P253 ¿PORQUÉ NO ME AMÁIS?



Habla Dios Espíritu Santo

Mis pequeños, Mis amorcitos, ¡Cuánto os amo, Mis pequeños! Soy vuestro Dios. Yo Soy el Amor, Soy la infinitud del Amor, TODOS. Todos lo amores provienen de Mí.

Vosotros conocéis diferentes tipos de amores y estoy hablando solamente de los amores sanos y santos. Hay diferentes manifestaciones del amor y todas vienen de Mí, Mis pequeños.

 ¡Cuánto os amo!¡Cuánto os quiero, Mis pequeños!, ¡Cómo quisiera ya teneros a todos vosotros reunidos alrededor Mío, de Mí y de vuestro Padre y vuestro Dios

¡Oh!, Cuánto amor tiene Mi Corazón, cuánto Me quiero derramar por cada uno de vosotros, pero conozco el alma humana.Os conozco Mis pequeños y aún a pesar de que vosotros conocéis éstas manifestaciones de Amor, NO Me dais Mi parte en ello. Me apartáis de vuestra vida, Me apartáis de vuestro corazón.

Creéis que todo os pertenece, que todo proviene de vosotros, que vosotros habéis luchado y habéis obtenido lo que tenéis por vuestro propio esfuerzo.

¡Oh!, Mis pequeños, qué ciegos sois y sobre todo, qué ingratitud tiene vuestro corazón hacia Mí, NO Me reconocéis en vuestra vida, NI en los dones que os he dado a cada uno de vosotros.

Sois en el mundo porque Yo así quise que fuerais. Os he dado muchas, muchas Gracias, bendiciones, dones, vuestra vida depende de Mí en totalidad.Ciertamente tenéis el libre albedrío y vosotros lo utilizáis para Bien o para Mal, para agradecer o despreciar… Y para tantas cosas negativas o positivas.

Mis pequeños, os amo y os quiero tener ya Conmigo. Quiero ya eliminar de la Tierra toda maldad, todo aquello que os está separando de Mí, pero vosotros os tenéis que dar cuenta de ello, que estáis errando porque así lo queréis…

Cuando en realidad, tenéis todo el Bien de vuestro lado. Yo estoy con vosotros y de Mí podéis tomar todo bien, para que vosotros crezcáis.

Crezcáis en el Amor y lo que del Amor deriva, que es Sabiduría y todo lo que Yo os pueda dar a través de los Dones del Espíritu Santo.Teniendo Sabiduría Mis pequeños, os podréis mover libre y sabiamente en la Tierra. A través de vuestra misión, podréis sacarle provecho para vuestro bien, para vuestro crecimiento espiritual y para el bien de vuestros hermanos.

Cuando un alma tiene Mi Sabiduría, cuando un alma tiene Mi Amor; hace grandes cosas para sí mismo y para sus hermanos.

Todos Mis dones son gratuitos para vosotros y así también vosotros debéis darlos a vuestros hermanos, pero hay mucho desprecio en vuestro corazón. Tomáis ésos dones para que os vean a vosotros como grandes hombres sobre la Tierra…

La soberbia no se ha separado del corazón del hombre, NO vivís en la humildad NI para el servicio de vuestros hermanos. Creéis que todo os lo merecéis y en ningún momento servís. NO os dais por vuestros hermanos.   ¡Oh!, Maldad en el corazón del hombre, ¡Oh!, Maldad en el actuar del hombre. Tenéis todo gratuito y vosotros vendéis lo que NO es vuestro.

Mis pequeños, os busco, os guío, os amo y vosotros os separáis de Mi creyendo que vosotros sois autosuficientes. ¿Cuándo vais a aprender?

¿Cuándo vais a aprender que provenís de Mí, de vuestro Dios?. Yo Soy el que os da todas las riquezas que veis a vuestro alrededor, las que veis, las que sentís, las que vivís…

TODO, todo viene de Mí. Vosotros NO podéis crear nada que no venga de Mí, las calidades, las perfecciones. Ni el más grande de los sabios que tengáis sobre la Tierra puede crear alguna de éstas manifestaciones de Mi Amor.Meditad esto, Mis pequeños y es cuando os daréis cuenta de que Existe un Ser Superior que ése Soy Yo…

Vosotros NO podéis hacer las cosas, las grandes cosas que todo un Dios puede hacer para Su creatura.

Tenéis sabiduría ciertamente, Yo os la he dado. Han descubierto vuestros científicos grandes cosas, Yo lo he permitido.

Estáis creciendo en tecnología, porque Yo así lo quiero y os podría dar mucho más, Mis pequeños. Pero vosotros detenéis el paso porque Me hacéis a un lado, os creéis que vosotros sois los creadores de todas éstas manifestaciones que se dan para la mejora de vuestra vida…Y NO voltean ésos sabios, ésos científicos, ésas almas y mentes grandes; para agradecerMe y Yo podría darles mucho más para el bien de todos vosotros.

Por vosotros mismos, al NO darMe ése Agradecimiento, Me hago a un lado. Porque NO Me reconocéis, porque NO Me dais Mi mérito, porque NO Me regresáis el Amor que Yo tanto os doy.

Meditad todo est, Mis pequeños, porque estáis actuando contra vuestro Dios fuertemente y malamente.

Queréis vivir solos, queréis vivir sin vuestro Dios y ése fue el Pecado grave de vuestros Primeros Padres, hacerMe a un lado y ahora estáis vosotros en el preciso momento de la historia…Recordando ésos momentos del Gran Pecado…

HacerMe a un lado, destruir la vida, destruir Mi Amor, destruir Mi Presencia real y verdadera entre todos vosotros.

Tened cuidado Mis pequeños, porque al momento en que vuestro corazón  YA NO quiera estar Conmigo; cuando ése sea vuestro deseo, entonces estaréis a merced del Mal y es cuando los hombres correrán su suerte y veréis cómo el Mal os quiere destruir.

Desde la caída de vuestros Primeros Padres… Y ya desde la Caída de Satanás antes que ellos, ha sido la lucha tremenda entre el Bien y el Mal…Entre la Destrucción de todo lo bello que Yo creé, para darse la imposición del Mal, quitándoos la libertad total e imponiendo su Maldad.

Al momento en que os vuelvo a repetir, conscientemente, deliberadamente y con vuestro libre albedrío Me digáis “no te quiero, mi Dios, apártate de mi vida, soy autosuficiente”, en ése momento estaréis a merced de las Potencias del Mal.

Y os vuelvo a repetir tened cuidado, porque él os quiere DESTRUIR y sentiréis su Maldad, sentiréis el dolor verdadero, sentiréis ésa frialdad que solamente sale de él. Frialdad en los corazones.

Estaréis totalmente aislados de las Gracias del Cielo y entonces veréis que vuestra autosuficiencia NO servirá para nada.Dolor y llanto habrá entre los hombres porque hicieron a un lado a su Dios, al Dios del Amor, al Dios de la Protección, al Dios que os quiere tanto y os consiente, aún a pesar de vuestro pecado.

Antes de que suceda todo esto os prevengo,Mis pequeños, porque os amo. Porque Soy vuestro Padre y vuestro Dios y NO quiero que estéis bajo las potencias de Satanás, que él solamente quiere Destrucción de todo, TODO lo que se ha creado.

Tened cuidado, orad, BuscadMe en vuestro interior, buscad Mi protección, Mi Guía. Entrad en humildad a vuestro corazón, VedMe ahí, Yo vivo en vuestro corazón.

En lugar de hacerMe a un lado, dejadMe que Yo sea el Dueño de vuestro corazón y vosotros saldréis ganando; porque en ése momento, cuando Me deis Mi dignidad de Dios Divino y Poderoso que habita en vuestro corazón, como el primero y el Único…Entonces Mis Potencias se derramarán sobre vosotros y veréis lo que un Dios puede hacer con el alma del hombre.

Viviréis el Amor Divino, Mis Potencias se derramarán sobre vosotros y entonces sentiréis el Cielo. Sentiréis lo que el hombre debió de haber sido en toda la Creación.

Las Potencias que Yo derramé en Adán y Eva eran inmensas, inconmensurables, que vosotros NI idea tenéis de las Potencias que tenían ellos y están reservadas para aquellos que Me abran su corazón y Me dejen reinar en él como Verdadero Dios y Verdadero Padre de todos vosotros.Os amo Mis pequeños, os amo con todo Mi Corazón. Yo os Bendigo y espero que éstas Palabras os hagan reflexionar para que Me dejéis reinar en vuestro corazón.

(Veo a Dios Ntro. Señor clavado en la Cruz, pero veo a través de Sus ojos desde arriba de la Cruz, hacia abajo veo gente alrededor de la Cruz).

Mis pequeños, estoy aquí en la Cruz, os veo, os veo a TODOS, a todos vosotros. Veo a todos vuestros hermanos en el pasado, en el presente, en el futuro,

¿Por qué, Mis pequeños?, ¿Por qué os alejáis de Mí?, Mi Padre ha permitido esto por vosotros.

VedMe, ensangrentado, sufriente, destruido por los hombres, ¿NI aún así os movéis a compasión?, ¿Ni aún así veis a vuestro Dios que se ha dado por vosotros, por vuestra salvación?, ¿Qué más esperáis, Mis pequeños?¿Qué más esperáis?. He sufrido tanto por vosotros y aún así os sigo amando. Os sigo amando a pesar de vuestros pecados, a pesar de vuestras maldiciones, a pesar de vuestros malos tratos, a pesar de vuestra traición.

Mis pequeños, habéis visto Mis obras, Me habéis visto a diario, Me conocéis y NI aún así se mueve vuestro corazón, ¿Qué esperáis, Mis pequeños?, ¿Qué esperáis ver más para convertiros?

Venid, venid a Mí, acercaos a la Cruz. Venid para que Yo derrame Mi Sangre sobre vosotros, os purifique y os santifique.

Venid, todavía Me queda algo de Sangre para vosotros. Toda será derramada para vuestra salvación, pedídMela, pedídMela, Mis pequeños, para que cambiéis.Os amo a todos, OS AMO. NO os quiero ver así como estáis, envueltos en el Pecado, arrastrándoos en el lodo, en la mediocridad, en la impureza, en vuestras propias leyes humanas que tanto hacen daño a lo Divino….

Al Reino que os estoy proponiendo y que os vine a dar a través de Mis Palabras y de Mi Ejemplo. ¿Qué más queréis ver, Mis pequeños?,

SÍ, visteis grandes Milagros. Tuvisteis Mi Predicación, ¿Qué más queréis, para que os deis cuenta de que vuestro Dios estuvo entre vosotros?¡Y sigo estando, sigo estando entre vosotros!.

¿Por qué NO Me creéis, por qué NO Me amáis Mis pequeños, si os he dado todo y voy a dar hasta la última gota de Mi Sangre por vosotros?  ¿Por qué, Mis pequeños, habéis cerrado vuestro corazón y lo habéis endurecido como roca, si Yo, el Cordero de Dios vine Sencillo, Humilde, sin imponeros nada?

Os he dado todo, os he amado, os consentí y sigo viendo por cada uno de vosotros y ¿Qué recibo Yo?

Todo lo que tenéis es Mío y NO hay agradecimientos en vuestro corazón, NO hay cambios en vuestra actuación, NO hay vida espiritual que dar a vuestros hermanos y alimentarlos con vuestro ejemplo.

Tomad de Mí, vuestro Dios y Señor Encarnado, ¿Qué más queréis ver, Mis pequeños, si ya se os ha dado todo el Amor?Queréis ver mal, queréis ver destrucción, queréis ver ataque. Sólo así creéis; ver para cambiar. ¿Por qué NO cambiar cuando tenéis lo bueno y esperáis lo malo como prueba de vuestra necedad?

Sois necios, de corazón duro, como el pueblo judío. Me seguís atormentando y Yo os sigo amando, os sigo perdonando y sigo esperando por vuestro cambio y arrepentimiento.

NO hay humildad en vuestro corazón, vosotros os sentís dioses, creéis tener el mundo en vuestras manos porque tenéis valores del mundo.

¡Oh!, Mis pequeños, ¡Qué necios estáis!, Ésos valores del mundo os aplastarán. Lo veréis en un tiempo próximo que ésos NO sirvieron para nada. Os veréis en vuestro interior y veréis que NO tenéis ningún soporte que os mantenga en pié.

Os arrodillaréis ante la Verdad, ante Mi Presencia, la que ahora negáis y hacéis a un lado de vuestra vida…

Pero Yo estaré allí, NO para reprochar vuestro pecado, sino para levantaros.

Para tomar vuestra mano porque arrepentidos estaréis de vuestro error.Yo estaré allí, como Hermano, como Padre, como vuestro Dios, para que cuando os deis cuenta de vuestro Error y de vuestro tiempo pasado que NO aprovechasteis.

En ése momento veréis vuestra realidad y para qué fuisteis constituidos, para qué fue vuestra vida en la Tierra.

Yo Me apiado de las almas, las amo y aquí estoy, en la Cruz para probaros eso. Os estoy probando que os amo al darMe por completo por vosotros.

Os amo, os amo infinitamente y pido a Mi Padre que Su Misericordia se derrame para que entendáis lo que es vuestra vida y lo que es el Amor Infinito por vosotros.Venid a Mí, Mis brazos están abiertos, NO se pueden cerrar, están clavados. Y así los quiero tener para con todos vosotros. Os quiero a todos. Venid, venid que de Mí tendréis solamente Amor y Perdón.

 Cuando Yo he venido a la Tierra, ha sido para Ser Maestro de vosotros. Para que os dierais cuenta de lo que Mi Padre os ha pedido, de ser Instrumentos…

De ser ésas terminales de Gracia y de amor, que fuerais los que dierais vida, a la vida que tenéis en vuestro interior.

Mis pequeños, mucho podéis tener en vuestro corazón o en intenciones, una vida espiritual muy bella, podréis tener mucho amor en vuestro corazón…Pero eso no se hará patente si NO queda en obras.

Yo vuestro Dios, Segunda Persona de la Trinidad tengo el Amor; pero lo quise hacer vida y os lo quise mostrar a vosotros Mis pequeños, para que vierais lo que ES ésa vida que nuestro Padre ha puesto en vosotros.Yo vine a caminar entre vosotros, Yo vine a darMe por vosotros, vine a vivir para vosotros.

Os enseñé lo que se vive en el Cielo. Hice patentes las promesas del Antiguo Testamento, hice patente ésa vida Divina que se vive en el Cielo y que Mi Padre Me pidió que os mostrara.

Vosotros debéis hacer patente también todo lo que tenéis en vuestro corazón. Os dais cuenta cuando en un ser vive la bondad o vive la maldad; las obras son las que muestran qué hay dentro en el corazón del hombre.

Si actuáis en el Amor, vivís en el ejemplo bueno y santo, habláis de cosas santas, buenas, constructivas, Mi Reino está en vosotros.Pero cuando actuáis en la Maldad, en el error, en la mentira, en la destrucción, Mi Reino todavía NO está en vuestro corazón.

Satanás se ha posesionado de lo que NO le pertenece, que es el alma y el alma es creación Divina.

Cuando veáis esto Mis pequeños, ayudad a vuestros hermanos. Arrebatadle a Satanás lo que NO le pertenece, lo que le pertenece a Dios y que tiene ése potencial Divino para hacer grandes cosas por Nuestro Reino.

Mucho, mucho tenéis que aprender. Pero mucho más os queda por hacer, Mis pequeños. En el hacer está la vida real del cristiano, de Mi seguidor, del que vive el Amor.Que vuestras intenciones NO se queden nada más en eso, en el pensamiento. Que vayan hacia la acción, transformen almas, que den vida al alma de vuestros hermanos, pero porque vean que vosotros actuáis lo que tenéis en vuestro interior.

Vivid vida interior para que recibáis más de Nosotros.

Nuestro alimento está en vosotros, si lo pedís. Debéis tener vida interior para entrar en ése contacto íntimo, en ésa oración íntima con vuestro Dios.

Así recibiréis el Conocimiento, la Sabiduría eterna, la Sabiduría Divina, que después pondréis en obras, para que se vea que Mi Reino está en vuestro interior.Hijitos Míos toda alma que dice creer en algo, pero vive en forma diferente, solamente causa escándalo y NO aprovecha de lo bueno que podría tener y de lo bueno que debe de buscar.

Así tenéis a vuestros hermanos, ya sean ministros de Mi Iglesia, ya sean hermanos vuestros laicos, que dicen vivir dentro de Mi Religión, de la Iglesia que Yo os he dado, de Mis Enseñanzas.

Del Amor que debéis tener en vuestro corazón. Dicen y decís vivir de acuerdo a las Leyes que os dio Mi Padre, a las Enseñanzas que Yo Mismo os di.

Dicen y decís tener todo esto en vuestro corazón, pero vuestros actos son muy diferentes, vivís en una realidad malvada, negativa y eso hace que muchas almas, al ver vuestro ejemplo y el ejemplo de ésas almas ministeriales, sacerdotales….En donde es muy diferente su actuar a su interior, que éso causa malestar en las almas buenas, en las almas que quieren vivir Conmigo, que quieren vivir bajo Mis Leyes y bajo Mi Amor.

¡Oh!, Mis pequeños, ¡Cuánto mal causáis cuando no vivís de acuerdo a lo que decís tener en vuestro corazón!

Si actuáis Mal, es porque realmente NO tenéis en vuestro corazón toda ésa vida buena y santa que debierais tener.

Habláis con grosería, habláis con mentira, habláis con falsedad y decís tener la verdad en vuestro interior, porque la Verdad Soy Yo y si realmente viviera Yo plenamente en vuestro corazón, NO saldría toda ésta Maldad de vuestros labios.Vuestra vida es falsa, vuestro pensamiento es falso, vuestro actuar es falso. Entonces ¿Por qué sois hipócritas y decís que Me tenéis en vuestro corazón?

Sed calientes o sed fríos, NO engañéis Mis pequeños. Sois como los fariseos y los escribas, os revestís solamente con una vestimenta cara, buena, limpia, bella; pero vuestro interior es sucio, es malvado, es falso, es traicionero.

NO actuéis como ellos, que os llevan por caminos de error y de pecado, haciendo creer que vuestras palabras son buenas y que vuestras acciones tienen buena intención.

Solo desviáis a las almas que pudieran dar mucho bien y las desviáis hacia el Mal o hacéis que se aparten de Mí, porque hacéis creer que así actúo Yo, vuestro Dios.Vuestra falsedad, vuestra forma de ser, aparta de Mí muchas almas. NO sois congruentes con lo que decís tener en vuestro corazón. Os pido seáis verdaderos, seáis de una sola pieza. DejadMe que Yo reine en vuestro corazón…

Para que produzcáis mucho bien en vuestras obras. NO destruyáis más almas con vuestras malas acciones, con vuestro mal actuar, que ellos se enamoren de Mí, cuando os vean a vosotros actuar.

DejadMe, Mis pequeños, que Yo derrame todo Mi Bien en vosotros y así vuestros hermanos vengan a Mí cuando os vean a vosotros, que vean todo ése potencial de Amor, todas ésas virtudes y bendiciones que el alma recibe, cuando está Conmigo en plenitud.

Mostradles a vuestros hermanos el tesoro tan grande con el que Yo regalo a las almas buenas y santas.   A aquellas que luchan por el Bien y defienden Mi Amor.

Sed verdaderos emisarios de vida y de Amor, ejemplos del Cielo aquí en la Tierra.

Sed verdaderos apóstoles de éstos Tiempos.

Sed Mi Vida nuevamente en la Tierra. Sed pregoneros de Mi Amor.Sed el Cielo mismo entre éstas Tinieblas que os rodean y toda la falsedad que se ha introducido en los corazones.

Que Mi Luz brille a través de vosotros, que abráis nuevos caminos y nuevas posibilidades de salvación para vuestros hermanos. Que todos regresen a Mí, cuando os vean a vosotros.

Que os vean como verdaderos hermanos mayores que entendieron Mi caminar y que al hacerlo, recibieron lo que tenéis y lo estáis mostrando a vuestros hermanos.

Sed verdaderos hermanos Míos, de vuestro Cristo Jesús. Que seréis atacados, eso es indiscutible. Que seréis blasfemados en Mi Nombre, así será.Que quizá seáis asesinados porque Me amáis, también lo tendréis. Pero que en el Reino de los Cielos, sus Puertas se abrirán de par en par para vuestra entrada, os lo prometo.

Venid pues Mis pequeños, en pos de Mí. Y traedMe infinidad de almas con vosotros. Almas que se hayan enamorado de Mi Amor, por el Amor que vosotros hayáis mostrado a vuestros hermanos.

 “Yo Soy el Buen Pastor y cuido la vida de Mis ovejas”, así dice en los Evangelios, pero Yo solamente NO cuido la vida de Mis ovejas, sino además las guío, las enriquezco, las educo.

Les doy Conocimiento para que sean las mejores ovejas, de todas las ovejas que se han creado.Vosotros los que Me seguís, sois las ovejas de Mi Redil, sois las ovejas escogidas. Sois las ovejas que como el estudiante inteligente, sabio y deseoso de aprender; se deja llevar por el Maestro.

Reconoce en el Maestro con humildad, que él necesita ése conocimiento que el maestro tiene, que ES su guía y con experiencia, tiene…

Yo Soy el Maestro, Yo os guío, Yo os hago santos entre todas las creaturas creadas.

Os vuelvo a repetir, aquellos que Me seguís, aquellos que estáis Conmigo en el redil, que reconocéis con humildad vuestra necesidad de ser enseñados, guiados.Que reconocéis que necesitáis de Mi Sabiduría Infinita y Santa, sois las ovejas que habéis entendido la lección.

¡Cuántos, cuántos de vosotros crecéis con ésa soberbia, que NO permite que seáis guiados y enseñados!,

Os creéis autosuficientes, os dejáis engañar por el Maligno, que él os hace creer que NO necesitáis de ninguna guía sabia como la Mía.

En cambio, él os lleva por otras enseñanzas de menor valor. Os llevará por caminos, que os dejarán muertos a Mi Gracia.   NO seréis ovejas de Mi redil y seréis como lobos que atacaréis luego a Mis ovejas.

La envidia de ver que Mis ovejas van creciendo y van dando fruto y vosotros, los que habéis seguido a Satanás, NO dais fruto…

Os hace ser como lobos, que atacaréis a vuestros mismos hermanos que reconocieron con humildad su necesidad de ser guiados.

Mis pequeños, ser sencillos, sed humildes, ved la necesidad en vuestro interior y venid a Mí para que seáis saciados.

Yo vuestro Dios, vuestro Guía, el Pastor que debe guiar vuestros pasos durante toda vuestra vida; os llevará a ésos pastizales verdes, hermosos, sustanciosos, que al final de vuestra existencia sobre la Tierra, será el Reino de los Cielos.Os amo, Mis pequeños, busco vuestra perfección, porque Yo Soy el Perfecto, Soy el Santo.

 Mis ovejas tienen que igualarse a Mí, Soy vuestro Dios y espero vuestro retorno.

Dejaos que Yo os guíe Mis pequeños. Dejaos que Yo os ame con todo Mi Corazón.

Dejaos en humildad ser enseñados por ésa Sabiduría Santa, que solamente Yo tengo.Yo Soy vuestro Dios, vosotros Mis creaturas. Mis ovejas, Mis pequeñitos, Mis hijitos.

Os Amo, os Bendigo.

Dejaos que Yo os acerque a Mi Corazón y os hable directamente a vuestro corazón.

Os Bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna. 

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: