Archivos diarios: 7/02/18

F98 CREDO 16 (1)


CREO EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA“TU ERES PEDRO Y SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARE MI IGLESIA…” (Mt. 16, 13:20)

PEDRO Y LA IGLESIA

¿Conoces tú a la Iglesia Católica?

Actualmente, muchos católicos abandonan su Iglesia porque NO la conocen. Tenemos un Tesoro de MÁS de 2,000 años, que aún permanece escondido para la gran mayoría de los católicos.

1.) ¿Quién fundó la Iglesia?

En el Evangelio de San Mateo 16 : 13-20 Jesús declara: Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia.”

Jesús fundó así Una Iglesia. El NO quiso un grupo de creyentes subsistiendo aislado…. O como ovejas sin Pastor.

2.) ¿A quién le habló Jesús en Mateo 16 : 13-20?

Jesús se dirigió a Simón Bar Jonás, uno de los que formarían parte de Sus Doce apóstoles…

Y Jesús le cambia el nombre por el de Pedro.  

3.) ¿Qué quiere decir Pedro?

El nombre de Pedro, NO aparece en ningún escrito de la antiguedad, hasta que Jesús se lo da a Simón.

Pedro es un nombre propio que tomó de la palabra “Petras” que quiere decir “Roca” en griego.   

Existen en este idioma 7 palabras para definir piedra. cuando se aplica a Jesús se utiliza “Acroniagos” que quiere decir “Piedra Angular”…

Y  Pedro significa “Roca Firme”.

4.) ¿Por qué cambia Jesús el nombre a Un solo Apóstol?

Pedro es la única persona del Nuevo Testamento que recibe un nuevo nombre de parte de Jesús.

En el Antiguo Testamento, cuando Dios va hacer un Pacto con un hombre, le cambia de nombre…

Y le da uno de acuerdo con la misión que va a realizar.Y…. Como ejemplo tenemos a Abram, cuyo nombre fue cambiado por Abrahám que quiere decir “Padre de muchedumbres”… ésa sería su misión.  

Ser el Padre en la Fe de millones de hombres (cf. Gen 17: 4-8).  

Tenemos también a Jacob, cuyo nombre fue cambiado por el de Israel que quiere decir “Fuerza de Dios”.

5.) ¿Por qué a Simón?

Jesús reconoce en Simón, la Fe sólida en la cual debía fundarse la Iglesia y por esa razón, le asigna la Misión de ser la Roca firme sobre la cual se sostiene aún después de 2,000 años .

A partir de la misión recibida, Simón pasa a ocupar el Primer lugar entre los Apóstoles (cf. Mc 3 : 16-19; Lc 6: 14-16).

En Lucas 22: 31-32, Jesús esclarece la misión de Pedro de confirmar en la FEP a los demás apóstoles y apacentar al Pueblo de Dios (cf. Jn 21: 15-19), como continuación del trabajo del Buen Pastor.   

6.) ¿Al morir Pedro, dejó de existir con él esta misión?

De ningún modo, en Mateo 16 : 19, Jesús promete dar las Llaves.¿Qué llaves? El profeta Isaías nos da la respuesta en Is 22 : 22.  Las Llaves indican sucesión cuando se habla del hecho relatado en Isaías.

David había muerto siglos antes… Sin embargo las Llaves que simbolizaban el Poder de Administrar siguieron transmitiéndose por generaciones.

Jesús es el Heredero del Reino de David (cf. Lc 1 : 32-33)

Y El transfiere el poder de administrar la Iglesia – Su Reino – a Pedro y a los sucesores de éste.

7.) ¿Si la palabra “Papa” NO aparece en la Biblia, por qué la usan?

La palabra “Papa” quiere decir en italiano Padre… Y por esa razón se le ha llamado así al Obispo de Roma.

En la Iglesia, sólo existen tres ministerios: Diácono, Presbítero y Obispo.

El Papa es Obispo de la Ciudad de Roma, donde nuestra Iglesia Católica tiene su Sede principal y donde habita el sucesor de Pedro…

A quién deben estar sujetas todas las demás iglesias;  permaneciéndo así bajo la autoridad y en comunión con el Obispo de Roma, ya que Dios es un Dios de orden.   

8.) ¿Por qué en Roma, si la Biblia NO menciona que Pedro haya estado allá?

La Biblia tampoco menciona que Pablo haya muerto, esto no quiere decir que aún esté vivo. El Libro de los Hechos de los Apóstoles fue escrito por Lucas, seguidor de Pablo; el cual  por la forma en que termina pareciera que NO fué concluido.

Todo historiador serio sabe por pruebas arqueológicas, que Pedro sí estuvo en Roma donde también murió… Su sucesor fue Lino y a éste le siguió Anacleto y así sucesivamente hasta el actual Papa Juan Pablo II. (En el año 2000)

En la Carta del sucesor de Pedro, Clemente I a los Corintios, que pertenece a los escritos de los de los Padres de la Iglesia, se hace mención del Martirio de Pedro en dicha ciudad.

La Carta fue escrita en el año 96 D.C.

El libro Historia de la Iglesia de Kenneth Scott Laturell (edición de la Casa Bautista de Publicaciones, pág. 162) dice:

” Aunque NO fue fundada por el uno ni por el otro, la Iglesia de Roma gozaba del prestigio de la visita de Pablo y de Pedro lo que parece información digna de crédito”.   Declara igualmente que Roma fue el escenario del martirio tanto del miembro más prominente de los Doce Apóstoles originales, como del principal misionero de la Iglesia primitiva.

 La Nueva Enciclopedia Americana dice:

” Cuando Pedro dejó Jerusalém, se fue por un tiempo a Antioquia y después a Roma, donde fue Jefe de la Iglesia. “.

9.) ¿Cómo está constituida la Iglesia?

Iglesia Triunfante

Iglesia Purgante

Iglesia Militante

10.) Algunas personas afirman que el Papa es el Anticristo. ¿Es cierto esto?

Las Dos Bestias de Apocalipsis 13:
El Anticristo y el Falso Profeta

La Biblia profetiza de un tiempo cuando dos líderes vendrán al poder con y bajo la aprobación y autoridad de Satanás para Engañar al Mundo. Y esclavizarlo para que adoren a Satanás como a Dios.

La primera bestia, conocida como el Anticristo, NO vendrá proclamando que el es Satanás.  El vendrá actuando a ser Dios, (por esto lo del Falso Cristo) y la segunda bestia declarará que la primera es Dios y forzará al mundo a adorarlo.

La Biblia revela que en los últimos días Dos Bestias se levantarán en poder y trabajarán juntas, para engañar y destruir a la humanidad.

Y abolir la Esencia principal de la Santa Eucaristía: LA TRANSUBSTANCIACIÓN. (Cambiarán la Liturgia de la Eucaristía)

Y de esta manera, EXPULSAR A DIOS DE SU CASA…

En su reinado, tratarán de aniquilar a la Verdadera Iglesia, persiguiendo y matando especialmente a los católicos.

Y apoderándose de los templos para instituir la Falsa iglesia, consumando la Gran Abominación de la que habla el profeta Daniel, (Daniel 9 al 12)

El Anticristo y el Falso Profeta. 

En Apocalipsis 19:20 su futura captura es predicha:

20Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre”

Pero antes de esto, ellos infligirán muerte y destrucción sobre el Mundo, destruyendo nuestro mundo como lo conocemos.

Para la pregunta formulada al principio de este segmento, la respuesta ES:

“Si Oraste al Espíritu Santo y te concedieron los carismas de Sabiduría y Discernimiento; Comprobarás personalmente la respuesta… }

Y también sabrás lo que DEBES hacer.”

Tanto Jesucristo como las revelaciones actuales, manifestadas con la Unción del Espíritu Santo, el Señor nos ha reiterado muchas veces que pidamos el Don del Discernimiento, que tiene varias manifestaciones…

El objetivo principal de este Carisma es Preservarnos de los Engaños de Satanás y también de nuestro Ego; porque somos especialmente vulnerables a negarnos una realidad, que NO NOS GUSTA… Y tendemos a ‘forzar’ una respuesta Divina, a lo QUE deseamos y queremos que se doblegue a nuestra voluntad.

Y junto con el Don de la Sabiduría, nos marca la pauta a seguir… De acuerdo a lo que descubrimos, con el Don del Discermiento.

Porque el Padre Celestial mantiene su Promesa:

 ” Las Fuerzas del Infierno NO prevalecerán sobre Ella “. La Santa Misa:

La Celebración más Grande tanto en el Cielo, como en la Tierra.

Habla Jesús:

Se está celebrando en la Iglesia una Primera Comunión comunitaria.

Primera Comunión en la Iglesia Perseguida por el ISIS, en Erbil, Irak

Se alegra Mí Corazón al ver tantos niñitos acercarse a Mí para tomar por primera vez Mi Cuerpo, Mi Sangre, Mi Vida misma.

¡Cómo se alegra Mi Corazón al ver Mi Templo lleno!

Pero a la vez se entristece porque la gran mayoría sólo viene por compromiso. Otros sólo para acompañar a los que los invitaron, NO para acompañarme a Mí, Vuestro Dios y Salvador.


Vienen a Mi Casa y la gran mayoría NO sabe siquiera cómo se deben comportar, el Respeto que se Me debe en Mi Casa, cómo seguir la ceremonia de la Santa Misa.

Veo corazones indiferentes a Mi Presencia Real y Verdadera en el Altar.

Veo corazones que llevan años de NO recibir Mí Cuerpo en la Sagrada Eucaristía.

Jesús a Magdalena: ¡NOLI ME TANGERE!

Veo corazones sucios por el Pecado y se acercan a tomarme de manos de Mi Ministro, como si fuera cualquier cosa… Sólo lo hacen por compromiso ante sus invitados, por el qué dirán o por llenar un requisito en la Misa.

Se levantan a tomarMe porque los demás lo hacen y ellos ya NI se acuerdan o poco les importa, de que hay que recibirMe con el alma limpia de todo pecado y alegre de recibirMe.

 ¡Cuántas almas son las que Me reciben estando en grave falta! NO saben que están tomando su propia condenación.

Hijitos Míos, pregunto ¿Acaso he dado ocasión para merecerme tanto desprecio, tanto pecado, tanta ingratitud de parte vuestra? Son tantas las bendiciones que derramo en la celebración de la Sagrada Eucaristía y NO sabéis apreciarlas y mucho menos, agradecerlas.

Venir a Misa ES: venir a compartir conmigo Mi Vida, Mi donación total por todos vosotros en todos los tiempos. Venir a compartir conmigo el recuerdo de la Institución de la Sagrada Eucaristía.

Venir a compartir Mis Palabras de Vida, venir a compartir la alegría de ver tantas almas que salen del Purgatorio por cada Misa bien realizada.

Venir a compartir conmigo Mi Donación, Entrega y Sacrificio Eterno a Dios Padre por vuestra salvación y santificación.
Venir a visitarme debiera ser una Fiesta Grandísima de vuestro corazón.Debiera ser la alegría de la familia, del poderse acercar a convivir en una forma real y verdadera con Mi presencia VIVA con vosotros. Debiera ser el deseo más grande de vuestro corazón y de vuestra alma de venir al menos, cada Domingo,

Para agradecerMe, para contarMe vuestras alegrías y necesidades, para acompañarMe a Mí, vuestro Dios y Señor, el Amor por excelencia, para compartir éstos momentos Divinos en los cuáles se une el Cielo con la Tierra. 

Es tanto y tan grande lo que se vive en una Misa, que quedaríais asombrados, si pudierais ver la Magnificencia que rodea un altar, una capilla, una Iglesia, al estarse celebrando una Misa.

Os daría vergüenza el presentaros en el estado del alma en la que muchos de Mis hijos se presentan a una celebración de Mi Sagrado Cuerpo y Sangre Preciosos.  El Cielo entero se encuentra entre vosotros, los ángeles rodean el altar y custodian cada lugar interna y externamente de la Capilla o Iglesia en donde se está celebrando Mi Sacrificio Perpetuo.

Los Santos del Cielo se sientan y os acompañan en los mismos lugares en los que todos vosotros estáis. Las Iglesias se llenan de Cielo, ¡Es la Fiesta preferida del Cielo! Es la fiesta Perenne de Mí Corazón.

Es la Fiesta que recuerda Mí Donación Total por vosotros, es la Fiesta que recuerda vuestra salvación y vuestra recuperación en todas las Gracias para vuestra salvación.

Es la Fiesta en la que se derraman TODAS las Gracias y Bendiciones que Mi Padre concede NO sólo a los que están asistiendo a la Santa Misa, sino a todo el Mundo. Son Gracias que se derraman de conversión, de salvación, de santificación para el Cielo, Purgatorio y Tierra. La Santa Misa es la Fiesta que reúne a toda la Creación, que reúne a todas las almas creadas de Todos los Tiempos, pasados, actuales y futuros. En la Santa Misa se derrama todo el poder Divino.

Es el Nuevo Paraíso para aquellos que viven en Mi Gracia, en estado limpio de su alma, en aquellos que realmente Me buscan para amarMe y para vivirMe en ellos. Es el Alimento Supremo para vuestro crecimiento espiritual.

“Quién no coma Mí Cuerpo, ni beba Mí Sangre, no tendrá parte Conmigo en el Paraíso” Así os lo dije y así es.

Pero también os lo repito: el Tibio, el Indiferente, el Convenenciero, el que sólo Me busca por interés personal y generalmente es por interés material… Será vomitado de Mi boca. Y peor será, recordadlo muy bien aquellos que tomen Mí Cuerpo y Beban Mi Sangre Preciosa estando en pecado mortal, NO Me están tomando a Mí, están tomando su Condenación Eterna.

Hijitos Míos, entendedlo bien: YO no Soy un dios de Temor, ni Justiciero, ni Rencoroso. Soy un Dios de Amor, un Dios que se dá en pleno, aún a aquellos que poco Me aman o que peor aún, Me atacan.

Pero Soy Paciente y os busco a lo largo de vuestra existencia en la Tierra, esperando el momento de vuestro retorno a la Gracia y a la Conversión; las cuáles perdéis por dejaros llevar por las asechanzas y propuestas mentirosas de Mi Enemigo.

Yo os acerco infinidad de ocasiones durante vuestras vidas, para que regreséis a la Verdad. Para que retoméis la Misión que Me prometisteis que realizaríais por Mí en la Tierra. Yo espero vuestro arrepentimiento sincero para Yo tomarlos y llevarlos de regreso a la Casa de Mi Padre. En una palabra, Yo busco sólo vuestro bien. Pero también exijo con justa exigencia, respeto a Mi Persona.

Respeto a Mi Casa, respeto a la recepción de la Sagrada Eucaristía, respeto a Mis ritos, respeto a Mi Nombre Santo en vuestras conversaciones y a Mis representaciones en imágenes y estatuas.

Respeto a Mi Presencia Real y verdadera dentro de vosotros. Respeto a los lugares santos que se encuentran diseminados por toda la Tierra, respeto al Amor que os doy.

Recapacitad hijos Míos y vivid las alegrías y las bondades que os concedo todos los días, ya sea que asistan o no a una Misa. De todos modos estáis recibiendo a diario las bendiciones que se derraman de cada Misa que se celebran en todos los lugares de la Tierra y NO os dais cuenta de ello y además, NO lo sabéis agradecer.  Ahora lo sabéis y espero vuestro agradecimiento. Y uníos a cada una de éstas santas Celebraciones alrededor de la Tierra en todo momento; porque son ésas gracias que se derraman, las que DETIENEN muchos males en vuestro Mundo y detienen la Furia de Mi Enemigo para atacarlos.

Pero también necesito de vosotros, que asistáis cuando menos los domingos a Mi Santísima Celebración de la Misa, para que personalmente y como invitados de Mí Corazón, vengan a compartir Conmigo Mi Vida y la puedan compartir, por manos de Mi Madre Santísima y del Señor San José, a Mi Padre Celestial…

Para el derrame de Gracias, bendiciones y agradecimientos para vosotros mismos, para vuestras familias, para el Mundo entero, para el Purgatorio y para el Cielo.

Recordad que en cada Misa el Cielo entero convive con vosotros, está junto a vosotros. Presentaos por favor de una manera digna, tanto de alma como de cuerpo… Sabiendo que es el mismo Padre el que está recibiendo toda vuestra vida junto con la Mía, en ésos momentos.  Vivid conmigo éstos momentos celestiales que se viven en cada Misa, junto con todo el Cielo. Son grandes momentos, los cuáles veréis cuando estéis conmigo… Y veréis entonces cuánto dejasteis de aprovechar en cada Misa

O cuánto ganasteis en cada una de ellas. NO Hay Celebración más grande en el Cielo o en la Tierra que la Santa Misa. NO la desaprovechéis hijos Míos.

Porque Hijitos Míos, si vosotros os dierais realmente cuenta de todas las bondades que fluyen de Mí Corazón abierto para vosotros, NO os separaríais de ésta fuente Viva de Gracias y Bendiciones.

Yo mismo permití que Mi Sacratísimo Corazón fuera expuesto por la lanza en la Cruz Bendita, Fuente de salvación por vosotros, para que al quedar al descubierto…

Pudiérais vosotros entrar fácilmente a Mi Amantísimo Corazón.

¡Cuántos de vosotros NO se acercan a Mí porque Me tienen miedo! ¡VedMe, estoy Clavado en la Cruz por vosotros, para levantaros de todas vuestras iniquidades!

Estoy Clavado en la Cruz para vuestra salvación, para abriros las puertas del Cielo, entrando desde estos momentos a través de Mi Corazón abierto por la Lanzada.

Mi Corazón es Fuente de Paz, es Fuente de Amor, es Fuente de crecimiento espiritual. Mi corazón así abierto, en vez de morir por la lanzada, ahora se abre en Vida por vosotros.  Todo aquél que se acerque a Mí con espíritu contrito, con una Fé verdadera y una confianza plena en que Vuestro Dios y Salvador os puede levantar a la Vida Eterna, al perdón de vuestros pecados, a tenerMe plenamente por toda la Eternidad…

Entonces obtendréis todo lo que Me pidáis, para los demás y para vosotros mismos.

Buscadme íntimamente, buscad Mi Luz Verdadera para que vuestra alma se quite el velo del Pecado, el velo de la Mentira con que Mi enemigo os cubre al llegar a la Tierra; para que NO podáis ver con los ojos del espíritu, con los ojos de la verdad, vuestra verdadera misión por la que habéis bajado a la Tierra.

Deberéis acercaros más seguido a recibir Mi alimento de Amor para que creciendo vuestra alma, al tomar el alimento Divino; podáis ser Mis apóstoles, Mis seguidores, Mis verdaderos hijos sobre la Tierra.  

Sed otros Cristos, pedid a Mi Padre tal gracia, porque sólo así se podrá dar la Luz Verdadera sobre el Mundo. Es cuando Mi Luz, la Luz Divina se derrame en corazones que acepten Mi Presencia en ellos, cuando Yo viviré y restauraré todo lo que fue creado por Mí Padre al principio de los siglos.

Recordad hijitos Míos, que Yo NO puedo actuar sin la ayuda de vosotros.

Son tan pocas las almas que se donan a Mí libre y plenamente, que NO guardan nada para sí mismos, que Me permiten una libre actuación en sus vidas. Hijitos Míos, os lo vuelvo a repetir, ¿Es que no tenéis confianza en Vuestro Dios?

¿Vosotros creéis que al daros por Mí, Yo permitiré que tropecéis? ¿O acaso apreciáis más los bienes humanos que los Divinos? Es vuestra falta de Fé y de Confianza la que os traiciona. Pedidme éstas dos virtudes a Mi Corazón, Fuente abierta de vida y pedidme también el Amor, porque sin él NO os podríais dar a Mí, como Yo Me di por vosotros.  Recordad que Yo nunca os voy a pedir más de lo que vuestras fuerzas puedan soportar. Se lo dije a Mis discípulos y os lo digo a vosotros: “No os prometo riquezas ni grandes alegrías materiales, ni comprensión de parte de los vuestros, pero sí tendréis alegrías espirituales aquí en la Tierra y poseeréis Mi Reino por toda la eternidad, el cuál sobrepasa, por mucho, lo que tenéis en la Tierra”.

La Fé, hijitos Míos, Fé en el Amor de Mí Padre, Fé en Mí Obra de salvación por todos vosotros, Fé en la guía interna con la Voz del Espíritu Santo, Fé en una nueva vida que trasciende a la de la Tierra.

Fé en la ayuda materna de Mi Madre Santísima, Fé en la ayuda espiritual de Mi Padre San José; tanto para vuestras familias como para nuestra Iglesia. Fé en la ayuda que os prestan Mis Angeles y Mis Santos.

Fé es lo que debéis pedir con todo vuestro corazón a Mí Corazón abierto… “Si tuvierais Fé del tamaño de una semilla de mostaza, podríais ordenar aquella montaña que se moviera de lugar y lo haría”.  Esta es la Fuerza de la Fé. Pero cuántas “montañas” de corazones duros existen entre vosotros. De corazones cerrados a la Luz Divina, de corazones encerrados en las pasiones de éste mundo, de corazones muertos y que matan a otros con falsas enseñanzas, falsas culturas, falsos amores.

Pedid con Fé que la Luz Divina que brota de Mí Corazón Abierto por vosotros renueve ésos corazones y muchos más. Es sólo a través de la Luz que Yo os puedo dar, que podréis entender la Luz de Mí Vida y Mis Enseñanzas. Venid a Mí y pedidla de corazón.

Son tantos en los cuáles se viven las mentiras de Mí Enemigo que NO podéis imaginároslo. Oh, hijitos Míos, a diario renuevo Mi Sacrificio en el Altar por todos, todos Mis hijitos sobre la Tierra.

No me importa a que religión pertenezcan, a que ideología, sólo deseo que me encuentren en Mí Corazón. Yo a todos os llamo, a todos. Por todos morí, sin excepción de raza, credo o cultura. En Mi Corazón hay cabida para todos vosotros. Vosotros sois Mis hijos y Yo soy Vuestro Dios y Salvador.

Venid TODOS, escuchad Mí Voz y todos los que seáis Míos escucharéis y reconoceréis Mi Voz de Pastor y os guiaré hacia pastos verdes en los que viviréis al amparo del Amor por toda la Eternidad.

Mí Corazón os espera, Mi Corazón os llama, Mi Corazón os bendice. Venid y bebed y Yo os daré agua de Vida Eterna.

Os Bendigo en Nombre de Mi Santo Padre, Señor y Creador de todas las cosas, en Mi Nombre, Vuestro Jesús y Redentor y en Nombre de Mi Santo Espíritu de Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

P257 MIGAJAS DE AMOR


Enero 25 de 2018

NO estáis enamorados de Mi Amor, NO Me ofrecéis lo mejor que tenéis, lo mejor que hacéis

Hijitos Míos, cuando Yo estuve entre los hombres, primeramente, como Dios, ya os conocía perfectamente. Y estando entre vosotros, os tuve y os traté de guiar a cada uno de vosotros según vuestro carácter, según vuestra educación, según vuestro conocimiento.

El hombre está muerto, el hombre NO vive, cuando NO está Conmigo. De qué os sirve Mis pequeños, tener una vida de mundo, en donde se os respete, en donde se os conceda una posición especial, cuando ante Mí, NO sois nada…

Porque NO os habéis llenado de Mí, del Conocimiento que Yo os dejé y del Ejemplo que Me visteis hacer. Y sobre todo, la oración que también Me visteis vivir y que era Oración para vosotros. 

Los mismos apóstoles Me veían apartarMe de ellos, para que Yo tuviera esa relación íntima con el Padre.  

Os he enseñado esa Oración, esa relación íntima. Pero ¿Cuántos de vosotros, realmente, la seguís? ¿Cuántos de vosotros os tomáis el tiempo para estar con Nuestra Santísima Trinidad?

 Pocos, muy pocos lo hacéis y os perdéis de tanta Sabiduría que Yo os pudiera transmitir, a través de Mi Santo Espíritu, al estar unidos en la Oración.

La Oración os lleva hasta la profundidad de Nuestro Amor, de Nuestra Sabiduría y del Conocimiento que vosotros debéis tener para vuestra santificación.

Entended Mis pequeños, que el Mundo NO os va a santificar. Vosotros podéis hacer lo que hace cualquiera de vuestros hermanos que viven en Pecado, que viven en la Maldad.

Y por otro lado, también aquellos que viven en la maldad, que viven en el pecado, que viven apartados de Mí; pueden hacer lo que vosotros hacéis, con sus capacidades intelectuales.

Pero la gran diferencia de lo que vale ante Mis Ojos, ES que lo que estéis haciendo NO solamente lo estéis haciendo para ganar un poco de dinero más…

Sino que lo que estéis haciendo, realmente lo hagáis de corazón para OfrecerMe vuestros actos y los unáis a los Míos.

 NO es lo mismo actuar por vosotros mismos, que actuar unidos a la Comunión de los Santos.

Los cristianos que viven el evangelio de San Evangelista: un evangelio que NO EXISTE, pero que ellos han ACOMODADO A SU MANERA DE VIVIR, CON LA PALABRA DE DIOS QUE LES GUSTA, DESECHANDO LO QUE LES DISGUSTA….
(Porque se NIEGAN A OIR LO QUE NO LES CONVIENE)

Mis pequeños, desperdiciáis tanto al NO estar unidos a Mí, al NO querer vivir de acuerdo a Nuestra Voluntad. Ya os he dicho que Satanás os ha desviado de vuestro caminar.

Vosotros veis a vuestro alrededor, hermanos vuestros que van y vienen, que hacen una cosa u otra y sentís que el mundo va caminando en forma normal sin problemas. Pero NO vivís realmente como debierais vivir, seguros en Mi Corazón.

Vivís con temores, porque NO estáis unidos a Mí, porque NO estáis haciendo lo que debéis hacer, unidos a Nuestra Trinidad.

Cuando Yo estuve entre vosotros llevando a cabo Mi Misión, todo lo que Yo hacía iba dirigido a Mi Padre. Yo NO hacía las cosas por Mí Mismo, apartado de Mi Trinidad.

Yo NO Me apartaba de la Presencia de Mi Padre y de Mi Santo Espíritu. Ciertamente NO Nos podeMos separar el Uno del Otro, salvo en el momento de la Crucifixión…

Pero siempre estaMos unidos.

Vosotros, actuáis totalmente al revés. Vivís para vosotros mismos, hacéis lo vuestro… Y solamente SI se os presenta algún problema, os acordáis de Nosotros.

NO Nos ofrecéis vuestros mejores frutos, vuestro mejor trabajo, vuestras mejores acciones, como lo hacía Abel.

NO ESTÁIS ENAMORADOS DE MI AMOR

NO Me ofrecéis lo mejor que tenéis, lo mejor que hacéis. Sigo recogiendo de vosotros solamente las Migajas y no porque Me las deis; sino que Yo como pordiosero, las recojo porque se cayeron de vuestro plato.Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios y Me merezco todo.

Me merezco muchísimo más de lo que vosotros CUANDO OS ACORDÁIS… Si alguno de vosotros buenamente, Me dais algo de lo vuestro.

Debierais estar contentos en darMe de lo que tenéis, de lo que hacéis, de lo que lográis. Porque Yo os di todas las capacidades que tenéis; pero difícilmente, os acordáis de Mí.

Ciertamente, Soy vuestro Dios y NO necesito de vosotros, por así decirlo. Pero sois Mis hijos y el Padre se alegra infinitamente, cuando el hijo va hacia Él…

Ya sea para platicar, ya sea para compartir, ya sea para jugar. Pero la gran mayoría de vosotros Me hacéis a un lado, NO vivís por Mí NI para Mí…Vivís para vosotros mismos, gozáis solos. NO compartís de lo que Yo os doy, para que vosotros paséis por este mundo de la mejor forma.

Poco meditáis de lo que es vuestra misión, de lo que os costaría si no estuvierais protegidos por Mi Providencia y por Mi Presencia ante vosotros y en vosotros.

Satanás continuamente os está atacando u os quiere atacar; él quisiera destruiros por la Envidia que os tiene y por el Bien que hacéis, los que realmente lo queréis hacer.

Una pregunta se Me ocurriría haceros: ¿Qué es peor, pecar contra Mí dándoos plena cuenta que estáis pecando contra Mí? o ¡¿El olvidarMe, el NO contar Conmigo para nada en vuestra vida?Es doloroso que os pregunte esto, Mis pequeños. Pasar desapercibido en vuestra vida, a pesar de que Yo os doy todo. Que os cuido, que os proveo y sobre todo, que os Amo Infinitamente.

¿Cuántas veces un hijo, en una familia grande, hasta llega a hacer algo malo, hasta llega a pelearse con los hermanitos o cometer algo desagradable a los padres, con tal de que se fijen en él?

Es triste esto que os digo Mis pequeños, porque vosotros NO Me compartís de vuestro amor, NO tratáis de buscarMe y compartirMe de lo que recibís de Mí, a pesar de que todo lo que tenéis viene de Mí.

Nada se da si no es por Mi Voluntad, pero estáis tan alejados de la espiritualidad profunda en la que Yo quisiera que estuvierais. Que por ello NO os acordáis de Mí y a veces, NI os interesa que Yo viva junto a vosotros vuestra vida.El Amor os he dicho, que lo llena todo. Sin Mi Amor, sin Mi Protección, sin Mi Providencia, vosotros desapareceríais en ese momento. Si Yo no estuviera viendo continuamente por vosotros, dejaríais de existir. 

Yo Soy Todo para vosotros, pero NO os dais cuenta de la importancia de Mi Presencia en vuestra vida. Puede ser soberbia de vuestra parte, puede ser olvido, pueden ser tantas cosas; pero la realidad es que Yo NO Estoy en vuestra vida.

Continuamente os quejáis de todo lo que os pasa. Me echáis la culpa de todo... Y en ese momento SÍ existo en vuestra vida, pero NO para un bien, sino para que Me reclaméis que NO os está yendo bien…

Y Me ofendéis. Me blasfemáis porque según vosotros, NO estoy cumpliendo con vosotros para que os vaya bien.

“TANTO AMÓ DIOS AL MUNDO…”

¿Os dais cuenta lo mal que os portáis con Aquél que os ha dado todo?

¿Cómo queréis llegar al Reino de los Cielos? ¿Cómo queréis tener premios grandes de parte Mía a lo largo de vuestra existencia, si solamente os aprovecháis de Mí? o más bien, ¿Os queréis aprovechar de Mí, para vuestro bien?

No os importa meditar ¿Cómo estoy Yo o qué siento? Yo Me merezco vuestra vida entera, Me merezco vuestros triunfos, Me merezco todo lo que hacéis en el bien.

Os he dado pocas o muchas capacidades, pero para vuestro bien. Y para lo que necesitaréis para la Misión que os encomiendo. Para que crezcáis, también espiritualmente y Yo os pueda premiar grandemente en el Reino de los Cielos.  

Yo, continuamente estoy viendo por vosotros, para llevaros por caminos que os van a ayudar a crecer espiritualmente y para que podáis conocerMe mejor…

Y de esta forma, gozarMe cuando terminéis vuestra misión aquí en la Tierra y podáis volar hacia el Reino de los Cielos. Pero ¿Cómo Me podréis gozar si NO Me conocéis, si NO Me buscáis, si NO os importo para nada?

He venido a la Tierra para estar entre vosotros. A ese grado Me he dado por el bien vuestro. Creé a Mi Segunda Persona, el Verbo Divino para estar entre los hombres y así Me conocierais mejor, aprendierais de Mí.

 Os he dejado el Conocimiento Divino, el Conocimiento Celestial, con el cual podéis empezar a gozar desde la Tierra, el Cielo que tendréis al final de vuestra existencia. Pero ¿A cuántos les importa esto?Os pregunto:

¿Cuántos realmente desean vivir ¡YA! desde la Tierra…

Los gozos de Mi Reino, que es vuestro Hogar?

Mucho, MUCHO se desperdicia de Mi Gracia que cae continuamente sobre vosotros.  

Por un lado, hay maldad en vuestro corazón y NO os interesa la santidad de vida.

Por otro lado, hay mucha distracción del Mundo y NO os interesa llenaros de la Sabiduría Divina.

NO buscáis vuestro bien eterno. Os conformáis con lo poco que tenéis, que es mundano, que NO os ayuda a vivir de acuerdo a lo que Yo os enseñé. ¡Cuánto error estáis viviendo! Y todo porque os habéis apartado de Mí, vuestro Dios.

Lo que estáis padeciendo y padeceréis, os llevará a buscarMe, a que os deis cuenta de que Yo Vivo en vosotros y para vosotros. Pero que también exijo amor, el amor de un hijo hacia un Padre.  Ciertamente, este es Tiempo de Purificación, es tiempo de que el hijo pródigo regrese al Padre, de que el hijo pródigo se dé cuenta de su error, de que el hijo pródigo se dé cuenta que habéis vivido en el Mundo y que el mundo os traiciona y os traicionó…

Y que en lugar de llevaros hacia un bien, os llevó hacia vuestra destrucción tanto física, espiritual y económica…

Y todo porque quisisteis hacer lo que creíais humanamente, que era correcto.

Y os repito, ciertamente estáis llevando una tarea humana, pero si NO la Divinizáis UniéndoMe…

PidiéndoMe que os acompañe en vuestra misión en vuestra vida, de NADA sirve lo que hagáis, si NO estoy Yo junto a vosotros.

Sois Mis hijos pródigos que necesitáis regresar al Padre. Yo Soy el Padre rico, Yo Soy el Rey, tenéis vuestro lugar en el Palacio. Venid hacia Mí Mis pequeños, os conozco, sé lo que habéis hecho de bueno y de malo cada uno de vosotros.

Pero venid arrepentidos y os pondré nuevamente el anillo al dedo, os daré ropas reales para que viváis en el Castillo, para que viváis la Realeza a la cual pertenecéis. 

No sois del Mundo, el mundo os traiciona, el mundo os mueve hacia el Pecado y hacia la irrealidad de vida. NO estáis viviendo de acuerdo a Mi Voluntad. Estáis desperdiciando todo lo bueno que he puesto Yo en vuestra mente y en vuestro corazón.  Lo habéis desperdiciado y por eso vivís como en un estercolero, como el hijo pródigo de la Parábola vivía.

Muchos de vosotros vivís entre cerdos, ya no tenéis dignidad… Os habéis dejado mover por la Maldad y el Pecado y vivís entre ese lodo putrefacto, maloliente, como el de los puercos.

¡Regresad, pues, Mis pequeños, os espero, os espero con los Brazos abiertos!

Veo hacia los caminos y espero a las almas a que regresen a Mí. Espero ver vuestra presencia caminando hacia Mí, arrepentidos.

Venid a Mí, Me veréis gozoso de que hayáis regresado a donde pertenecéis. NO pertenecéis al Mundo, pertenecéis al Cielo, porque fuisteis creados en el Cielo y para el Cielo.

 Ahora, solamente estáis en una misión, pero estáis viviendo en un lugar muy diferente al que pertenecéis.

Cumplid pues vuestra misión, arrepentíos de vuestros pecados, arrepentíos de la traición hacia Mí vuestro Dios; la Traición hacia Mi Amor, porque Me habéis hecho a un lado de vuestra existencia.

Retomad una vida de piedad, de amor, de humildad y sencillez.

Sed, nuevamente ésos pequeños hijos Míos que tanto necesito ver a Mi alrededor.

Os quiero sencillos y NO soberbios, como ahora estáis. Desgraciadamente la gran mayoría de vosotros, necesitareis dolores fuertes, para que vuestras rodillas se doblen…

Y caigáis arrepentidos ante Mi Presencia y Mi Amor, por tanto mal que Me habéis hecho y les habéis hecho a vuestros hermanos.

Habéis sacado mi Amor de vuestro corazón y No tenéis protección contra Satanás. Habéis caído en sus trampas… él le teme a Mi Amor en vuestro corazón… Y por eso, os ha vaciado de él. NO tenéis protección contra su Maldad y él sabe que el Amor, Mi Amor es Poderosísimo cuando vosotros lo vivís, cuando lo transmitís, cuando Me lo dais.

PADRE PÍO: En cuanto a su capacidad de bilocarse, una persona informa que Pio dijo una vez: Yo puedo hacer tres cosas a la vez: Orar, Confesar y dar la vuelta al mundo”.

Venid pues Mis pequeños, Mis hijos pródigos, regresad a donde pertenecéis. Llenaos de Mi Amor, arrepentíos de corazón y dejadMe abrazaros e indicaros a dónde pertenecéis. Vuestro lugar os está esperando, Estoy con vosotros y os perdono de todos vuestros errores y de toda vuestra maldad…

 Pero decídMelo vosotros mismos de corazón y todo cambiará en vuestra vida. Soy vuestro Dios, Soy el Amor Infinito y quiero lo mejor para cada uno de vosotros…

Pero tiene que salir un arrepentimiento profundo y sincero de vuestro corazón, como el del hijo pródigo.

Vuestro lugar está en el Reino de los Cielos, regresad a Mí, Mis pequeños, regresad a Mí.YO NO OS ESTOY CASTIGANDO, ES vuestra necedad y soberbia que el mismo Maligno suscita en vosotros, quien os castiga.

Escoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual. En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor.

Os bendigo entrañablemente hijitos Míos de Mi Corazón.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo.

Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os Bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo

http://diospadresemanifiesta.com/