N213 LOS CRISTOS CONTEMPORÁNEOS



Marzo 08 de 2018

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, vuestra vida, es Mi Vida. Yo Me vine a dar por todos vosotros, pero ¿Cuántos de vosotros realmente, Me ofrecéis vuestra vida, así como Yo di la Mía por vosotros?

Pocos os unís realmente a Mí. Pocos pensáis de corazón, en todo lo que Yo hice por vosotros.  Muy pocos, reparáis por vuestros pecados y por los de los vuestros; de vuestra familia, del Mundo entero, de las almas pasadas, presentes y futuras…

Porque Yo Me di por todos vosotros.

Podéis decir que esto es imposible, que os podáis dar por todas las almas y de todos los tiempos… Pero mucho os he repetido Mis pequeños, que vosotros sois los Cristos de este Tiempo y cuando Yo os digo esto, espero que vosotros Me llaméis a entrar en vosotros, a estar en vosotros y ser los dos en una sola vida.Si vosotros estáis en Mí, Yo entro en vosotros y de esta forma Nos uniMos. Con Mi Gracia, con Mi Amor y ciertamente de una forma misteriosa, Yo os ayudo a ir reparando…

Y Me ayudáis a Mí Mismo…

Gracias a vuestra intercesión y a vuestro amor, a sobrellevar esos momentos Dolorosos de Mi Donación por la salvación de todos vosotros.

Os decía que la gran mayoría de vosotros os centráis, nada más en los Dolores de Mi Pasión y de Mi Muerte y NO ES ASÍ Mis pequeños. Mi Sufrimiento fue muy grande, el cual empezó desde el momento en que estuve ya en el Mundo.Tendríais que ser dioses, para entender lo que Yo vuestro Dios, SUFRO al estar entre el Pecado.

Ciertamente esto suena feo Mis pequeños, pero Satanás tenía a vuestros hermanos de ese tiempo tomados fuertemente en el pecado. Vivían de una forma en la cual TODO lo volvían Pecado, Maldad, al aprovecharse los unos de los otros…

Y a eso vine Mis pequeños, a traeros la Luz Divina, la Luz del Espíritu Santo, para que pudierais entender lo que Mi Donación vale para vuestra Salvación Eterna.

Son tantos los dolores, tanto el desamor que hay en el Mundo. Lo que Yo os he dado, lo que Mi Padre creó para el bien de vosotros, lo hacéis pecado, por vuestras malas acciones; porque NO habéis cuidado lo que se os dio para que vivierais lo mejor posible.Vosotros veis solamente el momento, NO HAY VIDA ESPIRITUAL  fuerte en vosotros, como para poder evitar las Tentaciones de Satanás.

Sobre todo, para poder crecer espiritualmente. Esto difícilmente lo hacéis, porque os tenéis que negar primero a vosotros mismos, porque NO Me tenéis a Mí, como lo primero en vuestra vida.

Si Me va bien, Me tenéis en el último lugar. Cuando ya no tenéis nada qué hacer pensáis en Mí, en Mis necesidades, en Mis Dolores, en las necesidades que Yo pasé, muchas veces, durante ésos treinta y tres años.

SÍ Mis pequeños, fue a lo largo de toda Mi Vida que Yo sufrí y mucho. Sufrí las soledades, la Incomprensión, el Desprecio. Se Me atacaba, porque Yo vivía en el Bien y predicaba el Bien para vuestros hermanos y ahora lo hago para vosotros.¿Por qué NO hacéis el Bien, Mis pequeños? En vuestro corazón está el hacer el Bien. Fuisteis creados para ello, para daros por vuestros hermanos, cuando ellos YA NO puedan hacerlo…

Y ayudarles para que NO se desvíen por el camino que Yo les he trazado en su corazón.

¡Qué fácil se desvía el hombre! ¡Qué fácil se olvidan de Mí! Si vosotros, realmente, Me amarais, si Me buscarais, si convivierais Conmigo en vuestros pensamientos y en vuestro corazón, gozaríais del Don de la Vida…

 Pero estáis tan apartados de la Gracia.Vivís para el Mundo, NO vivís para agradarMe; pero sobre todo, para Reparar y acompañarMe en todos esos momentos de Soledad en los cuales, NO tenía Yo un alma que Me acompañara, que Me asistiera, que Me platicara cualquier cosa.¿Por qué NO entendéis Mis pequeños, que si os separáis de Mí, Mi Gracia se desperdicia? Y lo peor de todo, es que Satanás os ataca más fuertemente. Mi Gracia es como un Escudo que os protege contra los ataques de Satanás y vosotros mismos estáis haciendo caso omiso de esto.

La Maldad de Satanás sigue caminando libremente entre vosotros y NO la detenéis. La dejáis pasar os conviene hacerlo, creéis que viviendo de esa forma podéis vivir mejor, llenándoos de lo material.

Y estáis en un error tremendo. Lo del Mundo se queda en el mundo, NO fuisteis creados para el Mundo.

Venid a Mí, dejadMe que os explique, como le explicaba al pueblo, en aquellos tiempos, Mi Palabra. Os debéis ayudar los unos a los otros, el tiempo es corto os lo heMos dicho. En cualquier momento, los Desastres caerán sobre vosotros y si fuerais sabios, haríais hasta lo imposible para que NO se dieran estos Acontecimientos que os van a traer muchos dolores.

Se os ha dado el Don de la Vida para hacer el bien, para salvar almas, para estar Conmigo y NO hacéis NI una NI otra cosa…

Solamente estáis muchos de vosotros, para gozar, según vuestra manera de pensar. NO tenéis esa vida espiritual profunda que os proteja de los ataques de Satanás.

Vivid pues Mis pequeños, como Yo os enseñé. Yo Soy el Camino, la Verdad, la Vida. Sin Mí y sin el Conocimiento que Yo os dejé, si NO lo lleváis a cabo, difícilmente llegaréis al Reino de los Cielos.YO os espero a la entrada del Reino, espero vuestro regreso. Pero ¿Cuántos de vosotros realmente, estáis buscando el estar ya, ante Mí?

Al contrario, os aferráis a ésta vida y NO necesariamente para hacer el bien; sino para seguir pecando. Buscáis la salud de vuestro cuerpo, pero hacéis a un lado la salud de vuestra alma. NO hay Pureza en vuestra mente NI en vuestro corazón.

Mi Corazón os espera, el Reino es vuestro. Pero ¿Cuántos de vosotros llegaréis? ¿Cuántos de vosotros querréis estar Conmigo eternamente?

¿Cuántos de vosotros realmente Me amáis, como para ir Reparando vuestros pecados y los de muchos otros de vuestros hermanos?  Hijitos Míos, cuando Yo os he dicho que seáis otros Cristos en este tiempo, es vuestro Ofrecimiento total a Mí, vuestro Dios.

El hecho de que Yo tomara Vida Humana para que Me vieran actuar en el Mundo, era para que tomarais una referencia de cómo debéis ser, Mis pequeños.

Posiblemente en el exterior, se Me veía como cualquier otra persona. Pero internamente todo era Ofrecimiento a Mi Padre, que es vuestro Padre y todo para la salvación de todos vosotros y de todos los tiempos.

Vuestra donación tiene que ser total, como Yo también Me di en totalidad a Mi Padre por vuestra salvación. Ciertamente sois pequeños, NO tenéis Mi Divinidad, NO sois perfectos, dejáis mucho qué desear…Pero hay una cosa muy valiosa en vosotros, que es la Unión Conmigo. Vuestra pequeñez se engrandece cuando unís vuestros méritos con los Míos, cualquier mérito, pero que lo hagáis con amor…

Y digo cualquier mérito, cuando debieran ser todos vuestros actos del día. Cuando estéis conscientes y aun inconscientes, si estáis unidos a Mí; todo vuestro ser al estar consagrado a Mí, todo vale para la salvación y para vuestra propia perfección.

Vuestra tarea es grande, y podéis salvar almas hasta con vuestras pequeñeces. NO necesitáis ser un alma víctima, (Que es la PERFECCIÓN de perfeciones) o haber sido asesinado, porque creéis en Mí, para poder salvar a alguien…

NO Mis pequeños, con lo que hacéis en la vida diaria, unida a Mi Vida diaria, cuando estuve entre los hombres; con eso tenéis para la salvación de muchas almas.Porque estáis unidos íntimamente a Mí.  Esto lo debéis entender perfectamente, Mis pequeños. Si vosotros creéis que para salvar a un alma tenéis que hacer grandes cosas, sacrificios tremendos, penitencias, ayunos que nadie soportaría, estáis equivocados.

 Ciertamente necesitáis de todo ello, pero tenéis que estar unidos a Mí. Si lo hacéis por vuestra propia cuenta y a veces hasta por soberbia, tratando de que os vean vuestros hermanos; haciéndoles ver que vosotros hacéis cosas extraordinarias…

Eso NO lleva ningún valor ante Mí.

 Porque sois como los fariseos y los escribas, estáis haciendo todo eso para que los que están a vuestro alrededor, os digan que sois muy especiales.Que os alaben, que os halaguen y como dicen las Escrituras, ya recibisteis vuestra paga.

En cambio, el trabajo diario de vosotros como padres de familia. O el trabajo diario del ama de casa, haciendo la comida para la familia, TODO ESO OFRECIDO, Unido a Mis Méritos y a los de Mi Madre, la Siempre Virgen Marí; eso sí va a producir salvación de almas.

En Mi Santísima Trinidad, os estaMos dando el Ejemplo de cómo debéis actuar para con Nosotros.

Si vosotros actuáis solos, NO estáis haciendo prácticamente algo grande; porque lo que hacéis, aunque os cueste mucho trabajo, lo estáis haciendo para vosotros mismos.  Pero si os unís a Mí, ayudados por Mi Madre…

Y vuestros méritos son ofrecidos a Mí, vuestro Dios y Salvador, para la Salvación de muchas almas; entonces vuestros méritos adquieren un Poder Divino.

Y NO porque vosotros seáis Divinos, sino porque vuestros méritos llegan a Mí, que Soy Divino y así, lo que vosotros hacéis ayuda a infinidad de almas, ya sea para su crecimiento espiritual, ya sea para la salvación eterna, ya sea para el perdón de sus pecados.

Hay tantas cosas que Yo os puedo regalar, cuando vosotros realmente estáis trabajando para Mí, cuando vosotros estáis siendo otros Cristos.

Madrecita: ayúdame a ser para tu Hijo, lo que tú misma fuiste para Dios: la Sierva Perfecta…

Esto Mis pequeños, os lo he recalcado tantas veces y seguís actuando como seres individuales, NO Me lleváis en vuestro corazón. Lo que hacéis, lo hacéis para cubrir vuestras necesidades diarias y tenéis que trabajar más en ello, Mis pequeños.

 En que Me llevéis en vuestro corazón, para que vivaMos juntos, vivaMos unidos; porque esta Humanidad muy en especial, necesita de Mí para que logre un cambio, un cambio fuerte. Porque si os toma la Muerte como estáis ahora, una gran mayoría de vosotros moriréis eternamente.

El estar Conmigo, el estar ofreciéndoMe todos los segundos de vuestra vida, Me da una alegría tremenda, son tantos y tantos de vuestros hermanos que se olvidan de Mí.

Cuando vosotros os acordáis de Mí y Me ofrecéis cualquier cosa, aunque sea pequeñita; Me dais una alegría inmensa, porque Yo os veo como niños pequeñitos, pero pequeñitos amorosos.NO desperdiciéis pues Mis pequeños, todos vuestros actos. Los minutos y segundos son muy valiosos cuando os unís a Mí. Todo lo que hagáis, hagáMoslo juntos.

YA os he dicho que todo lo debéis divinizar y eso se logra cuando Me invitáis a estar en vuestra vida: vuestros actos sencillos de todos los días, se vuelven grandes cuando Me los ofrecéis de corazón. ¡Podéis hacer tanto, Mis pequeños!

 Podéis salvar tantas y tantas almas, pero se os olvida. Uníos, a Mí.

Sois Mis Cristos de este Tiempo y si Yo tenía presente a Mi Padre en todo momento, Yo espero tener lo mismo de parte vuestra. Ayudad a infinidad de vuestros hermanos, a alcanzar su salvación eterna.Ciertamente, Yo podría mover corazones a salvación y Quisiera hacerlo Mis pequeños, porque os amo y os amo de una forma que NO os imagináis.

Pero con ello Yo os impondría Mis Deseos y eso NO ayuda en vuestra libertad de actuación.

El Cielo, os lo tenéis que Ganar cambiando vosotros mismos a través de la Oración, a través del Sacrificio, de la Penitencia, del Ayuno.

Vosotros os debéis negar a vosotros mismos, para que tenga mérito vuestra salvación. Y sobre todo, vuestro Premio cuando seáis juzgados y merezcáis el Reino de los Cielos.Confiad más en Mí. Venid a Mí sin temor, sabiendo que Yo os puedo aconsejar, que Yo os puedo llevar a una vida de Gracia que NO conocéis aún y que os va a acarrear infinidad de Bendiciones, si os mantenéis unidos a Mí.

NO echéis en saco roto todo lo que os digo Mis pequeños, es para vuestro bien, es para que alcancéis la Perfección de vida.

Las almas que han entendido esto, ahora están gozando de una forma muy bella y muy grande. Dejaos pues encontrar por Mi Gracia, NO os escondáis. Daos a vuestros hermanos, como Yo Me DI cuando estuve entre ellos.Dejad Mi Nombre y Mi Presencia entre los hombres, porque cuando actuáis como Yo actúo y como Yo actué, los hombres…

Os reconocerán por Mi Bondad en vuestros actos, dejad Amor y Amor recibiréis eternamente.

Yo os Bendigo, Mis pequeños y os envío Mi Santo Espíritu, para que os dé el Discernimiento Santo, para que os llene de Mi Luz, para que tengáis Mi Amor y lo compartáis con vuestros hermanos.

Mi Amor queda con vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: