P269 GUERREROS DE ÉLITE


AGOSTO 20 DE 2018 – 10: 40 A.M

Gloria a Dios, Gloria a Dios, Gloria a Dios. Aleluya, Aleluya, Aleluya

Que la Paz del Altísimo esté con todos vosotros, Simientes de mi Padre

Hermanos mortales, se están acercando los días de la Gran Prueba y ésta humanidad sigue adormecida por el pecado. NO se dan cuenta que lo que está por llegar es Tribulación, como nunca antes se había visto en este mundo.

El gran Ejército de Dios bajo mi mando ya está listo, solo esperamos que nuestro Padre dé la orden, para dar comienzo a la Gran Batalla final que os dará vuestra Libertad.

Estamos ya en vuestro Mundo, llamadnos y vendremos gustosos con la velocidad del pensamiento a asistiros.

Haced hermanos, la Oración de Combate de Nuestro Amado Príncipe Miguel y decid tres veces: ¿Quién cómo Dios? ¡Nadie cómo Dios!

Este es el grito de batalla que vosotros Milicia Terrenal, debéis de hacer para llamarnos. NO se os olvide pedirle primero permiso a nuestro Padre, con el rezo del Padre Nuestro.

Tened pues presente esta instrucción hermanos, porque la vais a necesitar para los días del Gran Combate espiritual. Nuestra Señora y Reina, junto a Nuestro Príncipe, serán los encargados de dirigir el poderoso Ejército de Dios en vuestro mundo.

Permaneced en la Gracia del Altísimo, hermanos mortales; alimentaos lo más que podáis del Cuerpo y la Sangre del Cordero Divino, para que resistáis los ataques y dardos incendiarios de las Huestes del Mal.

Heredad de mi Padre, consagraos a la Sangre de Cristo, a los Gloriosos Corazones de Jesús y de María; colocaos la Armadura Espiritual y el refuerzo del Salmo 91; orando a todo instante con el Santo Rosario…Y haciendo mi Exorcismo, para que en los días del último reinado de mi Adversario, podáis repeler los ataques que recibiréis de día y de noche, de parte de las Fuerzas Malignas.

Si ésta Humanidad supiera del Apocalipsis que se le viene, de seguro que estaría convertida.

¡Qué tristeza sentimos en el Reino de mi Padre, al ver a los hombres de estos Últimos Tiempos, tan perdidos por el Pecado y la Maldad!

Nuestro Padre se desvive de Amor y espera pacientemente a que esta Humanidad se arrepienta y vuelva a Él. Pero NO, el pecado y la maldad, los tienen vendados.

Se niegan a escuchar a Dios y hacen caso omiso a sus llamados a la conversión.Sólo viven para satisfacer sus vanidades y necesidades mundanas. Idolatran otros dioses y viven el día a día. ¡Humanidad pecadora, vuestros dioses serán vuestra perdición y junto con vosotros, caerán mañana!

Pueblo de Dios, preparaos porque las Trompetas están por sonar y el Grito de Libertad, muy pronto se dejará escuchar.

Entonces, las cadenas rodarán por el suelo y las coyundas de vuestro yugo se romperán… Y vosotros Pueblo de Dios, seréis libres.

La noche dará paso a un Nuevo Amanecer y vuestros ojos contemplarán la Tierra Prometida, la Jerusalén Celestial, adornada con la Gloria de Dios.

Falta poco Simiente del Altísimo, NO PERDÁIS LA FE.Que vuestra confianza en Dios, sea vuestra fuerza y esperanza. Por muy duras que sean las pruebas, NO desfallezcáis.

Acordaos que Dios está con vosotros y NO os abandonará; porque conoce vuestra frágil y débil condición humana y sabe hasta dónde podéis llevar el peso de vuestra cruz.

¡Ánimo, la meta os está esperando; pensad en la gloria que os espera!

Que el poder de vuestra fe, unido a la fuerza de la esperanza, os lleve a las puertas de la Nueva Creación, donde os aguarda la Corona de la Vida.Dad Gloria al Altísimo, porque es eterna su Misericordia

Vuestros Hermanos, Miguel Arcángel y los Arcángeles y Ángeles de la Milicia Celestial

Dad a conocer nuestros mensajes, hombres de buena voluntad

AGOSTO 26 DE 2018 – 9:35 A.M

Pueblo mío, Heredad mía, mi Paz sea con vosotrosHijos míos, gobernantes de muchas naciones han empezado a decretar leyes que van en contra de natura; en muchos países ya se permiten las relaciones sexuales incestuosas, entre padres e hijos y entre hermanos.Y lo más triste y vergonzoso: relaciones sexuales entre seres humanos y animales (zoofilia)

Los espíritus de impureza sexual están llevando a la inmensa mayoría de la humanidad, a cometer actos abominables que van en contra de todo principio moral, social y espiritual.

Los Demonios de la impureza andan sueltos y están llevando a ésta Humanidad ingrata y pecadora a su propia destrucción y muerte.

¡Oh naciones impías, os queda ya muy poco tiempo. El Peso de mi Justicia voy a descargar sobre vosotras! Sólo se salvarán los justos que en ellas habiten.

El resto de sus habitantes los castigaré con todo el rigor de mi Justicia y NO quedará de ellos, recuerdo alguno. Voy a convertir en polvo estas naciones y no volverá a crecer la hierba en ellas, haré de cuenta que nunca existieron.

Me arde el celo por mi Creación, ¡Malditos todos aquellos que anteponen sus leyes por encima de mis Leyes Divinas y se creen dioses!

¡Raza de víboras, vuestros días están contados, pesados y medidos! ¿Pensáis que NO existo, que soy un mito o leyenda? ¡Oh, qué equivocados que estáis!

Muy pronto vais a saber de Mí, NO os he castigado porque soy Fiel a mi Palabra y espero pacientemente, a que se agoten las últimas milésimas de mi Misericordia, porque soy más Padre que Juez.Vosotros sois hijos del pecado y la maldad, NO sois de mi Heredad; por eso vendré como Juez a dictar vuestra sentencia y castigo, porque NO permitiré más que sigáis quebrantando mis Preceptos y destruyendo lo que con tanto Amor creé.

 ¡Insensatos, raza de dura cerviz! El que hizo el oído, ¿NO va a oír? Y el que formó el ojo, ¿NO va a ver? El que instruye a las gentes, ¿NO va a reprender? (Salmo 94. 9, 10)

Os aseguro serpientes que en el Tiempo de mi Justicia, NO vais a encontrar lugar donde esconderos.

Naciones impías, seguid multiplicando vuestros pecados, seguid quebrantando mis Preceptos; seguid aumentando vuestras ataduras.

El Tiempo de mi Justicia ya está llegando y os aseguro que de NO arrepentiros, todo el peso de mi Santa Ira, descargaré sobre vosotras.Pueblo mío, estad preparados porque muy pronto vendré como Ladrón en la noche.

Tened listas y aceitadas con la Oración vuestras lámparas, porque el Ángel de mi Justicia muy pronto pasará.

NO dejéis agotar el aceite de la Fe y la Oración, porque este mundo yace en Tinieblas.

Que la Luz de vuestras lámparas encendidas que brilla como cocuyos en medio de la oscuridad,sea vuestra protección cuando pase con mi Justicia por vuestras naciones.

Se acercan mis días, alegraos Pueblo mío, Heredad mía; porque muy pronto veréis al Rey en todo su Esplendor…

Vuestro Padre, Yahveh, Señor de las Naciones

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, Hijos míos

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.htmlJulio 12 de 2018

Yo fui muy claro a través de Mi Hijo, que en el Mundo NO se viene a gozar.

Hijitos Míos, os lo he repetido varias veces, que estos son tiempos en que el trigo y la cizaña serán separados y cada quien tendrá su premio o su castigo.

Sé que los que estáis Conmigo, estáis ya cansados por todo lo que está sucediendo contra Mí.

Estáis aterrorizados, hasta podría decirlo así, al ver todos los cambios que se están dando a vuestro alrededor y que Me atacan a Mí, como Dios, como el Amor Increado, como el Amor Divino.Y digo aterrorizados, porque Me amáis y porque veis cómo el hombre puede atacar a su Dios.

Tenéis que ver ante todo Mis pequeños, que es Satanás a través de vuestros hermanos, el que Me está atacando.

Lo visteis con Mi Hijo en Su Pasión, Satanás tomando las almas de los verdugos, tomando las almas del pueblo, tomando las almas de todos aquellos que Le rodeaban y aun a aquellos que en un momento dado, recibieron alguna curación o Milagro de parte de Él.

 El hombre es muy ingrato, se deja llevar por las multitudes, se deja llevar fácilmente por lo que dicen los demás.

Son pocos los que se mantienen en sus creencias y las defienden hasta la muerte…Y de ahí es de donde nacen precisamente, los santos.

Que son aquellos que defienden en lo que creen, que defienden en lo que os he enseñado, que defienden el ideal de regresar Conmigo al Reino de los Cielos.

Los que estáis Conmigo sabéis valorar perfectamente lo que es vivir en el Amor, lo que es transmitirlo, lo que es cambiar a un alma pecadora a un alma justa, a un alma que se puede salvar.

Ese es un gozo que solamente lo pueden gozar aquellos que están Conmigo, aquellos que buscan esparcir Mi Reino entre los hombres.

Pero SON TAN POCOS, tan pocos los que realmente, quieren estar Conmigo.Son tan pocos los que en estos tiempos saben entender los Signos de los Tiempos.

Son tan pocos los que realmente quieren regresar al Reino de los Cielos.

Satanás os ha desviado tanto. Os ha hecho creer que estáis en la Tierra para gozar, que es un tiempo que se os ha dado para que gocéis al máximo en vuestra sensualidad, en vuestro gozo indebido, vuestro gozo carnal.

Yo fui muy claro a través de Mi Hijo: 

Que EN EL MUNDO NO SE VIENE A GOZAR.

“CRUCIFICAME SEÑOR MIO Y DIOS MIO, PORQUE TE ADORO SOBRE TODAS LAS COSAS…” Esta consagración es la que nos convierte en Guerreros Celestiales…

Y Mi Hijo os dijo: “¡El que quiera seguirMe, que tome su cruz y Me siga!

La Cruz NO os está hablando de gozo, al menos del gozo que el hombre entiende, como os dije antes.

Para los que están Conmigo, sí es un gozo luchar contra el Mal y volver a la vida a aquellos que se han desviado.

A veces se sufre tanto, que hasta la vida se da por salvar a un alma y eso produce un gozo Divino, un gozo santo, que solamente los que están Conmigo saben entenderlo…

Y el Dolor se convierte en alegría en ese gozo Divino que os digo. Y Divino, porque Yo estoy con esas almas que se saben dar por los demás, como Mi Hijo se dio por vosotros.

Hay  tanto mal a vuestro alrededor, que ya el mismo hombre no sabe discernir entre lo bueno y lo malo…Y especialmente, cuando de la misma Iglesia salen tantas malas explicaciones, que producen dudas; porque ya prácticamente, NO hay verdaderos ministros que transmitan las Verdades que tenéis en las Sagradas Escrituras.

Todo se ha vuelto un Caos. Un caos social, un caos religioso, un caos en vuestras creencias; ya no sabéis qué es bueno, qué es malo y sobre todo, porque NO sabéis discernir lo que Mi Santo Espíritu os avisa en vuestro interior.

Sabéis acallar fácilmente a Mi Santo Espíritu, para que vosotros caminéis en el Libertinaje de la vida y así, vosotros NO os sintáis mal en ningún momento.

 Pero ese engaño que vosotros mismos os propiciáis, NO dura mucho, porque Yo amo a las almas y os insisto continuamente, a que vayáis a recibir el Sacramento de la Penitencia.

Y así vuestra alma vuelve a estar Conmigo. 

Pero son muy pocos los que CREEN todavía en Mis Sacramentos, en la Oración, en Mi Presencia real en la Santa Eucaristía. 

Vivís una mentira continua a vuestro alrededor. Los gobernantes de la Tierra se han vuelto Instrumento de Satanás. Prometen y prometen, NO cumplen y Satanás los manipula a su antojo y los lleva a la desesperación. 

 Las familias se destruyen, NO se respetan dentro del hogar y eso causa los problemas sociales que veis a vuestro alrededor.

Si en el interior de vuestro hogar hay luchas, hay faltas de respetos, hay grosería, hay mentira, hay maldad, hay error, hay golpes, hay asesinatos, ¿Qué podéis esperar fuera del hogar, que es a donde lleváis todos vuestros problemas?

Y ¿Qué hacéis vosotros para remediar todo esto que estáis viviendo? NO hacéis gran cosa, os quejáis, pero NO ponéis de vuestra parte para ir remediando todos los males que día a día se multiplican. Ya no tenéis el apoyo espiritual que Yo os pudiera dar para que resolvierais vuestros problemas en el Amor.

 Pero NO Me invocáis, porque NO confiáis en Mi Amor NI en Mi Perdón,

Buscáis solamente una paz efímera, que os da la droga, el alcohol o relaciones extramaritales que os hacen olvidar por un momento, vuestro error en el hogar. Pero que luego se multiplica, se potencializa con más errores que vosotros mismos os estáis causando.

NO vivís en la Verdad, NO vivís en la Virtud, NO vivís el Verdadero Amor que debéis vivir y que os daría una paz verdadera dentro de vuestro hogar; pero especialmente, dentro de vuestro corazón.

Lo que NO tengáis en vuestro corazón, NO lo podréis dar a los demás. Si vuestro corazón está lleno de conflictos, de maldad, de error, de mentira; eso es lo que transmitiréis a vuestros hermanos.Dad a los demás, lo que queráis recibir de ellos. El hombre sigue siendo niño. Al hombre, aún a pesar de su extensa edad, se le puede enseñar y puede cambiar… Y esto se logra con el ejemplo, Mis pequeños.

 Por eso os mandé a Mi Hijo, NO para hablarles desde un púlpito y luego encerrarse en un cuarto, Le pedí que caminara entre los hombres, que mostrara lo que todo un Dios puede hacer, puede enseñar.

Los hombres, vieron a Mi Hijo, Me vieron a Mí en Él, actuando; en aquél tiempo Lo vieron Personalmente.

En estos tiempos Me tenéis también a Mí, en las Sagradas Escrituras y podéis seguir, paso a paso, Mi Presencia entre los hombres a través de Mi Hijo y podéis aprender y cambiar, primeramente vosotros y así poder ayudar a vuestros hermanos, viviendo como Mi Hijo.

Queréis grandes cambios, pero exigís que sean los demás los que empiecen primero. Y ¿Cómo van a aprender, si vosotros NO les enseñáis?Hay tantos hermanos vuestros que NO han tenido ningún tipo de enseñanza espiritual, NO nacieron en un hogar en el cual se les hablara de Mí, ¿Cómo podéis exigirles, cuando NO Me conocen?

Por eso os he hablado de que algunos de vosotros sois hermanos mayores y otros hermanos menores.

Los hermanos mayores son aquellos que Me conocen, que Me han escuchado, que Me han seguido; porque han tenido esa educación espiritual desde pequeños y sois necesarios para estos tiempos, sois vida para muchos que están muertos en lo espiritual.

Os necesito, Mis pequeños. Necesito de vuestras palabras, para dárselas a vuestros hermanos; necesito de vuestro ejemplo, para que mováis corazones; necesito de vuestra Oración, para que intercedáis por aquellos que NO quieren escuchar.

Pero que vuestra oración pueda mover su corazón para una conversión, al menos necesaria, para su salvación.GRAVES ACONTECIMIENTOS SE AVECINAN  y hay tantas almas que se pueden condenar. 

Necesito tanto de vosotros, esas almas necesitan de Mí; pero os he dicho que ya Mi Hijo NO vendrá en estos tiempos a Evangelizar entre los hombres, ahora sois vosotros los que estáis Conmigo, los que moveréis almas hacia la conversión.

Vivid para Mí, como Mi Hijo lo hizo. Vivid una vida más profunda en Mi Amor, muchas almas Me necesitan; os lo pidió al final de Su Vida sobre la Tierra, Mi Hijo, en la Cruz: “DadMe almas”.

Os lo pidió y nuevamente os lo pido a vosotros, Mis pequeños. Os repito continuamente esto, porque NO os dais cuenta de la realidad que se os avecina.

NO meditáis lo suficiente ni Me lo pedís, para que Yo os dé una explicación profunda y os haga entender la realidad que estáis viviendo y que viviréis.A vosotros os he concedido el estar Conmigo, el ser bendecidos en múltiples formas, pero poneos en el lugar de vuestros hermanos, que NO Me conocen o que NO les intereso.

Aquellos que NO Me buscan, aquellos que viven en pecado grave, ¿Cómo van a reaccionar en los momentos drásticos y difíciles de la Purificación?

Poneos en su lugar y tratad de entenderlos y así comprenderéis el por qué ellos necesitarán de vuestra compañía espiritual, de vuestra intercesión en esos momentos difíciles.

NO sabrán qué decir ni qué hacer, a quién invocar ni cómo ganar su salvación eterna.

Entended eso Mis pequeños, NO saben y vosotros sí sabéis,

os he dado el Conocimiento y os he pedido que lo compartáis.

ES UNA NECESIDAD IMPERANTE,

EL QUE VOSOTROS OS DÉIS

Para la salvación de infinidad de almas.

Os he dicho que ya son momentos graves, momentos muy difíciles que pasará la Humanidad; pero sobre todo, momentos de vida o muerte eterna.

Y vosotros con vuestra donación, con vuestro ejemplo, con vuestra intercesión, podéis salvarMe tantas almas

Os lo vuelvo a implorar, ya NO a pedir, A IMPLORAR  Mis pequeños,

Breve es el tiempo, antes de éstos Acontecimientos, en que muchas almas se pueden perder.NO desperdiciéis vuestro tiempo, que es Mi Tiempo a través de vosotros. 

Vosotros, en estos momentos, estáis haciendo el trabajo de Mi Hijo,

Se dio por vuestra conversión y por vuestra salvación. Haced pues lo mismo, por vuestros hermanos.

Os amo Mis pequeños, recibid Mis Bendiciones y transmitidlas a todos los vuestros, a todo el Mundo, al Universo entero.

LOS INVITADOS AL CALVARIO, TAMBIÉN ESTÁN INVITADOS A LA GLORIA CELESTIAL…

Orad, Orad, DAOS por todos, como Mi Hijo se dio por todos vosotros.

Yo os Bendigo, Mis pequeños, os envío Mi Santo Espíritu, para que entendáis lo que os he dicho…

Y para que tengáis la Fuerza de rechazar todo aquello que os manda Satanás y que por vuestras propias fuerzas, NO podéis rechazar.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: