Archivos del mes: 28 febrero 2018

F108 EL CREDO 20 (2)


LA VIDA ETERNA:  EL JUICIO Y EL INFIERNO

Hay algunos católicos que tuvieron el Juicio Particular de Dios.

Y están entre nosotros, para contarnos de qué se trata.

A ellos les han dado una segunda oportunidad.

Los casos más notorios son los de Gloria Polo, Marino Restrepo y el Padre Steven Sheiers.

CASOS REALES: EXPERIENCIAS  INFERNALES

Desde su vuelta a la vida, luego de la experiencia cercana a la muerte, han desplegado una intensa actividad evangelizadora.

Nos están tratando de sensibilizar sobre lo que vieron y oyeron, sobre cómo se nos juzgará.

LOS CASOS CATÓLICOS MÁS CONOCIDOS DE JUICIOS PARTICULARES

Hay casos emblemáticos de personas que sufrieron una experiencia cercana a la muerte y una iluminación de la conciencia, donde Jesús les hizo un Juicio de su vida.Uno es el de Gloria Polo.

Una dentista católica que vivía en Colombia, que fue alcanzada y quemada por un rayo.

Durante su experiencia fue llevada a un Tribunal Supremo, donde se le dio una idea de cómo las opciones de su vida la habían llevado a la Perdición y contempló los pormenores de su jornada terrena con el Conocimiento Divino…

Gloria se había entregado al materialismo y a la despreocupación por los demás.

En sus relatos detalla cómo la Justicia Divina ve la castidad, la pureza, la anticoncepción y el aborto entre otras cuestiones morales.

Gloria cambió radicalmente su vida y ahora se dedica a dar testimonio de su experiencia, lo que vio y su misión.Otro es Marino Restrepo un productor de Hollywood que fue secuestrado por los rebeldes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Columbia) y permaneció cautivo durante seis meses.

Durante su calvario, Marino tuvo una experiencia mística parecida a una experiencia cercana a la muerte.

Fue enfrentado a Jesús quien le mostró todos sus pecados de impureza, egoísmo y creencias de la Nueva Era.  

En una revisión de su vida.

Después de la liberación, Restrepo inmediatamente fue a la Confesión, regresó a la Iglesia Católica y reformó su vida.

Hoy es conferencista sobre su experiencia y ha realizado docenas de videos con distintos tipos de mensajes evangelizadores.

Es un Testigo de las verdades que se encuentran en los Novísimos: Muerte, Juicio, Infierno y Gloria…

Pero es el tercero sobre el que queremos hablar con más detalle, se trata del Padre Steven Sheiers, que luego de un accidente automovilístico, vivió una experiencia cercana a la muerte.

LA VIRGEN MARÍA INTERCEDIÓ

PARA QUE UN SACERDOTE NO FUERA AL INFIERNO

 El P. Steven Scheier sabe de primera mano lo difícil que es hacer una buena confesión. En su caso, lo que le reveló la gravedad del estado de su alma y la importancia de una verdadera contrición al confesarse, fue una experiencia cercana a la muerte tras un accidente automovilístico en 1985, en el que sufrió una fractura del cuello y un corte cerebral.

Fue entrevistado por la Madre Angélica en la EWTN el de 15 de abril de 1997 y durante su intervención da testimonio de lo que le sucedió.

En el vídeo doblado al español se visualiza la entrevista completa.

Steven fue ordenado sacerdote diocesano el 26 de mayo de 1973 en la diócesis de Wichita (Kansas, U.S.A.) y su primer destino era servir a la comunidad de la parroquia del Sagrado Corazón, en Fredonia.

Los cristianos que viven el evangelio de San Evangelista: un evangelio que NO EXISTE, pero que ellos han acomodado a su manera de vivir. Con la Palabra de Dios que les gusta, DESECHANDO lo que les disgusta….(Porque se NIEGAN A OIR LO QUE NO LES CONVIENE)

Si bien cumplía con los deberes que le estaban asignados y los feligreses tenían un buen concepto del joven sacerdotela verdad es que NO cultivaba su Fe, su vida espiritual.

Cuestión que era desconocida NO solo para quienes le rodeaban; incluso el propio Steven NO alcanzaba a sopesar la fatal dimensión de su fragilidad…

NO cuidaba su alma

Le preocupaba más lo que otros pensaran de él, que ser fiel a su ministerio sacerdotal. Cuidar el prestigio y creer que debía competir con sus compañeros sacerdotes de la diócesis para ser bien conceptuado, era una tentación constante.

Tampoco acudía muy asiduo a la dirección espiritual con otros sacerdotes, NI obtenía provecho de ella para su conversión.  Lo mismo ocurría en su escasa vida de Oración Personal.Y con el paso de los años, fue entibiándose además su certeza, de que Dios Mismo estaba Presente en la Eucaristía.

La crisis del alma se evidenció luego en negligencias pastorales, que era incapaz de reconocer. Siempre lleno de compromisos, era poco el tiempo dejaba para la reflexión sincera.

Así, aunque se confesaba con regularidad…

NO lograba palpar el fondo del Mal que lo atrapaba.

LA CONVERSIÓN ES LA RESURRECCIÓN DEL ESPÍRITU…

En algunos momentos era consciente de su fragilidad, pero NO buscaba los apoyos necesarios para convertirse.

El día inesperado que enfrenta la Muerte

El 18 de Octubre de 1985 fue a Wichita, distante a unos 140 kilómetros, para visitar a un sacerdote. Salió temprano por la mañana avisando que regresaría al atardecer.

El día transcurrió sin contratiempos y por la tarde tomó nuevamente la carretera 86, que le llevaría de Wichita a Fredonia.

Sin embargo era otro su destino. La carretera, llena de curvas en una zona montañosa y sin cunetas laterales, tenía mucho tráfico y estaba con muchos vehículos circulando…No calculó bien las distancias, cuando decidió acelerar su auto para adelantar un camión y antes de poder evitarlo, impactó de frente con una camioneta que traía a tres personas, que eran de Houston (Texas).

Con el impacto Steven fue arrojado del vehículo, sufriendo laceraciones en la cabeza, quedando despegado del cráneo el lado derecho de su cuero cabelludo y perdiendo masa encefálica.

A pesar de las graves lesiones, en una semi-consciencia vio a una mujer que le practicaba los primeros auxilios.

Ella era enfermera, venía en un vehículo atrás de él e hizo lo que pudo, pues vio que además Steven tenía el cuello roto…

Los servicios de emergencia le llevaron a un hospital cercano, donde lo estabilizaron suturando las heridas, fijando con tornillos a su cabeza una estructura que mantenía su cuello en una sola posición…

Y fue llevado de urgencias en un helicóptero a un hospital de mayor complejidad en Wichita.

Estaba con riesgo vital.

Era tan grave su estado que hacía imposible operarlo. Lo pusieron con tracción, pues tenía fracturada la segunda vértebra cervical.

No había muerto asfixiado en el lugar del accidente, gracias al buen trabajo de aquella anónima enfermera que le había asistido, impidiendo que moviesen su cuello.

Los médicos no daban posibilidades de sobrevivir, al sacerdote que permanecía sedado con morfina. Sin embargo, cuando se supo del accidente, los miembros de su parroquia y de otras comunidades cercanas se pusieron en Oración por él.

Steven se recuperó así de manera sorprendente y rápida.

Una revelación que le abre el entendimientoEl 2 de Diciembre lo dieron de alta, pero los médicos le advirtieron que lo más probable era que estaría para siempre paralizado del cuello hacia abajo, usando un respirador, mirando hacia el techo por el resto de su vida y sin volver a hablar.

Pero no era eso lo que Dios permitiría para el sacerdote. En el mes de abril de 1986 le retiraron los aparatos que lo tenían inmovilizado.

De regreso en su parroquia, algunos días después celebró Misa.

Correspondía a ese día el Evangelio de Lucas, capítulo 13, versículo 6 y siguientes, cuando Jesús cuenta la parábola en que el Dueño de un viñedo ordena al viñador, cortar una higuera que no daba fruto desde hacía tres años.

El viñador intercede ante el Dueño de la viña y le propone abonarla y cuidarla durante un año más para ver si da fruto. O si no, puede cortarla…

Inesperadamente dice el sacerdote, mientras leía este Evangelio tuvo una experiencia sobrenatural: la página se volvió luminosa…  Creció en tamaño y se acercó hacia él.

El sintió –agrega-, un gran sobresalto y terminó la misa como pudo. Después tuvo que sentarse para poder calmarse.

El día de su Juicio

Aún estaba intentando serenarse cuando comenzó a recordar por primera vez, un hecho ocurrido instantes después del accidente y que había olvidado.

Perturbado por el suceso, -declaró- no veía a nadie, pero sí escuchaba las voces que ahora venían a su mente, acompañadas de imágenes.

De esta forma pudo recordar esa conversación, el padre Steven dice que se encontraba en la Presencia de Dios.

Ante el amor puro de Jesús, el sacerdote rememoró que podía sentir con claridad su ser pecador, cuando el Señor le dijo:

«Te amo, acércate».

Comprendió así que se enfrentaba a su Juicio particular.

Allí fueron puestos en evidencia muchos pecados mortales que NO había confesado, por dejar siempre todo eso para más tarde.Dice el sacerdote que sintió luego el Amor Justo de Dios cuando su Señor Jesús le dijo:

«Tu sentencia es el Infierno por toda la Eternidad».

Y sólo contestó:

«Sí Señor, lo sé».

No había excusas, pretextos ni justificaciones posibles. El Juicio era justo y lo sabía.

En ese instante el sacerdote cuenta que escuchó una voz femenina intervenir:

«Hijo, por favor, ¿Puedes Perdonar su vida y su alma inmortal?»

Y el Señor Jesús contestó:

«Él ha sido sacerdote por doce años para sí mismo y NO para Mí. Dejemos que coseche el castigo que merece».

Acto seguido, aquella dulce voz femenina replicó:

«Pero Hijo, si le damos gracias especiales, entonces veamos si da frutos; si no, Hágase Tu Voluntad».

Aún recuerda el sacerdote cuánto sintió el amor Misericordioso de Dios envolverlo, mientras escuchaba al Señor contestar:

«Madre, él es todo tuyo».

En su frágil vida espiritual, este sacerdote tampoco tenía devoción especial por la Santísima Virgen María.

Sobra decir que desde ese instante Ella comenzó a estar Presente en todo, en su mente y corazón. La conversión del sacerdote inició precisamente aquél día.

Tras los acontecimientos, el padre Steven ingresó a una comunidad contemplativa para orar e interceder por los sacerdotes.

Este sacerdote había sufrido con anterioridad otros dos accidentes de tránsito, donde el segundo había sido un poco más serio que el primero.

Él dice que sabía eran advertencias para un cambio de vida, pero NO las escuchó. En el tercero, que fue tan grave, Dios le dio una nueva oportunidad, para ser testigo de su Amor y Misericordia.

EL PADRE STEVEN REFLEXIONA SOBRE LA INTERVENCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

El padre Steven dice que algunos le dijeron cuando lo contó:

“Pero padre, debes haber tenido una dedicación especial a la Santísima Madre para que esto sucediera. No es de extrañar que Ella intercediera por ti.”

Sin embargo él contesta que NO.

Lo admitió sabiendo que ésta, era una acusación contra él como sacerdote.

Porque respecto a su creencia en los ángeles, los santos, la Santísima Madre, creyó en ellos pero con su cabeza, con su intelecto… NO con su Corazón.

“Los ángeles y los santos eran para mí como compañeros de juegos imaginarios. Yo creía en ellos, pero NO eran reales. Descubrí por este accidente lo reales que son”.

Y agrega que lo que le sucedió a él en el Juicio es lo que a cualquiera de nosotros en el mismo lugar sufriría:

La experiencia de la Divina Misericordia de Nuestro Señor Jesucristo y su Madre que Intercedió por él.

Él recuerda su devoción por María cuando niño:

“Por lo que puedo recordar en mi niñez temprana, tuve una devoción especial a nuestra Madre Bendita. 

Siempre fue importante para mí y lo sigue siendo, a pesar de que me alejé de mi propio camino por un tiempo. 

Pero Ella NO lo olvidó y fue a mi favor”.

Y agrega que:

“La devoción temprana a nuestra Santísima Virgen desempeñó un papel importante en mi vocación al sacerdocio. Siempre confié en ella para todo, sobre todo al llegar al seminario y a mis estudios. La Santísima Madre es como nuestro Abogado Ella es la más cercana a Dios como Madre de su Hijo y Esposa del Espíritu Santo. 

NO creo que sepamos hasta que lleguemos al Cielo, lo Poderosa que ES.

La Santísima Madre nos ruega: ‘Por favor Ora.’

¿Qué reina suplica a sus súbditos? Ella es la Humildad personificada.” Además recuerda que en Su mente y Sus palabras, los sacerdotes son especiales. 

Quiere que sean semejantes a su Hijo, que es la persona más humilde que vino sobre la Tierra.

La única cosa que Dios NO representa es la arrogancia y el egoísmo de pensar más en nosotros mismos que en lo que somos.

Y trae a colación lo que dijo San Bernardo, que incluso aquí en la Tierra Jesús NO podía decirle ‘No’ a Ella.

Y eso es porque Su Voluntad y la de Ella son una.

¿No es alguien como Ella que queremos de nuestro lado?Y al respecto, el Padre Steven se queja de que la mayoría NO está prestando atención a las locuciones o apariciones de la Santísima Virgen María

Que está marcando para nosotros un Plan detallado sobre cómo llegar al Cielo.

Y lo Preocupada que está NO es una sorpresa, porque somos sus hijos. Y Ella nos ama más que  nuestra propia madre.

Ella está repitiendo lo que dijo en la fiesta de bodas de Caná en Galilea, donde dijo a los sirvientes: “Hagan lo que Él les diga”.

Y concluye el Padre Steven:

Eso es lo que ha dicho en todas las apariciones y locuciones durante siglos:

‘Hagan lo que Él les diga’.

No ha dicho nada nuevo. Lo que ha hecho es lo que el Espíritu Santo está haciendo en nuestro tiempo.

Nos está recordando lo que Jesús dijo que deberíamos hacer. 

El Espíritu Santo y nuestra Abogada, la Santísima Madre, tienen el mismo trabajo”.

La experiencia cercana a la Muerte que tuvo y el Juicio particular, le han servido para mirar su trabajo con otra perspectiva.

LAS LECCIONES QUE APRENDIÓ

Del accidente dice que aprendió tres cosas:

La primera es que el Infierno existe.

La segunda es que los sacerdotes también están expuestos al Infierno.

Y la tercera es que muchas cosas están empeorando en la Iglesia y los sacerdotes tienen responsabilidad…

Al respecto reflexiona:

“En esta época, mucha gente tiende a descartar el hecho de que Dios es Justo. 

Ellos piensan y equivocadamente, que Dios es amor y que Él NO castigaría a nadie por la Eternidad. 

Esto es una Falacia.Todos nosotros somos responsables  de guardar los Mandamientos de Dios y hacer uso del Sacramento de la Reconciliación para que nuestros pecados sean perdonados.

Si creemos que NO pecamos, quizá debamos hacer un examen más completo de la conciencia…

Y otra de las verdades que aprendí en mi experiencia, es el hecho de que Dios NO envía a nadie al Cielo o al Infierno.

NOSOTROS ELEGIMOS ESO, Tomamos esa decisión nosotros” y Él sólo la respalda. 

Y agrega:

“Mi prioridad debería haber sido salvar mi alma y la de los demás. ES lo que un sacerdote debe hacer, invertir en ese futuro.

EL VIERNES SANTO POR LA TARDE…. Después del Terremoto que rasgó el Velo del Templo de Jerusalén…

NO invertir en la felicidad de aquí en la Tierra.

Mi misión es hacerles saber ¡Cuánto Dios nos Ama! Que también el Infierno EXISTE y nosotros como sacerdotes somos responsables ante Él por descuidar nuestra mision de corredentores, de almas víctimas… POR LAS ALMAS QUE NO SALVAMOS… 

Que también existe su Divina Misericordia y Su Amor supera a la Justicia”

Esto le lleva a reflexionar que la mención del Infierno y el Pecado es muy impopular hoy. Estas son cosas que tienen que ser habladas porque son reales y son probablemente las cosas más importantes que podemos hablar.

Y trae a la memora la visita al cardenal William Baum en Roma, cuando él dijo:

“Tienes un problema en los Estados Unidos. La gente ya no va a confesarse. La gente piensa que ellos NO pecan.

Ya NO hay colas para el confesionario.

A veces un sacerdote se sienta durante una hora sin escuchar una confesión.

Qué extraño para mí. Todo el mundo va a la Comunión los domingos y nadie va a la confesión”.Además agrega que las comuniones son una cuestión de rutina, sin pensar en A QUIÉN están recibiendo.

La idea de la Presencia Real está cada vez menos en la mente de los católicos

LA RELIGIOSIDAD SE ESTÁ DESVANECIENDO

Su experiencia le ha hecho reflexionar más profundamente sobre las devociones.

Él dice que hay un remanente que se aferra a las tradiciones y a las doctrinas de la Iglesia, mientras la Iglesia está decreciendo en número.

SI LO CREES… ¿LO ESTÁS ADORANDO COMO ÉL LO MERECE?

“Las cosas no son relevantes como solían ser, como la Confesión, las devociones, las novenas, las Horas Santas, la Bendición, la Adoración Perpetua y las Oraciones por las almas en el purgatorio…”

Siente que la gente está siguiendo sus propias conciencias. Y sus conciencias NO están siendo dirigidas por la Iglesia en asuntos graves.

Y ha descubierto como pastor, que la gente NO QUIERE ningún consejo constructivo hoy.

El razonamiento de la gente respecto a sus sacerdotes es según él, de este modo:“Estoy bien. Y estás aquí para complacerme y afirmar lo que digo o quiero. Lo que hago o digo está bien, porque soy una buena persona”.

Por eso llega a la conclusión de que:

“En este momento, decir la Verdad es pagar una consecuencia La consecuencia es que NO va a gustar… Y NO nos van a hablar y nos van a evitar. 

Ese es el martirio en cierto modo, el martirio sin sangre. Pero todos estamos llamados a ser mártires.  Él nunca nos prometió que seríamos populares siendo sus seguidores. Sólo nos prometió cruces. 

Pero las cruces son soportables porque Él está allí y porque su Madre Bendita está allí para aligerarlas”.

Y sentencia que sólo en el sufrimiento llegamos a conocer los valores religiosos.

El sufrimiento parece que es lo único capaz de ponernos de rodillas.

Y hace una afirmación interesante:

“Creo que eso es lo que Dios está tratando de hacernos ahora, hasta el punto de hacernos caer de rodillas y permanecer allí. Las Torres Gemelas fueron una llamada de despertador. 

En Akita, la Santísima Madre dijo que ya no podía retener el Brazo de su Hijo”.

Finalmente estos sucesos que conmovieron al padre Steven lo hizo reflexionar también sobre la Oración.

“Las vigilias de Oración tales como la novena y las horas sagradas, la bendición e incluso la adoración perpetua del Santísimo Sacramento han sido a menudo eliminadas de las actividades de las parroquias.

Parece como si estuviéramos proclamando: ‘La oración es inútil, tenemos que buscar una solución de los problemas” Pero la oración era necesaria en el pasado, ¿Por qué NO ahora?”

El 11 de junio de 2013 el Padre Steven Scheier pasó a retiro por razones de salud. Hoy reside en un Hogar Sacerdotal en Bel Aire, Kansas. Estados Unidos. Puedes escribirle (inglés) a:
Rev. Steven Scheier
Priests’ Retirement Center
6900 E 45th St N
Bel Aire, KS 67226

¿QUÉ HAN VISTO LOS QUE HAN ESTADO EN LAS PROFUNDIDADES DEL INFIERNO?

Es desconcertante por qué pocas de las llamadas experiencias cercana a la muerte vuelven con un relato del Infierno (sólo ocho al once por ciento).

Y esto a pesar que María dijo que muchos van al Infierno.

¿Será porque sólo 1 de cada 10 es condenado al Infierno? O… ¿Es porque es demasiado horrible o embarazoso recordarlo? ¿El subconsciente lo bloquea?

EL INFIERNO NO ES SOLO UN ESTADO INMATERIAL O UNA “DIMENSIÓN”, ES UN LUGAR FÍSICO… 

No es agradable informarse sobre este asunto. Y muchos piensan que evitando abordar el tema, Satanás y su Reino Maldito dejan de existir… Para poder seguir pecando a placer…Algunas personas se deprimen o asustan, e incluso esta es la razón aparente por la que NO hay más homilías sobre el Infierno en la actualidad.

Pero NO por negarnos a escuchar, el Averno pierde su espeluznante realidad…

Pero tenemos una Madre que nos Ama, nos Defiende y nos Protege porque ES la Madre más Poderosa del Universo…

F107 EL CREDO 20 (1)


CREO EN LA VIDA ETERNA

Dios Resucita a un Sacerdote para darle una Misión

Murió clínicamente.

Fue Llevado al Cielo, al Infierno y al Purgatorio.

Y volvió con un encargo.Tendemos a pensar habitualmente, que quienes han tenido experiencias cercanas a la muerte son laicos que NO tienen un entrenamiento profundo en teología.

Y por eso muchas de las cosas que ven cuando son trasladados a otras dimensiones – Cielo, Purgatorio, Infierno – NO tienen una interpretación si se quiere profesional. Pero este no es el caso.

Ahora nos encontramos con el testimonio del padre Joseph Maniyangat, nacido en la India, que tuvo un accidente mientras iba a celebrar misa. Murió en el hospital y su ángel de la guarda lo llevó al Infierno, al Purgatorio y al Cielo…

Donde el Señor le esperaba para pedirle una misión en la Tierra.

BREVEMENTE SU HISTORIA

Fr. Joseph Maniyangat es el pastor de la Iglesia Católica Santa Catalina de Siena en Orange Park, Florida, donde dirige una Ministerio de sanación espiritual, mental y física.

Nació el 16 de julio de 1949 en Kerala, India; de sus padres, Joseph y Theresa Maniyangat.

Fue el mayor de siete hermanos: Joseph, Mary, Theresa, Lissama, Zachaaríah, Valsa y Tom.

A la edad de catorce años, entró en el Seminario Menor de Santa María en Thiruvalla para empezar a estudiar para el sacerdocio.

Cuatro años más tarde, fue al Seminario Mayor Pontificio San José en Alwaye, Kerala, para proseguir su formación sacerdotal.

Después de completar los siete años de filosofía y teología, fue ordenado sacerdote el 1 de enero de 1975 para servir como misionero en la diócesis de Thiruvalla. 

Mientras enseñaba en el seminario menor de San Thomas en Bathery en 1978, se convirtió en carismático y comenzó a realizar retiros carismáticos y conferencias.

El Padre José trabajó en la Diócesis de Idaho entre 1987 y 1989.

En 1992, el padre José entró en la Diócesis de San Agustín donde fue asignado a distintos destinos.

En julio 2011 el padre José fue trasladado a la Iglesia Católica Santa Catalina de Siena en Orange Park, Florida El Padre José, es el Director Espiritual Diocesano de la Legión de María y tiene un ministerio eucarístico y carismático de sanación.

Lleva a cabo misiones de sanación en la parroquia, las principales ciudades de los Estados Unidos y países de ultramar.

EL ACCIDENTE

Cuenta el padre José:

El domingo 14 de abril de 1985, en la Fiesta de la Divina Misericordia, iba a celebrar misa en una iglesia de la misión en la parte norte de Kerala… Y tuve un accidente fatal.

Yo estaba en una motocicleta cuando fue impactado de frente por un jeep conducido por un hombre que estaba borracho después de un festival hindú.

Me llevaron a un hospital a unos 35 kilómetros de distancia.En el camino, mi alma salió de mi cuerpo y experimenté la muerte.

Inmediatamente, encontré a mi Ángel de la Guarda.

Vi mi cuerpo y las personas que me estaban llevando al hospital.

Les oí llorando y orando por mí.

En este momento el ángel me dijo:

“Voy a llevarte al Cielo, el Señor quiere verte y hablar contigo.

Dijo también que en el camino, él quería mostrarme el Infierno y el Purgatorio.

EL INFIERNO En primer lugar, el ángel me escoltó al Infierno. ¡Era un espectáculo horrible!

Yo veía a Satanás y los Demonios, un fuego que nunca se apagará de alrededor de 2.000 grados Fahrenheit.

Gusanos arrastrándose, la gente gritando y peleando, otros torturados por los demonios.El ángel me dijo que todos estos sufrimientos se debían a pecados mortales no arrepentidos.

Entonces, comprendí que había siete grados o niveles de sufrimiento…

De acuerdo con el número y tipo de los pecados mortales cometidos en sus vidas terrenales.

Las almas se veían muy feas, crueles y horribles.

Fue una experiencia terrible. Vi a gente que conocía, pero NO estoy autorizado a revelar sus identidades.

Ésta es mi mano. Está sosteniendo a mi bebé, Ezequiel. Lo entregué el 20 de enero de 2016. Su corazón se detuvo a las 11 semanas 2 días. Tuvo un latido. Un sonido tan dulce ¡Tenía vida! No era una mancha. Era muchos más que un grupo de células. Él se formó. Perfecto. Fíjense en los detalles. Sus dedos dulces. Sus deditos de los pies. Tengo la suerte de ser su madre “.

Los pecados que los condenaban eran principalmente el aborto, la homosexualidad, la eutanasia, el odio, el rencor y el sacrilegio.

El ángel me dijo que si se hubieran arrepentido, habrían evitado el Infierno. Y hubieran ido al Purgatorio.

También entendí que algunas personas que se arrepienten de estos pecados, pueden ser purificados en la tierra a través de sus sufrimientos.

De esta manera pueden evitar el Purgatorio e ir directamente al Cielo.

Me sorprendí cuando vi en el Infierno hasta los sacerdotes y obispos, algunos de los cuales nunca me esperaba ver.

Muchos de ellos estaban allí por haber guiado con enseñanzas erróneas y mal ejemplo. EL PURGATORIO 

Después de la visita al Infierno, mi ángel de la guarda me acompañó hasta el Purgatorio.

También en este caso, hay siete niveles de sufrimiento y Fuego que nunca se apaga.

Pero es mucho menos intenso que en el Infierno y NO hay peleas NI conflictos.

El principal sufrimiento de estas almas es su separación de Dios.

Algunos de los que están en el Purgatorio cometieron pecados mortales, pero se reconciliaron con Dios antes de su muerte.

A pesar de que estas almas sufren, gozan de paz y el conocimiento de que algún día verán a Dios cara a cara…

Tuve la oportunidad de comunicarme con las almas del Purgatorio.Me pidieron que orara por ellos y que le diga a la gente que oren por ellos también, para que puedan ir al Cielo rápidamente.

Cuando rezamos por estas almas, recibimos su agradecimiento por medio de sus oraciones, y una vez que entren en el Cielo, sus oraciones se vuelven aún más meritorias.

EL CIELO

Después, mi ángel me escoltó hasta el Cielo pasando a través de un gran túnel, deslumbrantemente blanco.

Nunca experimenté tanta paz y alegría en mi vida.

Inmediatamente después, el Cielo se abrió. Y percibí la música más deliciosa, que nunca había oído antes.

Los ángeles estaban cantando y alabando a Dios.

Vi a todos los santos, especialmente a la Santísima Madre y San José. Y muchos santos piadosos obispos y sacerdotes que brillaban como estrellas.

Y cuando aparecí ante el Señor, Jesús me dijo:

“Quiero que vuelvas al mundo. En tu segunda vida serás un instrumento de paz y sanación para mi Pueblo. Caminarás en tierra extranjera y hablarás en una lengua extranjera. Todo es posible para ti con Mi Gracia”.

Después de estas palabras, la Virgen me dijo:

“Haced lo que Él os diga. Yo te ayudaré en tu ministerio”

Las palabras no pueden expresar la Belleza del Cielo.Allí nos encontramos con mucha paz y felicidad, que excede millones de veces nuestra imaginación.

Nuestro Señor es mucho más hermoso que cualquier imagen puede transmitir. Su cara es radiante y luminosa, más bella que mil soles en ascenso.

Las imágenes que vemos en el mundo son sólo una sombra de su Magnificencia.

La Santísima Madre estaba junto a Jesús, Ella es muy hermosa y radiante.

Ninguna de las imágenes que vemos en este mundo puede compararse con su belleza real.

El Cielo es nuestro verdadero Hogar, todos hemos sido creados para alcanzar el Cielo y gozar de Dios para siempre.

Entonces, volví al mundo con mi ángel.

Es difícil para mí describir lo hermoso que es mi ángel de la guarda. Él es radiante y luminoso.Él es mi compañero constante y me ayuda en todos mis ministerios, especialmente mi ministerio de sanación.

Experimento su presencia donde quiera que voy y estoy agradecido por su protección en mi vida diaria.

VUELTA A LA VIDA EN LA TIERRA

Mientras mi cuerpo estaba en el hospital, el médico completó todos los exámenes necesarios y fui declarado muerto.

La causa de la muerte fue hemorragia.

Mi familia fue notificada. Y ya que estaban muy lejos, el personal del hospital decidió llevar mi cuerpo muerto a la morgue.

Debido a que el hospital no tenía aire acondicionado, estaban preocupados de que el cuerpo se descompondría rápidamente.

A medida que fueron moviendo mi cuerpo muerto a la morgue, mi alma volvió al cuerpo.

Sentí un dolor insoportable a causa de tantas heridas y huesos rotos.

Empecé a gritar. Y entonces la gente se asustó y salió corriendo gritando.

Uno de ellos se acercó al médico y le dijo:

“El cuerpo muerto está gritando“.

El médico vino a examinar el cuerpo y descubrió que estaba vivo.

Así que le dijo: “El padre está vivo, es un milagro. Llévalo de vuelta al hospital”. 

Ahora de vuelta en el hospital, me hicieron una transfusión de sangre y me llevaron a una cirugía para reparar los huesos rotos.Trabajaron en mi mandíbula, costillas, pelvis, muñecas, y pierna derecha.

Después de dos meses, me dieron de alta del hospital, pero mi médico traumatólogo dijo que nunca volvería a caminar.

Entonces le dije:

“El Señor, que me devolvió la vida y me envió de vuelta al Mundo, me curará”.

Una vez en casa, todos rezamos por un milagro.

Aún después de un mes y cuando me sacaron el yeso, yo no era capaz de moverme.

Pero un día, mientras rezaba, sentí un dolor espantoso en la pelvis. 

Después de un rato el dolor desapareció por completo y oí una voz que decía:

“Estás curado. Levántate y anda”

Sentí la Paz y el Poder sanador en mi cuerpo. De inmediato me levanté y caminé. Alabé y agradecí a Dios por el milagro.

Fui a mi médico con la noticia de mi curación y él se quedó asombrado.

Él dijo:

“Tu Dios es el Dios verdadero. Tengo que seguir a tu Dios”.

El médico era hindú. Y me pidió que le enseñara sobre nuestra Iglesia.

Después de estudiar la FE, lo bauticé y se hizo Católico. Tras el mensaje de mi ángel de la guarda, yo vine a los Estados Unidos el 10 de noviembre de 1986, como un sacerdote misionero…

Fuentes:

Son Muchos los que Irán aI InfiernoMensajes de la Virgen María a Christina Gallagher

Christina Gallagher fue una vidente irlandesa de los ’80.

Recibió muchos mensajes de María entre ellos sobre el Purgatorio y el Cielo.

Y una sombrosa afirmación:

La mayoría irá al Purgatorio. Y aquellos que irán al Cielo provendrán del Purgatorio.

Las palabras de nuestra Madre relacionadas con los 3 estados de la vida después de nuestra muerte son muy claros

 VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE

En su mensaje a fines de Octubre de 1992, nos informó:

“Hay muchas calamidades que vendrán al Mundo. El alma de la Humanidad será limpiada, Dios desea que venga a muchas partes del mundo para prevenir a mis hijos.

Algunos responden por un tiempo, otros NO desean oírMe, otros NO desean conocerMe. Habrá muchos que irán al Infierno. La mayoría irá al Purgatorio, y aquellos que vayan al Cielo, irán desde el Purgatorio…

Mi corazón está perforado y lleno de amargura. Deseo darles a mis hijos muchas gracias y Paz.

Ellos desean continuar en la oscuridad y el pecado y correr tras todos los deseo de la carne y del mundo.

PURGATORIO

Christina ha visto el Purgatorio muchas veces. Una vez miró almas en el Purgatorio que fueron permitidas venir ante ella.

Ella describe el sentimiento de compasión, como el que siente una madre al mirar a sus hijos atrapados en el sufrimiento, pero sin poder llegar a ellos.

En ocasiones por separado, Christina ha visto Tres diferentes Niveles del Purgatorio.

Uno de ellos le fue mostrado por Jesús quien la acompañó. Fue una experiencia dolorosa, lastimosa y detestable, tanto que ella estaba convencida que debía ser el Infierno.

Esto sucedió cuando Christina fue tomada por Jesucristo a las profundidades, como en un pasaje de arenas movedizas.

Cuando se acercaron, se abrieron automáticamente ante ellos unas portones enormes, un tufo repulsivo lo envolvía todo, la gente que vio vestían atuendos con capuchas cafés.

Vinieron hacia ella un sacerdote y un seglar a quienes ella conoció durante su vida en el mundo aunque de manera superficial.

Sus cabezas estaban agachadas como si estuvieran cargando un gran peso de sufrimientos.

La vivencia en su totalidad impactó a Christina, así lo relató:

“El piso era de apariencia fangosa y despedía un hedor. Pude sentir un sentimiento particular de agonía y tristeza por esas almas, no conocía personalmente a esa gente.

Solamente conocía de vista a un sacerdote y un seglar, pero en el momento en el que estaba ahí, me pareció que eran tan cercanos a mí como mi propia madre o padre.

Los amaba tanto. Obviamente, Dios los estaba amando a través de mí y haciendo que les tuviera lástima mediante Su propio amor hacia ellos. Cuando me ofrecí a sufrir en su lugar, Jesús se fue.

Entonces quedé atrapada en lo que parecía ser una pared, es difícil de describir, no me podía mover, pero no me importaba, tan sólo gritaba:

“Jesús, por favor libera esta dos almas y si es Tu voluntad, déjame quedarme aquí, pero libera a estas dos almas”.

Durante esta experiencia, me resigné a esperar ahí, de pasar por todo lo que tuviera que sufrir y soportar.

Vi demonios jugando con fuego que tomaban en sus garras y que arrojaban hacia mí en mi estado de indefensión.Era más doloroso que cuando en la vida terrenal te quemas tu cuerpo.

Sin embargo mi simpatía por estas dos almas para que fueran liberadas era algo más allá de lo que podía entender.

Después de esto, una enorme bola de luz blanca vino y fui atraída hacia ella. Todo había acabado.

Jesús más tarde le confirmó a Christina que esas dos almas habían sido liberadas. Le dijo que éste no era el nivel más bajo del Purgatorio, el cual se llamaba la Cámara del Sufrimiento y que Christina no estaba lista para verlo, aún.

Ella espera nunca verlo debido al grado de sufrimiento que testificó en el nivel que le fue revelado.

En otra ocasión Christina NO sólo observó el sufrimiento de las almas en el Purgatorio, sino que tuvo que sufrir ella misma sus sufrimientos.

Sucedió cuando fue conducida en un pasadizo embotador y lúgubre. en el cual se abrían una serie de portales a cada lado.El final del pasadizo conducía a una puerta más amplia. Esta puerta en particular provocaba a Christina una especial repulsión.

Aunque intentaba apartarse, era atraída directamente hacia ella, no tenía opción alguna.

Durante el camino hacia ella, tenía que parar en cada portal en donde soportaba las agonías íntimas, que afectaban las diferentes almas que estaban dentro de cada caverna.

La última era la más horrenda. Al preciso momento en que se rindió a fin de ir ahí, se vio envuelta en una bola de luz.

En noviembre 2 de 1993, Christina recibió una experiencia que describe el sufrimiento de aquellos en el Purgatorio.

“Las almas en el Purgatorio, las puedo ver en un mar de nubes grises tratando de alcanzarme y llamándome por mi nombre:

“Christina, reza por mí, reza por mí, señalándome mi Rosario”. Y en diciembre 4 de 1993, ella los volvió a ver implorando por su ayuda con sus manos en alto.

Christina dice que le recordaba la forma en que los peregrinos levantan las manos tratando de tocar al Santo Padre.

Christina ha sido visitada por muchas almas en el Purgatorio -sacerdotes, laicos, hasta obispos- todos pidiéndole sus oraciones, todos deseando ser liberados.

Un obispo que vino ante ella justo después de su muerte le suplicó que Christina ofreciera una semana de sus sufrimientos por él.Esta persona en particular, en vida creía en las apariciones de Nuestra Señora a Christina, pero no deseó conocer a Christina o hacer cualquier cosa para poner en práctica los mensajes de Nuestra Señora.

Esto ocasionó que Christina le preguntara, porqué debía ayudarlo ahora cuando él la ignoró mientras vivía.

Ella dijo que inclinó la cabeza avergonzada y con tal arrepentimiento que por lástima a él, ella ofreció los sufrimientos que necesitaba.

En la Fiesta de Todos los Santos, noviembre 2 de 1994, Christina vio que el Purgatorio se abría ante ella estando en su propia casa.

Sucedió de esta forma:

Vio una gran extensión y almas santas elevándose como si no tuvieran peso por encima de lo que parecía ser humo gris.

Algunos gritaban el nombre de Christina y, como en forma de canto, le pedían “reza por mí”.Lo que sintió Christina fue una profunda tristeza y simpatía, había miles de gentes, requerían de un gran esfuerzo para elevarse por encima del “humo” gris en el que estaban sumergidos

En el día de Navidad de 1994, durante la Misa, en el momento de la Oración Eucarística “Venimos hacia Ti Padre, con alabanzas y en agradecimiento a través de Jesucristo, Tu Hijo…”

Una gran muchedumbre de almas provenientes del Purgatorio fue vista por Christina.

Levitaban pero inclinaban sus cabezas con gran reverencia por la Consagración en la Misa.

Al momento de la consagración, una luz proveniente de la Hostia los envolvió. Después de alrededor de dos minutos cuando se disipó la luz, se fueron. En diferentes ocasiones, como en febrero 25 de 1996, durante la Misa, Christina vio a las almas individuales que les han otorgado su libertad del Purgatorio las cuales son atraídas a la Hostia Sagrada y desaparecen en ella.

En febrero 25 de 1996, vio a miles aparecerse en una forma miniatura avanzando para ser consumidos en el Corazón Latiente de Jesús, que provenía de la Hostia.

LA REALIDAD DEL DEMONIO

“Es una experiencia que sacude al alma, sacude cada célula de tu cuerpo“, dice Christina respecto al Demonio.

Su presencia oscura, es “gélida y de gran odio”, permea el aire y la llena de escalofríos espeluznantes.

“Inmediatamente, me volví hacia Dios, Empecé a alabar a Jesús y a Dios Nuestro Padre y al Espíritu Santo.

Empecé a alabar a Dios a mi estilo, con lo que llega primero a mi corazón. Frecuentemente ofrezco el mismo ataque que estoy sufriendo, ese lapso de tiempo, de lo que Satanás está tratando de hacer; lo ofrezco a Dios.

Luego Satanás parece desaparecer, de cierta forma me siento atraída a hacer Oración a un nivel más profundo con más sinceridad y amor. Luego todo termina”

Nuestra Santísima Madre le dijo a Christina del vacío y dolor que hay detrás de Satanás y cómo él medra con nuestro temor:

“El temor los está reteniendo, el temor no proviene de Dios, sino del Príncipe de la Oscuridad. El los mantiene en la oscuridad. Hagan todo por el amor de mi Hijo, Jesús”

Christina es ahora más fuerte en contra de los ataques de Satanás. Ella aconseja a la gente que:

“Tenemos siempre que recordar que Dios es Luz y que Satán es Oscuridad. Y aunque la oscuridad de una habitación pueda asustarnos, la luz puede instantáneamente desaparecer toda oscuridad.

Al abrir nuestros corazones a Dios, Quien es Luz, vencemos el poder diabólico de la Oscuridad y ya no debemos temer.El único poder que tiene es el que Dios le permite.

El hombre también puede darle un ámbito de acción a través de nuestra libre voluntad, al omitir rezar y al rehusar vivir dentro de los Mandamientos de Dios.

No hay Paz, no hay Amor, sólo distracciones. Somos atraídos hacia todo. En lugares del mundo NO hay consideración o amor hacia los demás. Requerimos de Dios. Y con Dios y a través de la gracia y ayuda de Dios, obtendremos la Paz.

Nuestra Madre Bendita desea que reconozcamos las necesidades de los demás.

Debemos amarlos, porque Dios desea que nos amemos unos a otros así como El nos ama.

Cuando el Demonio intenta distraernos y molestarnos, perdemos nuestra Paz. Y cuando NO tenemos nuestra paz y nos sentimos distraídos, NO podemos realmente orar con propiedad.

Ahora bien, es diferente cuando alguien trata de orar y se percata que su mente se encuentra vagando en algo que sucedió ese día.Podrían estar preocupados en lo que están pensando. Esto es diferente a cuando el Demonio constantemente intenta separarnos de la oración.

Si estamos rezando el Rosario, podemos encontrar muchas dificultades.

Enfado y molestia pueden originarse en nuestras familias entre aquellos que desean rezar el Rosario y los que NO lo desean. Todo esto es el Demonio que intenta detenernos, pero la gente debe darse cuenta que cuando han optado por Dios, pueden vencer a Satanás y sus ataques…

Por la gracia del amor de Dios a través de la Intercesión de nuestra Madre Bendita. Entonces podrán realizar la voluntad de Dios y liberarse de las tentaciones.¿Cómo podemos vencer las tentaciones de Satanás? Mediante los Sacramentos, la Oración fervorosa, el ayuno y sacrificándonos por amor. Todas estas cosas, Satanás no las soporta.

Lo que más odia satanás es que los humanos amemos y confiemos en Dios”.

Debido a la maldad esparcida por el mundo, la gente en ocasiones culpa a Dios y se pregunta porqué Dios lo permite.

Christina nos explica que es nuestra libre voluntad. Dios nos ha hecho a su imagen y semejanza, por lo tanto somos libres.

Dios nunca nos retira nuestra libre voluntad, la respetará por siempre. Por lo tanto, sólo puede invitarnos, nunca nos forzará.

Christina nos dice:

“Debido a nuestra libre voluntad Dios nos dice, que recordemos usarla debidamente mediante discernimiento y la oración. Estamos llamados a hacer las decisiones correctas. Sin embargo Satanás también nos llama.

Mediante la Oración y los Sacramentos, se fortalece nuestra voluntad para realizar la Voluntad de Dios.

Pero Satanás mediante tentaciones y engaños, también está siempre presente. Está constantemente intentando influenciar nuestra libre voluntad, para que rechacemos a Dios”.

La batalla entre Dios y Satanás, entre el Bien y el Mal, depende de nuestro uso de nuestra libre voluntad que Dios nos ha otorgado.

Christina dice:

“Pero no debemos temer a la oscuridad si estamos en la luz, si permitimos y autorizamos a Jesús que viva en nuestras vidas.

Esto es lo que Nuestra Bendita Madre me ha enseñado.

Mientras menos le temo a Satanás y confíe más en Dios, estoy más capacitada para aceptar la Voluntad de Dios”.

Pero NO debemos negar la existencia de Satanás.

Christina dice que Nuestra Madre le comentó que si negamos la existencia de Satanás, negamos la existencia del Pecado.

Cuando negamos el pecado, negamos a Cristo y a Su Sacrificio de Redención en el Calvario, que es un sacrificio hecho, – subraya Nuestra Madre- para “redimirnos de nuestros pecados”.

La negación de Satanás, como la negación del Infierno, dice Christina, nos causa que “bajemos nuestra guardia y pongamos nuestras almas en peligro que es precisamente lo que Satanás siempre ha buscado obtener”.

EL INFIERNO

Después de mostrarle a Christina el Infierno en marzo 29 de 1989, Jesús le dijo:

Este es el Abismo del Pecado, el Infierno, para todos aquellos que no aman a Mi Padre Hija mía, une tu debilidad a Mí, Quien Soy toda Fortaleza.

Christina recuerda:

“El Infierno era solamente fuego, Jesús estuvo conmigo durante toda la experiencia.

Era aterrador, más allá de cualquier palabra, nunca deseo experimentarlo de nuevo.

Era una gran oscuridad y aterrador.

Todo lo que podía ver era un interminable Océano de Fuego. Y de alguna forma podía ver a través de ello, flamas atravesando flamas; ahí había figuras de cuerpos como en el mar, nadando entre el fuego. Los cuerpos eran negros y las inmensas llamas los atravesaban.

Había una grandísima cantidad de cuerpos. Sentí un espantoso sentimiento de terror.

No podía hacer mas que temblar y recé por que nadie tuviera nunca que ir al Infierno“.

En una ocasión, después de 5 semanas de sufrimientos extenuantes, Christina fue invitada a ofrecerse a ser “crucificada”.Christina cumplió, diciéndole al Señor “si es necesario, crucifícame”.

Después de esto Christina atestiguó la presencia de muchos demonios encolerizados.

Al día siguiente, Jesús le informó que a través de su sufrimiento, cinco mil almas fueron salvadas del borde del Infierno.

Esas almas estaban aún en vida, Jesús le explicó.

Y cuando Christina le preguntó; “¿Y si vuelven a su vida pecadora?

Jesús le respondió:

“Los he tocado de forma tal que se salvarán. 

Christina dice que aquellos que van al Infierno eligen su destino.

“Según lo entiendo yo, tiene que ver con la libre voluntad y el pecado” dice Christina.“Ustedes saben, algunas personas NO están conscientes que están cometiendo pecado.

Ahí es donde los pastores de la Iglesia tienen que intervenir.

Tienen que hacer que la gente se percate de la realidad del Pecado.

Demasiada gente NO reconoce la existencia del pecado. Pero Dios es misericordia y está lleno de amor, así que alguien que NO está consciente del pecado puede pasar por grandes sufrimientos para concientizarse. Esto es como una purificación.

Dios desea la salvación de todos pero eso depende por completo de nosotros, acercarnos y buscar la mano auxiliadora de Dios, y si lo hacemos, estaremos a salvo.

Pero, hay algunos que saben que están haciendo mal y de todas formas no tienen intención alguna de cambiar.

Estas gentes pueden desear todo lo mundano por encima de Dios: poder, lujos y saben que está mal.

Conscientemente se percatan de ello y saben que están sirviendo al Demonio.

El es el Príncipe o el rey de este mundo. Este mundo es su reino.

Ahora me percato de qué forma nos tienta la carne. La carne es débil. Debemos volver a Dios y suplicar por su gracia mediante la oración y los sacramentos.

Debemos disminuirnos y permitir que el Espíritu de Dios crezca en nosotros. La oración, ayuno y todo lo que podamos ofrecer, es lo que Dios nos pide que hagamos.

Dios nos da su fuerza a través de Su gracia, mediante la oración y mediante los sacramentos.

Así que cuando el hombre intencionalmente se aleja de Dios y NO quiere reconocerlo, debe comprender claramente que el camino que lleva es el camino que conduce al Infierno.

Así pues, el hombre elige por sí mismo el Infierno por sus acciones“

Después de la aterradora escena del Infierno, Nuestra Madre Bendita informó a Christina:

“Hija mía, no tengas miedo de aquellos del mundo. Pon todo lo mundano bajo tus pies, y trabaja solamente por la salvación.

La purificación está próxima. Muchos se perderán por los pecados del mundo y los pecados de la carne Tú, hija mía, debes hacer reparación por aquellos que blasfeman contra mi Hijo. El sucesor de Pedro Mi hijo está rodeado por muchos cuyos corazones están llenos de Odio y Celos…

P260 SÓIS PARTE DEL CIELO


Enero 16 de 2018

Sois parte del Cielo y al Cielo regresaréis

 Ve hijito Mío, cómo Mi Agradecimiento llega hasta la Cruz. Mi Agradecimiento al Padre, porque Me dejó Ser vuestro Salvador. Ve cómo Mi Sangre cae, estando Yo aquí en la Cruz. Ve, cómo Mi Sangre se Derrama sobre TODA la Humanidad.

Agradezco al Padre esta Misión que Me ha Otorgado, agradezco a Mi Padre que por Mi Donación, muchos se han salvado y se salvarán. Otros tantos se perderán, porque NO Soy nada para ellos.

Ve, cómo Mi Sangre limpia al mundo, limpia toda la Creación, limpia todo el pasado humano, el presente y el futuro. Mi Donación NO tiene tiempo…

Vuestra salvación es para vuestro momento. Todos tenéis un momento y en ese momento de vuestra vida, Mi Donación llega a vosotros. Vuestra salvación, si la aceptáis, llega a vosotros.Se os ha dicho que Mi Donación está fuera del Tiempo, vosotros estáis en el tiempo, pertenecéis a un momento del tiempo, pero Yo Soy vuestro Dios y en Mí no hay ni Principio ni Fin.

Acepté con Amor, con Respeto y con una gran Donación, el Deseo de Mi Padre, de venir a salvaros y hasta derramar la última Gota de Mi Sangre por vosotros.

Acabáis de celebrar Mi Nacimiento y Todo en Mí es Alegría, porque vosotros debéis aprender a vivir en la alegría.

Cuando se os ha pedido vuestra donación, todos vosotros a los que se os ha dado el Don de la Vida, debéis vivir en esa Alegría.

HIMNO GLORIOSO DE VICTORIA, SOBRE LA MUERTE Y EL MARTIRIO

En esa Alegría Santa, en la que Yo Viví en…

 Ese Momento del Tiempo vuestro… ” SOMOS REHENES”

Vivimos en un Mundo Dominado por Satanás, el Archienemigo de Dios.

Las almas víctimas, Aprendemos a SER Felices en medio del Sufrimiento Corredentor…  

A sonreír con el rostro bañado por las Lágrimas…

Mientras Satanás se regodea en su Crueldad llena de Odio…

Y Nos Vapulea como a Job…

SALVE REGINA…

Jesús nos Consuela, AYUDÁNDONOS a levantarnos de las Caídas… 

ANESTESIA nuestros dolores cómo SOLO ÉL puede hacerlo.

El Padre Celestial, nuestro Benditísimo Yeové;

Nos abraza con su AMOR Incomparable…  

NOS FORTALECE… 

Y NOS LLENA DE VALOR…

Para enfrentar a nuestro COBARDE

Y a la vez, Poderoso Enemigo.  EL ESPÍRITU SANTO, con sus Carismas en Acción…

Nos Permite “ver”…

Lo que ÉL que está HACIENDO,

con nuestra Obediencia y nuestro Sacrificio… 

SALVANDO LO IMPOSIBLE

Es entonces que nuestro Llanto se transforma en JÚBILO maravilloso…

Y los demás, que están a nuestro alrededor…

 CONFIRMAN 

QUE NOS VOLVIMOS LOCOS DE REMATE… 

Y Mamá María nos abraza, con su Ternura incomparable.

¿Conocen a algún ateo o cristiano TIBIO, cuyos sufrimientos sean Aliviados de forma tan PRODIGIOSA y NO tengan que recurrir a las drogas o al Suicidio?

BANQUETE CELESTIAL, para los Apóstoles de los Últimos Tiempos

Vosotros también estáis invitados por Mi Padre, para una Donación como la Mía, para la salvación de las almas.

 Debéis aprender a uniros a Mí, vuestro Dios Salvador. Juntos en vuestra vida en lo que a cada quien os ha tocado vivir, el daros para la salvación de los hermanos.

 De vuestros hermanos que les ha tocado vivir en vuestra época también…

Estáis llamados a ser Corredentores y esto es un gran honor, Mis pequeños. 

No veáis vuestra vida como un momento de Cruz, de un Sacrificio que NO entendéis y que hasta acabáis odiando, cuando se os pide un poco más. 

Yo Mismo como Dios, acepté el Sufrimiento desde antes de Mi Nacimiento. Mi Vida fue de Donación por vuestra salvación y por daros una escuela de Amor.

Mi Vida es Ejemplo de una Vida Santa, de una Vida Divina, porque Yo Soy Rey…

Pero en vuestro caso, al tomarMe a Mí como Ejemplo para llevar a cabo vuestra vida de Donación y de Salvación, por el alma de muchos de vuestros hermanos…

También adquirís una posición alta en el Reino de los Cielos.

NO seréis reyes, NO seréis dioses; pero os podría decir en forma sencilla y clara: Que al haber sido escogidos para que se os diera el Don de la Vida y con ello alcanzar la salvación de muchos de vuestros hermanos…

Eso debiera ser ya por sí mismo, una alegría inmensa… Sabiendo que muchas almas dependen de vosotros, de vuestra Oración, de vuestra actuación para su salvación.

Si vosotros interiorizarais esta realidad Divina, en éxtasis viviríais porque estáis sirviendo a vuestro Dios, estáis sirviendo a vuestros hermanos, Me estáis sirviendo a Mí, Sois parte del Cielo.Y al Cielo regresaréis y en el Cielo seréis honrados por vuestra aceptación de Amor, al papel Divino que se os ha dado.

Sois parte del Cielo y eso os debe mantener alegres, contentos; aunque el Dolor NO se aparte de vuestra vida.

Vivid unidos a Mí vuestro Dios Jesucristo, vuestro Salvador; que os ha enseñado a tener una vida de Donación para la salvación de vuestros hermanos.

Pero para darle Gloria también a vuestro Dios, que os concedió el Don de la vida y que os concederá una Dignidad grande en el Reino de los Cielos, cuando volváis a él. Vivid pues alegres, Mis pequeños. Dejaos mover por Mi Santo Espíritu.

Sois pequeños, NO tenéis Sabiduría Divina. Pero cuando os dejáis mover por Mi Santo Espíritu, para que saque de vosotros vuestra mejor actuación para honrar al Padre…

Para agradecerLe por el Don de la Vida que os ha concedido, debéis saber que os toma para sacar el mejor provecho a vuestra existencia…

Y de esta manera os pueda premiar eternamente, en una forma inmensa, grandísima; que ni vosotros mismos os imagináis que pueda existir tal agradecimiento de alguien tan grande, hacia vosotros.  Vuestro Padre, vuestro Dios, Sabe agradecer lo que vosotros hacéis por Él y por vuestros hermanos.

 Sed dóciles a lo que os pida Mi Santo Espíritu, dejaos mover en Su Sabiduría Santa y Divina. Y aprended a callar. 

Sed como Mi Madre, la Siempre Virgen María, que todo lo guardaba en Su Corazón, para meditarlo con vuestro Dios.

Sed cuidadosos con vuestras palabras, sed cuidadosos con vuestros pensamientos. Se os ha dado el Don de la vida para llevar a cabo una Misión inmensa; porque inmensas son las almas. 

Y para ser premiados también en una forma grande, inmensa; al final de vuestro paso por la Tierra, por haber servido a vuestro Dios.

Callad y Ofreced, esto os va a dar la santidad Mis pequeños. Porque aquellos que repudian lo que les tocó vivir y hasta blasfeman a Nuestro Santo Nombre, por lo que se os pidió de donación y sufrimiento…

En lugar de llevarlos a una santidad altísima, echan a perder su vida y quizá, hasta su Futuro Eterno.

Entended sois pequeños, lo que sucede en vuestra existencia NO ES de casualidad. Lleva un por qué y una para qué…Dejaos mover por Nuestra Santísima Trinidad, dejaos mover, para que seáis Premiados al final de vuestra existencia.

Amad, amad intensamente Nuestro Amor, porque os pertenece. Amad aunque seáis repudiados, como ahora está dándose entre vosotros…

YA NO se Le ama al Amor, ya NO se Nos ama. AmadNos, amadNos, Mis pequeños y apartad de vuestro corazón toda Maldad.

El Cambio es Pronto, el Dolor pasará y el Gozo lo tendréis eternamente.

PREPARAOS  en el Amor, Mis pequeños, preparaos… Hijitos Míos, Yo Soy el Verbo Encarnado Soy la Palabra del Padre, Soy la Verdad Absoluta, Yo repito lo que Le escuché a Mi Padre Dios decir.

Mi Padre, vuestro Padre, Me pidió bajar a la Tierra a traeros la Verdad.

El Mundo estaba en Tinieblas, Satanás manipulaba todo, al grado de que el mismo hombreNO sabía qué seguir.

La Obscuridad se fue disipando con la Luz de Mi Verdad, de la Verdad de la Santísima Trinidad. De la Verdad que rige todo lo creado, visible e invisible.

De la Verdad que sólo trae Bondad, de la Verdad que debe regir a todos los pueblos de la Tierra, a todo lo creado, al Universo entero.Porque la Verdad viene de Nosotros, de Nuestra Santísima Trinidad.

Y vosotros os habéis desviado y habéis escogido la gran mayoría de vosotros, el vivir en el Error en el que vivíais antes de Mi llegada a la Tierra.

El hombre NO entiende, el hombre se desvía fácilmente. Prefiere seguir sus pasiones…

El hombre prefiere seguir a Satanás y a sus Mentiras.  Muchos de vosotros estáis ahora confundidos. Como confundido estaba el pueblo de Israel en el momento en que Yo llegué a la Tierra.

La Obscuridad, NO solamente es en el exterior, con el trato en que vosotros os dais los unos a los otros.

El hombre actúa según lo que lleva en su corazón… Y el hombre ha preferido llevar Obscuridad y Maldad en su corazón y lo veis en sus acciones.

Yo Soy la Verdad y la Vida…

Y la Vida Eterna. NO por el hecho de que viváis con la vida de vuestro cuerpo, estáis viviendo en el Bien… esa vida corporal NO os lleva a la perfección…

 La Perfección se logra viviendo en la Verdad que Yo os traje; en la Verdad que vino a disipar las Tinieblas del Mundo.

Yo continuamente estoy llamando a las almas, de una u otra forma. Busco que regreséis a la Verdad, a la Luz que Yo os traje; para que desde aquí en la Tierra, la transmitierais, la vivierais, la gozarais…

Para prepararos a una eternidad de Luz, de Amor, de Vida Divina.Vosotros NO fuisteis creados para vivir en el Error, para vivir en la Maldad. Fuisteis creados a Imagen y Semejanza Nuestra…

Y con esto, NO estoy hablando nada más de vuestro exterior. Estoy hablando de vuestra espiritualidad, de vuestra vida interior…

De vuestra alma que tiene que estar formada a Imagen y Semejanza de Mí Persona, de Mí vuestro Dios,

Por eso Mi Padre, Me pidió que viniera a estar entre los hombres, para que al verMe actuar, para que al escucharMe hablar de todas las Verdades del Cielo; Vosotros NO tuvierais pretexto de decir que NO Me conocéis, que NO sabéis qué dije.

Yo Soy, Soy la Verdad, Soy el Amor, Soy la Perfección y en Mi Santísima Trinidad, SoMos la Vida que vosotros debéis seguir y vivir.

NO podéis seguir así, viviendo en la Imperfección, viviendo en el Error, viviendo en el Pecado, viviendo en la Obscuridad.

Os heMos estado avisando de que la Humanidad y el Universo entero deben ser Purificados y todo es para vuestro bien, Mis pequeños, NO podéis llevar una vida de Error.

Las última palabras de un sentenciado a muerte, cuando fué ejecutado con la inyección letal…

Vosotros mismos, cuando lleváis una vida de error y de maldad, sois apartados de la sociedad. NO se cree en vosotros, en vuestra palabra, en vuestras acciones.

El hombre NO se acerca a aquél que produce Maldad, a aquél que causa errores que os llevan al dolor, a la muerte.

Al vivir en el error, os apartáis los unos de los otros y ahora estáis viviendo la Maldad en alto grado.

Pero lo peor de todo Mis pequeños, es que aun dándoos cuenta de ello, NO hacéis gran cosa para remediar lo que estáis viviendo.Se os ha enseñado a Orar, se os ha enseñado el valor del Sacrificio, de la Penitencia, del Ayuno.

Me he dado Yo por vosotros y Me podéis ofrecer al Padre continuamente, por vuestra salvación y para la salvación de los vuestros, pero NO lo hacéis. 

¡Desaprovecháis tanto! Desaprovecháis Gracias y Bendiciones, con las cuales podríais cambiar primeramente, a vuestra persona y luego ayudar a vuestros hermanos a alcanzar en Mi Misericordia, vuestra salvación…

Pero NO lo hacéis y vuestra terquedad, vuestro error, os está llevando a sufrir grandemente.Estáis viendo cómo se va acentuando el error en el Mundo, ¿Hasta cuándo os vais a arrodillar y a pedir perdón por vuestros pecados, por vuestros errores, por vuestra maldad?

Estáis tan alejados de la Gracia, estáis tan alejados de la vida espiritual. La cual os daría una paz total, tanto en la vida humana, como en vuestra vida espiritual.

Pero ya no os acercáis a Nosotros, a Nuestra Santísima Trinidad. Ya NO pedís ayuda al Cielo. Simplemente os estáis dejando morir espiritualmente y aun físicamente.

No buscáis el remedio a vuestros males, Yo Morí por vosotros y os dejé el remedio para vuestro bien, que es el estar Conmigo, que es el ofrecimiento de vuestra cruz diaria… Pero preferís solamente quejaros y NO poner el remedio para dejar de sufrir y alcanzar vuestra santificación; ésta la alcanzáis al vivir unidos a Mí, vuestro Dios.

Momentos muy difíciles se acercan y NO estáis preparados para sobrellevarlos, porque NO estáis buscando Mi Gracia, la Gracia, la Fortaleza, las Virtudes que os llevan a vivir con Nosotros, unidos a Nuestra Trinidad Divina.

Queréis enfrentar a vuestro Enemigo, Satanás, luchando con vuestras pobres fuerzas. Estáis cometiendo un grave error al querer luchar contra aquél que es mucho más poderoso que vosotros y que os quiere aplastar, como a cualquier insecto dañino.

Estáis viviendo graves errores en vuestra actuación humana, en lo espiritual, ¡Podríais lograr tanto! ¡Podríais vencerle fácilmente, con lo que se os ha enseñado!Pero solamente os quejáis y NO regresáis a Quien os Creó, a Quien os Salvó, a Quien os puede aconsejar a vivir en la Verdad y en la Santidad.

Soy la Verdad, Soy el Verbo Divino, si no os acercáis a lo que se os ha enseñado Mis pequeños, sucumbiréis fácilmente y vuestra alma se perderá eternamente.

Satanás quiere vuestra destrucción total de cuerpo y de alma, de todos los bienes que creaMos para que los disfrutarais.

No quiere vuestro bien en ninguna forma. Os engaña, os ha venido engañando por mucho tiempo y os ofrece el Mundo. Os ha venido ofreciendo vuestra destrucción espiritual y aún humana…Y vosotros habéis caído en su Mentira y no os queréis dar cuenta de ello. Creéis vivir en un bien, porque NO os faltaba de lo material…

Pero ya os está quitando todo aquello con lo cual os enamoró y os engañó para que le siguierais. Y ahora viene vuestra prueba.

¿Qué haréis? ¿Cómo actuaréis cuando os veáis sin aquello que tanto perseguisteis, que fueron las riquezas del Mundo, los bienes del Mundo, las delicias del Mundo?

¿Qué haréis cuando ya no contéis con ellas y vuestro cuerpo empiece a sufrir por NO tener, hasta de lo más elemental para vivir?Pero NO solamente eso Mis pequeños, así como os ha quitado y os va a seguir quitando lo que a vuestro cuerpo aprovecha, ¿No os dais cuenta, que ya os ha quitado la vida espiritual?

Ya no os acercáis a Nuestra Santísima Trinidad, porque os ha quitado esa riqueza, ese Alimento para vuestra alma.

 Entraréis en desesperación, pelearéis los unos con los otros al NO sentir apoyo espiritual, porque NO lo tenéis, porque NO lo habéis buscado, porque NO estáis fuertes, espiritualmente hablando.

Contáis, solamente, con vuestras pobres fuerzas humanas. Vuestras capacidades espirituales, que dormidas están, NO os ayudarán en nada para poder sobrellevar y aun pasar ésta Prueba, que todos tendréis.Aquellos que escogieron vivir en la Verdad, serán tomados bajo Nuestra Protección, Nuestra Gracia os protegerá y os cuidará.

Mientras, aquellos que viven en la Obscuridad, tratarán de destruirse los unos a los otros.

La Luz que emanará de vosotros, porque Me lleváis en vosotros, os conducirá a lugares seguros; para que NO os mortifiquen aquellos que se dejaron llevar por el error de Satanás.

Mucha Tribulación habrá en el Mundo y aun en el Universo entero. Manteneos unidos a Mí, vuestro Dios, en Nuestra Santísima Trinidad.  Y dejad que la Luz de la Verdad, que Mis Palabras de Sabiduría y alimento, os den la Paz. La Paz absoluta de saber que estáis viviendo en la Verdad y en la seguridad que os heMos prometido.

Orad, orad por el bien de vuestros hermanos y orad por vuestro propio bien, para que NO caigáis en la Tentación, porque fuerte será.

Satanás os quiere destruir en cuerpo y alma, os repito. Manteos unidos a la Luz Divina, a la Verdad Absoluta que emana de Nosotros.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/

F106 EL CREDO 19 (2)


LA RESURRECCIÓN DE LA CARNE

Hijitos Míos, un Abrazo Divino se viene para toda la Humanidad.

Ciertamente para aquellos que han estado Conmigo y han prevalecido a pesar de los ataques que han tenido de vuestros hermanos, en estos tiempos que han perdido la Fe y el amor a Mí.

Vosotros tendréis un Regalo en lo profundo de vuestro corazón y lo gozaréis Mis pequeños, porque Yo así consiento a los Míos.

Pero, ¡AY!, de aquellos que NO Me han buscado y hasta Me han atacado; porque para ellos SÍ será Tremendo éste momento. Conocerán la Verdad que han desperdiciado y hasta atacado, verán su error.

Muchos llorarán su Error y su Maldad… 

Y esto les favorecerá para su arrepentimiento y para su bien espiritual.

Pero aquellos que aún a pesar de lo que Yo voy a Permitir… Del Aviso que tendrá la Humanidad entera…

 Al NO retractarse, al NO pedir perdón y el mantenerse en sus errores, solamente les estará llevando con más seguridad hacia una Muerte Eterna.

Mis pequeños, éste Regalo de Mi Corazón, será un regalo bellísimo. Un abrazo caluroso, una Luz que iluminará vuestras conciencias.

Conciencias que se han perdido ya en la negrura a donde Satanás os ha llevado. Estáis sufriendo los ATAQUES de Satanás desatados ya desde hace mucho tiempo hasta estos momentos.

Muchos han preferido seguir a Satanás y los caminos a donde los ha llevado. Habéis perdido la pureza en vuestro corazón, habéis perdido el amor a vuestro hermano. Ya NO os ayudáis fácilmente los unos a los otros, os tenéis miedo mutuamente.

Ya NO creéis en vuestro hermano y hasta os sentís atacados por ellos y ciertamente en muchos casos, así es.

Se está dividiendo el Trigo y la Cizaña, pero hay mucha mentira en vuestra mente y en vuestro corazón. Vosotros mismos os mentís a vosotros mismos aceptando Maldad en vuestro ser, en vuestros actos y pensamientos…

Porque Satanás os ha manchado a través de los medios de comunicación… Y vosotros habéis aceptado nuevos modos de vida, que fueron prohibidos desde el Principio y que por eso os di los Diez Mandamientos.

Yo os di una norma de vida y NO la habéis aceptado NI respetado. Os habéis ido por caminos fáciles, pero pecaminosos. NO habéis luchado contra vosotros mismos porque ciertamente, vosotros sois vuestro peor enemigo ya que le hacéis caso a vuestro ser, a vuestras bajezas, a vuestra humanidad pecadora.

Y NO la detenéis, NO buscáis vivir en las Virtudes y en los Mandamientos que se os han dado.

PedidMe humildad, sencillez ya desde ahora, para que cuando llegue el momento de la Gran Iluminación, de este Abrazo Divino; vosotros podáis en cierta forma, gozar lo que Yo os dé y que ciertamente lo podréis catalogar como un Regaño Divino, un Regaño Paterno, un Regaño amistoso.Para que con humildad así lo aceptéis y retoméis el buen camino, como cualquier hijo Mío lo debe hacer

Toda la Humanidad está llamada a la reconciliación con su Dios, aún aquellos que NO Me Conocen, pero Me Conocerán.

Todos estáis llamados a la Salvación Eterna y por eso os doy la Oportunidad de conocerMe, de conocer vuestros errores, vuestros defectos, vuestras caídas… Y de esta forma os mantengáis en humildad y NO en la soberbia en la que vivís.

Por eso, aunque sea fuerte este Abrazo Divino que Yo os daré, LLORAD vuestros pecados. Porque es una Gracia especial que Yo le concedo a Mis hijos, a Mis verdaderos hijos. Llorar por sus pecados porque para hacerlo, implica aceptación del error, implica humildad e implica también un deseo de volver hacia el Bien.Por eso pedidMe Mis pequeños, la Humildad que os va a llevar a momentos espirituales muy bellos que NO os podrían llegar si os seguís manteniendo en soberbia.

DadMe las gracias Mis pequeños, por esta Oportunidad que Yo os doy, de recuperar vuestro lugar que tenéis en el Reino de los Cielos.

Os he concedido el libre albedrío y habéis obrado en el Mal. Ahora sabiamente, tomad vuestro libre albedrío para regresar al Bien al que estáis llamados.

Porque hijitos Míos, estos son tiempos de una Resurrección de almas. Muchas almas están muertas en estos momentos porque están muy alejadas de Mí y están viviendo con faltas graves. NO LES INTERESA NADA de lo que viene de Mí y si pueden, hasta lo atacan.

Sí, se os ha hablado de una Resurrección de Muertos.

Y ¿Qué más muerte que vivir en pecado mortal y NO tenerMe a Mí en su corazón?

Es Tiempo de que TODOS vosotros como hermanos, pidáis los unos por los otros y especialmente vosotros, los que estáis Conmigo.

Los que oráis de corazón, los que os mantenéis todavía unidos a Mí; que recéis por aquellos hermanos vuestros que están destrozados espiritualmente.

Sí Mis pequeños, HAY TANTOS, tantos hermanos vuestros alrededor del Mundo, que están destrozados espiritualmente porque no se han mantenido en Mí.

Por los mismos pueblos donde viven, por Culpa de Satanás, se han vuelto hacia el Mal.

Satanás ha hecho su obra destructiva, mala; pero vosotros NO habéis hecho gran cosa por contrarrestarla, aún sabiendo que existen Mis Mandamientos.

Sodoma y Gomorra vivían ciertamente en el Mal, pero NO tenían las bases espirituales que vosotros tenéis. Ellos NO habían conocido la Predicación de Mi Hijo. Ellos NO habían conocido la predilección que Yo tengo para con vosotros, por eso vuestro pecado es peor.

Y así seréis Juzgados. Porque al que mucho se le da, también mucho se le pide… Y esta generación ha tenido MUCHO, mucho de Mí vuestro Dios y lo habéis rechazado.

La Maldad está por todas partes y NO hacéis mucho para contrarrestarla.  Los que estáis Conmigo sois como pequeños islotes en un océano inmenso…

Así es la proporción del Mal con el Bien. La Maldad trata de cubrir ésos islotes que sois vosotros, los que todavía oráis, los que todavía respetáis Mis Mandamientos. Los que todavía tratáis en cierta manera, de manteneros como hermanos, porque tenéis y buscáis un mismo fin, que es el de agradarMe y del estar Conmigo, vuestro Dios.

Y ciertamente por vuestra Intercesión Mis pequeños, que sois Mi Pequeño Pueblo; muchos se salvarán aún a pesar de que sean demasiados los que están en posibilidad de una Muerte Eterna.

Os he pedido tanto que Oréis por toda la Humanidad, porque estos son tiempos de Oración…Pero NO oréis solos, Orad unidos a Mi Hijo. (En el Getsemaní) Orad unidos a Mi Hija, la Siempre Virgen María. Orad junto con la Comunión de los Santos, Orad desde lo más profundo de vuestro corazón. (INVITANDO AL CIELO Y AL PURGATORIO, PARA QUE NUESTRA ORACIÓN SEA ABSOLUTAMENTE PODEROSA)

Os pido que NO toméis todo esto a la ligera, porque cuando se venga el Tiempo de Mi Justicia y del Ataque del Mal, os acordaréis de Mis Palabras….

Pero ya habréis desperdiciado mucho Tiempo…

Que si hubierais utilizado ése tiempo en Oración, ése Mal que se os vendrá, puede menguar. De vosotros depende vuestra Prueba y la Intensidad de los Castigos que ciertamente os merecéis…

 Pero QUE SE PUEDEN ALIVIAR CON VUESTRA RESPUESTA, como en Nínive.  Tenéis tantos ejemplos en las Sagradas Escrituras para que vosotros os dejéis guiar por el camino correcto y NO SUFRÁIS. 

Id a buscarMe en las Sagradas Escrituras. Conoced el comportamiento pasado de los hombres con su Dios y el comportamiento humano con la presencia de Mi Hijo y Sus Enseñanzas.

 Yo Soy vuestro Dios del Presente, del Pasado y del Futuro. Mi Hijo vino a Enseñaros lo que Yo Soy. Entended Mis pequeños YA DE UNA VEZ  esto, para que vuestro Dolor NO SEA TAN GRANDE:

  Yo Soy un Dios de Bondad y NO quiero veros sufrir, pero de vosotros depende…

(Si seguimos INVOCANDO LA JUSTICIA DIVINA CON NUESTROS PECADOS… ¡¡¡Dios nos agarre confesados!!!)

Mis pequeños, Arrepentíos. Voltead hacia Mí pidiendo Misericordia y con eso tendré Mis pequeños, para poder Rescataros de las Garras de Satanás.

Hijitos Míos, los que habéis estado Conmigo; Os alegraréis cuando veáis cómo la Serpiente Antigua será Vencida. Os alegrareis, porque siempre tuvisteis en vuestra mente, en vuestro corazón, la Verdad. La Verdad que se os enseñó y que la tomasteis como propia.

Satanás todavía QUIERE DESTRUIR LO QUE MÁS PUEDA, ANTES DE SER VENCIDO.

Esta Serpiente Antigua os ha traído mucha destrucción espiritual, os ha separado de Mi Bien. Os ha llenado de su Mal y os habéis perdido eternamente, muchos de vosotros.

Os he dado muchas oportunidades Mis pequeños, para que retomarais el buen camino y muchos de vosotros lo tomasteis.

Mis pequeños, cuando sois sencillos y buscáis la Verdad, Yo Me congratulo con las almas y las Ayudo. NO seáis necios, porque en la Necedad en donde hay tanta Soberbia, NO aceptáis consejo alguno y fácilmente os perdéis.

Mi Vida está con aquellos que Me buscan, Yo NO Me aparto de aquellos que confiados están en Mí. Y aunque las almas que NO Me buscan, que NO quieren estar Conmigo Me sacan de su alma…

Yo NO Me aparto tampoco de ellas. Las busco, Insisto, las Protejo aún en su Maldad y Espero…  

Espero de Corazón su Cambio….

Hay Bondad todavía en vuestro corazón. Todavía hay una Luz que puede alumbrar vuestra mente y vuestro corazón, aunque sea muy pequeñita.

Al momento en que os acercáis a Mí, pidiendo Mi ayuda; en ése momento vuestra Luz pequeñita inflama todo vuestro ser… Por eso las almas tendrán ésos momentos, para que vuestra Luz pequeñita os ayude en vuestra salvación.

Ciertamente con lo que Yo Permitiré, con los Desastres que veréis a vuestro alrededor… Con todo aquello que vosotros mismos habéis Llamado por vuestra Maldad y que os Atacará…

TENDRÉIS la Oportunidad de volver a Mí. Aún el más Malo, Perverso y Olvidado de Mis Leyes y de Mi Amor, Tendrá su Oportunidad.

Porque algunos de los Acontecimientos que veréis, Serán muy Fuertes para las capacidades humanas…

Y el que ha permitido que el Mal entre en su corazón, hasta en ése momento se arrodillará y pedirá Misericordia.

Conozco al ser humano, Conozco sus debilidades, Conozco su impotencia, Conozco sus realidades. Y TODO ESTO LO APROVECHARÉ Mis pequeños, para buscar vuestro Arrepentimiento y volváis a Mí.

NO IMPORTA que sea en el último segundo de vuestra vida, pero Yo os quiero Salvar.NO Me impidáis Mis pequeños, éste Gesto de Misericordia que vuestro Dios os quiere Otorgar… Para que gocéis Eternamente de Mis Bienes que son vuestros también, porque sois Mis hijos.

DejadMe Mis pequeños, los que sois duros de corazón, los que habéis manchado Mi Nombre entre vuestros hermanos, los que os habéis apartado de los Bienes que Yo os di para que aprendierais y crecierais espiritualmente; porque Yo os quiero dar la oportunidad de vuestra Redención.

Por lo que Mi Hijo se dio por todos vosotros, os quiero de regreso. DadMe ésa alegría, Mis pequeños. Arrepentíos, voltead hacia Mí pidiendo Misericordia y con eso tendré Mis pequeños, para poder rescataros de las Garras de Satanás.

Él querrá que muchos de vosotros y si pudiera la Humanidad entera, llevarla a la Destrucción entera, al Castigo eterno, al Dolor Eterno.

Yo Soy vuestro Padre y YO NO QUIERO que vosotros tengáis un futuro así. Fuisteis creados por Mi Amor y NO os merecéis eso. Por eso os pido aunque sea muy pequeño vuestro arrepentimiento del último momento… 

Y con eso os rescataré y os regresaré al Reino de los Cielos. Pero dadMe la oportunidad. Dejad vuestra soberbia a un lado, dejad vuestra necedad que en NADA os va a ayudar.

Hijitos Míos, estos son los momentos de la Hermandad espiritual, en donde TODOS vosotros debéis ver por el bien de vuestros hermanos. NO estáis en la Tierra para juzgar… ESTÁIS EN LA TIERRA, PARA SERVIRME.

Yo Soy vuestro Dios y os he Permitido tener el Don de la Vida para servirMe en la Tierra… Y vosotros, al servirMe y ser otros Cristos, debéis actuar en amor hacia vuestros hermanos. Mi Hijo aceptó Mi Voluntad y a pesar de Ser Dios en Mi Santísima Trinidad, Él aceptó lo que Yo Le pedí y vosotros NO Sois más que Mi Hijo.

Os repito, NO estáis para juzgar la forma de ser de vuestros hermanos. Simplemente si veis que vuestros hermanos están actuando en el  Mal, ORAD POR ELLOS Y HACED TODO LO POSIBLE PARA SU SALVACIÓN…

Al hacer esto Mis pequeños, estaréis también ganando vuestra propia salvación; porque cuando se actúa en el Amor, el Amor regresa también a vosotros.

NO juzguéis y NO seréis juzgados, se os ha dicho en las Escrituras. Pero sobre todo como os digo, este es Tiempo de Hermandad, este es tiempo de Amor… Este es Tiempo que preparéis a la Humanidad para que os hermanéis con vuestros hermanos que ya pasaron al Reino de los Cielos… Y a los que están Purificándose. Sois Familia y os debéis cuidar los unos a los otros.

Cuando Mi Hijo os ha dicho “Amaos los unos a los otros”, NO era solamente para las almas de la Tierra. TODOS, todos vosotros en la Comunión de los Santos, como verdaderos hermanos os debéis ayudar y esto es por el Amor que se os ha enseñado.

Mucho amor debe haber en vuestro corazón, MUCHO AMOR ha sido plantado por los Méritos de Mi Hijo, pero vosotros NO dejáis que éste Florezca.

Poned un “hasta aquí” a vuestra Soberbia a vuestra Maldad y sobre todo, al juicio hacia vuestros hermanos. NO es vuestra posición os repito. ORAD, orad de corazón y ésas oraciones hechas de corazón, también son las que llegan a Mí y salvan muchas almas.Muchos de vuestros hermanos necesitan de vuestra Oración. Es más, vosotros mismos necesitáis de la Oración de vuestros hermanos… Y si vosotros NO dais, ¿Cómo esperáis recibir?

NO desperdiciéis Mis pequeños, más… Vuestro tiempo aquí en la Tierra.

Haced todo lo posible aunque sea ya poco el Tiempo, para que podáis ganar el Reino de los Cielos y regresar al lugar de donde salisteis: que es Mi Corazón Sacratísimo y Divino.

Os amo, Mis pequeños y Quiero que estéis Conmigo eternamente. Os amo, Mis pequeños Príncipes… Y os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesús y en el del Espíritu Creador y Consolador.

 La Tremenda SEÑAL, plasmada en una sencilla tilma de fibra de maguey… Que tiene medio milenio de existencia y  que FULGURA EN LA BASÍLICA DEL TEPEYAC,..

Yo os Bendigo en Mi Santísimo Nombre. En el de Mi Hijo Jesucristo, Salvador de todo el Género Humano y en el de Mi Santo Espíritu de Amor. Recibid todo el Amor Maternal y cuidados de mi Hija, la Siempre Virgen María

Habla La Santísima Virgen María
Hijitos Míos Soy vuestra Madre, la Madre del todo el Género Humano y por ser la Madre de todo el Género Humano, vengo a unir el Rebaño de Mi Hijo que está disperso…

Y NO será solamente para aquellos que han seguido Sus Palabras, sino también para aquellos que VIVEN el Amor dentro de su corazón… Y que brota en actos hacia sus hermanos.

Fuisteis creados por amor todos vosotros. Nuestro Padre Creó todo por Amor. Bajasteis a la Tierra a servir al Amor Divino y Rescatar las almas perdidas que están en la Obscuridad de Satanás, a través del Amor, para regresar al Reino del Amor.En las Escrituras leéis que muchos que NO están siguiendo a Nuestro Dios correctamente: como las prostitutas, ladrones, gente que a vuestros ojos la veis malaSE os van a adelantar, porque ellos han permitido que VIVA  el Amor Verdadero de Nuestro Dios en su corazón…

Y muchos de los que CREEN, que viven realmente el Amor… NO rezan NI oran, NI viven las Verdades Enseñadas de corazón. Llevan una Vida Falsa, una vida que NO es de ejemplo; una vida errónea y que afecta a otras almas para su Perdición Eterna.

Hay mucho Mal en el mundo, Mis pequeños. Pero todavía hay amor en los corazones y por el Amor seréis juzgados… Porque Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad, os conoce a cada uno perfectamente en vuestro interior, en vuestros actos y pensamientos.

NO os podéis esconder a la Sabiduría Divina, a Su Omnipotencia… Y si queréis aparentar algo ante los ojos humanos y estáis ocultando vuestra realidad mala ante ellos; ante vuestro Dios que todo lo Sabe, NO OS PODRÉIS ESCONDER…

Esto lo sabéis Mis pequeños, los que habéis vivido desde pequeños en un Hogar en donde se os han dado las Enseñanzas de Nuestro Dios…

Y por eso Os Invito Mis pequeños, a que Enmendéis el Camino.

Enmendéis vuestros Actos y Pensamientos… 

Y Actuéis verdaderamente con lo que estáis mostrando en vuestro exterior; para que sea también realmente,  Vuestro interior.

Para que seáis hijos de Dios de una sola pieza y NO una presencia falsa ante los demás...   Cuando vuestro Dios OS CONOCE perfectamente y Conoce vuestra Falsedad Íntima. Venid a Mí, Mis pequeños. DejadMe a Mí vuestra Madre, que os Instruya… Que os acompañe en todo momento que os guíe, para que os podáis renovar nuevamente, de vuestra vida de Maldad, de pecado... Pero sobre todo de HIPOCRESÍA. 

Al Reino de los Cielos entran solamente las almas que viven en la Verdad, que NO tienen revés, que NO actúan en la Mentira. LA HIPOCRESÍA ES UN ENGAÑO TREMENDO… 

Porque Es un Engaño Grandísimo,

Nuestro Dios os Perdona y os Ayuda nuevamente a que retoméis el buen Camino. NO desperdiciéis quizá vuestra última Oportunidad, de retomar el Camino que os salvará eternamente.

Estáis viviendo Momentos Culminantes en la Historia de la Humanidad.

NO DESPERDICIÉIS… El Tiempo que os quede y Regresad al Bien, Mis pequeños…

Todavía lo podéis lograr. NO IMPORTA que hayáis pasado una vida entera en el Mal. El Bien llega tan pronto lo pedís, porque así es Nuestro Dios con vuestro arrepentimiento. Nuestro Dios Olvida y os da la oportunidad de recomenzar una Nueva Vida.

Aprovechad Su Misericordia, Su Bondad Infinita para vuestra salvación, Mis pequeños.

Llorad vuestros pecados, pedid Misericordia, pero comportaos como verdaderos hijos de Dios, CAMBIANDO vuestra vida pasada en el ejemplo, que debéis dar como Cristos de estos Tiempos.

Que la Paz de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad, quede en cada uno de vosotros.

Yo os Bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre: María, la Sierva del Señor.

http://diospadresemanifiesta.com/

F105 EL CREDO 19 (1)


ESPERO LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS

Con la muerte se experimenta una separación real de cuerpo y alma. El cuerpo continúa un proceso de corrupción, mientras que nuestra alma va al encuentro de Dios.

Cada Domingo en Misa decimos en el Credo: “Creo en la resurrección de los muertos…”. ¿Qué significa esto?
Cuando muere un familiar o un amigo, solemos estar tristes por su muerte. La muerte nos hace pensar en lo desconocido y muchas veces nos preguntamos si nuestro ser querido estará ya en el Cielo con Dios. Si tendrá que esperar para resucitar, qué pasará con su cuerpo y con su alma, etc.
Hoy en día, estamos acostumbrados a darle una respuesta a todo.

Sin embargo NO podemos dar respuesta a muchas interrogantes sobre la muerte y la vida después de la muerte; porque son respuestas que solamente nos las puede contestar la FE. Y cuando las respuestas de Fe son las que menos nos interesan, esta realidad suele incomodarnos y angustiarnos.
De acuerdo con el Catecismo de la Iglesia Católica, los hombres mueren y “los que hayan hecho el Bien resucitarán para la Vida. Y los que hayan hecho el Mal, para la Condenación.”
Dios nos dio una vida temporal en la tierra para ganarnos la vida sobrenatural.

Con la muerte termina nuestra vida en la tierra. (Juan 5, 29, cf. Dn. 12,2). Cristo resucitó con su Propio Cuerpo, pero NO volvió a una vida terrenal. Su cuerpo ES ya un cuerpo Glorioso, un cuerpo Incorruptible, un cuerpo que ya NO está sujeto al Tiempo y al espacio.

Por esto puede aparecer y desaparecer en los lugares; pero a la vez, sigue siendo un cuerpo humano que puede beber y comer.

María NO murió.

“Sólo quedó adormecida” Mientras los ángeles se llevaron su cuerpo, junto con su alma y su espíritu al Cielo, donde la Esperaba su Hijo Resucitado como Ella…

Completa en su ser Tripartito… 

Ellos Dos: Jesús y María, son el ejemplo de lo que nos espera a nosotros los mortales, de acuerdo a cómo aprovechemos el Don de la Vida concedido por Dios Nuestro Señor, al final en nuestro juicio personal…

Dios nos ama a nosotros como seres humanos en cuerpo y en alma. Al Resucitar a la Vida, vamos a tener un gran gozo en cuerpo y en alma.

En Cristo, “todos resucitarán con su propio cuerpo, que tienen ahora” (Concilio de Letrán IV: DS 801) Pero este cuerpo será “Transfigurado en cuerpo de gloria” (Filipenses 3, 21).
Con la Muerte se experimenta una separación real de cuerpo y alma.

El cuerpo del hombre continúa un proceso de corrupción –como cualquier materia viva– mientras que su alma va al encuentro de Dios.

Esta alma estará esperando reunirse con su cuerpo glorificado. Con la Resurrección, nuestros cuerpos quedarán incorruptibles y volverán a unirse con nuestras almas.
Nos podemos preguntar:

¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Cuándo resucitarán?

El “cómo” NO lo podemos entender con la razón, solamente con la Fe. Nos puede ayudar a acercarnos a este gran Misterio, nuestra participación en la Eucaristía que nos da ya, un anticipo de la Transfiguración de nuestro cuerpo por Cristo.

El pan que viene de la tierra, después de haber recibido la invocación de Dios, YA NO ES PAN, sino Eucaristía.
El “Cuándo” será en “el Fin del mundo” (LG 48). El último día, el Fin del Mundo los hombres NO sabemos cuándo va a ser, sólo Dios lo sabe.
Por eso estamos inundados de profecías… Pero NO son más que especulaciones de los hombres, pues Cristo nos dijo claramente que nadie puede saber el día ni la hora en que “la Resurrección de la carne” sucederá. NI siquiera Él mismo, sino sólo el Padre.

NO debemos preocuparnos tanto de conocer la fecha, sino que lo importante es trabajar en nuestra santidad para estar siempre preparados… 

Y así poder alcanzar la gloria de Dios al morir.

¿Qué es la Parusía?

La Parusía de Cristo es la palabra con la que se designa la Segunda Venida de Cristo a la Tierra. Y la Resurrección de los Muertos está íntimamente asociada a ésta.

Pero mientras tanto ¿Podemos gozar de la gloria, de la vida celestial de Cristo resucitado?
Gracias al Bautismo, quedamos unidos a Cristo y podemos participar en la vida celestial de Cristo resucitado.

Gracias al Espíritu Santo, la vida cristiana en la Tierra es desde ahora, una participación en la muerte y en la Resurrección de Cristo. 

Porque en vida, podemos Resucitar de la Segunda Muerte que es la Resurrección Espiritual que nos concede la Conversión, a nuestra alma y a nuestro espíritu.

Y SÓLO CUANDO ESTAMOS “VIVOS” ESPIRITUALMENTE,

PODEMOS COMPRENDER

LAS VERDADES DIVINAS ANUNCIADAS POR JESÚS.

Dios Nos alimenta con su Cuerpo en el Sacramento de la Eucaristía.

La Eucaristía es el Alimento del alma que llena nuestra vida de Gracia.
Al terminar la VIDA DEL CUERPO en la tierra, viene la Muerte; que es en realidad, sólo un pequeño tránsito.

Con la muerte física se acaba nuestro Peregrinar en la Tierra. Se acaba el tiempo de Gracia y de Misericordia que Dios nos ofrece para vivir nuestra vida de acuerdo a lo que Jesucristo vino a enseñarnos; para poder ganarnos el Premio de la Vida Eterna y la Gloria.
La Iglesia nos anima a prepararnos para nuestra muerte.

San Francisco de Asís decía que era mejor HUIR de los pecados que de la Muerte.
¿Por qué existe la Muerte?
La Muerte fue contraria a los designios de Dios. Dios nos había destinado a NO morir. Sin embargo, la Muerte entró en el Mundo como consecuencia del Pecado Original.

La Muerte fue transformada por Cristo.

Jesús quiso morir por amor a nosotros en la Cruz, para darnos a nosotros la Verdadera Vida. 

Cumplió libremente con la Voluntad del Padre. Su Obediencia transformó la muerte en una Bendición.
El sentido de la muerte cristiana lo podemos expresar con estas frases:

“Para mí, la vida es Cristo y morir, una ganancia”. ( Filip. 1,21)
“Dejadme recibir la luz pura, cuando yo llegue allí, seré un hombre”. (San Ignacio de Antioquía)
Yo no muero, entro en la vida” (Santa Teresita del Niño Jesús).
“Deseo partir y estar con Cristo” (San Pablo)En la muerte, Dios llama al hombre hacia Sí.

El hombre puede transformar su propia muerte en el momento anhelado de Unión y Amor hacia el Padre.
Algunas personas podrán decir que la doctrina católica NO se opone a la reencarnación. Afirmarán que la reencarnación puede ser un fenómeno espiritual muy lógico.
Pero debemos CREERLE A JESÚS, que los hombres viven una sola vez. 

Mueren una sola vez y son juzgados para ir a la Vida Eterna (de Felicidad, si fueron justos. Y de infelicidad, si NO cumplieron lo que debían hacer).

Al Final de los Tiempos resucitarán los muertos (Catecismo de la Iglesia Católica, nn. 1022 y 1038).
¡NO HAY REENCARNACIÓN DESPUÉS DE LA MUERTE!

Cada uno de nosotros somos uno, único e irrepetible.

¿Qué es la Primera Resurrección?

Daniel 12:2 Resume muy diferentes los dos destinos que enfrenta la humanidad:

“Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna y otros para vergüenza y confusión perpetua.” Todos Resucitarán de entre los muertos. Pero NO todos compartirán el mismo Destino.

El Nuevo Testamento revela el detalle adicional de resurrecciones separadas para los justos y los injustos.
Apocalipsis 20:4-6 menciona una “Primera Resurrección e identifica a los involucrados como “dichosos y santos ”

La Muerte Segunda (el Lago de Fuego, Apocalipsis 20:14) NO tiene poder sobre estas personas.  

La Primera Resurrección…

Entonces ES la Resurrección de todos los creyentes.

Se corresponde con la enseñanza de Jesús de la “Resurrección de los justos” (Lucas 14:14) y la “Resurrección de vida” (Juan 5:29).
La Primera Resurrección se lleva a cabo en varias etapas.

Jesucristo mismo (Las “Primicias”, 1 Corintios 15:20), preparó el Camino para la Resurrección de todos aquellos que creen en Él.  Hubo una Resurrección de los santos de Jerusalén (Mateo 27:52-53) que debe ser incluida en nuestra consideración de la Primera Resurrección.

Todavía se llevarán a cabo la Resurrección de “los Muertos en Cristo” en la Venida del Señor (1 Tesalonicenses 4:16)

Y la Resurrección de los mártires al Final de la Tribulación (Apocalipsis 20:4).
Apocalipsis 20:12-13

Identifica a aquellos que comprenden la Segunda Resurrección como los malvados juzgados por Dios en el Juicio del Gran Trono Blanco, antes de ser arrojados al Lago de Fuego.

La Segunda Resurrección…Entonces, ES la Resurrección de todos los Incrédulos. La Segunda Resurrección está conectada a la Muerte segunda. Se corresponde con la enseñanza de Jesús de la “Resurrección de condenación” (Juan 5:29).
El evento que divide la Primera y la Segunda resurrección parece ser el Reino Milenial.

Los últimos de los justos son resucitados para reinar “con Cristo mil años” (Apocalipsis 20:4), pero “los otros muertos [es decir, los malvados] NO volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años.” (Apocalipsis 20:5).
¡Qué gran regocijo caracterizará la Primera Resurrección!

¡Qué gran Angustia la Segunda! ¡Qué responsabilidad tenemos de compartir el Evangelio! “A otros salvad, arrebatándolos del fuego” (Judas 23).

¿Qué es la Segunda Resurrección?

CREDO APOSTÓLICO

EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

“CREO EN LA RESURRECCIÓN DE LA CARNE”

El Credo cristiano —Profesión de nuestra Fe en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Y en su Acción creadora, Salvadora y SantificadoraCulmina en la proclamación de la Resurrección de los muertos al Fin de los Tiempos. Y en la Vida Eterna.

Creemos firmemente y así lo esperamos, que del mismo modo que Cristo ha Resucitado verdaderamente de entre los muertos…

Y que VIVE para siempre, igualmente los justos después de su muerte vivirán para siempre con Cristo resucitado…

Y que Él los resucitará en el último día (cf. Jn 6, 39-40). Como la suya, nuestra Resurrección será obra de la Santísima Trinidad:

«Si el Espíritu de Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos dará también la vida a vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que habita en vosotros (Rm 8, 11; cf. 1 Ts 4, 14; 1 Co 6, 14; 2 Co 4, 14; Flp 3, 10-11).

El término “Carne” designa al hombre en su condición de debilidad y de mortalidad.  (cf. Gn 6, 3; Sal 56, 5; Is 40, 6). La “Resurrección de la Carne” significa que Después de la Muerte, NO habrá solamente vida del alma inmortal…

 Sino que también nuestros “cuerpos mortales” (Rm 8, 11) Volverán a tener vida.

Creer en la Resurrección de los Muertos ha sido desde sus comienzos un elemento ESENCIAL de la FE cristiana. “La resurrección de los muertos es esperanza de los cristianos; somos cristianos por creer en ella” (Tertuliano, De resurrectione mortuorum 1, 1):

«¿Cómo andan diciendo algunos entre vosotros que NO HAY resurrección de muertos?

Si NO hay Resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. Y SI NO Resucitó Cristo, VANA es nuestra Predicación, vana también vuestra FE 

¡Pero NO! Cristo Resucitó de entre los Muertos, como Primicia de los que durmieron» (1 Co 15, 12-14. )

La Resurrección de Cristo y la Nuestra

Revelación progresiva de la Resurrección… La Resurrección de los Muertos fue revelada progresivamente por Dios a su Pueblo.

La Esperanza en la Resurrección corporal de los muertos se impuso como una consecuencia intrínseca de la FE en un Dios creador del hombre todo entero: alma, ESPÍRITU y cuerpo.

El creador del Cielo y de la Tierra es también Aquél que mantiene fielmente su Alianza con Abraham y su descendencia. En esta doble perspectiva comienza a expresarse la FE en la Resurrección.

En sus Pruebas, los mártires Macabeos confiesan:

«El Rey del mundo, a nosotros que morimos por sus Leyes, nos resucitará a una Vida Eterna» (2 M 7, 9).  

Cuando tenemos una Fe firme sabemos que «Es preferible morir a manos de los hombres con la esperanza que Dios otorga de ser {resucitados de nuevo por él» (2 M 7, 14; cf. 2 M 7, 29; Dn 12, 1-13).

Los fariseos (cf. Hch 23, 6) y muchos contemporáneos del Señor (cf. Jn 11, 24) esperaban la resurrección.

Jesús la enseña firmemente. A los saduceos que la niegan responde: “Vosotros NO conocéis ni las Escrituras ni el poder de Dios, vosotros estáis en el error” (Mc 12, 24). La fe en la resurrección descansa en la fe en Dios que “no es un Dios de muertos sino de vivos” (Mc 12, 27).

Pero hay más: Jesús liga la Fe en la resurrección a la Fe en su propia persona: “Yo soy la Resurrección y la Vida” (Jn 11, 25). Es el mismo Jesús el que resucitará en el último día a quienes hayan creído en Él (cf. Jn 5, 24-25; 6, 40) y hayan comido su cuerpo y bebido su sangre (cf. Jn 6, 54).

En su vida pública Ofrece ya un Signo y una prenda de la resurrección devolviendo la vida a algunos muertos (cf. Mc 5, 21-42; Lc 7, 11-17; Jn 11), Anunciando así su propia Resurrección que NO obstante, será de otro orden.

De este acontecimiento único, Él habla como del “Signo de Jonás” (Mt 12, 39), del Signo del Templo (cf. Jn 2, 19-22)

ANUNCIA SU RESURRECCIÓN AL TERCER DÍA después de su muerte (cf. Mc 10, 34).  

Ser testigo de Cristo es ser “testigo de su Resurrección” (Hch 1, 22; cf. 4, 33), “haber comido y bebido con él después de su Resurrección de entre los muertos” (Hch 10, 41).

La esperanza cristiana en la Resurrección está totalmente marcada por los encuentros con Cristo Resucitado. Nosotros resucitaremos como Él, con Él, por Él.

Desde el principio, la Fe cristiana en la resurrección ha encontrado incomprensiones y oposiciones (cf. Hch 17, 32; 1 Co 15, 12-13). “En ningún punto la Fe cristiana encuentra más contradicción que en la Resurrección de la Carne” (San Agustín, Enarratio in Psalmum 88, 2, 5).

Se acepta muy comúnmente que después de la muerte, la vida de la persona humana continúa de una forma espiritual. Pero ¿Cómo creer que este cuerpo tan manifiestamente mortal pueda resucitar a la Vida Eterna?

Cómo resucitan los muertos

¿Qué es resucitar? En la muerte separación del alma y el cuerpo, el cuerpo del hombre cae en la corrupción, mientras que su alma va al encuentro con Dios, en espera de reunirse con su cuerpo glorificado.

Dios en su omnipotencia dará definitivamente a nuestros cuerpos la vida incorruptible uniéndolos a nuestras almas, por la virtud de la Resurrección de Jesús.

¿Quién resucitará? Todos los hombres que han muerto: “los que hayan hecho el Bien resucitarán para la Vida. Y los que hayan hecho el Mal, para la Condenación” (Jn 5, 29; cf. Dn12, 2).

Los cuerpos espirituales son inmortales. Y se UNIRÁN a un cuerpo que fue mortal y murió; pero que resucitará con la vida inmortal a un Destino de Gloria o de Condenación Eterna.

¿Cómo? Cristo resucitó con su propio cuerpo: “Mirad mis manos y mis pies; Soy YO mismo” (Lc 24, 39)

«Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitan los muertos? ¿Con qué cuerpo vuelven a la vida?  Los muertos resucitarán incorruptibles. En efecto, es necesario que este ser corruptible se revista de incorruptibilidad y que este ser mortal se revista de inmortalidad (1 Cor 15,35-37. 42. 53).

¿Cuándo? Sin duda en el “‘Ultimo Día” (Jn 6, 39-40. 44. 54; 11, 24); “al Fin del Mundo”

En efecto, la Resurrección de los Muertos está íntimamente asociada a la Parusía de Cristo:

«El Señor mismo, a la orden dada por la Voz de un Arcángel y por la Trompeta de Dios; bajará del Cielo. Y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar» (1 Ts 4, 16).

Resucitados con Cristo

Si es verdad que Cristo nos resucitará en “el Útimo Día”, también lo es que nosotros ya hemos resucitado con Cristo. En efecto, gracias al Espíritu Santo, la Vida Cristiana en la Tierra es desde ahora, una participación en la Muerte y en la Resurrección de Cristo:

«Sepultados con él en el Bautismo, con él también habéis resucitado por la Fe en la Acción de Dios, que le Resucitó de entre los muertos.  Así pues, si habéis Resucitado con Cristo. Buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la Diestra de Dios» (Col 2, 12; 3, 1).

Cuando experimentamos por primera vez el estar “VIVOS” espiritualmente es una sensación increíble e infinitamente gratificante… Porque los sentidos espirituales, son mucho más sensibles que los sentidos corporales.

Y el contemplar nuestro cuerpo espiritual sano y luminoso por la vida que nos trasmite el Espíritu Santo, es una plenitud gloriosa que solo el que lo experimenta lo puede comprender.

Entonces adquiere un significado absoluto, el Mensaje de Jesús cuando dijo:

Juan, 8 31. “Decía pues Jesús a los judíos que habían creído en él:

«Si os mantenéis en mi Palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, 32. Y conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres.» 33. Ellos le respondieron: «Nosotros somos descendencia de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Os haréis libres?» 34.  Jesús les respondió: «En verdad, en verdad os digo: Todo el que comete Pecado es un Esclavo. 35. Y el esclavo NO se queda en casa para siempre; mientras el Hijo se queda para siempre. 36. Si pues, el Hijo os da la Libertad, seréis realmente Libres.”(Biblia de Jerusalén) 

Cuando lo vivimos, es entonces que comprendemos completamente la Tremenda Ruina que significa el Pecado y la ESCLAVITUD denigrante a la que NOS somete Satanás…

Así como lo que ES tener el alma y el espíritu ‘vivos’ o lo contrario: muertos. 

Para quién nunca lo ha vivido, ES una experiencia tan traumatizante el contemplar a los ‘muertos vivientes’ por el Pecado…

Porque espiritualmente la corrupción y la maldad SON tan evidentes, tienen sus características propias y la única analogía que nos da un pálido reflejo de la horripilante fealdad que manifestamos, es la que podemos apreciar en el popular video de Michael Jackson llamado  ‘Thriller’…

PORQUE EXACTAMENTE ASÍ ES CÓMO LUCEN LOS MUERTOS ESPIRITUALES

POR EL PECADO REITERADO, QUE NOS DEFORMA ESPIRITUALMENTE

ESPECIALMENTE EL DE LA LUJURIA

(Los obsesionados por EL GIMNASIO, LOS TRATAMIENTOS ESTÉTICOS, la Belleza, la Vanidad y el Racismo; van a sufrir un tremendo colapso, cuando contemplen su miserable realidad y constaten que la van a soportar eternamente)

Y la letra es tan espeluznante, que resulta inevitable el preguntarse… ¿Seguirían cantando si supieran que no es una fantasía rítmica, sino una verdad escalofriante?

¡¿Aparte de todo el rollo espiritual que implica TODA una Guerra…?!  Todos los días, de toda nuestra vida mortal…

A Satanás le resulta gracioso también el  BURLARSE de la triste realidad con que NOS abruma, nos rodea Y EL INDIGNANTE SOMETIMIENTO CON QUE NOS MANIPULA!  

Satanás ES IMPLACABLE. Por eso es indispensable vivir consagrados y refugiados dentro de los Sagrados Corazones de Jesús y de María. 

Y desde allí plantear la estrategia de un combate perseverante y sostenido, que le haga letales ataques por medio de la Oracion de Poder, que lo persuadan de que es muy mala idea enfrentarse a nosotros, los valientes soldados cristianos que NO LE TEMEMOS A LA MUERTE…

Sus ataques incesantes, Nos FORTALECEN hasta el punto que podemos de exclamar:

“¡¿VAS A MATARME?!   Porque mi alma y mi espíritu, NO los alcanzarás…

«El cuerpo es para el Señor y el Señor para el cuerpo. Y Dios que resucitó al Señor, NOS resucitará también a nosotros mediante su poder. ¿NO sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo?  No os pertenecéis. Glorificad por tanto, a Dios en vuestro cuerpo» (1 Co 6, 13-15. 19-20)  

Morir en Cristo Jesús

Para Resucitar con Cristo, es necesario morir con Cristo. Es necesario “dejar este cuerpo para ir a morar cerca del Señor” (2 Co 5,8). En esta “partida” (Flp 1,23) que es la Muerte, el alma se separa del cuerpo. Se reunirá con su cuerpo el día de la Resurrección de los Muertos

La Muerte

“Frente a la Muerte, el enigma de la condición humana alcanza su cumbre” . En un sentido, la Muerte corporal es natural, pero por la FE sabemos que realmente es “salario del pecado” (Rm 6, 23; cf. Gn 2, 17). Y para los que mueren en la gracia de Cristo, ES una participación en la Muerte del Señor, para poder participar también en su Resurrección (cf. Rm 6, 3-9; Flp 3, 10-11).

La Muerte es el Final de la vida Terrena. Nuestras vidas están medidas por el Tiempo, en el curso del cual cambiamos, envejecemos y MORIMOS. Como en todos los seres vivos de la tierra, al final aparece la Muerte como terminación normal de la vida.

Este aspecto de la Muerte da urgencia a nuestras vidas… El recuerdo de nuestra mortalidad sirve también para hacernos pensar, que NO contamos más que con un tiempo limitado para llevar a término nuestra vida:

«Acuérdate de tu Creador en tus días mozos,  mientras no vuelva el polvo a la tierra, a lo que era…  Y el espíritu vuelva a Dios que ES quien lo dio» (Qo 12, 1. 7).

La muerte es consecuencia del pecado. Intérprete auténtico de las afirmaciones de la Sagrada Escritura (cf. Gn 2, 17; 3, 3; 3, 19; Sb 1, 13; Rm 5, 12; 6, 23) y de la Tradición, el Magisterio de la Iglesia enseña que la muerte entró en el mundo a causa del pecado del hombre.

Por tanto, la muerte fue contraria a los designios de Dios Creador, y entró en el mundo como consecuencia del pecado (cf. Sb 2, 23-24). “La muerte temporal de la cual el hombre se habría liberado si no hubiera pecado” es así “el último enemigo” del hombre que debe ser vencido (cf. 1 Co 15, 26).

La muerte fue transformada por Cristo. Jesús, el Hijo de Dios, sufrió también la muerte, propia de la condición humana. Pero, a pesar de su angustia frente a ella (cf. Mc 14, 33-34; Hb 5, 7-8), la asumió en un acto de sometimiento total y libre a la voluntad del Padre.

La obediencia de Jesús transformó la maldición de la muerte en bendición (cf. Rm 5, 19-21).

El sentido de la muerte cristiana

Gracias a Cristo, la muerte cristiana tiene un sentido positivo. “Para mí, la vida es Cristo y morir una ganancia” (Flp 1, 21). “Es cierta esta afirmación: si hemos muerto con él, también viviremos con él” (2 Tm 2, 11). La novedad esencial de la muerte cristiana está ahí: por el Bautismo, el cristiano está ya sacramentalmente “muerto con Cristo”, para vivir una vida nueva; y si morimos en la gracia de Cristo, la muerte física consuma este “morir con Cristo” y perfecciona así nuestra incorporación a El en su acto redentor:

«Para mí es mejor morir en Cristo Jesús, que reinar de un extremo a otro de la tierra. Lo busco a Él, que ha muerto por nosotros; lo quiero a Él, que ha resucitado por nosotros. Dejadme recibir la luz pura; cuando yo llegue allí, seré un hombre» (San Ignacio de Antioquía, Epistula ad Romanos 6, 1-2).

En la muerte, Dios llama al hombre hacia sí. Por eso, el cristiano puede experimentar hacia la muerte un deseo semejante al de san Pablo: “Deseo partir y estar con Cristo” (Flp 1, 23); y puede transformar su propia muerte en un acto de obediencia y de amor hacia el Padre, a ejemplo de Cristo (cf. Lc 23, 46):

«Mi deseo terreno ha sido crucificado; hay en mí un agua viva que murmura y que dice desde dentro de mí “ven al Padre”» (San Ignacio de Antioquía,Epistula ad Romanos 7, 2).

«Yo quiero ver a Dios y para verlo es necesario morir» (Santa Teresa de Jesús, Poesía, 7).

«Yo no muero, entro en la vida» (Santa Teresa del Niño Jesús, Lettre (9 junio 1987).

La visión cristiana de la muerte (cf. 1 Ts 4, 13-14) se expresa de modo privilegiado en la liturgia de la Iglesia:

«La vida de los que en ti creemos, Señor, no termina, se transforma. Y al deshacerse nuestra morada terrenal, adquirimos una mansión eterna en el cielo. (Misal  Romano,  Prefacio de difuntos).

La muerte es el fin de la peregrinación terrena del hombre, del tiempo de gracia y de misericordia que Dios le ofrece para realizar su vida terrena según el designio divino y para decidir su último destino. Cuando ha tenido fin “el único curso de nuestra vida terrena”  ya no volveremos a otras vidas terrenas. “Está establecido que los hombres mueran una sola vez” (Hb 9, 27). NO hay “reencarnación” después de la muerte.

La Iglesia nos anima a prepararnos para la hora de nuestra muerte (“De la muerte repentina e imprevista, líbranos Señor”: Letanías de los santos), a pedir a la Madre de Dios que interceda por nosotros “en la hora de nuestra muerte” (Avemaría) y a confiarnos a san José, patrono de la buena muerte… 

«Habrías de ordenarte en toda cosa como si luego hubieses de morir. Si tuvieses buena conciencia no temerías mucho la muerte. Mejor sería huir de los pecados que de la muerte. Si hoy no estás aparejado, ¿Cómo lo estarás mañana?» (De imitatione Christi 1, 23, 1).

«Y por la hermana muerte, ¡loado mi Señor!
Ningún viviente escapa de su persecución;
¡Ay si en pecado grave sorprende al pecador!
¡Dichosos los que cumplen la voluntad de Dios!»

(San Francisco de Asís, Canticum Fratris Solis)

Resumen

Caro salutis est cardo (“La carne es soporte de la salvación”) (Tertuliano, De resurrectione mortuorum, 8, 2). Creemos en Dios que es el creador de la carne; creemos en el Verbo hecho carne para rescatar la carne; creemos en la resurrección de la carne, perfección de la creación y de la redención de la carne.

Por la muerte, el alma se separa del cuerpo, pero en la resurrección Dios devolverá la vida incorruptible a nuestro cuerpo transformado reuniéndolo con nuestra alma. Así como Cristo ha resucitado y vive para siempre, todos nosotros resucitaremos en el último día.

“Creemos […] en la verdadera resurrección de esta carne que poseemos ahora”  No obstante, se siembra en el sepulcro un cuerpo corruptible, resucita un cuerpo incorruptible (cf. 1 Co 15, 42), un “cuerpo espiritual” (1 Co 15, 44).

Como consecuencia del pecado original, el hombre debe sufrir “la muerte corporal, de la que el hombre se habría liberado, si no hubiera pecado” 

Jesús, el Hijo de Dios, sufrió libremente la muerte por nosotros en una sumisión total y libre a la voluntad de Dios, su Padre.

Por su Muerte venció a la muerte, abriendo así a todos los hombres la posibilidad de la salvación.

¡SÍGUEME EN LA TIERRA Y TE LLEVARÉ AL CIELO!…

 

P259 EL BANQUETE CELESTIAL


FEBRERO 18 2018 8: 35 A.M
LLAMADO DE DIOS PADRE A SU PUEBLO FIEL

Heredad mía, Paz a vosotros.

Pueblo mío, permaneced orantes y vigilantes porque mis Instantes de Misericordia, están llegando a su Fin. Esperaré hasta agotarse el último segundo de mi Misericordia, antes de dar Paso a mi Justicia.

 Estoy esperando como buen Padre, el regreso de mis Hijos Pródigos. Bien sabéis que NO me complazco con la muerte de mis criaturas, deseo por el contrario que el Pecador se arrepienta de su pecado y vuelva a Mi.

Humanidad ingrata y pecadora, os estoy esperando. NO me dejéis con el banquete preparado, ya la mesa está servida y aguarda por los comensales.

No tengáis miedo, acordaos que soy más Padre que Juez y lo que deseo es vuestra Salvación.

Os he enviado mi invitación con mis mensajeros y lo único que os pido es que vengáis aseados, limpios de toda mancha; para que podáis lucir las vestiduras que os acreditarán como mis Invitados.

 NO tardéis porque la Noche está llegando. Apresuraos y NO dejéis mi Invitación para el último momento.

 Porque si dejáis que avance la Noche, cuando lleguéis a la Fiesta las Puertas de mi Reino encontraréis cerradas…

Y ya NO habrá nadie que os escuche.

Hijos míos, se acercan los días de la Prueba donde todo será Caos y Confusión. La Humanidad está próxima a entrar en la etapa de la Gran Purificación.

Los que NO estén preparados se van a perder. La Tribulación NO dará tregua.Seréis probados como se prueba el oro en el fuego.

 Vuestra fe, será puesta a prueba y sólo los Vencedores, podrán habitar mi Nueva Creación.Mis Nuevos Cielos y mi Nueva Tierra, aguarda por mi Pueblo Fiel.

Os esperan pues hijos míos, días de Purificación en todos los ámbitos de vuestra vida.

Pueblo mío, fortaleced vuestra mente con la Oración, porque ella será el principal campo de batalla.

Cerrad con la Confesión y reparación de vuestros pecados mortales, todas las puertas espirituales abiertas, para que los Demonios NO puedan haceros perder. 

NO perdáis la cabeza con los ataques mentales.

ORAD Y CONFIAD.

Y el Cielo vendrá en vuestra ayuda. Ofreced los reveses de cada día como una Ofrenda de Amor a vuestro Padre, por vuestra Purificación.

Sed muy pacientes y tolerantes, porque todo en vuestra vida se os va a revolcar.

Reprended a todo instante los ataques del Maligno, para que sus dardos NO destruyan vuestras fortalezas espirituales.

Acordaos que la Batalla es Espiritual y las armas son espirituales. Tened esto muy en cuenta, para que NO vayáis a entrar en Batalla con los Demonios, haciendo uso de armas materiales.

 Porque de seguro seréis presa fácil de Mi Adversario.

Confiad en Dios y permaneced firmes en la FE. Y así saldréis victoriosos en las pruebas de cada día.  Quedad en mi Paz, Pueblo mío, Heredad mía.

Vuestro Padre, Yahvé

Pueblo Mío, dad a conocer mis Mensajes a toda la humanidad.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

R133 INVERSIÓN DE LOS POLOS


17 DE FEBRERO DEL 2018

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Mi Vientre es Arca de Salvación.

Mi Hijo les llama a mantenerse dentro de Su Voluntad para que NO se alejen de Él.

Amados hijos, los sucesos que a diario miran ocurrir en uno y otro país, van haciéndose costumbre en el hombre; al mirar que son acontecimientos cotidianos. Este acostumbrarse se deriva de la Falta de amor a Dios, a Su Creación y al Don de la vida.

 De igual forma, la creatura humana que lo permite con Indiferencia…

Es igualmente culpable que el que comete una agresión en contra del prójimo.

La violencia ha ganado terreno, el hombre no mira nada indebido en reaccionar con violencia. Si Mis hijos tuvieran consciencia del instante en que el hombre permite la violencia dentro de él, sabrían que es un indicativo de la presencia de un aliado de Satanás

Que está en ese instante, tratando de desviar lo bueno que la creatura humana posee para causar división.

Esta es la agresividad causada por la desobediencia, por el desamor y la falta de valores en la Humanidad y que Mi Hijo desea que se restablezcan en Su Pueblo.Son tantos los males que se acercan a la Humanidad que ustedes hijos Míos, deben creer que el Mal NO perdurará.

La Luna dará sorpresas al hombre y el sol generará mayor radiación y potentes llamaradas solares…

Que a través del Viento Solar interrumpirán las comunicaciones, los servicios de electricidad y toda clase de tecnología a la vista en la Tierra.

Pero el saber esto NO les debe alarmar, sino al contrario; deben tener consciencia de estos cambios en el sol y en el Universo.

 Y a raíz de cuanto llegarán a padecer, tienen que alejarse del Mal y ser más espirituales…

Para que actúen contrario a los que NO poseen FE en la Protección Divina y miran en esta “verdad” una falsedad emitida por el Mal.

Mi Hijo no abandonará a su Pueblo, sino le mirará como a la niña de sus ojos (sal. 17,8) Y Yo estoy con ustedes, hijos míos.

Son tantos los que dicen: “nada ha sucedido, nada sucederá”…
¡Qué pesar que Mis hijos tengan esa forma de razonar tan precaria!

Mis hijos de otras naciones padecen la Furia de la Naturaleza, ellos les dirán que los elementos NO actúan como antes y que ellos sí han vivido lo que el Cielo les ha alertado.

Ustedes mis amados, como hijos de Dios el Altísimo, deben pensar en abastecerse mínimamente para sobrevivir. Lo demás lo suplirá Dios.

Las grandes metrópolis quedarán desiertas, ante la inactividad en que se sumergirán.

Mis Hijos Predilectos serán necesarios en las comunidades en donde se reúna el Pueblo de Dios para socorrerles. Ustedes hijitos, tengan a la mano La Sagrada Escritura, el Evangelio de cada día para que lo mediten. Además sacramentales y un pequeño altar, libros de oraciones ya que los necesitarán, NO los tendrán por este medio.

Esto a la vez les llevará a mantenerse preparados ante algunas vicisitudes que se gestan en varios países para causar levantamientos sociales.

Bien saben por estos Llamados, que los elementos se alterarán más, los movimientos telúricos serán violentos y estos se suscitan de un extremo de la Tierra a otro extremo, van de la mano.

La Inversión de los Polos será de los últimos Acontecimientos que esta generación vivirá.De ahí la insistencia del Cielo para que ustedes como Humanidad sean cautelosos y prudentes con los sentidos, para que estos no sean motivo de perdición.

Purifíquense, sean atentos en sus obras y actos, únanse como Pueblo de Mi Hijo. Necesitan unirse, NO permitan que les engañen, NO se dividan. Permanezcan bajo la Protección del Espíritu Santo.

Tengan presente que llegará el Testigo del Amor de mi Hijo: el Ángel de Paz… (1)
NO llegará antes de que aparezca el Anticristo (2) para que NO le confundan.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, México Padece. La Maldad ha sido aceptada con complacencia y el Demonio utiliza a sus aliados en contra de los inocentes.  

Columbia and Mexico

Colombia será probada y estremecida, las faltas contrarias a la Voluntad Divina se imponen y Mi Hijo se duele por ello. Yo intercedo por este pueblo.

El Agua se contamina más por causa del hombre y sus actos deliberados contra la misma Humanidad. El hombre NO atesora el Agua y esta es fuente de vida.

La Tierra recibe sangre humana constantemente, esta es una causa de su constante estremecimiento.

Hijos amados:

Sus compañeros de Camino, sus Ángeles Custodios son olvidados por la gran mayoría de mis hijos.¡Llámenles, Ámenlos, agradezcan por ellos y NO les dejen de lado!

Ustedes sean amor para sus hermanos, NO se dividan. Cuando una puerta se cierra para Mis hijos, Yo les abro otra. El Pueblo de Mi Hijo es un pueblo de praxis de la Palabra Divina, NO es un pueblo donde la posición social prevalece, NO es un pueblo de soberbios ni de arrogantes NI de los que creen ser sabios y se imponen por la fuerza…

El Pueblo de Mi Hijo NO se goza en el  Pecado.

ES EL PUEBLO QUE CAMINA AL AMPARO DEL ALTÍSIMO (Sal 9,1)LABORANDO CONSTANTEMENTE PARA NO EXTRAVIARSE.

Como Madre de la Humanidad, Estrella de la Mañana, Salud de los Enfermos, Refugio de los Pecadores,

Les llamo al Camino de la Conversión.  Mi Bendición es con ustedes.

Mamá María

(1) Profecías y Revelaciones sobre el Ángel de Paz, leer..

(2) EL anticristo, leer…

Comentario del Instrumento 

Hermanos:

“Y si NO os reciben NI escuchan vuestras palabras, salid de la casa o de la ciudad aquella, sacudiendo el polvo de vuestros pies”. (Mt. 10,14).  Amén.

https://www.revelacionesmarianas.com/

R132 LA ABOMINACION DESOLADORA


Febrero 01 de 2018

En Fátima, os anuncié que Satanás subiría hasta el más Alto puesto de la Iglesia

Hijitos Míos, la llegada de Mi Hijo a la Tierra con Sus Enseñanzas, con Sus Palabras, con Su Ejemplo, dió inicio a la Iglesia que ahora tenéis.

Ciertamente su principio es Santo, es Mi Hijo el que os ha dado toda la belleza y la grandeza que debierais estar gozando; pero ha sido alterada por causa de las insidias y los ataques de Satanás.

Yo vuestra Madre, la siempre Virgen María, rezo el Santo Rosario en estos momentos, junto con vosotros. Estoy con vosotros para acompañaros, para guiaros, para defenderos.

Mientras más os acercáis al Amor de Mi Hijo, a Sus Enseñanzas y tratáis de ser como Él, dando ejemplo de que vivís lo Enseñado por Él; los ataques de Satanás se vuelven más fuertes y dolorosos contra vosotros… 

Y contra la Institución Divina que os dejó Mi Hijo, la Santa Iglesia.

Estáis siendo atacados continuamente, por Satanás y por aquellos que le siguen. La Maldad se ha ido incrementando y los que estáis con Mi Dios y Señor, lo sentís, lo vivís, lo palpáis.

Lo que debiera ser Santo, que en naturaleza lo es.

Satanás a través de sus secuaces, hermanos vuestros, que se han vuelto instrumentos de su maldad, han tratado de destruirla.

Padre Pío: “Es Satanás quien ha sido introducido en el seno de la Iglesia, vendrá a gobernar una Falsa Iglesia”

De destruir la Iglesia desde sus inicios y por eso, Mi Hijo fue muy claro sabiendo esto, les dijo en aquél tiempo, que la Iglesia perduraría hasta el Fin del Mundo.

Ciertamente vosotros los que la amáis, estáis sufriendo estos cambios…

Y estos ataques que están produciendo aquellos que se han vendido a la Maldad de Satanás.

En Fátima, os anuncié que Satanás subiría hasta el más alto puesto de la Iglesia y desde ahí os atacaría. Atacaría a todos, como a vosotros que amáis lo que os ha legado Mi Hijo.

Ciertamente, esto NO se ha publicado, porque la misma Iglesia ha detenido lo que Yo os he dado.

Porque NO le conviene a sus malos intereses, darlo a conocer a todos vosotros; pero el hecho es real…

 Satanás se ha introducido dentro de la Iglesia, dentro del Vaticano y está conduciendo a muchos…

MUCHOS sacerdotes, obispos, cardenales y aún al mismo representante de Pedro; tratando de destruir la Iglesia, las Enseñanzas, el Amor que os dejó Mi Hijo.

Estáis viviendo momentos difíciles. Aunque ciertamente a lo largo de la historia de la Iglesia, también se han vivido momentos difíciles, con persecuciones, maldad dentro de la misma Institución…

Tratando de imponer filosofías contrarias a lo enseñado por Mi Hijo.

Mi Santo Espíritu os va guiando y os va cimentando en la Verdad, a pesar de que todo alrededor sea Obscuro, sea Confuso y sea Malo. A pesar de que Satanás la ha ido alterando, la Verdad se mantiene VIVA en la Iglesia, en el corazón de aquellos que la aman…

En la mente de aquellos que la llevan a cabo, con su ejemplo.

Ciertamente viviréis momentos muy difíciles en este año que ya comenzó.

La desacralización se va a ir aumentando. Atacarán fuertemente a Mi Hijo, a la Sagrada Eucaristía…

Me atacarán a Mí, que Soy vuestra Madre.

 Os llevarán a actos sacrílegos en algunos lugares…

Y en otros, a faltar el respeto a Mi Hijo, haciendo que os sintáis igual que Él, sin darLe Su lugar Divino.

Sin respetarLo por Quien ES, que es vuestro Dios…

Que Él se merece todo el Respeto por parte del hombre, porque sois creaturas.

Porque fuisteis creados por Nuestro Dios y Señor…

Y porque Le debéis todo lo que sois.

Así es satanás, quiere que veáis a vuestro Dios y Señor, como cualquier persona y además, sin respetarLe, sin amarLe…

Sin respetar Sus Mandamientos, Decretos.

Fuisteis creados para servirLe, pero también fuisteis creados por Su Amor, para ser amados por Él.

Siempre y cuando respetarais todo lo que viene de Él y especialmente a Él Mismo.Satanás seguirá intentando destruir la Obra Divina que tenéis en la Tierra: la Iglesia.

Es un Tesoro inmenso por sus Enseñanzas, POR SUS SACRAMENTOS; porque os las dejó Mi Hijo, que os da crecimiento espiritual, que os da una vida profunda…

Para que en la Oración y en la Meditación, entréis en contacto con vuestro Dios y os conduzca por caminos de perfección.

 Pero lo más importante Mis pequeños, es Su Presencia Real y Divina en la Sagrada Eucaristía…   

Y ESO es lo que desea Satanás quitaros.

Lucha para que la Presencia de Mi Hijo y el Alimento Divino, que os hace crecer, ya NO lo tengáis…

Y aprovecha sus capacidades satánicas, junto con la inteligencia de los que se han vendido a él…

 Para convenceros de que NO necesitáis esa Vida Divina en vosotros.

Los que amáis a Nuestro Dios y Señor, en Su Santísima Trinidad…

Y los que Me amáis a Mí, Mis pequeños;Sufriréis grandemente al ver todas las Abominaciones que se verán en la Iglesia… Con el mal trato que Nos darán a Mi Hijo y a Mí.  Estas son las Horas Obscuras, es la Pasión de Mi Hijo en vosotros…

En vuestro Mundo.

Llegará un momento que creeréis que LA IGLESIA ESTÁ MUERTA… (Mateo 24, 28)

Pero luego vendrá la Renovación,

La Luz que unirá a todos aquellos que se mantuvieron firmes en Fe y en Amor por Mi Hijo, por vuestro Dios.

Sufriréis y ese sufrimiento lo uniréis al de Mi Hijo,

Porque Él sufrió por vosotros, porque os ama.

Y ahora, porque vosotros Le amáis, sufriréis también…

Que en todo momento esté la Presencia de Mi Hijo y Mi Presencia en vosotros…  

YSiempre recordando la Promesa de Mi Hijo, que la Iglesia se mantendrá hasta el Fin del Mundo.

Guardad en vuestro corazón, en vuestra mente, todo lo que viene de Nosotros.

Mientras más os ataquen Satanás y sus secuaces, tratando de destruir la Iglesia…

Vosotros llenad vuestro corazón de amor, porque es el Amor el que va a triunfar.

Es el Amor de Mi Hijo por vosotros, lo que Le dio el Triunfo. Porque es un triunfo vuestra salvación. Se dio por vosotros, para abriros nuevamente las Puertas del Cielo.

Vuestra donación también le abrirá las Puertas a muchos hermanos vuestros, que viven en el error y en el pecado.

Todo en Mi Dios y Señor es Amor.

PASE LO QUE PASE en vuestra vida y lo que pase a vuestro alrededor, que NO haga llenar vuestro corazón de Odio y Maldad.Aceptad lo que pase a vuestro alrededor y llenaos de amor. Y PERDONAD, como Mi Hijo perdonaba, aún a sus verdugos…

Y a todos aquellos que Lo blasfemaban, injuriaban y Lo golpeaban.

PedidLe a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, que os dé esa gran Fortaleza que necesitaréis, para que os llenéis de amor.

Y llenéis de amor a esas almas que viven satanizadas, que viven tratando de destruir lo que Mi Hijo con Amor, os dejó a todos.Aun a aquellas almas malas, que Él ya sabía que vivirían en estos tiempos, pero que pueden salvarse, por vuestra Donación y por vuestra Oración.

El Amor produce infinidad de milagros, cuando realmente sale de lo más profundo de vuestro corazón.

PERDONAD, perdonad en todo momento.

Se os ha dicho que de vuestro corazón, de vuestra boca, de vuestros pensamientos, solamente debe salir amor. Eso os salvará a vosotros y a MUCHAS, muchas almas más.

Dejad Mis pequeños que Yo os Guíe.

Que os guíe por caminos seguros, aunque ciertamente pedregosos. El sacrificio os purifica. Os llevaré por caminos que os irán purificando…

Para que lleguéis ante Mi Hijo al final de ese camino, ya limpios y preparados para gozar eternamente, el Reino de los Cielos.

Dejaos pues mover por Nuestro Amor, por Mi Amor de Madre.Sentíos seguros a Mi lado, Yo venceré a Satanás y vosotros junto Conmigo, abriremos muchas puertas de hermanos vuestros que NO saben del Amor.

Os amo Mis pequeños, os amo en el Amor de Mi Hijo: Fortaleza, Amor y mucha vida espiritual.

Que la Paz de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad quede en cada uno de vosotros.

Yo os Bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre, María, la Sierva del Señor.

http://diospadresemanifiesta.com/

F104 CREDO 18 (2)


EL PERDÓN DE LOS PECADOS

Habla Nuestro Señor Jesucristo
Hijitos Míos, la santidad es para todos, pero voy tocando puertas y NO todos abren las puertas de su corazón a Mi Llamamiento, a Mis necesidades, a Mi Amor.

Muchos de vosotros creéis que al asistir a la Santa Misa los domingos, ya es suficiente. Pero ¿Realmente estáis asistiendo para servirMe? ¿Para estar Conmigo? ¿Para compartir Conmigo? ¿Para llenaros de Mi Vida, de Mis Palabras, de Mi Amor?

O asistís solamente para que vuestro vecino sepa que vosotros estáis supuestamente, cumpliendo. ¿Cuántos de vosotros, al recibir la Sagrada Eucaristía que ofrece el padre, Mi ministro; os acercáis a tomarMe, a comerMe, a alimentaros de Mí?

 ¡NO! Mis pequeños. Muchos de vosotros NO lo hacéis porque NO estáis en estado de Gracia. Vuestra alma no está apropiadamente limpia para recibirMe y sobre todo, para aprovechar Mis Gracias y Mis Bendiciones. Cuando Yo en las Sagradas Escrituras, os digo que si NO estáis limpios de corazón. Que si vais al Templo llevando una ofrenda, si vuestro corazón NO está limpio, si estáis enojados con vuestros hermanos…

Y Yo puedo añadir y Conmigo. Mejor primero limpiad vuestro corazón al pedir perdón a vuestro hermano, pero sobre todo a Mí, Mis hijos.

De nada os sirve que os acerquéis a la Sagrada Eucaristía, que vengáis a Misa los Domingos. Porque cuando vuestro corazón, vuestra alma, están manchados con el Pecado Mortal; todas las Bendiciones y Gracias que debierais recibir en la Misa,

En éste momento grande en el que hombre está Conmigo y Yo estoy con él, NO las recibís… 

Porque las puertas de vuestro corazón están cerradas a la recepción de todas Mis Bendiciones. Estáis presentes ciertamente, en el recinto sagrado…

Pero vuestro ser, vuestra alma NO está recibiendo ninguna Bendición, porque estáis en pecado mortal, estáis cumpliendo para el hombre, pero no estáis cumpliendo para vuestro Dios.

Meditad esto Mis pequeños, porque muchas Bendiciones, muchas Gracias se pierden porque el alma, vuestras almas, NO están presentables para recibir Mis Bendiciones.

Id primero pues, al Sacramento de la Confesión y ahí recibiréis la purificación de vuestra alma y ella os abrirá las puertas para la recepción de Mis Bendiciones. Os vuelvo a repetir: NO quedéis bien con vuestros hermanos, NO quedéis bien con el mismo sacerdote, el ministro de la Santa Misa. QUEDAD BIEN CONMIGO Mis pequeños.

Porque Yo Soy vuestro Dios y Yo Soy el que Me merezco todo. Me merezco vuestros actos, vuestra vida, vuestra compañía en Mi Casa.

Venid limpios de corazón, bien arreglados, para que estéis presentables en Mi recinto sagrado.Hijo Mío escribe. Estoy aquí en el Huerto de los Olivos, padeciendo ante Mi Padre por todos vuestros pecados.

Mi Dolor es tal que sudo sangre y agua… Y la causa principal a todo esto y que amarga Mi Preciosísimo Cora­zón, es la ingratitud de los hombres.

Son tan pocos los que se acuerdan de Mi vida, de Mis Padecimientos, de Mi Donación Total por vosotros a Mi Padre Celestial.

Son tan pocos los que interiorizan en sus corazones y tratan de llevarMe consigo. Son tan pocos los que tratan de reparar, ya no simplemen­te por los pecados de los demás, sino en los propios.Son tan pocos los que pueden demostrar hacia los demás, el Amor que Yo os enseñé al pasar por la Tierra y dejar Mi ejemplo para todos los siglos.

Ese fue Mi Dolor más grande y que Yo le preguntaba a Dios Padre… ¿Padre, de que sirven tantas muestras de amor, tanto sufrimiento, tanta donación de Nuestra parte, si aún así muchísimas almas se perderán?

Cómo quisiera tomar a cada alma, mostrarle mis excesos de Amor y tornarla como Incienso para ser ofrecida al Padre Celestial. ¡Cada alma me cuesta tan­to!

Y Yo tengo que respetar vuestra voluntad, cuando quisiera forzaros en Amor, a volver a Mí. Es tanto lo que os perdéis al abandonarMe y NO os dais cuenta, a pesar de tantos esfuerzos que hago durante vuestras vidas, para que volváis a Mí.

Os lleno de ocasiones durante vuestras vidas para recuperar vuestras al­mas. Os envío consejos de parte de Mis sacerdotes, os pongo ocasiones de reflexión a través de escritos, os envío Mis Ángeles a mostraros el camino de regreso a vuestro Hogar, Mi Hogar.

 Os pongo el amor y la ternura de unos bracitos que se abren y dicen papa o mamá, para que se muevan vuestros co­razones al Amor mas grande, que es el Mío…

¿Qué hacéis con todo esto? Encuentro corazones de piedra, corazones cerrados a vuestro Dios, corazones que NO desean darse a su Creador.

Vosotros vivís en la Tierra para llevar Mi Santo Nombre a TODAS las creaturas, único mandamiento podría decir.

Y os llenáis de vuestro egoísmo y vivís para vosotros mismos. Y Yo vengo a formar parte, sólo en algún instante de vuestras vidas en las que recurren a Mí cuando todo se les vuelve adverso.

Son en ésos momentos cuando volteáis a verMe; pero la mayoría de las veces, NO con humilde petición, sino con orgullosa orden…  Y aún así os concedo vuestras necesidades con la esperanza divina de que Me veáis en ésos Acontecimientos y que os deis cuenta de que vuestro Dios, NUNCA se olvida de vosotros, Mis creaturas.

Sigo y seguiré esperando y DonándoMe a vosotros, vuestro Dios y Señor, a que regreséis a Mí. DadMe lo que podáis, que salga de vuestro corazón y Yo lo tomaré con gran cariño para aliviar los inmensos dolores de Mí Agonía y Pasión Dolorosas.

Pero recordad una cosa, para aquellos de los cuáles NO he recibido muestras de agradecimiento y amor, NO Me llaméis Injusto al fi­nal de vuestras vidas o aún durante de ellas…

Nuestro Creador… Creador, Dueño y Rey del Universo FUE DESPOJADO HASTA DE SUS VESTIDURAS… Y si NO hubiese sido vestido en su Inocencia, por el Velo de la Virgen, su Madre Santísima… Jesús, totalmente INERME, sin poder defender su pundonor; Satanás hubiese exhibido su TOTAL desnudez… Así de completa ES SU DONACIÓN…

Porque Yo vuestro Dios, Me di a vosotros hasta la última gota de Sangre y Me dejé Humillar como nadie ha sido humillado… Y Me dejé atormentar como nadie, en toda la Historia de la Humanidad, ha sido atormentado.

Yo os he amado hasta el exceso ¿Y voso­tros, hijos Míos, que habéis dado?

Así que NO Me llaméis Injusto. Y desgraciadamente lo escucho tanto de Mis hijos.

Pero vosotros los que Me amáis y me Conocéis ACUDID a Mí, vuestro Salvador y Yo os llevaré a jardines y pastizales hermosísimos en donde Mi Amor os colmará por los siglos de los siglos.

DIOS AMA Y PERDONA… Su Perdón es tan completo que aunque alguna vez lo hayamos Traicionado… 

SU AMOR NOS TRANSFORMA DE MANERA INCONDICIONAL

Yo NO guardo rencores, sólo espero vuestro Arrepentimiento y vuestro regreso a Mi Corazón. Hay lugar para todos y HAY PERDON PARA TODOS LOS PECADOS, aún con aquellos que consideráis “gravísimos”.

Mi Sangre Preciosa TODO lo puede purificar puesto que Yo y Mis Obras son Omnipoten­tes y vosotros y vuestras obras, buenas o malas, son pequeñitas.

Os amo tiernamente. Regresad a Mí con un corazón humilde y contrito yYo os vestiré con túnica blanca y os llevaré hasta Mi Hogar Celestial, para vivir por siempre unidos por los siglos de los siglos.

Hijitos Míos, “vocación” quiere decir “llamado”. , Yo voy suscitando vocaciones de diferente índole. Todos vosotros, almas que estáis sobre la Tierra, TODOS habéis recibido un llamado, una vocación.

Algunos seréis casados, otros solteros, algunos tendréis una profesión, otros tendrán otra. TODOS pertenecéis a Mi Cuerpo Místico y todos vosotros os complementáis. O debiera decir debierais complementaros perfectamente unos a otros.

La vocación a la vida religiosa y en particular al sacerdocio, es un Llamado hacia la vida espiritual.

Otros tendrán un llamado hacia lo profesional.. Algunos estáis llamados a curar cuerpos y otros a curar almas.  Otros a mantener en buen estado vuestra ciudad y otros a mantener bien los campos.

Si os dais cuenta y meditáis todo esto, Mis pequeños. Todo lleva un orden perfecto, que es el Orden Perfecto de la Creación. Y así os vais ayudando como buenos hermanos que debéis ser. Y la Sabia Bendita que os va dando alimento es Mi Gracia, es Mi Amor.

Todo se debe de dar en el Amor. La Unión que deben de tener todas las celulitas de Mi Cuerpo Místico, es el Amor.

La Oración Mis pequeños, tiene que ir dirigida fuertemente hacia lo espiritual. Ciertamente que necesitáis lo material, lo físico; porque estáis en un mundo físico. Pero debéis vosotros respaldar y sobre todo cimentar bien o muy bien vuestra vida en lo espiritual…

 Si NO está bien cimentada vuestra vida espiritual, TODO; todo lo demás se derrumba.

Eso lo sabéis perfectamente, que cuando NO tenéis un buen soporte espiritual, un hermano vuestro se derrumba y tiende hacia el Mal.

Cuando estáis cimentados Bien, bien cimentados en el bien, que es Mi Bien, se dan frutos agradables y benéficos para todos vosotros. Por eso la vocación a la vida religiosa, al sacerdocio es tan importante, Mis pequeños.

Porque vosotros dependéis de ello. Ellos os ayudarán con su Oración, con su ejemplo, con su vida a que vosotros, TODOS vosotros estéis bien cimentados y que llevéis a cabo vuestra misión y vuestra vocación de acuerdo a Mis Planes.

Llevándolo todo con un espíritu religioso, con un espíritu Divino. Que actuéis en vuestra vocación siempre respaldados por el bien que debéis dar, en el cual debéis estar cimentados…  Y de ésta forma siempre actuaréis en Justicia y en Amor, en respeto a vuestros hermanos y actuando en equidad. Nunca aprovechándoos del bien que recibisteis hacia vuestros hermanos… Siempre dando, porque habéis recibido gratuitamente…

 Y así de ésa forma, también vosotros recibiréis de vuestros hermanos. Según como actuéis, vosotros recibiréis.

Así pues ayudad a vuestros hermanos, que han recibido la vocación religiosa. Porque ellos son indispensables para la vida del hombre.

Ellos son los que os darán el Alimento para el alma y sin ése Alimento vosotros no sois nada, sois como la sal insípida, cuando NO tenéis Fe.Cuando NO tenéis soporte espiritual, el hombre NO vale. El hombre ya no es en sí creatura de Dios, se vuelve Instrumento de Satanás.

Y vosotros no fuisteis creados para ello, Mis pequeños, sois Míos, pertenecéis al Cielo y todo porque debéis estar cimentados en ésa vida íntima Conmigo, con vuestro Dios.

Es Mi Presencia en ellos. Cuando veáis a un sacerdote, vedme a Mí, Mis pequeños, Yo Vivo en ellos, Yo estoy con ellos, vuelvo a Vivir en ellos.

El Demonio, Nuestro enemigo, me sigue atacando, sigue atacando Mi obra, al verme en ellos Me ataca fuertemente y muchos en su debilidad caen porque les falta esa Fe y ese amor a Mí, que Vivo en ellos.Orad, Mis pequeños, orad como Yo oro, como Yo os enseñé a orar, como les pedí a Mis apóstoles, para que NO cayeran en la tentación.

La Oración es vuestro medio de protección y de crecimiento continuo, NO os apartéis nunca de esa Oración profunda, vivida, santa y llena de Fe, sabiendo que sois escuchados y que vuestra Oración es grande, es poderosa ante los ojos de Mi Padre.

Orad, orad por Mis hijos sacerdotes, por Mis hermanos en el sacerdocio, porque el Amor de Nuestro Padre, Su Poder Divino se ha derramado en ellos.

Tenéis Mis Sacramentos, por el poder que Mi Padre ha puesto en ellos.Por eso debéis protegerlos, porque Yo estoy en la Tierra gracias a ellos. Y vuestros pecados son perdonados gracias al poder de Dios en ellos.

Protegedlos continuamente y si veis que alguno cae, levantadlo con la Oración, protegedlo con amor y guiadlo con humildad, porque Yo estoy en ellos.

Mis pequeños, en Mi Oración en el Huerto Yo veía como la Serpiente Antigua se introducía entre los miembros de Mi Iglesia, NO solamente entre los fieles sino entre los consagrados…¡Oh Mis pequeños, cuanto Dolor causó a Mi Corazón!, pero Mi Promesa Divina es mayor, infinitamente mayor que el ataque demoníaco dentro de Ella.

Sí, este ataque se ha venido dando desde que Mi Iglesia fue fundada y se las dejé en manos de Mi Madre. El Demonio, la Serpiente Antigua ha tratado de destruir ésta gran obra que se inició con Mi Sacrificio, con Mi Predicación, con Mi Vida en la Tierra.Mi Presencia Divina está continuamente ahí, pero así como Yo estuve entre vosotros y el Demonio atacaba continuamente a los Míos y a Mí Mismo, su plan sigue siendo el mismo: atacar para destruir.

Pero Mi Promesa de mantener viva Mi Iglesia, a pesar de sus ataques, será.

Se os ha dicho que seáis cautos como zorras, sencillos como palomas, pero en éstos tiempos Mis pequeños debéis tener ése Discernimiento Divino, porque vendrán personajes enviados por Satanás que con sutileza tratarán de evitar el Sacrificio Santo.

Serán muy sutiles, tratarán de convenceros, pero vosotros deberéis escuchar la Voz del Espíritu Santo en vuestro interior para NO seguirlos, por eso la vida en Oración y en la gracia es importantísima.

Porque el demonio engaña, es el gran Engañador. Y para evitar el Sacrificio Santo hará lo imposible.

Protegeos y proteged al Mundo entero, porque los ataques serán fuertes, sangrientos, muchos mártires habrá. Mártires santos que protegerán la Verdad, protegerán Mi Verdad aún a costa de su vida.

Vivid pues por ellos y seguid adelante, sois Iglesia, pertenecéis a Mi Cuerpo Místico.

Debéis proteger a la cabeza, a los ojos y a los oídos de ella y especialmente a la boca, debéis orar por el corazón de Mi Iglesia, para que de ahí sigan saliendo las Verdades que muchos fieles escucharán. Los fortalecerán y muchos otros alcanzarán su conversión gracias a la Sabiduría que brotará de los labios de los que están Conmigo.

 Me duele tanto Mis pequeños ver cómo se Me ataca, pero más, cómo se Me ataca dentro de Mi misma Iglesia a Mí vuestro Dios, que vine a la Tierra a mostrarle a toda la humanidad,  Quien es vuestro Dios y sobre todo, a mostraros lo que es Mi Amor y cómo se vive en el Reino de los Cielos.

Ciertamente el hombre por el Pecado ha sido atrapado por el mismo Satanás. Se os ha cuidado desde el Principio, Mi Padre mandó profetas para avisarles cuál era Su Voluntad e irlos protegiendo de los ataques de Satanás.

Satanás, desde que fue arrojado del Cielo, él juró destruir toda la Obra de la Creación y especialmente a vosotros, porque SÍ podéis volver al Cielo y también podéis tener la Gloria que él perdió.  El hombre siempre ha sido atacado por Satanás, pero Nuestra Gracia en Nuestra Santísima Trinidad, siempre os está protegiendo. Más vosotros debéis poner vuestra voluntad para manteneros de parte de la Gracia de vuestro Dios y Creador.

Vosotros tenéis libertad, tenéis vuestro libre albedrío y vosotros aceptáis estar con el Cielo o estar con el Infierno, ése es vuestro libre albedrío.

Vuestra vida siempre tendrá aciertos y errores y así vais madurando en la Gracia u os vais perdiendo en el pecado.

Cuando Yo escogí a Mis apóstoles, éstos tenían defectos y cualidades, ciertamente después en Pentecostés, se les acrecentaron sus cualidades; además de que tuvieron toda una preparación de parte Mía, en donde los fui llevando de la mano para que entendieran cuál iba a ser la Obra de la Redención.Las almas sacerdotales y religiosas ya están pensadas, y son enviadas a la Tierra como almas muy especiales para mantener Mi Iglesia sana y santa. Pero Satanás en su promesa de ataque, les ha venido destruyendo la Fe y el amor hacia Ella.

Muchos de los escogidos como sacerdotes y como religiosas, han preferido el Mundo, se han apartado de la espiritualidad que Yo les dejé y NO se dan cuenta que ser alma sacerdotal es una Gracia inmensa.

Porque pueden traerMe a la Tierra en la Consagración y Me pueden dar de Alimento a todos vosotros. Eso NO lo puede hacer ni el más rico de todos los hombres.

Yo Soy el Rey del Universo, en Nuestra Santísima Trinidad todo Nos pertenece.

 Nosotros obedeceMos al sacerdote, cuando en la Misa ora por la Transubstanciación.

Y os repito, NI el hombre más poderoso de la Tierra, puede lograr el Milagro de la Transubstanciación que puede lograr un sacerdote.

Satanás lo sabe y por eso ha atacado tan fuertemente a la Iglesia desde que ésta fue fundada.

El sacerdote es ministro de la Iglesia, porque Iglesia sois todos vosotros los que seguís Mis Enseñanzas y os mantenéis unidos en un solo Corazón y en un solo Amor, el que Yo os he dejado como Cristo, vuestro Redentor. 

Satanás, se ha infiltrado para ir destruyendo todos los regalos que os he dejado en la Iglesia, en la Santa Misa, principalmente.

Y en todos los Sacramentos que os dan un don o una Gracia inmensa, para que vosotros sigáis creciendo y podáis alcanzar la perfección y luego, podáis entrar fácilmente al Reino de los Cielos.

Sin Nuestra Gracia, sin Nuestra Protección con Nuestra Santísima Trinidad, vosotros no sois nada y los mismos ministros de la Iglesia fácilmente pueden caer, porque necesitan de Nuestra Gracia.

Pero ellos deben acudir a Nosotros y una gran mayoría de ellos en estos tiempos, ya no acuden a Nosotros, se han dejado engañar por Satanás y ahora son hombres de Mundo; ya no son hombres de Dios, como debieran ser.Pedid por ellos Mis pequeños, porque ellos tienen el Sacramento de su Sacerdocio y os pueden hacer crecer con los demás Sacramentos.

Pero si alguno de ellos está desviado, también os puede llevar hacia el error. Por eso, os pido que los cubráis con vuestra oración, con vuestras penitencias, ayunos, porque Satanás quiere destruir Mi Iglesia, se ha introducido en Ella…

Y muchos sacerdotes ya no son ministros Míos, se han vuelto ministros de Satanás, están destruyendo a muchas almas con todo el error que están diseminando.

Cuidaos Mis pequeños, de todo el veneno que Satanás está inoculando en los sacerdotes malos y a todos niveles de la Iglesia. Y con este veneno, está destruyendo a muchas almas fieles a Ella.

Os he ido insistiendo en que Me pidáis el don del Discernimiento, para que NO os dejéis engañar por Satanás y por sus ministros que antes eran ministros Míos. Me duele tanto el tener que deciros esto.

Oren, oren por ellos, recupérenMe almas sacerdotales y religiosas. Dense por ellos, para bien de vosotros mismos y protejan a las pequeñas almas sacerdotales y religiosas que van creciendo apenas, pero ya están en el camino para servir a Mi Iglesia.

Orad, Mis pequeños, orad y reparad por todo el mal que se ha introducido en el Recinto Santo.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que no os podéis apartar de ella ni la podéis negar, porque la cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres. Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos; pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

Gozad pues, desde ahora, Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas, muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre, para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

http://diospadresemanifiesta.com/

F103 CREDO 18 (1)


EL PERDÓN DE LOS PECADOS

YO constantemente envío a la Tierra éste tipo de almas para ayudarles a vosotros en vuestra conversión, en vuestra salvación, en vuestro crecimiento espiritual. Ellos son los Portadores de Mis Virtudes y de Mí Amor.

Como vosotros sabéis, éstas almas tienen que encarnarse igual que vosotros. Y tienen que luchar contra todo lo que el Demonio y el Mundo les ofrecen, igual que a vosotros.

Tienen que sufrir incomprensiones en su niñez y juventud, especialmente en éstos tiempos en los cuáles las familias en general, NO les interesa y hasta luchan por NO permitir que un hijo suyo se vaya de sacerdote.

Esto lo consideran pasado de moda o indigno para sus familias. Qué tristeza se produce en Mí Corazón cuando veo que en las familias que se dicen cristianas, atacan y tratan de quitarle esa idea del sacerdocio a sus hijos.

NO SE IMAGINAN EL DAÑO QUE ME HACEN

NO se imaginan el daño que Me hacen y el daño que se hacen vosotros mismos. Luego os quejáis conmigo de que NO hay operarios pa­ra la mies, cuando sois vosotros mismos quienes lo estáis propiciando.

Luego tenemos que a los pocos operarios de Mi Rebaño, en vez de protegerlos con vuestra Oración, os pasáis el tiempo criticándoles sus vidas.

Ya les dije que son almas escogidas de Mí Corazón. Pero así como a vosotros os tocó un cuerpo defectuoso por el Pecado Original, también a ellos y todos… Tenéis que luchar contra todos los ataques que Mi Enemigo les pone en vuestro camino.La Lucha de un sacerdote contra sus debilidades corporales, es muchísimo mayor que las de vosotros, puesto que el Demonio los ataca muchí­simo más fuerte a ellos por ser Mis ministros y propagadores de la Fe que Mi Hijo les dejó.

Si vosotros fuerais generales de un ejército y tuvierais que atacar al ejército enemigo ¿A quién trataríais de eliminar primero?

Os iríais hacia las cabezas que comandan al otro ejército…

Para que al eliminar a los que dan las órdenes y la estrategia de ataque…

 YA NO pudieran continuar el ataque y así el resto del ejército se tendría que retirar sin rumbo fijo y perderían la batalla…

¿NO lo creen así, Hijitos Míos?

Lo mismo sucede con Mis sacerdotes y los ataques del Maligno.Si vosotros en vez de criticar a Mis sacerdotes, los Protegierais con vuestras Oraciones, Ayunos y Penitencias, tendríais los sacerdotes santos que tanto me pedís.

Hijos Míos, YO necesito de vosotros para proteger a los sacerdotes a través del amor de vuestras Oraciones. Tenéis que daros cuenta que el Mun­do os necesita en la virtud…

Y que sólo viviendo en la virtud, todo se pue­de lograr.

Recapacitad en que para la obtención de los principales Sacra­mentos, se necesita Uno de Mis Ministros y si vosotros NO los cuidáis como piedras preciosas que son realmente, porque son almas escogidas por Mí, vuestro Padre…  

 

NO tendríais esos Sacramentos NI para vuestra vida NI para vues­tra muerte.

Yo constantemente envío almas sacerdotales a la Tierra. YO conozco vuestras necesidades, escucho el Clamor de Mi pueblo y actúo de inme­diato.

Pero ¿Que hacéis vosotros con éstas almas? Muchas son abortadas, mu­chas son “convencidas” por sus padres para que NO tomen el santísimo camino del Sacerdocio…

Y otras son dejadas a la deriva, a merced de Mi Enemigo, Quien las ataca y logra convencerlos a tomar otras ideologías que NO son las Mías…  

Y sólo logran confundir a Mi pueblo y así se pierden o se apartan de Mi cami­no.

Pero todo ésto sucede por vuestra falta de Oración y Penitencia por ellos. NO creáis que porque son sacerdotes ya NO necesitan de oraciones.

Ellos necesitan muchas más que para vosotros.

Y son pocos los sacerdotes que se man­tienen en una vida santa y de ejemplo.  Pero NO os engañéis, Hijos MÍos. SI las cosas están así en Mi Iglesia, es por vuestra frialdad, indiferencia y crítica hacia Mis ministros. Se dice que un pueblo tiene el gobierno que se merece…

Y vosotros, ¿NO os merecéis, lo que tenéis ahora? Recapacitad Y Orad.

La Oración y la Penitencia junto con el Ayuno, tienen un poder absoluto contra Mi Enemigo y sus secuaces… Porque al orar y daros en penitencia por Mis ministros y por vuestros hermano, estais viviendo en el AMOR.

Y mi Enemigo NO puede NADA con quien realmente AMA.  Recordad nuevamente, YO constantemente envío almas sacerdotales a la Tierra.

Pero ¿Vosotros las acogéis como lo que son y fomentáis su Apostolado?

Mis pequeños, la Vocación al Sacerdocio, es una vocación excelsa, Divina. ES Mi Hijo en ellos.

Por eso mismo Mis pequeños, os pido que Oréis fuertemente por ellos…  Hijitos Míos, ciertamente que vuestro amor Me llena, Me complace, Me Gozo en él; especialmente cuando ponéis todo vuestro empeño para lograr que vuestro amor sea continuo hacia Mí…

Pero conozco vuestra Naturaleza Humana, caída en el Pecado. Y por eso, NO os podéis mantener continuamente en el Amor NI buscando el Bien, tanto para vuestros hermanos como para vosotros mismos.

Y éste Bien que vosotros lográis, es el Bien que os va transformando y os va haciendo bellos ante Mí, vuestro Dios.  Ciertamente, algo que me gusta mucho Mis pequeños, es vuestro Arrepentimiento. Recordad las Palabras de Mi Hijo en la Parábola de aquellas ovejitas que se pierde una; deja las noventa y nueve y va en búsqueda de la que se perdió.

Y cuando la encuentra, regresa contento el pastor porque recuperó aquella que estaba perdida.

Vosotros en la vida real, os sucede esto. Y Me gusta mucho Mis pequeños, cuando habiendo caído en el Mal, cuando habéis estado a niveles muy bajos de espiritualidad y que Me causáis mucho Dolor con vuestros pecados…

Al recibir Mi Gracia, que continuamente fluye sobre todo el Género Humano; vosotros os arrepentís, pedís perdón por vuestras faltas y regresáis a Mí.  Con esto Mis pequeños, Me causáis una alegría inmensa. Porque caísteis, os disteis cuenta de vuestro error, os disteis cuenta del Dolor que Me habéis causado y regresáis a Mí arrepentidos y con un deseo grande de NO volver a caer…

Aunque desgraciadamente por vuestra debilidad, caeréis después. Pero éste momento en que os levantáis Mis pequeños, Me gusta mucho; porque habéis aprendido una lección más en vuestra vida…

Quizá ya no caeréis más en ése error, caeréis en otros, pero aprendisteis la lección en este Pecado que habíais cometido, en ésta falta que os separó de Mí.

Acudid a Mí continuamente Mis pequeños, para que Mi Gracia, que continuamente fluye, os llene perfectamente…Y así, tengáis una fuerza de recuperación y de lucha contra los pecados con los que continuamente Satanás os está tentando para que caigáis y os separéis de Mí…

Y él lo que desea, es que os mantengáis ahí, en el Pecado, en vuestra maldad. Que NO os arrepintáis y que os alcance la muerte en ése estado… Y así, os condenéis eternamente.

Tened cuidado porque esto es una realidad, Mis pequeños. Yo siempre estoy esperando que os levantéis, que os arrepintáis y Mi Amor siempre os perdonará, aún por más grave que sea vuestro pecado.

Mi Gracia, que fluye continuamente hacia vosotros, todo lo perdona. Pero vosotros debéis tener un arrepentimiento de corazón, para que realmente se dé ésa Gracia inmensa que necesita el alma, que es el perdón por parte Mía, a través de Mis ministros, los sacerdotes.Manteneos pues alertas, porque se irá agravando cada vez más el ataque de Satanás sobre la Tierra, sobre todos vosotros.

Y por otro lado, la Iglesia sufrirá también graves caídas. Una gran Purificación y encontrar un sacerdote que perdone vuestros pecados, cada vez se va a hacer más difícil.

Por eso deberéis ahora luchar fuertemente contra todo aquello que pueda entrar en vuestro corazón, a vuestra mente y os dañe en forma mortal.

Abrid pues vuestras capacidades para que os unáis perfectamente a Mi Gracia, que fluye continuamente y ya no os alejéis de Mí y así podáis resistir los ataques de Satanás contra vuestra alma,  contra todo vuestro ser.

Y también para con vuestros hermanos que os rodean, cuidadles. Cuidadles sobre todo a aquellos que están alejados de Mí.

Mis pequeños, vosotros los que estáis Conmigo, reconocéis realmente el valor de un sacerdote, especialmente si éste sacerdote es santo.

Si éste sacerdote está donado a Mí y mantiene su sacerdocio limpio, puro y entregado completamente a su misión, que es la Evangelización; pero primeramente evangelizando su propia vida, que él sea un ejemplo ante vosotros y ante vuestros hermanos.

El ser sacerdote Mis pequeños, es una Gracia muy especial que Yo concedo a algunas almas. Satanás conoce el valor de un alma sacerdotal y por eso ataca muy fuertemente a estas almas desde pequeños… Con la idea de destruirlas espiritualmente o desviarlas para que busquen algo más del Mundo, en lugar de darse a Mí, que es la misión más loable que pueda tener un alma sobre la Tierra.

No os imagináis, Mis pequeños, todas las Bendiciones y potencias que tiene un alma sacerdotal. Y aún así, muchas de éstas almas sacerdotales, a pesar de que ya han obtenido Mi Bendición y son sacerdotes ante la comunidad, muchas se desperdician.

Muchas de éstas almas se vuelven pecadoras y traicioneras. Y en parte es porque NO han querido seguir creciendo en Fe y en Oración.

Os hago hincapié Mis pequeños, que el vivir una vida de Oración profunda os va a asegurar el triunfo sobre los ataques de Satanás. Ciertamente podréis caer o tropezar, pero NO os quedaréis ahí.Os levantaréis y Me buscaréis para regresar a Mí y regresar a tener nuevamente vuestra alma limpia.

Pero las almas alejadas de la Oración, de las buenas obras, de la Donación, para ver al hermano crecido espiritualmente. Éstas almas caen fácilmente en los engaños de Satanás.

Y éstas almas sacerdotales engañadas y pecadoras, se vuelven lobos con piel de oveja. Y esto es muy preocupante Mis pequeños, porque éstas almas con piel de oveja, están destruyendo la espiritualidad de muchas almas alrededor del mundo.

Se presentan ante los hombres como si fueran verdaderos sacerdotes, que de hecho lo son por el Sacramento. Pero al decir buenos sacerdotes, quiero decir almas entregadas a Mí y que viven Mis Verdades y Mi Amor correctamente.

Estas almas al contrario, se presentan como si fueran verdaderos; pero su vida y todo lo que sale de ellos es falso y os desvían.

Vosotros los laicos, vais a buscarlos para que se os dé un consejo espiritual, para que se os ayude a salir de algún problema… O simplemente cuando estáis en una celebración de la Eucaristía, en la Misa.

Lo que se dice durante la homilía, éstas almas sacerdotales traidoras, desvían a las almas que les escuchan y poco a poco les van destruyendo su espiritualidad. Las hacen débiles, las apartan de Mi Amor y de las obligaciones que ellas tienen para Conmigo y para la Iglesia. Estas almas NO sirven, son almas traidoras y de las cuales os debéis cuidar, Mis pequeños. NO todos aquellos que ahora se digan sacerdotes… Mi sacerdote, son almas en las cuales podéis confiar plenamente…

Para eso os pido que Me pidáis el don del Discernimiento para que vosotros podáis discernir las Verdades de la Fe.

Y de ésta forma podáis vosotros juzgar si aquél, que se dice ser un verdadero sacerdote, está actuando bajo Mis Verdades o está actuando movido por Satanás, tratándoos de engañar, siendo instrumentos de él.

Os repito, Mis pequeños, tened cuidado. Porque ya se os ha dicho que estáis viviendo momentos difíciles en la Humanidad. Son tiempos de Obscuridad, son tiempos de Negación a Mi Amor y a lo que viene de Mí.

Son tiempos de gran engaño de Satanás hacia las almas, en donde os manipulará de tal forma, que os hará creer que lo malo ya se ha vuelto bueno y que debéis evitar en vuestra vida, todo aquello que venga de Mí, vuestro Dios.

Lo estáis viviendo ya, Mis pequeños. Ya no se puede decir que es algo que vendrá, lo estáis viviendo YA y por eso con mayor razón, os debéis preparar y proteger.

La Oración siempre os asegurará el vivir con seguridad, porque la Oración es la convivencia íntima Conmigo, con vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad.

Si vivís así, en comunicación continua Conmigo, difícilmente os engañará Satanás.Os prevengo Mis pequeños, porque los ataques se irán incrementando. Solamente aquellos que estén Conmigo y que busquen fortalecerse a través de la Oración, estarán protegidos.

Orad por vuestros hermanos, aquellos que llevan una vida muy fácil y muy ligera, porque estarán en peligro fuerte de perderse…

Y sobre todo, orad por aquellas almas sacerdotales, las que son pequeñas todavía, las que están preparándose, las que ya son y las que fueron.

Orad fuertemente por ellas, porque necesitan fuertemente de vosotros, porque necesitan muchísimo de vuestra Oración y de vuestra Donación por ellas.Os amo, hijitos de Mí Corazón, y les pido que vean por Mis ministros. Cuídenlos, protéjanlos en cuerpo y alma, porque así vosotros mismos os estaréis protegiendo, ya que ellos intercederán por vosotros en vida y en muer­te.

Los Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesús y en el del Amor Fecundo del Espíritu Santo.

Habla Nuestro Señor Jesucristo 

Hijitos Míos, en Mis apóstoles estáis reflejados todos vosotros. Tres años de Evangelización, tres años con el Maestro, tres años con el Santo de los Santos… 

Conviviendo con Él, compartiendo con Él, viendo Mis Milagros, viendo cosas extraordinarias, recibiendo Sabiduría Divina; teniendo lo que ningún hombre sobre la Tierra había tenido, la convivencia directa con su Dios,

Mis Enseñanzas directas hacia ellos, cualquiera de vosotros hubiera querido tener ésa dicha. Los mismos profetas en la antigüedad, habían querido tener ésa dicha del conocerMe.

Y éstos doce hombres estuvieron Conmigo tres años, conociéndoMe, tomando de Mí,  alimentándose de Mí y al final qué sucede, uno Me traiciona, Me lleva hasta la muerte.

Otro Me niega, el que fue cabeza de todos ellos. Los demás corren, huyen al ver que las cosas se ponen difíciles cuando Me atrapan…Y solamente uno se mantiene al pie de la Cruz.

Mis pequeños, ¿Cuál de todos ésos apóstoles sois vosotros?

 ¿También huiréis? ¿También Me Traicionaréis? ¿También Me negaréis? u ¿Os mantendréis Conmigo por siempre?

Reflexionad, Mis pequeños. NO habéis tenido tres años de preparación. Muchos de vosotros tenéis toda una vida, decenas de años conociéndoMe, buscándoMe, tratando de estar Conmigo, ¿Qué habéis hecho de vuestra alma?

¿Qué habéis hecho para estar en la misma posición de Mis apóstoles y discípulos? O sea en la transmisión de Mis enseñanzas. Lo que les di a ellos, ahora lo tenéis vosotros en las Sagradas Escrituras y ésa es vuestra tarea también; al estar Conmigo debéis difundir lo que ellos mismos recibieron y difundieron.

¿Qué habéis hecho? ¿En dónde estáis? ¿Qué cuentas tenéis para darMe? Son momentos de reflexión, son momentos de Juicio Mis pequeños.

Os voy anticipando todo esto para que vuestro momento final sea grato para vosotros y grato para el Cielo. Que no sean momentos vergonzosos cuando os presentéis ante Mí, ante Mi Padre, ante el Cielo entero, que se os vea, se os juzgue.

¿Cómo os sentiréis ante éste Juicio Universal?Y será Universal cuando seáis juzgados en lo particular; porque las almas, TODAS las almas estarán viéndoos. Ciertamente Yo Soy el Juez, pero ellos verán cómo os comportasteis…

Entraréis a la Gloria dichosos de haberMe servido. O tendréis que pasar mucho tiempo en  purificación, porque desperdiciasteis Mi tiempo.

Meditad Mis pequeños, antes de que os alcance vuestra muerte. Meditad y actuad positivamente. Yo Soy un Dios de Misericordia que olvida el pasado y cada vez que vosotros acudís a Mí para el perdón de vuestros pecados, es un renacer para vuestra alma.

 Un principio en el cual podréis hacer grandes cosas para Mí, para vuestros hermanos, para Mi Reino. Volvéis a renacer cuando vuestra alma queda limpia, sana, aliviada de vuestros pecados.

Acercaos a Mis ministros para que alcancéis la purificación de vuestra alma y tengáis ése propósito de renovación, de empezar nuevamente y de hacer lo mejor posible por vuestro Dios en vuestros hermanos…

Y para Mi Reino, que ya se acerca. Meditad, reflexionad… Os amo, Mis pequeños.

BuscadMe y Me encontraréis. Confiad en Mí y juntos restauraremos el Mal, que se introdujo desde el Principio. Yo os necesito como Instrumentos y vosotros Me necesitáis para obtener vuestra Vida Eterna.

Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de los que NO véis, en Mí Santo Nombre de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

EL PAPA TAMBIEN NECESITA EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACION… Porque “en la casa del jabonero, el que no cae, resbala…”

http://diospadresemanifiesta.com/