E19 LA FELICIDAD DE LOS SENTIDOS


Hijitos Míos, así como se va acercando el tiempo de la Aparición de Mi Hijo sobre la Tierra, en Su Segunda Venida, por otro lado voy permitiendo que vosotros conozcáis más acerca de Mi Amor que se ha derramado a través de los siglos sobre toda la Tierra.

Por un lado, vosotros vivís muy ensimismados en vosotros mismos. Ciertamente podréis cumplir con lo que se os pide, pero NO conocéis lo que pasa en otras partes del Mundo y que esto va afianzando Mi Obra sobre la Tierra.

Os he dicho que NO estáis solos, que vivís en la Comunión de los Santos, vivís unidos unos a otros por Mi Amor, por Mis necesidades de Amor.

A algunos os he dado unos dones; a otros, otros; a otros un conocimiento preciso y a otros la Palabra que se debe transmitir para que se crezca en Sabiduría y se viva en el Amor.

Todos vosotros os necesitáis los unos a los otros, os he dicho; pero ha de llegar el tiempo en que seréis unidos en el Cuerpo Místico de Mi Hijo y entonces, conoceréis lo que es la Obra real de Mi Amor.

Y será muy bello, Mis pequeños y eso es lo que debéis de pedir ya. Que se dé ya ésta obra sobre la Tierra, que es la Presencia Viva y real de Mi Hijo para todos vosotros.

Os habéis separados unos de otros, por diferentes conocimientos, en la búsqueda de diferentes necesidades.

Por otro lado, habéis sido engañados por Satanás y os vais con diferentes ideologías y buscando situaciones espirituales que NO os favorecen y es más, os debilitan y os llevan a endurecer vuestro corazón y a perder vuestro estado de Gracia. Sí, Mis pequeños, una gran mayoría de vosotros estáis siendo engañados por Satanás y NO os dais cuenta, porque buscando la parte espiritual que vuestra alma necesita, creéis llenarla con lo que Satanás os da a través de sus engaños.

Y lejos de estaros llevando a un crecimiento espiritual, os está disminuyendo y os está llevando a una desgracia espiritual.

Pero por vuestra buena Fe Mis pequeños, Yo os ayudaré a que encontréis la Luz de la Verdad, para que lo que vosotros invertisteis en tiempo y en deseos buenos para encontrar la Verdad, realmente la encontréis y os deis cuenta a tiempo de cómo Satanás os estaba llevando a vuestra propia destrucción.

Yo Soy un Dios de Amor, Mis pequeños, Yo os he creado para que vivierais Mi Amor, os lo doy para que lo compartáis con otros.

Tenéis una misión en la Tierra, ésta misión puede ser breve o puede ser larga, esto NO importa. Lo que importa Mis pequeños, es que la hagáis con un verdadero deseo de servirMe y de servir a vuestros hermanos.

Este NO ES vuestro hogar, vinisteis a ayudar a la salvación de vuestros hermanos, vinisteis a dar lo que Yo os había dado. Cuando cumplís, regresáis y Yo os doy vuestro premio y vuestro premio es Mi Amor.

Todo se desarrolla en el Amor, Mis pequeños y esto es lo que debéis buscar en vuestro corazón y en vuestros actos. Os debéis hacer ésa pregunta ¿Estáis realmente cumpliendo como debéis?

¿Habéis dado lo que se os pidió que dierais? ¿Habéis quitado de vuestro corazón el Odio y la Maldad y todo aquello negativo que NO os deja cumplir con vuestra misión de amor?Muchas almas son detenidas un tiempo aquí en la Tierra, porque NO han cumplido su misión debidamente y es Mi Misericordia Infinita lo que hace esto. Yo puedo alargar o acortar el tiempo de vuestra vida de acuerdo a lo que podáis dar.

Y siempre como os he dicho, os voy a recoger en el mejor momento de vuestra vida. Pero muchos estáis muy distraídos y aún a pesar de que Yo os busco y os doy muchos momentos para recuperar vuestra alma para que regrese a Mí, vosotros insistís en manteneros fuera de Mi Corazón.

Pero aún así, buscaré el mejor momento para que regreséis a Mí y que verdaderamente regreséis a Mí.

Cómo quisiera Yo premiaros grandemente pero NO Me dejáis, NO queréis hacer vuestra tarea correctamente, NO ponéis vuestro cien por ciento. Dais un treinta, un cincuenta, un sesenta, algunos darán más, pero muy pocos dan el cien por ciento.  Venid a Mí Mis pequeños, para que cumpláis con vuestro cien por ciento, muchas almas necesitan salvarse y son muy pocas las que trabajan por la salvación de sus hermanos. DadMe vuestra vida, dadMe todos vuestros momentos, que Yo sabré tomarlos y convertirlos en salvación de almas.

Pero permaneced en Mí, para que esto se logre NO os mováis solamente en el Mundo y para el mundo; éste NO os dará nada bueno, os va a distraer de vuestras obligaciones espirituales.

Estáis en momentos difíciles y Satanás os está poniendo muchas distracciones para que NO cumpláis, porque él sabe que estáis en los momentos de la Gran Batalla, si os distraéis podréis morir y quizá Eternamente.

Venid, venid a Mí Mis pequeños. ORAD, orad más profundamente en vuestro corazón, buscadMe en todos los momentos de vuestra vida. PedidMe consejo, ayuda, perdón y agradecedMe en todo momento que Yo sea vuestro Padre y vuestro Dios.Todo lo bueno que tenéis, viene de Mí y lo malo os lo trato de quitar, aunque vosotros mismos insistáis en manteneros en el error.

Siempre voy a buscar por vuestro bien, de eso deberéis estar siempre seguros. NO busquéis vosotros mismos la Maldad, porque ésta os separa de Mí. Buscad siempre el Bien para vosotros y para vuestros hermanos, porque el Bien siempre os atraerá hacia Mí, vuestro Dios.

Os amo, Mis pequeños. Insistid en vuestro ser, en manteneros en pureza y santidad, es trabajo arduo y continuo, pero el Premio será muy grande.

Ahora os pido que oréis por aquellos que están muertos a la Gracia, ciertamente oráis por aquellos que han regresado a Mí, pero ellos están bien, Mis pequeños, ellos han regresado a la Luz, han regresado al Amor, han regresado a la Verdad, han regresado a la Sabiduría Divina.Pero ¡AY!, de vuestros hermanos que han escogido caminos de Maldad, que han escogido la mentira para vivirla en su vida, aquellos que han preferido el pecado a la Gracia Divina, que viene de Mí, ellos sí están verdaderamente muertos.

Y por ellos, os pido que roguéis a Mi Misericordia Infinita se derrame sobre ellos para que puedan ver algún día la Luz de la Verdad que ellos NO están queriendo buscar.

Son tantas y tantas las almas que se han dejado engañar por Satanás, por sus conveniencias humanas, porque creen y así se lo platican unos a otros, que vienen a gozar al Mundo…

Y sí, se viene a gozar cuando realmente estáis haciendo lo que Yo os he pedido, porque el alma goza estando en Mi Amor. O ¿Acaso vosotros gozáis cuando estáis sufriendo, cuando tenéis problemas o estáis muriendo?¡NO! Mis pequeños, NO os hagáis tontos, NO os engañéis a vosotros mismos. Se goza cuando vosotros estáis cumpliendo con el Bien que os rodea y ése Bien viene de Mí.

Cuando buscáis el mal, el Mal os llevará a cosas peores y nunca podréis gozar viviendo en el Mal. Gozarán vuestros sentidos, por un momento…

Pero luego, Mi Santo Espíritu de Amor que habita en vosotros, os pedirá cuentas de vuestros actos. Y en ése momento, al saber que vosotros cometisteis un error, YA NO estaréis gozando y ésta es una realidad.

¿Cómo podréis gozar viviendo en pecado, de falta en falta que cometéis contra vuestros hermanos y que esto llega a Mí, posteriormente? ¡NO! Mis pequeños. Si vivís en el Mal, podréis morir en el Mal y de eso deberéis tener cuidado.

OS ESTÁIS JUGANDO VUESTRA VIDA ETERNA  y todo, porque estáis arriesgando un bienestar físico y le estáis dando un primer lugar a vuestra carnalidad, en vez de buscar el bienestar espiritual que va a ser eterno.

Por un momento de placer carnal podréis perder una eternidad espiritual… Entended bien esto Mis pequeños para que NO busquéis bienes efímeros, delicias temporales como les llamáis: la felicidad de los sentidos.

Buscad lo que os va a llevar a un Bien eterno y esto os lo he dado a través de las Enseñanzas de Mi Hijo, Él os vino a enseñar lo que es el Cielo. Seguid lo que se os ha dado Mis pequeños, para que podáis vivir ya el Cielo entre vosotros.Cuando vosotros empezáis a cambiar y dejáis que vuestro interior se mueva en el Amor, vosotros empezáis a provocar un entorno de Amor y lo que dais se regresa, Mis pequeños. NO exijáis a los demás lo que vosotros mismos NO habéis dado.

Si queréis felicidad, dadla primero. Pero que sea la Felicidad que será eterna y duradera, porque la felicidad que estáis buscando, es una felicidad egoísta que destruye a vuestro prójimo y os destruye a vosotros mismos.

Tened cuidado Mis pequeños, porque de eso ahora estáis rodeados todos vosotros.

RECORDAD que ciertamente venís a servirMe en la salvación de vuestros hermanos. Pero como sois Mis Hijos, todos deben verme a Mí vuestro Dios en vuestro hablar, en vuestro caminar, en vuestro pensar, en cómo os desarrolláis en éste mundo. Debéis ser verdaderos ejemplos de vida espiritual.Que vuestra carnalidad quede ya a un lado. Vuestra espiritualidad es la que os va a transformar, entended esto y escuchad atentamente: vuestra carne ha limitado el crecimiento de vuestra alma espiritual…

Éstos son momentos en que vuestra alma espiritual tiene que sobrepasar vuestra carnalidad. Debéis dejar que vuestra alma se libere de vuestra carne, se os ha dado todo lo necesario para que vosotros lo podáis hacer.

Tenéis Mi Gracia, tenéis los Sacramentos, tenéis muchas formas de lograr esto a través de la Oración, del Ayuno, de la vida en la Penitencia… En la Donación a vuestros hermanos, sirviéndoles para su crecimiento espiritual y esto es olvidándoos de vosotros mismos para que os deis a vuestros hermanos.

Debéis limitar vuestra carnalidad venciéndola, creciendo espiritualmente. Si ahora la carne os ha limitado, porque le habéis dado mucho valor y ha crecido a tal grado que NO os deja a vosotros moveros en lo espiritual, tenéis que cambiar ahora éstos niveles.  Vuestra alma, ya con fuerza espiritual grande en Mí, tiene que crecer. Y al crecer es cuando podréis lograr grandes milagros en vuestra vida y en la de vuestros hermanos, es cuando vosotros empezaréis a gozar de aquellos Dones que Yo le doy a las almas que trabajan por ésta espiritualización del hombre.

Esos dones grandes, que Yo os quiero conceder, se tienen que ganar en el trabajo espiritual, Mis pequeños. ¿De qué serviría que os diera dones grandes si los vais a desperdiciar, porque todavía estáis viviendo en vuestra carnalidad?

Mis regalos son espirituales y tienen que ir dirigidos a vuestra alma, que ya debe estar entrenada espiritualmente para gozar de éstos regalos grandes que Yo os daré.

Entendedlo, Mis pequeños. Son dones muy grandes que os tengo reservados y que vosotros empezaréis a tomar cuando realmente viváis para Mí, viváis en Mí y viváis para darMe a Mí a vuestros hermanos.   Eso sucedió en el primer Pentecostés, el Espíritu Santo descendió sobre los apóstoles y su carnalidad fue limitada.

Y en ese momento, su alma fue espiritualizada…

Por eso se pudo dar la renovación del mundo a través del apostolado que ellos dieron.

Ahora Dios necesita apóstoles que se trasladen a cualquier punto de la Tierra, en dónde EL quiera hacer MILAGROS para auxiliar a sus hijos… ¿QUIÉN ESTÁ DISPUESTO A SERVIRLE DE TRANSPORTE?

Con los dones del Espíritu Santo, ellos se pudieron mover a todos los rincones de la Tierra y es porque el Espíritu trabajó perfectamente en sus almas…

Y ya su carne no tenía poder alguno sobre sus almas y esto es lo que os estoy pidiendo ahora, Mis pequeños.

Vuestra alma es la que tiene que trabajar ahora libremente, guiada por Mi Santo Espíritu. Preparad a vuestra alma para que alcance ésos niveles tan altos a donde os quiero llevar y veréis Mis regalos palpablemente.

Confundir la Obra del Espíritu Santo con la de Satanás, ES el PEOR de los pecados… 

Hijitos Míos, Mi Perdón siempre os está esperando, entended que vuestro pecado NO es lo suficientemente grande, nunca ni nunca lo será como para que NO pueda ser perdonado por Mí, por vuestro Dios, por Mi Misericordia Infinita.

Aún a pesar de que vosotros quisierais hacerMe un gran daño cometiendo grandes pecados, nunca lograríais hacerlo Mis pequeños, precisamente porque NO tenéis la capacidad para hacerlo.

El único pecado grave sería en un momento dado, el que NO creáis que Yo os pueda Perdonar. Pero de ahí en fuera Mis pequeños, NO tenéis las capacidades suficientes como para poder llevar a cabo un pecado imperdonable.

Yo Soy vuestro Dios y Soy Infinito, vosotros sois creaturas y NO llegáis a ésa infinitud que Yo tengo, por eso os puedo perdonar todo aquello que queráis que Yo os perdone.  Mi Hijo se dio para eso, para que pudierais venir a Mí con toda confianza y que por medio de Mi Hijo, por el Amor que Él os entregó, Yo tuviera compasión de vosotros y os perdonara cualquier tipo de pecado si realmente estáis arrepentidos de ellos.

Mi Amor es Infinito y os ama a todos vosotros.

NO tenéis capacidades Mis pequeños, de vivir fuera de Mi Amor, a menos que vosotros os empeñéis en eso y solamente satanizándoos lo lograréis. Pero os debéis dar completamente al Enemigo, para que él os cambie.

Y son situaciones graves para vuestra alma, porque con vuestro libre albedrío estaréis rechazando Mi Misericordia Infinita, Mi Amor que todo puede reparar en todos vosotros.Es como aquél que se está ahogando y se le avientan salvavidas, cuerdas para su salvación. Se le da todo para que se pueda salvar y NO lo quiere tomar, así es Mi Misericordia.

A lo largo de vuestra vida Yo voy viendo vuestros pecados y os voy levantando. Os voy aventando todos esos salvavidas, cuerdas y todo lo necesario para que os toméis de ahí, para que podáis salvaros.

Pero si en un momento dado, NO queréis tomar nada de ello para vuestra salvación, os hundiréis. Pero es porque así lo quisisteis vosotros, NO porque os faltara de Mi parte y os hundís en la Maldad de Satanás.

Aceptáis que él destroce vuestra alma, que él la pierda, que él os lleve a que os apartéis completamente de Mí, de Mi Gracia, de Mi Misericordia Infinita. Vosotros mismos en vuestro libre albedrío, así lo escogéis.Así como hay almas que se quieren santificar y hacen todo lo necesario para santificarse, para que Yo Me muestre perfectamente a través de ellas; hay otras almas que hacen todo lo necesario para satanizarse y para que Satanás se pueda manifestar también a través de ellas. 

Y es una realidad, Mis pequeños. La vivís y estáis luchando ahora contra eso. De ésta forma los que Me amáis venid a Mí, para que Yo os llene de Mis regalos, para que Yo os tenga siempre junto a Mi Corazón.

Para que a pesar de vuestras debilidades, porque sois pequeños. Débiles y TONTOS. SÍ Mis pequeños. TONTOS, porque desperdiciáis muchas de Mis Bendiciones. De cualquier manera, os amo y quiero la salvación para todos vosotros.

Errores, todos los cometéis.Pero Mi Amor os los perdona si venís a Mí arrepentidos.

Orad por vuestros hermanos antes de que se satanicen, para que entiendan que tienen un Padre Amorosísimo que los quiere salvar, que los quiere de regreso en Su Hogar Celestial.

Ayudadles con vuestra Oración.  Ayudadles con vuestra donación. Aceptad vuestra vida, vuestra cruz de cada día y OFRECÉDMELA  junto con la de Mi Hijo.

NO os pido demasiado, solamente os pido vuestra donación.

Daos por amor, por la salvación de vuestros hermanos, como Mi Hijo también se dio por vuestra salvación.

Vuestros actos los ve todo el Cielo, Yo conozco vuestros pensamientos más íntimos; pero NO podéis engañar a las almas ya santificadas por la Gracia, que Yo les he concedido.Os están viendo desde el Cielo las almas santificadas.

Pero lo permito Yo así, para que ellas intercedan por todos vosotros…

Aún las almas que están en periodo de Purificación en el Purgatorio,

también os pueden ver y también oran por vosotros.Esto os lo he dicho anteriormente Mis pequeños, para que tengáis ésa confianza en las almas que ya han dejado la Tierra, que ya han cumplido con su misión y que ahora se vuelven intercesores vuestros.

Mis pequeños, NO estáis solos, nunca estaréis solos. Estáis viviendo unos por otros y unos para otros. Nada se pierde en lo que Hacéis, en lo que Oráis, en lo que Ofrecéis.

Vuestra vida entera puede ser salvación para muchas almas…

Por eso continuamente os repito esto, para que NO desperdiciéis NADA de vuestro tiempo aquí en la Tierra. Sois muy valiosos para la salvación de las almas, para la Economía del Cielo.  Luego os sentís solos y abandonados de Mi Gracia y Me reprendéis eso, Mis pequeños…

Y estáis en un error y estáis actuando en injusticia.

Yo os estoy protegiendo continuamente, os estoy dando todo lo necesario para que podáis hacer grandes cosas para el Cielo…Y luego podáis ser recompensados por vuestro trabajo. Que cuando estáis viviendo para Mí, para el Bien de vuestros hermanos y lo estáis haciendo con amor, ése trabajo se vuelve alegría y lo gozáis.

Lo que hacéis con amor lo gozáis infinitamente, cuando ayudáis a vuestros hijitos a crecer.

Lo hacéis todo con amor y NO se os hace pesado, puesto que les estáis haciendo un bien y ayudándoles a crecer con lo que les enseñasteis, vosotros lo gozáis.

Y Yo gozo con vosotros, porque eso lo darán después a vuestros hermanos. Y por lo que vosotros disteis, así se seguirá eternamente. Vosotros habéis puesto vuestro ladrillo en la construcción de Mi Reino, os parecerá pequeño un solo ladrillo en una Muralla…

Pero ése ladrillo es importante para que la Muralla esté bien sostenida.

Vosotros sois parte de Mi Reino y por eso os amo tanto, porque es un ladrillo puesto con amor. Cada uno de vosotros tiene una misión importante qué desarrollar…Y si la lleváis a cabo con todas vuestras capacidades, realizándola con amor. Pero sobre todo, viendo los detalles más importantes y NO haciendo las cosas descuidadamente.

Entonces estáis construyendo algo verdaderamente fuerte, estable. Que perdurará por mucho tiempo.

Mucho os tardáis Mis pequeños, en dar lo que debéis dar. Porque NO os centráis correctamente en lo que estáis haciendo, NO buscáis hacer las cosas debidamente y con propiedad. Hacéis las cosas para salir del paso.

Y muchas veces NI siquiera con amor.  Y esto NO Me gusta así, Mis pequeños. Éste NO fue el ejemplo que os dio Mi Hijo.  Cuando cumplís debidamente, es cuando Yo os llamo de regreso; porque ya cumplisteis lo que debisteis haber cumplido, que ésa era vuestra misión en la Tierra.

Cuando estáis distraídos con las cosas del Mundo y hacéis las cosas nada más por hacerlas; pero muy distraídos, NO Me sirve.

Porque NO estáis construyendo nada, NO estáis poniendo cimientos duraderos, perdurables. Haced pues lo que tenéis que hacer y hacedlo bien, Mis pequeños; para que podáis regresar pronto al Reino de los Cielos y Yo os dé el Premio que os tengo reservados a cada uno de vosotros.

Sí, Yo Me di por Amor enteramente a vosotros través de Mi Hijo. Es justo que vosotros os deis también…Porque vuestro amor pequeñito, nunca superará todo lo que Mi Hijo os dio. Ojala podáis entender esto y pedidMe que Yo os lo pueda explicar en vuestro interior.

Yo os bendigo en Mi Santísimo Nombre de Eterno Dios de Amor, en el de Mi Hijo Jesucristo, donación perfecta en el Amor, en el de Mi Santo Espíritu, Voz y Guía del Amor y en el de Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, donación perfecta al Amor.http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: