N192 TIEMPO DE LA LUZ


Hijitos Míos, Yo vuestro Dios, vuestro Padre, reprendí a vuestros Primeros Padres de una manera fuerte y lo hice también con los pueblos que de ellos surgieron. Su testarudez y su olvido de Mí, su Dios, Me obligó a destruir con el Diluvio a casi toda la Creación.

A través  de éstos acontecimientos Me conocisteis como un Padre celoso de su Amor, porque, cuando Yo doy algo, lo doy en forma total y perfecta. Tuvieron el Paraíso y lo despreciaron. Tuvieron Mis cuidados como pueblo escogido y lo despreciaron. Ahora Me habéis tenido por el conocimiento que Mi Hijo os dio y Me seguís despreciando.

Mi Ira es grande, porque a nadie le gusta ser despreciado, especialmente cuando se da todo con Amor. Lo que detiene Mi justa Justicia, es el Amor que poseo y que se los mostré a través de la Vida y Enseñanzas de Mi Hijo Jesucristo.

Esta generación no merece menos que la generación destruida por el Diluvio, pero Mi Promesa hecha a Noé y el Amor que os mostré a través de Mi Hijo, aplaca Mi Ira Santa.

¿NO aprendéis Mis pequeños que lo único que deseo para vosotros es puro Amor? Yo Soy el Amor y si tengo una Faceta de Justicia, el Amor la puede aplacar. Pero vosotros parece que preferís que se manifieste Mi Justicia antes que Mi Amor.

Habláis de desastres y hasta los alimentáis con vuestro pensamiento y con vuestras acciones, pero NO procuráis Mi Amor, NO lo queréis ni vivir ni alimentar para luego darlo a los demás.

Entended bien Mis pequeños que Yo NO os creé para haceros sufrir ni para destruiros. Fuisteis creados para que aprendierais a vivir Mi Amor y que lo transmitierais a vuestros hermanos, así iríais modificando ésta Tierra de muerte y dolor, en Tierra de gozo y amor, de perdón y de salvación.

A través de Mi Hijo habéis conocido Mi Misericordia, Mi Perdón y Mi Amor. Os he mostrado Mi faceta de Amor a través de Mi Segunda Persona de la Santísima Trinidad y es a través de Ella que, tomándola de corazón, viviéndola y haciéndola vivir en la paz y en la libertad, debierais salvar a toda ésta generación.

Es a través de Mi Hijo Divino que os he descubierto los Secretos del Cielo y la forma de ganarlo. Es a través de Mi Hijo que os he dado las armas para vencer Mi justa Justicia, las cuales podéis hacer vuestras cuando así lo decidáis: el amor, la humildad y la donación total a Mi, vuestro Dios.

Mi Hijo, aceptando Mi Voluntad y dejándose guiar por ella, se constituyó como el más perfecto Instrumento del Amor de vuestro Dios.

Es a través de Mi Hijo Jesucristo que conocisteis que vuestro Padre Dios tiene el Poder y la Misericordia suficientes como para perdonar todo mal y todo pecado por más grave que parezcan.

Es a través de Mi Hijo Jesucristo que os he enseñado que el que confía con Fe plena, con Fe absoluta en Mí, puede obtener grandes milagros.

Cuando a Mi llegáis con espíritu humilde, con espíritu fuerte en la Fe, con espíritu lleno de Amor, cambios grandísimos podéis obtener.

Todo lo podéis lograr estando Conmigo, con vuestro Dios. Vosotros sois Mis hijos, Yo Soy vuestro Padre y el hijo tiene derecho a que se les comparta de las cosas de su Padre.

Por eso, los que han entendido esto y lo han vivido, han sido considerados “especiales” entre vosotros.

Yo os pido seáis todos “especiales” y más bien, que debierais ser todos “especiales”, porque el serlo quiere decir que habéis aprendido a ser hijos de Dios.Porque estaréis confiando y viviendo lo que os he transmitido a través de Mi Hijo.

Si alguna persona hace milagros, es porque Yo vuestro Padre, puedo actuar a través de ella.

Si aquél otro tiene el don de la sabiduría es porque Yo, vuestro Dios, Me manifiesto a través de él. Si aquél  más allá puede ser llamado otro Cristo, es porque Yo, vuestro Dios, vivo perfectamente en él.

Mientras más confianza tengáis en Mí, mientras más Me permitáis vivir y actuar a través vuestro, más grandes cosas haréis.

Yo sólo deseo vuestro arrepentimiento y vuestra sincera donación para que se logre el cambio en vosotros y luego, a través de vosotros y con vosotros, hagamos el cambio en el Mundo entero.

Os dije, primero conocisteis Mi Justicia en el Antiguo Testamento, luego conocisteis Mi Amor y Mi Misericordia a través de Mi Hijo y ahora os digo que estáis conociendo y conoceréis Mi Ternura a través de Mi Hija, la Siempre Virgen María.

Mi Hijo Jesucristo fue Mi Instrumento Divino consustancial, Yo en el Él Me mostré al mundo. Mi Hija María es Mi Instrumento Bendito por voluntad y donación.

Ella, conociéndoMe, Me aceptó y se donó en totalidad, sin restricciones de ninguna especie. Es vuestro ejemplo a seguir, creatura perfecta creada por la Santísima Trinidad, pero con libre albedrío, para aceptar o NO, la Voluntad de Su Dios.

HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR

Ella viendo Su Perfección, pudo haber escogido, con la Libertad que tenía, mantenerse aparte de la Redención del hombre. Conoció de antemano lo que significaría para Ella el ser la Madre de Su Dios y Señor.

Conoció de antemano el sufrimiento Divino que iba a tener que padecer, el cual iba a ser infinitamente más fuerte que lo que humanamente se pueda soportar. El sacrificio de Corredención la iba a llevar a que se Le atravesara Su Corazón de Madre y de Hija de Su Dios.

Los sufrimientos a nivel Divino, siempre son muchísimo más fuertes que lo que humanamente podéis soportar porque son infinitos, entran a la esfera de lo eterno, de la Vida Divina de vuestro Dios.

Esto aún NO lo podéis comprender porque vuestra carne os limita, carne que impide que vuestra alma pueda utilizar las capacidades totales que os da el Espíritu, pero pronto comprenderéis todo esto cuando Mi Santo Espíritu os envuelva en Su Abrazo de Amor.

Cuando esto suceda conoceréis todos aquello que Mi Hijo os reveló, pero que NO habéis querido entender por vuestra testarudez y porque NO queréis perder vuestra “comodidad” del Mundo, por atender las cosas de vuestro Padre.

Mi Hija Santísima, al aceptar libremente y con total convicción, el ser Madre del Salvador, se convierte en pieza vital para vuestra Redención.

Sin Su consentimiento Yo NO hubiera podido haber mandado a Mi Hijo a la Tierra.

Fue la total donación que hizo de Su Voluntad lo que dio lugar a principiar la redención del género humano.

REINA DE LOS MARTIRES

Por eso Ella NO debe ser considerada como una mujer más o una “buena mujer”, Madre del Salvador o una mujer “abnegada”, lo cual suena más a sufrimiento que a amor.

Su total donación fue porque entendió lo que la palabra AMOR  significa y que vosotros debéis, también aprender a considerar mejor en vuestra vida.

El Amor, Mi Amor, NO persigue intereses personales, busca el que aceptéis ser instrumentos perfectos de vuestro Dios. 

Por eso las almas que han aprendido esto, son almas privilegiadas, porque han despreciado al Mundo y han empezado a vivir el Cielo en su corazón, al dejar vivir a su Dios en él.

En esto consiste el ser alma privilegiada, el ser alma “especial”, el ser “diferente” a los demás. Ya NO vivís del Mundo, sino que ya vivís el Cielo en el Mundo.

Vuestros hermanos ven raro y diferentes a los que viven el Cielo en el Mundo y os digo que así debierais ser todos vosotros.

Vinisteis al Mundo para atender una necesidad de vuestro Dios en la Redención del género humano, NO vinisteis a gozar o más bien, a dejaros engañar de las cosas del Mundo.

Estáis de paso, estáis de tarea, estáis trabajando para vuestro Dios aquí en el Mundo y posteriormente cada cual va regresando a darMe cuentas cuando así lo deseo.

Le llamáis Muerte al hecho de regresar a contarMe lo que hicisteis en el Mundo, para Mi en vuestros hermanos y eso os debiera llenar de alegría.

El saber que regresaréis a vuestro hogar y que con gran orgullo le vais a contar a vuestro Padre lo que hicisteis de bueno por vuestros hermanos… 

Por su salvación, por su crecimiento espiritual, eso os debiera de llenar de intensa alegría; pero le tenéis miedo a ése paso, porque NO os portáis como debéis.

Queréis olvidaros de vuestra tarea y preferís manteneros en el “recreo” pecaminoso que el Maligno os ofrece.

Os desviáis y os olvidáis de vuestro principal objetivo del estar en la Tierra, por ello se os vuelve temor, se os vuelve preocupación, se os vuelve Persecución el momento de regresar a Mi.

Cuando ello debiera ser un paso bello, un paso deseado, un paso anhelado el regresar a dar cuentas, el platicar de vuestra tarea realizada, con vuestro Padre y Creador.

No Soy Yo el que provoca  ésta inquietud en vuestro corazón, son vuestros actos los que se vuelven jueces en vuestro interior.

Aún así NO temáis, Yo conozco vuestra fragilidad, vuestra pequeñez y sólo Me importa el teneros de regreso para abrazaros y besaros. TenedMe confianza y Yo os aliviaré de todos vuestros temores.

Ya conocéis Mi Justicia, la cual es derrotada por Mi Amor, el cual os enseñó Mi Hijo Jesucristo.

Y éste es potencializado por la Ternura que Mi Hija posee y que la utiliza para interceder y para insistir por vuestra salvación, cuando ésta se pueda volver muy difícil o casi imposible.

NO TEMÁIS de vuestro Dios, porque el Amor y la Ternura vencen a Su Justicia, USADLAS para vuestra salvación y para la de todos vuestros hermanos.
Hijitos Míos, el ser otros Cristos, como os he pedido, conlleva responsabilidad, donación en el Amor, llevaréis una vida espiritual grandiosa, tremenda, loable.

El ser otros Cristos NO quiere decir que viviréis a lo Divino, ya que Mi Hijo, Vivió en lo Divino y en lo humano.

Ciertamente estaréis fuertemente unidos a Mí, vuestro Padre y vuestro Dios, seguiréis Mis indicaciones, os daré la vida espiritual en vuestro interior, para que la viváis y la transmitáis a vuestros hermanos.

Viviréis unidos a Mí, a Mi Voluntad, tomaréis de Mí Mi Fuerza, Mis Dones, Mi Vida, para transmitirla a vuestros hermanos.Ciertamente gozaréis todo esto, porque viviréis íntimamente Conmigo, con vuestro Dios, con vuestro Creador, pero recordad que Mi Hijo también Vivió una Vida humana y en ésa Vida humana también padeció.

 Ciertamente hubo gozo, porque vuestros hermanos de ése tiempo, los de buen corazón, lo consentían, le cuidaban, le protegían; pero estaban también todos aquellos que estaban en contra de Su Evangelización, aquellas almas satanizadas, aquellas almas del Mundo.

Aquellas almas que NO querían ser movidas del estado material y social y aún pecaminoso del cual se encontraban y ellos fueron los que atacaron a Su Humanidad y a Su Divinidad.

Así pues, el ser otros Cristos SÍ tiene un compromiso grande, una belleza grande; pero también conlleva un sufrimiento…

Pero ése sufrimiento, que aceptó Mi Hijo, fue el que os valió a todos vosotros, a toda la Humanidad de todos los Tiempos, el que se os abrieran las Puertas del Paraíso.

Su Sacrificio, Su donación, Sus dolores, Sus lágrimas, Su muerte, os valió a todos vosotros vuestra salvación y el retorno nuevamente a la Gracia.

Su Resurrección os marca nuevamente que Mi Hijo es Dios y que vosotros también seréis resucitados por Mi Amor y por ser otros Cristos.

UNGIDOS CON EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO

Tomad pues de Mí, todo lo que necesitéis.

Venid a Mí Mis pequeños, Yo Soy Fuente de Vida, de Amor, de Perdón, de Comprensión y de ayuda para todas las almas…

Y ofrecedMe todo aquello con que Satanás os ataque, porque él esta vencido ya.

Y el ataque que tendréis se unirá a ésa Vida de Salvación de Mi Hijo, de Resurrección para todos vuestros hermanos que están muertos por el pecado.

Sed corredentores con Mi Hijo, sed hijos Míos, sed nuevos Cristos en éstos tiempos de Obscuridad. 
Gran vida espiritual necesito en vuestro interior en cada uno de vosotros. Los Tiempos son difíciles, ésta es una Guerra Espiritual entre los Poderes del Infierno contra la Gloria en el Cielo.

SÍ, Satanás al separarse de la Gloria Celestial de la Vida Celestial, juró atacar constantemente todo lo que Yo Creé para todos vosotros.

Vosotros sois Mis consentidos, porque el ser humano fue la máxima Creación de todo lo que Yo Creé por Amor.

Vosotros necesitáis ésa Protección tremenda primeramente desde vuestro interior.

Recordad lo que os dijo Mi Hijo, que toda ésa fuerza interior se manifiesta en vuestro exterior en palabras, en obras.

Si estáis Conmigo, si vuestro corazón está unido al Mío y como os he pedido el de ser otros Cristos, NO se os quitará el ataque del Enemigo,

Pero SÍ se os dará una Fuerza tremenda para combatirlo y vencerlo

Y así, como el guerrero se entrena para poder proteger a su patria y protegerse a sí mismo contra los ataques del enemigo, vosotros estáis en la Tierra para proteger vuestro reino, que es Mi Reino y para proteger vuestra propia alma y la de vuestros hermanos.

Y para eso ya desde ahora necesitáis, una gran vida espiritual, porque los ataques son tremendos, a veces sutiles, a veces descarados, cruentos, groseros e inmorales. Contra ellos NO hay dificultad de reconocerlos…

Pero en los sutiles, a veces sí hay dificultad de reconocerlos si NO estáis Conmigo, si la Luz del Espíritu Santo NO os está iluminando.

Si NO estáis viviendo en estado de Gracia seréis fácil presa de los ataques satánicos, porque muchos de ellos se presentan como luz, como si fueran buenos.

Como si tuvieran lógica que debierais seguir…

Y ahí es donde deberéis tener la sabiduría necesaria para reconocer ése ataque satánico que aunque tengan lógica, NO los deberéis seguir.

Muchos aún ministros Míos, se han desviado por ésa aparente lógica y por eso causan tanto escándalo entre vosotros…

Porque se han dejado llevar por esos ataques satánicos sutiles, que los doblegaron y les cambiaron Mi espiritualidad por la espiritualidad satánica.

Orad mucho por vosotros mismos y orad mucho por vuestros hermanos, para que NO se dejen llevar por esas mentiras sutiles.Porque NO por el hecho de que Satanás os esté llevando a una época obscura de espiritualidad y prácticamente estáis volviendo a ésos tiempos obscuros antes de la Venida de Mi Hijo a la Tierra, NO necesariamente os deberéis comportar como se comportaban en ése tiempo…

Y específicamente Me estoy refiriendo a la Ley del Talión: la del Ojo por ojo, diente por diente” 

En donde estáis recibiendo un mal y estáis regresando ése mismo deseo hacia aquellos que os están atacando.

Estáis viendo mucha Maldad a vuestro alrededor y vuestro corazón, al cual le falta mucha espiritualidad, os está llevando a ése deseo malo de devolver mal por mal.

Ésa era una época obscura, una época de malicia y se permitió por un tiempo eso.

Pero Mi Hijo vino a dar Luz a la humanidad, vino a traer Amor y vino a traer Perdón…

Y así, la ley del talión quedó a un lado para que entrara la ley del Amor, la Ley de la Misericordia Divina.

Y esto es lo que quiero que cada uno de vosotros entienda bien: Estáis sirviendo a vuestros Dios, NO estáis sirviendo a Satanás, NO estáis sirviendo al Mundo. Que ellos exigen muerte al pecador, muerte al ladrón, regresarle un mal al que mal ha hecho.

Vosotros estáis en el Tiempo de la Luz, el tiempo en que debéis dar vida al que está muerto, levantar a aquel que está muerto al pecado y traérMelo para que viva nuevamente.

Mi Hijo os vino a dar todos los lineamientos para dar Vida a los seres humanos, aún a aquellos que están fuertemente satanizados y esto se logra con el Amor, con la donación, con la Oración.

El Sacrificio, el Ayuno, la Penitencia, son armas fuertes contra las fuerzas de Satanás.

El estado de Gracia es imprescindible en cada uno de vosotros, para que podáis obtener de Mí lo necesario para luchar contras las Fuerzas Satánicas.

Los Sacramentos, el Alimento de Vida que se os da en la Sagrada Eucaristía; todo esto Mis pequeños es Vida para vosotros  y es Vida para vuestros hermanos.

NO debe haber más vida a la Ley del Talión entre vosotros, eso ya debió haber quedado en el pasado  y menos en vuestros corazón, en donde NO deberéis nunca desear ése mal a vuestros hermanos.

A pesar de que vosotros hayáis recibido un mal tremendo, siempre debe haber buenos sentimientos antes que puras palabras de perdón hacia ellos.

Al tener vuestro corazón lleno amor y de perdón, de comprensión y de virtud, es así como levantaréis a vuestros hermanos nuevamente a la Gracia.

 Quizá vosotros no veáis eso, pero ya el hecho de que vosotros Perdonéis y Oréis, Yo vuestro Dios y vuestro Padre, iluminaré a vuestros hermanos, que son Mis hijos también

Y ese deseo grande de vuestro corazón de que ya sean tocados para su renovación espiritual llegará, os lo prometo.

Por eso os pido nuevamente que de corazón siempre tengáis el Amor de Mi Hijo hacia vuestros hermanos y especialmente por aquellos que estén obrando en el Mal.Muchas veces permito que el mismo Satanás os ataque, pero siempre con una finalidad: para que vosotros podáis vencer con Mi Gracia y de ésa Prueba vosotros crezcáis espiritualmente.

Ciertamente muchos de vosotros os habéis dejado enamorar por las cosas del Mundo o aún por los poderes satánicos.

Al vosotros separarse de Mí, de Mi Gracia, de Mis Bendiciones porque creéis NO necesitarlas más, quedáis a merced de las Fuerzas Satánicas.

A veces perdéis trabajo, perdéis salud, quizá podáis perder a un ser querido o aún vuestra propia salud y podéis caer en enfermedades graves, largas y dolorosas…

Pero éste ataque viene de Satanás, NO ES  de Mi parte.

Porque el Amor NO puede provocar dolor. El Dolor entró al Mundo por el Pecado.

Y cuando vosotros os separáis de Mi Gracia,  el Dolor os ataca, la Maldad os ataca y los ataques satánicos muchas veces son muy dolorosos, os deprimen y os llevan a hacer cosas tremendas.

Si Yo permito esto Mis pequeños, es para que os deis cuenta de que cuando estáis alejados de Mí. NO podéis ser consentidos, porque vuestro libre albedrío  Me dio la espalda…

NO quisisteis seguir Conmigo, que Soy la Divina Providencia, Soy el que os provee de todo y Soy un Padre Amorosísimo, como NO hay igual sobre la Tierra. 

La Maldad os está rodeando constantemente, él os desvía, él os trata de destruir física y espiritualmente. Si vosotros NO estáis Conmigo, quedáis totalmente en manos de Satanás.

Cuando vosotros recibís éstos ataques y ayudados por Mi Gracia recapacitáis y con humildad os regresáis a Mí, es cuando Yo gano un alma renovada, fortalecida, porque luchasteis y vencisteis con Mi Gracia a ésos ataques satánicos.

Os repito, Satanás continuamente os está atacando, os quiere apartar del camino, os quiere apartar de la vida espiritual.

Pero muchos de vuestros hermanos y aún vosotros mismos, Me agradecen la caída que tuvieron; porque cuando se levantan ya están fortalecidos y pueden vencer fácilmente nuevos ataques satánicos, porque ya saben cómo hacerlo. 

Un soldado que NO va a la batalla, NO sabe las estrategias del enemigo y NO sabe cómo protegerse. Cuando ha salido al Campo de Batalla y lucha y está dentro de la batalla, le duele ver lo que sucede a su alrededor…

Pero estudia cómo se mueve el enemigo ahí es cuando ése soldado, ése guerrero regresa a su patria fortalecido y más sabio.

Así os quiero, Mis pequeños, que en los ataques satánicos y aún en los pecados graves que hayáis tenido, pidáis perdón.

Purifiquéis vuestra alma con los Sacramentos y regreséis a Mí fortalecidos y dispuestos a seguir Luchando, pero ahora ya con experiencia, con vuestra propia experiencia de vida, que esa será más valiosa que aquella que os hayan enseñado con la experiencia de los demás.  

Obviamente que Yo como Padre amoroso, NO quisiera que cayerais, que sufrierais; pero estáis en el campo de batalla, estáis en la lucha constante y solamente es a través de ésta experiencia de vida, que podéis crecer y os podréis defender del Enemigo.

Sabéis que en Mí siempre estaréis apoyados, que seré un Padre comprensivo, que os levantaré cuando hayáis caído y que os protegeré todavía más cuando vengáis a Mí fortalecidos y deseosos de seguir luchando para que Mi Reino se siga implantando sobre la Tierra.

Cuento con cada uno de vosotros, Mis pequeños. Os amo infinitamente, tened paciencia y veréis que pronto Mi Reino se implantará sobre todos los hombres y sobre todo, aplastará al Mal que ahora os rodea.

Os amo, Mis pequeños. Os cubro con Mi Corazón, con Mi Amor, con los Méritos de Mi Hijo, con Su Santidad, que es la que Yo quiero que cada uno de vosotros viva en la Tierra.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo-Amor, Jesucristo, en el del Amor de Mi Santo Espíritu y en el del Amor-Ternura de Mi Santísima Hija, María Inmaculada. 

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: