D55 VIERNES ROJO EN NICARAGUA 1


MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
05 DE JULIO DEL 2018

Amado Pueblo Mío:

El Mal no descansa y deseo que mis hijos NO descansen.
Deben ser testimonio de Mi Palabra y fieles cumplidores de la Ley Divina.
NO DEBEN TEMER, deben manifestar que son mis hijos.

Les conozco y les llevo en Mi Corazón perpetuando Mi Amor hacia la Humanidad para la salvación de todos Mis hijos.

Con Dolor miro renunciar a Mi Amor a tantas creaturas humanas para iniciar un camino de Libertinaje, que les lleva a padecer dentro de la rebelión, las protestas y los inconstantes estados de ánimo en los que les mantiene el Mal.

La Humanidad se mueve en la confrontación constante, en la intolerancia, en la pérdida de la ética; dentro de la inestabilidad y subversión total, acrecentando el poder del Mal sobre el hombre. Amados Míos, se encuentran en medio de las Tinieblas con las que el Demonio ha cubierto la razón y el pensamiento humano.

Y así se han sumergido en la depravación a través del control y la difusión de lo que les lleva a rebelarse en contra de Nuestra Trinidad Sacrosanta y en contra de Mi Madre.

¿HAN OLVIDADO QUE MI MADRE LES ANUNCIÓ QUE LAS DICTADURAS HARÍAN PRESA DE LOS PUEBLOS?

Oren hijos Míos, oren por Nicaragua. Mis hijos Padecen y son llevados al Martirio.Oren hijos Míos, oren por Venezuela, padece la gran crueldad de sus Opresores.

Oren por Estados Unidos, el padecer se acentúa por medio de la Naturaleza.

Oren hijos Míos, oren por Ecuador y Chile, su suelo se estremece.

Todo es gozo y algarabía, el día pasa y el tiempo humano continúa sin aparentes grandes cambios; ante lo cual, el género humano se mantiene sin percatarse del terrible pecado en que vive y del aumento del pecado que le llevará a perder la Vida Eterna. El hombre se goza en el pecado y desprecia lo que le implica un esfuerzo para derrotar sus nefastos actos y obras contrarias a Mi Voluntad.

¡Son tantos los que Me Ofenden!…
¡Son tantos los que Me Niegan!…
¡Son tantos los que me Traicionan! Se han entregado a las Hordas del Mal y sin temor Ofenden a Mi Madre…

Que sin las almas que me aman, la Tierra se encontraría en total Oscuridad.

Se acerca la Vendimia, Mis Legiones Celestiales son cuidadosas para que ninguna uva en mal estado pase, sin antes haberse arrepentido y haberme ofrecido un verdadero propósito de enmienda (cf. Jn 8, 11b).

El Cielo será más rojo y el hombre se mantendrá expectante.Las entrañas de la Tierra entran en tensión y la superficie se estremece, sin ser esto nuevo para el hombre.

Pero sí llegó la novedad para el hombre: la influencia negativa sobre la capacidad de acción y reacción en la creatura humana. La violencia ha anidado en el hombre y lo ha llevado a la pérdida de la paz y de la fraternidad.

La Humanidad se enfrenta con mayor frecuencia, al INFORTUNIO DE UN DESTINO

ELEGIDO ANTE LA INFLUENCIA DEL MAL. Las Organizaciones que marcan la pauta a los gobiernos y a la Humanidad se han comprometido con la Maldad y el Pecado, introduciendo sigilosamente en Mi Pueblo la costumbre de practicar el pecado…

Iniciando por los más pequeños y luego continuando con la juventud, a la que se ha unido el resto de la Humanidad.

Amados Míos, en este instante, dentro de la mayoría de las organizaciones mundiales,

la infiltración de la Masonería y las sectas que le acompañan han tomado el poder de decisión…

FALSO CRISTO Y FALSA IGLESIA

Siendo la gran plataforma que espera AL IMPOSTOR. 

¿Hacia dónde se dirigen mis hijos? Hacia la Mentira que les presentan como verdades, para que NO se levanten del pecado en el que se encuentran.

Los intereses NO son los Míos, sino los del Enemigo que los persuade para que continúen negándoMe y persigan a Mis hijos.

Por ello hijos, Crezcan…

FORTALÉZCANSE CON LA EUCARISTÍAEN DONDE ME ENCUENTRO PRESENTE

 Confíen más en Mí y en Mi Madre.

NO TEMAN SER SEÑALADOS NI DESPRECIADOS cuando les impiden hablar de Mí.

La Verdad os hará libres (Jn 8,32) pero libres de verdad. NO sean de los que dicen amarMe y son temerosos del qué dirán.Sean fuertes y decididos para que siendo testimonio, al mantenerse dentro de la Ley Divina, de la fraternidad y cumplidores de los Sacramentos, Mi Espíritu Santo les ilumine y les lleve a discernir al amparo de Mi Verdad.

Amado Pueblo Mío, las amenazas de Guerra NO se detienen, las causas son los intereses por el poder mundial, el gobierno único, la moneda única, la religión única, con el fin de someter a la Humanidad ante los Tentáculos del Mal.

Tomen en serio mis Llamados, NO los desestimen que el Instante apremia.

Amado Pueblo Mío:

MI MADRE ES LA “REINA Y MADRE DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS”

Y ESTOS SON LOS ÚLTIMOS TIEMPOS,NO ASÍ EL FIN DEL MUNDO.

NO TEMAN

QUE MI MADRE SE ENCUENTRA CON USTEDES Y LES CUSTODIA.

Sean cumplidores de Nuestra Voluntad Divina, la que les llama a la salvación. Acérquense a Mí en la Eucaristía e invóquenme constantemente, sean perseverantes, NO DECLINEN EN LA FE.

VENGAN A MÍ, HIJOS MÍOS, VENGAN A MÍ.

Les Bendigo, les Amo.

Su JesúsComentario del Instrumento

Hermanos:

La controversia mundial demuestra que el hombre se mueve en la inseguridad, pero sobre todo en la pérdida del temor a Dios y el temor a Ofenderle.

Como nos lo dice nuestro Señor: “el que Me necesita que venga a Mí”, PERO PARA IR HACIA ÉL…

SE DEBE ESTAR DISPUESTO A DEJAR EL PECADO.

Somos testigos de la fuerza del Mal para actuar en la voluntad humana cuando esta NO es consciente de las Verdades que Dios ha ordenado, para que las cumpla Su Pueblo.

Hermanos, existen Leyes Divinas y sin el cumplimiento de las mismas, NO podemos ser hijos de Dios.

NO seamos de los que se quedan en el asombro de la perversión del hombre; sino seamos de los que por amor a Dios, llevemos la Divina Palabra para que sea conocida y reconocida por nuestros hermanos.Despertemos, que el Mal lucha y roba almas. Y Cristo Padece Sed de almas. Amén.

https://www.revelacionesmarianas.com/

06 de Julio de 2018

Habla Nuestro Señor Jesucristo
Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Jesucristo, vuestro Hermano, vuestro Salvador.

Yo vine a tomar los pecados del mundo y purificarlos con Mi Sangre, Mi Sangre Divina, Mi Sangre Amorosísima.

Yo vine, Mis pequeños, a terminar con la Maldad de Satanás en los corazones. Y a daros nueva Vida, Vida en el Espíritu.

Yo vine a preparar vuestro corazón, para que la Luz del Espíritu Santo llegara a vosotros y os purificara y vosotros tuvierais una nueva vida que seguir,

UNA NUEVA VIDA, ANTES DESCONOCIDA PARA EL HOMBRE.Yo, os abría las Puertas nuevamente del Reino de los Cielos, os abría nuevamente las puertas de la Gracia que habíais perdido por el Pecado Original.

Y al tener nuevamente abiertas las puertas de vuestro corazón y de todo vuestro ser, la Luz del Espíritu Santo, podía ya actuar perfectamente en vosotros.

Se podía ya mover perfectamente dentro de vuestro ser, llenándoos de Sabiduría, de Bendiciones, de dones, de Gracias especiales. Por fin el hombre volvía a tener Vida Divina en su ser.

Pero para muchos, toda esta grandiosidad Divina que se os dio, fue nula. Así de desperdiciada, NO la habéis ni siquiera agradecido, NO habéis apreciado lo que del Cielo se os ha dado. Ahora es vuestro tiempo Mis pequeños, los que queréis hacer de vuestra vida, otra vida de Cristo.

DejándoMe a Mí vuestro Dios Jesucristo, vivir plenamente en vosotros y que seáis ahora vosotros los que toméis ésa responsabilidad.

 Como Yo la tomé Obedeciendo a Mi Padre, de orar, de Interceder, de daros por vuestros hermanos, por su salvación eterna.

Orad y salvad ésas almas que tan alejadas están de la vida en la Gracia, de la vida en el Amor. Es ahora vuestro tiempo de Ofreceros como víctimas a Nuestro Padre Dios, para la salvación del alma de vuestros hermanos. NO necesariamente sufriréis como Yo sufrí por vosotros, pero vuestro sufrimiento aunque sea pequeño, estará Bendito al UNIRLO AL MÍO y le alcanzará la salvación a muchas almas.

Conozco vuestro corazón, conozco todo vuestro ser y Yo sé cuánto podéis dar, dentro de vuestras capacidades, para salvar a vuestros hermanos.

NO LE TEMÁIS AL SUFRIMIENTO, no le temáis al dolor. Especialmente sabiendo que con ello, muchas almas salvaréis para el Reino de los Cielos…

 Y esto se os recompensará abundantemente cuando regreséis a vuestro Hogar Eterno.Simplemente donaos a Mí, vuestro Dios Jesucristo. Y dejadMe a Mí, vivir plenamente en vosotros, para que Yo tome vuestra vida, todo vuestro ser…

Y pueda darMe, junto con vosotros, por la salvación de vuestros hermanos.

Así, Yo vuestro Dios, seguiré trabajando gracias a vosotros, gracias a vuestra donación, gracias a nuestra vida en dos, viviendo uno solo, Yo en vosotros con vuestra donación y permiso.

Gracias Mis pequeños, gracias y manteneos en Nuestra Familia, Familia que ve por sus hermanos en una forma desinteresada, honesta y amorosa. Os vuelvo a repetir esto nuevamente, esto que en múltiples profecías se os dieron desde antiguo

Y que ya os alcanzaron...

¡SÍ!, ¡Ya estáis viviendo ahora ésas Profecías!

Id a los Libros Sagrados, leed y ACTUAD lo ahí revelado…

NO TEMÁIS, DIOS ESTA CON VOSOTROS.

CRUCIFÍCAME JUNTO CONTIGO, SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO… Porque te adoro sobre todas las cosas…

Confiad en vuestro Dios, confiad en Mí,

que Yo vencí al Pecado, a la Muerte y al Maligno. 

Uníos a Mí y la Prueba será fácil de pasar,

Yo os iré indicando qué hacer, si en Mí confiáis.

Yo os Bendigo en el Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María.

Hijitos Míos, ciertamente éstos son Mis tiempos, son los tiempos de la Mujer luchando contra la Serpiente.

Son los tiempos en que la Madre os va a defender contra los ataques de Satanás.

Imaginad Mis pequeños, cuánto dolor he tenido en Mi Corazón, al ver cómo Satanás os ha arrancado el Amor que Le debéis a Mi Hijo, de vuestro corazón… Y ha puesto en su lugar pura Suciedad, Pecado, Maldad.

NO os imagináis, Mis pequeños, Mi dolor de Madre. Estáis afectando con vuestro pecado y vuestra maldad a Mi Hijo Jesucristo, vuestro Salvador. Tanto que hizo por vosotros y que sigue haciendo cada día, en cada Misa que se ofrece alrededor del Mundo. 

Vosotros os habéis apartado de Él y de Su Amor, de Sus Enseñanzas, de Su Ejemplo. Me causáis Dolor por la forma en la que Lo tratáis…

Y Me causáis también dolor por vuestra forma de ser, que NO apreciáis las Grandezas de vuestro Dios, que fueron regaladas para vuestra Salvación.

Que ni siquiera agradecéis, que ni siquiera buscáis entenderlas; para que os postréis en agradecimiento ante vuestro Dios y Salvador.

POR ESO VEIS CÓMO MIS IMÁGENES LLORAN ALREDEDOR DEL MUNDOY lloran por vuestra Negligencia, por vuestro Pecado, por vuestro Olvido, por el Dolor que Le causáis a Mi Hijo Jesucristo, vuestro Hermano, vuestro Dios.

Mi Corazón de Madre se duele por toda ésta Maldad que habéis dejado entrar en vuestro corazón.

Porque si hubierais seguido lo que Mi Hijo os vino a dar, si ya vivierais Sus Enseñanzas; seríais el pueblo santo, el pueblo bello, en el cual Mi Hijo se debiera recrear.

Nuestro Padre y Nuestro Dios, mandó a Su Hijo a vuestro Hermano, a que Se diera por vosotros, para que os abrieran nuevamente las Puertas del Reino de los Cielos y que os enseñara la forma para que os ganarais ésa salvación eterna.

Tenéis todo desde hace dos mil años…Y si la Humanidad hubiera hecho caso a todo esto, santos debierais ser ya, Mis pequeños. Veos ahora, SED VUESTROS PROPIOS JUECES…

 Ved vuestro interior, ved vuestras obras, ved vuestro alrededor…

¿En dónde están las Enseñanzas de Mi Hijo? ¿En dónde están Sus deseos para vuestro cambio, para el de la Humanidad entera? Esa es la tristeza de Mi Corazón.

Yo, la Madre del Salvador, Le ofrecí a Nuestro Padre Dios, la Vida de Mi Hijo, la Vida de Mi Dios para vuestra salvación y de nada ha servido para una gran cantidad de hijos Míos.

Toda esa Evangelización era para que las almas NO se perdieran, era para que todos gozarais y vivierais en plenitud. Pero ¡Qué desperdicio, Mis pequeños! Evangelización de todo un Dios entre los hombres: La Vida del Cielo aquí en la Tierra, dada por el Maestro de maestros, dada por el Maestro Dios: Mi Hijo Jesucristo…

Y vosotros, NO apreciasteis todas estas Enseñanzas. Es más, les disteis la espalda, las apartasteis de vuestra vida, las despreciasteis y regresasteis a vivir como Satanás quería que vivierais…

Y a él sí le abristeis vuestro corazón, sí le abristeis vuestra vida.

Y ahora estáis viendo las consecuencias del haber escogido erróneamente a vuestro Guía. 

Teníais la Perfección en Mi Hijo para seguir y preferisteis la Maldad y el Error de Satanás en vuestra vida, por eso viene la Penitencia.

Porque Satanás sabe hacer su Obra de Destrucción y especialmente, porque NO os opusisteis a su acción negativa sobre vosotros.

Os inventaba formas de maldad y vosotros las seguíais aceptando en vuestra vida, en lugar de despreciar y luchar contra su Maldad.

Recordad el pasaje en las Escrituras, cuando estábamos en las Bodas de Caná, Mi Hijo y Yo. Yo le dije a los sirvientes “hagan lo que Mi Hijo les diga” ahora estáis en otros momentos de la humanidad.

Ahora es Mi Esposo el Espíritu Santo el que está entre vosotros y ahora os pido a todos vosotros:

Esposa del Espíritu Santo. Templo y Sagrario Viviente de la Santísima Trinidad.

HAGAN LO QUE MI ESPOSO QUIERE, PARA TODOS VOSOTROS.”

Ciertamente Él viene a purificar la Tierra entera. Con Su Amor Divino os viene a purificar, Mis pequeños.

Cuando se habla de una Purificación, cuando se habla de una Reprensión del Cielo hacia todos vosotros, esto se hace a través de un acto amoroso.

 Porque si vosotros sois sencillos y humildes, aceptáis de corazón que se os reprenda, porque sabéis que ésa reprensión os va a servir para mejorar.

NO así los que son soberbios. Ellos al contrario, se enojan y responden con grosería, hasta con maldad, porque se les trate así, según ellos. Mis pequeños, los padres amonestan a los hijos cuando van por mal camino. O lo hacen para ayudarles, para evitarles tener un accidente grave y que puedan hasta perder la vida o que los deje lisiados.

Ahora, Mi Esposo El Santo Espíritu de Amor, os viene a reprender; pero amorosamente, Mis pequeños.

Algunos de vosotros entenderéis esto como un ataque, un ataque personal y malo de vuestro Dios y NO es así, Mis pequeños.

Si hacéis un examen de conciencia, honesto y verdadero, veréis que cada uno de vosotros os merecéis ésa reprimenda, porque os habéis alejado de las Leyes de Nuestro Dios.

Os habéis alejado especialmente de Su Amor y de la Caridad que debéis tener hacia vuestros hermanos.

Dios utiliza las Maldades de Satanás para expiación y purificación. Para entrenarnos vigorosamente, haciéndonos los campeones celestiales. Y para ayudarnos a crecer espiritualmente…

Así pues, aceptad con humildad lo que Él Permita en vuestra vida. Cada uno de vosotros habéis pecado y ciertamente en diferente forma y en diferente nivel de maldad.

Cada uno recibiréis según vuestros pecados, según vuestras faltas, según vuestro olvido a estar bajo las Leyes y bajo el Amor de Nuestro Dios.

Sabiendo esto, cada uno de vosotros en vuestro corazón ¡ARREPENTÍOS YA!, para que vuestra Penitencia NO sea tan grave.

AÚN PODÉIS DISMINUIR LA INTENSIDAD DE VUESTRO SUFRIMIENTO PARTICULARY EL SUFRIMIENTO MUNDIAL QUE TENDRÁN TODOS LOS PUEBLOS DE LA TIERRA.

Arrepentíos, pedid perdón a Nuestro Dios, que es todo Bondad y Misericordia sobre cada uno de vosotros.

Arrepentíos y sobre todo, haced un cambio de vida total, para que Nuestro Buen Dios se apiade de vuestra maldad, de vuestro orgullo, de vuestros errores.

Estoy con vosotros, Mis pequeños. Yo Intercedo continuamente, para que ésta penitencia NO sea tan grave sobre vosotros…

Pero ayudadMe también con el cambio de vida que debéis hacer…Mucha desdicha habrá Mis pequeños.  Me Duelen éstos momentos, porque Yo como Madre, quiero lo mejor para Mis hijos, pero acepto de Corazón la Voluntad de Nuestro Dios.

Pero Estoy aquí Mis pequeños, alrededor del Mundo, cuidándoos y protegiéndoos; para que NO os desesperéis en éstos momentos difíciles y podáis cometer algún error.

Algún error que os impida el poder vivir eternamente con Nuestro Dios.

Mis pequeños, acudid a Mí, en los momentos más difíciles.Cuando os sintáis desesperados, siempre hay una esperanza y Yo Soy Madre de ésa Esperanza,

Soy vuestra Madre y voy a estar con vosotros en los momentos difíciles para que NO os desesperéis.

La vida os la ha dado Nuestro Dios y vosotros NO os podéis ni debéis quitar la vida, porque le pertenece a Nuestro Dios.

NO merecen las cosas del Mundo que vosotros os desesperéis tanto, como para que os quitéis la vida; cuando se os ha explicado tanto que vendrán momentos bellísimos en lo futuro.

Mis pequeños, Yo como Madre vuestra, Madre de todo el género humano, os acompañaré en éstos momentos de vuestra cruz, así como acompañé a Mi Hijo en ésos terribles momentos de Su Pasión.Cuando Él llevaba vuestra Cruz, estaba llevando vuestros pecados, iba a morir por vosotros y Yo iba con Él, acompañándolo…

Y lo acompañé hasta los últimos momentos, todo el tiempo con Él y así he de estar con vosotros, Mis pequeños.

Ahora es vuestro tiempo, en donde recordaréis lo que Mi Hijo hizo por cada uno de vosotros, comprenderéis en éstos momentos lo que Mi Hijo hizo para salvaros.

Él tomó vuestros pecados, ahora os toca a vosotros tomarlos en lo personal y pedir perdón por ellos. Con lo que sufriréis cada uno de vosotros, será vuestra purificación… Y es así como Nuestro Padre y Nuestro Dios os perdonará.

Aunque sean momentos difíciles, SERÁN LLEVADEROS SI ESTÁIS CONMIGO, porque Yo os llevaré a donde Mi Hijo está.

Comprenderéis Su Dolor, porque vosotros estaréis también viviendo ésos momentos difíciles…

 Y Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, os hará comprender todo lo que hizo Mi Hijo por vosotros y vosotros lloraréis vuestros pecados… Y ésa humildad y ésa aceptación de vuestros errores, ES lo que os ayudará a vuestro perdón y a que vosotros podáis tener ésa resurrección que tendrán las almas buenas, las almas purificadas…

Las almas escogidas para poblar los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas.

Os vuelvo a repetir Mis pequeños, Soy vuestra Madre y os acompaño como acompañé a Mi Hijo en Su Pasión Dolorosa, NO DESESPERÉIS.

Respetad vuestra vida, amaos los unos a los otros, compartid vuestros dolores y juntos, unidos a Mi Hijo, Orad por la salvación de tantas almas.

 Porque Él en todo momento iba orando, iba ofreciendo Sus Dolores, Su Vida, por la salvación de todos vosotros y especialmente por aquellas almas duras, difíciles, pecadoras, que NO querían arrepentirse.Si lo veis de ésta forma Mis pequeños, ya NO serán tiempos de Dolor, sino realmente serán TIEMPOS DE SALVACIÓN para infinidad de almas.

Gracias a vosotros, van a ser tiempos de vida y NO de muerte, van a ser tiempos de salud espiritual y NO de ésas almas enfermas, por las que vino Mi Hijo a salvar.

Todos estáis enfermos, ahora os toca también aliviar las almas enfermas, uniéndoos a la Pasión Dolorosa de Mi Hijo.

Os amo, Mis pequeños y NO despreciéis NI desperdiciéis éstos momentos que serán grandes para la Historia de la Humanidad y para la salvación de infinidad de almas.

Os Bendigo, Mis pequeños, os Bendigo con Mi Corazón de Madre.http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: