N221 LOS INSTRUMENTOS


15 de Mayo de 2018

Habla Dios Padre 
Hijitos Míos, Mis pequeños, los Carismas que os comparte Mi Santo Espíritu son muchos, como muchas son las necesidades de Mi Santa Iglesia difundida por toda la humanidad.

Toda la humanidad, como cuerpo místico, necesita de varias funciones para mantenerse vital y cada uno de vosotros debe dar ésa vitalidad actuando con el carisma recibido.

Los dones o carismas que os dá Mi Santo Espíritu son para que trabajéis, para seguir construyendo Mi Reino en la Tierra y para que sigáis mejorando.

No importa si el don recibido es aparentemente, pasivo, como el de la Oración Contemplativa o activo, como lo es el de misionero; los dos dones y todos los demás, son activos, porque están actuando en la vida de Mi Iglesia.En ningún momento deberéis envidiar el o los dones de vuestros hermanos. El que se os dió a cada uno es el que debéis poner a trabajar y para él seréis más aptos para desarrollarlo.

Aún para las cosas del Mundo, sois aptos para unas cosas y para otras menos o nada.

Si, por ejemplo, os tocó ser amas de casa y aunque tengáis deseos de hacer algo más “importante” si no se os dió ése don o ésa capacidad, NO la podréis desarrollar.

Para Mí, vuestro Dios, no existen los altos puestos ni los puestos “sin importancia”. Para Mí, lo que Yo os dí, son puestos de más responsabilidad o de menos responsabilidad y ellos van tendientes a servir en la salvación y redención de todas las almas.Ya sea en la vida espiritual o en la del Mundo, si NO aceptáis y NO trabajáis con el o los dones recibidos, NO daréis fruto.

La vida espiritual debe ocupar un lugar muy importante en la vida de un hijo de Dios. Yo Soy Espíritu Puro y vuestra alma también es espiritual, así que, la comunicación ideal entre nosotros, entre Yo, vuestro Dios y vuestra alma, debe ser espiritual, interior.

O sea, a través de la Oración que se dá al aceptarMe plenamente en vuestro interior, al aceptar Mi Presencia real en vosotros. Si con Fé firme no aceptáis ésto, nunca podréis tener ésa comunicación tan necesaria entre nosotros.

La Fé en Mí es imprescindible, pero también lo son la aceptación y el amor. Se puede tener Fé, pero también Me podéis impedir actuar en vuestro ser. Se puede tener Fé y aceptación, pero podéis impedir que Mi Amor se derrame en vosotros y a través de vosotros.

Todo tiene que ser positivo, todo debe llevar hacia un fin y ése fin es el de hacer una vida conjunta Conmigo, vuestro Dios; la creatura aceptando, llevando y dejando actuar a su Dios a través de ella.

Un alma sin vida espiritual no puede crecer, le falta alimento, camina errante y NO conoce a su Huésped Divino, de quién puede obtener todo y sobre todo, el apoyo necesario para su misión terrena.
Un alma sin vida espiritual es como una barca navegando en un mar impetuoso, con ataques fuertes por todos lados y sin poderla controlar.

Un alma sin vida espiritual es como una flor sin agua y sin abono, NO puede crecer fuerte y hermosa. Un alma NO puede vivir sin su Dios.Si fuerais más observadores, si tuvierais más de ésa vida profunda Conmigo, conoceríais Mis Secretos, os daríais cuenta de cómo las Leyes del Universo, las Leyes de la Naturaleza, todo cuanto os rodea, está en relación íntima, estrecha, Conmigo, su Creador.

Todo lo creado sigue Un plan perfecto y está perfectamente sincronizado a Mi Voluntad, sólo el hombre se sale de Mi Voluntad. Porque al haberle dado voluntad propia él NO quiere aceptar la Mía, que es la perfecta, la más segura, la llena de Sabiduría y la que os va a traer todo bien.

Sólo el hombre cree que lo que el mismo hace puede superar a Mi Sabiduría. Sólo el hombre cree que puede caminar solo por el Mundo, andar solo por el Universo sin necesidad de Mi ayuda.

Sólo el hombre es capaz de romper con su Dios, porque al creerse superior a Mí, creé ya no necesitarMe. Sólo el hombre es capaz de hacer sus propias leyes sin tomar en cuenta las de su Dios.Sin vida espiritual, sin un mayor acercamiento a vuestro Creador, sin una mayor confianza a lo que os doy y os pido, NO podréis avanzar mucho. ¿Podría haber avanzado la humanidad, tecnológica o científicamente, si no hubierais asistido a la escuela a aprender desde las bases del A, B, C o del 1, 2,3?

Para llegar a ser grandes en cualquier cosa, debéis empezar a aprender desde lo más pequeño. Queréis llegar a ser como dioses y, aunque no lo vais a poder lograr, tendríais que empezar desde lo más pequeño, LA HUMILDAD.

Lo mismo os pasa en lo humano, queréis llegar a conquistar los planetas, el universo entero, cuando ni siquiera habéis aprendido a conquistar el Corazón de vuestro Dios y el de vuestros hermanos.

Cuando trabajéis conjuntamente, respaldados por la oración profunda y el verdadero Amor, entonces conquistaréis todo lo que deseéis, porque Yo os lo daré; porque para entonces, ya habréis aprendido a conquistar el Corazón de vuestro Dios.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el Amor de Mi Santo Espíritu.

Habla Nuestro Señor Jesucristo
Hijitos Míos, os quiero decir que si el mundo está como está y vosotros estáis como estáis, es porque NO os habéis hecho uno Conmigo.

Sí, Mis pequeños, el pecado cunde por todos lados porque vuestro corazón se ha vaciado casi de toda virtud, las cuales debieran existir en vosotros, por el hecho de llevarMe en vuestro corazón.

Sí, Yo existo realmente en cada corazón, pero vuestro libre albedrío me acalla, NO me deja obrar, NO me deja aconsejaros, NO me deja guíaros, NO me deja ser uno con vosotros.

El mundo quiere paz, quiere abundancia, quiere amor, pero NO hace nada para lograrlo. Se quiere paz, pero NO la buscáis primero en vosotros mismos. NO limitáis ni atacáis vuestro mal carácter. NO actuáis como Yo os enseñé.

Respondéis a la maldición que recibís, con maldición. Respondéis con agresión, a la agresión que recibís. Respondéis con mal, al mal que se os hace.

NO habéis aprendido a perdonar el mal proceder de vuestros hermanos y esto es lo que provoca guerras entre pueblos, guerras entre los habitantes de un mismo pueblo, guerras entre hermanos de una misma familia, guerra contra vuestro Dios.

Yo os enseñé a poner la otra mejilla al que os golpeara y ahora decís que eso es una tontería. No usáis las armas de la Fé y del Amor.

Quizá, a vuestro ojos y a vuestra forma de pensar sea una tontería el poner la otra mejilla, pero os aseguro que aquel que diera un segundo golpe al que maltrata, recibirá una Gracia salida de Mi Corazón, para su conversión.

Aquel que es manso y humilde de corazón, cree en esta mansedumbre y la vive, da más ejemplo y salva más almas que aquel que regresa el golpe recibido.

Seguís siendo el pueblo terco que saqué de Egipto. Seguís siendo el pueblo infiel que se aparta de su Dios tan pronto se le presentan las tentaciones.

Seguís siendo el pueblo que tengo que castigar para que entienda que su Dios los quiere mucho, pero que se han olvidado de Sus Leyes.Seguís siendo el pueblo de corazón duro que permite que la soberbia, en vez de la humildad, reine en su corazón.

Hijitos Míos, el mal cunde por la Tierra porque le ayudáis vosotros mismos a destruir Mí Obra de Amor.

El demonio es dolor, es destrucción, es muerte, es desesperación, es envidia, es mentira, es guerra, es inmoralidad, es impureza y muchas otras cosas más; cosas que vosotros mismos vivís, aceptáis y utilizáis para atacar a vuestros propios hermanos.

Seguís siendo el pueblo que se aprovecha, aun de sus propios hermanos, al alterar la balanza del producto que vende. Seguís siendo el pueblo que adora al becerro de oro y se ha olvidado de su Dios.

Seguís siendo el pueblo que NO defiende Mí Ley y fácilmente cae es otras creencias, las hace propias y las propaga. Seguís siendo el pueblo infiel que tuvo que ser castigado, por mucho tiempo, antes de que pudiera entrar en la Tierra Prometida.

Hijitos Míos, porque os amo, a pesar de vuestra maldad y de vuestra traición, debéis volver a pasar por otra purificación, para que se os puedan dar los Cielos Nuevos y la Tierra Nueva.

¿Quién podrá ser aquel que tenga ahora un corazón limpio y una mirada pura y que me pueda llamar Mí Señor, con toda sinceridad?

¿Cuántos de vosotros podríais entrar ahora a Mí Nuevo Reino en la Tierra en donde el Amor Divino de vuestro Dios envolverá todo y a todos? Hijitos Míos, NO HAY hay practicamente alguien sobre la Tierra, libre de pecado o de falta en estos tiempos.

Lo que sí existen son almas fieles que a pesar de caer en la tentación, se levantan, piden perdón de corazón…

Y con la confianza de saber que serán perdonados, regresan a Mí arrepentidos, buscando ayuda para NO volver a caer. Por ellos, por los que aún son fieles y amantes hijos, por ellos aminoro los castigos, pero tendréis que padecerlos por vuestro bien.

Cuando aprendáis a ser uno Conmigo, entonces podréis vencer toda Tentación, todo mal que os ataque y siempre pagando con un bien, de esta forma, fácilmente podréis construir el Reino de la Paz y del Amor Conmigo.Debéis ser instrumentos de calidad y esto lo lograréis cuando Me permitáis vivir plenamente en vuestro corazón.

A los primeros cristianos se les reconocía por ese espíritu de bien. Me aceptaron, Me vivían y hasta morían por Mí y por sus hermanos. Esa es una verdadera familia y eso es lo que ahora quiero hacer con cada uno de vosotros.

Hacer Mí Nueva Familia terrena en donde Yo sea vuestro Dios y vosotros Mí Pueblo Escogido.

Yo os bendigo en el Nombre de Mí Padre, en Mí Santo Nombre y en el Nombre del Amor de Mí Santo Espíritu.

Habla el Espíritu Santo

Mis pequeños, Yo, vuestro Dios Amor, el Espíritu Santo, quién habita en cada uno de vosotros, quisiera encontrar corazones libres, corazones dispuestos a amar, corazones que no se hayan vendido al mal, corazones que no se encuentren absortos por los bienes de la Tierra.“El Espíritu del Señor esté sobre todos vosotros”, exclamó Jesús, desde el Cielo, en el Cenáculo de Pentecostés al enviarMe a la Santísima Virgen María y a los Apóstoles.

Mi Amor siempre busca corazones en donde pueda vivir y sobre todo, crecer. La desgracia de la humanidad actual es la de la APATÍA.

Ya NO queréis dar más, NO deseáis mover un dedo por el prójimo, no actuáis según Yo os instruyo en vuestro corazón, tenéis miedo y flojera de vivir según el Amor desea.

Cuando fui derramado por Jesús sobre los Apóstoles en el Cenáculo, Yo les iba a potencializar lo que ya tenían, lo que Jesús Mismo les había enseñando pero que NO lo querían dar por temor, por falta de Fé y de confianza.  

Pentecostés para ellos fue la fuerza que los impulsó a darse por los demás, fue la fuerza profunda que hacía aflorar las Enseñanzas de su Dios, de darla a conocer a sus hermanos.

Pentecostés fue el inicio de Mí Obra Apostólica en Mí Iglesia, en la Iglesia incipiente que Yo guiaría y alimentaría por todos los siglos por venir.

Pentecostés es el ejemplo que debe tomar y seguir todo aquél que se considere hijo de Dios y seguidor de las Enseñanzas de Jesús.

Pentecostés es la fuerza que debe tomar el cristiano para enfrentarse a toda adversidad, sabiendo con certeza de que es su mismo Dios el que lo habita y que lo hace llevar ejemplo y palabra divina a sus hermanos.Como os decía, la desgracia de la gran mayoría de los que os decís cristianos, es la pasividad y el temor a darse y a mostrarse como lo que son.

Mí Iglesia está dormida, Mí Iglesia parece morir, Mí Iglesia parece morir, Mí Iglesia se derrumba ante la podredumbre que el enemigo suscita en los corazones.

Aún Mis mismos consagrados han entrado a ésta pasividad, NO Me dejan actuar en ellos y hasta ponen en duda o niegan el que el que Yo Me pueda expresar a través de Mis más pequeños escogidos en estos momentos.

¡Entended que Yo estoy vivo! ¡Soy vuestro Dios Espíritu Santo que mantiene viva a la Iglesia y a sus Enseñanzas, las que os dio vuestro Dios encarnado, Jesucristo!

LIBRE DEL RESPETO HUMANO (´’el qué dirán de mí…’)

Él mismo os lo dijo: La Iglesia, Mis Enseñanzas, prevalecerán hasta el Fin de los Siglos.

Y ésa tarea recayó perfectamente en Mí, el Dios Amor, el Dios Instructor.

Yo hablo, he hablado y hablaré a través de pequeñas creaturas que se vuelven portadores de la voluntad de vuestro Dios. Yo, a través de ellos, mantengo la estabilidad de la Iglesia y la actualidad de la Palabra dada por Jesús.

Pentecostés es para todos aquellos que desean unirse perfectamente a la voluntad de su Dios. Es para todos aquellos que desean seguir haciendo crecer la Iglesia en la cuál nacieron y la quieren seguir viendo viva activa.Es para todos aquellos que desean compartir un solo amor y un corazón con todos sus hermanos.

Pentecostés es el Amor que une, no importa lengua, sexo, condición social o raza.

Pentecostés es la vida de la Iglesia que debe caminar por la calle, que debe vivir en la familia, que debe ser ejemplo en donde se esté.

Yo Soy vuestro Dios Amor y deseo que vuestro corazón se abra para que Me pueda derramar en cada uno de vosotros y así os pueda conceder todos Mis dones.

Yo os bendigo en el Amor de Mí Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mí Amor infundido en los corazones.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: