N198 CON EL AMOR DE FUSIÓN


Sí, hijitos Míos, necesitáis un cambio, ¡Cómo quisiera que tuvierais vosotros esa Encarnación, como la de Mi Hijo! Y de hecho, si Me la pedís; Mi Santo Espíritu os dará lo que ya os he anunciado:

Que seréis transfigurados, porque lo que estoy por daros, es algo bellísimo; pero NO podéis todavía tomarlo, porque NO estáis preparados para algo tan grande…

Todo esto que está sucediendo alrededor del Mundo, será para vosotros una Purificación y quiero que lo toméis así, con Sabiduría, con entereza, con Fortaleza y con amor.

Ya sabéis que todo lo que Yo permito en vuestra vida, siempre será para vuestro bien. 

Necesitáis un cambio muy fuerte, porque vuestros pecados también son así, muy fuertes.

Me dañan mucho y ya quiero detener todo esto a donde os ha llevado Satanás…

a pecar en Mi contra, a NO agradecer tanto Amor que he derramado por vosotros…Y os ha puesto totalmente de espaldas a Mis Leyes y a Mi Amor.

Mis pequeños, os amo, pero cuando un padre y una madre ven que los hijos necesitan una corrección, se las dan. Son castigos ciertamente, pero por vuestro mal comportamiento…  Y éstos siempre os van a llevar a un crecimiento; en este caso, espiritual, porque se trata de Mí.

Las personas mayores, que ya han vivido, se dan cuenta de los errores que van cometiendo los pequeños, ya sean sus hijos, sobrinos, amiguitos, hermanos.

Pero siempre, una persona mayor sensata, inteligente, buena, verá en los niños, en los pequeños, cómo van creciendo y cómo se les puede corregir…  O también, cómo se les puede ayudar a que sigan haciendo el bien.

Esa es la obligación, como os he dicho antes, de los hermanos mayores. También hablando en lo espiritual, el hermano mayor siempre ayudará al hermano menor, no importa que NO sea familiar.

Pero hay que saber también, educar con tacto o ayudar con tacto, para que NO se moleste la persona o sus parientes y puedan recibir lo que vosotros deis de corazón.

Y con la Sabiduría que os estoy inspirando a través de Mi Santo Espíritu, para que la deis a vuestros hermanos. Ciertamente, estáis viviendo momentos de cambio, pero serán provechosos. En algunos casos, más dolorosos que en otros…

Y os lo he dicho antes, que todo irá de acuerdo a los pecados que hayáis cometido tanto en lo personal o en vuestro país. O en un lugar determinado, en donde se cometan pecados más graves.

Todos y TODO será purificado, porque el Pecado Original afectó a toda la Creación, tanto a la Creación humana, como a la Creación animal, vegetal, mineral.

TODO ha sido afectado por Satanás y todo tiene que ser Purificado.

NACIMIENTO DE LA NUEVA CREACIÓN

Lo que ahora veis, YA NO SERÁ después. 

Y veréis el Cambio tan fuerte y tan bello que se dará. Ciertamente os he dicho, que pocos van a gozar de este Cambio, porque aún a pesar de los Acontecimientos y de la Purificación, muchos de vuestros hermanos NO querrán cambiar.

Seguís siendo el pueblo de cabeza dura, el pueblo al que NO dejé entrar a la Tierra Prometida por sus pecados y así estáis ahora, la gran mayoría de vosotros.

Sois, nuevamente, ese pueblo de cabeza dura y que, la gran mayoría, no va a entrar a los Cielos Nuevos y a las Tierras Nuevas, porque NO HAN CREÍDO.

APOSTASÍA Y REBELIÓN

Porque NO han querido cambiar. Porque se han mantenido en su forma de actuar y de pensar pecaminosa, porque NO han amado, porque NO han venido a Mí.

Yo Soy vuestro Dios y os he creado para el Bien. Os he dado tantas cosas, para que vosotros llevarais a cabo vuestra misión en la Tierra, lo mejor posible.

 Yo os di el Don de la vida y Me apoyé en vosotros, para que vosotros caminarais por Mí, hablarais por Mí, movierais corazones por Mí…

Pero ciertamente, sois Pueblo de cabeza dura, que NO quiere acercarse al Amor.Que se ha ensoberbecido tanto, que NO quiere dar su brazo a torcer y eso os va a acarrear Mucho Dolor, muchos problemas.

Ciertamente, muchos perderéis vuestros bienes o la gran mayoría de ellos… 

Y también os he dicho que así como vayáis perdiendo de lo material, Yo os iré cambiando todo ello, por lo espiritual. 

Os llenaréis de Mi Amor, de Mi Sabiduría, de Mi Vida. Tenéis que ser otros Cristos, tenéis que vivir el Amor, tenéis que ayudar a vuestros hermanos que NO han querido entender todas las Enseñanzas que se os han dado…Y también, ayudaréis a aquellos que estando en otras religiones, en lugar de vivir el amor y el respeto que todo ser humano se merece, han sido manipulados por Satanás para crear Dolor, muertes, guerras a vuestro alrededor.

Causando que viváis con miedos, con temores a vuestro alrededor, quitándoos la Paz, como ya os había dicho que Satanás lo iba a hacer.

Los que estáis Conmigo, os he dicho que NO TEMÁIS. Yo estaré con vosotros. Estaré con los buenos y también con los que viven en el Error, esperando su conversión. 

Todos vosotros sois Mis hijos y os merecéis Mis Cuidados, Mi Protección…Porque todos vosotros estáis siendo atacados por un Enemigo común, que es Satanás.

Sois Mis hijos y buenos o malos, Yo os protejo contra sus Fuerzas, porque sois demasiado pequeños para soportar un Embate fuerte del Enemigo.

Sí, Mis pequeños, aún NO habéis vivido ésos ataques fuertes que se vendrán de parte de Satanás.

Debéis vivir unidos en Oración y llevando una vida de amor,

para poder NO solamente soportar,

sino ATACAR ésas Fuerzas de Satanás.   Es muy poderoso y solamente Yo en Mi Santísima Trinidad, Mi Hija la Siempre Virgen María y los Santos y Ángeles en el Cielo, Os podrán proteger

Ningún ser humano difícilmente, os podrá ayudar.

Ciertamente hay almas escogidas alrededor del Mundo, a las que les he dado Capacidades Especiales para Enfrentársele y hasta Vencerle. 

Pero son almas que Me llevan a Mí por dentro y OS PROTEGERÁN… 

Os estoy cuidando y os cuidaré contra todos sus Ataques. Pero buenos y malos tenéis que poner también de vuestra parte Mis pequeños, llevando una vida de Oración, llevando una vida Sacramental…

Viviendo como Mi Hijo vivía, en total donación a Mi Voluntad, para que Yo os pueda tomar como Instrumentos fieles y totales, para vuestro propio bien.

Entended que os estoy Defendiendo contra la Maldad de Satanás. Muchos se le han querido enfrentar y los ha destruido…

Os repito que él es muy poderoso y cuando NO contáis con Mi Verdadera Protección, Satanás os destroza.  Hay muchos hermanos vuestros a vuestro alrededor, que siguen ideologías contrarias a las Mías; supuestamente, viviendo un amor con el que creen que podrán vencer a Satanás.

 Si NO estáis verdaderamente Conmigo y se os hayan dado ésas capacidades para protegeros y para proteger a vuestros hermanos; NO lo venceréis, Mis pequeños.

Os creéis muy fuertes por tener vuestros amuletos y oraciones NO dictadas por Mí, vuestro Dios o por Mi Iglesia.

Si os enfrentáis a él, NO lo podréis vencer.

Se necesita mucha humildad, sencillez y una total Donación de vuestro ser a Mí, vuestro Dios.  Os digo esto para protegeros. NO sigáis a aquellos que se creen poderosos, NO lo podrán vencer. NI aún aquellos que se han vendido a él, que han hecho Pacto con él y que ahora se sienten poderosos, porque se les ha dado lo que querían…

Satanás los ha Engañado…

Vosotros los que os habéis donado a él, os va a traicionar. Os lo merecéis vosotros, los que Me disteis la espalda y quisisteis hacer tratos con el Enemigo y NO solamente eso, hicisteis tratos para destruir a vuestros hermanos y enriqueceros a costa de su sangre y de su dolor.

No Me quisisteis seguir e hicisteis tratos con vuestro Enemigo, al que creísteis que os estaba obedeciendo por el Ofrecimiento de sangre que le hacíais.  Dolor, mucho Dolor Eterno tendréis por vuestro error, por vuestros pecados, por vuestra Traición a todos niveles de la población del Mundo.

Muchos se vendieron a Satanás y pronto os daréis cuenta del Error que cometisteis. Satanás NO perdona, Satanás engaña, Satanás os da gustos por poco tiempo y mientras os usa como instrumentos para daros después en “recompensa”, una eternidad de Dolor.

Entended esta frase: Una Eternidad de Dolor…

Por vuestro error, por haber actuado en contra de Mis Leyes, de haber traicionado Mi Amor y a vuestros hermanos.  Hijitos Míos, os he hablado de cómo debéis vivir vosotros entre hermanos y esto es, siempre buscando el Bien, así como lo hizo Mi Hijo con todos aquellos que estaban a Su alrededor, en aquél tiempo.

Os he dicho que el Amor es dinámico y si realmente Me vivís en vuestro corazón, éste se llena de Mi Amor y ese Amor NO lo podéis detener, Mis pequeños.

Es tan grande, es tan bello, que vosotros lo único que podéis hacer, es vaciaros de él al compartirlo con vuestros hermanos.

Mi Amor, ciertamente os sobrepasa, es demasiado para vosotros y por eso lo compartís. Suena difícil de creer esto; pero aquellos que lo han experimentado, que lo han vivido, saben a qué Me refiero… 

Y cuando os vaciáis de Mi Amor, que ciertamente NO os vaciáis, porque inmediatamente os lleno de nuevo, gozáis con compartir lo que es Mío y que también, es vuestro.

Vosotros Mis pequeños, cada uno de vosotros os debéis dejar mover por Mí. Yo os conozco internamente. Conozco vuestros pensamientos, conozco de qué estáis hechos, cada uno de vosotros.

Yo os voy moviendo, para que cuando estéis con vuestros hermanos, aquellos que más necesitan de Mi Obra; vosotros por ser Mis instrumentos, los moveréis hacia la Verdad, hacia el Amor, hacia la Virtud, hacia la perfección.  

Cuántas veces no os ha pasado que alguien se acerca a vosotros, os pide un consejo, lo dais… Y a veces, NI siquiera os dais cuenta de lo que dijisteis. Y algunos días después, regresan a vosotros y os cuentan que lo que vosotros les aconsejasteis, les cambió la vida…

Que gracias a vuestras palabras, pudieron salir adelante… Ya fuera del problema que tenían o les resolvisteis el problema que traían o sus dudas, con las que ellos mismos NO podían salir solos.

Vosotros mismos os quedáis pensando que, qué dijisteis…

Y ciertamente, NO os acordaréis. FUI YO A TRAVÉS DE VOSOTROS y esa es la belleza de ser Instrumentos, Mis pequeños.

Si os acordarais de todo lo que hacéis, caeríais en soberbia. Es bueno que el instrumento NO se dé cuenta cómo estoy Yo trabajando a través de él y de esta forma, os mantendréis más fácilmente en la humildad…

 Y así, ayudaréis a vuestros hermanos sin que os deis cuenta, sin que vosotros sepáis lo que dijisteis.

Mis pequeños, ciertamente la vida que lleváis que es vuestra misión, es difícil. Y es difícil porque Satanás sabe a lo que vinisteis; él sabe lo que estáis haciendo y os va atacando de una forma u otra para que dejéis a un lado vuestra misión, pero NO os preocupéis.

Si vosotros estáis seguros de lo que estáis haciendo y más que seguros felices de lo que estáis haciendo, NO os preocupéis, seguid adelante. Soy Yo vuestro Dios os repito, el que está actuando a través de vosotros.Esto que os digo os debe llenar de gran alegría, porque vosotros estáis ayudando a vuestro Dios, el que os creó, el que creó todo lo que vosotros veis y lo que NO podéis ver.

Los Ángeles se alegran inmensamente en servirMe, están día y noche sirviéndoMe.

 Y lo digo así para que vosotros tengáis una idea de cómo Me sirven, ya que en el Cielo NO hay noche. Es un eterno servirMe, es un eterno Amor hacia Mí, es una gran alegría el que Me sirvan.

Vosotros NO os dais plena cuenta de ello y por eso a veces hasta vivís tristes, acongojados, os sentís solitarios por lo que estáis haciendo, cuando debiera ser todo lo contrario. 

Saber que estáis sirviéndoMe a Mí, vuestro Dios, os debiera dar una gran alegría, la alegría de los Santos Ángeles. Pedidles a ellos y, especialmente, a vuestro Ángel de la Guarda, que os haga sentir, que os haga vivir, esa alegría del servir a su Dios.

Yo Soy vuestro Dios y vosotros pequeñas creaturitas, muy pequeñas, Me dais alegría y Me dais mucha alegría cuando vuestros actos están directamente dirigidos a Mí.

Sí, Mis pequeños, podéis hacer muchas cosas a lo largo del día, pero quizá NO os acordéis de ofrecerMe todo lo que hacéis y por lo tanto, NO Me tendréis, ni en vuestra mente NI en vuestro corazón.

Os recuerdo que es vuestra intencionalidad lo que cuenta en vuestros actos y eso solamente, lo sé Yo. Vosotros, quizá NO siempre estáis actuando conscientemente. A veces hacéis cosas de las cuales ni siquiera os dais cuenta qué es lo que estáis haciendo y precisamente por eso, NO Me las estáis ofreciendo. 

Os he dicho anteriormente, que ya NO debeMos ser dos Personas, debeMos ser Uno.  Y debéis, vosotros ir ejercitando esta unidad y es precisamente ofreciéndoMe en todo momento, TODO lo que hacéis y al ofrecérMelo, ponéis vuestra intención.

Obviamente al daros cuenta de ello vais a buscar el dárMe lo mejor de vosotros, en vivirMe, en compartirMe con los demás.

Mis pequeños, esto que os digo es importantísimo para vuestro crecimiento espiritual.

Cuando vosotros estáis viviéndoMe, cuando vosotros Me estáis ofreciendo lo que estáis haciendo, estáis poniéndoMe atención, Me estáis invitando, Me estáis compartiendo, Me estáis haciendo presente en vuestra vida y eso Me alegra mucho, Mis pequeños. A pesar de que sois tan pequeñitos, vuestro amor, para Mí, es muy grande.

Así como vosotros gozáis con las pequeñas alegrías de vuestros bebés, como cuando tienen pocos años y empiezan a actuar y hablar con vosotros, os alegráis inmensamente; cuando de ellos sale una palabrita de amor, un abrazo, un beso, eso, ya lleva una intención.

Esos detallitos llevan amor, ¿Acaso no os alegráis en ello? ¡Claro que os alegráis! Así Me alegro, Yo también, con lo que Me dais, cuando Me llamáis, cuando Me invitáis, cuando deseáis compartirMe lo que estáis haciendo.

Esos detallitos de vuestros bebés, de vuestros hijos pequeñitos, detalles que NO son ni siquiera pensados sino que salen del corazón, son inmensos, porque es puro amor.

Vais creciendo y vais midiendo ya lo que hacéis, lo que decís y desgraciadamente, va decayendo ese acercamiento a Mí, vuestro Dios, cuando realmente Me merezco todo.

Es una tristeza que Yo padezco por parte del hombre, de cómo al ir creciendo os vais olvidando de Mí.

Todo lo que tenéis, proviene de Mí. Todo vuestro ser, vuestras pertenencias, vuestras posesiones, vuestras capacidades, todo viene de Mí y ¿Cuántas veces os acordáis de agradecer?

¿Cuántas veces os acercáis a Mí o entráis en vuestro corazón y Me agradecéis a Mí, vuestro Dios, lo que hago por cada uno de vosotros?¿Ahora entendéis cómo es que sí os conozco, perfectamente, a cada uno de vosotros? Yo os creé, Yo os vi nacer, Yo os he visto crecer, os he cuidado, os he protegido, os he guiado.

Todo el tiempo he estado con vosotros. Yo conozco vuestra vida mejor que vosotros, porque a vosotros se os olvidan situaciones, hechos, problemas, dolores y aún alegrías. En cambio Yo las conozco todas, por eso os digo que os conozco perfectamente.

Ojalá, vosotros quisierais hacer algo parecido Conmigo, el buscarMe más para conocerMe, amarMe más, para llegar profundamente a Mi Corazón.

Ciertamente, sois muy pequeñitos y vuestras capacidades son muy limitadas. Cuando os digo, el tratar de conocerMe, con ello estoy hablando, con humildad, de vuestra pequeñez.Y ya con el simple hecho de estar Conmigo y entrar en Mi Corazón, eso os abre puertas grandes y bellísimas para entrar en Mi Amor. Os he dicho que Mi Amor tiene muchas facetas…

Y Yo os dejo entrar a cada uno de vosotros, si Me buscáis, en alguna de ésas facetas de Mi Amor, dependiendo, también, de cómo sois y qué queréis darMe.

Vosotros Me producís una gran alegría al hacer todo esto y Yo también os comparto ésas alegrías, para que los dos goceMos por el amor que Me estáis dando y que Yo también os doy.

El estar Conmigo, Mis pequeños, es un intercambio de alegrías, es un intercambio de Amor. Vosotros Me dais todo lo que tenéis y Yo, también, y, ciertamente, que vosotros salís ganando, porque Mis Potencias, son muy superiores a las vuestras.Seguid adelante, Mis pequeños, llenándoos de Mi Amor y compartiéndolo con vuestros hermanos.

DejadMe pues que Yo os guíe, que Yo os llene de Sabiduría Santa y de un Amor Infinito, para que de ésta forma entendáis lo que es el hombre, pero que también viváis lo que es vuestro Dios.

Mis pequeños,  seguid adelante, ORAD orad intensamente, vivid en Mi Amor, respetad Mis Leyes y tened una plena confianza en Mí vuestro Dios, en que os daré lo que tanto habéis esperado, por lo que tanto habéis luchado, que es vuestra eternidad  Conmigo, pero de Gloria y Alegría.  Trabajasteis para el bien, vivisteis para el bien y transmitisteis este bien a vuestros hermanos. Aquél que produce amor, que lo da a sus hermanos pero primeramente a Mí, recibe Mi Amor y si se mantiene así viviendo en el amor, gozará eternamente Mi Presencia llena de Amor.

Mucho bien os espera, Mis pequeños. Creísteis en Mí, mantuvisteis vuestra Fe, os llenasteis de Mi Amor, vuestro regalo pronto se os dará.

Os amo, Mis pequeños, amo vuestra fidelidad, amo vuestro amor y os daré muchísimo más de Mi Amor cuando estéis Conmigo, en el Reino de los Cielos. 

Manteneos firmes, pase lo que pase…

Y sobre todo, confiados en que si Yo os estoy diciendo esto, se dará, Mis Promesas siempre se cumplen.

Que Mi Amor os renueve y de esta forma, podáis regresar a Mí. Actuando así seréis dignos hijos del Rey.Os amo infinitamente, Mis pequeños príncipes y Yo os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el del Santo Espíritu de Amor.

Mí Hija, la Siempre Virgen María, os lleva en Su Corazón y os protege bajo Su manto.

Yo os bendigo ahora y por siempre, en MÍ Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espírítu de Amor y Vivificador.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: