N191 EL GRAN TESORO


Agosto 01 de 2017

Mientras más os acercáis a Mí, cuando más os parezcáis a Mí, más Perseguidos seréis.

Amor Misericordioso significa un Amor extremo. Cuando hablo de Mi Misericordia, os estoy dando una inmensidad de Mi Amor y esto es Mis pequeños, porque el hombre ha ido pecando cada vez más fuerte, contra Mi Corazón Sacratísimo.

Vosotros debisteis haber abierto vuestro corazón a Mi Amor. Y si realmente os hubierais dejado guiar por Mí, NO estaríais pecando, en el grado que ahora pecáis.

Habéis abierto también vuestro corazón a Satanás. Y muchos de vosotros os mantenéis como almas convenencieras: os acercáis a Mí, cuando necesitáis de algún bien, ya sea material o espiritual. Pero si se acerca a vosotros una tentación, TAMBIÉN la aceptáis.

Este tipo de almas Mis pequeños, son almas que se pueden condenar fácilmente, porque son almas veletas. Son almas que se mueven de acuerdo a su conveniencia y a su gusto. Y un alma así, NO PUEDE entrar al Reino de los Cielos. De esto, ya os he hablado anteriormente.  

Las almas convenencieras NO aman verdaderamente. Las almas que entran al Reino de los Cielos son almas fuertes, sufrientes. Que luchan, para que NO sean afectadas por la mentalidad de Satanás.

Si vosotros os dais cuenta de la vida de los santos, que siguieron la Vida de Mi Hijo Jesucristo; son almas que luchan contra todo tipo de influencia satánica. NO dejan entrar a su mente y a su corazón, todo lo que Satanás les quiere inducir.

Son almas que se rehúsan a que algo malo entre en su mente y en su corazón. Porque cuando un pensamiento malo entra en vosotros, os quita la Paz, os quita la Pureza, os quita el Respeto a Mí vuestro Dios, que Vivo en vosotros.

Las almas que amo, son las almas puras. Las almas que luchan para que Yo esté viviendo tanto en su corazón, como en su mente. Y al decir como en su mente, es decir que Yo pueda Vivir en vuestro corazón. 

Como viví en los corazones de vuestros Primeros Padres Adán y Eva que eran puros, que eran santos, que estaban limpios de mente y corazón.

Las almas que amo, son almas que se tratan de vencerse a sí mismas. Que NO permiten que un mal pensamiento los desvíe del buen camino y sobre todo que pierdan el tiempo, Mi Tiempo, en cosas que les puedan llevar al Pecado… Y así perder el estado de Gracia.

Os he dicho Mis pequeños, que cuando vosotros perdéis el Tiempo, pensando en una tentación que os pone Satanás; al dar cabida a ese pensamiento, podéis vosotros perder el estado de Gracia.

Porque la mayoría de las veces ese pensamiento, si lo estáis llevando continuamente a vuestra mente, posiblemente luego lo lleváis a la acción.   

Al momento en que vosotros lleváis un pensamiento a la acción, ya Me estáis faltando, ya estáis cometiendo pecado. Y a veces, muy grave.

Tenéis que meditar esta realidad, Mis pequeños. Porque YO NO QUIERO almas que estén llenando su mente y su corazón de cosas pecaminosas; porque de esta forma, YO NO PUEDO Vivir en vosotros.

Tened en cuenta una cosa muy importante, Mis pequeños: si Yo estoy en vosotros; si Vivo en vosotros; si os aconsejo y os llevo de la mano. En toda acción que vosotros queráis llevar a cabo en vuestra misión en la Tierra, todo os saldrá bien.

Si confiáis en Mí. Si confiáis en Mi Perfección, YO os voy a llevar a que vosotros alcancéis esa perfección a la que estáis llamados y que os he pedido tanto.  

Pero NO si vosotros NO estáis Conmigo; si vosotros NO Me invitáis a Vivir en vuestra vida.

Si perdéis tiempo en malos pensamientos, que os quitan tiempo bueno con el cual podríais vosotros salvar muchas almas.

Aun a pesar de vosotros, debéis utilizar ese tiempo en Mí.Cuando vosotros desperdiciáis Mi tiempo, porque vuestra vida es Mi tiempo; os he dicho que estáis pecando.

Me estáis robando Mi tiempo y al robarMe Mi tiempo, estáis afectando vuestra alma.

NO le estáis dando la oportunidad de crecer espiritualmente, la estáis llevando a niveles inferiores de espiritualidad, porque estáis aceptando la Tentación de Satanás en vuestra vida y Me estáis haciendo a un lado de ella.

Tenéis que meditar esto, Mis pequeños. Vosotros Conmigo, debeMos ser Uno; pero al momento en que vosotros escogéis vuestra vida y le hacéis caso a Satanás, YA NO soMos Uno.

Estáis desperdiciando Tiempo, estáis desperdiciando una forma de perfección en vosotros, que es el estar Conmigo.  

Mucho os he dado, Mis pequeños poco he recogido de vosotros. NO estáis sembrando buena semilla en vuestro ser. Tenéis que estar más comprometidos Conmigo, con el tiempo que Yo os estoy permitiendo vivir en la Tierra para servirMe.

Vuestra Soberbia NO os permite el daros cuenta que estáis sirviendo a vuestro Señor, a vuestro Dios. Os gusta tener el primer lugar en todo, que se os haga caso en todo, que se os consienta, que se os dé todo aquello que vosotros Me pedís.

En cambio, las almas que realmente buscan su perfección, NO son almas que piden lo que humanamente se pide. Ciertamente ellas piden, pero piden crecimiento espiritual, piden perfección, piden vida de unión entre Mí y ellas. Piden estar unidas en la vida del Cielo.

Piden ser humildes, sencillas, obedientes, sanas. Son verdaderas almas de donación. Este es el tipo de almas que Yo prefiero, Mis pequeños.

Queréis aparentar mucho ante los hombres, pero NO estáis haciendo muchos méritos para cuando el final de vuestra vida os alcance y os presentéis ante Mí…

Y ése será el momento de vuestra verdad. Y es cuando os daréis cuenta que de todo aquello que quisisteis en vuestra vida: de ser los primeros; de ser los mejores para que vuestros hermanos os alabaran. El llenarse de los bienes de este Mundo, el ser conocidos por todos, fueron cosas vanas.

En Presencia de Mí, al final de vuestra existencia, NO valen nada. Es cuando os daréis cuenta de todo el tiempo perdido en vuestra vida, en buscar el ser los mejores, pero para vanagloria propia.

Ved a Mi Hijo. Siendo Dios, os vino a servir, Se dio por vosotros, NO buscó Su vanagloria. Sus actos son los que Lo llevaron a que todo el mundo Lo Conociera. 

Vivía en el Silencio, en la Oración Conmigo y lo que decía, era para crecimiento espiritual. NO desperdició ni tiempo, ni palabras, ni pensamientos en las cosas del Mundo. Vino a lo que vino, a rescataros. A ayudaros a crecer en Vida Verdadera y NO en la vida falsa, a donde os lleva Satanás.

Ahora, ¿Podéis ver la diferencia, Mis pequeños? Cuando estáis Conmigo, cuando Me buscáis cuando os queréis llenar de todo lo que es espiritual y lo que Me alegra, os va a dar verdadera vida.

En cambio, si buscáis lo del Mundo, lo superfluo, la vanagloria, el aparentar o el buscar ser el mejor… NO os va a dar ni salvación de alma ni méritos para eliminar pecados que hayáis cometido; porque NO fueron acciones que Me ofrecierais, sino que todo lo hicisteis para que vuestros hermanos os vieran, os alabaran, que buscaran ser como vosotros… Y eso, os halagaba más.

Las almas que Me buscan, las que desean servirMe, las que han aprendido a ver y buscar lo que es mejor para vosotros; son las almas perseguidas. Las almas que tienen problemas con todos, porque el Mundo NO entiende a estas almas, NO entiende a las almas que están Conmigo, las ven raras.  

A estas almas, les dicen “locas” y ciertamente lo son, están locas por Mi Amor.

Están locas porque aman al Verdadero Amor, que Soy Yo. Me Buscan, se afanan en perfeccionarse y NO pierden el tiempo en el Mundo… Sino todo lo contrario.

Son las almas que ya encontraron la Perla Valiosa y la quieren compartir, ésa Perla Valiosa Soy Yo vuestro Dios, con Mis Enseñanzas, con Mi Vida…

Y sobre todo, con los Sentimientos de Mi Corazón. Y así, mientras más os acercáis a Mí, cuando más os parezcáis a Mí, más perseguidos seréis.

Estad Conmigo pues Mis pequeños, con Mi Amor Misericordioso. Mucho pecado habéis cometido, pero Mi Misericordia os alcanza y os perdona.

NO desfallezcáis, NO dudéis, NO creáis que os abandono, Estoy siempre con vosotros. Pero deseo que de vosotros nazca ese deseo de Arrepentimiento y de esta forma, regresareMos a ser lo que debeMos ser: Familia. DebeMos unir Cielo con Tierra.

Os pido perseveréis, aún a pesar de lo que veáis a vuestro alrededor. PedidMe ésa Gracia, de poder Perseverar y manteneros en lo que se os ha enseñado y en lo que se os ha pedido para éstos Últimos Tiempos.

Ciertamente, sois almas escogidas porque así lo he querido Yo, vuestro Dios. Todas las almas creadas han tenido su Oportunidad. El libre albedrío que Yo os he concedido, os ha dado la oportunidad de escoger uno u otro camino. NO habéis sido engañados en ningún momento, por parte Mía.

Os he dado total libertad y cada uno de vosotros, os habéis regido según vuestra voluntad.

Mis pequeños, almas Mías, vosotros los que Me amáis que estáis Conmigo, que Me habéis buscado; que Me habéis vivido y que estáis esperando los tiempos venideros, manteneos unidos a Mí a vuestro Dios.

Manteneos en Vida de Gracia, en Virtud; pero sobre todo, dando ejemplo a vuestros hermanos de Mi Presencia en vosotros.

Sabéis que el ejemplo es lo que más mueve al hombre… Y eso es lo que os estoy pidiendo para ésos tiempos: Ejemplo de que Mis Enseñanzas. La Vida de Mi Hijo y la Presencia de Mi Santo Espíritu en vuestro interior, ha dejado mella en vuestra vida.

¡Cuántos, cuántos hermanos vuestros han tenido la oportunidad, igual que vosotros o aún  mejor… Y se han cansado de Mí!, Me han abandonado y otros, hasta Me atacan.

A todos os he dado oportunidades para que vivierais una vida santa, preparándoos para la vida de santidad que viviréis eternamente en el Reino de los Cielos, pero luego salís con que os aburre vivir una vida de santidad, una vida de ejemplo, una vida Sacramental y preferís las cosas del Mundo.

¡Cuánto error, Mis pequeños! ¡Cuánto error de parte vuestra, porque los Tiempos ya son críticos! Os he dicho que el ladrón en cualquier momento se puede presentar y, ¿En qué condiciones estará vuestra alma?, ¿En qué condiciones estará vuestro corazón?

No toméis a la ligera todo esto que os digo, Mis pequeños. Porque tendréis solamente una oportunidad al momento en que Yo os mande llamar ante Mi Presencia.

EL GRAN AVISO… SERÁ NUESTRO JUICIO PARTICULAR, por eso debemos vivir preparados…

Tendréis que dar cuenta de vuestros actos y de vuestra vida sobre la Tierra, ¿Qué hicisteis para que a través de vosotros hubiera conversiones o se transmitiera Mi Amor a los vuestros y a todos aquellos con los que de alguna forma tratasteis o convivisteis? ¡Cuánta responsabilidad tenéis y NO os dais cuenta de ello!

Desde ahora Mis pequeños, haced un recuento de vuestra vida, preparaos para el Feliz Encuentro, si os toca en éstos tiempos. Pero de cualquier manera, tratad de vivir lo más cercano a Mí vuestro Dios, para que seáis ejemplo de vida, ejemplo de amor.

Yo Soy el Amor, vosotros sois Mis hijos y sois herederos del Amor. Quiero que estéis preparados para que Yo os pueda traer de regreso a vuestro Hogar, en el Reino de los Cielos.

Por los méritos que hayáis hecho y aún haréis, son los que os darán uno u otro lugar en Mi Reino. Que el tiempo que os quede Mis pequeños, sea lo suficientemente valioso ante Mis Ojos para que podáis tener un lugar muy especial junto a Mí en el Reino de los Cielos.  

Hijitos Míos, vosotros los que habéis estado Conmigo por un tiempo ya más o menos largo, que habéis tenido una Evangelización prácticamente personal, por haber aceptado y vivido los Mensajes que estoy dando alrededor del Mundo, os habréis dado cuenta cómo ha cambiado vuestra perspectiva espiritual.

Quizá, antiguamente NO teníais ésa sensibilidad espiritual que ahora tenéis. Escuchabais de desastres, muertes, ataques, robos y los dejabais pasar quizá, sin que vuestro corazón sintiera algo por ellos.

Ahora Mis pequeños, cuando escucháis  de situaciones penosas en los hogares, en la sociedad, en la Iglesia, recibís ésas noticias con una muy diferente percepción.

A eso os he llevado Mis pequeños, a que seáis más como Yo. Porque las almas sensibles NO solamente sufren más, porque ven el Pecado y la Maldad de forma muy diferente a como la ven las almas no preparadas. A vosotros os duele, como a Mí Me duele, que hermanos vuestros estén cometiendo pecados graves. 

Vosotros, por ésta sensibilidad os podéis apiadar más de vuestros hermanos, por eso sois almas escogidas; para que podáis sentir en vuestro corazón, que vuestros hermanos necesitan crecer espiritualmente.

Y os duele que muchos de ellos NO RESPONDAN a Mi Llamado Divino que continuamente pongo a todos los hombres, para que regresen a Mí.

¡Cuánto quisiera Yo que vuestro mundo cambiara! Que cada uno de vosotros cambiara, que Me dierais podríamos decir ésa sorpresa, como un regalo de cumpleaños: el que Me aceptarais plenamente en vuestro ser y que evitarais a más no poder, toda falta que pudiera dañar Mi Corazón Divino.

Ciertamente, Yo puedo hacer de cada uno de vosotros, grandes ejemplos de Mi Amor. DejadMe pues Mis pequeños, que Yo maneje vuestras vidas. Vuestros hermanos NO se darán cuenta de Mi Presencia real en vosotros.

Pero, sí verán vuestros actos y sabrán que son buenos. Se darán cuenta de que vosotros habréis cambiado, porque aceptasteis que Yo viviera en vosotros. Eso lo sabréis plenamente vosotros… Y vuestros hermanos sabrán que vais en camino de santificación, porque ya Me disteis vuestra voluntad.

Eso es lo que quiero que vean los demás en vosotros: la libre donación de vuestra voluntad a Mi Sabiduría Divina.

Mis pequeños, cuando vosotros lleváis a cabo esto en vuestra vida, Yo os simplifico vuestra existencia y la hago más bella. Yo Soy el que tomará las decisiones, Yo Soy el que moverá todo vuestro ser a que vayáis por caminos escogidos por Mí, que serán caminos de salvación para muchos y para vosotros, de santificación.

La santificación es para vosotros mismos y para aquellos a los que deis vosotros ejemplo de vida espiritual profunda, que vosotros gozaréis. Es un regalo inmenso Mío, el que vosotros podáis platicar Conmigo, con vuestro Dios, en cualquier momento que lo deseéis.

Os puedo decir que ésa es una obligación de amor de vosotros hacia Mí, estar platicando continuamente con vuestro Dios y Creador. DejadMe Ser en vuestra vida, Mis pequeños, para santificar vuestra vida.

También es un hecho bien conocido por vosotros, que Satanás desde que fue arrojado de los Cielos, ha querido destruir Mi Obra y Mi Obra principal hacia vosotros, es el Amor.

El Amor cubre todo. Todo fue creado en Mi Amor y especialmente vosotros, Mis pequeños. Toda la vida humana, toda la vida que conocéis, todo lo bello que Creé y sigo Creando es para vuestro gozo, pero principalmente, para Mi Gozo.

Lo quiere destruir Satanás, ésta es una realidad que vosotros conocéis. Estáis viendo, estáis constatando y que lo habéis constatado por mucho tiempo y quizá especialmente cuando os tomé, cuando habéis tenido ya una percepción diferente de la vida que llevabas anteriormente.  

Todo está vivo a vuestro alrededor. Aún aparentemente lo que está inerte, TODO tiene vida en Mí, vuestro Dios. Y vosotros debéis mantener ésa vitalidad, porque Yo os pedí a vosotros Mis pequeños, que protegierais a todo lo Creado.

Que fuerais cuidadores de todo lo que Yo os di para vuestro recreo, para vuestra vida, para vuestra distracción, para que vivierais palpablemente Mi Amor.

Si vosotros realmente meditarais todo esto que os digo, os daríais cuenta el cómo fui creando todas las cosas para vuestro deleite. Ved todo, todo lo que os rodea, todo conlleva una Sabiduría Divina bellísima, altísima y todo para bien de vosotros.

¿Cómo es posible que vosotros podáis decir que hay tristeza en vuestra alma, que hay tristeza en vuestro corazón, que hay soledad en vuestra vida?

Si vosotros os embebierais en Mi Creación, si vosotros Me pidierais poder entender todo lo Creado y que fue puesto a vuestra disposición. Si vosotros tratarais de entender el Amor que puse en cada cosa creada, para que os deleitarais, Me agradecierais el cómo os consiento día a día…

Y entonces veríais vuestra vida muy diferente a como ahora la veis.

Me duele mucho cuando os quejáis Mis pequeños, de lo que está a vuestro alrededor. Pero con eso que expresáis con vuestras quejas, Me doy cuenta que vuestro interior está vacío, que NO apreciáis lo que Yo he Creado para vosotros, que NO os sentís acompañados por Mi Presencia en cada cosa Creada, para que os diera compañía en todo momento.  No sabéis agradecer, sois muy ingratos Mis pequeños, pero sobre todo NO hay Sabiduría en vuestra alma.

PedídMela Mis pequeños. PedidMe que os deje saber apreciar todo lo Creado, para que os sintáis siempre acompañados y contentos de Mi Presencia a vuestro alrededor y en vuestro interior.

En todo lo Creado Yo Vivo. Así que Mis pequeños, aprended a sentirMe en todo lo que os rodea y así NUNCA estaréis solos, como ahora decís que estáis.

 Satanás, ha ido preparando al Mundo para que pierda la Fe. Ciertamente, Voy a Permitir Acontecimientos que os pondrán a prueba, a Prueba de Fe.

Mis pequeños, Yo os estaré cuidando en todo momento para que NO caigáis… Y si caéis y Me pedís que os levante, lo haré. Pero éstos Acontecimientos que está preparando Satanás, os moverán fuertemente vuestra mente y vuestro corazón.

Acudid inmediatamente a Mi Santo Espíritu para que os dé el Don de Discernimiento y NO os dejéis llevar por vuestros impulsos humanos sin antes consultarMe, Mis pequeños. Porque podréis perder demasiado, si sois impulsivos y os apartáis de Mí.

Cuando Yo a través de Mi Hijo, escogí a los apóstoles para daros Mi Enseñanza, la Enseñanza que Mi Hijo inició y los apóstoles siguieron; Yo NO escogí a los mejores hombres que había en ésos momentos. Escogí gente común y corriente, como sois cada uno de vosotros. Gente sencilla, gente a la cual se le movía su corazón al escuchar lo que Mi Hijo les Enseñaba.

