P271 EL ERROR PRIMIGENIO


16 de Diciembre de 2018

Hijitos Míos, os quiero hacer una comparación entre los tiempos antiguos y los tiempos que estáis viviendo.

Mis pequeños, vuestros Primeros Padres Adán y Eva, fueron creados santos, con capacidades inconmensurables; tenían potenciales increíbles, bellísimos, porque todo lo que Yo creo es así, perfecto.

Ellos teniendo todo eso, teniendo Mi Presencia Viva en su vida, en su corazón; teniendo todos los regalos de la Creación, Me negaron, se apartaron de Mí con su libre albedrío y perdieron todo.

De tener una inteligencia sin par, capacidades que aún vosotros ahora ni siquiera conocéis, que vendrá el tiempo en que conoceréis; sabiduría excelsa, inteligencia envidiable; tenían tanto, Mis pequeños y todo eso lo perdieron por su Pecado.

Como os he dicho CAYERON, cayeron a lo más bajo y ellos fueron los primeros hombres de la edad de piedra, como decís vosotros. Quedaron primitivos, o sea, se quedaron sin nada.

Negaron Mi Poder, Mis Capacidades, Mi Amor, como NO lo quisieron, porque se acercaron al Mal, perdieron todo y quedaron afectados por el Mal.

Satanás, siempre os quitará, nunca os dará. Aparentemente, él os conquista dándoos cosas materiales que os convienen; pero tan pronto puede, ya que os tiene entre sus garras y que ya NO os podéis soltar de él,

Os arranca lo que él mismo os dio y os deja peor que en un principio, cuando pedíais su ayuda.

Entended que él nunca os va a ayudar, él siempre os tratará de destruir, porque sois Mis hijos y él os tiene Envidia. Os conquista con lo que vosotros queréis, pero luego os quita ése gusto y os destroza.La explicación viene porque en la actualidad vosotros tuvisteis nuevamente acceso al Cielo, como lo tenían vuestros Primeros Padres…

Y esto es gracias a Mi Hijo, a través de Su Evangelización, a través de Su Ejemplo y de Su Vida, Él os trajo el Cielo nuevamente para que lo conocierais.

Tuvisteis acceso al Conocimiento Celestial, se os dio para que empezarais a crecer, se os abrieron las puertas nuevamente de los Cielos…

Y sobre todo, las Puertas de la Gracia que se habían cerrado por el Pecado de vuestros Primeros Padres.

Nuevamente pudisteis saborear las mieles del Cielo, el hombre volvió a tener a su Dios entre ellos. Sí, vuestros Primeros Padres convivían Conmigo, convivían, platicaban y agradecían.Con la Venida de Mi Hijo a la Tierra, volvisteis a tener ésa oportunidad, vivir nuevamente con vuestro Dios, convivir con Él, obtener de Él Sus bendiciones,

Como podéis leer en las Escrituras todo el Bien que Él iba repartiendo entre los hombres y que sigue repartiendo a todos aquellos que con Fe y con Amor se acercan a Mi Hijo.

Pero nuevamente el hombre cae, desperdiciando la Gracia de tener una vez más a vuestro Dios entre vosotros. Caéis en el error satánico nuevamente, os dejáis embaucar por sus Mentiras, os dejáis seducir por su Maldad.

Preferís lo que él os da, lo que él os promete, volvéis a caer y os separáis de Mí.

¿Qué les pasó a vuestros Primeros Padres? Perdieron todo, porque negaron la Vida, la Verdadera Vida, Mi Amor, Mis Enseñanzas y ahora estáis volviendo exactamente a lo mismo.

Los ‘poderes’ paranormales, son la nueva trampa que engancha al satanismo…

Os digo esto para que recapacitéis y veáis el futuro que se os avecina ya, si os mantenéis ahí perderéis todo y nuevamente caeréis, si seguís en el camino errado que habéis tomado.

Todo está regido por una Ley, Mis pequeños y es la Ley del Amor. Si vosotros NO lo aceptáis para vosotros, se os quita, porque el Amor solamente puede vivir en los corazones que lo buscan y lo alimentan.

Pero si vosotros NO estáis en condición de aceptar Mi Amor y Mis Leyes, si NO queréis cuidar de todo ello, porque también os pertenece porque sois Mis hijos, se os quitará.

Y cuando Mi Amor NO es aceptado, lo material y lo espiritual, se apartan de vosotros y sufrís.

Estáis viviendo momentos difíciles porque os estáis dando cuenta que están haciendo a un lado Mi Presencia, Mi Vida entre los hombres; esto ha sido gradual, están dejando a la Humanidad sin su Dios y estáis cayendo, lo estáis viendo.Estáis sufriendo en vuestra economía, en vuestra salud, estáis sufriendo con los cambios del clima, estáis sufriendo con los ataques satánicos a través de vuestros hermanos; de vuestros mismos hermanos, como Caín, que se dejaron mover por el Mal.

Esta es la comparación que quiero que meditéis, estáis sufriendo lo que ya se ha dado a lo largo de la historia, cuando el hombre se separa de su Dios.

Estáis nuevamente como en ésos momentos, en que si os mantenéis tercos a apartarMe de vuestra vida, tanto en lo personal, como en lo social, sufriréis las consecuencias,

Quedaréis a merced de aquél que solamente quiere vuestro mal, que os quiere destruir, que os quiere quitar las posibilidades de adquirir Mis riquezas y Mi Amor.

Quedaréis totalmente en sus manos y sufriréis muchísimo, Mis pequeños. Yo NO quiero vuestro mal, Yo os quiero para el Bien; pero vosotros como niños groseros, os apartáis de Mis Brazos y corréis a hacer vuestra voluntad.Yo os prevengo, Mis pequeños, RECORDAD QUE EL MAL YO NO OS LO ENVÍO, vosotros vais directamente a buscarlo y sufriréis sus consecuencias.

Os apartáis del Bien para vivir en el Mal y el mal nunca es agradable.

Os digo todo esto para que entendáis que estáis a momentos de perder todo lo bueno que Yo os puedo dar y estaréis en manos de Aquel que os va a destruir. Os amo Mis pequeños, espero recapacitéis a tiempo.

Porque Hijitos Míos, vuestros Primeros Padres pactaron con Satanás y él los destruyó; fue el primer mal ejemplo que tuvo la Humanidad del trato del hombre con el Mal.

Por éste Pecado, a lo largo de la historia, algunos hombres han seguido pactando con él y esto se sigue dando hasta vuestros días.Estáis viviendo una vida de maldad, de pactos con vuestro Enemigo, con Nuestro Enemigo familiar, porque vosotros sois Mis hijos.

Yo Soy vuestro Padre y lo que vosotros pactáis con el Enemigo, Me afecta a Mí como familia, como vuestro Padre y afecta a vuestros hermanos y a vuestros descendientes.

Seguís viendo la maldad a vuestro alrededor porque el hombre NO quiere entender que debe estar Conmigo para recibir Mis Bendiciones.

Tenéis la posibilidad de obtener de Mí Bendiciones inconmensurables, infinitas; pero éstas se dan cuando vosotros hacéis vuestro esfuerzo de vivir bajo Mis Leyes, bajo Mi Amor, en Mi confianza plena y con una Fe a toda prueba.

Todo eso os lo pido, Mis pequeños y os lo exijo. Y que ciertamente no podríais manteneros así, si no fuera por Mi Gracia, que también os la regalo cuando queréis estar Conmigo.  Os he dicho que EL BIEN Y EL MAL SON POTENCIAS GRANDÍSIMAS a vuestro entender y a vuestro poder; NO tenéis el entendimiento real de lo que esto significa, pero debéis creer en Mí, vuestro Dios.

Ciertamente, como os he dicho, el Bien es un Poder Infinito, el Mal, ciertamente es poderoso; pero es finito y está supeditado a Mis Ordenes y a Mi Poder, NO puede actuar en totalidad y en toda su capacidad, porque Mi Bien lo detiene.

En cambio, el Bien es Infinito y NO se detiene y da muchos frutos, cuando el alma lo toma y vive en él.

Estando Conmigo, estando con Mi Amor, tenéis capacidades infinitas como os he dicho; porque, como Yo Soy Infinito, os comparto de ello.

Solamente se detiene éste Amor, con Sus capacidades, cuando vosotros pactáis con el Mal, cuando Me hacéis a un lado, cuando preferís la maldad en vuestro corazón y NO Mi Bien Supremo.  Ved, Mis pequeños, cómo caéis fácilmente en el Error; la Envidia de Satanás os pone muchas tentaciones para que vosotros caigáis del Bien que os pertenece y que os mováis en el Mal que os aprisiona y os destruye.

El Bien que os pertenece, os lleva en total libertad y hacia una inmensidad de conocimiento y de capacidades que ahora NO comprendéis, pero que estáis todos llamados a ellas.

Esa es la Envidia de Satanás, que él perdió, igual que vuestros Primeros Padres, ésas capacidades de crecimiento.

Crecimiento infinito, porque Yo iba a llevar a vuestros Primeros Padres a un crecimiento infinito.

Yo siempre voy regalando cosas nuevas a Mis creaturas, porque como Soy Infinito, sigo inventando maravillas para el hombre, porque os Amo.Nunca, nunca alcanzaréis a recibir todas, todas Mis Bondades; porque siempre estaré creando más para consentiros, gozaréis en una forma inimaginable y siempre más y más, porque os Amo.

Si estáis Conmigo, gozaréis de todo lo Mío, si pactáis con el Enemigo, perderéis, tanto vuestro bien actual, como el Bien futuro que os tengo a cada uno de vosotros.

Ciertamente ahora tenéis la Gracia del arrepentimiento y del perdón de vuestros pecados a través del Sacramento y la penitencia y podéis reanudar el camino de la Gracia. Pero lo detenéis Mis pequeños, por vuestro libre albedrío.

Caminad pues, por el camino de la Gracia y veréis Mis Bondades, que ni siquiera os imagináis.

Os quiero consentir, Mis pequeños, os hablo tanto de esto porque os amo tanto y un padre que ama, quiere lo mejor para sus hijos.Os quiero ver saludables, santos, bellísimos. Las capacidades del alma son inmensas, os he dado un gran regalo: la vida.

Así pues, Mis pequeños, dejadMe, dejadMe que Yo Me derrame perfectamente en vosotros, para que gocéis infinitamente de Mis regalos,

Yo lo único que os pido es que os mantengáis bajo Mis Leyes y bajo Mi Amor, todo lo demás, vendrá por añadidura.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo. Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os Bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo(Veo a nuestros Primeros Padres, Adán y a Eva. Veo a Eva sentada, sollozando y Adán a su derecha, de pié) 

Habla nuestra Madre Eva

Hijitos míos, ciertamente como os ha dicho nuestro Padre, tuvimos mucho, mucho mis pequeños, descendientes nuestros, descendientes en carne.

Pero pedimos perdón, porque cortamos con el espíritu, el espíritu vivificador, el espíritu que nos daba vida, el espíritu que nos mantenía en amor íntimo con nuestro Padre y Dios.

¡Cuánto Amor vivíamos con Él! ¡Cuántas bellezas! ¡Todo fue creado para nosotros y para vosotros y en un error fatal os infectamos hijos míos, descendientes nuestros!

Es así como el hombre no se fija en los errores que comete, cómo van a afectar a generaciones futuras.

Los errores que se van cometiendo en una familia, pueden afectar a varias generaciones.

Son errores fatales y vosotros lo veis en algunas familias, que por un pecado grave, ya sea un asesinato, un robo, un mal que se cometa entre vosotros, cómo va a afectando a las generaciones futuras, porque quedan señalados ante los hombres.El apellido queda afectado, se os reconoce y se os recuerda por ese apellido por el mal que vuestro antepasado cometió, al grado de que muchos prefieren cambiarse de nombre para no seguir siendo afectados por ése recuerdo malo de un antecesor.

Lo mismo sucedió con nuestro Pecado, os hemos afectado a todos vosotros, nuestra penitencia nos ha costado muchísimo, nuestro dolor es inmenso.

Cómo nuestro Pecado siendo tan grave, que en ésos momentos ni imaginábamos, afectó el Plan Divino.

Tanto bien que tenía pensado nuestro Dios para toda la humanidad, para todos nuestros descendientes y nuestro error, nuestra falta de visión; pero sobre todo, nuestra falta de amor hacia nuestro Dios afectó todo.

Ciertamente, en Su Misericordia Infinita, manda a Su Hijo para reparar nuestro error, pero aún así, nuestro Pecado os sigue afectando.  Seguimos viendo a nuestra descendencia y vemos cómo hay ramas buenas, ramas malas, frutos podridos, frutos excelsos; se sigue dando de todo, cuando pudo todo haber sido bellísimo.

Nos pesa tanto haber coartado toda esa belleza, toda esa riqueza de nuestro Padre y Dios, porque Él es todo Amor, es todo Perfección y nosotros preferimos hacer nuestra voluntad.

Nosotros, aunque teníamos grandes capacidades, pero nunca lo perfectas que tiene nuestro Dios; caímos por nuestra debilidad, pero sobre todo, por nuestra falta de amor.

El Amor mis pequeños, es tan importante en la vida del hombre, el Amor lo crea todo, el Amor lo perdona todo; que estando en el Verdadero Amor, quedáis protegidos perfectamente contra las fuerzas del mal.

Nosotros quisimos hacer nuestra voluntad apartándonos del Verdadero Amor, el que venía directamente de nuestro Dios y Creador.  Quisimos ser creadores, quisimos hacer de nuestra vida una vida aparte del Plan que nos tenía trazado nuestro Dios y Creador.

El hombre, cuando se separa de las Leyes que nuestro Dios ha propuesto, cae irremediablemente, como caímos nosotros.

El hombre nunca va a ser capaz de tener esa inmensidad de Sabiduría que tiene nuestro Dios.

Cuando el hombre en humildad, se atiene como niño pequeñito a la Sabiduría Divina, todo fluye, todo es bello, todo es santo.

Solamente la santidad puede fluir a través de ésas almas pequeñitas, humildes y ésa sabiduría, ésa santidad, ése amor que fluyen a través de ellos, los hace grandes entre los hombres.

Alma de niña, con corazón de Fuego…

Ahí tenéis a la Santísima Virgen María, la más grande entre todas las mujeres, la más Pequeñita, porque así lo quería Ella. Por Su gran humildad lo reconocía así, por la Sabiduría Divina en Ella.

Esa Sabiduría Santa que se implantó en Su Ser, la llevó a la grandiosidad. Ella, en Su humildad, reparó nuestro Pecado.

Nosotros, que habíamos sido creados grandes, inmensos; la soberbia nos destronó, nos hizo caer, destruyó la perfección de nuestro Dios en nosotros.

¡Cuánto teníamos, mis pequeños! ¡Cuánto teníamos! ¡Cuántas cosas bellas puede hacer nuestro Dios en el ser, cuando éste se suelta totalmente a Su Amor!,

¡Cuánta la tontería del hombre al sentirse grandes y separarse de la Sabiduría Divina! Mis pequeños, NUESTRO CORAZÓN TODAVÍA ESTÁ SUFRIENDO ÉSE DOLOR, somos vuestros Padres, vuestros Primeros Padres y os aconsejamos que os mantengáis en el Amor de nuestro Dios y Creador, en Su Sabiduría Infinita, porque Él es todo Amor.

Él es todo Dulzura, Él es todo Protección y Su Amor hace que las almas crezcan infinitamente.

No busquéis cosas de la Tierra, cosas del mundo, buscad lo excelso, que es el Amor Infinito de nuestro Padre, de nuestro Dios, de nuestro Creador.

Recibid nuestro amor, Mis pequeños y nuestra disculpa, porque nosotros atrajimos el Mal a la Creación y vosotros estáis padeciendo nuestro Error.

Orad, orad para que pronto venga la Gracia nuevamente, la Gracia prometida de nuestro Dios y podamos nuevamente convivir nosotros con vosotros en el Amor Infinito de nuestro Dios.ESTÁIS ANTE LOS ALBORES DEL NUEVO REINO, del Nuevo Paraíso, yo soy la Madre del Género Humano, soy vuestra madre Eva.

He venido mis pequeños, TOTALMENTE ARREPENTIDA por el mal que os he causado.

Sois de nuestro linaje, grandes maravillas, grandes portentos nos dio Nuestro Dios. El confió en nosotros.

Grandes bellezas vimos en el Principio, las maravillas de la Creación las pudimos gozar, las vivimos, Nuestro Dios, el Creador estaba con nosotros, estaba en nosotros, vimos la vida del Principio.

¡Cuántas bellezas! ¡Cuánto Amor! Bellezas infinitas que aún vosotros mis pequeños, descendientes nuestros, NO os podéis imaginar. Vivíamos una dicha Celestial.  Ciertamente, nuestra hechura nos daba también esa inocencia, de ahí se aprovechó el Mal.

Pero especialmente yo, quise más, NO supe apreciar los portentos de la Creación que se nos dieron en totalidad, nada se nos ocultó.

Fue un momento de flaqueza, un momento que ha costado muchas almas, MUCHO DOLOR, dolor a Nuestro Padre.

Os seguimos amando, el Amor NO se ha apartado de nuestro ser.

Se nos ha dado la Gracia de estar con cada uno de vosotros; COMO PADRES DEL GÉNERO HUMANO OS SEGUIMOS CUIDANDO

Oramos tanto por vosotros para que NO caigáis en el pecado, que fue separación, Dolor hacia Nuestro Dios.

Mis pequeños, ¡Cuánto dolor seguimos teniendo! Porque vosotros seguís sufriendo por nuestra causa.

Vosotros podéis reparar, PODÉIS AYUDARNOS a entrar nuevamente a esa Pureza, a esa Santidad con nuestro Dios.

Recordad cómo en una familia se puede reparar por los antepasados;

Necesitamos de vosotros esa reparación.

Y ese perdón que salga de vuestro corazón sincero, amoroso, ese Perdón hacia nosotros.

Gran dolor les hemos causado a todas las generaciones, vosotros podrías estar en una dicha eterna y os quitamos todo aquello.¡PERDÓN, PERDÓN PIDO A TODOS VOSOTROS!

(Ellos tienen mucho poder e influencia, para protegernos del Maligno, porque lo conocen muy bien.

Para los que hemos tenido la gracia de conocerlo y combatirlo; podemos entender perfectamente el tremendo poder que desplegó, para engañarlos y hacerlos caer…

NO hay que olvidar que es un Arcángel poderoso y traicionero.¡Y eso que aún NO ha desplegado todas las facetas de su portentosa Maldad y Destrucción…!

Perdonar a nuestros primeros padres, nos puede servir de iniciación en esta bendita práctica del Amor Perfecto, sobre todo cuando recordamos de qué maneras tan patéticas, también nosotros le hemos fallado a nuestro ABBA…

Cuando oremos el santo Rosario, podemos declarar nuestro perdón y nuestra bendición a Adán y Eva y obtendremos incalculables Gracias y Bendiciones de nuestro ABBA para nosotros y para toda la Humanidad…)

¡PERDÓN PIDO EN NOMBRE DE MI ESPOSO ADÁN!

¡POR TANTO DOLOR QUE LE HEMOS CAUSADO A NUESTRO DIOS!

Espero comprendan Mis pequeños, el DOLOR QUE YO COMO MADRE llevo en mi corazón,¡Perdón, perdón nuevamente!

Acercaos a nosotros que os podemos levantar…

Os podemos dar fuerza para que NO caigáis nuevamente en garras de nuestro Enemigo.

Y NO le causemos más dolor Al que Es todo Bondad:

 a Nuestro Amor Infinito, Nuestro Dios, Nuestro Creador.¡Amad, amad, como NO pudimos amar! Sois de nuestra Familia todos vosotros.¡Amaos, amaos, amaos Mis pequeños!

Ahora podemos ver todo lo que Nuestro Dios y Creador tenía para cada uno de vosotros y de nosotros.

LUCHAD, LUCHAD FUERTEMENTE CONTRA LAS FUERZAS DEL MAL,

ÉL QUIERE SEGUIR DESTRUYENDO EL LINAJE ESCOGIDOVolved a los pasos, a los primeros pasos de la Creación: ¡El Amor!

¡Todo debe ser Amor! ¡Todo estaba santificado en el Amor!

¡Santificaos, mis pequeños, en el Amor!

GRACIAS, gracias mis pequeños, gracias, porque habéis escogido el buen camino. Estamos con vosotros, oramos por vosotros, os apoyamos, ahora ya vivimos en Familia.

Gracias, os amamos. Os amamos infinitamente con ese Amor de Nuestro Dios.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: