UN PELO DE GATO


Amadísimos hermanitos:

Para quienes tienen poco tiempo siguiendo este Blog de la Santísima Trinidad, lo siguiente que van a leer será una ‘sorpresa de locura’. Para los que ya tienen años pastando junto con nuestro rebañito, ya conocen algunas de las experiencias que les he compartido, cuando nuestro Padre Santísimo nos consiente…

Y pareciera que cada experiencia, es más loca que la anterior… Pero ES que, cuando conocemos y empezamos a seguir a Jesús, nuestra vida se revoluciona como si estuviéramos viajando en una montaña rusa.

Si en estos post les describiéramos, las maravillosas vidas de los santos  que conforman la Historia de la Iglesia, uds. Dirían como yo lo dije alguna vez: “Por eso son santos y están entronizados en los altares”

Y los verían tan inalcanzables, como en su momento yo los veo y más miserable me siento.

Pero si se los comparte una cristiana como uds, y seguramente mil veces PEOR que uds. (Porque mis caídas son igualmente aparatosas)

Mi oración es que uds. Digan: “Si Jesús lo está haciendo con esta pobre creatura, que como yo lucha cada día, por seguir tratando de mantenerse FIEL…”

¡ENTONCES YO TAMBIÉN PUEDO HACERLO!

Y podréis gozar las maravillas con que Dios Único y Trino, transforma nuestra vida al hacer posible nuestra particular transfiguración. El Señor lo ha mencionado varias veces en los últimos mensajes…  

Pero, ¿Qué significa ser transfigurados?

En la siguiente experiencia que van a conocer, yo ni siquiera sabía lo que el AMOR DE COPARTICIPACIÓN significaba en nuestra vivencia diaria. VIVÍ la inefable ‘lección’ de ser canal e instrumento de Dios, ¡Y NADIE me había explicado lo que estaba experimentando!

Como partícipe de “prueba y error” probé esta experiencia maravillosa… Y les ruego su comprensión ante los garrafales errores de mi ‘analfabetismo espiritual’ pero es que todo lo que he aprendido de experiencias sobrenaturales, vividas con el Evangelio…

Me lo ha enseñado el Espíritu Santo y NO ha sido fácil. Ustedes lo están recibiendo digerido… En lo que a mí respecta tuve que ‘aprenderlo’ y asimilarlo de un golpe… sobre la marcha de los acontecimientos.

Igualito que el funcionamiento del internet… Y como mis nietos me lo han enseñado

El más pequeño tenía cinco años, cuando me dijo :

–    “Presiona las teclas abuelita e irás aprendiendo cómo funciona”

Esto ES lo que estáis descubriendo ahora, para que NO sufráis y os tardéis lo que yo…,

Por eso con cada Carisma, MEJOR LE PREGUNTAMOS AL ESPÍRITU SANTO:

¿CÓMO QUIERE QUE LO USEMOS?

La Oración es el mejor recurso, cuando de funciones celestiales se trata, SIEMPRE  le debemos preguntar al Espíritu Santo: ¿Qué ES lo que Dios QUIERE QUE HAGAMOS?

Mientras tanto seguiré describiéndoles mis experiencias; porque en este grupo de Guerreros Celestiales, pertenecientes a la Selecta Corporación Élite de Cristianos que comanda la Virgen del Rosario…

Vamos a tener muchísimo trabajo, INTERACTUANDO con el Cielo entero… 

Lo comprenderán mejor, cuando terminen de leer este post.

Hace 25 años que Satanás desbarató el Grupo de Guerreros con los cuales yo participaba en el Ministerio de Sanación y Liberación, en la parroquia donde servíamos

Una de las últimas tareas que Jesús me encomendó fue ésta:

‘Vas a leer MEDITANDO  los Cuatro Evangelios y el Libro de los Hechos de los Apóstoles. Quiero que CONTEMPLES especialmente, LOS MILAGROS RELATADOS EN ELLOS.

También quiero que reflexiones y recuerdes esto:

“Yo NO  los hice sólo para manifestar mi Naturaleza Mesiánica, en la Palestina de aquellos tiempos.”

Los hice PARA ESTOS TIEMPOS. Y TIENEN UN OBJETIVO ESPECÍFICO.

Es mi deseo que después de haber cumplido lo que te pido, TÚ ME DIGAS lo que comprendiste, respecto a ese objetivo. Porque lo vas a averiguar, lo vas a comprender y  EN SU MOMENTO, me darás la respuesta.

Durante todos estos años esta tarea era mi Gran Misterio… Porque yo NO tenía la más mínima idea de lo que Jesús había querido decir, hasta hace muy poco tiempo, cuando Jesús decidió que la Enseñanza que me dió, debía compartirla…

Durante las últimas semanas he orado respecto a este asunto y ya me quedó muy claro, lo que quiere Jesús y todo tiene que ver con el Redil y con ustedes.

En el verano de 1987, fuimos a pasar unos días en la pequeña bahía de San Patricio que está en la costa sur del estado de Jalisco que colinda con Colima y también es muy cercana al puerto de Manzanillo.

Mi cuñada cumplía años el 25 de Julio y fue deseo de mis suegros que lo festejáramos en la costa.

vacaciones familiares

Rentamos un bungalow grande muy cercano a la playa.

Todos mis cuñados y sus familias, junto con la nuestra, congregamos una muchedumbre bulliciosa donde los más felices; eran toda la tropa de mis sobrinos y mis hijos, que rondaban entre los ocho y los quince años.

El planeado festejo nos lo arruinó la lluvia, que por la tarde empeoró y es que NO habíamos contado con un colado inoportuno:

Un huracán de categoría 3: ‘Eugene’ que decidió tocar tierra precisamente en Manzanillo y convirtió nuestras vacaciones, en una aventura que casi se volvió una pesadilla.Nos pasamos casi todo el día metidos en la casa, por el aguacero.

Y cuando anocheció,  el viento empeoró la situación.

Desde la terraza del segundo piso, veíamos cómo volaban las palapas y muchos enseres de los restaurantes que estaban en la playa…

Un barco que era un crucero que venía a Manzanillo, se refugió en la pequeña bahía en donde estábamos.

Y las olas lo zarandeaban como si fuera una chalupa.  

Toda la familia de mi esposo son masones y ateos.

Y les confieso esto para que comprendan mi sorpresa, cuando poquito antes de las 21.00 hrs, mi suegra entró a nuestra recámara y me dijo:

–     ‘Rosa ¿Quieres que recemos el Rosario?’

Yo pensé: 

–      Debe estar muy aterrorizada para invitarme a rezar’ 

 Y mientras ella se sentó en la poltrona que estaba junto a mi cama, yo saqué mi rosario y empezamos a rezar.

Para el segundo Misterio, ya se nos habían unido mi marido y cuatro adultos más.

Cuando terminamos, todos se retiraron a otras zonas de la casa…

Y yo me quedé sola, recostada y orando mentalmente.Mientras el temporal empeoraba, yo estaba felicísima y en mi corazón daba saltos de júbilo, porque era ‘Día de graduación’.  (Eso representa para mí, el día de mi muerte)

Cuando más alegre estaba, Jesús me habló y me dijo:

–      ‘Tú estás muy feliz porque tu día de graduación cómo lo llamas… ES porque te vas a reunir Conmigo. Y efectivamente así será.

NO quiero arruinarte la Fiesta, pero debes considerar una cosa:

Los que van a estar Conmigo, nada más serán tus tres hijos y tú. A todos los demás NO los puedo tener.

Y efectivamente se me congeló la alegría y pregunté:

–     ¿Por qué?  Yo siempre oro por todos.  NO me digas que se los vas a dejar a Satanás…

 Y Jesús me empezó a enumerar a cada persona y una por una, las razones por las que NO estaban salvados.

Básicamente era porque NO lo conocían, NO lo reconocían como Dios y  Salvador, NO lo amaban y tampoco se habían arrepentido de sus pecados, NI se habían convertido para pedirle su Perdón y su Redención.

Después de esta explicación, entonces sí me asusté….

Y al ver como la tempestad rugía con toda su potencia, me llené de angustia, porque yo no quería que se fueran al Infierno.Entonces empecé a interceder por ellos y por todas las personas que estaban en peligro.

Jesús sólo me dijo:

–     ‘ORA’

Y yo le contesté:

–    ¿Pues qué no es eso lo que estoy haciendo? Estoy hablando contigo y pidiéndote que no permitas que se pierdan.

–          ORA.

–          Señor, estoy orando para que nos salves.

–          ORA.

–          Perdóname pero NO te entiendo. Estoy orando.

–          Abre la BibliaLa abrí y me salió el Evangelio donde Jesús Calma la Tempestad y los apóstoles le dicen: ‘Sálvanos Señor que perecemos.’

Y yo le dije:

–          Señor, es exactamente lo que te estoy pidiendo.

–          ORA.

Me pregunté a mí misma: Dios mío, ‘¿Qué debo de orar?’

Yo seguí sin entender nada…

Y Jesús me volvió a decir:

–          Abre la Biblia.

Obedecí y me salió el versículo del Evangelio de San Juan 14,12:

¡“EL QUE CREE EN MÍ, HARÁ LAS MISMAS OBRAS QUE YO HAGO…”!  

–          ¡¡¡AY NO!!! –exclamé angustiada- El que detiene las tempestades ERES TÚ.

En ese preciso instante, una palmera rompió el ventanal y quedó con una mitad aterrizada en la sala y la otra mitad en la terraza…

Y el viento silbaba por toda la casa, empapándolo todo.

Para colmo de mis males, mi marido me gritó:

–     ¡Rosa! ¿Estás esperando que el viento te lleve?

Nuestra recámara daba a la parte frontal de la terraza, directo frente al mar….

Y él agregó:

–      Todos estamos refugiados en la última recámara. ¡Ya vente! ¿Acaso no te da miedo?

Pensé: 

¡Grandioso! Jesús me manda a que pare la tormenta y… ¿Cómo le explico a este descreído lo que su mujer tiene que hacer? 

Y lo único que se me ocurrió fue:

–   “Tengo que entrar al baño. Enseguida voy”

Y atravesando el baño que comunicaba la cocina con el resto de la casa y con la la terraza, salí…

Mientras le decía a Jesús:

–          Señor, el Evangelio sólo dice que le increpaste al viento y al mar; pero no dice qué les dijiste. Así que por favor TÓMAME y Sé Tú  el que lo haga a través de mí.

Y levantando los brazos, (afortunadamente se había ido la luz, porque no quería que nadie me viera) Primero hice una corta y precisa oración de Alabanza y de Acción de Gracias,..

Y luego GRITÉ hacia la playa, más o menos estas palabras:

–          Viento, ¡Escúchame! Fuiste creado para bienestar y beneficio del hombre, no para su destrucción. En el Nombre de Jesús y por la Sangre del Cordero Inmolado; te ordeno que calmes tu furia y regreses al fín para el que fuiste creado…Al mar le dije algo parecido, mientras parecía que el viento y la lluvia me iban a sacar volando de la terraza…

Terminé y me regresé al interior de la casa.

Para mi ventura, otra palmera rompió la ventana del baño y se quedó atascada donde habían estado las celosías. De esta manera pude explicar, el que estuviera hecha una sopa, destilando agua por todos lados.

Todo esto pasó como a las 10.30 pm y fue hasta la una de la mañana que el huracán empezó a perder fuerza y a disminuir la furia de la naturaleza.

Al día siguiente una fina llovizna antecedió a un cielo despejado y en una sorprendente mañana,  empezamos a ver todo el desastre ocurrido la noche anterior:

La gasolinera había desaparecido, el puente se cayó y los carros que  había arrastrado la corriente, estaban atascados de formas insólitas.Unas lanchas y otras embarcaciones pequeñas, terminaron como sombreros, en los techos de algunas casas.

Nos tuvimos que quedar tres días más de lo planeado porque todas las carreteras estaban dañadas. Con los postes derribados, no había energía electrica y muy pronto se acabó la comida y el agua.

Estábamos aislados completamente, porque en aquel año todavía NO había teléfonos celulares, ni internet, ni ninguna de las comunicaciones que gozamos actualmente… Y el huracán había arrancado las líneas telefonicas que nos comunicaban con el resto del país.

En el supermercado sólo quedaron las mercancías que no eran alimentos y sólo había comida en el restaurant del Hotel más grande, donde siempre tienen provisiones extras, para hacer frente a este tipo de emergencias.

Nosotros nos tuvimos que regresar a Guadalajara por otro camino, porque los deslaves habían arruinado totalmente, la autopista por donde nos habíamos ido.

Yo me convertí en una muda, porque no lograba asimilar lo que me había pasado.

Y cuando se lo platiqué al padre Tiberio, lo hice por carta, porque sentía una especie de vergüenza que no sé cómo explicar…

Y me parecía imposible lo que había vivido aquel fin de semana.

También pensaba que tal vez NO me lo iba a creer.

La siguiente vez que hablé con él, mi santo director espiritual me aterrizó diciendo:

Estás tan aturdida por lo sucedido que todavía no te recuperas. Y no entiendo por qué te sorprende tanto. Jesús es Dios Todopoderoso  y ese milagrito que hizo para ti, para Él es como quitarle un pelo a un gato.

Esto sólo fue un dulcesito más, con los que te tiene tan consentida.

Fíjate bien lo que voy a decirte: Esto te debe servir para que busques y trates de obtener los milagros grandotes. Los verdaderos milagros que SON la conversión de los corazones a Él.’  

Yo me quedé tan pasmada, que no supe qué responder.

Pero Jesús quiere que les platique todas mis experiencias extraordinarias; porque ÉL DESEA TOMARLOS TAMBIÉN A USTEDES

Porque nos va a necesitar para auxiliar a sus hijos, cuando vengan los megadesastres de la Gran Tribulación.

Aquí la cuestión es:

¿QUIÉN TIENE FE PARA CREER Y PARA OBEDECERLO?

Yo cuando me encuentro en una situación de apuro, solo le pregunto:

‘Señor, ¿Y ahora qué es lo qué quieres hacer Tú y qué quieres que yo haga? 

Y dependiendo de SUS instrucciones LO OBEDEZCO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: