N238 LA FASCINACIÓN DEL SEXO 1


13 de Octubre de 2018

Habla la Santísima Trinidad

Cuando Dios puso a Adán y a Eva en el Paraíso Terrenal, eran el paraíso de Dios, puesto que vivían en Su total Volun­tad. Él se recreaba en ellos y ellos en Dios. No se salían de los linea­mientos que Dios les había marcado y todos eran muy felices.

‘Y Dios puso el árbol del Bien y del mal en medio del Paraíso’ se refiere a la voluntad humana. Ellos po­dían escoger entre el bien y el mal.

“Y Dios los creó hombre y mujer” “Y dijo Dios, no tomaréis del fruto prohibido”. Esto se refiere a que Adán y Eva no estaban unidos en matrimonio y  todavía NO habían recibido la revelación del Misterio de la Procreación.

El Fruto se refiere a los hijos que ellos le iban a dar a Dios para Su Gloria, pero estaba prohibido en esos momentos por NO estar casados y porque NO debían tener sexo antes del matrimonio.

Sabiendo esto el Demonio (la Serpiente), puso la Tentación.Primero con el pretexto de decirles: ¡Pues es que no son ustedes acaso los reyes de la Creación! ¿Cómo es que los animales del campo, las aves del cielo y los peces del mar pueden procrear y ustedes no?

Entonces la soberbia entra en ellos.

Dios les había dado el conocimiento de todas las leyes del Uni­verso, conocían todo lo creado; pero les dijo: “Yo me reservaré el cono­cimiento de la transmisión de la vida”.

Entonces se lleva a cabo el Pecado Original que en sí, realmente es un TRIPLE pecado.

“La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que Yahveh Dios había hecho. 

Y dijo a la mujer: «¿Cómo es que Dios os ha dicho: No comáis de ninguno de los árboles del jardín?»

2.Respondió la mujer a la serpiente:

«Podemos comer del fruto de los árboles del jardín. 3.Mas del fruto del árbol que está en medio del jardín, ha dicho Dios: No comáis de él, ni lo toquéis, so pena de muerte.»

4.Replicó la serpiente a la mujer: «De ninguna manera moriréis.

5.Es que Dios sabe muy bien que el día en que comiereis de él, se os abrirán los ojos y seréis como dioses, conocedores del bien y del mal.»

Primer pecadoPonerse en contra de Dios.Primero: deciden ellos hacerle caso al Demonio y rompen con Dios.

Esta es una falta muy grave puesto que habían sido creados en un grado muy alto de perfección.

Su inteligencia, sus capacidades físicas y mentales y sus virtudes, sobrepasaban MUCHÍSIMO a lo que es el hombre actual; por los defectos congénitos, físicos y espirituales causados por el Pecado Original.

Entonces, para hacer una decisión a ése nivel de decir: ‘vamos a hacer caso a la Serpiente porque queremos conocer lo que Dios no nos quiso decir,’ implica el ponerse en contra de Dios.

Romper con la Voluntad Divina y el cambiar lo mucho que Dios les había concedido ya, por lo poco que el Demonio les estaba proponiendo. Segundo pecado: SEXO PROHIBIDO.

 El alma, cubierta por un cuerpo o sin él, debe mantenerse siempre unida a la Vida de su Dios. La naturaleza del alma es divina,

¡Fuisteis creados a Imagen y Semejanza de vuestro Dios!

La Tentación aceptada se convirtió en Pecado consumado, provocando la caída de vuestros Primeros Padres.

Cuando Eva llena de curiosidad, se acercó al Árbol que estaba enmedio del Jardín del Edén, el silbido de la Serpiente la envolvió con un hechizo encantador…

El Demonio, en forma de Serpiente, engaña a la mujer prometiéndole que serán como dioses si lo escuchan…

Y LA SEDUCCIÓN CONTINUÓ…

Porque NO había voluntad para detenerla.

Eva estaba embelesada. Luego él la tomó sin que hubiera ninguna resistencia al contrario, en una vorágine de placer, la fascinación fue completada y él despertó con Lujuria, todos los sentidos de la mujer…

LA INOCENCIA QUEDÓ DESTRUÍDA…

Después Eva a su vez, va con Adán y fascina los sentidos del hombre, enseñándole todo lo que había aprendido…

EL PECADO ORIGINAL PROVOCÓ LA MUERTE DIOS…

Peor que la destrucción de la más mortífera de vuestras bombas…

EL PECADO, LA MALDAD Y LA MUERTE,

DESTRUYERON LA SANTIDAD DE LA CREACIÓN

Y así quedó sellado el destino para Dios y sus hijos…PORQUE SE HIZO NECESARIO EL REDENTOR

¿Qué es lo que ha provocado esta mortal fascinación en el Género Humano?

La Serpiente los incita a conocer el placer de complementarse mutuamente, con un acto sexual genital, exclusivamente físico y totalmente al márgen de Dios.

DE ESTA MANERA FALÁZ,

 SATANÁS SE APROPIÓ DE LA CREACIÓNY DE REY, EL HOMBRE AL QUE DEBÍA SERVIR,

LO CONVIRTIÓ EN SU ESCLAVO

Y esto para ir en contra de la orden que Dios Padre dio al terminar la Creación cuando dijo: “Creced y mul­tiplicaos”.

 El Tercer pe­cado, es que les Engaña a que ESO es la procreación….

El Don de la vida, el don de la procreación, la Gracia más preciada que Mi Padre concedió al hombre; la fascinación del pecado cometido lo convirtió en el vicio más bajo y deplorable de la Creación. Fuisteis creados por Amor y se os dio una tarea de amor: La Procreación,

Don Divino, que al ser usado en el recto sentido, sublimaría, ya que le estaría dando a su Dios el regalo más preciado: nuevas vidas,

Nuevos seres que Lo amarían eternamente.

Y EL PRIMER FRUTO LE FUE ROBADO A DIOS… 

Por eso Caín nació malvado, envidioso, iracundo, cruel y homicida… (todos los atributos del Seductor de su madre terrena)La Fascinación al Pecado aceptado por vuestros Primeros Padres, atrajo para sus descendientes, la muerte a la Gracia Perpetua y la lucha tremenda que de ahí en adelante tendría que sufrir, todo el género humano.

El Maligno, Ladrón y Homicida, le robó a Dios la alegría de ser el Padre Amado por todos los hombres.

Y a los hombres, el verdadero Deleite que implica el Acto Sagrado, en la verdadera Fusión de su ser tripartito en el anillo de conjunción con su Padre y Creador; si el hombre hubiese esperado a que Dios les revelase, la maravilla y el correcto funcionamiento del Misterio de la Procreación.

Cómo NO les indicó lo que realmente deben hacer para procrear, el Engaño persiste hasta la fecha y el acto sexual que debió ser algo sagrado, sublime y con un deleite divino; ha sido envilecido por el Pecado, hasta llegar a ser bestial, aberrante y asqueroso, para el mismo ser humano.

Conociendo perfectamente a Satanás y con la soberbia de los hombres en plena rebelión; Dios tuvo que tipificar en Las Sagradas Escrituras, distintos Preceptos bastante claros, para condenar los pecados que el hombre cometería contra Dios y contra sí mismo. 

PORQUE NO ES SÓLO EL PLACER HEDONISTA DE UNOS POCOS MINUTOS…

 Las repercuciones del delito material de un placer efímero, afectan tambien lo moral y espiritual; aún en TODA la CREACIÓN y en las Leyes que la rigen.

Espiritualmente, el Pecado tiene consecuencias LETALES en una Creación Divina que está regulada por el Amor y la primera consecuencia la sufre el alma que trasgrede las Leyes establecidas por la Voluntad Divina…

EL PECADO SEPARA DE DIOS

Porque cuando una persona comete un pecado mortal, entonces NO puede tener crecimiento espiritualSigue viviendo EL CUERPO de la persona, pero su alma no crece, está estancada.

En la parábola de la Vid y el Sarmiento lo indiqué muy claramente. Si el sarmiento (el alma), se mantiene unido a la vid (la Gracia Divina, la Fuente de Vida), entonces podrá dar fruto (la uva, que son las buenas acciones).

Pero si el sarmiento se separa de la vid (por el pecado mortal), se seca y se arroja al Fuego (al Infierno).

Al Demonio eso le pasó, de ser el arcángel más bello de la Creación, se rebeló y me Traicionó por soberbia. Su Pecado lo transformó en Satanás.

Y al retirarle Mi Amor, se volvió horroroso y dejó de tener crecimiento espiritual.

Podéis comprobarlo con esto:  lo mismo que le propuso a Adán y a Eva en el pasado, es lo mismo que os propone con mucha astucia, en éstos momentos. EL SEXO ES AHORA TOTALMENTE CARNAL, ES UNICAMENTE DESEO 

UN APETITO EMBRUTECIDO POR LA LUJURIA

QUE NO CONOCE EL AMOR

Por eso hasta en el matrimonio, la rutina y el hastío conducen a la agonía del vínculo, porque el Egoísmo ha substituido lo que debería ser el amor verdadero.

LO SAGRADO CONVERTIDO EN PECADO

LA SUPREMA TENTACIÓN EN SU VERSIÓN MODERNA

Os lo dije antes y lo repito, podéis comprobarlo con esto:  lo mismo que le propuso a Adán y a Eva en el pasado, es lo mismo que os propone con mucha astucia, en éstos momentos. 

Para el Primer pecado, os sugiere falsas ideologías, sectas­ o “nuevas religiones” propuestas principalmente por el movimiento “NEW AGE” como son: el ecologismo, el panteísmo, el gnosticismo, la pseudo-ciencia, la astrología, la ufología, la psicología transpersonal, el método de control Mental, la dianética, etc.

Dándoos estas “opciones” os hace crecer vuestro Ego para separaros de MÍ.

Para el Segundo pecado, la pornografía en todas sus variantes: el internet con todo su acerbo de maldad satánica. Las películas, revistas, canciones, etc. están llenas de ello: tener sexo antes o fuera del matrimonio.Y para el Tercer pecado, el de NO procrear, con astucia os ha ENGAÑADO promoviendo el execrable y gravísimo Pecado del Aborto, inumerables formas de realizarlo con vuestros abominables fármacos y diferentes métodos anticonceptivos y que os aumentan la capacidad, para hartaros de pecar hasta la náusea.

O a través de  los medios de comunicación diciendo: “La familia pequeña vive mejor”, ya somos muchos y no hay suficientes alimentos, etc. Y todo para ir en contra de la orden de Dios: “Creced y Multiplicaos”.

Cuando a alguien le preguntáis acerca del sexo, inmediatamente lo relacionáis con vuestro cuerpo solamente. Yo, en Mi Santísima Trinidad, Soy Indivisible con Mí Hijo y con Mí Santo Espíritu.

Vosotros, como creaturas que sóis, también sóis indivisibles, en cuanto a que estáis formados por cuerpo, alma y Espíritu.

NO se puede concebir a una creatura pensando que sea pura alma o puro cuerpo, ¡SÓIS INDIVISIBLES!

Cuando Yo, vuestro Dios, hablo de sexo, Yo os estoy hablando del papel que juega vuestra alma con vuestro cuerpo y los dos bajo la influencia de Mi Santo Espíritu.

Así como la Iglesia como edificio, se vuelve santa al albergar al Santísimo Sacramento en el Tabernáculo; vuestro cuerpo se vuelve santísimo al albergar a Mi Santo Espíritu, Tercera Persona de Mi Divinidad.

El cuerpo que os he otorgado para bajar a cumplir vuestra misión, no os pertenece, ES MÍO y NO TENÉIS DERECHO a hacer con el lo que os plazca.

El cuerpo es santo, como santo es todo aquello que Yo creo y son vuestras acciones las que hacen pecado, lo que Yo creé santo.

Es el libre albedrío lo único que es vuestro y que Yo mismo respeto, al grado de que NO os puedo obligar siquiera, a vuestra salvación.Lo que debéis entender es el porqué de vuestro cuerpo. Que vuestro cuerpo es tan perfecto, es la Obra Perfecta de Mi Creación, que ni aún vuestros científicos han podido entender perfectamente las funciones del mismo.

Yo puse a Adán y a Eva desnudos en el Paraíso. Los creé santos y no había malicia en ellos de ninguna índole. La Malicia entró después, por causa de Pecado Original.

El cuerpo humano es bellísimo, como bellísimo es todo lo que Yo Creo y cuido y os dí el acto de procreación como regalo de la creatura para con su Dios.

Yo pude haber creado millones de Adanes y millones de Evas y no necesitar de vosotros para la futura población mundial, pero no lo hice así.

Quise daros el regalo de procrear en el AMOR y así cada ser creado iba a ser un regalo para Mi, para poder seguir llenándoos con almas amorosas que Yo pongo en cada cuerpecito que vosotros procreáis con Mi ayuda.La Procreación es el acto más grande, más sublime que tiene la creatura para con su Dios. Es un acto SANTO, el cuál debe realizarse bajo la unión bendecida por Mí en el Sacramento del Matrimonio.

Los animalitos en la Naturaleza al unirse en el apareamiento, siguen instintos que Yo puse en ellos. Buscan pareja, la cortejan, la ganan y entre los dos hacen su nido, su madriguera; su hogar, en una palabra.

Defienden y respetan ésa familia y la protegen contra los depredadores naturales de cada especie, aún a veces, a costa de su propia vida. Decís que la Naturaleza es sabia y así es, porque sabios han sido Mis Decretos y Leyes para que se mantenga la vida animal.

Pero, ¿Qué ha pasado con vosotros, Mis hijos? Vosotros, que debierais dar ejemplo a todo lo creado, vais destruyendo todo lo bello, todo lo santo que Yo os dí.

Ahora os unís libremente, sin buscar Mis Bendiciones, a vuestro acto de AMOR; acto que se ha vuelto o de conveniencia económica o de búsqueda de lo superfluo y carnal. Ya NO buscáis Mis Bendiciones ni Mis Intereses, al darMe nuevos cuerpecitos bendecidos en el Matrimonio, en los que Yo pueda enviar orgullosamente, almas a cuerpecitos creados en el amor bendecido en el matrimonio sacramentado.

Os unís peor que bestias y no digo animales, puesto que respetan el instinto que Yo puse en ellos. Os unís en pecado grave de adulterio, destruyendo una o mas familias para lograr otra unión, la cuál no sólo NO estará bendecida por Mí,

Sino que al cabo del tiempo el remordimiento, por haberMe causado un Mal a Mi, a Mis Leyes y a la o las familias abandonadas, NO os dejará vivir en paz.

Mi Santo Espíritu que habita en vuestro interior, os reprochará vuestro acto carnal; puesto que en él prácticamente, NO hubo un deseo espiritual basado en Mis Leyes para procrear otra familia.

Hacéis del sexo lo que queréis. Lo pisoteáis, lo alteráis, producís aberraciones antinaturales y todo porque os falta la vida en Gracia. Sóis nuevamente el pueblo rebelde que guiaba Mí hijo Moisés. Os doy todo lo bueno y os cansáis de ello, busco lo mejor para vosotros y lo despreciáis.

Os doy el goce del acto de procreación como premio a vuestro acto amoroso al ofrecerMe un nuevo ser y esto lo volvéis vicio aberrante a Mis Ojos.

Le habéis hecho caso al Maligno, de gozar el gozo que os dá el acto de procreación, pero sin aceptar la responsabilidad de cuidar del alma que bajará pura, santa y llena de Mí Amor, dentro del cuerpecito que formaréis para ella.

NO deseáis ya daros por los demás, principalmente a vuestros hijos; Mis hijos, Mis almas, en ésos cuerpecitos.

Gran cuenta os tomaré por cada alma que no dejasteis bajar o lograrse, a causa de los abortos que produjisteis, así como de la mala educación y cuidado que tuvisteis con el alma que os dí para ése cuerpecito que creasteis, durante el desarrollo de su vida terrena.Entended que NO se os está dando un hijo a cuidar, se os está dando un alma, para guiarla, hacerla crecer en el amor y ayudarla a retornar a la Casa de vuestro Padre Dios.

El sexo es la vida santa que une a vuestro Dios con la creatura. El sexo asegura la vida humana sobre la Tierra y ésta vida queda bendecida, cuando Bendecida es la unión de ambos sexos en el Matrimonio.

Yo os creé hombre y mujer para que vosotros en humildad amorosa, dependierais uno del otro, para que os complementarais tanto a nivel alma, como a nivel cuerpo.

Nuevamente, entended, NO sóis solo cuerpo NI debéis buscar sólo las bellezas del cuerpo en el sexo opuesto.

El alma es un atributo sólo de la creatura humana y ella incluye la inteligencia, la cuál deberéis usar para que con ella busquéis la estabilidad humana y espiritual que toda creatura necesita en la pareja que tendréis.  Los pequeños que os permito tener, las pequeñas almas que os doy a cuidar, se alimentan especialmente de AMOR y éste es un atributo del alma.

Y por el hecho de poseer alma, una relación amorosa hombre-mujer, siempre resultará en un acto de procreación, por la necesidad que se produce en el alma de ambos, de ver materializado el amor que los unió.

Vuestra carnalidad y vuestras bajas pasiones han degradado éste acto amoroso. Ahora se os enseña –con engaño—que lo podéis hacer donde y cuando os plazca.

Que podéis impedir la vida, para NO tener responsabilidades. Que ya NO es necesario que estéis unidos bajo el acto sacramental del Matrimonio.

Mi Enemigo se burla de Mí y se burla de vosotros. Habéis caído en sus redes, como vuestros Primeros Padres cayeron. Vivís en peor depravación que Sodoma y Gomorra.  Hacéis de lo Divino, un acto pecaminoso, bestial y satánico; porque os convertís en hijos de Satán al seguir las obras que él inició con vuestros Primeros Padres y que ahora, vosotros seguís haciendo.

Limitáis Mí Obra de Procreación al impedir venga más vida santa a la Tierra, con los hijos que debierais aceptar en vuestro matrimonio bendecido por Mí, bajo el Sacramento Matrimonial.

Desconfiáis de Mí Poder, de Mí Omnipotencia y de Mí Promesa de proveeros de todo lo necesario para criar a los hijos bendecidos que Me pedís y NO sólo en cuanto a vuestras necesidades humanas, como lo son el vestido, el alimento, la casa; sino en todo lo concerniente a una buena educación espiritual.

Me habéis apartado de la mayoría de los hogares, como Padre, Protector, Guía y Sostén a todo lo que se os presente durante vuestra vida terrena.

Me habéis dejado sólo el papel de proveedor obligado de todo cuanto se os ocurra, sin tener el derecho de recibir siquiera un “gracias” de vuestro corazón.  Os dá vergüenza de hablar a vuestros hijos del sexo, porque vosotros mismos lleváis una vida errónea, de lo que la santidad del mismo os debiera enorgullecer.

Manipuláis, a conveniencia cómo premio o castigo, la donación de vuestro sexo a vuestra esposa o esposo, por vuestra falta de caridad y por vuestro egoísmo.

Habéis apartado toda espiritualidad en el acto de procreación, ACTO SANTÍSIMO, en donde Yo Soy el principal afectado, para bien o para mal.

Os dá vergüenza vuestra desnudez, cómo vergüenza tuvieron vuestros Primeros Padres, al verse desnudos espiritualmente.

Porque NO fue la desnudez física la que los hizo ocultarse de Mí, fue la falta de vida divina que ya no recibieron por causa del pecado cometido, lo que les hizo esconderse. Se sintieron desposeídos de la Gracia Divina, la cual antes del Pecado, fluía libremente hacia ellos y de ellos hacía Mí. El Pecado Original suspendió ésa fluidez de vida y por eso se escondieron, porque supieron que algo grave se había cometido.

Sintieron su desnudez corporal, porque la Malicia entró al mundo por causa de ellos y así, ya no se vieron con ojos santos como antes se veían;

Sino que ahora se veían en la forma en que ahora vosotros os véis, ojos de impureza, ojos de deseo carnal, ojos de pecado y lujuria.

Hijitos Míos, un gran regalo os he dado en vuestro sexo y en el acto de procreación. Este Don debe llevaros a la santidad y no a vivir en la bestialidad satánica en la cuál muchos de vosotros ahora vivís.

El Mundo tiene que ser renovado en Mí Amor y en la Pureza en la cuál todas las cosas fueron creadas. Fuisteis creados para ser los Reyes de la Creación y ahora os habéis vuelto la vergüenza de ella. El alma que os dí, debiera llevaros a ser el orgullo de la Creación y ahora sóis peor que las bestias.Acercaos a Mí, Vuestro Dios. Reconoced vuestro mal proceder y vuestro pecado y pedídMe ayuda humilde a los actos pecaminosos y ya sin posible solución humana que habéis cometido…

Y Yo, en un acto de Misericordia Omnipotente, os volveré al Redil Eterno.

Necesito vuestro sincero arrepentimiento y vuestro regreso al estado de Gracia en cuanto sea posible. Producíd AMOR entre los vuestros, aún a pesar del pecado en el que podáis estar viviendo.

Acercad a todos los vuestros a Mí Corazón de Padre y Yo os alcanzaré las Gracias necesarias para vuestra salvación.

Reconozco el mal proceder de muchos de vosotros, pero también quiero reconocer vuestro arrepentimiento sincero para salvaros.

El Mal nada puede contra Mí Amor, pero éste se puede dar sólo en los corazones arrepentidos y humillados, al daros cuenta del Dolor que Me habéis causado.  

Pedíd unos por otros. Daós justos por pecadores, como Yo Me dí para salvaros a todos.

NO existen Justos como Yo, que Soy El Justo.

Pero sí tenéis hermanos llenos de Mí Caridad y de Mí Presencia, quienes pueden lograr, con su donación amorosa a Mis Intereses, la salvación de aquellos que están prácticamente condenados.

RegaládMe actos amorosos de donación vuestra, con sacrificios, ofrendas propias, ayunos, vida entregada a vuestro Dios, para Yo poder salvar a vuestros hermanos caídos en el pecado.  Todo se puede restaurar con el Amor de Mí Corazón.

Confiad, NO  os déis por vencidos, uníos a Mis Intereses de Salvación y juntos lograremos lo que no se ha logrado en siglos.

El Triunfo de Mí Corazón se tiene que dar, porque el Amor todo lo vence y todo lo purifica.

Dejáos guiar por Mí Santo Espíritu, que os habita, y seguid la guía amorosa de Mí Hija, la Siempre Virgen María, modelo de Pureza y Santidad en la creatura humana.

Yo os Bendigo en Mí Santísimo Nombre, en el de Mí Hijo, modelo de Gracia y Donación y en el de Mí Santo Espíritu, guía interna que todos lleváis en vuestro corazón.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: