Archivos diarios: 26/03/18

N212 EL VALOR DEL SACRIFICIO


 Marzo 27 de 2017

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, bajé desde el Cielo a estar entre vosotros. Ciertamene, en la antigüedad Mi Padre Dios, se comunicaba con el hombre a través de los profetas de ese tiempo.

Y Me permitió y Me pidió Mi Padre EncarnarMe, para que la Palabra, se hiciera Hombre. Y así Yo estuviera entre los hombres y todo lo dicho en la antigüedad, se hiciera patente en Mí.

Padecí desde Mi Encarnación, porque Yo como Dios, Me tuve que hacer Pequeñito.

NO quiere decir que sufriera en el Vientre de la Siempre Virgen María, Mi Madre. Sino el hecho es que Dejé toda Mi Omnipotencia…  Y en Humildad, Me hice pequeñito y estuve en el Vientre de Mi Madre el tiempo de Gestación en el cual, esperaba salir para empezar con Mi Misión de Salvación.

El intercambio amoroso, en el Vientre de Mi Madre, fue hermoso. Ella, Mi Madre María Santísima, fue una Hechura especial de Nuestra Santísima Trinidad, para que ese Vientre Virginal y Santísimo, Me cuidara, Me arrullara, Me llevara con gran delicadeza.

Mi Madre gozaba ese intercambio amoroso, eran pláticas Divinas.

En el momento de Mi Nacimiento, empieza prácticamente Mi Sufrimiento, Mi Donación. Por un lado, amor de algunos hombres; por otro lado el Odio y la Maldad de otros.

NO es nada más Mi Pasión y Muerte lo doloroso de toda Mi Vida: como os digo, ES desde el momento de Mi Nacimiento que Satanás empieza a atacar a través de almas malas, personajes malvados, guiados por Satanás.

Mi Donación es de treinta y tres años, NO de unos cuantos días, que son los momentos de Mi Pasión y Muerte.

Quiero que entendáis esto perfectamente, Mis pequeños. Bajar del Cielo donde todo es bello, donde todo es Amor, donde todo es Luz, donde todo es Vida; porque Mi Presencia es todo eso y mucho más…Y bajar para habitar entre los hombres y vivir prácticamente todo lo contrario, porque como sabéis, estos son terrenos de Satanás.

Yo vine a traer esa Luz, esas bellezas que se viven en el Reino de los Cielos. Os las vine a mostrar, os las vine a enseñar, os di Evangelización Divina.

Conocisteis un Nuevo Mundo, una nueva Esperanza, conocisteis el Verdadero Amor. Y todo lo tenéis plasmado en las Sagradas Escrituras; el hombre conoció a su Dios y la gran mayoría, Lo rechazó.

Ya desde antiguo Me quejaba de la testarudez de los judíos, el Pueblo Escogido. Y seguís siendo así: testarudos, necios, tenéis todo al alcance de vuestra mano y lo desperdiciáis. Podéis tener vida santa y preferís la Maldad, el Error.

Os vine a mostrar el Nuevo Mundo que tendréis cuando terminéis vuestra misión aquí en la Tierra…

Y cerráis vuestros ojos, tapáis vuestros oídos y NO queréis saber nada de lo que Yo os enseño, de lo que os prometo.

El hombre vivía en Tinieblas, os traje la Luz, algunos la aceptaron y otros, una gran mayoría ha preferido regresar a la Obscuridad en la que se vivía.En el Antiguo Testamento, cuando Mi Padre Dios, manda el Diluvio, Sus Palabras son fuertes y dolorosas cuando dice que se arrepiente de haber creado al hombre…

 De haber creado todo lo que había en ese tiempo; porque por el Pecado Original, el hombre cayó y aunque se le ayudaba a crecer nuevamente, el Pecado lo seguía jalando hacia la Maldad.

Viene el Diluvio, se destruye prácticamente todo y se inicia un nuevo amanecer para la Humanidad.

Hace un Pacto con el hombre y os deja el arcoíris, para recordaros que no volverá, Mi Padre, a destruir con un Diluvio la Humanidad.¿Qué podéis decir ahora, vosotros, Mis pequeños, si la maldad actual es peor que la de ese tiempo?

Ciertamente Mi Padre hizo ese Pacto, pero realmente os merecéis otro Diluvio. Veis Maldad por todos lados, Corrupción, Mentira, Odio; NO os tratáis como verdaderos hermanos, que para eso vine; para llevaros a la Luz, para enseñaros cómo se vive en el Cielo.

Os dejé tantas Verdades, os enseñé Vida Divina, a la que estáis todos vosotros llamados a gozar, después de esta vida de dolor que estáis padeciendo…

Y ¿cuántos de vosotros, realmente, os dejáis mover hacia el Bien, después de escuchar estas Palabras de aliento, de vida y de Amor? Os dejé todo, os dejé Vida en Palabras y hasta Mi Propia Sangre, hasta la última Gota de la Vida que corre en Mi Sangre… Y NI aun así, se mueve vuestro corazón al arrepentimiento y a la conversión.

Sabéis que llegará vuestra muerte en algún momento; pero debido a la Obscuridad a donde os ha llevado Satanás,  muchos de vosotros ya no creéis en la realidad de la muerte y de la resurrección del alma, en donde tendrá un castigo o un premio.

¿Acaso, no os importa vuestro destino eterno?

Tenéis las Sagradas Escrituras, tenéis Mis Enseñanzas que os dan Vida. Tenéis en el Antiguo Testamento, las Enseñanzas de Mi Padre que os iban preparando para Mi Llegada.Palabras llenas de Amor, Palabras llenas de Esperanza, por Mi Llegada. Yo Soy la Promesa del Padre.

Él cumplió Su Promesa, hecha a Adán y Eva, cuando vuestros Primeros Padres fueron sacados del Paraíso.

Nuestras Palabras, Nuestras Promesas, se cumplen tarde o temprano. Se os ha dicho en las Sagradas Escrituras, que hasta la última coma o punto se cumplirán. NADA dejará de cumplirse, porque es Nuestra Promesa.

Y así como os estoy prometiendo una Vida después de esta vida, pero una Vida bellísima; también os estoy avisando de una Muerte Dolorosísima espiritual, por vuestra Condenación Eterna, SI NO cumplís con lo que os pediMos.  

Se os han dado Mandamientos, para que cumplierais, para que tuvierais acceso a esa Vida futura y eterna…

Con las bellezas que se Me vieron hacer y con las Promesas y Palabras que escucharon, desde aquél tiempo y que ahora leéis en las Sagradas Escrituras. Todo es bello, todo es santo, todo es Luz, todo es Amor, cuando estáis Conmigo. Y lo que vendrá, si permanecéis en Mí. 

Pero ciertamente, todos aquellos que quieren seguir viviendo en la Obscuridad, son realmente los que se Condenan. Son los que quieren seguir viviendo en la Obscuridad, a pesar de saber que existe la Luz.

La Luz que Yo traje a la Tierra para que la conocierais.

El hombre es necio, testarudo; pero muy tonto, ¡Muy Tonto! porque no os gusta sufrir. Buscáis siempre el pasarla bien, buscáis el placer, buscáis todo tipo de gozo y os vengo enseñando y anunciando que estáis a momentos críticos.  En donde, vuestra Purificación se acerca, que ya está sobre vosotros. Y aun así, NO queréis entender que la Condenación Eterna es todo lo contrario de lo que siempre habéis querido tener, que es gozo, diversión.

NO habéis buscado lo que es la vida espiritual NI os interesa buscarla y vivirla. Sentís que con lo mínimo que dais, obtendréis vuestra salvación eterna.. Y NO es así, Mis pequeños.

También en las Sagradas Escrituras se os anuncia esto, que NO todo aquél que diga “Señor, Señor, se salvará” y Yo os diré, “NO os conozco” y realmente, NO OS CONOZCO.

Yo conozco como dice las Escrituras, a Mis ovejas; pero Conozco a Mis ovejas porque ellas Me buscan, quieren estar a Mi alrededor, CONOCEN al Pastor.Vosotros, os queréis pasar de listos. Os imagináis que Mi Misericordia Infinita va a caer sobre vosotros y os salvará simplemente por decir “Señor, Señor, aquí estoy, sálvaMe”.

¡NO! Mis pequeños, Mi Misericordia ES para aquellas almas que Me han Buscado, que han tratado de vivirMe, que se han tratado de alimentar toda su vida de Mi Bien.

Pero también, han caído en el error y por eso claman: “Señor, Señor, Perdóname” 

Y son las ovejas que conozco.  Que ciertamente Me buscaban, pero también erraban y Mi Misericordia se acordará de los momentos buenos, bellos, en que os donasteis; en que disteis todo vuestro ser por servirMe…

Para ellos será Mi Misericordia, NO para los que vivieron en el Mal, olvidándose de Mí. Olvidándose de vuestros hermanos y aprovechándose de ellos.

Vivisteis en la Maldad, os llenasteis de ella, se acercaban a vosotros los necesitados y NO les hacíais caso, NO les ayudabais, NO había amor en vuestro corazón y vosotros queréis que Yo os salve con un “Señor, Señor, apiádate de mí”…

Cuando sabéis que las almas que entrarán al Reino de los Cielos al final de su existencia, serán aquellas almas que cultivaron el amor.Vosotros NO lo cultivasteis, NO habéis vivido Mi Amor, NO lo conocéis…

Lo rechazasteis en todo momento, con tal de llenar vuestros bolsillos con los bienes que NO eran vuestros.

NO hubo justicia en vuestros actos, NO hubo misericordia de parte vuestra, ante el hermano necesitado…

Y ¿Así queréis que con un “Señor, Señor”, os salve? NO, Mis pequeños, estáis en un Error…

CRUCIFÍCAME, SEÑOR MÍO Y DIOS DIOS MÍO, PORQUE TE ADORO SOBRE TODAS LAS COSAS...

 El Amor hay que vivirlo, el Amor hay que transmitirlo, el Amor hay que Agradecerlo y vosotros, NO sois de ese tipo de almas que merezcan su salvación eterna.

 Preparaos pues Mis pequeños, Momentos Difíciles se acercan ya. Son pocas las almas que han entendido la Lección. 

Son pocas las almas que se han llenado de Mi Amor, que Me buscan, para vivir más ésas Palabras que os dejé. Para vivir, más, esos momentos de vida espiritual que di a vuestros hermanos en aquél tiempo…

Para vivir más Mis momentos difíciles de rechazo y de ataque, de aquellos que se decían los buenos de aquél tiempo: los sacerdotes y escribas del Sanedrín. ¡Cuánta Mentira hay a vuestro alrededor! ¡Cuánta Maldad!Mi Gracia y Mi Misericordia, caerán sobre las almas buenas, las almas que han luchado para que la Obscuridad, para que la Mentira y la Maldad de Satanás NO les hiciera caer y se envolvieran en los pecados a donde os lleva Satanás.

Pero el peor Pecado, la peor Maldad que Satanás puede lograr en un alma, es apartarla de Mí, vuestro Dios.

Cuando vosotros YA NO Me buscáis, ya no tenéis de dónde sosteneros, camináis sin rumbo. De esa forma Satanás os puede vencer fácilmente, porque os lleva a un callejón sin salida, al hacer que vosotros NO llevéis un rumbo fijo, una meta deseable y hermosa…

Sino que os lleva a momentos de desesperación, a momentos de Maldad, Venganza y pecados graves, que van destruyendo vuestra voluntad y vuestra vida, física y espiritual.  Cuando Satanás os ha apartado de Mí, vuestro Dios… Y vosotros NO tratáis de buscarMe, prácticamente estáis destruidos, estáis condenados; porque YA NO queréis ver la Luz, NO queréis buscarla.

Os llamo, pero YA NO reconocéis Mi Voz, ya no sois del Rebaño, ya no conocéis la Voz del Pastor.

Venid, pues, Benditos de Mi Padre. Venid a Mí vosotros, las ovejas de Mi Redil. Venid, los que triunfasteis, los que a pesar de los Engaños de Satanás, de sus ataques, de toda la Maldad con que os atacó a lo largo de vuestra existencia…

NO caísteis en sus mentiras, NO os doblegasteis a sus Tentaciones.Venid, el Reino de los Cielos es para vosotros, porque Sois Triunfadores. Porque luchasteis como un gladiador contra el Enemigo y NO os venció. El Reino es para vosotros, las Puertas se abrirán de par en par, para permitir vuestra entrada.

Seréis ejemplo para muchas almas, porque estos son tiempos de Gran Tribulación, de mucho Engaño y vosotros os mantuvisteis en Fe, a pesar de la Obscuridad que os rodeaba.

El Reino de los Cielos se gana con el Dolor, se gana con el Amor, se gana con la lucha diaria, venciéndose a uno mismo.

Venciendo todo aquello que ha entrado en el corazón del hombre y que lo puede hacer sucumbir.Al Reino de los Cielos, entran todos aquellos que han vencido a Satanás, porque Yo lo Vencí primero.

También vencí a la Muerte, la muerte NO Me pudo retener y los que estáis Conmigo, también venceréis a la Muerte y resucitaréis al Reino de los Cielos.

Venid, pues, Benditos de Mi Padre, porque la Fe y el amor a Mí vuestro Dios, os dará el Triunfo Eterno, os dará la Vida que Yo os vine a traer primeramente a la Tierra…

Vosotros creísteis en Mí, vivís en Mí, compartís Mis momentos bellos y os doléis con Mis momentos de Pasión, de Muerte, y gozáis con Mi Resurrección.AcompañadMe en esta Cuaresma, Mis pequeños, pero con un gozo grande. AcompañadMe, porque vuestras Oraciones, vuestros Dolores, vuestras Alegrías, se unirán a las Mías…

Y así, salvareMos a infinidad de almas.

Esta Cuaresma Nos unireMos, los que estáis Conmigo, los que Me amáis y los que os queréis volver otros Cristos. Porque si creéis en Mí vuestro Salvador, todo lo Mío es vuestro. Soy vuestro Maestro y vosotros, Mis seguidores, Mis discípulos.

Y así unidos, podreMos salvar millones de almas. Almas que necesitan ver la Luz, almas que necesitan que toda esa Maldad que los está cubriendo, que los está destrozando espiritualmente, se pueda disipar.  Que alcancen a ver la Luz y eso los lleve a su Conversión, para que alcancen su Salvación Eterna.

Preparaos pues Mis pequeños, con gran humildad y amor a uniros a Mí, vuestro Dios. Vuestro Salvador, vuestro Maestro, vuestro Guía, la Sabiduría hecha Hombre.

Yo, vuestro Dios os guiaré y os daré lo que necesitéis, para que seáis esos Cristos, para salvar a vuestros hermanos que lo necesitan.

NO desperdiciéis este Tiempo de Salvación de almas. Uníos a Mí, pedidLe a Mi Santo Espíritu, para que os dé esa Gracia de unión Conmigo, vuestro Dios, vuestro Salvador.NO desperdiciéis ningún minuto de este, vuestro tiempo, como Yo NO lo desperdicié para vuestra salvación.

Yo Me DI por vosotros, vosotros daos por vuestros hermanos, pero también, daos por Mí. Reparad y quitadMe Sufrimientos, Dolores.

DadMe la alegría que quiero que Me deis y que os la pedí en la Cruz, dándoMe almas…

 Y esa Alegría os dará a vosotros, vuestra salvación. DadMe almas, pues Mis pequeños. Me daréis alegría a Mí y se la daréis a todas esas almas que tanto la necesitan.  

Mi Amor quede con vosotros, Mi Sangre Preciosa os purifique y os santifique, la Paz quede con vosotros.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo:

Que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

http://diospadresemanifiesta.com/

N211 EL REDENTOR


Marzo 24 2018

 Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Hijitos Míos, cuando vosotros escucháis que Yo Me di por cada uno de vosotros, Me di por vuestra purificación; cada pecado que vosotros cometéis, ME DAÑA. 

Tomé todos los pecados del Mundo, del Universo entero. Los presentes, pasados y futuros en ese momento y Me hice Pecado por vosotros…

Y así Me vio Mi Padre, como un Pecador; porque tomé todos vuestros pecados para purificarlos con Mi Divinidad.

Poco os acordáis Mis pequeños, de Reparar el Daño que Me hicisteis y Me hacéis todavía. Ciertamente en aquél momento, tomé los pecados que hoy mismo cometisteis, que cometisteis en vuestro pasado, que cometeréis mañana y pasado… Y los demás días de vuestra existencia.En aquél momento Yo los tomé todos, pero esto NO quiere decir que ya estáis libres de pecado, que estáis purificados. Con esto os quiero decir que con Mi Donación, abrí las Puertas del Cielo para que pudierais entrar.

Siempre y cuando, vosotros os arrepintierais de esos pecados cometidos y que Me han dañado a Mí, en una forma tremenda.

Reparación os pido, Mis pequeños. Yo, el Santo de los Santos, NO tenía por qué Sufrir por vuestros pecados. Yo, que NO Soy pecado, tomé los vuestros; para que con Mi Divinidad pudieran ser perdonados, siempre y cuando vosotros os arrepintierais de ellos.

 Sí, Yo os abrí las Puertas del Cielo; pero NO podéis pasar a través de ellas, SI NO os arrepentís primero, de vuestro mal proceder.Yo Me DI, para que pudierais vivir eternamente en el Reino de los Cielos. Con Mi Muerte os he dado Vida. Pero vosotros mismos, podéis escoger: el seguir viviendo por Mí o morir al seguir pecando y NO tomar en cuenta NI agradecer, lo que Yo hice por vosotros.

El hombre tiene que arrepentirse de su mal proceder, NO se os puede obligar a entrar al Reino de los Cielos si vosotros NO lo queréis. Suena raro esto, pero hay almas que prefieren vivir en la Maldad, que prefieren seguir dándoMe la espalda y prefieren seguir a Satanás y vivir con él.

Parece una locura, para los que estáis Conmigo y sabéis distinguir entre el Bien y el Mal; pero es así Mis pequeños. Hay almas que buscan el mal y que quieren vivir eternamente, en el Mal.

Cada quien tiene su libre albedrío, cada quien cuida su alma, como mejor le parece. Ciertamente viven en el Error, porque NO tienen idea de lo que la Palabra “eternamente” significa.Cuando ellos escogen vivir eternamente fuera de Mi Amor, de Mi Gracia, de Mis Bendiciones; NO hay vuelta atrás. Vivirán sufriendo y padeciendo su error, eternamente.

Reparad pues Mis pequeños, por vuestras faltas y por las de muchos de vuestros hermanos, que NO se acuerdan de Mí.

Ciertamente a vosotras las almas escogidas, os pido más y Me aprovecho de vuestro amor, para que reparéis por los dolores que Me causáis vosotros y los que Me causan muchos hermanos vuestros.

Prácticamente, todas las almas Me causan Dolor, en mayor o en menor grado. Pero también hay muchas que Me producen Alivio y quiero que vosotros seáis de ésas almas. Que Me ofrezcáis vuestros dolores, vuestras penas; pero sobre todo, que Me ofrezcáis vuestro amor.  Habéis sido guiados por muchos años ya, para que entendáis mejor lo que la palabra “Amor”, significa.

PedidMe que sea Mi Amor el que viva en vosotros y así Me podáis ofrecer Mi Mismo Amor, para quitarMe todos estos dolores y penas que a diario Me provocan vuestros actos negativos y pecaminosos.

Me dais gran Alivio cuando vosotros pensáis en Mí, cuando Me amáis, cuando Me agradecéis, cuando Me Bendecís.

Mi Amor es grande por vosotros y os cuido más, porque sois almas que Me producís bienestar y Me hacéis descansar de tanto Dolor, de tanta Maldad, de tantas Blasfemias.  AmadMe Mis pequeños, con Mi Amor; amadMe, desde lo más profundo de vuestro corazón. OfrecedMe vuestros grandes dolores o pequeños dolores, pero NO desperdiciéis nada. Lo que quiero es vuestra compañía, lo que quiero es vuestro amor.

Lo que quiero es vuestra comprensión: que entendáis el Cómo y el Por Qué, ME DÍ por vosotros, por vuestra salvación. Y sobre todo, para levantaros de la situación de la que estabais antes de que Yo viniera a salvaros.

Llegará un tiempo en que os daréis cuenta de ello, cómo estaban las almas antes de que Yo viniera a la Tierra y cómo quedaron después de Mi Resurrección. Veréis palpablemente la Obscuridad, antes de que Yo llegara y la Luz, después de Mi Donación.

Soy Luz para cada uno de vosotros, Soy Luz para las naciones, Soy Luz, para el Universo entero.  Mantened en vosotros la Luz que os dio la salvación y ofrecedMe esa Luz que es Mía, por la salvación de vuestros hermanos. La necesitan Mis pequeños, la necesitan…

J V. dice: Papá Dios Me deja ver infinidad de almas que van subiendo al Cielo, pero me causa rareza que algunas de ellas, de estas almas que van subiendo; están clavadas a una Cruz. Las otras, suben libremente, pero estas suben con su Cruz.

Hijitos Míos, cada uno de vosotros lleváis una Misión que cumplir. Venís a la Tierra a servirMe, para servir a vuestros hermanos siendo otros Cristos; para la salvación de sus almas y de la propia vuestra.

Esas almas que viste subiendo libremente, son almas buenas que se han ganado el Reino de los Cielos. Pero esas almas que has visto Clavadas todavía en una Cruz, son las almas que más se han parecido a Mí… Son las almas que van a tener un distintivo especial en el Reino de los Cielos. Son las almas a las que se les puede decir hijas de Dios:

 Cristos vivientes en la Tierra.

Son las almas que abrieron su corazón, se humillaron; pero hubo Sabiduría en ellas y Me permitieron Vivir en ellas a Mí, vuestro Salvador, Cristo Jesús.  

Estas almas llevarán un Distintivo especial Eternamente, en el Reino de los Cielos.

Serán almas que brillen más entre todas las almas. Son almas que se distinguen por su Amor y por su Donación.

Son almas que primero vieron por el bien de sus hermanos, antes que por su propio bien.

Son almas que se han santificado y que fueron acrisoladas… Y aceptaron ese Acrisolamiento con paciencia, con amor, con abnegación…

Y siempre, Aceptando Mi Voluntad. Os he pedido tanto que seáis como Yo Mis pequeños, Ser otros Cristos. 

Os hace brillar, os hace tener una dulzura especial en el Reino de los Cielos; porque ellos tuvieron esa Dulzura para con sus hermanos aquí en la Tierra.

Recordad lo que os he dicho: que lo que le hagáis a uno de vuestros hermanos aquí en la Tierra, Me lo estáis haciendo a Mí, vuestro Dios.

Si disteis amor, dulzura, cariño. Cuidados a vuestros hermanos aquí en la Tierra: lo tendréis multiplicado al ciento por uno en el Reino de los Cielos…  

Y por eso brillaréis más y llevaréis ese Distintivo, porque os lo ganasteis.

Vuestro dolor, vuestra Donación, se vuelve un Amor Divino hacia vosotros en el Reino de los Cielos….

Y Gozaréis también mucho más, que la gran mayoría de las almas salvadas.

Por eso Mis pequeños, cuanto más os pida en vuestra vida en Dolores, en pruebas en vuestro Acrisolamiento, en vuestra Donación hacia vuestros hermanos, AgradecédMelo…Quizá NO lo entendáis en el momento, pero os digo: seréis almas muy especiales en el Reino de los Cielos, porque quisisteis ser otro Cristo. Os disteis por vuestros hermanos, como Yo Me dí por vosotros

Y NO puedo menos que regalaros Mi Reino, pero en una forma especial y mejor, que para la gran mayoría de vuestros hermanos, que NO quisieron aceptar ese acrisolamiento…

Y porque NO quisieron Darse tanto, como vosotros lo hicisteis… 

Recordad que Yo lo veo todo, lo sé todo… Y hasta lo más mínimo que hayáis hecho por alguno de vuestros hermanos, quedará recompensado grandemente en el Reino de los Cielos.Soy vuestro Dios y sé pagar Mis pequeños, sé pagar el amor que vosotros deis aquí en la Tierra a vuestros hermanos y el que Me hayáis dado también a Mí, vuestro Dios…

Al Reparar por vuestros pecados, por los pecados del Mundo, por los Dolores que Yo voy cargando y que todos vosotros Me causáis.

También tened una gran devoción por las Benditas Almas del Purgatorio, en estos tiempos muy necesitadas están, porque no hay suficientes Misas y oraciones para poderlas sacar del Purgatorio lo más pronto posible.

Y Sufren. Sufren mucho.

Que vuestras oraciones, vuestras Misas, el rezo del Santo Rosario y todo lo que podáis hacer por ellas, les alcance un alivio pronto en el Reino de los Cielos; para que puedan salir rápidamente, porque su Sufrimiento es muy grande.

Ciertamente un alma en el Purgatorio, saldrá en un determinado tiempo. Pero también dependiendo del Nivel en el que se encuentre. Hay niveles muy bajos y dolorosos… Todavía cercanos al Infierno, en donde el alma sufre mucho…

Y está también atormentada, NO por Demonios, pero sí por su propio Dolor.

El Purgatorio es un lugar de Purificación y Arrepentimiento… Un Tiempo de Meditación en el cual el alma se da cuenta de todo el Mal que sus pecados causaron… Hay pecados que pueden hacer solamente daño a la persona que los comete… Pero hay pecados que causan mucho mal, porque muchas almas los toman como propios y los repiten.

Por eso, cuando os he pedido ser otros Cristos, debéis ser Almas de Ejemplo… Para que otras almas tomen el buen ejemplo que vosotros deis y ese buen ejemplo les alcance su salvación eterna.

Pero si sois almas malas, que en lugar de dar un buen ejemplo, dais un mal ejemplo; vais a causar mucho daño en muchos de vuestros hermanos. Por eso hay almas que pasan tanto tiempo en el Purgatorio.

Porque afectaron a muchas almas que las vieron hacer tal o cual cosa que era pecaminosa y que ellos repitieron; causándoles quizá hasta una Muerte Eterna o causándoles también, una estancia larga en el Purgatorio…Tenéis que pensar en vuestro futuro, Mis pequeños; pero en vuestro futuro eterno. Porque debéis cuidar vuestros actos, vuestras palabras, el ejemplo que deis a los demás…

Porque tendréis que pagar también, por lo malo que hagan otras almas. Por el mal ejemplo que dísteis y que tomaron como propio. Repitieron y dañaron a otros y quizá a muchos más…

Mientras estéis en la Tierra Reparad, haced penitencias, ayunos, por el bien de vuestra alma. Porque si por algún tiempo en vuestra vida, disteis mal ejemplo y muchos os vieron y repitieron ese mal ejemplo, tendréis que padecer por vuestros propios pecados y por el Mal que hicieron esas almas por causa vuestra.

En cambio, os ganaréis más Gloria, más Amor, más cuidados Divinos; cuando vuestros actos o vuestras palabras fueron buenos; disteis un buen ejemplo y ese buen ejemplo fue tomado también por hermanos vuestros y lo repitieron.  Y a la vez, otras y muchas almas más lo volvieron a repetir.

Tendréis una corona de Gloria, porque fuisteis verdaderos Cristos, enseñando el Bien. Fuisteis apóstoles Míos. Porque eso es ser un apóstol, es ser otra imagen Mía entre vuestros hermanos. Seréis muy recompensados por todo ese bien que causáis en otras almas.

Tened pues cuidado, Mis pequeños, con lo que decís y hacéis, que puede ser bueno o malo para las almas que estén a vuestro alrededor. Todo será Juzgado, nada se escapa a Mis Ojos. Os repito, cuidad vuestro futuro eterno.

Hijitos Míos, Yo bajé a la Tierra para estar entre vosotros y para llevaros la Palabra del Padre a todos vosotros. Su Voluntad y Su Palabra son Santas. Y vosotros NO tenéis nada mejor en la Tierra por seguir. Aquellos que escogen dejarse guiar por OTRAS fuentes espirituales, están errando. Porque NO están siguiendo la Palabra de Mi Padre, la Palabra de vuestro Creador, la Palabra y la Voluntad de vuestro Dios.

Rápido se os olvida Mis pequeños, que vosotros fuisteis creados para servir; pero en paga vosotros recibís el Reino, Nuestro Reino.

Ciertamente, a algunos les toca una misión fuerte, difícil; pero también se os dan dones, cualidades para que podáis llevar a cabo esa misión.

Otros, llevaréis misiones más sencillas… Y también recibiréis las capacidades necesarias para llevarlas a cabo.Se os ha dicho que NO os podéis comparar los unos con los otros; TODOS vosotros sois necesarios, estáis haciendo crecer Mi Cuerpo Místico.

Esto es: la función espiritual que Yo os dejé y que vosotros debéis tomar. Todos vosotros debéis tomar de Mí, vuestro Salvador.

Os he dejado la Palabra de Mi Padre y Su Voluntad. Al momento en que vosotros la tomáis, también en ese momento estáis cumpliendo con vuestra misión y debéis hacerlo con Respeto, con Amor y con una gran Dedicación.

Porque estáis trabajando para vuestro Dios,en Nuestra Santísima Trinidad.  Debéis aprender Mis pequeños, a espiritualizar vuestros actos. NO trabajar o NO llevar a cabo lo que hacéis todos los días, simplemente porque estáis trabajando para ganar dinero; al hacerlo así, vuestra misión pierde su valor.Todo lo que hagáis, Mis pequeños. Y ya se os ha dicho antes, debéis espiritualizarlo. Y esto es actuar en Ofrecimiento y en Unión Conmigo, vuestro Dios. Todo lo que Yo hacía, inmediatamente lo refería a Mi Padre.

Al momento en que vosotros estáis actuando en lo que sea, también, os debéis unir a Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad. Ciertamente algunos tendréis más afinidad con Mi Padre; otros, con Mi Santo Espíritu; otros Conmigo, otros con Mi Madre o con Mi padre de la Tierra, José.

Cuando os unís a algunas de Nuestras Personas de aquí del Cielo, en ese momento vosotros estáis actuando como Yo actuaba con Mi Padre.

Cuando vosotros os unís al Cielo: sea a través de una o de otra Persona de Nuestra Santísima Trinidad o de Mi Madre… O de Mi padre José… Vosotros estáis espiritualizando vuestras obras.Cuando os unís a Nosotros, vuestras obras las BendeciMos y adquieren un valor incalculable y esto, ¿Para qué? os preguntaréis: Para la salvación de las almas.

Para eso bajé y para eso estáis también vosotros en la Tierra, para salvar almas.

Para darNos alegría al salvar almas con vuestra dedicación, con vuestro trabajo diario, con el Ofrecimiento de todas vuestras acciones. O del ofrecimiento también, de todas vuestras molestias, dolores.

Yo sufrí también todo eso y todo lo ofrecía a Mi Padre. Y vosotros estáis en igual posición. Si Yo tomé Naturaleza Humana, vosotros también la tenéis. Actué de la misma forma en que vosotros actuáis.  Tuve frío, tuve calor, dolores; QUISE tomar la Naturaleza Humana para que os dierais cuenta de que SÍ sabeMos cómo os sentís…

Y al momento en que vosotros os unís a Mí, vuestro Redentor y Me ofrecéis todas vuestras acciones, dolores. TODO, todo lo que tenéis y hacéis; estad seguros que os entiendo perfectamente.

Y si actuáis de la misma forma como Yo actuaba, ofreciéndoLe todo a Mi Padre, por vuestra salvación; vosotros deberéis hacer lo mismo por la salvación de vuestros hermanos. Lo que obviamente recaerá también, para vosotros…

YA que así, estaréis actuando y viviendo para vuestra propia salvación.

Desgraciadamente, hay tantos, tantos de vuestros hermanos que os rodean, que NO QUIEREN entender el porqué de vuestra existencia aquí en la Tierra. NO quieren entender todo esto que os explico y se apartan de Mí…

Y se pierden tantos actos buenos, tantos dolores que ofrecidos de corazón, pueden salvar a muchas almas. Se pierde la Misión para la cual recibisteis el Don de la Vida.

Es mucho el Amor que se os ha dado, es mucho el Amor que poneMos de parte Nuestra, para cuidaros de los ataques de Satanás; pero seguís viviendo para vosotros mismos, NO estáis viviendo para el Cielo.

Y todo esto sucede, porque NO entráis a vuestro corazón a platicar con Nosotros. Por eso Yo os decía que el Reino de los Cielos, estaba DENTRO de vosotros.  Mi Santo Espíritu habita en vosotros, Nuestra Santísima Trinidad habita en vosotros, Os conoceMos perfectamente y os guiaMos; pero solamente si vosotros os dejáis guiar.

Es una desgracia para vuestras almas, el que NO os dejéis mover por Nuestra Divinidad y ES porque os vuelvo a repetir, NO entendéis lo que esto significa.

Es una Gracia muy grande que se os otorga, el que podáis ser movidos por Nuestra Divinidad, por Nuestra Sabiduría. ¡Es tanto, tanto, lo que vosotros desaprovecháis del Conocimiento Divino que se derrama sobre vosotros! 

Queréis seguir haciendo vuestra voluntad y al hacerlo, en lugar de mejorar caéis y volvéis a caer y tropezáis, con vuestros errores y seguís cayendo…

NO entendéis NI con vuestros propios errores y es una tontería lo que os sucede…   Y NO queréis Aprender por soberbios, por tontos.

¿Por qué hay almas santas? Porque éstas se dejaron guiar por Nuestra Sabiduría. La Sabiduría que la gran mayoría de vosotros Desperdiciáis.

Desgraciadamente, aquellos que enseñan lo que es Nuestra Voluntad, lo que es Nuestra Divinidad…

Lo que son los Dones, Carismas, Regalos Espirituales, NI ellos mismos entienden ya, lo que quereMos de vosotros. NO saben enseñar porque NO conocen lo que deben enseñar y debieran conocerlo. El hombre sigue siendo muy Testarudo y Soberbio.

Y NO solamente el hombre común, sino aún aquellos que tienen ya una preparación sacerdotal y religiosa.

 Siguen siendo hombres y hombres testarudos.  Y muchos de ellos, también soberbios, MUY SOBERBIOS…

Y en ellos cae la enseñanza que Yo les daba a Mis discípulos en aquellos tiempos, que NO hacen lo que enseñan.

Yo les decía de los Fariseos, hagan lo que les enseñan, lo que está en las Sagradas Escrituras; pero NO lleven a cabo los actos que les vean hacer a ellos, porque siguen siendo humanos; que dejan mucho qué desear y que muy poco ejemplo bueno dan.

El hombre sigue desperdiciando todo lo que se os ha dado de bueno, para que alcanzarais la perfección a la que estáis llamados.  

Yo os quisiera preguntar:

¿Cuántos de vosotros, realmente Nos amáis?

¿Cuántos de vosotros dejaríais todo por seguirMe?¿Cuántos de vosotros daríais vuestra vida por Mí? 

A cada pregunta, se van disminuyendo los sujetos que quisieran vivir para Nosotros.

Vinisteis a llenaros de Mi Palabra, la Palabra que Yo dejé entre los hombres. Vinisteis a tomar de Mi Ejemplo, para que siendo una escuela espiritual lo que Yo os dejé, vosotros mismos la siguierais transmitiendo a los vuestros, especialmente en vuestra familia.

Vinisteis a dar el mismo Ejemplo que Yo di entre los hombres, que es un Ejemplo Santo. ¿Cuántos, estáis, realmente, llevando a cabo esto?Lo tenéis en las Sagradas Escrituras, Escrito Está, para que NO podáis poner pretextos de que NO estuvisteis en ésos momentos de la historia y que lo que os pido, NO os toca a vosotros hacerlo…

Y NO es así Mis pequeños, es un compromiso Santo, el que se os ha concedido.

Al servirMe, vosotros os estáis volviendo otro Cristo, estáis viendo por los intereses del Cielo. Estáis realmente, buscando la mejor parte para vuestra vida y para la de los vuestros.

Os afanáis demasiado en buscar los bienes de la Tierra, para heredar a vuestros hijos muchos bienes materiales.Y las mismas Escrituras os dicen, que esos bienes materiales de nada servirán para cuando lleguéis ante Mi Presencia.

Entonces, ¿Por qué os afanáis tanto?

Y todo lo contrario, NO os llenáis de los bienes espirituales, que esos sí os van a llevar a gozar ETERNAMENTE, eternamente en el Reino de los Cielos.

Vuestra tabla de valores está toda al revés. Os repito, os afanáis demasiado por hacer lo que NO sirve…Y hacéis a un lado lo que os va a salvar y ayudar a gozar por toda la eternidad.

¿Ahora os dais cuenta, cómo Satanás os ha llevado por caminos equivocados? Os hace creer que lo que realmente vale, es lo que no vale para el Reino de los Cielos.

Vuestros méritos son nulos, al afanaros tanto. Os cansáis, os enfermáis, os metéis en tantos problemas, por querer tener de lo material en abundancia. 

Y cuando os dais cuenta de la realidad, ya es demasiado tarde, ya estáis ante Mi Presencia. Porque muchos de vosotros morís, porque os cansasteis demasiado; os enfermasteis por buscar los bienes de la Tierra en una forma enfermiza.

En cambio, POCOS, muy pocos, buscáis la forma en que podéis vosotros ser otros Cristos.

La forma en que podéis ayudar a vuestros hermanos que Me necesitan, para llenar esa necesidad espiritual; como Yo la daba a través de la enseñanza, a través de la palabra, a través del ejemplo…

Esos son los verdaderos Bienes: salvar almas.

No os imagináis el Gozo que se vive en el Cielo cuando regresa un alma que se dio para salvar a otras almas; cuando regresa un alma que amó Mi Palabra, que la vivió y la transmitió…Ésas son las verdaderas almas que valen, pero que ciertamente, son despreciadas en la Tierra.

Por eso, está en las Bienaventuranzas el gozo que tendrán estas almas que se dieron por servirNos, que se dieron por ayudar a vivir a otras almas en la Verdad…

Nuestra Verdad y NO la supuesta verdad del Mundo, que está satanizada.

Criogenia Humana, el Lujo para quién puede Pagarlo, de una esperanza de inmortalidad…

¡Cuánto error vive el hombre!

Vivís solamente para vuestra sensualidad.

Queréis ganar mucho dinero, muchos bienes, para darle gusto a vuestro cuerpo…

Misterio Eternidad… Rito Antiguo: Momificación. Rito Moderno: Criogenia… En que coinciden: En el anhelo de Inmortalidad.

Para consentirlo, para vestirlo con lujos, para embellecerlo… 

La Resurrección de la Carne. Dios en el Credo, nos promete lo mismo TOTALMENTE GRATIS. Y Él SÍ lo Cumple, porque Jesús ya lo GANÓ, por nosotros… De nosotros depende poner nuestra parte…

Y ¿De qué os servirá todo eso, cuando Yo os llame a cuentas?

Pedid pues Mis pequeños, ayuda a Mi Santo Espíritu, para que os Ilumine y os haga aprender la realidad que debe de vivir todo hijo de Dios y hermano Mío Jesucristo, para que aprovechéis vuestro tiempo, que es Mi tiempo en la salvación de otras almas.

Y para que al actuar bajo Nuestra Voluntad, vosotros os santifiquéis y tengáis un lugar muy especial, en el Reino de los Cielos por toda la Eternidad.

Lo más excelente de este deporte extremo, es que las Caídas NO matan. Pedimos Perdón y seguimos adelante…

Vosotros tenéis una Cruz de cada día, que NO os podéis apartar de ella NI la podéis Negar, porque la cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres. 

Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí vuestro Dios. Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos…

Pero vendrá el Tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber Ofrecido vuestra vida, junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía. Gozad pues desde ahora Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos. Y Gozad Mi Cruz y Agradeced la vuestra, porque MUCHAS ALMAS, muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo.

Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre, para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante, a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.http://diospadresemanifiesta.com/