista a quién pueda encargar la tarea de escribir mis pensamientos. Y conservar así el fruto de mi sabiduría, para el bien de la humanidad.

–           ¿A qué escuela perteneces?

–           Señores, yo soy cínico; porque llevo un manto agujereado. Soy estoico, porque soporto con paciencia la pobreza. Soy peripatético, porque no poseo una litera y voy a pie de una tienda de vinos a la otra… Y en el camino enseño a todo aquel que promete pagarme el valor de un cántaro de vino.

–           ¿Y ante el cántaro te vuelves retórico?

–           Heráclito declara que ‘todo es fluido’. ¿Podrías negar tú señor, que el vino es fluido?

–           Y ha declarado también que el fuego es una divinidad y por eso la divinidad irradia de tu nariz.

Prócoro no se intimida…

–           Los otoños son fríos y un sabio de genuina estirpe ha de calentar su inspiración y su cuerpo con vino. ¿Acaso podrías negar este consuelo a un pobre ser humano?

Petronio continuó con su interrogatorio:

–           Prócoro Quironio, ¿De dónde eres?

–           Nací en Macedonia. Soy oriundo de Estagira…

aristoteles

–           ¡Oh! Entonces tú eres grande.

El sabio respondió con aire reflexivo:

–           Y desconocido…

Marco Aurelio volvió a impacientarse.

Ante la perspectiva de la esperanza que ilumina de pronto su vida, toda esa conversación le pareció simplemente ociosa. Están desperdiciando el tiempo y se siente muy incómodo…

Se decide y le pregunta al griego:

–           ¿Cuándo comenzarás con tus investigaciones?

Prócoro respondió con una sonrisa triunfal:

–          Las he comenzado ya. Y aun cuando ahora me encuentro aquí respondiendo a tus preguntas, ya estoy trabajando en el asunto que te preocupa.

Petronio preguntó:

–           ¿Te has ocupado antes de servicios de este género?

–          Soy un filósofo incomprendido y tengo necesidad de buscar otros medios de subsistencia.

–           ¿Cuáles son tus recursos?

–           Averiguarlo todo y servir con mis noticias a quién de ello tenga necesidad.

–           ¿Y quién paga eso?

–          ¡Oh, señor! Necesito comprar un copista. De otra forma mi sabiduría perecerá conmigo.

Petronio lo miró evaluándolo y declaró:

–           Si hasta hoy no has reunido lo suficiente para comprar un manto nuevo, no pueden ser tan buenos esos servicios tuyos.

Prócoro no se amilanó:

–           Soy modesto. ¡No! Mis servicios no son pequeños. Ponme a prueba y lo verás…

sabueso

Marco Aurelio pensó que este hombre era como un sabueso. Una vez puesto en la pista, no se detendrá hasta descubrir el escondite de Alexandra.

E indagó:

–           Y bien. ¿Necesitas mayores indicios?

–           Necesito armas.

Marco Aurelio lo miró con sorpresa e indagó:

–           ¿De qué clase?

El griego extendió una mano y con la otra hizo ademán como si contara dinero.

Lanzó un profundo suspiro y dijo lacónico:

–           Tales son los tiempos.

Petronio intervino y preguntó:

–          ¿Entonces tú has de ser el asno que quiere ganarse la fortaleza con bolsas de oro?

Prócoro suspiró y contestó con humildad:

–           Yo soy tan solo un pobre filósofo. Ustedes tienen el oro.

Marco Aurelio le arrojó una bolsa que el griego cogió en el aire…

Y éste, respondió decidido:

–          Sé más de lo que tú crees. No he venido aquí con las manos vacías. Sé que no ha sido Publio Quintiliano quién interceptó a la doncella, porque he hablado con los esclavos del general. Sé que la Princesa Alexandra no está en el Palatino, porque allí todos están preocupados sólo por la Infanta Augusta.

Y es posible que pueda yo adivinar porqué quieres buscar a la doncella con mi ayuda, antes que con los guardias de la ciudad y los soldados del César. Sé que su fuga se efectuó con la ayuda de un sirviente, un esclavo originario del mismo país en el que ella nació.

Los que le ayudaron al sirviente no fueron esclavos, porque ellos se ayudan unos a otros. Y nadie los hubiera podido coaligar contra los tuyos. Solamente algún correligionario ha podido prestarle ayuda.

Petronio no pudo contenerse y exclamó:

–           ¿Lo has oído, Marco Aurelio? ¿No es eso palabra por palabra, lo mismo que yo te he sostenido?

Prócoro dijo:

–           Es un honor para mí. Es indudable que la doncella rinde culto a la misma divinidad que adora Fabiola, esa dama virtuosa que es una verdadera matrona romana. He sabido también que Fabiola adora a un Dios extranjero, pero sus esclavos no supieron decirme qué Dios es, ni cómo se llaman los que le rinden culto.

Si yo pudiera saberlo, iría a buscarlos y me convertiría en el más abnegado prosélito de esa religión y me ganaría su confianza… También sé señor, que tú pasaste una temporada en la casa del noble Publio y… ¿Tú no me puedes dar información sobre ese particular?

Petronio está más que admirado…

Marco Aurelio contestó:

–           No puedo.

Prócoro tomó el dominio de la situación:

–          Nobles señores, me han hecho ya varias preguntas. Permitid que ahora sea mí turno y os haga una: ¿No habéis visto a Fabiola o a tu divina Alexandra, llevar algún amuleto o adorar alguna estatua; presentar alguna ofrenda o celebrar alguna ceremonia? ¿No les has visto hacer algunos signos inteligentes solo para ellos?

Marco Aurelio exclamó:

–           ¡Signos! ¡Espera!… Sí. Vi una vez a Alexandra dibujar un pescado sobre la arena.

EL PESCADO Y SU SIGNIFICADO

–           ¿Un pescado? ¡Aaaah! ¡Ooooh! Y dime: ¿Ella hizo eso una o varias veces?

–           Solo una vez.

–           ¿Y estás seguro señor, de que fue un pescado lo que dibujó?

A Marco Aurelio se le avivó la curiosidad y preguntó:

–          Sí. ¿Tú sabes lo que significa?

Prócoro Quironio dijo:

–           Lo averiguaré. –Se inclinó en señal de despedida y agregó- ¡Quiera la fortuna derramar igualmente sobre ambos, toda clase de beneficios, nobles y dignos señores!

Petronio al despedirse, especificó:

–           Ordena que te entreguen un manto.

El griego lo miró con respeto y dijo:

–           Ulises te da las gracias en nombre de Tersites.

Y salió haciendo una profunda reverencia…

Cuando se quedaron solos Petronio preguntó a Marco Aurelio:

–           ¿Qué opinas sobre este sabio?

Marco contestó alborozado:

–          Creo que encontrará a Alexandra. Pero también digo que si hubiera un reino de los pícaros, éste sería su más digno soberano. Es todo un pillo.

–           Coincido contigo. Por cierto… He de estudiar más de cerca a este estoico que viene tan perfumado.

El tribuno sólo encoge los hombros…

Mientras tanto Prócoro Quironio oprime en su mano bajo los pliegues de su manto nuevo, la bolsa que le diera Marco Aurelio, admirando tanto su peso, como su áureo retintín.

Y se dirigió a la taberna de Quinto, a escanciar un poco de vino. Y a agradecer a la fortuna porque por fin ha encontrado lo que por tanto tiempo buscó…

Pensó: “Él es joven, irascible, opulento como las minas de Chipre y está dispuesto a pagar la mitad de su fortuna, con tal de recuperar a su amada. Éste es el hombre que me hacía falta. Y sin embargo debo tener mucho cuidado, pues su ceño no me augura nada bueno. ¿Conque ella trazó un pescado sobre la arena? No sé lo que significa eso, pero muy pronto lo sabré.”

Y con determinación siguió su camino…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONÓCELA