N223 LOS MILAGROS Y EL AMOR



UNA HERRAMIENTA DE AMOR

Mayo 18 de 2018

El Cielo, el Purgatorio y la Tierra

Habla Dios Padre

Queridos hijitos Míos, hoy os quiero hacer una ligera semblanza didáctica sencilla pero entendible, sobre el Cielo, el Purgatorio y la Tierra.

El Cielo es vuestro hogar en donde vivís, del cual vivís Conmigo y gozáis aún antes de bajar a servirMe.

El Cielo siempre ha existido, NO tiene principio ni tendrá fin, ya que es parte de Mí, como lo sois también vosotros. El Cielo y su gozo lo constituye Mí Amor.

Cuando el alma decide, por propio libre albedrío bajar a servirMe, como Mí Hijo lo hizo; atendiendo una necesidad de Mí Corazón, en la ayuda a sus hermanos y la difusión de Mí Amor como alimento y vida; Yo le concedo el Don de la Vida.  El Don de la Vida, como ya os he explicado, es un Don excelso, concedido a algunas almas, a las que Yo escojo para bajar a servirMe. NO todas las almas tienen la oportunidad de bajar.

Y el tener el Don de la Vida, es un honor grandísimo para el alma y un gozo para Mí vuestro Dios, al ver que el alma se ofrece a su Dios en amor y sacrificio, para servirMe en la Tierra.

El alma goza en el Cielo antes de bajar, pero podría decirles que su gozo, es limitado según su nivel de creación. El alma que regresa, después de su misión por la Tierra, alcanza niveles superiores de gozo.

Porque fue escogida por Mí, se donó, se sacrificó por Mí en sus hermanos, NO sucumbió a las tentaciones fortísimas del Mal y regresó triunfante. El gozo del alma triunfante se vuelve superior, porque Yo así premio su donación libre y espontánea, por servir a su Dios.Mi hijo Pablo, apóstol de Mí Hijo Jesucristo, os habló algo de ésto, al deciros sobre la existencia de “varios Cielos” a los que otra gran santa les llama “moradas”.

Según haya sido vuestro desempeño, con la misión que os concedí para llevar a cabo sobre la Tierra, podréis alcanzar diferentes niveles de gozo en el Cielo a vuestro regreso. En todos los niveles el gozo es total, pero como sabéis, NO es lo mismo llenar hasta el borde, un recipiente grande que uno pequeño.

Si amasteis y os distéis por completo, durante vuestra vida por Mí, en vuestros hermanos, vuestro “recipiente”, vuestra capacidad de gozar en Mí Cielo, será mayor. Si os distéis menos por los demás, para Mí Amor a vuestros hermanos, vuestro gozo será menor.

Si casi NO os distéis, pero al menos algo pequeñito distéis, el gozo que os dé será casi del mismo nivel que teníais antes de bajar. El gozo que os dé en cada nivel será total, de modo que NO podréis envidiar el gozo que tenga un alma en un nivel superior. 

 Debido a que Yo colmaré plenamente el “recipiente”, vuestra alma, según lo crecida que regrese después de su paso por la Tierra, por haber vivido en el Amor y haberlo dejado en las almas de sus semejantes.

Si distéis mucho amor y alimentasteis correctamente a vuestra alma, ella llegará muy crecida, muy madura en el Amor y ella será colmada, como premio a ésa donación.

Si en cambio, NO distéis mucho amor, distéis lo mínimo u os salvasteis por intercesión de otros, NO por méritos propios; vuestra alma llegará pequeña, raquítica, pero aún así la colmaré. Su gozo será pequeño, como pequeño y raquítico fue el amor que dejó en la Tierra.

NO podrá desear más, porque NO supo amar más y tampoco envidiará a las almas más crecidas y con más gozo, porque NO le podrá “caber más amor” a su recipiente pequeño, a su alma poco crecida.Esto Mí Hijo os lo ejemplificó con los talentos. Aquella alma rica en talentos, ella admira Mí obra en ella, siente la responsabilidad, pero se dá a sus hermanos y dá todo, por eso, “al regresar al amo”.

O sea, a vuestro regreso a Mí Reino, a vuestro Hogar, Yo le agradezco su buen servicio y le doy más, porque fue fiel en lo poco y ahora le doy mucho más en Mí Reino.

Al que se le dieron menos talentos y también los puso a trabajar, se le dá de la misma forma que al primero y se le premia según su nivel de donación, pero NO así al que, aunque se le dio poco y sintió la responsabilidad con su Dios, tuvo miedo y NO hizo nada por Mí Reino entre vosotros.

A éste NO sólo se le quita lo que se le dió, sino se le reprende y lo que tenía se le dá al que se le dió más, porque es un alma en la que puedo confiar para trabajar en las cosas de Mí Reino.La Tierra, lugar de la Creación del hombre, sufrió una fuerte caída al cometerse el Pecado Original en ella. Toda la Tierra, Mí Creación, las almas al encarnarse, todo lo creado sufrió por tal pecado.

La misión de las almas es la de ayudarMe a conseguir para la Tierra, para Mí Creación, para el hombre, su nivel de perfección en el cuál fue creado.

Para daros a conocer la forma “ideal” de hacerlo, os mandé a Mí Único Hijo, Jesucristo para que os enseñara el camino para lograrlo. Os dio Mis Leyes y Preceptos de Amor. Os dio Mis Enseñanzas y os dejó su Vida en la Sagrada Eucaristía.

El alma baja de la misma forma que bajó Mí Hijo, con una donación total, la diferencia estriba en que la Esencia Divina de Mí Hijo, NO se podía manchar por el Pecado Original. Esto es porque Soy Yo Mismo, en Mí Segunda Persona.Y como Dios, Yo tengo todo el poder y la Gracia Divina para NO mancharMe con algo que es infinitamente más pequeño que Yo: el Pecado Original, causado por la desobediencia de vuestros primeros padres.

El Pecado afectó a la materia creada de la cual tomáis cuerpo y al encarnaros, vuestra alma va a ser afectada en vuestro desenvolvimiento sobre la Tierra.

Si el alma toma del alimento debido –oración, vida de amor, Eucaristía-, esa alma estará fuerte para vencer las insidias del Mal, en el campo de batalla.

Si el alma NO se alimenta bien, esa alma estará muy atacada… Y si NO es vencida, por lo menos muy herida quedará a su regreso a Mí Reino, cuando Yo la mande llamar.Este campo de batalla –Tierra- está ahora al mando del Príncipe del Mundo, quien os atacará continuamente para que dejéis Mí Amor y Mis Enseñanzas, además de tratar de haceros caer en la Perdición Eterna para que NO podáis regresar a Mí Reino, vuestro Hogar.

Las almas sufren caídas, quebrantos, éxitos, durante el tiempo de vida que os concedo. Cuando se os termina el tiempo de vida que os concedo para servirMe, os mando llamar a cuentas y como administrador de Mis Bienes, os hago un recuento de vuestra vida.

Y así es cómo en vuestro juicio personal se os dará Vida Eterna con el nivel de gozo que lograsteis, según vuestros méritos.

O se os dará dolor eterno, si en lugar de trabajar para Mí, en la salvación de vuestros hermanos, en su crecimiento y apoyo espiritual en la lucha, os volvisteis Instrumentos del Mal y le servisteis para matarlos espiritualmente.El Purgatorio es el “hospital” de las almas heridas en misión. Prácticamente ninguna alma llega sana y limpia a Mí Presencia al final de su vida.

Todas han sufrido “heridas” y llegan con cicatrices de odios, envidias, rencores, mentiras, caídas mortales de pecados graves…

Que aunque ya perdonados sus pecados, tienen que purgar por su mal proceder. El Purgatorio “sanará” todas esas heridas que el Demonio os causó, porque vosotros lo permitisteis en alguna etapa de vuestra vida.

Las almas van al Purgatorio a cerrar heridas, a hacer desaparecer cicatrices profundas, a limpiar y restaurar vuestras vestiduras; para poder entrar a vuestra Casa Eterna como dignos hijos de Rey, quien os recibirá con los brazos abiertos a invitaros al gozo eterno.Hijitos Míos, que esta pequeña explicación os haga reflexionar sobre vuestro paso por la Tierra y tened presente que vuestra misión es algo muy serio para el Cielo.

Os he concedido el Don de la Vida porque fuisteis escogidos por Mí, vuestro Dios, para ayudarMe a levantar la Creación al nivel Divino del Principio.

He puesto Mí Confianza en cada uno de vosotros, dándoos diferentes talentos para ser puestos al servicio de la salvación eterna de vuestros hermanos y según los uséis, así será vuestro premio eterno.

Era esposo de Santa Claudia Prócula y con su ejemplo, Poncio Pilatos se convirtió, AMÓ A JESÚS COMO DIOS y es reconocido por la Iglesia Copta como un santo que alcanzó la Misericordia Divina…

El tiempo es corto y tampoco sabéis cuándo os he de llamar a cuentas, así que reparad vuestro camino pasado y emprended ya desde ahora, un nuevo camino basado en Mis Leyes y en Mí Amor.

Yo Soy el Buen Dios que perdona todo un pasado lleno de maldad y al olvidarlo os da la oportunidad de ganaros un buen lugar en Mí Reino, vuestro Hogar de Siempre.

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y con el Amor de Mí Santo Espíritu.

Habla Nuestro Señor Jesucristo 
Dicen las Escrituras: Si Jesucristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra Fé. Yo, con éste hecho os demostré nuevamente y para siempre, el Poder de Dios.

Durante Mi Vida Pública hice innumerables milagros y de entre ellos, resucité a varios muertos. Así vencí a la muerte en varias ocasiones, y coroné Mi Triunfo Personal al volver a la vida al tercer día de Mi Muerte.Yo Soy un Dios de Vida que bajé a servir a Mi Padre trayéndoos Su Plan de Vida, vida para el Mundo y para recordaros la forma de vida que se tiene en el Cielo.

Yo Soy un Dios de Vida que NO deja caído ni al muerto de cuerpo, ni al muerto espiritual. Este hecho es mucho más importante y lo debéis reflexionar profundamente.

La muerte espiritual os va a producir muerte eterna. En cambio, la muerte física sólo os marca el fin del tiempo permitido por vuestro Dios para servirle en la Tierra.

La muerte espiritual puede existir y de hecho existe, en personas físicamente vivas, pero los pecados graves causados contra el Amor de vuestro Dios, causan la muerte a vuestra alma.Os volvéis cadáveres nauseabundos caminando por el Mundo. Estas son palabras fuertes, pero si las meditáis, las comprenderéis mejor.

Un cadáver hiede a los pocos días de muerto el individuo y nadie se le acerca. Una persona que vive en pecado mortal, que sólo produce mal, que sus acciones son causa de problemas y de maldad hiede en vida.

Nadie se le quiere acercar, porque saben que al tener contacto con tal persona, sólo se puede recibir mal, ataque, calumnia o aún la muerte.

Como San Dimas, se ‘robó el Cielo’ en el último minuto…

Por ellos, Yo también os dije: “Yo vine a rescatar al pecador, para que se convierta y viva”. Al rescatar al pecador le doy la oportunidad de enmendar el camino errado que tuvo y le doy la oportunidad de empezar una nueva vida en la Gracia.

Vida que en muchos casos va o producir también, nueva vida a otros muchos que estaban como él, al volverse ejemplo de virtud y aliento para apoyar a otros de sus hermanos caídos en la lucha contra el Mal.

Yo Soy vuestro Dios y no puedo dejar a un alma caída en la lucha. Os dije en un Mensaje anterior, que la Tierra es un campo de batalla en donde las almas, envueltas por un cuerpo, vienen a luchar por su Dios,

Para vencer con Mi Amor, el Odio, la Maldad, la Muerte que produce el pecado y que el Maligno ha diseminado por toda el Mundo, para destruir a todos Mis hijos y a la Creación completa.  Un alma donada a su Dios, vale muchísimo, porque es parte de Mí y vosotros debéis aprender a ver en el alma caída, la ayuda real que necesita.

Pero como ni vosotros mismos habéis crecido mucho espiritualmente, sólo alcanzáis a ver el cuerpo caído, la envoltura que usáis en la Tierra para comunicaros unos a otros en forma física.

Debéis aprender a comunicaros unos a otros a nivel espiritual, esto es, viendo por las necesidades espirituales de vuestros hermanos, intercediendo ante Mí para que se les concedan los Dones necesarios, para que puedan estar más preparados para poder vencer las fuerzas del Mal…

Y para que puedan dejar Mi Tesoro sobre la Tierra, Mi Amor, entre los vuestros.  Yo vine a vencer al mundo. A pesar de los múltiples ataques que tuve de parte del Maligno, a veces en forma directa, a veces a través de personas que se dejaron conducir por él, Yo lo vencí.

Todos vosotros sois muy pequeños para poder vencer a las terribles fuerzas del Mal por sí solos, por ello Yo os vine a mostrar el Camino que os iba a dar el Conocimiento y la Luz para poder vencer en la batalla y salir  victoriosos en vuestra misión por la Tierra.

Vosotros NO pertenecéis al mundo, pero el mundo, como imán poderosísimo, os trata de atraer hacia él. Cuando NO vivís vida de Oración, que es alimento del alma, ésta se debilita…

Y sucumbe al alimento del cuerpo, que son los vicios y pasiones desordenadas. Y así os va venciendo el Mal y os va atando fuertemente a las cosas inservibles para vuestra alma, para llevaros a la Perdición Eterna.Yo vencí al mundo y os traje la Verdad, la Verdad de Mi Padre, la Verdad que se vive en el Cielo, la Verdad que os hace libres y llenos de Luz, a pesar de vivir rodeados de Tinieblas y Mentira.

Aquellos que se acercan a Mí, encuentran la Verdad y con Ella, NO sólo vencen en forma personal al Mundo y a sus asechanzas; sino que ayudan como hermanos que sois, a los más necesitados a servirse de ésa Verdad y con ella ganar el Cielo, vuestro Hogar.

Yo Vencí al Mundo y a su pecado y les dí nueva vida aún a los más pecadores que se acercaron a Mí a pedir con humildad Mi ayuda y así poder volver a ver Mi Luz. Podréis recordar cómo Yo les decía a los “enfermos” que se acercaban a Mí a pedir por su salud física.

Yo NO les decía tú mano o tu pié, o tu cuerpo, etc. queden curados. Yo les decía generalmente, “tus pecados te son perdonados”. Se extrañaban, pero es una realidad de cómo el pecado del alma, puede afectar al cuerpo físico de vosotros.Entonces, al quedar el alma sin pecado, sin maldad, sin presiones del Maligno; el cuerpo físico sufría una transformación favorable… Y como el alma es una parte de Mi propio Ser…

Ella tiene la facultad, como os lo prometí, de producir milagros. Y el primer milagro que se realiza al estar en estado de gracia o sea, en íntima unión Conmigo, es sobre su propio cuerpo.

Yo le dije a Mis Apóstoles: Aquél que esté Conmigo, Me siga y lleve Mis Enseñanzas a sus hermanos, podrá hacer las mismas cosas que Me visteis hacer y las hará aún mayores. (JN.14, 12)

El Milagro es una fuerza divina que ayuda a restaurar lo que está dañado, tanto espiritualmente como físicamente. Todos vosotros, como hijos de un solo Dios, Nuestro Padre, tenéis el derecho de usar de éste Bien Divino, para ayudar a vuestros hermanos.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

NO es exclusivo de algunas almas, es propiedad de todos vosotros. Pero para lograr llevar a cabo un milagro, se necesita saber hacerlo y para ello, primeramente se necesita vivir bajo Nuestra Divina Voluntad.

Los dones que concedemos NO son para juego o para que seáis alabados por vuestros hermanos, sino que se os conceden para servir, como Yo os serví cuando pasé Mi Tiempo sobre la Tierra.

Al vivir bajo la Divina Voluntad de Mi Padre, os convertís en otros Cristos, hermanos Míos y así inmediatamente os ponéis al servicio de vuestros hermanos, para servirles con los regalos gratuitos que Mi Santo Espíritu os concede.

El Milagro es una acción de amor puro, sale de vuestro corazón sincero y mueve a Mi Corazón para que salga de él la fuerza vivificante que lo producirá.

Al ver la necesidad de vuestros hermanos, vosotros tomáis como propia ésa necesidad, Me la ponéis a Mis Pies y con sincero amor y con una Fé crecida en la confianza en vuestro Dios, sabiendo que lo que Le pidáis en Mi Nombre, NADA se os negará…

Así obtendréis la bendición del milagro para vuestros hermanos. El milagro así visto, se vuelve una Herramienta de Amor entre vosotros.

PODÉIS Y DEBÉIS HACER MILAGROS 

Para defender a vuestros hermanos contra el Maligno durante vuestra lucha en la Tierra.

Deberéis usar del Milagro para acrecentar la Fe perdida, en el alma raquítica de vuestros hermanos que se han dejado llevar por los bienes del mundo.

LOS GLADIADORES DEL SIGLO XXI: Los cristianos de la Iglesia Perseguida del Medio Oriente que están siendo martirizados, porque se niegan a renegar de Cristo…

Deberéis usar del Milagro para reforzar a los “Gladiadores” que os están protegiendo a todos vosotros.

Miembros de Mi Iglesia y que están  “dando la cara” a todo el Mundo, para proteger y mantener Mis Leyes y Mis Decretos inmutables…

A pesar de los ataques fortísimos del Maligno y sus secuaces.

Deberéis usar del Milagro para salvar a las almas de las cadenas del Maligno…

Librándolas de las ataduras que las denigran como hijas de Dios.

Entre estas ataduras se encuentran los vicios, las pasiones desordenadas, vida de pecado y de corrupción, en sí mismos y contra otros.

Deberéis usar del Milagro contra las fuerzas del Mal cuando se han posesionado de las almas.

Deberéis usar del milagro para ayudar a las almas a regresar triunfantes al Reino de los Cielos.Como véis, el Milagro es un elemento esencial de Mis hijos, para restaurar Mi Reino. NO seréis vosotros los autores de él,

YO SERÉ EL AUTOR Y EL PRODUCTOR DEL MILAGRO 

Pero vuestro sincero amor por vuestros hermanos, por verlos caídos en desgracia espiritual, es lo que va a moverMe a producirlo.

Ya os he dicho muchas veces que la vida de Oración es importantísima, porque al vivir según Yo viví sobre la Tierra entre vuestros hermanos, os vais  dando cuenta de sus necesidades…Y con la Oración y el Milagro podremos restaurar sus almas y así lograr el cambio tan necesario para la Redención definitiva de la Tierra.

El mayor gozo que podréis dar a un alma, es la de dejarla en posibilidad de alcanzar el premio eterno.

Orad y ved por las necesidades de vuestros hermanos; necesidades espirituales, que cuando están afectadas puede alterar a su propio cuerpo y a las almas de otras muchísimas personas más.

De cuántas formas maravillosas, podemos aliviar el dolor del prójimo sólo preguntando a Jesús… ¿Y ahora Señor, QUÉ QUIERES QUE HAGAMOS?…

DETENED

con la Oración, el Ayuno y el Milagro…

La acción de Satanás entre vosotros.

TODOS LOS ELEMENTOS: TIERRA, AGUA, FUEGO, VIENTO…. Pueden ser sometidos, SI ASÍ LO DISPONE LA VOLUNTAD DIVINA…

Yo vencí al Mundo, Yo vencí a la Muerte, Yo vencí a Satanás.

Y como hermanos Míos y Dios vuestro, al vivir UNIDOS Conmigo,

podreMos seguir haciéndolo. Creced en la Fé y en la confianza a través de la oración y de la Eucaristía…

Y nada ni nadie os detendrán en la difusión de Mi Reino de Amor.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre, en Mi Nombre y en Nombre del Amor de Mi Santo Espíritu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: