N227 EL GRAN LAMENTO


 03 DE JULIO DE 2018

Habla Dios Padre 

Hijitos Míos, orad, orad fuertemente sin deteneros, porque YA ESTÁN SUCEDIENDO acontecimientos graves  sobre la Tierra…

Que os están arrancando y arrancarán aún, un más fuerte ¡AY! de dolor a todos vosotros.

Os habéis separado de Mí, vuestro Dios y éste es el resultado de vuestro olvido de Mis Leyes y a Mi Amor.

Este ¡AY! de Dolor se escuchará por todas partes, empezaréis a padecer la Purificación que os quitará todo aquello, que es inservible para vuestro crecimiento espiritual.Se os quitará todo aquello en lo que habéis confiado y que por haberlo puesto en primer lugar en vuestra vida, os hizo perder mucho tiempo.

Tiempo que desperdiciasteis, que les costó y les está costando la Vida Eterna a muchas almas, porque NO pedisteis por ellas y se condenaron.

Este ¡AY! de Dolor, os hará volver a Mí y vendrá el arrepentimiento de vuestras faltas y de vuestra vida pasada. Os haré entender lo que debisteis haber hecho y que NO hicisteis…

Y esto servirá para generaciones futuras, para que normen su conducta y que eviten, en lo posible, caer en lo que habéis caído en éstos tiempos.Este ¡AY! de Dolor os hará recapacitar, os hará entender que sin Mí, vuestro Dios, NO sois nada.Que las fuerzas humanas son débiles y siempre os llevarán hacia el Mal, porque el mal que os ataca, si NO lo rechazáis con Mi Gracia, vuestra humanidad NO lo puede rechazar.

Este ¡AY! de Dolor os hará entender que como pueblo de Dios, debéis estar siempre pendientes de vuestras flaquezas, de vuestra pequeñez, de esa inseguridad humana que padecéis…

Y que solamente estando Conmigo y con Mi Gracia, os podréis mantener firmes y sin caer ante los embates del Enemigo, que continuamente os está tratando de destruir.

Este ¡AY! de Dolor os llevará a la humildad, a la sencillez, a NO buscar los excesos de la vida, sino vivir de acuerdo a lo que se os ha pedido:

Vivir en la sencillez, vivir en la confianza plena de Mi Providencia, vivir envueltos en Mi Amor y siempre con un amor fraterno que os dará fuerza contra todo aquello que os quiera separar.Ahora vosotros vivís como individuos aislados, ciertamente el pecado os ha llevado a ello, a desconfiar de vuestros propios hermanos. En éstos tiempos NO sabéis en quien confiar, quien os puede traicionar.

Por eso estos Acontecimientos que se darán al llevaros a la Purificación, con la eliminación de toda maldad en vuestro corazón y en vuestra mente, os harán nuevamente confiar uno del otro.

Como verdaderos hermanos que debéis ser, como verdaderos hermanos que debéis apoyaros los unos de los otros; para que con la fuerza conjunta de vosotros, vayáis reconstruyendo Mi Reino sobre la Tierra.

Os habéis hecho idólatras de vuestro propio ser y de vuestros intereses y a Mí Me habéis hecho a un lado.

A Mí, a quien debierais haber primero adorado y amado con todo vuestro corazón y vuestras fuerzas.Pero depositasteis vuestra confianza en vosotros mismos y creísteis que erais lo suficientemente fuertes y sabios para llevar una vida sin problemas.

Os confiasteis demasiado en vosotros mismos y ahora sabéis que el que estuvo atrás de todo esto fue Satanás, que con sus trucos y con su seducción, os llevó a vuestra autodestrucción.

Ahora Yo vengo como Padre amoroso, pero también como Juez de vuestra maldad para levantaros, para daros otra oportunidad, pero también para eliminar la cizaña de satanás que se introdujo en Mi pueblo, entre todos vosotros.

El arrancar la cizaña dolerá, porque ésta se agarra fuertemente a todo lo que hay a su alrededor; pero quedaréis libres, respiraréis nuevamente en ésa libertad que os da Mi Presencia en vosotros, que os da el confiar plenamente en Mí, vuestro Dios.Viviréis nuevamente en esa libertad santa, en esa libertad que os da la pureza de corazón, en esa libertad santa, en esa libertad que os da el vivir en el amor sencillo y fraterno, sin buscar vuestro propio bien y vuestros intereses, aprovechándoos de vuestros hermanos.

Sino el amor de donación, que busca primero el bien del hermano, antes que el de uno mismo, el desprendimiento pleno de la persona para buscar el bien del hermano.

Confiad, Mis pequeños en Mí, vuestro Dios, en lo que permitiré en vuestra vida y en los acontecimientos próximos a sucederse. Que ése ¡AY! de Dolor, se vuelva un “gracias” de corazón.

Pedid Sabiduría Santa, que os dé Mi Santo Espíritu de Amor, para que podáis entender y agradecer lo que ocurrirá en vuestra vida y en la de vuestros hermanos, próximamente.Agradeced, de corazón, que he tenido Misericordia nuevamente con Mi pueblo. Agradeced con vuestra vida futura,  los que os mantengáis, que hayáis sido escogidos, para poblar las Nuevas Tierras que se os darán.

Agradeced que tuviera Misericordia de vosotros y otra oportunidad se os da, para que realmente os comportéis como verdaderos hijos Míos.

Grandes cosas veréis, Mis pequeños, y grandes cosas gozaréis los que os mantengáis, porque fuisteis escogidos por Mi Gracia y por Mi Amor y por vuestros méritos, para vivir para Mí, vuestro Dios ésta nueva vida sobre la Tierra.

 Porque vosotros siempre estáis buscando lo mejor en vuestra vida.  queréis siempre tener algo más y siempre lo mejor que esté a vuestros alcance.

Y a veces, aunque NO lo tengáis a vuestro alcance, estáis siempre deseando tener algo mejor.¡Cómo quisiera Mis pequeños, que esto que habita en vuestra vida, este deseo de mejora y posesión, lo tradujerais hacia lo espiritual!

Os he dicho que las potencialidades de vuestra alma son inmensamente mayores que las potencias del cuerpo.

Cuando vosotros entráis a vuestro corazón y con honradez os dais cuenta de que os falta mucho, que viviendo en la humildad os dáis cuenta de que para llegar a la perfección que Yo os pido, se requiere mucho trabajo y donación total a Mi Voluntad…

 Cuando actuáis así, Mis pequeños, actuáis sabiamente y es ahí, en humildad, cuando os dais cuenta de vuestra pobreza.Cuando os dais cuenta de que NO habéis crecido lo suficiente y venís a Mí y Me pedís ese crecimiento. Yo me alegro mucho Mis pequeños, porque NO fuisteis creados para la mediocridad, fuisteis creados para la perfección.

Si buscáis conocimiento, tomáis cursos especiales, vais a la escuela y crecéis en forma intelectiva. Y queréis más y más, porque así os sentís mejor y podéis dar más vuestros hermanos.

En lo espiritual, también tenéis que desarrollaros ampliamente. BuscadMe en vuestro interior, venid a Mí, para que Yo os enseñe las potencias que tenéis…

Y que debéis desarrollar para vuestro propio Bien y el de vuestros hermanos.

No os imagináis, Mis pequeños, lo que tenéis en vosotros mismos. Las potencias del alma son infinitas, porque vuestra alma viene de Mí, es parte de Mí, Mis pequeños.  Si empezáis vosotros a desarrollar en el Bien esas potencias, mucho Bien haréis a vuestros hermanos en la Tierra.

Ciertamente hay hermanos vuestros que se han dado cuenta de que las potencias del alma son grandes y poderosas; pero precisamente porque están en el Mal y NO Me han buscado…

El Enemigo ha hecho presa de éstas almas, van por caminos equivocados, buscando poderes para sojuzgar a sus hermanos.

Ciertamente adquirirán potencias mayores que las de muchos de vosotros, porque las van a desarrollar, pero con la ayuda del Mal. Ellos están haciendo mal alrededor del mundo.

Por eso necesito hijos Míos que se dejen mover en Mi Voluntad para poder ir venciendo todo este mal que envuelve ya a toda la Tierra. Ciertamente Mi Amor y Mi Bien vencerán a estas fuerzas nefastas, a éstos poderes malignos que, a través de hermanos vuestros, se están dando alrededor de la Tierra.

Vosotros Mis pequeños, adentraos a vuestro corazón y pedidMe os transforme en el Bien, en la Verdad, en la Sabiduría Santa.

Si tenéis Mi Amor y éste os cubre y os guía, las fuerzas de Satanás NO pueden hacer mella en vosotros. Sois muy pequeños para conocer lo que todavía el hombre NO puede conocer.

Yo, que todo lo sé, dejadMe a Mí mover vuestra vida y tened la seguridad de que os voy a llevar por caminos triunfantes en la Gracia, de Gloria Divina, de ejemplo para vuestros hermanos.

Pero os repito, deberéis ser lo suficientemente humildes, primeramente para reconocer que necesitáis de Mí, que necesitáis de un conocimiento espiritual de calidad Divina, para que podáis dejar mover por Mí. Si la soberbia habita en vuestros corazón y os sentís los dueños de vuestra existencia, Yo nada puedo hacer; porque vosotros mismos os estáis apropiando de vuestra vida; vida que Yo os he dado como Creador que Soy.

Sed humildes Mis pequeños, y avanzaréis grandemente.

Yo Soy el Único que os puedo llevar del lodo en donde muchos de vosotros vivís, hacia la Gloria Excelsa…

Purificándoos perfectamente y de tal forma, que si tuvisteis antiguamente suciedad y así os conocían vuestros hermanos, os puedo levantar a niveles altísimos de santidad, donde seréis soles para vuestros hermanos.

Yo Soy el Sol Supremo, Yo irradio Mi Luz Divina sobre vosotros. Vosotros, al dejarMe a Mí actuar perfectamente a través vuestro, también seréis soles de Luz Divina. Y ayudaréis a vuestros hermanos que viven en tinieblas a salir a la Luz y que ya NO vivan en las sombras, que NO se pierda ya Mi Gracia, que vivan como debéis ser, hijos verdaderos del Dios Eterno.

Hijitos Míos, os había profetizado que el Mal caminaría por vuestras calles y ya nadie lo iba a poder detener. Lo estáis viviendo ya.

Podéis ver cómo el Mal camina impunemente por vuestras calles, hace lo que quiere y nadie lo puede detener. Y esto HA SUCEDIDO Mis pequeños, porque os habéis apartado de Mí, os habéis apartado de la Oración…

Y sabéis que la Oración es poderosísima, porque NO sois vosotros solos los que estáis orando cuando oráis de corazón, sino es la Comunión de los Santos que ora con vosotros y refuerza vuestra oración.

El Mal se ha ido entronizando a todos niveles de vuestra vida. El Mal ahora se siente Dueño en toda la Tierra.Llegará un momento en que vosotros mismos os desesperaréis de ver tanta maldad y que nadie pueda hacer algo para eliminarla, detenerla o aún aminorarla.

Sí Mis pequeños, es por vuestro olvido a Mí, vuestro Dios. Olvido a Mis Leyes y Decretos, Olvido a buscar vuestra santidad en vuestra vida, Olvido a crecer espiritualmente, olvido a vivir en el amor fraterno.

Todo esto y más, Mis pequeños, ya NO lo tenéis como lo primero en vuestra vida, buscáis afanosamente los bienes de la Tierra: dinero, dinero y más dinero…

Y ¿Qué habéis hecho con vuestra alma?

Ni caso le hacéis. Recordad que las capacidades que tenéis, os vienen precisamente porque sois Mis hijos, vienen porque sois creaturitas consagradas a Mí por medio del Bautismo. Yo derramo infinidad de Bendiciones sobre las almas Bautizadas, pero sobre todo aquellas que Me buscan cuando ya entraron en ese razonamiento, en el cual saben que de Mí viene todo.

Por eso os digo que es una traición de vuestra parte, cuando habiéndoMe conocido, Me hacéis a un lado de vuestra vida. Sentís que os quito el tiempo.

Que NO tenéis tiempo para la Oración, para una Misa, para hacer una buena obra.

Preferís utilizar ese tiempo para hacer dinero; bienes materiales que NO os van a servir para nada y ciertamente os están hundiendo más. Tiempo que Me pertenece de vuestra vida y que utilizáis para vuestro bien.

EL TIEMPO PERDIDO, LOS SANTOS LO LLORAN

Pero un bien superfluo, que NO os va a dar lo que debéis tener, que es la santidad en vuestra vida.Llegará el tiempo en que vosotros, los que habéis vivido para el Mundo, veréis que todo ese tiempo fue desperdiciado.

Que NO buscasteis primero lo importante en vuestra vida; que si lo hubierais hecho, todo lo demás se os iba a dar por añadidura, que esa es Mi Promesa.

Buscáis tener posesiones materiales que os aseguren una vida fácil y sin problemas y en eso os afanáis toda vuestra vida y NO os dais cuenta que estáis desaprovechando Mi tiempo.

Que Yo NO puedo trabajar a través de vosotros, que vosotros debierais poner ese granito de arena para que se fuera dando Mi Reino sobre la Tierra y en lugar de poner esa pequeña parte que os corresponde a cada quién, vivisteis solamente para vosotros mismos.

¡Cuánto tiempo desperdiciáis, Mis pequeños! Os daréis cuenta después que lo que es el valor de la vida que Yo le concedo a las almas, NO es cualquier cosa, Mis pequeños.

Es una Gracia muy especial que concedo solamente a algunas almas.

Sentís que sois muchos sobre la Tierra, pero las almas son muchísimas más de lo que os podéis imaginar y vosotros fuisteis agraciados con el Don de la Vida y NO lo estáis aprovechando como debierais.

Solo os pido, Mis pequeños, de que os deis cuenta de esto que es tan importante y que rectifiquéis el tiempo perdido, para que cuando lleguéis al Reino de los Cielos NO os sintáis avergonzados de NO haber hecho lo que debisteis haber hecho.

Y que la oportunidad tan grande que se os dio de poder vivir para Mí vuestro Dios, sobre la Tierra, NO lo hicisteis, que vivisteis para vuestro bienestar, NO servisteis para los Planes Divinos.Daos cuenta de esto Mis pequeños, para que NO lloréis posteriormente ante Mi Presencia, vuestro error.

Cada uno de vosotros estáis llamados a encontrar vuestra identidad y os he dicho que vuestra identidad debe ser, el ser otro Cristo sobre la Tierra, el ser vida para vuestros hermanos, vida para el Mundo.

Tenéis siempre la dualidad en vuestra existencia, Vida y muerte, Luz y obscuridad, mentira y Verdad, estáis Conmigo o estáis en contra Mí.

Si vivís para Mí, os debéis llenar de Mí, de Mis Leyes, de Mi Amor. Si estáis en contra Mía, viviréis para Satanás, tratando de destruir Mi Obra. Pedid la Luz del Espíritu Santo, pedid con fuerza que os invada, que os dé vida, que os dé fortaleza y que os dé valentía.

Recordad la vida de los apóstoles, fueron preparados por Mí, fueron Evangelizados por Mí, los dejé listos para la misión, pero la parte humana los traicionó.

Después de Mi Muerte se escondieron, NO querían salir por temor a que ellos fueran apresados y también asesinados por los jefes del pueblo.

Martirio de San Bartolomé

Les fue enviado el Santo Espíritu para que fueran bañados por Su Gracia y de ésta forma, Su Fuerza Espiritual los incendió interiormente y con ello, su parte humana fue hecha a un lado.

 Con esto os quiero dar a entender que fueron revitalizados en la Gracia y de ésta forma, todas Mis enseñanzas ya podían fluir fácilmente a través de ellos.

La parte humana en vosotros, muchas veces os traiciona Mis pequeños. Le dais mucha importancia a la vida del cuerpo, porque NO conocéis las potencias del alma y por eso debéis ser revitalizados con la ayuda del Espíritu Santo.

Por eso Mis pequeños, os pido que le pidáis a Mi Santo Espíritu que os dé esa fortaleza que necesitaréis en éstos momentos, porque vosotros debéis ser Mis representantes en estos tiempos de cambio.  En estos tiempos difíciles, difíciles para aquellos que viven en el Mundo. Aquellos que Me han hecho a un lado en su vida, a aquellos que NO han crecido espiritualmente…

Y NO se pueden defender contra las fuerzas de Satanás, que son las fuerzas del Mundo, que son los poderes del Mundo.

Pedid, Mis pequeños ser revitalizados con ésta Fuerza del Amor, porque al tener al Santo Espíritu en vosotros, en toda Su Potencia; vosotros os volvéis verdaderos transmisores de Mi Vida hacia vuestros hermanos.

Vuestra parte humana queda hecha a un lado y vuestra vida espiritual vencerá las potencias del Mal y vuestra propia carnalidad.

Así pues Mis pequeños, os doy éste consejo para que tengáis la misma Gracia que tuvieron los apóstoles en su tiempo, porque ahora vosotros sois Mis apóstoles en éstos tiempos.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que NO os podéis apartar de ella ni la podéis negar…

Porque la cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestrosPrimeros Padres.

Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora, os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos…

Pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber Ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

Gozad pues, desde ahora, Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos.Y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Acudid a vuestra Madre Santísima, para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

Os Bendigo, Mis pequeños y os llevo fuertemente en Mi Corazón.

Vuestra identidad, Mis pequeños, es muy importante, sois Luz o sois sombra.Meditad esto Mis pequeños, ¿Qué estáis haciendo con vuestra vida? ¿Estáis transmitiendo vida, estáis ayudando a vuestros hermanos a crecer para lograr su salvación?

Debéis ser almas que se llenen de Mí, almas que buscaron la perfección, almas que reflejaron a Mí Hijo, cuando muchos otros estaban tratando de destruirle.

Vosotros estáis llamados a ello, Mis pequeños, a buscar el Bien de vuestros hermanos.

Recordad que antes que ser y pertenecer a la familia de la Tierra, en donde cada uno de vosotros nacisteis; cada uno de vosotros pertenecéis a Mi Familia Celestial.  Esto es más importante que entendáis, Mis pequeños. Si venís de Mí, vuestro Dios, si os habéis revestido de esa Gracia especial de haber nacido para servirMe.

Porque Yo os di el Don de la Vida, deberéis ser ejemplo ante vuestros hermanos y sabéis que el ejemplo arrastra.

Sois de Mi Familia, os repito y os deberéis comportar con esa dignidad de ser hijos Míos, no podéis ser igual a los demás cuando pertenecéis a Mi Familia Real.

Podéis ver ejemplo Mis pequeños, en las familias reales que tenéis sobre la Tierra. Son educados en esa realeza, en esa realidad de vida en la que han nacido…

Y vayan a donde vayan, dirán “este es el rey”, “este es el príncipe o la princesa”, porque se comportan con esa dignidad real. Vosotros sois Mis hijos y debéis mantener esa dignidad estéis en donde estéis…

Y NO deberéis dar mal ejemplo. Os deberéis mantener en Gracia Divina y dando ejemplo de que Yo estoy viviendo en vuestro corazón.

Que Mi Realeza en vosotros camine, se mueva y aunque estéis quizá en lugares muy diferentes de educación; vosotros deberéis sobresalir, porque Mi Gracia está trabajando en vosotros.

Nunca olvidéis esto, Mis pequeños: sois o NO sois, estáis Conmigo o estáis en contra Mía. Estáis llenos de virtud y la estáis buscando u os habéis dejado vencer por los vicios y la Maldad..

Y os habéis vuelto instrumento de Satanás. Meditad esto, Mis pequeños.

Actuando como cristianos verdaderos, seréis dignos hijos del Rey.

Os amo, Mis pequeños príncipes.

Yo os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el del Santo Espíritu de Amor.

Mí Hija, la Siempre Virgen María, os lleva en Su Corazón y os protege bajo Su manto.http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: