N206 AQUÍ ESTOY SEÑOR…


Noviembre 21 de 2017
¿Por qué Mis pequeños, dudáis de que Yo vuestro Dios, viva en vosotros y con vosotros?

¿Por qué Mis pequeños, aún dudáis de que Yo vuestro Dios os busque, os procure, os aliente, os alimente?

¿Por qué Mis pequeños, dudáis de que Mi Poder Omnipotente todavía siga haciendo Milagros como los que hice cuando vivía entre vosotros?

Yo Soy un Dios Vivo, NO Soy un Dios muerto y frío representado tan solo por una estatua, una pintura o una foto.

Yo realmente Vivo en cada uno de vosotros y alrededor de vosotros. En todos los Acontecimientos, en todas las bellezas…

En toda la magnificencia que he derramado de Mi Corazón Creador en la Tierra y en todo el Universo.

¿Por qué estáis tan ciegos que NO queréis verMe como Creador de todo cuanto existe?

Yo he creado TODO para dar gusto a Mis pequeños. Así como el pajarillo construye su nido y arregla todo para que no le falte nada a sus polluelos,Yo, vuestro Dios, creé el Mundo y el Universo entero para daros gusto, para consentiros. Para que juntos Yo y vosotros, gozáramos de los regalos de Mi Corazón.

Como se lee en los Evangelios: “La hoja del árbol no cae si no lo hace por Mi Voluntad”, ésto también se dice por vosotros.

Nada sucede en vuestra vida si NO es por Mi Voluntad y suceda lo que suceda, se vea bueno o feo, desagradable o doloroso; siempre se dará en vosotros para que de ahí se saque un fruto bueno.

La Maldad continuamente os ataca, pero NO tiene libertad y poder total para hacerlo.Si le permito que os ataque, es porque sé que por conocer vuestro interior; la Prueba que se os presente os va a ayudar a crecer en Fé o en Amor, en Comprensión o en Fortaleza.

NO despreciéis nunca una Prueba NI la maldigáis, porque ella siempre os va a dejar un regalo personal con el cuál seréis ejemplo para otros, a los que también ayudaréis a crecer.

Yo vuestro Dios actuando como Padre, administro Mis Gracias y Bendiciones que os regalo y tomo de vosotros el resultado de ello.

Vuestros actos amorosos y libremente donados de vuestro corazón, para ayudar a muchas otras almas a crecer. Esto es, que si Yo permito una Prueba en vuestra vida,Si la aceptáis de corazón, sabiendo que Yo la permito, la sufrís, como Yo la sufrí en la Tierra. La Ofrecéis, como Yo Me ofrecí a Mi Padre…

Va a producir grandes frutos, porque ésa acción conjunta entre Yo y vosotros va a seguir manteniendo la vitalidad de Mi Presencia entre vosotros.

A través de vuestras acciones ofrecidas junto con las Mías, ya sean de dolor o de alegría, sigo levantando muertos, devolviendo la vista, devolviendo el habla, enderezando caminos en los corazones desviados, salvando almas para el Cielo Eterno.

NADA se desperdicia de los actos ofrecidos con amor de todas Mis creaturitas sobre la Tierra.Cada uno de vuestros actos, ¡Valen muchísimo!.

NO podéis por ejemplo imaginaros lo que un simple dolor de cabeza vuestro, ofrecido junto con Mis dolores terrenos, puede lograr.

Ya NO digáis sobre los grandes dolores o penalidades que cada uno de vosotros pueda tener.

Los dolores o penas de cada uno de vosotros, unidos a Mis dolores y penas terrenos, son fuente de salvación para todas las almas.Yo, desde que llegué a la Tierra, ofrecí a Mi Padre cada momento, cada dolor, cada alegría…

Y con ellos salvaba almas día y noche. Almas pasadas, presentes y futuras. Porque al ser Yo Mismo Dios, iba abarcando Todos los Tiempos, porque en Mí NO hay tiempo.

Al uniros a Mí, os convertís en Corredentores junto Conmigo y cada uno
de vuestros actos que unís a los Míos, siguen salvando almas de toda la
Humanidad y de todos los tiempos.

¿Véis ahora como sigo viviendo en vosotros y alrededor de vosotros?

Sigo dando vida como la di hace 2000 años.Sigo aliviando almas de sus pesares, como lo hice hace 2000 años.

Sigo dando vida espiritual y física, como lo hice hace 2000 años y todo ésto gracias a vosotros, los que aún Me permiten hacerlo.

Porque creen en Mí, confían en Mí, Me aman a Mí su Dios y Creador, su Dios Amor, su Dios Redentor.

Somos una Familia y con vuestra ayuda puedo actuar en vuestros hermanos.El que en Mí confía, se ayuda a sí mismo y ayuda a que Mis Gracias y Bendiciones sigan cayendo sobre sus hermanos.
Quizá alguna vez os hayáis preguntado qué hicisteis para haber recibido tal o cuál regalo, económico o espiritual…

Precisamente en el momento que más lo necesitabais y sin haberlo ni siquiera, pensado o pedido.

Esto sucede porque Yo voy viendo por vuestras necesidades espirituales y materiales en cada uno de vosotros…Pero necesito de las oraciones de intercesión que se Me ofrecen de todas partes del Mundo, por vuestros hermanos, que NI conocéis y que continuamente se Me dan para ayudaros.

Tales oraciones, sacrificios, Misas, comuniones, rosarios… La cruz de cada día o aún su misión, aceptada y ofrecida con amor,

son los que  logran que otra alma, quizá del otro lado del Mundo, reciba Mis Bendiciones.

Esto, como ya os había explicado, se llama la Comunión de los Santos.Por lo que vuestras oraciones y actos piadosos que salen de vuestro corazón amoroso, también llegan al Cielo y al Purgatorio…

Pero ésas almas también oran por vosotros que aún estáis en la lucha aquí en la Tierra.

Todos vosotros, en el Cielo, en el Purgatorio, en la Tierra, sois hermanos.

Y todos vosotros necesitáis de Mis Gracias y de Mi Amor.Por favor, NO desperdiciéis ya más vuestros actos, dolores, alegrías.

Todos ellos valen muchísimo, siempre y cuando con Fe y con Amor, los unáis a los Míos.

Por eso tantas veces os he dicho que juntos podremos lograr la Salvación de toda la Tierra.

¿Quién es el Buen Pastor? Es aquél que cuida de sus ovejas, es aquél que lleva a pastar a sus ovejas a buenos pastos para que se alimenten bien.Está cuidando de su salud, está cuidando de su bienestar general, las protege contra los depredadores, las cuida de enfermedades, vela perfectamente por cada una de ellas.

Ciertamente, es su negocio y tiene que cuidarlas para que su negocio prospere. Pero Yo, al referirme a ser el Buen Pastor con las ovejas, Me refería principalmente, al alma de cada uno de vosotros.

Yo Soy el Buen Pastor, que voy cuidando vuestra alma.

Principalmente os voy cuidando, os voy protegiendo, os voy alimentando y os quiero llevar a verdes pastos que os alimenten  mejor.Yo Soy el Buen Pastor, el que se sacrifica por sus ovejas, que vive para ellas, que desde tempranas horas de la mañana vela por ellas, les prepara su día.

Las ovejas van reconociendo a su pastor, reconocen su voz, lo reconocen por el olfato, reconocen el cuidado, reconocen la bondad que tiene el pastor, porque están sintiendo que reciben de él un bien.

Vosotros también debéis aceptar Mi Presencia en vuestra vida, debéis aceptar que Yo os voy guiando, que os voy protegiendo, que os voy instruyendo para que podáis dar mucho fruto.

Yo Soy el Buen Pastor que os va cuidando aquí en la Tierra, os va cuidando del depredador mas feo que tenéis que es Satanás.Si estáis Conmigo, Yo os protejo, es mas, di hasta Mi propia Vida por defenderos de él.

Sigo cuidándoos, os sigo protegiendo, pero vosotros os queréis salir del redil, queréis hacer vuestra propia vida, os sentís más que el Pastor.

¡No!, Mis pequeños, sois ovejitas que necesitáis de Mi protección y de Mi guía, necesitáis que Yo os indique el camino, que es el camino correcto y seguro por el que debéis seguir.

No os separéis pues, Mis pequeños, de Mis enseñanzas, de Mi protección, de Mi guía amorosa, así estaréis seguros.  

Si os apartáis del Redil, podéis caer al Abismo, ciertamente como dicen las Escrituras dejaré al resto, a las noventa y nueve para ir por vosotros.

Si os apartasteis y caísteis y estáis en peligro, os buscaré. Trataré de salvaros, si así Me lo permitís y os regresaré seguros al redil.

Tened cuidado pues, Mis pequeños, con lo que hacéis con vuestra propia vida, Yo os concedí el don de la vida, por eso la protejo.

Por eso os trato de guiar, para que deis mucho, con la vida que tenéis prestada.No os alejéis demasiado, porque el lobo rapaz  está presto para atacaros, tened cuidado porque el quiere devoraros.

Hijitos Míos, vosotros debéis ser Luz. Cuando Yo vine a la Tierra, el hombre caminaba entre sombras, no Me conocían.

Ciertamente conocían a los profetas, se los enseñaban en el Templo. Ciertamente, los mismos fariseos y escribas manipulaban la Palabra, pero algo conocían sobre Mi Padre.

Vivían en la obscuridad y los mismos sacerdotes no permitían que tuvieran la Luz perfecta.En estos tiempos la humanidad, nuevamente está en tinieblas, pero ahora es porque la misma humanidad, así lo ha escogido.

Porque han rechazado Mi Palabra, han rechazado la Luz de la Verdad que os vine a traer.

Han rechazado al Profeta por excelencia que Soy Yo, vuestro Dios. Que Yo Personalmente, os vine a traer la Sabiduría.

Vine a vivir lo que los profetas en la antigüedad, habían anunciado. Y os vine a enseñar Personalmente, cómo se debe vivir en el Amor, en las Virtudes.Este tiempo es peor que en el tiempo en el que llegué y que caminé entre los hombres; porque antes NO Me conocían y algunos Me recibieron.

Pero en este tiempo a pesar de conocer Mi Palabra, a pesar de conocerMe, hasta podría decir perfectamente.

Para qué vine, qué os ofrecí, qué os enseñé, a pesar de eso, Me rechazáis, habéis cerrado vuestro corazón a todo lo que viene de Mí.

 Atacáis a la Iglesia que Yo fundé. Atacáis los Mandamientos que os dio Mi Padre para que cumplierais, pero que NO aceptáis, porque NO queréis vivir como Yo os pido.En una Palabra, Me estáis negando. Estáis negando a vuestro Dios y eso es grave, Mis pequeños. Porque Nosotros os diMos la Vida, os heMos dado todo lo que conocéis y tenéis.

Mi Amor, lo estáis pisoteando. En algunos, todavía queda vida Sacramental, pero en una gran mayoría, ya no.

Camináis de la mano de Satanás y NO de Mi Mano.

Os dejáis manipular por él, que es el Mal y NO Me queréis escuchar a Mí.

No entendéis que él os está atrayendo la maldad y el sufrimiento, el error, la mentira, la falsedad. Todo eso, lo tomáis como un modo de vida y caéis.

Os pido Mis pequeños, que regreséis a Mí, que en este día Mi Santo Espíritu os toque, porque vosotros se Lo pidáis. 

Sabéis que Yo NO presiono, pero os tenéis que dar cuenta de toda la Maldad que habéis dejado entrar en vosotros mismos y que está a vuestro alrededor y NO le habéis impedido que actúe sobre vosotros.

Necesitáis Mis pequeños, regresar a Mí. Debéis buscar la vida de la Gracia, debéis regresar a la Luz.En aquél tiempo despreciaron la Luz, porque viví entre ellos y Me crucificaron. Ahora, simplemente NO Me tomáis en cuenta, NO tomáis en cuenta todo el Tesoro que os he dado.

Manteneos pues en la Oración, manteneos implorando Mi Llegada entre vosotros. Nuevamente regresaré, pero porque vosotros Me lo pediréis.

Debéis preparar el ambiente, para que éste sea propicio, para que Yo el Rey de Reyes, regrese a estar entre vosotros.

O acaso vosotros, ¿Invitáis a vuestro mejor amigo a vuestro hogar, cuando parece una pocilga? ¿Verdad que no, Mis pequeños?Si Me vais a invitar a regresar a la Tierra, limpiadla primero, llenadla de amor, cambiad primeramente vosotros, antes de señalar a vuestros hermanos.

Con la oración, lograréis todo, Mis pequeños, Mi Santo Espíritu actuará.

Cuando vosotros sigáis orando de corazón, Mi Amor detendrá todo, recuperará todo lo perdido para vuestro bien y os elevará a la santidad que no habéis podido lograr, porque Me habéis sacado de vuestra vida.

Dejaos pues mover por Mi Santo Espíritu, para que podáis regresar a Mí y gozar de todos los regalos que Yo os traje y que os pertenecen.“Aquí estoy Señor, para hacer Tú Voluntad”. Esta frase, hijitos Míos, es la frase que sale del corazón de todos aquellos que ya Me encontraron.

Esta frase es la frase de la reciprocidad en el Amor. Nadie que reciba y acepte Mi Amor se mantiene estático, porque el Amor es dinámico.

Esta frase es la que realiza la separación o la unión conmigo, vuestro Dios. Aquél que no se ha dejado llenar de Mí, no puede darse a su Dios ni a sus hermanos.

Pero aquellos que se han olvidado de sí y Me dejan a Mi tomar el lugar privilegiado de sus vidas y en su corazón, ya han aprendido a ser verdaderos hijos Míos.

HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR

“Aquí estoy Señor, para hacer Tú voluntad”, ha sido la frase de los antiguos y modernos profetas y de todos aquéllos hermanos vuestros a los que la Iglesia ha nombrado santos por sus méritos ejemplares.

Fue también la frase que separó al Antiguo del Nuevo Testamento, cuando fue expresada por Mi Madre Santísima, que quien estando llena del Espíritu Santo, aceptó con docilidad Su Misión.

Al encarnarMe en Ella, Yo mismo aceptaba Mi Misión, aunque Yo ya había aceptado la Voluntad de Mi Padre desde el momento en que se llevó a cabo el Pecado Original, donándoMe para la Salvación de todo el género humano.

Tómame Señor y haz conmigo lo que quieras. Ayúdame a ser fiel a tu Voluntad…

Esta frase marca la división entre la soberbia con la humildad. De la total donación con el egoísmo. Entre el ver la necesidad del hermano, con el verse a sí mismo.

Gracias a ésta frase se han dado los grandes cambios en vuestra historia, marcados por Mis pequeños, quienes se han donado como instrumentos de Mi Amor.

Yo NO puedo actuar en un alma si antes NO ha aceptado el que Yo haga Mi Voluntad en ella.

Sólo las almas valientes, las almas que tienen sus ojos puestos en Mí, en Mis necesidades que son las vuestras, las almas que buscan su perfección en el Amor. 

Las almas donadas hasta si es posible al martirio, las almas escogidas que han aceptado su misión perfectamente, son las que pueden decir sin titubear, ésta frase.

Son almas que se dan en totalidad, sin poner restricciones ni condiciones de alguna especie, simplemente se dan completamente a su Dios, porque han sabido amar y confiar perfectamente en su Dios.

Sabiendo que a pesar de que en la donación puedan suceder cosas NO muy agradables a su comodidad humana, saben que su Dios estará en todo momento guiándolas y cuidándolas.

Y también saben que el premio prometido a ésas almas, será MUY grande en el Reino de los Cielos.Hijitos Míos, cómo quisiera escuchar NO de vuestros labios, sino de vuestro corazón, ésta frase de parte de todos vosotros.

Si así sucediera, vuestro mundo cambiaría radicalmente, sería un mundo como nunca lo habéis imaginado.

Un mundo en donde vuestro Padre Dios habitaría perfectamente y proveyéndoos de Sus regalos excepcionales os satisfarían.

La muerte, el dolor, la corrupción, el pecado y todas sus consecuencias desaparecerían, porque vuestro Dios NO puede habitar y reinar en donde el Mal habita. Por eso al decir de corazón ésta frase, es vuestro Dios en Nuestra Santísima Trinidad, los que inmediatamente entramos a habitar ésa alma y así su Cielo comienza desde ésta vida.

No hay alma que se haya arrepentido de haberse donado con ésta frase tan hermosa, “Aquí estoy Señor, para hacer Tú Voluntad”

Porque Yo vuestro Dios, también respondo a vuestra frase con Mi frase: “Si, gracias, hijito Mío y aquí estoy Yo, Tú Dios, para habitar en ti”.

Desde ése momento el alma  recibe el Gran Tesoro que todas las almas anhelan desde que son creadas, el ser tomadas plenamente por su Dios. NO hay nada más grande que un alma anhele, que el ser consumida por el Amor de su Creador.

Esto NO lo entendéis ahora muy bien, porque tenéis un cuerpo. Pero cuando vuestra alma se separe de él, lo entenderéis perfectamente, cosa que ya entendíais antes de bajar a servirMe.

El deseo del alma en el Cielo, antes de que os encarnéis para tener una misión en la Tierra, es la de hacer Mi Voluntad.

Pero es la carne ya afectada por el Pecado Original, la que os hace cambiar de opinión por las múltiples tentaciones que el Maligno os pone.Por ello debéis luchar afanosamente para hacer triunfar a vuestra alma sobre el cuerpo con sus pasiones desordenadas.

Para que logréis alcanzar nuevamente el grado de espiritualidad que teníais antes de bajar a la Tierra y podáis retomar la donación que prometisteis a vuestro Dios, para hacer Su Voluntad.

Por eso el alma que ya puede decirle a su Padre, “Aquí estoy Señor, para hacer Tú Voluntad” es un alma que ya ha alcanzado nuevamente, su vida espiritual.

Su vida primaria, su vida de Cielo, que ya luchó contra las Fuerzas del Mal y sus tentaciones y triunfó.Esta frase hijitos Míos, es la voz de triunfo que sale de los corazones que aprendieron a escoger la mejor parte, que aprendieron a seguir a su Dios y NO al Mundo.

Que aprendieron a base de caídas y que saben que el Único que puede devolverles su dignidad espiritual Soy Yo, vuestro Dios.

Rogad hijitos Míos por vuestro crecimiento y por vuestro triunfo personal, para que podáis alcanzar la Vida que os tengo prometida, tanto para vosotros como para vuestros hermanos.

Para que tan pronto escuche de vuestro corazón el “Aquí estoy Señor, para hacer Tú Voluntad”,

Yo inmediatamente vuele a hacer morada en vuestro corazón.

Yo os Bendigo en Nombre de Mi Santísimo Padre, en Mi Santísimo Nombre y en el Santísimo Nombre de Mi Espíritu de Amor.http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: