N201 EL BECERRO DE ORO


Hijitos Míos, Yo Soy el Dios de la Gloria, el Dios de la Unidad, el Dios Vivo y Santo que os ha traído la Palabra del Padre.
Hijitos Míos, hoy los pueblos viven cada vez más la desunión. Las luchas ancestrales, los egoísmos, el pecado.

La avaricia del querer más, sin aceptar lo que se os dio, han provocado que la fraternidad, el amor que debiera uniros como verdaderos hermanos, ya no exista.
La desunión se ve a todos niveles. Las primeras fronteras se construyeron por causa del pecado cometido en la Torre de Babel, porque el hombre quiso pasar por sobre la Voluntad de Mi Padre…

NO creyó en Su Promesa y “por precaución” se quiso proteger de Su Justicia.Ahí la diversidad de lenguas que el Espíritu Santo provocó, crearon comunidades separadas unas de otras.

El Pecado Original seguía provocando estragos en los hijos de Mi Padre.

Las luchas fraternas se siguieron dando y los pueblos, los más fuertes, siempre querían más tierras, más posesiones materiales, más cosas de éste Mundo, en lugar de buscar lo que realmente vale: vuestro Dios.

Ahora, cuando ya los pueblos tienen sus fronteras, podéis ver la cultura muy particular que cada uno ha desarrollado.Algunos tratan de mantenerse más en la paz y en la concordia, mientras que otros siguen con guerras.

Pero ésto NO es lo más malo, recordad que Yo os dije: “Temed, no tanto al que trate de matar á vuestro cuerpo, sino al que trate de matar vuestra alma”.

El Maligno siempre ha trabajado por causar separación.

Primero separó al hombre con su Dios, con Adán y Eva. Luego separó al hombre con el hombre, con Caín y Abel…Y de ahí en adelante se ha mantenido con la misma táctica. Sigue separando al hombre con su Dios, al ofrecerle al hombre mediante su seducción: “Culturas religiosas” que os llevan a una mentalidad adversa a todo lo que Yo os vine a enseñar…

Y también sigue provocando destrucción entre hermanos, causando luchas fraternas entre pueblos, causando guerras y destrucción masiva…

Pero lo más grave es lo que causa calladamente, a nivel espiritual.

Se ha apoderado de la mentalidad de los pueblos más poderosos económicamente los cuáles se han vuelto erróneamente “ejemplo y guías” a nivel mundialY a través de sus lacayos: los masones, manipulan la economía, las publicaciones, el comercio, la estabilidad mundial.

Al manipular los bienes materiales, obliga a hacer su voluntad destructiva. En una palabra, ha comprado a los pueblos…

Y ellos, al buscar su comodidad material, le han dado la espalda a Mi Padre, dejándose guiar por la mano destructiva del Mal.

Los pueblos ahora se derrumban. La inmoralidad está corroyendo las bases fundamentales de la familia, de la sociedad y de Mi Iglesia.La inmoralidad que se vive prácticamente aceptada por todos, está provocando la condenación de muchísimas almas.

El Demonio os ha hecho creer que lo material, lo mundano, lo humano, están por encima de lo espiritual.

Habéis nuevamente construido el Becerro de Oro…

Y lo adoráis más que a vuestro Dios.Es ahora lo material lo que os da “el poder en el Mundo”, lo Mío ya no cuenta y hasta es atacado.
El Becerro de Oro es Adorado en vuestro propio hogar, en vuestra sociedad, en el Mundo enteroY aún hasta por algunos de Mi Iglesia.

EL OBISPO DERROCHADOR

El Becerro de Oro: el poder material, es ahora lo que buscáis a toda costa, sin él NO sentís que valgáis, vuestra ceguera es ahora total.

La dureza de corazón del pueblo judío antiguo, sigue causando estragos en la actualidad.

Mis Leyes, Mis Preceptos, Mi Amor, YA NO  son reconocidos ni aceptados, ni buscados.

Como Moisés, las Tablas de la Ley son nuevamente hechas añicos y NI os importa.El Becerro de Oro sólo os está llevando a la destrucción en todos sentidos, porque al llenaros de su oro, de su podredumbre, NO respetáis a nada ni a nadie.

La naturaleza del hombre es tan débil que al sentirse poderoso con algo, se deprava fácilmente.

LA POSESION DE LO MATERIAL PROVOCA EL OLVIDO DE LO ESPIRITUAL.

El oro os deslumbra y NO os deja ver la realidad; El oro os ciega y NO os deja ver la Luz Celestial.Os sentís poderosos con él cuando, en realidad, estáis más débiles y propensos a caer y morir eternamente.

El espejismo que os causa el oro, el poder material de la Tierra, os hace sentir que pertenecéis a una “familia real”.

Los que se llenan de lo mundano, los que lo buscan en forma enfermiza, los que ponen toda su confianza en él, se sienten los poderosos, los de “sangre azul”, los que pueden manipular a todos sus hermanos en toda la Tierra.

Es tan grande éste espejismo que una gran mayoría así lo cree, aceptan esta supuesta “soberanía” del poderoso material, de los siervos del Becerro de Oro, que se postran ante Ellos.

NO disciernen, NO escudriñan en su corazón para asegurarse de que si realmente lo que esos “guías poderosos” buscan, es el bienestar personal o de las naciones, sino el bienestar de la esencia real del hombre, lo espiritual.

Os consuelan con un dulce en la boca como a bebés, mientras os quitan lo más valioso que tenéis.

Os convidan de su pecado, os lo presentan en bandeja de plata y como ellos, “los poderosos” lo viven, lo aceptan, se recrean en ello.

Vosotros, los que NO tenéis NI oro, NI discernimiento, os dejáis embaucar.La mente humana en su fragilidad característica, se dice a sí misma: si ésto hacen los poderosos, si ésta es su manera de vivir, tiene que ser bueno y si los imito, ¡Puedo llegar a ser como ellos!

¡Cuánta ceguera! ¡Cuánta mentira vivís!¡Cuánta decepción a lo que os enseñé!

Yo os di ejemplo de nacer pobre, vivir pobre, morir pobre; pero siempre teniendo en Mi Corazón al Tesoro Infinito: a Mi Padre Dios.

NINGUNA cantidad de oro podrá alguna vez hacer los portentos que Yo hice. NINGUNA cantidad de oro podrá alguna vez resucitar a un muerto. NINGUNA cantidad de oro os podrá aliviar de enfermedades mortales. NINGUNA cantidad de oro os podrá dar la Vida Eterna.Lo que es Mío, lo que viene de Mi Padre, NUNCA se podrá comprar con las cosas del Mundo.

Entended que son dos reinos muy diferentes y contrarios uno del otro. El del mundo, inmoral, corrupto, lleno de depravación y muerte, falto de toda virtud y lleno de destrucción.

En cambio, Mi Reino de los Cielos, es de Paz, de Amor, de bellezas inimaginables, de pureza y santidad y sobre todo, de Vida Eterna.

Uno os promete placer efímero y el Mío os dá éxtasis eterno.Vosotros sois libres en escoger vuestro futuro, sólo os recuerdo de que NO sois del Mundo.

NO fuisteis creados para ser del Mundo; pero si lo aceptáis y lo seguís, NO blasfeméis en Mi contra cuando las Llamas Eternas os castiguen.

Hijitos y hermanos Míos. Yo vuestro Jesús, os quiero hacer meditar en algo que continuamente tomáis como pretexto para atacar a Mi Padre en Su Infinita Bondad.

Deseo hoy platicaros sobre algunos sentimientos de Mi Corazón.Habláis del porqué la existencia de los pobres en el Mundo, de las diferencias tan notorias entre las economías mundiales, de los excesos por un lado y por el otro gente muriendo de hambre por NO tener ni de lo indispensable para vivir,

De las injusticias de los gobiernos, aprovechándose de sus propios hermanos, tomando de sus bienes para uso personal, etc.

Habláis de muchas injusticias y todo eso se lo reprocháis a Mi Padre, a vuestro Padre.

Yo os dije: “La boca habla de lo que está lleno el corazón” y puedo añadir, “el hombre obra de acuerdo a lo que lleva en su corazón”.Queréis componer al mundo dando sólo bienes materiales, llenando estómagos, regalando o compartiendo lo que ya NO queréis,

Apoyando a pueblos con alimentos y vestido cuando estáis viendo sus necesidades notoriamente. Todo eso está bien y lo debéis hacer, porque os debéis ver antes que nada, como hermanos.

En un hogar NO podríais soportar que uno de vuestros hermanos anduviera andrajoso y sucio, quiero decir con una necesidad real y los otros estuvieran bien vestidos y limpios

O unos bien alimentados y otros estuvieran en los huesos, como hay muchos en varios pueblos en la actualidad. 

NO lo podríais soportar, si fuerais una familia normal y buena y esto sucedería porque vuestro corazón, antes que la razón, os lo exigiría.

Si en vuestra familia hubieran graves diferencias entre hermanos, también vuestro corazón reclamaría igualdad de trato entre los unos y otros.

En una familia que se dijera poseedora de Mis Virtudes y las vivieran, NO podrían haber divisiones entre  sus miembros o ataques mutuos, ¡NO sería congruente!

El Mundo es vuestro hogar y estáis pisoteándolo, afectándolo en múltiples formas. Os peleáis entre hermanos y os peleáis de muerte. 

 

Os castigáis unos a otros para NO compartir de los bienes que Mi Padre os ha dado, poniendo pretextos tontos entre gobiernos.

Ayudáis en forma superflua y por un momento a los pueblos que están muriendo de hambre-

y, a pesar de que podríais compartir continuamente, porque Mi Padre os da de sobra, NO lo hacéis porque las envidias y egoísmos salen pronto de la boca de los países más bendecidos.

¡Qué os pasa Mis pequeños! Lo que tenéis  NO OS pertenece, es de Mi Padre y debéis compartir, pero NO está en las cosas el problema real de vuestro mundo, ¡Está en vuestro corazón!

Ya os dije que vuestras obras, todas, están regidas por vuestro corazón y si tenéis a vuestro mundo como ahora está, es porque vuestro corazón se ha apartado tanto de Mis Enseñanzas, que de piedra se ha vuelto.

Hay grupos que buscan la igualdad y los derechos de todos los ciudadanos, pero NO buscan lo esencial, el amor sincero y fraterno,

el amor que Yo os enseñé, el amor desinteresado que busca el bien del hermano, llegando primero a su corazón antes que al estómago.

Creéis que con llenar primero el estómago ya resolvisteis el problema,Yo os puedo asegurar que NO es así.

Hay gente mala, muy mala, que estando débil NO hace tanto mal; pero al alimentarlo sólo corporalmente, le daréis la fuerza necesaria  para que pueda cometer sus fechorías.

Y esto sucede porque primero disteis fuerza a la envoltura a su cuerpo, antes que darle fuerza al corazón.

Hay grupos que buscan el que se le haga justicia a tal o cual grupo étnico y para ello hasta llegan a levantarlos en armas para que luchen contra sus “opresores”.Tampoco aquí tocáis el corazón primero. Tocáis la razón, tergiversándola de acuerdo a vuestros propios  intereses de liderazgo.

Pero NO combatís con las armas del amor, buscando que el corazón afecte positivamente a la razón.

Yo NO vine a enseñaros a como pelear o a luchar contra los gobiernos de los hombres.

Yo os vine a enseñar lo que el AMOR  puede lograr cuando se vive realmente en los corazones.

Ya os he dicho que el Amor ES LA FUERZA MÁS PODEROSA en el Universo, pero NO lo creéis.

Confiáis más en vuestras armas, en vuestra lengua llena de palabras destructivas o en vuestras acciones que afectan la paz entre los pueblos, que en las acciones del corazón.

Os respaldáis con la “ley de la selva”: el más fuerte siempre vence

Pero recordad que NO siempre es así. Algunas veces “el fuerte” puede ser tan pequeño que puede tirar y matar hasta a un elefante, tal es el caso de los microbios.Confiáis en vuestras fuerzas corporales, tan débiles y tan predispuestas a las enfermedades.

Y NO tratáis de ejercitar y fortalecer a las fuerzas espirituales, a las Fuerzas del Amor, las cuáles tienen muchísimas más fuerza que las humanas cuando en Mí se atienen.

Vivís confundidos porque os habéis dejado confundir por el Gran Engañador.

Contáis Conmigo y NO queréis aprovechar Mis tesoros abundantes.  Queréis seguir aparentando luchar por la Justicia de los Pueblos, cuando NI siquiera Me lleváis en vuestro corazón.

Queréis repartir “equitativamente” los terrenos del Mundo y os estáis olvidando de ganar vuestro terreno eterno.

Muchas cosas obscuras guarda el corazón del hombre. Hace cosas aparentemente respaldadas por la justicia, pero vacías de Verdad y de Amor.

Gritan y luchan por una supuesta igualdad y ellos viven en la opulencia. Son grandes líderes de libro, pero NO de vida activa ejemplar.Yo os vine a enseñar lo que debe ser un verdadero “Líder”. Yo vine a enseñar lo que Mi Padre Me dio.

Fui aceptado por unos y rechazado por otros. Dormí en camas lujosas y en el suelo del campo. Comí manjares sustanciosos y padecí de hambre extrema.

Fui aclamado como Rey y asesinado como Ladrón.

Fui aceptado como Hijo de Dios y también atacado como Demonio. Yo viví todo esto y más, siendo siempre veraz y auténtico; porque llevaba siempre a Mi Padre y a Su Amor en Mi Corazón.

En las buenas y en las malas acepté la Voluntad de Mi Padre.

Vuestros líderes son veletas, que les gusta moverse hacia donde pueden sacar mayor provecho y sin sufrir en lo absoluto. Ya NO buscan Mis Valores, sino los del Mundo.

La Paz, la Igualdad, la Justicia, la Hermandad entre todos los pueblos de la Tierra, sólo se logrará cuando sea el corazón el que rija sobre vuestra razón y sobre vuestra fuerza física… Antes NO obtendréis nada, sino pura Mentira.Recordad y poned en vuestro corazón lo que Yo dije:

“Buscad primero el Reino de Dios y lo demás se os dará por añadidura”.

 Meditad bien sobre vuestra estancia sobre la Tierra y sobre la función que tenéis cada uno de vosotros para que logréis se implante Mi Cielo sobre la Tierra.

Yo os Bendigo en el Nombre del Amor de Mi Padre, en Mi Nombre de salvador y Ejemplo Vivo para cada uno de vosotros…Y en el Nombre del Amor a Quién debéis pedir inspiración para que aprendáis a actuar según la Voluntad de Nuestro Padre.

Yo os amo infinitamente, pero la decisión es vuestra.

Yo os Bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: