Archivos del mes: 30 julio 2017

A67 EL CÓDIGO DEL AMOR


JULIO 21 DE 2017 – 8:40 A.M.

Mi Paz sea con vosotros, Hijos míos

Esta humanidad ingrata y pecadora cada vez se aleja más de Mí. Si NO fuera por la Intervención Divina, os aseguro que NO quedarían habitantes para mi Nueva Creación.

La Maldad y el Pecado de esta Generación ha sobrepasado todos los límites…

Quebrantar los Santos Preceptos es hoy una costumbre.

Es tan grande el pecado de esta generación de estos Últimos Tiempos, que ha afectado el Código del Amor con el cual fue creado el Universo, las criaturas y TODO cuanto existe.

¡Oh generación ingrata y pecadora, vuestros días están contados, pesados y medidos!

Me embarga la tristeza al ver vuestra indiferencia e ingratitud. Busco por todos los medios salvaros, pero vosotros me dais la espalda y NO la cara.

YA MI JUSTICIA,

¡HA COMENZADO!

 Y …

¿Qué será de vosotras criaturas?

Cuándo despertéis de vuestro letargo YA NO habrá quien os escuche.

Clamaréis y os daréis golpes de pecho, suplicaréis que os perdone, pero ya será tarde…

 La Noche de mi Justicia os envolverá y el Velo de la Muerte Eterna os cubrirá.

NO quedará recuerdo alguno de aquellos en esta generación vivieron en la Maldad y el Pecado.

Hijos míos, veo con tristeza el Calvario que está llevando mi Iglesia…

Y veo con inmenso Dolor como muchos de mis predilectos desde adentro la vienen destruyendo.EL PECADO DE LA IMPUREZA… 

La rebeldía, la soberbia, el ansia de poder, el MODERNISMO  y los ESCÁNDALOS de muchos de mis Purpurados y Pastores, son Espinas que atraviesan mi Cabeza.

¡Oh cuántos azotes recibo de parte de muchos de mis Predilectos que pregonan mi Palabra a los cuatro vientos, pero NO la ponen en práctica!

Los Escándalos de Impureza de muchos de mis Pastores, están dispersando mis ovejas, haciendo que pierdan la Fe.

Os digo Pastores Infieles que en el Día de mi Aviso, os pediré cuentas…

Y…

 ¡AY! de aquellos Mayorales y Pastores infieles, porque el Peso de mi Justicia CONOCERÁN!

Por la Soberbia, Negligencia y mal comportamiento de muchos de mis Predilectos, es por lo que mi Rebaño anda disperso como ovejas sin pastor.

Los espíritus de Asmodeo y Jezabel, se han apoderado de Mi Iglesia.

Los escándalos de impureza, unidos a la rebeldía y desobediencia de muchos de mis Pastores, están llevando a mi Iglesia a una DIVISIÓN…

Que la hará Padecer el Cisma más grande en toda su Historia.  

La Hecatombe Espiritual llevará a una crisis de Fe a gran parte del mundo católico.

Mi Iglesia se tambaleará, pero NO caerá…

Porque YO SOY LA ROCA QUE LA SOSTIENE.  

En verdad os digo, que las Fuerzas del Mal JAMÁS prevalecerán contra Ella. 

¡Ay de los Judas que me traicionarán, porque SI NO SE ARREPIENTEN, ya saben el lugar que les espera en la Eternidad!

Cuando se presenten ante Mí, la paga que recibirán será la Muerte Eterna.

Os digo: 

¡TRAIDORES!:

Que allí será el Llanto y el crujir de dientes.

Esa será la Paga que recibiréis por vuestra Traición.

Escuchad mis Palabras Mayorales y Pastores de mi Rebaño; ponedlas en práctica y enderezad vuestro caminar…

Porque se está acercando el Día en que os presentaréis ante Mí y vuestras obras pesaré.

Si os encuentro faltos de peso, mi Sentencia será para vosotros: ¡APARTÁOS DE MÍ, NO OS CONOZCO! 

FUEGO DEL CIELO se aproxima y va a coger a la Humanidad, sin estar preparada.

Muchas bolas de fuego se dirigen a la Tierra y los hombres de ciencia NO podrán detenerlas, porque SON Instrumentos de Mi Justicia que vienen a purificar vuestro planeta.

Acordaos que estáis en ‘Tiempos de Prueba’ y lo que debéis de hacer es:

Orar, Ayunar y hacer Penitencia, para que estos días os sean más llevaderos.

Rebaño Mío, la inmensa mayoría de la humanidad continúa relajada como si NADA fuera a pasar.

Más yo les digo: Ya el Hacha está puesta a la raíz de los árboles.

Y todo árbol que NO dé buen fruto será cortado y tirado al fuego. (Mateo 3. 10)

Oh humanidad ingrata y pecadora, NO habéis querido acogeros a Mí, seguís despreciando mi Misericordia que tan benevolentemente os estoy ofreciendo.

NO habéis querido escuchar mis Palabras que incesantemente os llaman a la Conversión.

Entonces, CONOCED MI JUSTICIA, sentid su Rigor y su tragedia…

Tal vez así, recapacitéis, obedezcáis… Y a través del Sufrimiento, volváis a Mí.

Os estoy llamando nuevamente a la Conversión.

Estoy buscando por todos los medios que volváis a mi Redil, porque NO quiero vuestra muerte NI Me complace vuestro dolor.

Pero NO, sois tan tercos, sois de dura cerviz…

Sólo aprendéis a través del Sufrimiento…

 ¡Qué tristeza que tenga que ser Mi Justicia, la que os devuelva a mi Redil!

Me duele y entristece vuestra ingratitud. Os ofrezco la Vida, el Gozo y la Plenitud, a través de mi Misericordia. pero la rechazáis.

Preferís el Dolor, el Sufrimiento y la Muerte, que os llegará al paso de Mi Justicia.

¡QUÉ TRISTEZA!…

¡Oh humanidad, los días que están por llegar son de Purificación! ¡Acogeos a Mí, antes de que os llegue la gran Noche de mi Justicia!

Mi Aviso está cerca y os va a coger sin estar preparados; ¿Qué estáis esperando?…

¡Acordaos que vuestra vida está en juego y si NO os arrepentís de corazón, corréis el riesgo de perderos eternamente!

Venid a Mí, con un corazón contrito y humillado y os aseguro que Me olvidaré de vuestros pecados.

Yo soy la Fuente del Perdón que aguarda por vosotras, mis ovejas descarriadas.

Venid a bañaros y quedaréis limpias, OS ESTOY ESPERANDO…

 NO TARDÉIS.

Acercaos con confianza y buscad a uno de mis Pastores que me representan… Y entregadle toda vuestra miseria y suciedad.

 A través de él, os Limpiaré y os daré nuevas vestiduras para que podáis cenar conmigo…

Rebaño Mío, aprovechad al máximo estos días y alimentaos lo más que podáis de mi Cuerpo y de mi Sangre; para que vuestro cuerpo, alma y espíritu se fortalezcan y puedan resistir el Paso de mi Justicia.

Después de mi Aviso y Milagro, comenzarán los días del Último reinado de mi Adversario…

Y con ellos, el Tiempo de la Gran Tribulación.

Mis Casas van a estar cerradas y profanados mis Tabernáculos.

Tiempo en el cual mi Rebaño tendrá que huir de las cabeceras de las ciudades y pueblos.

Y refugiarse en el monte en los refugios o cavernas…

 PARA HUIR COMO LO HICIERON mis primeros discípulos, de las Persecuciones.

Preparaos pues Rebaño Mío, porque Aciagos son los días que están por venir.

NO temáis a los que matan el cuerpo, pero NO pueden matar el alma;

TEMED más bien, a Aquel que PUEDE matar el cuerpo y el alma en el Fuego. (Mateo 10,28)

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Arrepentíos y CONVERTÍOS, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Rebaño.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Junio 13 de 2017

Hijitos Míos, cuando Yo os he dicho que debéis ser perfectos, como el Padre Es Perfecto, es quitar todo aquello que os aparte de la Perfección, que es el Amor.

Mis pequeños, Yo os vine a Enseñar lo que se vive en el Cielo. Y os he dicho, que lo que se vive en el Reino de los Cielos, es el Amor.

Vuestros Primeros Padres, fueron creados para vivir el Amor y para transmitirlo.

Satanás se introdujo en la Creación por Envidia, por Maldad y afectó esta finalidad, de que TODO fuera tocado por el Amor.

La perfección fue afectada. Satanás se introdujo en su corazón y vuestros Primeros Padres tuvieron que ser sacados del Paraíso… De ese lugar bello que había creado el Padre para que se iniciara la Obra de la Creación. 

TODO, todo quedó afectado. La Maldad de Satanás ha afectado todo lo Creado y esto es, le ha quitado el Amor a todo lo Creado. 

Vivir en el Amor es la finalidad del hombre y de TODO lo creado. El Amor lo es todo. Y el Amor os va a llevar a vivir eternamente con Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad.

Al quedar vosotros afectados por el Pecado Original, habéis dejado entrar no solamente el Amor que os heMos enseñado, sino todo aquello que Satanás provocó y que va contrario al Amor.

Todo lo que estáis viviendo ahora, los odios, guerras, maldades, traiciones…

Y podría seguir nombrando infinidad de situaciones que van en contra del Amor, las ha producido Satanás. Vosotros NO fuisteis creados para vivir toda esa Maldad, pero la lleváis en vuestro corazón.

Actuar en perfección, es un trabajo personal. ES ir eliminando todo aquello que os aparte con vuestros actos, del Amor. Todo lo que vosotros actuáis, pensáis, habláis, que NO vaya en la línea del Amor, os separa de la Perfección.

La santidad es el triunfo que se propusieron las personas que desearon vivir en la perfección. Se les considera santos, porque buscaron el dañar lo menos posible Nuestro Corazón…

Y como os he dicho, la perfección se logra eliminando todo aquello que Nos daña y es personal. Vosotros os conocéis, y Mi Santo Espíritu os va indicando en qué estáis mal y lo vayáis eliminando.

Debéis entrar en lo profundo de vuestro corazón y SER Jueces de vosotros mismosOs debéis preguntar: lo que he dicho, lo que he actuado, lo que he pensado, ¿Me está llevando al Amor, al Verdadero Amor de nuestro Dios?

O con lo que digo, con lo que pienso, con lo que he hago…:  ¿Estoy dañando el Corazón de mi Dios?

Con esto, también os digo que NO debéis señalar a vuestros hermanos por sus actos. Sino os debéis vosotros meteros a vuestro corazón y hacer un acto de conciencia muy riguroso, para que vayáis cambiando, primeramente vosotros.

Cuando lleguéis a la perfección, seréis las almas santas que Nosotros quereMos ver entrar al Reino de los Cielos.

Si vosotros vais procurando cambiar desde aquí en la Tierra, en vuestra Misión, fácil será entrar al Reino de los Cielos…

Si NO, tendréis que pasar un tiempo, corto o largo de Purificación en el Purgatorio. Para que ahí, entonces SÍ hagáis lo que os estoy diciendo: entrar en lo profundo de vuestro corazón e ir evitando todo aquello que Nos daña.

Todos estáis llamados a la perfección. O sea, a recuperar el Amor pleno en el que fuisteis creados, en el que fuisteis pensados.

Cuando sois concebidos, sois esa semillita de Amor que el Padre os dio. Vais creciendo y vais siendo guiados primeramente por vuestros padres, pero cuidados por Nuestra Santísima Trinidad.

Vuestro crecimiento va siendo guiado, os vaMos ayudando. Ciertamente, hay mucha adversidad a vuestro alrededor, Satanás siempre os estará atacando.

TrataMos también de guiar a vuestros padres, para que os llenen de vida espiritual, de Virtudes, de Amor profundo hacia Nosotros. Pero ciertamente, Satanás va destruyendo en muchos casos, lo que Nosotros quereMos hacer en las almas.

Siempre os vaMos a estar cuidando, fuisteis escogidos para bajar a la Tierra a servir a vuestro Dios y NO se le puede servir a vuestro Dios a Nuestra Trinidad, si NO estáis llenos de Amor, si no producís Amor. Si NO tratáis de buscar la perfección en vuestra vida, en vuestros actos, en el actuar con vuestros hermanos.

Posiblemente, suena fácil en un momento decir: “debéis vivir en el Amor”, como os dije Yo antes de Mi Ascensión: “Amaos los unos a los otros”. 

Es fácil, aparentemente decir “yo te amo” cuando estáis hablando en un grupo que habéis sido instruidos en el Amor, como lo fueron Mis discípulos.

Pero salir de ese grupo y llevar Mis Enseñanzas, que ciertamente os van a llevar al Amor, ahí empieza el Gran Problema. Nuevamente, Satanás se introduce entre los grupos, se introduce en el corazón del hombre, se introduce a su mente…

Y lo que debiera ser fácil y bello, se vuelve complicado, difícil. Y termina todo en separación, en destrucción… Y ya NO hay vida espiritual.

¿Cómo podéis vosotros pues, buscar la pureza, la santidad, la perfección, SI NO hay amor en vuestro corazón? ¿Cómo podréis entrar al Reino de los Cielos, si NO estáis buscando el vivir como otros Cristos?

YO Cristo Jesús, os vine a traer el Amor, el Amor del Cielo. Os vine a dar todas las armas espirituales necesarias, para VENCER a Satanás, cuando os ataque y os quiera apartar del amor y de la unión a Nuestra Santísima Trinidad.

Os dejáis manipular fácilmente por Satanás y se empiezan a causar problemas entre vosotros.

Si esto sucede en las pocas almas que han sido preparadas… Imaginad, cómo está la sociedad en general. Y lo estáis viendo: Satanás se ha encargado de que se vivan diferentes pensamientos, diferentes ideologías…

Y así el hombre, va tomando como forma de vida estos pensamientos contrarios a lo que Yo os vine a Enseñar.

Satanás es muy hábil para desviaros de la Verdad que Yo os vine a Enseñar.

A tal grado, de que a pesar de tener en las Sagradas Escrituras todo lo que debéis seguir para alcanzar la Perfección…

 Aún así hasta Mis consagrados buscan nuevas ideologías, nueva forma de actuar y NO se mantienen en lo que se os ha enseñado: que es Palabra de Dios y que ES vuestro modo de llegar al Reino de los Cielos.

Es una tristeza Mis pequeños, de que Yo siendo vuestro Dios y haber Sufrido todo lo que Sufrí para poder salvaros, Me hagáis a un lado. Hagáis a un lado la Palabra Divina, que también Mi Padre os dejó y que Mi Santo Espíritu os sigue recordando en vuestra mente.

Es una tristeza que vosotros prefiráis seguir a Satanás… Y que él os lleve por caminos obscuros de Mentira, de irrealidad.

Os promete muchas cosas, que si vosotros realmente os ponéis a meditarlas, veréis que NO os van a llevar al final, a la Felicidad Eterna.

Muchas irrealidades a donde os lleva Satanás, os prometen gozo humano. Y ciertamente los que estáis con Nosotros y en Nuestras Enseñanzas, sabéis que eso os va a llevar a vuestra Perdición Eterna.

Debéis pedir Mis pequeños, que el Espíritu Santo actúe en vosotros. Debéis ser conscientes de que vosotros NO tenéis las capacidades suficientes para luchar contra la Fuerza de Satanás.

Y esto es causado principalmente, porque NO Me buscáis en pleno, NO entráis a las Sagradas Escrituras y NO las estudiáis bajo la ayuda y acción del Espíritu Santo.

Todo lo que tenéis en las Sagradas Escrituras, os van a llevar a una espiritualidad profunda y bella.

 Se os dieron para que crecierais en el Amor, para que profundizarais en los errores en los que fácilmente, cae el hombre.

Y para que os pudierais proteger contra las acechanzas de Satanás.

Satanás siempre os va a llevar a todo aquello que es contrario al Amor. Vosotros mismos lo vais viviendo, primeramente, en vuestro hogar, cuando sois pequeños.

Si vuestros mismos padres NO os han enseñado a vivir en Mi Amor, NO va a haber paz y cordialidad en ese hogar. Y así, empezaréis a crecer en el error.

Las enseñanzas de los padres son muy importantes desde la pequeñez.

Los padres deben ser ejemplo santo y diría perfecto, para poder llevar a vuestros hijos por el buen camino.

Los pequeños vuestros bebés, van absorbiendo las enseñanzas vuestras a través del ejemplo…

Y generalmente sin que os deis cuenta. Ellos observan y van normando su conducta por la forma en que vosotros actuáis como padres.

Si vosotros NO vivís en la verdad NO vivís en el Amor, vuestros pequeños irán creciendo en el error, en la Mentira, en la falsedad a donde Satanás os lleva.

Por eso os dije en un principio: Tenéis que entrar a vuestro interior. Vosotros os debéis juzgar a vosotros mismos.

ES una responsabilidad inmensa el tener un hijo, porque lo debéis llenar de Amor.

Así de simple Mis pequeños: Lo debéis llenar de amor.

Claramente, el amor tiene muchas facetas. Y esas facetas, también las debéis conocer.

Ser padres es una responsabilidad inmensa, porque Me deberéis entregar almas llenas de amor y que produzcan luego ellas mismas, Amor.

Ciertamente, estáis viendo a vuestro alrededor, que NO habéis hecho bien vuestra tarea.

SECUESTRADOS Y OBLIGADOS A SER TERRORISTAS SUICIDAS

Si HAY tanta Maldad, si hay tanto error a vuestro alrededor, si NO veis las iglesias llenas, si NO veis el trato amoroso de unos con otros, es que han fallado las almas.

NO han vivido correctamente, NO Me buscaron para transmitirMe.

Por eso, TENGO que PURIFICAR a la Tierra. Siento mucho Dolor Mis pequeños, en tener que hacerlo.

Pero como está escrito en las Sagradas Escrituras:

Que si Yo permitiera que el Error prosiga, aún hasta las almas escogidas se perderían. 

Os vuelvo a repetir:

Vosotros os imagináis a Satanás como un personaje malo…

Del cual os podéis Burlar y hacer con él, lo que queráis…Y ESTÁIS MUY EQUIVOCADOS.

Tan equivocados, que por eso estáis viviendo en su Maldad y NO en Mi Amor.

La humanidad entera, cada vez se llena más de su Maldad… Y la humanidad NO busca Mi Amor. Os ha Engañado, estáis viviendo una falsedad, estáis viviendo en el error.

Estáis preparando con vuestra forma de actuar, vuestra Condenación Eterna.

Entendedlo, Mis pequeños. NO os puedo explicar esto en forma más clara. Si NO estáis viviendo como se os enseñó, como Yo os vine a guiar.

Si NO estáis viviendo en lo que os he pedido… Y estáis haciendo lo contrario…

Ciertamente que NO estáis siendo almas que podáis vivir eternamente en el Reino de los Cielos.

Os vuelvo a repetir, en el Reino de los Cielos se vive el Amor en todas sus facetas…

¿Qué estáis haciendo realmente, para que os podáis ganar el Reino de los Cielos?

Seguís criticando a vuestros hermanos, los seguís señalando, veis los errores en los demás. Veis la paja en el ojo ajeno y NO veis la viga que lleváis vosotros en los vuestros. Es vuestra terquedad, es vuestra indolencia.

¡Os he dado tanto! Vine a serviros. Acepté la Orden amorosa del Padre, para venir a traeros Vida. La Vida que debíais seguir.

El Pueblo Judío en su pequeñez, en su nada; en lugar de cuidar a su Dios, en lugar de ver a su Dios entre ellos, ME DESTROZARON sin más ni más.

Y guiados por los mismos Fariseos y Escribas, azuzados por ellos; en su Odio hacia Mí, su Mesías, su Salvador, Me destrozaron…

 Satanás, hizo su tarea. SE VENGÓ DE MÍ porque fue eliminado del Reino de los Cielos. Pero NO Me pudo detener en la Muerte…

RESUCITÉ

Para mostrarle a esa misma gente que Me asesinó…

 Que realmente YO ERA SU MESÍAS

Y a pesar de ello Me siguen Negando.

Me siguen haciendo a un lado, NO buscan el crecer en la espiritualidad Perfecta.

Meditad estas Palabras: “en Mi Espiritualidad Perfecta”Y el hombre prefiere seguir engañado y se deja llevar por las invenciones de Satanás…

Y así el hombre, hasta presume de haber encontrado la verdadera espiritualidad; siguiendo a otras almas, azuzadas por Satanás.

Buscáis lo novedoso, buscáis lo fácil, buscáis lo que os conviene… Lo que NO exija la mejora, lo que NO busca la perfección…

Y así, el hombre se sigue dejando llevar por Satanás, por caminos equivocados.

Y que al final, os van a llevar a una Obscuridad Espiritual, en donde la mayoría de vuestros hermanos, NO sabrán qué hacer y se desesperarán…

¿Acaso NO os dais cuenta de los errores a donde os lleva Satanás?

MAITREYA

¿Qué estáis pensando ganar en esas corrientes espirituales que Satanás ha inventado para apartaros de la Verdad?

 NO buscáis la Perfección; simplemente, buscáis lo novedoso. 

NO buscáis la perfección, porque NI siquiera os tomáis el tiempo para leer las Escrituras, para que alimenten vuestra alma, para que sintáis lo que es verdaderamente bello.

Os dejáis llevar os repito, por lo novedoso y eso va creando Confusión…

Que así vivís la gran mayoría de vosotros, en pura confusión.

 Los Cielos abiertos os observan… Se duelen con su Dios al veros.

Oran por vosotros por tanto error, tanta maldad y el hombre NO entiende.

 Si esas corrientes espirituales que habéis escogido fueran correctas…

Viviríais como en el Paraíso. Viviríais en Paz, en Amor, en armonía todos vosotros…  

Y ¿Acaso lo estáis viviendo? Os pregunto.

 No, Mis pequeños, NO estáis viviendo en la Verdad, NO estáis viviendo lo que Yo os enseñé.  

Retomad las Sagradas Escrituras, si realmente queréis tener la espiritualidad perfecta que os va a llevar al Amor. Retomad Mi Vida, para que en el actuar vuestro, viváis como Yo viví y eso os lleve a la Perfección.

Entrad a vuestro interior y pedidLe a Mi Santo Espíritu, que os vaya indicando vuestros errores, con la delicadeza con la que Él actúa en cada alma. 

Aceptad con humildad, lo que os indique Mi Santo Espíritu y vosotros poned de vuestra parte, con Nuestra ayuda y con la ayuda de Mi Santo Espíritu, a ir eliminando todo aquello que daña Nuestro Corazón.

No dejéis salir de vosotros la Maldad que ya lleváis cada uno. Satanás ha sembrado en vuestro corazón maldades, todo tipo de maldades…

Pero está en vosotros impedir que salgan de vuestra mente y de vuestro corazón, con Nuestra ayuda…

PedídNosla. Dejad que Nosotros os vayaMos perfeccionando, evitando que salga todo Mal. TODO EL MAL que tenéis en vuestro interior…

Y por el contrario, dejad que sí salga de vosotros todo el Bien que Yo Mismo os Enseñé.  Cuando hayáis logrado esto, Mis pequeños, será señal de que ya estáis encaminados hacia la santidad, hacia la vida espiritual perfecta, a la que estáis llamados todos vosotros…

Y así, las Puertas del Reino de los Cielos se abrirán de par en par, para dejar entrar a las almas perfectas. A las almas que supieron vencerse a sí mismas e impidieron que la Maldad que anida en vuestro corazón y en vuestra mente, NO saliera…

Pero que sí saliera de vosotros, todo el Amor que Yo, vuestro Dios Jesucristo, os enseñé.

BuscadMe y Me encontraréis. Confiad en Mí…

Y juntos restauraremos el Mal que se introdujo desde el Principio. Yo os necesito como Instrumentos y vosotros Me necesitáis para obtener vuestra Vida Eterna.Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de los que NO véis…

En Mí Santo Nombre, de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

http://diospadresemanifiesta.com/

EJÉRCITO VICTORIOSO VII


HORAS NOCTURNAS DE REPARACIÓN

Pasos:

I. Coronilla del Amor

II. Meditación de la Hora Nocturna. (Una por día)

III. Oración final (ver al final la última oración)

IV. TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD (Complemento poderosísimo de Protección)

 CORONILLA DEL AMOR

En las cuentas del rosario. En las cuentas grandes:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; sed nuestro amor y salvación.

En las cuentas pequeñas (10 veces):

Jesús, María y José os amo. Salvad almas. Salvad a los consagrados.

Al final del rosario, repetir tres veces:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; haced que os ame cada vez más.

II MEDITACIÓN DE LAS HORAS NOCTURNAS

18. Reparad por las almas que despojan de sus bienes a los demás, valiéndose de medios mezquinos.

Hijo carísimo: aquí estoy en la soledad de esta noche esperándoos, ansiando que llegue el momento de veros, abrazaros y desfogar mi tristeza en vuestro corazón; corazón en el que hallo complacencia porque sus puertas están abiertas de par en par; para que entre, para que lo tome en posesión como Mi morada.

En esta noche, alma reparadora: atraedme, con vuestra oración, a todas las almas que despojan de sus bienes: a las viudas, a los huérfanos; atraedme a las almas que se apropian de lo que no les pertenece, almas ventajosas en sus negocios, almas que consiguen las cosas a costa de la mentira, del fraude.

Almas que deben restituir lo que han robado; almas que deben limpiar la lepra de su corazón mediante una buena confesión, Sacramento liberador y sanador.

Hijo carísimo: rogad a Dios para que los hombres sean honestos, transparentes; para que trabajen y consigan sus cosas a través de su propio esfuerzo. Rogad a Dios para que los hombres tengan santo temor y conciencia abierta a los misterios de la vida eterna.

Vida eterna que premia o castiga según las buenas o malas obras. Vida eterna que proporciona al alma felicidad o desdicha.

Vida eterna que abre las puertas del Cielo o del Averno.

Hijo amado: llamo a todas las almas, en esta hora nocturna de reparación, a seguir el ejemplo de Zaqueo: devolver, si es posible, cuatro veces más, los bienes a los que les ha quitado injustamente. Llamo a todas las almas en esta hora nocturna de reparación a vivir en la justicia, en la equidad porque estas dos grandes virtudes se hallan enterradas, anquilosadas.

Llamo a todas las almas en esta hora nocturna de reparación a seguir Mis huellas porque Yo soy el Camino, la Verdad y la vida; caminando tras de Mí no tendréis pérdida. Os invito, como a Zaqueo, a bajar de la higuera silvestre para hospedarme en la casa de vuestro corazón.

Llamo a todas las almas en esta hora nocturna de reparación a dejar la vida de pecado, a abrazar mi Santa Cruz como signo de adhesión a mi Gran Misterio de Amor. Llamo a todas las almas en esta hora nocturna de reparación a imitar la vida de los apóstoles y de los santos.

Ellos perdieron el interés por el dinero, por la comodidad, por la vida fácil. Desde el mismo momento que se encontraron Conmigo decidieron despojarse de sus pertenencias para darla a los pobres.

Decidieron andar ligeros de equipaje dejando tan sólo un par de sandalias desgastadas y una túnica remendada.

Alma Reparadora:

Amado Jesús: vuestro Corazón saturado de oprobios, ya no puede más; es tanta la ignominia de algunos hombres, que con sus pecados os hacen padecer, laceran Vuestro Cuerpo Santísimo. Reparo en esta noche por todas aquellas almas que: explotan al más pobre, se apropian de los bienes que no les pertenece; utilizan la mentira, la sagacidad para sacar provecho en beneficio propio en sus negocios mezquinos.

Reparo: para que vuelvan a Vos, os pidan perdón de sus culpas, suelten las cadenas que los oprimen, purifiquen sus corazones en los Ríos de agua viva y limpien sus conciencias en los manantiales de vuestra Misericordia infinita. Reparo en esta noche: para que la humanidad entera recapacite, reaccione y entienda que sin conversión no hay salvación, no hay plenitud en la Vida Eterna.

Jesús amado: es para mí una necesidad, esta hora nocturna de reparación, porque sé que a través de ella descansáis en mí, vuestras llagas son menos dolorosas, halláis consuelo en todas las almas que a determinadas horas de la noche cumplen con este oficio de ángeles.

Agobiado Jesús mío: en esta noche que os habéis dignado mirarme con ojos de compasión, habladme al oído, atraedme a uno de los Aposentos de vuestro Divino Corazón. Reparo por los que suelen embaucar, enredar en la telaraña de sus sucias intensiones a las almas, para que regresen con su corazón arrepentido al Tribunal de vuestra misericordia infinita y sus corazones queden más limpios que la nieve.

Agobiado Jesús mío: haced que estas palabras retumben en los oídos de estas almas como címbalos sonoros, de tal modo que despierten de su aletargamiento, que se acojan a vuestra Benignidad, que sumerjan sus manos en la llaga de Vuestro Sagrado Costado, manos que habrán de quedar limpias, radiantes; porque fueron liberadas de las costras del pecado.

Pecado que lleva a la desgracia en vida, pecado que clama venganza desde el Cielo, pecado que es gangrena para el corazón y llaga purulenta para el alma.

Agobiado Jesús mío: atraed con vuestros rayos de luz a todas las almas que suelen estafar y engañar; traspasad sus corazones con vuestro amor y devolvedles la dignidad de hijos de Dios.

Hijos que sentirán la necesidad de un cambio; hijos a los que les remorderá su conciencia por la bajeza de sus actos; hijos que recobrarán la libertad porque el pecado los tenía oprimidos, subyugados, anclados en las puertas del Abismo Infernal.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

DÍA DIECINUEVE

19. Reparad por todos los ateos.

Ya se os está haciendo tarde, hijo mío: la noche está encima y muchas almas, aún, no han llegado al Tribunal de mi Misericordia, no han venido a purificar y a limpiar su corazón en el Sacramento de los Ríos de la Gracia; aún les cuesta cortar con el pecado.

Aún no están convencidas de mi Palabra; aún, les cuesta renunciar a las cosas del mundo; aún, no se han decidido a caminar ligeras de equipaje; aún, no han tomado conciencia de que son peregrinas en la tierra, que su permanencia en esta vida es demasiadamente corta en comparación con la Vida Verdadera.

Hijo mío: venid en esta noche de frío, no os importe que tengáis que levantaros, no os pongáis abrigo que yo os arroparé con la capa que llevo puesta sobre Mi túnica, tan sólo dejaos guiar por mis toques Divinos y ayudadme a salvar almas, reparando con espíritu de reverencia vuestras horas nocturnas.

Os tocó vivir, hijo amado, en un tiempo de degradación moral y relajo espiritual. Os tocó vivir en un mundo hedonista, mundo insaciable, mundo que nada le llena, nada le colma. Os tocó vivir la era de la ciencia y de la tecnología, era materialista, era ausente de Dios.

Así es, pues, alma reparadora que habéis seguido el eco dulce de mi Voz: os necesito en esta noche orando y reparando por los hombres que dicen no creer en Mí; hombres empíricos que todo lo verifican y controlan a través de los sentidos; hombres que rebaten mis leyes, mi Evangelio.

Hombres que creen haber salido de la nada; hombres que a pesar de todo fueron creados a Mi imagen y semejanza; hombres que espero poderles dar un abrazo de Padre bueno; hombres a los que amo porque son una porción de dolor, de sufrimiento.

Reparad por todos los ateos: para que abran sus ojos y me descubran en el cielo tapizado de estrellas, en la majestuosidad y perfección de la naturaleza, en el corazón de las almas puras, sencillas. Reparad por las almas entregadas al placer: para que comprendan que todas las vanaglorias del mundo son alegrías momentáneas, furtivas.

Reparad por las almas inmersas en el mundo científico y técnico: para que se interesen en descubrir mis Misterios Divinos, en investigar a través del Espíritu Santo los milagros, las obras de Dios; Dios que ama con amor eterno a toda la humanidad.

Alma Reparadora:

Corazón amado de mi Jesús: ¡cómo cubrirme del frío en esta noche, si Vos vais a arroparme con la capa que lleváis puesta sobre la túnica! ¡Cómo no levantarme e ir en pos del Maestro del Amor, a deleitarme con vuestra compañía! ¡Cómo no hacer la hora nocturna de reparación!, si sois el Mártir del Gólgota que aún es flagelado, coronado de espinas y burlado.

Estos son algunos de los motivos que me impulsan a llevar a cabo mi promesa de amor, promesa de permanecer en el monte Calvario una hora cada noche reparando por los pecados de los hombres, promesa de ser vuestro cirineo y alivianar el peso de la Cruz…

Promesa de ser vuestra Verónica y enjugar con el velo de mi alma Vuestro Divino Rostro sufriente; promesa de ser otro Juan y estar al pie de la cruz hasta el día que me llevéis de esta vida al Cielo; promesa de daros un vaso de agua refrescante para saciar vuestra sed; promesa de ser vuestro súbdito, vuestro siervo.

Corazón amado de mi Jesús: quitad los harapos de mendicidad de algunos de vuestros hijos, atraedlos a las fuentes insondables de vuestra misericordia, lavadles el barro de sus corazones y hacedlos hombres nuevos, criaturas que con su vida os alaben, os glorifiquen, os ofrezcan los tributos que os merecéis como Dios.

Corazón amado de mi Jesús: venid pronto; vuestra Iglesia os necesita; el mundo ha confundido la mente de vuestros hijos, hijos que siguen las huellas de falsos ídolos, hijos que están al borde del abismo porque el demonio los ha enceguecido, los ha arrancado de vuestras venerables manos, los quiere tomar como trofeos, ya que se cree victorioso, triunfante; pero lo que él desconoce es que el bien siempre prevalecerá sobre el Mal.

Corazón amado de mi Jesús: gracias por este auxilio divino; por este tesoro que habéis puesto en mis manos; por iluminar mi corazón para reparar cada noche; de llevarme parte de vuestro sufrimiento con mis pequeños sacrificios; sacrificios que no son nada, ya que Vos me lo habéis dado todo; sacrificios que servirán para ablandar el corazón de las almas escépticas, almas que no creen que estáis vivo, almas que dicen no creer hasta no veros.

Complaciente Jesús mío: escuchad mis ruegos; concededles una gracia para que crean; un toque de vuestro amor para que vuelvan a Vos, para que abajen sus cabezas como signo de humildad, para que se reconozcan como servidores del Servidor; para que acepten la gran verdad, que no sois mito sino realidad.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

LA PUJANTE INDUSTRIA DEL SECUESTRO

DÍA VIGÉSIMO

20. Reparad por los secuestradores para que se den cuenta de su actuar perverso.

Hijo amado: es Jesús el que os habla de nuevo en esta noche. Os necesito en vela reparando por aquellas almas que se toman el derecho de coartar la libertad, de comercializar con las personas como si fuesen animales de su propiedad, de mantenerlas en cautiverio por el sucio interés del dinero o por un supuesto ideal.

Ideal mezquino, ideal salpicado de oscuridad, ideal salido de la profundidad del Averno que involucra a familias enteras en el dolor por la separación forzosa de sus seres queridos.

Hijo carísimo: reparad para que cese el secuestro en el mundo entero, para que se dé fin a la guerra, para que impere y reine la paz. Reparad por los secuestradores para que tomen conciencia de su actuar perverso; actuar que los llevará al mundo de las tinieblas, al Abismo Infernal.

Reparad por estas almas conducidas por Satanás para que regresen al seno de sus familias; familias que sufren, familias que esperan el pronto regreso de su hijo pródigo, de la oveja perdida.

Reparad por estas almas para que sientan la necesidad de conversión, de experimentar la verdadera libertad, de valorarse a sí mismas, de reconocerse criaturas formadas a mi imagen y semejanza, de comprender la grandeza de la dignidad humana.

Reparad por estas almas para que cambien sus corazones de acero por un corazón de carne; corazón despierto al santo temor de Dios; corazón abierto al sufrimiento ajeno; corazón que crea en una vida mucho mejor que esta; corazón con ansia de trascender, de volar; corazón que sueñe con una Patria justa, solidaria; corazón que entienda que con la violencia no se consigue la paz.

Reparad por estas almas para que se acerquen a Mí. No las rechazaré, las miraré con ojos de compasión y les daré una nueva oportunidad; oportunidad para un cambio de vida; oportunidad para que construyan proyectos sólidos; oportunidad para que sanen las llagas purulentas de su corazón; oportunidad para que se sientan amadas, útiles; oportunidad para que se salven y se acojan a Mi misericordia infinita.

Reparad, porque estas almas hieren mi Divino Corazón, me hacen llorar lágrimas de sangre porque muchos de mis hijos sufren, viven en condiciones infrahumanas, padecen soledad, nostalgia de no poder estar con los suyos; impotencia al sentirse enjaulados, pisoteados; tristeza de ver truncados sus sueños, sus planes.

Alma Reparadora:

Corazón adorable de mi Jesús: aquí estoy queriéndome llevar el dolor de Vuestro Divino corazón en esta noche, noche en que estáis adolorido al ver las malas obras de muchos de vuestros hijos. Noche en el que escucháis el gemir, los ruegos y las súplicas de los secuestrados.

Secuestrados a los que les truncaron un proyecto de vida por su cautiverio forzoso, secuestrados que son rebajados, denigrados en su dignidad de persona, secuestrados que temen morir sin la compañía de sus familias y familiares. Secuestrados que padecen tortura física y sicológica, secuestrados que fueron arrebatados violentamente de su ámbito familiar y social; secuestrados que esperan obtener la libertad, secuestrados que ansían dormir en su cama, compartir la mesa con su familia.

Corazón adorable de mi Jesús: heme aquí postrado a vuestros pies. Vuestras palabras conmueven mi corazón, por eso siento la necesidad de reparar cada noche por todos los pecados de los hombres; hombres que deberían amaros porque sois la Víctima Divina que os ofrecisteis en Sacrificio para darnos salvación y vida eterna; hombres que deberían de reconoceros como al Hijo de Dios; hombres que deberían de purificar y limpiar sus miserias en los manantiales de vuestro Divino Corazón.

Corazón adorable de mi Jesús: heme aquí postrado a vuestros pies, adorando vuestra Sangre Preciosa, levantando mis manos al Cielo y rogando al Padre Eterno para que se digne atraer a todos los secuestradores del mundo entero y les renueve su corazón.

Corazón que comprenderá los vejámenes de su proceder; corazón que se reconocerá nada ante la presencia de Dios; corazón que arrancará la maleza, removerá su tierra estéril; corazón que se condolerá del sufrimiento de los secuestrados, se pondrán en su lugar y querrá ser un hombre nuevo.

Corazón adorable de mi Jesús: heme aquí postrado a vuestros pies, queriendo aplicar bálsamo sanador a vuestras heridas, heridas producidas por estas almas indolentes; almas que trabajan directamente para el Príncipe de las Tinieblas.

Corazón adorable de mi Jesús: heme aquí postrado a vuestros pies, ofreciéndoos el oro de mi reparación, el incienso de mi oración y la mirra de mi desvelo de amor porque ya no quiero veros sufrir más: Vos que sois sumamente bondadoso y tierno.

Vos que disteis vuestra vida para darnos vida. Vos que seguís con vuestros llamamientos angustiosos para que las criaturas se conviertan, vivan el Evangelio y den muerte al hombre viejo.

SECUESTRADOS Y OBLIGADOS A SER TERRORISTAS SUICIDAS

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

Extractado del libro: En los umbrales de la Nueva Jerusalén, cap. II (Mensajes dados a Agustín del Divino Corazón, mensajero de los Sagrados Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y de María).

TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

Bendita sea la Santa e indivisible Trinidad, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

V. Abrid, Señor mis labios. R. Y mi voz pronunciará vuestra alabanza.

V. Dios mío, mi defensa te encomiendo. R. Señor, a mi socorro acude presto.

Gloria sea dada al Padre, Gloria al eterno Hijo, Gloria al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Acto de Contrición

Amorosìsimo Dios, uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, en quien espero, a quien amo con todo mi corazón, cuerpo y alma, sentidos y potencias, y por ser vos mi Padre, mi señor y mi Dios infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa, Trinidad Misericordiosa, me pesa, trinidad amabilísima, me pesa Trinidad Santísima, de haberos ofendido sólo por ser vos quien sois: propongo y os doy palabra de nunca mas ofenderos, y de morir antes que pecar; espero en vuestra suma bondad y misericordia infinita que me habéis de perdonar todos mis pecados y me daréis gracia para perseverar en un verdadero amor y cordialísima devoción de vuestra siempre amabilísima Trinidad. Amén.

Himno

Ya se aparta el sol ardiente Tu, luz perenne. Unidad Danos un amor ferviente, Santísima Trinidad. En la aurora te alabamos Y en la tarde ¡oh sumo bien! Confiados esperamos Que allá en el cielo también. Al Padre, al Hijo, y al Santo Espíritu, con fervor Demos en piadoso canto Gloria, alabanza y honor. Amén.

Se dice tres veces:

Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Pleni sunt coeli et terra gloria tua.   Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya.Aleluya.

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Ahora en su rosario, en el primer misterio rezar:

 PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Decir en las 9 nueve perlas siguientes:

Abba Santísimo, Sanctus, Sanctus, Sanctus,Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis.Benedictus qui venit in nomine Domini.Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Y al terminar las 9 veces se dice:

“Por infinitos siglos de los siglos. Amén” Aleluya. Aleluya.

Hacer lo mismo en el segundo y tercer misterio, hasta completar 27 veces

Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

Antifonía

A Tì, Dios Padre ingénito; a Tî Hijo unigénito; a Tî, Espíritu Santo paráclito, santa e indivisible Trinidad de todo corazón te confesamos, alabamos y bendecimos: a Tì se dé Gloria por los siglos de los siglos. V. Adoremos al Dios de las alturas. R. Alabémosle en la tierra todas sus criaturas.

Oración

Amabilísimo Señor, Dios Uno y Trino, dadnos continuamente vuestra gracia, vuestra caridad y la comunicación de Vos para que en tiempo y eternidad os amemos y glorifiquemos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, una deidad, por infinitos siglos de los siglos. Amén.

Gozos a la Santísima Trinidad

Dios Uno y Trino, a quien tanto Arcángeles. Querubines, Angeles y Serafines Dicen: Santo, Santo, Santo.

Santísima Trinidad, Una esencia soberana, De donde en raudales mana La Divina Caridad, De tu inmensa majestad Ante el trono sacrosanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Oh misteriosa Deidad De una esencia y tres personas, Pues que piadosa perdonas, Nuestra miseria y maldad, Oye con benignidad Este fervoroso canto.

Angeles y Serafines,  Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

El Trisagio que Isaías Escribió con tanto celo, Lo cantan siempre en el cielo Angélicas jerarquías; Tan piadosas melodías Son de las almas encanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Este Trisagio glorioso Voz del coro Celestial Contra el poder infernal Es auxilio poderoso, Y en este mar proceloso, Puerto en que cesa el quebranto. Angeles y serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la muerte repentina Del rayo exterminador, De la peste y del temblor, Libra esta oración divina; Ella la mente ilumina Y disipa nuestro llanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es el iris que se ostenta Precursor de la bonanza Es áncora de esperanza En la desecha tormenta, Es la brújula que orienta Al tender la noche el manto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es escudo soberano De la divina justicia, Con que de infernal malicia Triunfa el devoto cristiano, Y hace que el dragón tirano Huya con terror y espanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la guerra fratricida Que ensangrienta nuestro suelo, El Trisagio, don del Cielo, Nos preserva con su egida; Y en dulce paz bendecida Suba hasta Dios nuestro canto. Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Yo confío en vuestro amor, Santo Dios, fuerte, inmortal, Que en el coro celestial Cantaré con gran fervor El himno que tanto honor Causa, cuando en su canto, Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Dios Uno y Trino a quien tanto Arcángeles, Querubines, Angeles y Serafines, Dicen: Santo, Santo, Santo.

Antífonía

Bendita sea la santa e indivisible Trinidad, que todas las cosas crea y gobierna, ahora y siempre y por los infinitos siglos. Amén

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo. R. Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.

Oración

Omnipotente y sempiterno Dios, que te dignaste revelar a tus siervos la gloria de tu eterna Trinidad, y que adorasen la unidad de tu augusta Majestad en la confesión de la fe; te suplicamos rendidos que por la misma confesión de la misma fe, nos veamos siempre libres de las adversidades y peligros. Por Jesucristo Señor nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Ofrecimiento

Te rogamos Señor, por la santa iglesia católica, en especial por nuestro Santo Padre El Papa y todos los prelados que la gobiernan, por la exaltación de la santa fe católica, la conversión de los infieles, herejes y pecadores, paz y concordia entre los príncipes cristianos, perseverancia de los buenos y arreglo de las costumbres, por los perseguidos, afligidos, enfermos y agonizantes, por las almas del purgatorio, por el acierto en los gobiernos de las naciones, unión en los matrimonios, ejemplo en las familias y santa educación de la juventud; por nuestros amigos y enemigos y por todas las necesidades espirituales y temporales del pueblo y del estado. Sagrado Corazón de Jesús, fuente de bondad y misericordia. Ten piedad de nosotros.

QUE SE ATREVAN A SEGUIR ORANDO A PESAR DE LOS EMBATES DEL INFIERNO…

Tres Padres Nuestros, Avemarías y Glorias por el remedio de todas nuestras necesidades.

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Dei Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confiamos infinitamente.

Acto de Desagravio

Divino Salvador de las almas; cubiertos de confusión nuestros rostros, nos posternamos en vuestra presencia soberana y dirigiendo nuestra vista al solitario Tabernáculo, donde gemís cautivo de nuestro amor, se pàrten nuestros corazones de pena al ver el olvido en que os tienen los redimidos, al ver esterilizada vuestra sangre, e infructuosos los sacrificios y escarnecido vuestro amor.

Pero ya que con infinita condescendencia permitís que unamos esta noche nuestros gemidos a los vuestros, nuestras lágrimas a las que brotaron por nuestra causa de vuestros Sacratísimos ojos, a las lágrimas de sangre que vertieron vuestros Divinos ojos, os rogamos dulce Jesús, por los que no ruegan, os bendecimos por los que os maldicen y os adoramos por los que, despiadados os ultrajan.

Y con toda la energía de nuestras almas, deseamos bendeciros y alabaros en todos los instantes de nuestra vida y en todos los Sagrarios de la tierra y con los valiosos afectos de vuestro amante Corazón.

Suba, Señor, hasta Vos, el doloroso grito de expiación y arrepentimiento que el pesar arranca de nuestros contritos corazones.

V. Por nuestros pecados, por los de nuestros padres, hermanos y amigos, por los del mundo entero. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las infidelidades y sacrilegios, por los odios y rencores. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las blasfemias, por la profanación de los días santos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las impurezas y escándalos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los hurtos e injusticias, por las debilidades e irrespetos humanos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por la desobediencia a la Santa Iglesia Católica, la que instituyó Jesucristo, por la violación del ayuno. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los crímenes de los esposos, por las negligencias de los padres, por las faltas de los hijos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los atentados cometidos contra el Papa. R. Perdón Señor, perdón. V. Por las persecuciones levantadas contra los Obispos, Sacerdotes, religiosos y Sagradas Vírgenes. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los insultos hechos a vuestras imágenes, la profanación de los templos, el abuso de los sacramentos y los ultrajes al augusto Tabernáculo. R. Perdón Señor, perdón. V. Por los crímenes de la prensa impía y blasfema, por las horrendas maquinaciones de tenebrosas sectas. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los justos que vacilan, por los pecadores que resisten a la gracia y por todos los que sufren. R. Piedad, Señor piedad.

V. Perdón, Señor, y piedad por el más necesitado de vuestra gracia; que la luz de vuestros Divinos Ojos no se aparte jamás de nosotros; encadenad a la puerta del Tabernáculo nuestros inconstantes corazones; hacedles allí sentir los incendios del amor Divino, y a vista de las propias ingratitudes y rebeldías, que se deshagan de pena, que lloren lágrimas de sangre, que vivan muriendo de amor. R. Amén.

GLORIA A TI SEÑOR JESÚS. GRACIAS POR SALVARNOS.

JESUS, MARIA, Y JOSE OS AMO SALVAD VIDAS, NACIONES Y ALMAS. AMÉN.

No me mueve, mi Dios para quererte El Cielo que me tienes prometido, Ni me mueve el Infierno tan temido; Para dejar por eso de Ofenderte. Tú me mueves Señor muéveme el verte, Clavado en una cruz y escarnecido,

Muéveme el ver Tu cuerpo tan herido. Muéveme Tus afrentas y Tu muerte, Muéveme en fin Tu amor, en tal manera; Que aunque NO hubiera Cielo yo te amara Y aunque NO hubiera Infierno Te temiera. NO me tienes que dar porque te quiera, Pues aunque lo que espero NO esperara; Lo mismo que te quiero Te quisiera.

 

N187 EL ESTERCOLERO


Hijitos Míos, Yo Soy como un padre de la Tierra que Me ama, que le enseña a sus hijitos a amarMe, a respetarMe, a Orar. La Oración Mis pequeños, es la puerta de entrada que os lleva ante Mi Presencia.

Cuando vosotros enseñáis a orar y vuestros hijos aprenden, Me dais un gusto inmenso. Porque le estáis enseñando a esa almita pequeñita, que Yo os he dado para que Me cuidéis, a conocerMe a amarMe… Y a buscarMe por toda su vida.

Y eso, la preparará para tenerMe por toda la Eternidad.

 La Luz de Mi Santo Espíritu ilumina a las almas y más… Cuando oran de corazón. Por eso es tan necesario que les enseñéis desde pequeños, cuando todavía tienen esa pureza Mis pequeñitos… Y el Amor…  Mi Amor, entra más fácilmente a su corazón.

Cuando esos pequeñitos Me reciben desde su temprana edad, su corazón se va engrandeciendo de Mi Amor, porque confían plenamente. Porque aman sin preguntarse nada. Simplemente, Me aceptan; porque sus padres en quienes confían, les están enseñando cosas bellas…

Yo, Me derramo sobre ésas almitas, para que nunca más se olviden de Mí.

Si van creciendo vuestros hijos, sin ninguna preparación espiritual y empieza a complicarse su vida, especialmente porque Satanás hace su parte; se empiezan a cuestionar muchas cosas, sobre todo por las malas compañías; ésas almas necesitan de mucha Oración…

Entonces vosotros tendréis que orar y sacrificaros por esas almas. Almas de vuestros hijos que necesitan de Mí. Me necesitan porque sin Mí, sabéis que NO sois nada. Pero estas almas están en desventaja, porque NO tuvieron ese Alimento espiritual desde pequeños, que debisteis haberles dado.

Cuando son pequeñas, las almitas van a tomar ese Alimento Divino que vosotros les vais a dar…Y así, como toman de la madre esa leche, que los une muy fuertemente, por la ternura de la madre; también la Oración los va a unir a vosotros con vuestros hijos…

Y vosotros, vuestros hijos y Yo vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad, haremos una Unidad.

No os imagináis, Mis pequeños, el dolor que Me causan tantas almas que se desperdician, que no saben qué hacer. A pesar de que Yo las voy siguiendo, a lo largo de su existencia, se desvían y desperdician su misión aquí en la Tierra.

Satanás ha ido destrozando familias. Las separa, los niños sufren y esto va causando pérdida de muchas almas.

Orad, orad, Mis pequeños, por esas almas que van a la deriva para que Me encuentren en el camino y regresen a Mí. Se pueden salvar todavía, se pueden salvar, pero por el amor que vosotros pongáis en vuestra Oración y en vuestro deseo grande de que Me encuentren.

Os he pedido mucho por la salvación de todas las almas, tomadlas como si fueran vuestros hijos. Ciertamente, ahora NO las conocéis, pero las conoceréis cuando lleguéis al Reino de los Cielos y sabréis que actuasteis como padres espirituales de esas almitas que, descarriadas y olvidadas estaban de Mí.

NO se acercaban a Mí, NO Me buscaban; pero Yo, siempre había estado al pendiente de ellas. Y además, tocaba Yo vuestro corazón, para que orarais por ellas.

Mucho podéis hacer todavía, por estas almas que están ciegas a la Gracia. NO Me conocen, caminan a obscuras en la Tierra. Ayudadles a encontrar Mi Luz, para que Yo les muestre el camino que deben llevar para completar su misión.

Hijitos Míos ya os había dicho tiempo antes, que Satanás lo primero que os iba a quitar, es la Paz interior.

Vosotros perdéis la paz, porque os la pasáis meditando en qué forma podéis mantener vuestras propiedades y vuestra vida… Y Me hacen a un lado, especialmente, aquellos en los que Yo NO estoy en su corazón.

Vosotros que ya habéis sido preparados en Mi Amor, ciertamente todo ese temor lo volvéis amor, porque estáis Conmigo. Os lo explico: vosotros, todo eso que hace Satanás para tratar de venceros y atemorizaros; inmediatamente lo tomáis o lo debéis tomar, para iniciar vuestra Oración.

No os quedéis en el Temor, ya os he dicho que confiéis plenamente en Mí, vuestro Dios. Tomad ésas noticias, para que intercedáis por la conversión de vuestros hermanos, NO desaprovechéis nada.

Así como sabéis de situaciones que Yo permito en vuestra vida, que las tomáis como malas; como accidentes o situaciones que son adversas para vosotros, recordad que os he dicho que Yo de un mal, siempre saco un bien.

Haced vosotros lo mismo, Mis pequeños. Todo lo que llegue a vosotros que escuchéis que sea malo, volvedlo en un bien. Explicadles a vuestros hermanos que ciertamente, algo sucederá,

Pero que NO se queden en el temor, sino que se vuelvan a Dios. Que se regresen a Mí, primeramente salvando su alma, poniendo su alma en Gracia y luego, preparándose en Oración y que tengan una plena confianza en Mi Amor.

Encaminadlos hacia el Bien, hacia donde Yo os he llevado. Os he ido enseñando a que debéis confiar en Mi Amor, a saber que esta vida no es vuestro destino final, sino que es un medio para llegar a Mí. Debéis darles confianza a vuestros hermanos, para que NO desperdicien su tiempo…

Y sobre todo, que NO pierdan la cordura, que se aferren a un futuro eterno Conmigo y que NO piensen en que puedan perder su vida y quedarse sin nada, tanto de lo espiritual como de lo material; sabiendo que lo que Yo os he enseñado, es que tendréis un Nuevo Principio.

Ciertamente perderéis, -que son palabras humanas-, que perderéis muchas cosas. Pero realmente os voy a cambiar vuestro entorno, os voy a cambiar vuestra forma de vida. Empezaréis a caminar nuevamente en el Amor y en la Virtud, en la vida que debisteis haber vivido si vuestros Primeros Padres NO hubieran cometido ese error, del Pecado Original.

Todo será rehabilitado, todo será reconstruido… Entonces, la realidad es que NO perderéis, sino ganaréis. Porque lo que vendrá es de mayor calidad, de mayor precio, si lo queréis ver así. Va a ser un Mundo de Dios, UN MUNDO MÍO, un Mundo Divino, un Mundo de Amor, de Pureza y Santidad.

Estáis viviendo en un estercolero, a donde os ha llevado Satanás. Como cayó el hijo pródigo, que eso es lo que estáis ahorita padeciendo. Sois hijos pródigos… Y ya una gran mayoría ha caído en un estercolero y quiero que os levantéis…

Que os deis cuenta de vuestros errores y que esos errores os llevaron a vivir entre puercos, a vivir esta vida que estáis viviendo, que es nauseabundo para las almas del Cielo.

Estáis viviendo en pecado, en maldad, en corrupción, en vileza. NO os amáis. Os odiáis prácticamente, los unos a los otros; NO vivís como hermanos, vivís como enemigos. Os estáis cuidando todo el tiempo del que pasa junto a vosotros, a ver si NO os hace daño. Eso NO es vida.

Yo NO os creé para que vivierais lo que estáis viviendo, esto es un estercolero espiritual. Estáis viviendo en una Maldad Absurda, porque vosotros mismos lo habéis permitido por vuestra falta de Oración y de Donación.

Quiero que os levantéis ¡YA! Como el hijo pródigo. Quiero que os deis cuenta que tenéis que volver a la Casa del Padre, OS ESTOY ESPERANDO A TODOS. Lo único que quiero es que vengáis a Mí, arrepentidos.

 Que os deis cuenta de vuestros errores, que os deis cuenta que vosotros mismos fuisteis los que creasteis vuestra vida, la que estáis viviendo ahora.

Venid pues Mis pequeños, os estoy esperando con los Brazos abiertos. Os voy a recibir como el padre del hijo pródigo de la Parábola. Sé lo que hay en vuestro corazón, sé que venís arrepentidos y adoloridos por vuestros pecados, por vuestra maldad, por vuestros errores… Porque NO vivisteis la vida que Yo quise que vivierais, para ayudar a otros de vuestros hermanos.

Venid pues Mis pequeños, os espero con el Corazón abierto, vosotros pertenecéis a Mi Corazón. Yo os creé, os quiero de regreso. Venid, vuestro Hogar es Conmigo.

Porque así como Yo os vine a dar Vida, también vosotros debéis dar vida. NO os dejéis llevar por la Maldad de Satanás, que está produciendo muerte por doquier.  

Vosotros vinisteis a servirMe, Soy vuestro Dios y Yo Soy Vida, Soy Amor, y eso es lo que debéis ser vosotros también: Vida y Amor.

Cuando sois padres, dais vida a un nuevo ser. A un nuevo ser físico, pero si le dais instrucción espiritual, si le enseñáis a amarMe, dais vida también espiritual. Son dos tipos de vida las que vosotros podéis dar, Mis pequeños. Vida para vuestro cuerpo y vida para vuestra alma.

Vosotros les ayudáis a vuestros pequeñitos, a empezar un nuevo Mundo al darles esa vida. Los que NO estáis casados, que no tenéis bebés, podéis dar vida, también. Y debéis darla intercediendo por ellas, porque hay infinidad de almas que están muertas a la Gracia.

Y esto SÍ Me causa mucho dolor Mis pequeños, porque cada alma que se pierde, Me duele inmensamente. PORQUE CADA ALMA ES PARTE DE MÍ. Os he dado una parte de Mí, para que le diera vida a vuestro cuerpo. Y vosotros NO cuidáis esa parte de Mí que lleváis en vuestro interior.

Os falta Fe, porque nada más veis el exterior y NO buscáis hacer crecer y cuidar vuestro interior. NO cuidáis vuestra espiritualidad, NO cuidáis vuestro verdadero ser, que es vuestra alma. Vuestro exterior es un vehículo que necesitáis para caminar aquí en la Tierra. Vuestra alma es vuestro “yo”, es vuestro ser.

Satanás, continuamente os está atacando, os quiere arrebatar vuestra alma . Pero el condenar al alma, que es un pedacito de Mí, Me hiere. Me duele que se pierda, porque NO supisteis cuidar ese pedacito de Mí en vosotros.

Buscáis solamente vuestro bienestar, NO buscáis vuestra perfección, como os lo he pedido infinidad de veces… Y vuestra perfección ES ESTAR EN MÍ, continuamente.

Os tengo que repetir esto infinidad de veces, porque Satanás os conoce y os distrae con las cosas del Mundo. Vosotros buscáis lo tangible, lo que os divierte, lo que gozan vuestros sentidos… Y estáis desperdiciando todo un Mundo de Bellezas espirituales.  

Con vuestro cuerpo gozáis en forma limitada, porque vuestra alma NO se puede expandir, porque está limitada por el cuerpo. Pero en situaciones especiales, en los que vosotros entráis en vuestro corazón y Yo os TOMO y os saco por momentos de vuestro cuerpo…

Para que gocéis Mis Gozos Divinos. Es cuando el alma se puede expandir en lo Infinito… Porque, si vuestra alma es parte de Mí y Soy Infinito, también vuestra alma va a gozar en lo Infinito, cuando ya NO estéis en vuestro cuerpo.

Cuando os dejo tener estos regalos, en los que os tomo fuera de vuestro cuerpo y gozáis, es para mostraros que todavía NO habéis empezado a amar NI a gozar de los Regalos que os he prometido, para cuando terminéis vuestra misión aquí en la Tierra.

Por eso, cuando os digo que os esperan regalos inimaginables, es una realidad que debéis creer y esperar con ansia. Porque lo que os tengo preparado, vosotros NI siquiera podéis imaginar lo que es gozar en lo Infinito.

Os pido, que Me pidáis una gran Fe, una Fe inquebrantable, una Fe que espera… Y a veces en donde aparentemente ya NO hay Esperanza. Vendrán momentos, en que sucederá así. En los que Satanás os pondrá caminos sin fin…

Que estaréis en una encrucijada, que no sabréis qué hacer… Porque él es superior a vosotros en capacidades y os puede crear una situación que os pueda llevar a la desesperación.

Pero recordad que os he dicho tantas veces que si estáis en Mí, TODO lo que veáis imposible; YO lo HARÉ posible y os ayudaré.

Estad Conmigo en todo momento y NO CAERÉIS.

NO sufriréis lo que Satanás quiere que sufráis, al darMe la espalda y así perdáis el Reino de los Cielos.

Muchas bellezas os tengo preparadas, bellezas inimaginables. Un Amor Infinito que os repito, todavía NO habéis aprendido a amar como debéis amar, tanto a Mi Persona en Mi Trinidad, como a vuestros hermanos.

El Amor lo es TODO y apenas, lo estáis empezando a conocer.

Yo NO os estoy castigando, es vuestra necedad y soberbia que el mismo Maligno suscita en vosotros, quien os castiga.

Escoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual. En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor.

Os Bendigo entrañablemente hijitos Míos de Mi Corazón.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo. Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo

http://diospadresemanifiesta.com/

R115 EJÉRCITO DE CORREDENTORES



16 de Julio de 2017

Hijitos Míos, Mis pequeños, hoy os quiero recordar lo que ya Mi Hijo Jesucristo y Yo misma os hemos dicho muchas veces, que NO estáis aquí en la Tierra por casualidad o por obligación.

Vuestra estancia sobre la Tierra, vuestro paso por ésta Tierra, tiene para cada uno de vosotros una misión y una razón muy grandes: la de ser Corredentores...

Y este acto tan grande y de tanta responsabilidad se desarrolló como un acto vuestro en TOTAL LIBERTAD y de TOTAL DONACION a la Voluntad de vuestro Dios.

Vuestro paso sobre la Tierra debe ser éso, sólo Tránsito. Sólo un momento, sólo el tiempo necesario para cumplir con la tarea que vosotros, con amor y libertad, aceptasteis de vuestro Dios. Él siempre respeta la libertad de las almas, nunca impone algo; porque si así lo hiciera, estaría actuando en contra de Sus Enseñanzas.

Por ello debéis estar seguros que vuestra donación fue libre y espontánea y vuestro Padre os lo agradece compartiéndoos también, el título de CORREDENTORES, al ayudar a Su Hijo Jesucristo en la salvación de vuestros propios hermanos.

Yo, como Virgen y Madre, también comparto el título de CORREDENTORA por haber sido escogida por la Santísima Trinidad para traer al Mundo a Mi Dios Salvador y que de Mí se Encarnara. Que tomara de Mi Carne Virginal, libre de todo mal, libre de toda culpa, libre de toda corrupción que el pecado causó a la Obra de Creación de Nuestro Padre Dios.

Y por el hecho de que Mi Carne y todo Mi Ser se mantuvieron Puros y Virginales, fui elevada al Cielo en Cuerpo y Alma al llegar el Final momento de Mi Misión sobre la Tierra.

Sí, Mi Misión sobre la Tierra terminó; pero Mi Misión como Madre de todos vosotros, NO. Esta sigue y sigo viendo por la salvación de cada uno de vosotros.

Si a Mi Hijo lo acompañé, durante toda Su Vida hasta el momento de Su Muerte…

También a cada uno de vosotros os acompaño durante toda vuestra vida, Me queráis o NO, Me aceptéis o NO, Me busquéis o NO.

Mi Hijo sobre la Cruz, Me dió la tarea de ver por todos vosotros, TODOS VOSOTROS, sin distinción de raza, credo, creencia, etc.

Para todos vosotros Bajó, para todos vosotros Predicó, por todos vosotros Sufrió y Murió, para todos vosotros Resucitó y para todos vosotros Soy Vuestra Madre porque así Él Me lo pidió.

Yo Soy la Madre de todo el Género Humano…

“MUJER, HE AHÍ A TU HIJO…”

Y una madre siempre buscará y velará por todos sus hijos, sean buenos o malos, favorables a la Fé de vuestro Dios o contrarios a ella… Y así como El os quiere a todos…

 Yo como Madre, NO puedo ser contraria al Amor y a los deseos de Mi Hijo. El Amor de Mi Dios está en Mi y éste Amor actúa perfectamente en Esta, Su Sierva Fiel.

Por favor Mis pequeños, tratad de entender bien lo que vuestro Dios os concedió a cada uno de vosotros. Este paso, éste momento de la Eternidad que se os ha dado para servirLe en la Salvación y Redención del género humano, se os pagará en forma tremenda.  (Lo único que tenemos que hacer ES: santificar nuestros sufrimientos al entregarlos…)

ESTAMOS ACOMPAÑANDO A NUESTRO REDENTOR EN EL FRENTE DE LA BATALLA POR LA SALVACIÓN…MARÍA ES LA COMANDANTE…  COMO GRUPO DE ÉLITE, PODEMOS HACER QUE LUCIFER CONOZCA EL SABOR DE LA DERROTA… ¿QUIÉN SE ATREVE?

A vista de la Eternidad, el momento que tomará vuestra estancia sobre la Tierra es pequeñísimo, es casi imperceptible a ojos humanos, pero NO para Nuestro Dios. Es vuestra Donación Libre y Amorosa… ES vuestro amor infinito por El, lo que a vuestro Dios le interesa.

El deseo de bajar libremente a servirLe en la salvación de vuestros hermanos y el deseo de traer Su Amor a la Tierra para poderla levantar del mal en el que se encuentra, vuestro Dios os lo paga por toda la Eternidad.

SÍ, es un momento insignificante vuestra estancia sobre la Tierra y será pagado con un Gozo Extremo. Con un gozo total para vuestra alma por toda la Eternidad. Si pensarais como comerciantes, como administradores de un bien, os daríais cuenta de que la proporción del pago que se os dará a la tarea que realizaréis, es infinitamente desproporcionada.

Vuestro Dios os paga por vuestro trabajo sobre la Tierra en forma DESCOMUNAL y ése pago irá también, en proporción a lo que hagáis por El, durante vuestro paso terreno. Si mucho disteis, Infinitamente más se os multiplicará en el Reino de los Cielos.

Vuestro Dios, Nuestro Padre, es un “mal comerciante”, que os paga muchísimo más de lo que vuestro trabajo vale. Porque “vuestro trabajo” está lleno de pecados, de errores, de caídas, de traiciones; pero también de valor, de Fé y de AMOR… Y por ése Amor y por ser vuestro Padre, El os dá ése Premio Descomunal.

Esto es lo que a El le interesa más de vuestro paso sobre la Tierra: Cuánto amasteis y cuánto de Su Amor dejasteis en el corazón de vuestros hermanos.

Es el Amor el que va a producir el cambio sobre la Tierra y el que va a daros el Premio Eterno. NO bajáis a la Tierra a apoderaros de ella ni a buscar sólo sus bienes, a tratar de poseer más.

Bajáis a servir a vuestro Dios con los Bienes que El os concedió, responsabilizándoos de repartir lo que de El traéis del Cielo. Como Su Amor, Sus Virtudes, Sus Bendiciones, Su Ejemplo y sobre todo, el Honor de haber sido escogidos para ser Corredentores junto con Su Hijo y de ser ejemplo fiel de Sus Enseñanzas.

Pocos, MUY POCOS de vosotros os dais realmente cuenta de tal Honor, el de ser siervos fieles de vuestro Dios, como Yo lo Soy. SÍ, la Tarea que El os pide se os parece difícil a ratos, pero El siempre está atento a vuestras necesidades; además de que Yo vuestra Madre, constantemente estoy Intercediendo por vosotros, para obtener de Nuestro Dios lo que necesitáis en todo momento.

El nunca os pide más allá de lo que os pidió antes de que bajarais a servirLe. El os dotó de todo lo necesario para que pudiérais cumplir satisfactoriamente con vuestra Misión.

Y se os debe de hacer más fácil si os mantenéis en constante comunicación interior con Su Voluntad… Pero éso es algo que pronto se os olvida y que desecháis de vosotros.

No evitéis ni despreciéis la Oración Profunda, la Oración Interior, porque es la que os dá la comunicación segura y constante con vuestro Creador. Si os apartáis de la Gracia, de la Pureza de vuestro corazón y de la Oración, os sucede como a aquél que es dejado en medio de un bosque, en la total obscuridad. Se pierde y sigue luces débiles que lo pueden llevar por caminos de peligro o de muerte.  

Os pido Mis pequeños, que viváis siempre con el corazón en la mano. Y con esto os quiero decir que la Caridad para con vuestro prójimo, siempre esté abierta, que sea abundante, que ayudéis siempre de corazón y NO por obligación.

Mi Hijo se dio en totalidad. Los bienes materiales los tuvo, porque había muchos hombres ricos que Le ayudaban en Su Misión. Pero así como lo recibía, Él también lo daba a los pobres; ahí estaba ayudando económicamente a los necesitados, pero también se daba plenamente en lo espiritual.

Y se acercaban a Él los necesitados NO solamente de curación corporal, sino de curación espiritual. Se donaba plenamente… Así, en lo económico y en lo espiritual.

Cuando vosotros tenéis mucho de lo económico, difícilmente soltáis de lo vuestro; porque lo creéis de vuestra propiedad, sin que os deis cuenta plenamente, de que lo que tenéis en lo material NO ha sido de casualidad que lo tengáis, sino que Nuestro Padre y Nuestro Dios lo ha permitido en vuestra vida…

Y ha confiado en vuestro corazón, para que compartáis de éstos bienes materiales con vuestros hermanos. Pero pocos, MUY POCOS hermanos vuestros que tienen riquezas, entienden esto…

Y es por eso que Mi Hijo les decía que era más fácil que pasara un camello por el ojo de una aguja a que un rico se salvara, porque estáis buscando mantener ésa riqueza que NO es vuestra.

Y entended bien esto Mis pequeños, porque si de alguna forma u otra os habéis hecho de ésas riquezas, es gracias a los dones que recibisteis del Cielo y NO los agradecéis. Y se os ha dicho que mientras más deis más recibiréis, pero como vivís en las cosas del Mundo, en lo material, poco o nada entendéis de éstas Palabras Divinas.

Porque Mi Hijo os ha dicho que cuando tenéis bienes dados del Cielo, NO los aprovecháis plenamente, NI crecéis con lo que tenéis en la Tierra, que pertenecen al Príncipe de éste mundo y con ellos os engaña para que NO crezcáis espiritualmente.

Al repartir de vuestros bienes estáis actuando en Caridad y también se os ha dicho que cuando vosotros dais limosna, vuestros pecados quedan perdonados. Ciertamente, NO los que os llevan a la muerte. Hablando de pecado, es todo aquello en lo que vosotros erráis.

Son vuestros defectos cuando vosotros dais limosna, vuestros pecados quedan perdonados, ciertamente, no los que os llevan a la muerte.

Y caéis en ellos y a veces tontamente, porque NO estáis viviendo una vida espiritual que os da fuerza para que vosotros luchéis contra vosotros mismos, contra vuestras pasiones, contra vuestros deseos nefastos. Contra vuestra alma que le impiden crecer espiritualmente, pero que vosotros al caer continuamente en ésos mismos deseos, en ésas mismas faltas, desperdiciáis vuestro tiempo Y NO VIVÍS más plenamente en lo espiritual, que en lo del mundo.

Podríais ya ser tan grandes, Mis pequeños. Podríais ya tener dones inmensos, inconmensurables, si hubierais ya entendido esto, de vivir más para vuestro Dios, para Mi Dios, en lugar de buscar acrecentar vuestros bienes terrenos.

Cuando es Dios el que te revela Sus Misterios, VIVES EXPERIENCIAS INCOMPARABLES…

NO estáis buscando estar ya desde ahora que vivís en la Tierra, en los terrenos Divinos, que es el Reino de los Cielos. NO estáis comprando vuestro lugar en el Reino de los Cielos con vuestras buenas acciones, con vuestra vida de ejemplo, con la Vida de Mi Hijo en vosotros.

Llegáis ante Nuestro Dios cuando bien o mal, cumplís vuestra misión. Cuando Él os manda llamar, que es el fin de vuestra existencia sobre la Tierra y el principio de vuestra existencia en el Reino de vuestro Dios, que ojalá todos vosotros buscarais esto y que no perdierais vuestra alma eternamente.

Pero cuando os presentáis ante Mi Hijo, para vuestro Juicio Personal, es cuando os dais cuenta de todo el tiempo perdido, de todas las oportunidades que tuvisteis de hacer tanto bien con aquello que aparentemente es muerto:

Que son los bienes de este mundo, que es el dinero de este mundo, que ciertamente él os puede llevar a alcanzar la Gloria cuando actuáis en Caridad y que también a condenaros, cuando entráis en avaricia o usando ésos bienes para vuestra destrucción espiritual y para la de otros.

Aquí es donde os dais cuenta, Mis pequeños, cómo un bien material que se os otorga, de acuerdo a vuestro actuar os puede dar salvación eterna u os puede dar condenación eterna.

Meditad esto, Mis pequeños para que empecéis una nueva vida en vosotros; lo que os quede de vida NO importa, pero es una nueva oportunidad que Nuestro Dios os concede, para que podáis comprar como os dije el Reino de los Cielos con vuestro actuar, según la Voluntad de Nuestro Dios y viviendo en ése Amor que vosotros os debéis tener los unos a los otros, como Mi Hijo os enseñó, ayudándoos tanto en lo material, como en lo espiritual.

¡Vuestra misión es grande, como vuestro premio lo será si la termináis triunfantes! Dejad que Yo os guíe como Madre vuestra que Soy, para poder llevaros a feliz término de vuestra misión y así Me dejéis con una gran alegría, la de haberos ayudado a obtener una gran Gloria por toda la Eternidad.

Os amo infinitamente, Mis pequeños y os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Nombre de Mi Hijo Redentor, en Nombre de Mi Esposo-Amor y en Mi Nombre de Virgen y Madre de Mi Dios y vuestra.

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga y recibíd, también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al triunfo de la Verdad y del Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

N186 GUIADOS POR EL ESPÍRITU SANTO


Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Espíritu Santo y así como bajé en Pentecostés sobre los apóstoles, vuestro Padre, vuestro Dios, ha ido escogiendo alrededor del Mundo almas sobre las cuales depositaré Mis Dones y Yo Mismo os moveré para que actuéis, según la Voluntad del Padre.

Os pido Mis pequeños, que os vayáis preparando para ése momento. Os iré tomando e iréis viviendo el cambio… Cuando menos lo esperéis. Pero vuestra alma deberá estar dispuesta si así lo deseáis, a servir a vuestro Dios en Nuestra Santísima Trinidad.

El hombre necesita un cambio, muy corrompido está. La generalidad se ha apartado totalmente, de las Leyes Divinas que os dio el Padre.

Yo os vengo a recordar todo lo que el Hijo os dio y os vengo a dar ésos Regalos Divinos; para que podáis llenaros de la Gracia, a la cual todos vosotros estáis llamados. Pero el alma deberá estar dispuesta a recibirlos.

El que CREE EN MI, HARÁ LAS MISMAS COSAS QUE YO HAGO . Y HARÁ MAYORES AÚN… (Juan 14, 12)

Pero al recibir Mis Dones, Mis Carismas, deberéis estar conscientes que son para servir. Que son para hacer la Voluntad del Padre, que NO SON para que vosotros vayáis por el Mundo presumiendo lo que tenéis.

Lo que primeramente os daré, es la Humildad. En la Humildad, entraréis profundamente en vuestro corazón… Y ahí, adoraréis a vuestro Dios y Nos adoraréis en Nuestra Santísima Trinidad.

Yo estoy en vuestro interior y donde estoy Yo, también está el Padre y el Hijo. Donde está el Padre, también estaMos el Hijo y Yo. Somos Inseparables, debéis adorarNos en vuestro interior. Deberéis estar conscientes que ya NO seréis vosotros.

A veces actuáis sin pensar y os dais totalmente de palabra, os ofrecéis a Nuestra Santísima Trinidad de palabra. Pero cuando ya hay que trabajar y actuar, es cuando Nos dais la espalda.

Por eso, os pido que si realmente queréis seguir adelante, que viváis para la Voluntad de Nuestra Trinidad. Vuestra alma debe estar dispuesta a todo lo que os pidaMos. Esto es personal. NO es cuestión de grupo. Vuestro trabajo será personal y daréis cuenta a Nuestra Trinidad de tiempo en tiempo…. Y al final de vuestra existencia.

Sabéis que éstas Bendiciones NO se les conceden a todos los hombres, sois almas escogidas y que habéis sido preparados para una misión especial, muy bella y también, difícil a ojos humanos. Pero al momento en que vosotros os donéis a Nuestra Trinidad, Nosotros tomareMos posesión de vuestra voluntad…  Y de esta forma, todo será fácil.

Se os ha dicho que estáis en momentos de cambio, un Cambio Universal. Viene un Nuevo Mundo, una nueva Esperanza llena de un Amor Infinito. Y debéis de poner mucho de vuestra parte, especialmente vuestra donación.

No hay casualidades en Nosotros. Vuestra vida sigue un Plan Divino y en este caso, un Plan Salvífico, como el de Jesucristo. Ciertamente NO SOIS SERES DIVINOS;  pero seréis movidos por Fuerzas Divinas; porque estaMos y estareMos en vosotros. Habéis dado vuestro “fiat”, lo heMos tomado.  

El hombre, como NO conoce el futuro NI el desarrollo de los Acontecimientos que se darán, TEMÉIS… Pero, ¿Acaso un hijo pequeño teme algo, cuando va tomado de la mano de sus padres?

El niño pequeño, confía plenamente en sus padres. Lo lleven por donde lo lleven, esté en lo Obscuro, esté en lo Alto, esté en el frío, esté en las aguas… Ellos confían plenamente en sus padres, porque ven en sus padres la Fuerza y la Capacidad que ellos no tienen.

Os heMos dicho que Nosotros os llevareMos de la mano. Os tomareMos en totalidad y actuareMos en vosotros.

Todo esto se resume en una palabra Mis pequeños: AmorAmor a vuestro Dios, en Nuestra Santísima Trinidad…  Y Amor hacia vuestros hermanos por lo que les vais a ayudar en la misión que tenéis cada uno de vosotros encomendada.

NO la conocéis, pero la gozaréis. Porque iréis viendo palpablemente lo que Nuestra Fuerza Divina, lo que el Amor Divino puede hacer en las almas de los hombres y lo que puede hacer para destruir el Mal de Satanás y Vencerlo.

Estáis de Nuestra parte, estáis del lado del que ya triunfó por todos vosotros. ¡Cristo Jesús ha triunfado!, TRIUNFÓ  sobre la Muerte. ¿A qué le podéis temer, si Él Resucitó y vosotros estaréis tomados por Nosotros?

¿A qué le teméis? NO podéis temerle a la Muerte, porque Nosotros soMos Vida. Si morís, podeMos resucitaros y resucitaréis ciertamente, al Reino de los Cielos. Pero podéis también resucitar como Resucitó Jesucristo, con un Cuerpo Humano.

Si Teméis, es que NO habéis comprendido toda esta Evangelización que se os ha dado. NO confiáis en el Poder Divino, NO confiáis en el Amor de vuestro Dios. Si desconfiáis, NO sois dignos de ser tomados por vuestro Dios.

Meditadlo, Mis pequeños. Sois almas especiales… Pero también tenéis que darLe un gusto y una Donación especial a vuestro Dios.

Hijitos Míos, YO como Espíritu de Vida, Yo como Espíritu de Amor, siempre he vivido perfectamente en la Presencia de Jesús y de María. Es a través de Mi Moción, que se os dá el Conocimiento, la Guía, la Verdad por medio del Verbo Encarnado…

Y además, Me establezco perfectamente en la Persona de Nuestra Hija, la Siempre Virgen María.

La vida se os dá por el Padre y la realización de ella, para llevar a cabo vuestra misión sobre la Tierra, debe estar unida a Mi Inspiración constantemente. La Sabiduría de Jesucristo como Dios, estaba influenciada por Mi Presencia Divina en El, Yo se la transmitía y El en viva voz, la donaba a la gente de Su pueblo en ése tiempo y a la gente del Mundo en éste tiempo.

HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR… 

El vínculo filial de Madre-Hijo Me permitía obrar en la Perfección de Mi Persona. Su Donación era perfecta. Los Dos eran UNA sola alma. El Gozo de uno era el gozo del otro y el Dolor de uno era el dolor del otro.

La Donación total y sin condiciones de Nuestra Hija María a Nuestra Santísima Trinidad, Nos permitía obrar perfectamente en Ella.

Era el respaldo seguro y perfecto para el Dios Encarnado. Era el consejo y la ayuda de la Madre para con el Dios que venía a redimir al Mundo. Era el apoyo fiel en quién confiaba Sus secretos íntimos el Redentor.

Como el Amor no se puede separar del Dolor; Ella, amando perfectamente a Su Hijo, también SUFRÍA perfectamente, con su Hijo.

La vida de total Sumisión de Vuestra Madre Santísima a Nuestras Inspiraciones, fue de gran ayuda a la Redención del Género Humano, ya que al surgir Ella misma como Corredentora del género humano, se vuelve Maestra y Guía, al ser el Alma de la Nueva Iglesia que se formaba, con las Enseñanzas de Su Hijo, después de Su Muerte…

Ella se vuelve dolor con el Dolor, se vuelve vida con la Vida, se vuelve redención con Su Corredención. Es el ejemplo perfecto de una madre abnegada y fiel a los designios divinos del Padre. Se vuelve así vida de esperanza y de amor, ya que en Ella ven los discípulos la constatación de las Enseñanzas de Su Hijo.

En Ella ven los discípulos la Obra Maestra de la vida de Dios Hijo; en Ella ven el reflejo perfecto de la vida del Salvador y por ello se vuelve Guía y Maestra, en el Amor y en el Dolor, de las Enseñanzas de Su Hijo, Salvador del género humano.

Así en Ella Yo, como Espíritu de Verdad y Sabiduría, sigo dejando Vida de Gracia para el Género Humano al formar la Nueva Iglesia de Cristo Jesús.

Es a través de Ella que se viven las Enseñanzas de Su Hijo y se asienta y se robustece la Iglesia de Dios. Así Ella se vuelve Intercesora ante Su Hijo para todo el género humano.

Por ello, es a través de la Iglesia formada por las Enseñanzas de Cristo Jesús y afianzada en la Guía de Su Hija, la Siempre Virgen María; por lo que Yo el Santo Espíritu de Dios, puedo seguir transmitiendo las Verdades del Cielo a todos los hombres que han permitido que La Vida se mueva en sus corazones.

Así, la vida de la Iglesia permanece. Me hago Presente continuamente a través de Mis hijos, aquellos que el Padre ha escogido para ser portavoces de Nuestras Enseñanzas, de las que ya se os dieron y de las que ahora se os dan; para seguir preservando la Familia de Dios.

Se os han dado las bases de la Vida y del Amor de Dios, pero debéis entender que en la Omnipotencia de vuestro Dios NO hay término, todo tiene que evolucionar hacia Su Perfección…

Y así como a un niño pequeño se le da conocimiento de niño. Así vosotros, después de haber tenido la evangelización de Cristo Jesús…

Yo ahora, os daré Conocimiento de más edad. A través de Moisés se dieron las Enseñanzas para ésa época, para ése Pueblo Rebelde. A través de Cristo Jesús se os dieron Enseñanzas de un nivel superior.

A través Mío, se os darán enseñanzas superiores en el Amor de Dios.

Los que han hecho vida las Enseñanzas de Jesús, vuestro Dios, ya han crecido en la Verdad y ahora se os permitirá conocer más sobre la Verdad Omnipotente e Infinita de vuestro Dios. Caeríais en una gran soberbia si creyeseis que lo que se os dijo ha sido todo lo que vuestro Dios tiene para vosotros, sus hijos.

Su Omnipotencia y su afán  de amor es infinito, por ello, Su Conocimiento Infinito se les irá revelando a todos aquellos que, con amor, humildad y docilidad, acepten su pequeñez y su necesidad de alimentarse de la Vida y del Conocimiento de su Dios.

En el tiempo por venir, después de una Gran Purificación; los escogidos de Su Amor podrán obtener a través Mío, Espíritu de Vida, las Inspiraciones de vuestro Creador.

Agradeced inmensamente el Amor que os tiene vuestro Padre Dios, por compartiros Su Conocimiento. Conocimiento que ya había sido dado al género humano, pero que se perdió por el Pecado Original.

Dios Padre tiene un deseo perenne de compartir con Sus creaturas… Ésa es la vida del amor: el dar y dar continuamente, para ver en la vida de los hijos, la perfección de Su Obra.

Cuando un alma se dona, como lo hizo vuestra Madre Santísima; Yo, vuestro Dios Espíritu Santo, puedo derramarMe perfectamente… Y así el alma, entra en comunicación total con el Cielo, aún a pesar de estar viviendo sobre la Tierra; para proseguir la obra de Redención y de evolución en el Amor de vuestro Dios.

La Obra de Dios es Dinámica y NO tiene fin. Vuestra evolución en el Amor es tarea de toda la Eternidad. Sólo se os han dado las bases perfectas, los cimientos perfectos que habrán de soportar el Edificio de Perfección.

Este es vuestra alma, la cuál llegará a ésa perfección cuando acepte, viva y transmita la Vida de Dios. El Amor es Nuestro Distintivo. A vuestro Dios se le conoce principalmente, por Su Amor y al introduciros al Amor, ahí obtenéis todo.

Todo crece, se purifica y vive por el Amor. Quién deja vivir al Amor en su corazón  se deja guiar por el Amor de Mis Inspiraciones, se vuelve un verdadero hijo de Dios. No se puede lograr una verdadera perfección si no se ha logrado vivir en el AMOR.

No se puede ser guía, maestro o ejemplo de las Enseñanzas de Jesús, si antes NO habito Yo el Amor en pleno, en su corazón. No se puede hablar con la Verdad si ella NO está saturada de amor.

NO se puede ser guía de pueblos, si el Amor desinteresado y puro, NO habita en su corazón. Aquél que NO escucha Mi Voz en su corazón, aquél que NO busca a través de la Oración y la Donación, hacer la Voluntad del Padre, NO puede decirse hijo de Dios.

 Enseña lo que sus intereses quieren enseñar y guía hacia donde sus intereses quieren guiar. Habéis separado lo material de lo espiritual, convirtiéndolos en dos entidades opuestas y que no tienen aparentemente, relación una con otra.

Sois creación total de Dios. Vuestra alma moviendo y expresando por medio de vuestro cuerpo Mis Inspiraciones, para todos vuestros hermanos. Sois alma, cuerpo y Espíritu. Yo ayudo a vuestra alma a crecer y a vuestro cuerpo a servir como vehículo, para llevar Mis Enseñanzas dadas a vuestra alma, a todos vuestros hermanos.

Vuestra alma debe servirse del cuerpo, para que a través de él se manifieste Mi Vida Perfecta, la Vida del Espíritu de Dios, misma vida que vive en Cristo Jesús. Así, al transmitir Mis Enseñanzas estáis transmitiendo a la Santísima Trinidad, a vuestro Dios.

Si reflexionarais esto en humildad y docilidad, de rodillas y con vuestra frente en el suelo, NO os cansarías de agradecerLe a vuestro Dios la inmensidad de dones, gracias y regalos con los que os ha dotado.

Él se ha derramado y se derrama día a día en las almas para que crezcáis hacia ésa perfección que El desea. Si ahora creéis gozar con lo que tenéis; NO podéis, ni imaginaros, lo que gozaréis con lo que iréis obteniendo al ir avanzando en la perfección de vuestra alma.

Inmensos regalos os tiene reservados vuestro Dios, los cuáles Yo, Su Santo Espíritu, os iré dando. Sólo necesitamos de almas sencillas, humildes, pequeñas. Donadas perfectamente, para que se pueda manifestar en ellas la Perfección de vuestro Dios.

Acudid continuamente a pedir ayuda a vuestra Madre Celestial, Ella la que entendió perfectamente la Obra de Dios, que se donó perfectamente a ser moldeada por El y en la que ahora podéis ver la perfección que logró Dios, vuestro Padre en ésta maravillosa creatura, la Siempre Virgen María.

Acudid a Ella sin  temor, con confianza, con alegría. Ella, la toda Pura, la toda Santa, la toda Inmaculada, os quiere llevar hasta la realización plena de vuestra alma. Recordad que el que verdaderamente ama, primero ve por la mejora de los demás, antes que ver la suya propia.

Cuando alguien verdaderamente ama, dá todo lo que tiene, con tal de ver en el ser amado una superación; aunque alcance niveles superiores del mismo que lo está ayudando. ¿Qué NO podréis alcanzar de vuestra Madre Santísima, con Su Intercesión y ayuda, si sabéis que Yo vuestro Dios Espíritu Santo, vivo en total libertad de acción en Su Corazón?

Estar con Ella, acudir a Ella, es estar con Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad.

Ella, la Intercesora perfecta ante Su Hijo. Y por consiguiente ante la Santísima Trinidad, puesto que somos Inseparables e Indisolubles. PUEDE obtener todo lo que deseéis de Nosotros, para que logréis el crecimiento en la perfección del Amor, tanto para vosotros como para vuestros hermanos.

Pedídle a Ella os haga perfectos Tabernáculos del Amor de Dios y os enseñe a escuchar Mis Indicaciones en vuestro corazón, para así llevaros a ésa perfección que tanto quiere vuestro Padre Dios.

Mis pequeños Yo, vuestro Dios Amor, el Espíritu Santo quién habita en cada uno de vosotros, quisiera encontrar corazones libres, corazones dispuestos a amar, corazones que NO se hayan vendido al Mal, corazones que NO se encuentren absortos por los bienes de la Tierra.

“El Espíritu del Señor esté sobre todos vosotros”, exclamó Jesús desde el Cielo, en el Cenáculo de Pentecostés al enviarMe a la Santísima Virgen María y a los Apóstoles.

Mi Amor siempre busca corazones en donde pueda vivir y sobre todo, crecer. La desgracia de la humanidad actual es la de la APATÍA.

Ya NO queréis dar más, NO deseáis mover un dedo por el prójimo, NO actuáis según Yo os instruyo en vuestro corazón; tenéis miedo y flojera de vivir según el Amor desea.

Cuando fui derramado por Jesús sobre los Apóstoles en el Cenáculo, Yo les iba a potencializar lo que ya tenían, lo que Jesús Mismo les había enseñado, pero que NO lo querían dar por temor, por falta de Fé y de confianza.

Pentecostés para ellos fue la Fuerza que los impulsó a darse por los demás, fue la Fuerza Profunda que hacía aflorar las Enseñanzas de su Dios, de darla a conocer a sus hermanos.

Pentecostés fue el inicio de Mí Obra Apostólica en Mí Iglesia, en la Iglesia incipiente que Yo guiaría y alimentaría por todos los siglos por venir.

Pentecostés es el ejemplo que debe tomar y seguir todo aquél que se considere hijo de Dios y seguidor de las Enseñanzas de Jesús.

Pentecostés es la fuerza que debe tomar el cristiano para enfrentarse a toda adversidad, sabiendo con certeza de que es su mismo Dios el que lo habita y que lo hace llevar ejemplo y palabra divina a sus hermanos.

Como os decía, la desgracia de la gran mayoría de los que os decís cristianos, es la pasividad y el temor a darse y a mostrarse como lo que son.

Mí Iglesia está dormida, Mí Iglesia parece morir… Mí Iglesia se derrumba ante la podredumbre que el Enemigo suscita en los corazones.

Aún Mis mismos consagrados han entrado a ésta pasividad, NO Me dejan actuar en ellos y hasta ponen en duda o niegan el que el que Yo Me pueda expresar a través de Mis más pequeños escogidos en estos momentos.

¡Entended que Yo Estoy Vivo! ¡Soy vuestro Dios Espíritu Santo que mantiene Viva a la Iglesia y a sus Enseñanzas, las que os dio vuestro Dios encarnado, Jesucristo!

Él mismo os lo dijo: La Iglesia, Mis Enseñanzas, prevalecerán hasta el fin de los siglos. Y ésa tarea recayó perfectamente en Mí, el Dios Amor, el Dios Instructor.

Yo Hablo, he hablado y hablaré a través de pequeñas creaturas que se vuelven portadores de la voluntad de vuestro Dios.

Yo, a través de ellos mantengo la estabilidad de la Iglesia y la actualidad de la Palabra dada por Jesús.

Pentecostés es para todos aquellos que desean unirse perfectamente a la voluntad de su Dios. Es para todos aquellos que desean seguir haciendo crecer la Iglesia en la cuál nacieron y la quieren seguir viendo viva y activa.

Es para todos aquellos que desean compartir un solo amor y un corazón con todos sus hermanos.

Pentecostés es el Amor que une, no importa lengua, sexo, condición social o raza.

Pentecostés es la vida de la Iglesia que debe caminar por la calle, que debe vivir en la familia, que debe ser ejemplo en donde se esté.

 

Pentecostés es la Vida de la Iglesia que debe caminar por la calle, que debe vivir en la familia, que debe ser ejemplo en donde se esté.

Yo Soy vuestro Dios Amor y deseo que vuestro corazón se abra para que Me pueda derramar en cada uno de vosotros y así os pueda conceder todos Mis dones.

Yo os bendigo en la Trinidad Perfecta del Amor, Padre, Hijo y Espíritu Santo y en el nombre del Perfecto Tabernáculo Viviente, en la persona de la Santísima Virgen María.

Yo os concedo Mi Sabiduría y Mi Paz.

Id, hijitos Míos, a transmitir y a vivir el amor de vuestro Dios y así lograréis empezar a vivir en el camino de la realización plena, en la perfección, que se obtiene al vivir vida de AMOR.

Yo Soy vuestro Dios Amor y deseo que vuestro corazón se abra para que Me pueda derramar en cada uno de vosotros y así os pueda conceder todos Mis dones.

Yo os bendigo en el Amor de Mí Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mí Amor infundido en los corazones.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/

EJÉRCITO VICTORIOSO VI


HORAS NOCTURNAS DE REPARACIÓN

Pasos:

I. Coronilla del Amor

II. Meditación de la Hora Nocturna. (Una por día)

III. Oración final (ver al final la última oración)

IV. TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD (Complemento poderosísimo de Protección)

 CORONILLA DEL AMOR

En las cuentas del rosario. En las cuentas grandes:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; sed nuestro amor y salvación.

En las cuentas pequeñas (10 veces):

Jesús, María y José os amo. Salvad almas. Salvad a los consagrados.

Al final del rosario, repetir tres veces:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; haced que os ame cada vez más.

II MEDITACIÓN DE LAS HORAS NOCTURNAS

DÍA DÉCIMO QUINTO

15. Reparad por las almas que no frecuentan los Sacramentos.

Hijo amado: dais alegría a mi Divino Corazón en esta noche porque a medida que hacéis las horas nocturnas de reparación, os vais consumiendo como cirio encendido al pie del Santísimo, vais creciendo en virtud, os vais haciendo perfecto.

La oración reparadora es suave aroma que perfuma vuestro corazón. La oración reparadora es fuego de Amor Divino que arde en vuestro corazón y os eleva en gracia. La oración reparadora os borra vuestras imperfecciones y os hace más radiantes. La oración reparadora os hace sentir tedio por el mundo y repugnancia por el pecado. La oración reparadora es como lluvia de agua fresca que penetra en las almas de corazón árido, reseco.

Así es pues, hijo mío que os arropo con mi mirada y os abraso con la llama de Mi Amor Divino, cada noche que os sumerjáis en la Llaga de mi Sagrado Costado para cumplir con este acto sublime de devoción: las Horas Nocturnas de Reparación.

En esta noche, alma reparadora: os pido orar por las almas que no frecuentan los Sacramentos. Sacramentos que son siete fuentes de Gracia. Sacramentos que son instrumentos divinos para la salvación de las almas. Sacramentos que purifican el corazón, dándole el brillo y la lozanía de un ángel. Sacramentos que son credencial necesaria para la entrada al Cielo.

En esta noche, alma reparadora: os pido orar por las almas que no frecuentan los sacramentos; almas cegadas por el pecado, almas con corazón endurecido a Mi amor, almas que creen que al Cielo se va sin esfuerzo, sin renuncia constante.

En esta noche, alma reparadora: os pido orar por las almas que no frecuentan los sacramentos; reparad para que descubran estas siete fuentes de Gracia. Reparad para que logren en vida, borrar muchos pecados; reparad para que se acojan a mi misericordia infinita. Reparad para que se suelten de las garras de Satanás, para que den inicio a un nuevo camino.

Alma reparadora: Sanad las llagas de Mi Cuerpo Santísimo porque los pecados de los hombres me sumergen en un terrible dolor; dolor, porque muchos mueren sin pedirme perdón; dolor, porque muchos caen, como hojas de los árboles, en las profundidades del Averno.

Reparad para que todas las almas frecuenten los Sacramentos. Sacramentos indispensables para la salvación del alma porque nada manchado habrá de entrar al Reino de los Cielos.

Alma Reparadora:

Jesús amado: vuestro Divino Corazón agoniza de dolor al ver tantas almas que desprecian los auxilios celestiales de los Sacramentos. Almas que difícilmente se salvarán si no frecuentan estas siete fuentes de misericordia. Fuentes que purifican el corazón manchado por el pecado. Fuentes que liberan a los poseídos por el espíritu del mal. Fuentes que nos acrisolan como a oro y plata para adelantarnos en la virtud.

Jesús amado: vuestro Divino Corazón agoniza de dolor porque muchas almas hacen de sus vidas: guillotina de muerte para la vida eterna; muchas almas no se cobijan a vuestra infinita misericordia, degradan los Sacramentos y por ende a Vos mismo.

Jesús amado: vuestro Divino Corazón agoniza de dolor porque los pecadores naufragan en el lodazal de sus culpas; culpas que deforman su corazón; culpas que los lleva siempre a una vida sin sentido, a una agonía constante porque tienen ojos y no os ven, oídos y no os escuchan.

Jesús amado: en esta noche reparo con mi sacrificio por las almas que no viven una vida sacramental. Despertadlas, agonizante Jesús mío, de su sueño letargo; hacedles sentir la imperiosa necesidad de sumergirse en las fuentes de misericordia para que sean purificadas, limpiadas.

Agonizante Jesús mío: llamad a cada una de estas almas por su nombre; llevadlas sobre vuestros hombros y sanad sus heridas; dadles a beber del agua viva y quitadles las cadenas que no las deja ser libres. Haced que a través de las horas nocturnas de reparación: sean muchos los hijos pródigos que regresen hacia Vos; haced que estas súplicas fervientes calen en sus corazones y las muevan a un cambio.

Haced que empiecen a sentir repulsión por el mundo. infundidles el santo temor de Dios para que reaccionen a tiempo, para que se despojen del hombre terrenal y se revistan del hombre nuevo. Haced que sus ojos vuelvan a ver la luz; luz que un día perdieron por la oscuridad del pecado.

Haced que estas almas laven sus culpas en el sacramento de los Ríos de la Gracia. Ríos que acabarán con toda inmundicia, con todo olor putrefacto. Ríos que darán brillo al alma. Ríos que devolverán el estado de Gracia perdido. Ríos que doblegarán la voluntad humana a vuestro Santo Querer: Vida coherente con la Palabra, vida enriquecida con los Sacramentos.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

DÍA DÉCIMO SEXTO

16. Reparad para que todos mis hijos reconstruyan mi Iglesia, aparentemente, en ruinas. 

Hijo querido: es Jesús el que os habla. Despertad y venid hacia Mí que deseo descansar en vuestro corazón. Quiero que me acompañéis en esta noche, porque la soledad en que me encuentro hace que exude Sangre de mi Cuerpo. Sangre que es el remedio a vuestros males. Sangre que es coraza de protección contra el Enemigo.

Enemigo que no podrá tocaros porque sois mi propiedad; enemigo que será confundido mediante las horas nocturnas de reparación; enemigo que no tendrá cuentas con las almas generosas que atienden a Mis llamados de Amor.

Mi Divino Corazón está saturado de oprobios porque mi Iglesia está dividida, fragmentada; mi Iglesia está pasando por una horrorosa crisis; mi Iglesia está siendo sacudida por vientos de doctrinas heréticas; doctrinas que son incoherentes con las Sagradas Escrituras y el Magisterio de la Iglesia.

Alma reparadora que deseáis llevaros mi dolor: reparad para que todos Mis hijos reconstruyan mi Iglesia aparentemente en ruinas. Reparad para que obedezcan a su único Pastor. Reparad para que todos sus miembros sean reflejos de santidad. Reparad para que cesen los escándalos, para que haya coherencia de vida, honestidad.

Alma reparadora que deseáis llevaros mi dolor: reparad para que mi Iglesia que es: Una, Santa, Católica y Apostólica, atraiga con su testimonio a las ovejas dispersas; ovejas que beben en otras fuentes, ovejas que pastan en laderas.

Alma reparadora que deseáis llevaros mi dolor: reparad para que los hombres acepten y aprecien las enseñanzas transmitidas en mi Iglesia. Iglesia que siempre permanecerá, aun, en las fuertes tormentas y vientos impetuosos.

Alma reparadora: sed pararrayo en mi Iglesia, alimentándoos de su doctrina, siguiendo sus sabias enseñanzas; enseñanzas que no estén en desacuerdo con Mi Evangelio.

Alma reparadora que habéis sido llamada a una vocación especial: enmielad Mi Corazón, agonizante, con vuestras asiduas penitencias, mortificaciones, sacrificios.

Enmielad mi Corazón agonizante: atrayendo muchas almas más, al ejercicio de las horas nocturnas de reparación. Horas que iluminarán el sendero de las almas ciegas de espíritu. Horas que ablandarán los corazones duros, corazones de pedernal, corazones renuentes a una conversión transformante.

Levantad mi Iglesia con vuestra reparación. Anteponed mi Segunda Llegada y refugiaos en uno de los Aposentos de mi Sagrado Corazón para que NO seáis confundido, NO seáis sacado de mi verdadera Iglesia.

Alma Reparadora:

Corazón de Jesús, saturado de oprobios: heme aquí reparando en esta noche por vuestra Iglesia. Iglesia, aparentemente semidestruida. Iglesia fuertemente atacada por Satanás.

Iglesia medio tambaleante. Iglesia que a pesar de los vendavales que la sacuden, jamás se desmoronará, jamás se derrumbará porque sois Vos su piedra angular, sois Vos quien la fundasteis, quien la instituisteis.

Corazón de Jesús, saturado de oprobios: heme aquí reparando en esta noche por vuestra Iglesia. Iglesia que habrá de permanecer en la luz. Iglesia asistida siempre por el Espíritu Santo. Iglesia cubierta por sus potentes rayos de luz. Corazón de Jesús, saturado de oprobios: heme aquí reparando en esta noche por Vuestra Iglesia.

Sé que es vuestra máxima preocupación. Por eso, agonizante Jesús mío, defendedla de los ataques del demonio, sitiadla por miríadas de Santos Ángeles, resguardadla bajo los pliegues del Manto Celestial de María.

Corazón de Jesús, saturado de oprobios: heme aquí reparando en esta noche por Vuestra Iglesia, ya que muchos de vuestros hijos no se identifican en plenitud con sus enseñanzas; algunos se saltan vuestros principios, vuestras Leyes.

Corazón de Jesús, saturado de oprobios: heme aquí reparando en esta noche, noche en la que hacéis un llamado a toda la humanidad para que perseveremos en vuestra Santa Iglesia, para que permanezcamos fieles a la doctrina, transmitida por los apóstoles de generación en generación, para no dejarnos seducir por doctrinas llamativas y extrañas.

Corazón de Jesús, saturado de oprobios: heme aquí reparando en esta noche por vuestra Iglesia. Iglesia que queréis reconstruir, restaurar con la oración continua de las almas víctimas y de las almas reparadoras. Iglesia en la que ha penetrado el humo de Satanás, pero las Tinieblas del Mal serán disipadas, regresarán al lugar de donde salieron.

Corazón de Jesús, saturado de oprobios: heme aquí reparando en esta noche por vuestra Iglesia. Iglesia a la que amo porque fuisteis Vos quien la constituisteis. Iglesia de la que me siento

orgullosa de pertenecer porque sois Vos la columna que la sostiene. Iglesia que será renovada, transformada porque sois su Constructor, su Arquitecto.

Corazón de Jesús saturado de oprobios: heme aquí reparando en esta noche por vuestra Iglesia. Haced que sus miembros caminen tras vuestras huellas; huellas que nunca se habrán de borrar, huellas que dejarán un recuerdo perpetuo de vuestra Presencia en medio de vuestro pueblo.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

DÍA DÉCIMO SÉPTIMO

17. Reparad para que las almas vivan cada Eucaristía como si fuese la última en sus vidas.

Escuchad, hijo mío, mi llamado. Atended a mi súplica en esta noche, noche en que os quiero ver con vuestros ojos despiertos y vuestro corazón dispuesto para las horas nocturnas de reparación.

Sabed alma reparadora que muchos de mis hijos asisten al Santo Sacrificio de la Eucaristía por costumbre; poco se conmueven ante la prédica del sacerdote y lo peor es que están de cuerpo presente, pero su corazón y su pensamiento están ausentes del Milagro más grande que está por descubrirse, de Mi descenso en las manos del sacerdote.

¡Cómo deseo, alma reparadora, que cada uno de los hijos que asisten a la Santa Misa, lleguen a Mí ansiosos en escuchar mi Palabra, anhelantes de alimentarse de mi Cuerpo y de mi Sangre, ávidos en asociarse a la adoración de la Iglesia Triunfante!,

Porque la Eucaristía es el momento más sublime; momento en donde el Cielo se junta con la tierra; momento en el cual los Ángeles me entonan bellos himnos; momento en el cual las almas deberían estar unidas, en espíritu, a mi Divinidad presente en la Sagrada Hostia; momento de pensar sólo en Mí; momento para tener un encuentro a solas con Dios.

Alma reparadora: la rutina de algunos de mis hijos para con Mi invención de Amor, lacera mi Sagrado Corazón, ya que deberían extasiarse ante el acto sublime, anonadarse como las almas santas que se encuentran en el Cielo.

Hijo amado, que formáis parte de este apostolado de reparación: atraedme con vuestra oración, también, aquellas almas que consideran que no es necesaria la Eucaristía; almas que pecan contra el tercer mandamiento de la ley de Dios.

Almas que dicen acudir a la Misa cuando les nace; almas que malgastan su tiempo en las bagatelas del mundo; almas a las que espero cada domingo para embellecer su corazón; almas a las que espero cada domingo para llenar sus vacíos; almas a las que espero cada domingo para descubrirles su pecado y llevarlas al Tribunal de mi Misericordia.

Almas a las que espero cada domingo para despertarlas en la fe, para animarlas a sobrellevar la cruz con amor, para liberarlas de su esclavitud, para mostrarles un mundo distinto, más asequible, más visible.

Hijo querido que estáis cumpliendo con un oficio de ángeles en la tierra: reparad para que todos mis hijos vivan cada Eucaristía como si fuese la última en sus vidas.

Alma Reparadora:

Corazón amantísimo de Jesús: ¡Cómo entregarme al descanso! si aún me falta algo muy importante para hacer: cumplir con mi oficio de ángeles, alivianar vuestra carga mediante las horas nocturnas de reparación. Horas que excitan Mi Corazón en ansias de permanecer en el monte Calvario, consolándoos. Hora en la que enjugo vuestras lágrimas y adoro vuestras llagas. Hora que cierra el día, uniendo mi corazón al vuestro.

Corazón amantísimo de Jesús: ¡Cómo entregarme al descanso!, si sé que estáis triste. ¡Cómo entregarme al descanso!, si ya no puedo conciliar el sueño sin antes haberos consolado. ¡Cómo entregarme al descanso!, si me hacéis partícipe de vuestro dolor; dolor que también hiere mi corazón.

Corazón amantísimo de Jesús: ¡Cómo entregarme al descanso!, si habéis hablado a mi corazón, si habéis pronunciado mi nombre, si habéis puesto vuestra mirada en mí para reparar en esta noche por todas aquellas almas que asisten a la Eucaristía por rutina, por costumbre.

Almas que deberían caer de rodillas, si fuese posible, ante la grandeza de vuestro amor; almas que deberían de aprovechar al máximo cada Eucaristía para irse desprendiendo del hombre viejo; almas que deberían de tomar la Eucaristía como un anticipo del Cielo en la tierra.

Corazón amantísimo de Jesús, que me habéis cautivado y seducido: os pido que cautivéis y seduzcáis a todos los hombres para que vivan cada Eucaristía con entrega, con devoción, con admiración ante vuestra grandeza y vuestra extrema humildad.

Corazón amantísimo de Jesús: reparo en esta noche entregándoos parte de Mi sueño por aquellas almas que no participan del Santo Sacrificio Eucarístico, cada domingo. Ten compasión de ellas; aún, el mundo les atrae; aún, no han hallado la libertad de espíritu; aún, no han entendido que cada Misa es un reanudar los Misterios de la Sagrada Pasión.

Corazón amantísimo de Jesús: atraed al aprisco de vuestro Corazón Eucarístico a todas las almas para que se embriaguen de amor, para que se conduelan de sus culpas, para que borren las flaquezas de su pasado y den inicio a una nueva vida.

Corazón amantísimo de Jesús: escuchad mis súplicas en esta noche y arropad con el manto de la compasión a todas las criaturas que aún, no os conocen.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

Extractado del libro: En los umbrales de la Nueva Jerusalén, cap. II (Mensajes dados a Agustín del Divino Corazón, mensajero de los Sagrados Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y de María).

TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

Bendita sea la Santa e indivisible Trinidad, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

V. Abrid, Señor mis labios. R. Y mi voz pronunciará vuestra alabanza.

V. Dios mío, mi defensa te encomiendo. R. Señor, a mi socorro acude presto.

Gloria sea dada al Padre, Gloria al eterno Hijo, Gloria al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Acto de Contrición

Amorosìsimo Dios, uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, en quien espero, a quien amo con todo mi corazón, cuerpo y alma, sentidos y potencias, y por ser vos mi Padre, mi señor y mi Dios infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa, Trinidad Misericordiosa, me pesa, trinidad amabilísima, me pesa Trinidad Santísima, de haberos ofendido sólo por ser vos quien sois: propongo y os doy palabra de nunca mas ofenderos, y de morir antes que pecar; espero en vuestra suma bondad y misericordia infinita que me habéis de perdonar todos mis pecados y me daréis gracia para perseverar en un verdadero amor y cordialísima devoción de vuestra siempre amabilísima Trinidad. Amén.

Himno

Ya se aparta el sol ardiente Tu, luz perenne. Unidad Danos un amor ferviente, Santísima Trinidad. En la aurora te alabamos Y en la tarde ¡oh sumo bien! Confiados esperamos Que allá en el cielo también. Al Padre, al Hijo, y al Santo Espíritu, con fervor Demos en piadoso canto Gloria, alabanza y honor. Amén.

Se dice tres veces:

Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Pleni sunt coeli et terra gloria tua.   Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya.Aleluya.

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Ahora en su rosario, en el primer misterio rezar:

 PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Decir en las 9 nueve perlas siguientes:

Abba Santísimo, Sanctus, Sanctus, Sanctus,Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis.Benedictus qui venit in nomine Domini.Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Y al terminar las 9 veces se dice:

“Por infinitos siglos de los siglos. Amén” Aleluya. Aleluya.

Hacer lo mismo en el segundo y tercer misterio, hasta completar 27 veces

Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

Antifonía

A Tì, Dios Padre ingénito; a Tî Hijo unigénito; a Tî, Espíritu Santo paráclito, santa e indivisible Trinidad de todo corazón te confesamos, alabamos y bendecimos: a Tì se dé Gloria por los siglos de los siglos. V. Adoremos al Dios de las alturas. R. Alabémosle en la tierra todas sus criaturas.

Oración

Amabilísimo Señor, Dios Uno y Trino, dadnos continuamente vuestra gracia, vuestra caridad y la comunicación de Vos para que en tiempo y eternidad os amemos y glorifiquemos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, una deidad, por infinitos siglos de los siglos. Amén.

Gozos a la Santísima Trinidad

Dios Uno y Trino, a quien tanto Arcángeles. Querubines, Angeles y Serafines Dicen: Santo, Santo, Santo.

Santísima Trinidad, Una esencia soberana, De donde en raudales mana La Divina Caridad, De tu inmensa majestad Ante el trono sacrosanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Oh misteriosa Deidad De una esencia y tres personas, Pues que piadosa perdonas, Nuestra miseria y maldad, Oye con benignidad Este fervoroso canto.

Angeles y Serafines,  Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

El Trisagio que Isaías Escribió con tanto celo, Lo cantan siempre en el cielo Angélicas jerarquías; Tan piadosas melodías Son de las almas encanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Este Trisagio glorioso Voz del coro Celestial Contra el poder infernal Es auxilio poderoso, Y en este mar proceloso, Puerto en que cesa el quebranto. Angeles y serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la muerte repentina Del rayo exterminador, De la peste y del temblor, Libra esta oración divina; Ella la mente ilumina Y disipa nuestro llanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es el iris que se ostenta Precursor de la bonanza Es áncora de esperanza En la desecha tormenta, Es la brújula que orienta Al tender la noche el manto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es escudo soberano De la divina justicia, Con que de infernal malicia Triunfa el devoto cristiano, Y hace que el dragón tirano Huya con terror y espanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la guerra fratricida Que ensangrienta nuestro suelo, El Trisagio, don del Cielo, Nos preserva con su egida; Y en dulce paz bendecida Suba hasta Dios nuestro canto. Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Yo confío en vuestro amor, Santo Dios, fuerte, inmortal, Que en el coro celestial Cantaré con gran fervor El himno que tanto honor Causa, cuando en su canto, Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Dios Uno y Trino a quien tanto Arcángeles, Querubines, Angeles y Serafines, Dicen: Santo, Santo, Santo.

Antífonía

Bendita sea la santa e indivisible Trinidad, que todas las cosas crea y gobierna, ahora y siempre y por los infinitos siglos. Amén

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo. R. Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.

Oración

Omnipotente y sempiterno Dios, que te dignaste revelar a tus siervos la gloria de tu eterna Trinidad, y que adorasen la unidad de tu augusta Majestad en la confesión de la fe; te suplicamos rendidos que por la misma confesión de la misma fe, nos veamos siempre libres de las adversidades y peligros. Por Jesucristo Señor nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Ofrecimiento

Te rogamos Señor, por la santa iglesia católica, en especial por nuestro Santo Padre El Papa y todos los prelados que la gobiernan, por la exaltación de la santa fe católica, la conversión de los infieles, herejes y pecadores, paz y concordia entre los príncipes cristianos, perseverancia de los buenos y arreglo de las costumbres, por los perseguidos, afligidos, enfermos y agonizantes, por las almas del purgatorio, por el acierto en los gobiernos de las naciones, unión en los matrimonios, ejemplo en las familias y santa educación de la juventud; por nuestros amigos y enemigos y por todas las necesidades espirituales y temporales del pueblo y del estado. Sagrado Corazón de Jesús, fuente de bondad y misericordia. Ten piedad de nosotros.

Tres Padres Nuestros, Avemarías y Glorias por el remedio de todas nuestras necesidades.

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Dei Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confiamos infinitamente.

Acto de Desagravio

Divino Salvador de las almas; cubiertos de confusión nuestros rostros, nos posternamos en vuestra presencia soberana y dirigiendo nuestra vista al solitario Tabernáculo, donde gemís cautivo de nuestro amor, se pàrten nuestros corazones de pena al ver el olvido en que os tienen los redimidos, al ver esterilizada vuestra sangre, e infructuosos los sacrificios y escarnecido vuestro amor. Pero ya que con infinita condescendencia permitís que unamos esta noche nuestros gemidos a los vuestros, nuestras lágrimas a las que brotaron por nuestra causa de vuestros Sacratísimos ojos, a las lágrimas de sangre que vertieron vuestros Divinos ojos, os rogamos dulce Jesús, por los que no ruegan, os bendecimos por los que os maldicen y os adoramos por los que, despiadados os ultrajan, y con toda la energía de nuestras almas, deseamos bendeciros y alabaros en todos los instantes de nuestra vida y en todos los Sagrarios de la tierra y con los valiosos afectos de vuestro amante Corazón.

Suba, Señor, hasta Vos, el doloroso grito de expiación y arrepentimiento que el pesar arranca de nuestros contritos corazones.

V. Por nuestros pecados, por los de nuestros padres, hermanos y amigos, por los del mundo entero. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las infidelidades y sacrilegios, por los odios y rencores. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las blasfemias, por la profanación de los días santos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las impurezas y escándalos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los hurtos e injusticias, por las debilidades e irrespetos humanos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por la desobediencia a la Santa Iglesia Católica, la que instituyó Jesucristo, por la violación del ayuno. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los crímenes de los esposos, por las negligencias de los padres, por las faltas de los hijos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los atentados cometidos contra el Papa. R. Perdón Señor, perdón. V. Por las persecuciones levantadas contra los Obispos, Sacerdotes, religiosos y Sagradas Vírgenes. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los insultos hechos a vuestras imágenes, la profanación de los templos, el abuso de los sacramentos y los ultrajes al augusto Tabernáculo. R. Perdón Señor, perdón. V. Por los crímenes de la prensa impía y blasfema, por las horrendas maquinaciones de tenebrosas sectas. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los justos que vacilan, por los pecadores que resisten a la gracia y por todos los que sufren. R. Piedad, Señor piedad.

V. Perdón, Señor, y piedad por el más necesitado de vuestra gracia; que la luz de vuestros Divinos Ojos no se aparte jamás de nosotros; encadenad a la puerta del Tabernáculo nuestros inconstantes corazones; hacedles allí sentir los incendios del amor Divino, y a vista de las propias ingratitudes y rebeldías, que se deshagan de pena, que lloren lágrimas de sangre, que vivan muriendo de amor. R. Amén.

GLORIA A TI SEÑOR JESÚS. GRACIAS POR SALVARNOS.

JESUS, MARIA, Y JOSE OS AMO SALVAD VIDAS, NACIONES Y ALMAS. AMÉN.

No me mueve, mi Dios para quererte El Cielo que me tienes prometido, Ni me mueve el Infierno tan temido; Para dejar por eso de Ofenderte. Tú me mueves Señor muéveme el verte, Clavado en una cruz y escarnecido,

Muéveme el ver Tu cuerpo tan herido. Muéveme Tus afrentas y Tu muerte, Muéveme en fin Tu amor, en tal manera; Que aunque NO hubiera Cielo yo te amara Y aunque NO hubiera Infierno Te temiera. NO me tienes que dar porque te quiera, Pues aunque lo que espero NO esperara; Lo mismo que te quiero Te quisiera.

R114 LA LEY DEL AMOR


11 DE JULIO DEL 2017

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Mis Lágrimas de Sangre son Mi Dolor ante la FALTA DE AMOR en el corazón de Mis hijos.

La Casa del Padre ha llamado a que la Humanidad comprenda que la vida les tiene que conducir al fin último: LA FUSIÓN CON LA VOLUNTAD DIVINA.

En su lugar, en este instante, el hombre utiliza cuanto posee para su propio bien, según su personalidad para imponerse ante sus hermanos, para manipular a sus semejantes, para manifestarse en contra de todo lo que es Divino…

Mis hijos NO han comprendido… Y menos reflexionado que cuando la Casa Paterna les solicita es en su esencia, un cambio en el obrar y actuar; ya que en cuanto se les dicta un cambio o se les da una ordenanza…

El Demonio se lanza en contra de ustedes, para llevarles a actuar de forma contraria. Y así, mantenerles en una constante subversión contra Dios.

Hijos, si han pronunciado el ‘SÍ’ a Mi Hijo y se han decidido a avanzar en la santidad, tienen que abonar el terreno de la personalidad con Tierra Nueva, sin los contaminantes que guardan en la mente, sin los harapos con que han caminado y les  distinguen a unos de los otros.

NO han comprendido que lo que les debe distinguir es la Ley del Amor y NO la contrariedad, esa que causa la Ira y les lleva a ser irreconocibles.

He derramado Mis Lágrimas por la violencia en que vive la Humanidad, la matanza de inocentes, la subversión en que se encuentra la Humanidad…

La Ira ha logrado calar profundo en Mis hijos, sin pensar ni siquiera en la Ley del Amor. El hombre es un CARNICERO sin compasión; da muerte a sus hermanos sin que se le estremezca el corazón; sin pensamiento ni sentimientos de piedad, ni compasión.

Mediten hijos, si son capaces de actuar contra un hermano despiadadamente, con esa facilidad pueden ser presas fáciles del Anticristo.

Amados hijos, la Ley del Amor fue dada por el Padre Celestial, porque el hombre NO se ha amado a sí mismo y por ello, desconoce el Amor al prójimo.

DIOS PADRE ES SOBRE USTEDES TODO EN TODOS.

Ustedes deben amarse. Son hijos del mismo Padre, amen a sus hermanos y desprecien lo mundano.

Destruyen la Tierra… Y en este Instante se destruyen a sí mismos y se encuentran a instantes de una Destrucción mayor.

Desean destruir el alma para que el Anticristo les tome para sus filas.

Ustedes que se llaman a sí mismos hijos de Dios, respondan como hijos de Dios, NO como creaturas tibias sin un camino definido hacia la Salvación.

¿Qué encontrará el Ángel de Paz, si como hijos de Dios han renunciado a la salvación eterna, al NO poseer amor, debido a que el corazón es de piedra, insensible y negativo hacia la misericordia y el perdón?

Sean verdaderos, NO deformen la Ley Divina.

Lloro ante la total degeneración permisible en los diferentes sectores de la Humanidad…
Lloro por el desamor que reina en las familias…
Lloro al mirar que las creaturas humanas se miran como enemigos dentro de su propio hogar…

Les Llamo a mantener presente a nuestro Ángel de Paz.

Mamá María

Cuando los ministros de Dios callan… LAS PIEDRAS HABLAN… (Lucas 19,40)

Comentario del Instrumento:

UN ANÁLISIS SOBRE EL CONTROL DEL HOMBRE POR MEDIO DE LA TECNOLOGÍA.

Nos enfrentamos a un instante en que el hombre necesita un gran Discernimiento. Tanto, que tenemos que tener claridad con lo que se hace o se deja de hacer.

El orar está bien, pero la criatura humana debe tener presente que el Cielo nos ha llamado a todos Sus hijos a ser acción. La Oración en ocasiones se limita a un instante en el cual la creatura se da a Su Creador en adoración, en petición… Si el hombre NO ha comprendido que la Oración es más que un instante, limita la Fusión continua a un solo momento con Su Creador.

En los Mensajes que recibo, nuestro Señor y nuestra Madre insisten en que tenemos que aspirar a una mayor espiritualidad y esa mayor espiritualidad conlleva el meditar, el examinarse interiormente, el decidirse a ser mejor con un firme propósito de enmienda para mantenerse continuamente unido a Cristo.

Algunos se preguntarán cómo lograr esto.
La respuesta es: ofreciendo e invitando a Jesús a permanecer en nosotros, teniendo la conciencia de que Jesús NO permanece únicamente en el Cielo, sino se mantiene Vivo y Palpitante dentro de cada uno de Sus hijos.

Pero para adentrarse en una mayor fusión con la Trinidad Sacrosanta y con nuestra Madre Santísima, se les debe CONOCER, para reconocer lo que es de Dios y lo que NO es de Dios.

Nos mantenemos en el Instante en donde se adecuan los Mandamientos a las supuestas necesidades y gustos de cada persona. Y nada más inverosímil que esto.

No nos podemos prestar como Pueblo de Dios, a ser partícipes de la desvaloración, del irrespeto y de las herejías con que la Humanidad se está enfrentando y ofendiendo a Dios.

Todo esto nos permite mirar que vivimos en un instante de pruebas y tentaciones constantes. Existe realmente una Lucha entre el Bien y el Mal, más permanente y fuerte que la que se ha vivido siempre. El Demonio ha encontrado en la fragilidad de la mente humana, un terreno fértil para arremeter contra todo lo que significa Dios.

La Humanidad actual, habiendo acogido todo lo que los Tentáculos del Anticristo han dispersado por la tierra, SE HA SUMERGIDO EN LA INACTIVIDAD DEL PENSAMIENTO Y LA INACTIVIDAD DEL CORAZÓN

DESPRENDIÉNDOSE DEL AMOR

Y SUPLANTÁNDOLO POR EL EGO HUMANO,

POR EL YO DESEO, YO NECESITO, YO ME IMPONGO

Y es que en la iglesia Católica se habla POCO O NADA  del Anticristo, ya que el único que trata sobre esto en la Biblia es Juan y a Sus Palabras se le han restado importancia y han sido aplicadas al pasado.

Bien es cierto que han existido a lo largo de la Historia de la Humanidad, cantidad de PRECURSORES (Como San Juan Bautista lo fue de Jesús) del Anticristo… Que han flagelado a la Humanidad de manera impensable. Pero el que vendrá a colocar el Sello por todos ellos, es el mismo Engendro de Satanás.

Hermanos, es la falta de conocimiento del Pueblo de Dios lo que le llevará a entregarse en manos del Mal.

El hombre busca lo que le facilite todo, busca tolerancia, porque NO se ha instruido en el peligro del Pecado y de perder la Salvación.

En este Instante, lo más importante es el hombre como hombre y no como hijo de Dios. De ahí que se resta importancia como Ofensa a Dios, todo el DESENFRENO en el que el hombre ha caído. Y el Desenfreno que es TOLERADO en gran parte, por la misma Iglesia.

Vemos claramente cómo surgió una nueva civilización materialista, fría, desconocedora de la palabra AMOR. Falsa, hedonista, egoísta, que le rinde culto a su EGO dando rienda suelta a la corrupción y a la muerte.

El hombre que NO se acerca a profundizar en el Conocimiento de la Ley Divina, NO logra cumplir con la Voluntad Divina y cae en grandes blasfemias, dando culto a la criatura humana y relegando a Dios a un último lugar.

Recibimos el Decálogo (los Diez Mandamientos) para que se cumpla sin deformarlo. Y la Masonería difunde por medio de los Diez Cuernos de los que forma parte, Los más grandes Errores, para que Satanás aumente su Botín de Almas, con una Iglesia un tanto desconocedora de lo que vive.

Quienes esperan reconocer fácilmente al Anticristo están muy equivocados… Y dejan entrever el gran desconocimiento en el que vive el Pueblo de Dios.

MAITREYA, EL GRAN USURPADOR

El Anticristo se presentará como un Gran Pacificador, el salvador de los hombres. Hará milagros, resucitará muertos, será condescendiente  para buscar la paz en todo el mundo. Dará alimento a los hambrientos, socorrerá al hombre en sus necesidades.

Y la Sagrada Escritura nos afirma: “De manera que nadie podía comprar o vender, si NO llevaba marcado el nombre de la Bestia, o la cifra que corresponde a su nombre (Ap 13,17)

Entre otras acciones que se encuentran a la orden del día, el Anticristo promoverá el aborto, la homosexualidad y le dirá a la Humanidad que debe espiritualizarse, entregándose voluntariamente primero a sus órdenes.  Luego hará que el hombre crea que es el centro del universo, minimizando a Dios en todo aspecto. Dará una catequesis equivocada sobre la Creación.

Todo lo anterior y más, serán sus artimañas para llevar a la Humanidad al Abismo. En este Instante, tengo el deber de informar algo que pensarán es parte de una película de ciencia ficción, pero NO… es algo real…

Los tatuajes YA NO son realizados con tintas comunes, sino que han pasado a ser parte de la Tecnología. En este Instante se han creado tatuajes como una segunda piel. Son bandas electromagnéticas que interactúan con dispositivos de uso diario del hombre.
Por ello, el hombre tecnológico es otra de las grandes metas del Mal. Y en el afán de anular al hombre en su pensamiento e invadir su mente, ese dispositivo que se comporta como una segunda piel. Ha sido desarrollado por la empresa Microsoft Research entre otras, para transformar los tatuajes en dispositivos conectados.

El material es barato para que la mayoría lo pueda adquirir y el hombre pueda transformar el cuerpo en una superficie desde donde pueda ajustar varios dispositivos, por ejemplo el teléfono (1).

Este programa es un medio para difundir la aceptación del uso del microchip, que será implantado obligatoriamente para comprar, para recibir atención médica, para hacer uso del dinero en todo establecimiento y un sin fin de otras necesidades básicas.

El Microchip será presentado como el medio para que el hombre sobreviva dentro de sociedad moderna y el que NO lo acepte será perseguido y aniquilado.

Me preocupa sobre manera la consecuencia de aceptar la marca de la Bestia.

El Anticristo NO es un invento sacado de la manga. En Apocalipsis 14 el Tercer Ángel dice: “con voz potente: «El que adore a la Bestia o a su imagen y reciba su marca sobre la frente o en la mano, tendrá que beber el vino de la indignación de Dios, que se ha derramado puro en la copa de su ira. Y será atormentado con fuego y azufre, delante de los santos Ángeles y delante del Cordero.” (Ap 14,9-10)

Esto no se dice, no se alerta a la Humanidad para prevenirla. Y continúa el Apocalipsis diciendo: “En esto se pondrá a prueba la perseverancia de los santos, de aquellos que guarden los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”(Ap 14,12)

HERMANOS, LO QUE SE AVECINA ES SERIO, Y ¿QUIÉN ALERTA? Detrás de esta tecnología de punta, veamos el aspecto espiritual: cuando llegue la implantación del microchip, la Humanidad se verá ante dos realidades, aceptarla o morir.

La Humanidad ha sido alertada, a través de las Revelaciones del Cielo, sobre un derrumbamiento financiero, sobre la Tercera Guerra Mundial, sobre un Gobierno Único, una Religión Única… Todo esto será un detonante para que los hombres acepten la marca de la bestia.

Hermanos, si no son de los que acostumbran leer la Palabra de Dios, deben comprender que es necesario informarse de los planes del Enemigo del alma para que NO sean sorprendidos.

Toda la Humanidad, aún los no creyentes, deberían conocer estos Anuncios Divinos y tomarlos en consideración. Sabemos que lo que buscan los grandes sectores de poder universal es manipular y tomar el control del hombre y esta Marca lo permitirá.

Hermanos, Dios no será ignorado y Él nos ha advertido sobre el destino de la Humanidad. En las Revelaciones que yo recibo nos llama una y otra vez, a tomar acciones espirituales para no caer en lo incorrecto; es más, para no perder el alma.

En verdad que la Misericordia Divina es Infinita. Nos encontramos en el instante de la agitación, de las aguas embravecidas, de la batalla espiritual y solo cada uno en particular puede tomar su propia decisión.

MI ENCARGO ES INFORMAR, EL DE USTEDES, TOMARLO O RECHAZARLO. Amén.

(1) Para obtener más información: http://duoskin.media.mit.edu/ y en

http://www.abc.es/tecnologia/informatica/hardware/abci-duoskin-tatuaje-temporal-pero-inteligente-201608172128_noticia.html

R113 APÓSTOLES DE MI AMOR


07 DE JULIO DEL 2017

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:
Reciban mi Bendición, suplicando al Espíritu Santo para que estas palabras que reciben, sean acogidas con sabiduría y así ustedes que las leen, las atesoren y les motiven a la Conversión.

Las garras del Demonio surgen en medio de la Humanidad, que ha transformado la Tierra de Bendición en una tierra tenebrosa, saturada de la miseria humana en donde sobreabunda la Confusión y la Ira.

Hijos, ¿No alcanzan a comprender que los actos indebidos, impetuosos y nefastos refuerzan a los secuaces infernales?

Dicen conocer a Mi hijo y esto NO es verdad, ya que el que conoce el daño que causa el aliarse al Mal permitiendo que el Mal le utilice para causar contrariedad; si amara a Mi Hijo, se alejaría de esas ocasiones.

La humildad, el silencio, la paz y la unidad, son contrarias a la naturaleza del Demonio. Y cuando ustedes se mantienen en intervalos entre actos aparentemente buenos y actos contaminados con el Mal, el Demonio obtiene mayor provecho, al alejarles del recto obrar y actuar de los hijos de Dios.

El Demonio NO descansa llevando y derramando infelicidad en medio de los hombres, para que la Guerra entre las Naciones sea anticipada por la violencia en la Humanidad.

Algunos de Mis hijos, con fe y gran valor, se mantienen dentro de la obediencia a la que Mi Hijo les llama. A estos hijos son a los que con mayor furia tientan los demonios: la consigna es robarles la paz porque conocen al hombre.

Y cuando el hombre pierde la paz, la secuencia de pensamientos obras y actos, en su mayoría NO son los que Mi Hijo desea recibir.

Tan pobre es el hombre en su conciencia, que se deja llevar por la soberbia y de este mal, Satanás logra un gran provecho, infectando con graves males al hombre por medio de la soberbia.

La criatura soberbia emana tanta purulencia, que contamina a todo aquel que sale a su paso. Y los demonios se apresuran a elevarle ese gran mal, ya que un hombre soberbio causa más dolor por donde pasa, que lo que los mismos demonios pueden lograr en un instante.

Los hombres corren de un lugar a otro en busca de fechas sobre los Acontecimientos de la Purificación que sufrirá la Humanidad.

Y quienes buscan fechas, deben detenerse e interrogarse a sí mismos sobre su estado espiritual.

¿Cuántos serían en la humanidad los que salvarían el alma, si en este instante llegara Mi Hijo en su Segunda Venida?

Por ello, Antes y para bien de las almas, el Juicio Particular (1) se encuentra frente a la Humanidad.

¿Han pensado ustedes en este Acto de Misericordia?

¿Se encuentran produciendo frutos de Vida Eterna… ?

O

Por el contrario, ¿Son criaturas de contienda?

Hijos de Mi Corazón Inmaculado, lo poseen todo para alcanzar la Vida Eterna y la pierden a cada instante ante mínimas e imprevistas situaciones.

El crecimiento espiritual es una constante Prueba, ya que NO puede ser adulto espiritual el que NO vive como adulto espiritual, sino que de la madurez desciende a la niñez con gran facilidad. NO se encuentran crecidos espiritualmente para enfrentar el Instante en que viven.

NO poseen estabilidad espiritual y ante esta gran escasez, el astuto y Maligno Ladrón se apresura a lanzarles en las antiguas carencias espirituales, para que retrocedan cuanto sea posible y se alejen del verdadero Camino de la Salvación.

Un hombre airado causa grandes conflictos…
Una familia airada causa graves heridas…
Un pueblo airado causa grandes devastaciones y muertes…
Una Humanidad airada causa grandes guerras…

El Demonio es astuto y ustedes caen en sus redes con facilidad. Tanto que continuamente les facilita la llegada de cantidad de reportajes, literatura, noticias, predicciones que les intrigan…

Y ustedes hijos, se abalanzan hacia lo que les despierta la curiosidad…

¡Oh pobres de mis hijos! ¡Cuánto se desgastan por NO CONOCER A PROFUNDIDAD a Mi Hijo!

 Y desean alcanzar grandes honores sin haber alcanzado lo que les hará Herederos del reino: el Amor Divino.

Desean ser doctos sin la praxis y el pecador que NO se decide a desterrar de sí lo que le lleva a caer, NO alcanzará superar el Pecado.

Sin la constante práctica de la Negación, el hombre NO supera lo que le lleva a caer.  Para mis hijos es indispensable la praxis del Bien y el alejamiento del Mal.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, Mi Hijo mira a cada uno en especial.

Mira las obras y actos de cada uno en especial y Mi Hijo NO pasará por alto los actos contrarios a la Ley del Amor.

Cuántos de Mis hijos se encuentran en grandes contiendas por desear adquirir los dones de otro hermano, sin pensar que todo lo rige el Amor.

Y el que se afana en codiciar los bienes espirituales del hermano…

 Endurece su corazón y se aleja a sí mismo de los Bienes Celestiales.

En este Instante, ¡Cuántos se debaten Negando o Afirmando los Eventos que la Casa Paterna les ha revelado!

Si desean la Salvación tienen que dedicarse a vivir en santidad, cumpliendo la Ley de Dios y siendo testimonios vivos del Amor Divino en todo instante y en todo lugar, a tiempo y a destiempo.

Para esta Humanidad, la verdad es su verdad.

Y esa verdad dista infinitamente de la verdad que Mi Hijo ha legado a Sus hijos.

Los Mandamientos NO LOS PUEDE ALTERAR EL HOMBRE… 

Son una constante novedad, un constante Presente.

NO se encuentran sujetos a libres interpretaciones. 

Pero ¿Qué hace esta generación?:

Ha abolido el Pecado y las obras y actos contrarios a la vida, a la Salvación del alma, contrarios a la Obediencia, al recato, a la pureza…

Y se entregaron al Desenfreno, abriendo la mente a la Lujuria;

Para que los bajos instintos humanos broten y se reproduzcan en un constante ambiente propicio para ello.

El Pueblo de Mi Hijo permanece INERTE… 

Se niega a reconocer el Instante en que vive…

Y el Enemigo del alma con su astucia, se apodera cada instante de la Humanidad.

Las invenciones tecnológicas son alabadas por la gran mayoría de la Humanidad sin el debido conocimiento.

Esto acerca al hombre a aceptar sin miramientos cuanto sea novedad tecnológica.

Así acogerá la Humanidad con gran confianza el uso del Microchip(2) siendo este ingenioso y minúsculo artefacto, el más grande controlador que haya existido.

Por medio del Microchip, el hombre será anulado en su pensamiento…

Y la Libertad que Mi Hijo ha dado al hombre, le será arrebatada definitivamente. 

El Microchip es un Signo relevante, ANTES de la aparición pública del Anticristo. (3)

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, cada uno de ustedes debe voluntariamente consagrarse a Nuestros Sagrados Corazones, Mi Hijo se los ha solicitado y Yo les reitero esa petición urgente.

Cada hogar debe ser consagrado a nuestros Sagrados Corazones, cada familia debe consagrarse a nuestros Sagrados Corazones…

Pero NO olviden que la consagración se efectúa, con el constante vivir en la Voluntad del Padre.  

Más en donde NO reina el Amor Divino, la consagración NO produce frutos.

Amados hijos, el hombre NO descansa en su afán de liderar a la Humanidad. Las invenciones tecnológicas NO se detienen, estas NO son solo para bien del hombre sino en su mayoría, son utilizadas para dominar al hombre.

La mente humana es motivo de constante estudio y de constantes sorpresas para el hombre de ciencia.

Por ello la Humanidad recibe novedades con las que acaparan la atención humana y le abstraen de cuanto le rodea.

Llega a las manos de la niñez y de la juventud otra invención con la que desligarán totalmente de la realidad a quienes la utilicen.

Estos constantes sellos del Mal, son los que preparan al hombre para el dominio total de la mente por parte del Anticristo, para poseer a la Humanidad sin que esta se rebele.

Padres de familia:

¡Con cuánta liviandad han entregado a sus hijos al capricho de Satanás!

¡Con cuánta ligereza han permitido que sus hijos vivan en un mundo irreal…

se transformen en criaturas autómatas, que viven dentro de sí mismos compitiendo constantemente contra sí mismos!

Los padres de familia NO son escuchados.

NO son respetados.

NO son amados por sus hijos.

Escucho tanto Lamento al respecto.

Padres de familia:

Sus hijos criaturas inertes, son producto de la tecnología creada para dominar al hombrese encuentran dominados por la teconología del Demonio.

Cada novedad que colocan en manos de sus hijos, es un acercamiento que ustedes consienten…

Para que sus hijos se implanten el Microchip y sean parte de los Adoradores del Anticristo.

¡Cómo ha decaído el hombre Desobediente!

Hijos, oran y desobedecen.

Oran y omiten las Alertas que Mi Hijo les da para que se liberen del Mal y liberen a sus familias.

La Maldad recorre la Tierra. Es una fuerza invisible que va contaminando a quienes lo permiten.

Por ello tienen que anunciar que el Mal existe y que el Pueblo de Mi Hijo NO se salvará hasta que decida encaminarse a la santidad, que NO ES únicamente orar.

Expandan la mente. Aliméntenla con el Conocimiento, con la praxis; para que NO sean engañados por las artimañas del Seductor de las Almas.

Oren hijos Míos, oren por Turquía, padecerá el dolor de sus habitantes.

Oren hijos Míos, oren por Corea del Norte, su pueblo sufre el efecto de sus propias creaciones nucleares.

Oren hijos, oren por Chile, la Tierra se estremece con gran fuerza.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

La Tierra se estremece con mayor fuerza.

Grandes terremotos en el fondo del mar, causan devastaciones en la superficie de la Tierra. 

 La aviación será paralizada por instantes, en gran parte de la Tierra, guarden la FE.

Los Volcanes dan signos de su Despertar. 

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, permanezcan atentos, entréguense a las buenas acciones, atiendan los Pedidos de esta Madre.

Sean criaturas de bien, NO permitan que les invada el Mal.

Si Dios NO hubiese permitido que Daniel fuese arrojado al foso con los leones, NO existiría en la Biblia su maravilloso Testimonio de FE

Sean amor para con ustedes y para con sus hermanos.

NO olviden que la Maldad crece, pero el Amor Divino se multiplica por cuantos actos de obediencia cumplen mis hijos.

Amados, Mi Hijo les ama con Amor Eterno.

CONVIÉRTANSE...

Acérquense a Mi hijo, NO le teman.

Acérquense y vivan en la plenitud de los hijos de Dios.

Como Madre de la Humanidad, Me mantendré con ustedes hasta que entreguemos la Tierra a Su Creador.

Les Bendigo.

Mamá María.

(1) El juicio particular o EL GRAN AVISO, leer…

(2) Revelaciones sobre el MICROCHIPS, leer…

(3) Profecías sobre la aparición pública del Anticristo, leer…

Comentario del Instrumento

Hermanos:

En este instante, aumenta el asecho del Mal hacia el hombre. Aumenta conforme avanza el instante en que aparecerá el hijo de la Perdición. Por ello el hombre debe permanecer atento a los signos con que se anuncia el que pasa desapercibido.

Nuestra Madre nos alerta ante la crisis tecnológica con que el hombre es minimizado y llevado a un estado de exclusión total por medio de las novedades tecnológicas, que llevan a la niñez y a la juventud a ser criaturas vegetativas.

Con este método, el Mal incapacita al hombre en la toma de decisiones. Y por ende, le limita a ser más de Dios y le mantiene lejos de la realidad.

El Mal no se anuncia, sino avanza despacio sin ser visto. Así es como llega el Anticristo. Y por ello la mayor parte de la Humanidad es tomada por sorpresa. Ante la falta de conocimiento y la negación, el hombre llegará a vivir en la esclavitud espiritual y física.

Hermanos, somos llamados a mantener la Fe. Esa Fe que nace en nuestro interior y como llama ardiente, no se apaga. Amén.

http://www.revelacionesmarianas.com/

Mensaje del 2 de julio de 2017 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

por Rosas para la Gospa

“Queridos hijos, les doy las gracias porque responden a mis llamados y porque se reúnen en torno a mí, su Madre Celestial. Sé que piensan en mí con amor y esperanza. Y yo también siento amor hacia todos ustedes, como también lo siente mi amadísimo Hijo, que en su amor misericordioso, siempre y de nuevo me envía a ustedes.

Él, que se hizo hombre, que Era y ES Dios, Uno y Trino. Él, que por vuestra causa ha sufrido en el Cuerpo y en el Alma. Él, que se ha hecho Pan para nutrir sus almas y así salvarlas.

Hijos míos, les enseño cómo ser dignos de Su Amor, a dirigir a Él sus pensamientos, a vivir a mi Hijo.

Apóstoles de mi Amor, los envuelvo con mi Manto porque, como Madre, deseo protegerlos.  

Les pido: oren por todo el Mundo. Mi Corazón sufre, los pecados se multiplican, son muy numerosos. Pero con la ayuda de ustedes, que son humildes, modestos, llenos de amor, ocultos y santos, mi Corazón triunfará. Amen a mi Hijo por encima de todo y a todo el Mundo por medio de Él. NO olviden nunca que cada hermano suyo lleva en sí algo precioso: el Alma.

Por eso hijos míos, amen a todos aquellos que NO conocen a mi Hijo. Para que por medio de la Oración y del Amor que proviene de esta, puedan ser mejores. Para que la bondad en ellos pueda vencer, para que las almas se salven y tengan Vida Eterna.

Apóstoles míos, hijos míos, mi Hijo les ha dicho que se amen los unos a los otros. Que esto esté escrito en sus corazones y con la Oración procuren vivir ese amor. Les doy las gracias.”

María advierte en su mensaje: “es un momento crucial”

por Rosas para la Gospa

En su mensaje del 02 de Junio de 2017, la Reina de la Paz nos ha dicho: “Hijos míos, estén preparados: este tiempo es un momento crucial”. La expresión momento crucial también significa “encrucijada” y “punto de inflexión”.

“Encrucijada” porque la Reina de la Paz quiere que estemos preparados, pues estamos viviendo un tiempo en el cual debemos elegir qué camino tomar, realizar decisiones que marcarán nuestro rumbo. Que tendrán grandes consecuencias en nuestra vida.

“Punto de inflexión” porque nuestra Madre nos avisa que a partir de este momento las cosas NO van a continuar de la misma manera que antes. Nos anuncia cambios, situaciones decisivas que transformarán las cosas.

¿Qué espera Ella de nosotros en este momento crucial?

Nos los ha dicho: “Los llamo nuevamente a la FE y a la Esperanza. Les muestro el Camino a seguir: el de las palabras del Evangelio”.

NO es por tanto un momento angustioso.

ES ante todo un momento de FE y de Esperanza en el que tomar una firme decisión por la Reina de la Paz en fidelidad al Evangelio, a las palabras de Jesús.

Así seremos “pequeñas luces del mundo” que señalarán la dirección correcta, que salvarán a las almas.

En último término se trata de salvar el Mundo, como María nos dijo en el mensaje del 02 de Mayo.

Fuente: Reina de la Paz TV

A66 TRES AÑOS Y… LA IGLESIA ABANDONADA


29 de Junio de 2017

Observa hijo Mío, ve cómo estoy en la Cruz y, Me dirijo a todos, a todos Mis hijos sobre la Tierra: cómo, la gran mayoría de vosotros, aún Me tenéis aquí en la Cruz, Crucificado, Muerto y aquí Me dejáis. Muchos Me queréis dejar ahí, porque no queréis dar el siguiente paso, que es la Resurrección en Mí.

Os he pedido ser otros Cristos, os he dado toda una Evangelización, os he tomado, prácticamente, de la mano. Porque tenéis las Sagradas Escrituras, conocéis Mi Vida, Mi Caminar, Mis Ejemplos, Mis Palabras, Mis Obras, Mis Milagros…

Con esto os llevo de la mano a cada uno de vosotros, para que Me conozcáis mejor y para que deis el siguiente paso: Resucitar en Mí. Y esto es ser ese Cristo que vieron los apóstoles, Cristo Glorioso, que mostró Su Poder Divino y que se dio por cada uno de vosotros.

Soy vuestro Dios y lo demostré con Mi Amor hacia vosotros, con Mis Enseñanzas, con los Milagros que realicé y que nadie más, los ha realizado NI realizará, salvo aquellos que estén Conmigo, que den el siguiente paso.

Porque es Mi Promesa que aquellos que estén Conmigo, realizarán las mismas obras que realicé Yo y aún mayores, pero NO os estoy hablando solamente de Milagros, sino de conversiones.

Me seguían multitudes porque deseaban escuchar Mis Palabras de Sabiduría Divina que los transformaba, los enamoraba… Me seguían, porque querían saber más del Reino de los Cielos.

Si vosotros solamente os quedáis en la realización de Milagros, NO estaréis completos y podréis caer fácilmente en la soberbia y perderéis la otra parte; que realmente es la que ganaba a las almas; que es Mi Palabra que los llevaba a esa conversión de corazón.

SeguidMe, Mis pequeños. Tomad el compromiso de ser otros Cristos, pero completos. TRANSMITIENDO Mi Palabra, convenciendo en el Amor a vuestros hermanos, para que Me sigan.

Para que puedan realizar su obra también, cada uno de vosotros. Y podáis regresar al Reino de los Cielos victoriosos por haber cumplido vuestra misión… O vuestra obra ante los Ojos de Mi Padre.

Cada uno de vosotros tenéis una misión en particular, en el Amor y en el compromiso que tenéis ante Nuestra Santísima Trinidad. La debéis realizar porque es una obra de Amor, Mis pequeños. No os pido nada extraordinario, os pido lo que Mi esencia ES: el Amor.

Todo lo que Yo os vine a Enseñar, lo que os vine a mostrar del Cielo y lo que se vive en Él, es Amor. Todos y cada uno de vosotros, entendéis perfectamente lo que esta Palabra Divina quiere decir… Y es lo que habéis vivido en vuestro corazón: Mi Amor.

Ciertamente, NO todos lo habéis vivido en profundidad, porque la gran mayoría NO queréis tomar un compromiso con vuestro Dios, pero en algún momento os he tocado. He tocado vuestro corazón y conocéis perfectamente lo que es Mi Amor de Dios en vuestro corazón, a diferencia del amor pecaminoso humano.

El Amor Divino tiene muchas facetas y todas os llevan a la salvación. Pero Satanás, sabéis que se mete y trata de tergiversar todo lo que viene de Mí y os Engaña. Pero si estáis Conmigo, conocéis perfectamente lo que es Mi Amor y lo que es el amor del Mundo.

El hijo pródigo lo conoció muy bien. Y os he dicho que vosotros sois ésos hijos pródigos, que debéis dejar ya el mundo. Pero debéis antes dejar toda esa maldad y regresar a Mí. Debéis convertir a vuestros hermanos, tomando ese compromiso que cada uno de vosotros tenéis: el de salvar almas.

A eso vinisteis a la Tierra, a producir amor y a salvar almas. No hay nada más grande que Me podáis regalar a Mí vuestro Dios, que recuperar un alma que ya estaba perdida en el pecado y que Satanás la tenía ya tomada.

“DadMe almas”, os pidió Mi Hijo en la Cruz: “Tengo sed”, tengo sed de almas. Ahora El Espíritu Santo os dará una Efusión Divina, para que vosotros empecéis ya a vivir si queréis, esa renovación espiritual. Para que podáis caminar en la Tierra, como Mi Hijo caminó y vivió por vosotros.

YA NO os veáis a vosotros mismos os he pedido, ved por vuestros hermanos. YO estoy en vosotros, así que ya NO os veáis a vosotros y vuestras necesidades. Yo voy a proveer de todo, en vosotros y para vosotros. Vosotros, dadMe almas.  Estáis desperdiciando infinidad de Gracias y Bendiciones para vosotros y para los vuestros.
Hijitos Míos, Llamo, Grito, Aviso, Gimo, Lloro…

Es tanto el Dolor de Mi Corazón Mis pequeños, al ver a Mi Iglesia cómo ha sido Abandonada…

¡NOLI ME TANGERE! 

Cómo algunos ministros Me traicionan, CÓMO LOS FIELES SE ALEJAN…

Cómo la vida de la Iglesia se APAGA…

Mis pequeños, os he dado un Tesoro grandísimo en la Tierra y NO lo habéis cuidado. Mucho, mucho debierais tomar de Ella y NO queréis aceptar sus regalos, estáis desperdiciando infinidad de Gracias y bendiciones para vosotros y para los vuestros.

Caudales de bendiciones se reciben a través de Ella y vosotros negáis esa vida en vuestra vida. La vida de Mi Iglesia, que es Mi propia Vida os alivia, os consuela, os salva, os sana, os hace crecer y…

¿Qué hacéis Mis pequeños para obtener todo aquello? NADA o lo mínimo.

Contentos debierais estar de tener Mi Vida entre vosotros. Ciertamente YO habito en vosotros y Mi Iglesia os enseña cómo aprovechar Mis Bendiciones y Mi vida en vosotros. Pero vosotros os creéis autodidactas, os creéis superiores a Mis ministros.

Ciertamente el Escándalo que algunos causan, hace que muchos se separen. Pero vosotros NO hacéis gran cosa para defender a Mis ministros los que os pueden guiar, los que os pueden dar las máximas bendiciones, que son los Sacramentos.

Los atacáis y NO los protegéis. Estáis prestos para la crítica, pero NO estáis prestos a la Caridad para con ellos.

Sí Mis pequeños, mucha vida se derrama hacia vosotros pero NO queréis tomarla. Solamente cuando se os vienen los problemas personales o los problemas sociales, es cuando acudís a Mí.

Cuando veis todo perdido, cuando todo se os nubla es cuando  queréis venir a Mí apresurados, a aprovechar lo bueno que Yo os doy.

Pero tan pronto obtenéis Mi Bendición, os alejáis nuevamente.

Os olvidáis de Mí, que Soy la Fuente de todo Bien.

¿Hasta cuándo, Mis pequeños? ¿Hasta cuándo entenderéis?

¿Cuánta maldad guarda vuestro corazón?

¿Cuánta Indiferencia hacia Mí, vuestro Dios?

Tiempos vendrán en que NO tendréis lo que ahora tenéis y es cuando os daréis cuenta del Tesoro que NO supisteis cuidar, lo desperdiciasteis.

Aquellos que se han dado cuenta y han atendido a Mi llamado, Me han seguido porque Soy el Buen Pastor, que llama a Sus ovejas y ellas Me siguen.

 Cuando os deis cuenta de que el Ladrón os ha robado lo más grande y lo más bello que teníais, el Gran Tesoro entre vosotros, es cuando llorareis vuestro pecado y vuestra indiferencia, vuestra negligencia, vuestra falsedad.

Voy atendiendo el llamado del justo, gracias a ellos muchos, muchos pecadores se salvan.  Y acudo nuevamente a aquellos que Me siguen, a aquellos que atienden Mi llamado y toman de Mí lo necesario para obtener Vida NO solamente actual, sino Vida Eterna.

Venid a Mí y tomad de Mi lo que necesitéis para vosotros y vuestros hermanos. Sois Mis Cristos de estos tiempos, sois las almas en las cuales puedo reposar Mi Cabeza en vuestro corazón. Sois aquellas almas que habéis tomado vuestro trabajo en serio y estáis transmitiendo Mi vida entre los vuestros.

Sois aquellos a los cuales les he dado mucho y habéis dado más todavía. Mucho tenéis, mucho obtendréis y en vosotros confiaré Mi Iglesia y la humanidad entera. Sois los que cuidáis de corazón lo que os pertenece: Mi Hogar en la Tierra, las almas que Yo he creado.

Venid a Mí pues Mis pequeños, los justos, las ovejas del Redil. Venid a Mí con vuestro Dios, para que Yo os proteja de las Garras de Satanás, que se ha revestido de piel de oveja.

Venid a Mí, Mis pequeños. Para que Yo os alimente con manjares deliciosos, para que podáis crecer y dar más fruto. Venid a Mí, Mis pequeños. RodeadMe a Mí vuestro Dios, para que estéis junto a Mí y escuchéis Mis Palabras, aprendáis más y recibáis Mis Bendiciones.

 Todos pertenecéis a Mi Cuerpo Místico. YO como Cristo Jesús, He venido a la Tierra a serviros, sirviendo a Mi Padre.

Por orden de Él, Yo vine a traer todas las Enseñanzas del Cielo a la Tierra. A daros ese Alimento Divino, a cuidaros, a guiaros. Yo Soy el Dios Verdadero, el Único Dios que se ha Encarnado para venir a Vivir entre vosotros, convivir entre vuestros hermanos.

Mis pequeños, Yo os he dado toda una Evangelización Sabia, Verdadera, sencilla. Y aquellos que son humildes y se saben necesitados, toman de ella y crecen. Viven y se dan como Yo Me he dado.

Mis pequeños, algunos de vosotros habéis sido escogidos sobre la Tierra y esto especialmente va sobre Mis ministros sacerdotes. Son escogidos para recibir Sabiduría y que ellos den la enseñanza en forma sencilla, ellos vienen a ser como los órganos principales de Mi Cuerpo Místico.  

Tenéis el corazón, pulmones, estómago, cerebro, hígado, riñones… Son órganos grandes y ellos son los encargados de recibir lo más fuerte y lo hacen pequeñito, para repartir todo ya desmenuzado y preparado para que las células pequeñitas puedan absorberlo y alimentarse.

Mis ministros los guías de Mi pueblo, deben ser eso. Recibir lo fuerte la Sabiduría grande, la Sabiduría Mística. Tomarla, desmenuzarla y darla al Pueblo, a las comunidades. A todos vosotros pequeñitos, de una forma sencilla, sabia, humilde… Para que la podáis recibir y alimentaros con Ella.

Y así en una forma sencilla, le saquéis el provecho total a lo que Yo les doy a Mis ministros. Pero muchos de ellos NO han querido tomar esta parte. NO quieren trabajar ya para Mí.

SON POCOS LOS QUE QUEDAN. Y por eso muchas celulitas que sois vosotros los fieles, NO estáis recibiendo el alimento debido.

ORAD. Orad fuertemente por aquellos a los que les he encomendado que reciban el alimento fuerte sustancioso, que NO todos pueden digerir fácilmente; para que ellos entren en esa humildad, sencillez…

Y con suavidad os den lo que Yo quiero que cada uno de vosotros tengáis, para que os alimentéis y crezcáis.

Hijitos Míos, en Mis apóstoles estáis reflejados todos vosotros. Tres años de Evangelización, TRES AÑOS CON EL MAESTRO. Tres años con el Santo de los Santos, conviviendo con Él, compartiendo con Él, viendo Mis Milagros, viendo cosas extraordinarias.

Recibiendo Sabiduría Divina, teniendo lo que ningún hombre sobre la Tierra había tenido:

LA CONVIVENCIA DIRECTA CON SU DIOS.

Mis Enseñanzas directas hacia ellos, cualquiera de vosotros hubiera querido tener ésa dicha.

Los mismos Profetas en la antigüedad, habían querido tener ésa dicha del conocerMe…Y éstos Doce hombres estuvieron Conmigo tres años, conociéndoMe, tomando de Mí,  alimentándose de Mí…

Y ¿Al final qué sucede?… Uno Me traiciona, Me lleva hasta la muerte. Otro Me niega: el que fue cabeza de todos ellos. Los demás corren. Huyen al ver que las cosas se ponen difíciles cuando Me atrapan…

Y solamente UNO se mantiene al pie de la Cruz.

Mis pequeños, ¿Cuál de todos ésos apóstoles sois vosotros?

 ¿También huiréis, también Me traicionaréis, también Me negaréis? u ¿Os mantendréis Conmigo por siempre?

ID POR TODO EL MUNDO…

Reflexionad, Mis pequeños. NO habéis tenido tres años de preparación…

Muchos de vosotros tenéis toda una vida, decenas de años conociéndoMe… BuscándoMe, tratando de estar Conmigo. ¿Qué habéis hecho de vuestra alma? ¿Qué habéis hecho para estar en la misma posición de Mis apóstoles y discípulos?…

O sea en la transmisión de Mis enseñanzas. Lo que les di a ellos, ahora lo tenéis vosotros en las Sagradas Escrituras y ésa es vuestra tarea también. Al estar Conmigo debéis difundir lo que ellos mismos recibieron y difundieron.

¿Qué habéis hecho? ¿En dónde estáis? ¿Qué cuentas tenéis para darMe?

Son momentos de reflexión, son momentos de Juicio, Mis pequeños.

Os voy anticipando todo esto, para que vuestro momento final sea grato para vosotros y grato para el Cielo.

Que NO sean momentos vergonzosos cuando os presentéis ante Mí, ante Mi Padre, ante el Cielo entero. Que se os vea, se os juzgue… ¿Cómo os sentiréis ante éste Juicio Universal?…

Y SERÁ UNIVERSAL

CUANDO SEÁIS JUZGADOS EN LO PARTICULAR…

Porque las almas, todas las almas estarán viéndoos. Ciertamente Yo Soy el Juez, pero ellos verán cómo os comportasteis… Entraréis a la Gloria dichosos de haberMe servido…

O tendréis que pasar mucho tiempo en  purificación, porque desperdiciasteis Mi tiempo.

Meditad Mis pequeños, ANTES de que os alcance vuestra muerte. Meditad y actuad positivamente. Yo Soy un Dios de Misericordia que olvida el pasado y cada vez que vosotros acudís a Mí para el perdón de vuestros pecados…

ES un renacer para vuestra alma, un principio en el cual podréis hacer grandes cosas para Mí, para vuestros hermanos para Mi Reino.

Volvéis a renacer cuando vuestra alma queda limpia, sana, aliviada de vuestros pecados.

Acercaos a Mis ministros para que alcancéis la purificación de vuestra alma y tengáis ése propósito de renovación.

De empezar nuevamente y de hacer lo mejor posible por vuestro Dios en vuestros hermanos y para Mi Reino, que ya se acerca.

Meditad, reflexionad, os amo, Mis pequeños.

Venid a Mí, porque os amo. Porque recibo el amor de vuestro corazón y así trabajando al unísono, en un solo corazón, en un solo palpitar, en un solo Amor, Mi Bendición.

OS QUIERO A TODOS. 

Gracias a aquellos que Me han sido fieles. Gracias, porque a pesar de los ataques de Satanás os habéis mantenido fieles a Mí, vuestro Dios. Si caísteis en la tentación os levantasteis, porque la Tentación NO fue más fuerte que Mi Amor ni que Mi perdón.

Habéis aprendido a amar y a perdonar y por eso tenéis derecho al Reino de los Cielos.

Porque la Caridad es primero, Mis pequeños y en vuestro corazón reina la caridad.
Gracias, Mis pequeños, venid a Mí, os amo.

Recibid Mis Bendiciones, os amo de Corazón.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo:

que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

http://diospadresemanifiesta.com/