Han cambiado los tiempos, pero el humano sigue siendo igual: un día está Conmigo, el otro día se olvida de Mí… Otro día más Me traiciona… Y así, seguís haciendo lo que los hombres de aquél tiempo también hacían.

¿Y esto por qué Mis pequeños? ¿Por qué NO mejoráis? Y la respuesta es, que vosotros NO queréis cambiar desde lo más profundo de vuestro ser.

Vuestra vida se mueve por impulsos, por vuestros sentimientos y sensaciones. Por como os sentís en ése día o de acuerdo a las preocupaciones o logros que tenéis. NO sois estables.

Ciertamente que NO quiero decir que vuestro comportamiento y vuestra forma de ser, tiene que ser la misma todo el tiempo. Ciertamente hay momentos de alegría, de tristeza, de abandono… Muchos tipos de sentimientos tenéis. Pero una cosa es que vosotros los viváis solos… Y otra cosa es que Yo los Viva con vosotros.

Cuando vosotros vivís vuestra vida sin que Yo os acompañe, vuestra problemática se vuelve más difícil de resolver. NO tenéis consejos sabios, os movéis de acuerdo a vuestras capacidades, de vuestros estudios, de vuestro entendimiento, de vuestras capacidades intelectuales…

Pero cuando vosotros Me invitáis a Mí, a ser Copartícipe de vuestra vida, cuando se os presenta alguna situación difícil o problemática o dolorosa o aparentemente insalvable, INMEDIATAMENTE acudís a Mí y YO os ayudo a resolverla.  

Vosotros, ciertamente os dais cuenta de ello. Y de ésta forma, Nuestra vida se vuelve más llevadera, más agradable. Está en vosotros Mis pequeños, el vivir apartados de Mí o unidos a Mí.

Yo os vuelvo a repetir, que si os unís a Mi Sabiduría Divina, si Me lleváis en todo momento a Mí vuestro Dios, NO habrá dificultades o problemáticas situaciones que no podáis resolver.

Yo Soy vuestro Dios, Soy Omnipotente, Soy Sabio. Tomad de Mí, Mi Sabiduría y caminemos juntos. Como os dije, los Acontecimientos difíciles y problemáticos que permitiré se den, solamente los podremos resolver caminando juntos.

Si queréis caminar solos, sin acudir a Mí, sufriréis mucho… Y quizá, hasta podáis poner en peligro vuestra Fe y el aprendizaje de lo que Yo os he dado y dejado para vuestro bien.   

 Recordad que aunque aquellos que se han vendido a Satanás, que están a vuestro alrededor y hasta gobiernan pueblos de la Tierra, os quitaran todo lo que tenéis y que muchos de vosotros apreciáis demasiado…

Recordad y estad seguros, que NO os van a quitar nunca lo más preciado que tenéis, que es Mi Presencia en vosotros.

Si, realmente, vosotros Me amáis y Me tenéis como lo primero y último en vuestra existencia, Yo Soy vuestro Gran Tesoro. Se podrán llevar todo lo que tenéis en lo material…

Pero Yo Soy el Creador de todo y os puedo dar infinitamente más de lo que perderéis, de lo que os quiten, si os mantenéis Conmigo.  NO os dejéis engañar por Satanás.

NO importa lo que os quiten, recordad a Job. Satanás lo puso a Prueba…

Yo lo permití. Porque Yo confiaba plenamente en Job y quiero confiar plenamente en estos Tiempos en cada uno de vosotros.

YO era el Gran Tesoro de Job.

SATANÁS LE QUITÓ TODO LO QUE MÁS APRECIABA…  

 Y lo que vosotros también apreciáis, principalmente a vuestros hijos… Y ¿Qué NO le restituí después? ¡Muchísimo más de lo que él perdió!

Mis pequeños, Satanás quiere DESTRUIR lo más preciado que tenéis, que es vuestra alma. Y en vuestra alma Estoy Yo. Os quiere quitar vuestra Fe y YO Soy vuestra Fe.

Os quiere quitar vuestro Futuro Eterno y Yo Soy vuestro futuro eterno. Satanás siempre ha tratado de distraer a la humanidad y hacerle creer que hay cosas que valen muchísimo y que debéis tener y buscar afanosamente. Y vosotros caéis en sus engaños.

Os ponéis a buscar cosas que ciertamente Yo Creé, pero cuando NO sabéis guiar vuestra vida correctamente, ponéis todo vuestro empeño en las cosas y NO en Mi Presencia en vosotros.

¿Acaso los diamantes, las monedas, las posesiones, os pueden dar buenos consejos para que vosotros podáis llevar una vida santa, una vida bella, una vida llena de amor?

Al contrario, el poseerlas y hasta en demasía, os llevan a muchos conflictos… Tribulaciones, pleitos y hasta guerras. Os peleáis contra vuestros hermanos, contra los pueblos, contra todo el mundo, porque queréis llenaros de cosas que solamente serán lastre al ser juzgados.

Que, ¿Acaso Mi Hijo se presentó ante el mundo, lleno de vestiduras finísimas, lleno de posesiones humanas, con posición política envidiable o con riquezas que quisierais tener? NO.

Se presentó en forma tan sencilla, que ni Lo tomaron en cuenta. Pero luego, cuando empezó su Vida Pública, le mostró a aquella gente y en consecuencia al mundo entero, que lo que llevaba en Sí era el Gran Tesoro. Les mostró Su Divinidad, les mostró Mi Presencia en Él.

Ese es el gran Tesoro que vosotros debéis perseguir, alcanzar, vivir y cuidar; aún perdiendo vuestra vida, como lo han hecho grandes mártires y santos. Ése es el Gran Tesoro que todavía Satanás trata de quitaros en éstos Tiempos.

Os llevará a buscar cosas o situaciones que NO son buenas para vuestra vida espiritual. Aparentemente serán buenas y él siempre presenta su Maldad y el Pecado en forma agradable, para que vosotros caigáis en la Mentira y en el deseo de llenaros de ello…

Pero os prevengo Mis pequeños, Satanás está muy por encima de vosotros, de vuestra inteligencia, de vuestras capacidades… Y si no caminaMos juntos, como antes os dije, os vencerá. Porque él sabe convencer al hombre, conoce vuestras debilidades.

Si realmente vosotros Me buscáis, Me anheláis, Me respetáis y deseáis vivir Conmigo eternamente; difícilmente os engañará. Por eso, NO os separéis de Mí Mis pequeños, en ningún momento y Yo os defenderé. Defenderé lo que es Mío, defenderé Mi Presencia en vuestra alma…

Y así como vosotros Me escogisteis y luchasteis para que Yo Me mantuviera en vuestro ser, Yo también Lucharé para rescataros de las Garras de Satanás, para que NO os venza y para que podáis gozar eternamente Conmigo, en el Reino de los Cielos, cuando vuestra misión sobre la Tierra termine.Confiad en Mí hijitos Míos, Yo NO Me separaré de vosotros en ningún momento. Os daré fuerza física y espiritual para vencer en ésta prueba. Prueba que os hará alcanzar vida de Amor en ésta nueva era de Mi Santo Espíritu por venir.

Confiad, que Yo estoy a vuestro lado, para guiaros y en vuestro corazón para amaros y daros fuerza. Fuerza que ha de vencer a las Fuerzas del Mal.

Yo os Bendigo, Mis pequeños, os envío Mi Santo Espíritu, para que entendáis lo que os he dicho y para que tengáis la Fuerza de rechazar todo aquello que os manda Satanás y que por vuestras propias fuerzas, NO podéis rechazar.

Os amo, Mis pequeños, recibid Mis Bendiciones y transmitidlas a todos los vuestros, a todo el Mundo, al Universo entero. Orad, orad, daos por todos, como Mi Hijo se dio por todos vosotros. 

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: