Archivos diarios: 7/02/19

N250 ALMA CELESTIAL 3


Febrero 4 de 2019

Habla la Santísima Trinidad

Hijitos Míos, Mi Amor se revela ante todos los hombres, Yo en Mi Amor, estoy dispuesto a salvar a todas las almas, A TODAS Mis pequeños, pero sois vosotros los que decidís.

Os he dicho que Yo respeto vuestro libre albedrío, pero os falta mucha Sabiduría, MUCHA Mis pequeños, porque NO sabéis entender, NI os ha interesado el comprender lo que es Mi Misericordia,

Lo que es Mi Amor y lo que es el Reino de los Cielos, del cual salisteis y al cual, Yo quisiera que todos vosotros regresarais a gozar.

Mi Perdón a vuestros pecados, está siempre delante de vosotros, os perdono todo, porque conozco al hombre, conozco su fragilidad, conozco la astucia de satanás, pero, solamente aquellos que están Conmigo, lo pueden vencer.

Pero vosotros, no meditáis todas estas Verdades y, sobre todo, la realidad en la que estáis viviendo.

Os quejáis de lo que sucede a vuestro alrededor, de vuestra economía, de vuestros problemas familiares, de las afectaciones de los climas que se están ensañando contra el hombre. De vuestros propios padecimientos.

Y así os vais quejando de todo lo que sucede en vuestra vida y en vuestra persona. ¡Y tantas veces que os he dicho que tenéis el remedio para que todo se mejore!

Y esto es, regresar a Mí, cumplir con lo que Yo os he pedido: Mis Leyes, Mis Mandamientos y vivir en Mi Amor. Pero solamente os quejáis y NO ponéis nada de vuestra parte.

Y, satanás, en su astucia, os sigue atacando y os sigue llevando hacia el mal, y con esto, a la condenación eterna.

¡Cuánto dolor Me causáis Mis pequeños con vuestros pecados, con vuestra falta de amor para trataros los unos con los otros! Me seguís azotando y Me seguís llevando hacia la Cruz. NO veo almas buenas, almas santas que con su amor, Me bajen de la Cruz-

SIGO SUFRIENDO PARA SEGUIR SALVANDO ALMAS

Y NO apreciáis lo que Yo vuestro Dios, hago por vosotros.

Ciertamente, Soy también vuestro Dios Glorioso, que Resucitó y venció a la Muerte. Y al haber vencido a la Muerte, os dio la Vida a vosotros; pero eso tampoco lo apreciáis,

Ya lo tomáis como un hecho común de cada día, NO os asombra ya, NO agradecéis el que Yo haya Resucitado por vosotros, porque os he dicho que aquellos que Me sigan, tendrán lo mismo que Yo.

JUAN 15, 20

Ciertamente tendréis sufrimiento, muerte; pero resucitaréis igual que Yo, vuestro Dios. Pero la gran mayoría de vosotros, ya os acostumbrasteis a vivir en el mal.

NO os dais cuenta que estáis muertos a la Gracia, NO os dais cuenta que vuestra muerte, en el estado en el que estáis, os va a llevar a una condenación eterna.

NO meditáis lo suficiente, Mis pequeños. Os he traído a enseñar las Verdades del Cielo y NO las apreciáis, NO queréis vivir de la mejor forma en la cual, todos gozaríais.

Ahora, hay buenos, hay malos, unos se aprovechan de los otros; le quitan la vida al inocente, se aprovechan más de los pobres, para llenar sus urnas con dinero manchado en sangre.

Solamente os interesa vivir para vosotros mismos, gozar sin que nadie os ponga un límite.

hastío y cansancio de vivir

Habéis hecho vuestra propia vida y vuestra propia forma de vivir, según vuestra concupiscencia y ¿Qué sacáis de todo ello?,

Problemas familiares, separaciones, dolor en la familia, mal ejemplo en la sociedad y una muerte penosa. Y después de ello, UNA ETERNIDAD DE DOLOR y todo esto, porque NO actuáis en Sabiduría.

Si vivís Conmigo y pedís Mi Ayuda, Mi Sabiduría habitará en vosotros y vuestra vida será más fácil, más descansada, más veraz, gozaréis vuestra vida, gozaréis a los vuestros, todo os saldrá bien, porque son Mis Promesas que están en las Sagradas Escrituras.

Yo os vine a traer nuevamente, vida, vida verdadera, vida que os daba ya, Mi Presencia entre vosotros. Al bajar Yo del Cielo a convivir entre los hombres, os empezaba a enjugar vuestras lágrimas, Mi Presencia ahuyenta a Satanás y así fue durante Mi Vida Pública.

Pero ¿Quién fue el que Me traicionó?, el hombre, el hombre representado en Judas, el hombre que quiere vivir solamente de los lujos y placeres.

Judas convivió Conmigo, estuvo en Mis Milagros, conoció también la profundidad del hombre; lo tuve junto a Mí, para que conociera Quien Soy Yo y ni aun así, quiso responder al Amor.

Estas son las almas que ya están satanizadas, almas que NO buscan su salvación.

Almas que le dan más valor a las cosas del Mundo, que a las Verdades que todo un Dios os vino a traer para que aprendierais a amarlas, vivirlas y con ellas, regresar al Reino de los Cielos.

Muchas, muchas almas están en estos tiempos, como el alma de Judas. Yo NO Vivo en sus vidas, ellos viven para el Mundo.

NO han sabido probar las mieles de la Espiritualidad Divina, NO han sabido apreciar todo lo que Yo he hecho por vosotros.

NO han sabido hacer crecer la Fe con todo lo que viene de Mí; su dios es lo que pueden ver y tocar… Y con ello gozar.

¡Cuánto dolor Me causa estas almas satanizadas!

Son almas que van en contra de todo lo que se os ha pedido para ser santos; son almas que Satanás ya destruyó y las convenció de vivir como él les ha enseñado.Con esa forma de ser, mucho mal brota de sus acciones, de sus palabras, de sus pensamientos.

 Os debéis cuidar de ellos, pidiéndoMelo, para que Yo os ponga un escudo protector contra la Maldad de Satanás que brota de ellos; estáis en el Mundo y ellos también, pero los que estáis Conmigo, protegidos seréis.

Os he prometido Mi Protección en los momentos de aflicción, en los momentos de prueba, para que cuando llegue la catástrofe, a vosotros NO os toque…

Como les tocará a aquellos, los que Me atacan; los que NO piden Mi Ayuda, los que quieren vivir solamente en el error.

Preparaos pues Mis pequeños, para los Acontecimientos graves que el Mundo tendrá; habrá llanto y desolación, habrá sangre y hambre. Muchos perderán sus hogares.Por un lado, amor los que están Conmigo producirán y Yo estaré con ellos. Pero por otro lado, las Fuerzas de Satanás, también seguirán atacando.

Vosotros, los que estáis Conmigo, NO os preocupéis, pedidMe que Yo esté con vosotros y os ponga esa protección que os estoy ofreciendo, para que NO os toque a vosotros NI a los vuestros NI a vuestras pertenencias,

Soy vuestro Dios y Yo tengo todo el Poder para protegeros contra los ataques de Satanás.

Ciertamente, él se enojará más, al ver que Yo os estoy protegiendo, pero ni aun así, os tocará.

Manteneos pues en Mis Verdades, con Mi Sabiduría y actuando con Bondad y Misericordia, porque es en los momentos difíciles, cuando se mostrará ante el Mundo, quiénes son los que están Conmigo,Y esto lo sabréis, porque los que han sido protegidos con Mi Amor, aquellos que han sido señalados por Mi Gracia, serán como soles en los momentos de obscuridad y de dolor.

Seguid adelante Mis pequeños, los que estáis Conmigo, los que tenéis esa Fe a prueba de todo. Y si NO la tenéis así, pedídMelo, sois los Cristos de este tiempo y os pido meditéis, profundamente, lo que esto significa.

Es algo muy grande para un alma pequeña, como lo sois todos vosotros; pero así Me gusta, porque de los pequeños, en estos tiempos saldrá la Fuerza Divina que brotará de vosotros para el bien de vuestros hermanos y así seréis reconocidos como hijos de Dios.

Gozad ya desde ahora Mis pequeños, esta distinción que tenéis y que se marcará fuertemente, en los momentos de aflicción.

Ciertamente que NO os lo habéis ganado fácilmente, puesto que todos aquellos que Me siguen, que están Conmigo, han sufrido mucho por el ataque de aquellos que NO están Conmigo.Este es vuestro premio, YO ESTOY CON VOSOTROS, los que estáis Conmigo; y os repito, NO TEMÁIS, Satanás NO os tocará.

Hijitos Míos, las necesidades de Mi Corazón, son grandes y así como vosotros tenéis alimento para vuestro cuerpo, Yo también necesito alimento para Mi Corazón. Mi Corazón ama.

Aprendí a conoceros y vosotros aprendisteis a conocerMe, cuando estuve entre vosotros en la Tierra. NO podéis decir que Yo Soy un Dios desconocido, un Dios que no conoce al hombre,

Un Dios que está sentado en Su Trono allá, en el Reino de los Cielos y que NO os comprende, porque NO he convivido con vosotros y NO he padecido lo que el hombre padece.

Por eso Mi Padre Me envió, para que os dierais cuenta de que Sí os conoceMos y esto fue, para que al estar con vosotros compartiendo todo lo que vosotros tenéis, pudierais acercaros a Mí, con más confianza.Y de esta forma convivir como en familia, como lo que sois vosotros, porque fuisteis creados por Mi Padre, que es el Padre de toda la Humanidad y de todos los Tiempos.

Sois familia con la Familia del Cielo y esto es una realidad Mis pequeños; pero también vosotros sabéis, que dentro de una familia hay separaciones, hay pleitos, hay ataques fuertes, que hacen que vosotros os separéis de vuestros mismos hermanos y a veces, de vuestros  mismos padres.

El estar Yo entre vosotros y conoceros, conozco vuestros errores, pero también conozco vuestros aciertos y quisiera hablar hoy de ellos, Mis pequeños.

Nadie, ninguno de vosotros es totalmente malo, porque Mi Padre, NO creó a ningún hombre malo. El alma es buena, porque el alma es parte de Nosotros.

El hombre al tener el alma, ésta tiene muchas capacidades; si vosotros las sabéis aprovechar y desarrollar.Hay quienes se acercan más a Nosotros y Nosotros les concedeMos que su alma avance a niveles a veces, muy superiores al nivel medio del ser humano.

Y esto lo haceMos Mis pequeños, porque son almas buenas, almas que se podría decir santas, porque están unidas a Nosotros, muy fuertemente,

Y en ellas poneMos toda nuestra confianza para que las capacidades que ellas tengan, os ayuden a avanzar también en lo espiritual.

Esto os lo digo, para que comprendáis que se puede llegar a niveles muy altos, tanto en lo intelectual, pero también sobre todo en Sabiduría y eso es lo que debéis buscar, Mis pequeños.

Lo intelectual es bueno, os ayuda a avanzar en el Mundo, porque también os ayudaMos a que vayáis avanzando por medio de esas almas, a las que les daMos esa capacidad,Para que vosotros vayáis avanzando en lo tecnológico, en lo humano; pero también a estas almas les daMos una capacidad espiritual, para que os vayan guiando hacia Nosotros.

Tenéis todo Mis pequeños, tenéis toda Nuestra ayuda y tenéis los instrumentos en el Mundo, para que avancéis a niveles muy altos; pero ciertamente la Envidia de Satanás os ataca fuertemente,

Y va convenciendo al hombre de que NO vaya por esos caminos de mejora, tanto para vosotros en vuestro Mundo, como para vuestra mejora espiritual, con la Sabiduría que brota de Nosotros hacia vuestro Bien.

El alma como os dije, tiene capacidades inmensas, sobre todo cuando se libera del pecado. Cuando el hombre prefiere vivir en el pecado, en ese momento es como si cerráis las puertas a Nuestra Gracia. Nuestra Gracia NO puede vivir donde el pecado habita,

Pero cuando vosotros os dais cuenta de que vivís en el error y cuando buscáis la forma de manteneros en estado de Gracia y hacéis el esfuerzo para ello,

Entonces Nosotros, depositaMos mayores capacidades en vuestra alma, porque estaMos viendo que vosotros estáis haciendo el esfuerzo para erradicar el pecado de vuestro ser.

Y así es como van avanzando muchas almas y empiezan a gozar inmensamente de Nuestros Bienes, Bienes espirituales sobre todo, pero también bienes físicos y bienes materiales.

Como os dais cuenta, todo viene de Nosotros, de Nuestra Santísima Trinidad. Todo el bien, toda la riqueza para todo vuestro ser, viene de Nuestra Divinidad, de Nuestra Providencia Divina.

Pero Satanás NO se queda con los brazos cruzados, NO quiere que vosotros avancéis, NO quiere que seáis mejores, NO quiere que gocéis de los Bienes que son del Cielo y que Nosotros otorgaMos ya a las almas, desde que estáis en la Tierra.

Y esa, es la eterna lucha, él os estará atacando en todo momento, para haceros caer en pecado y de esta forma Nuestra Gracia, NO penetre a vuestra alma, porque como os dije antes, Nuestra Gracia NO puede habitar donde habita el pecado.

La Gracia de Santidad, Nuestro Amor, se gana por el esfuerzo que vosotros pongáis.

Ciertamente, se os da gratuitamente, pero vosotros tenéis que mantener un alma limpia, un alma pura, un alma deseosa de tenerNos en vuestro interior y, ese esfuerzo, es el que Nosotros premiaMos.

Entended esto, Mis pequeños, os lo he dicho en una forma fácil para que lo entendáis y lo podáis llevar a cabo.

¡Cómo quisiéraMos que todos fuerais llenos de Nuestra Gracia! Y entonces, entenderíais ya, desde la Tierra, lo que se vive en el Cielo,

 Pero son pocas, muy pocas las almas, las que realmente luchan contra sí mismos, por mantenerse en ese estado de Gracia.

Haced el esfuerzo, Mis pequeños, haced el esfuerzo y recibiréis Nuestras Bendiciones en abundancia.  Hijitos Míos, muchas veces os he dicho que la oración es la forma en que vosotros intimáis Conmigo.

Es una forma de llegar a Mi Corazón y también, Yo llego al vuestro.

 ¿Por qué os preocupa el que veáis todo a vuestro alrededor en problemas, si Yo Vivo en vuestro corazón?

Ciertamente, por la hermandad con vuestros hermanos, os debe preocupar su estado espiritual, que solamente conozco Yo; pero vosotros, al ver lo que hacen, si NO es bueno a Mis Ojos, os ruego pidáis por ellos.

Lo importante, Mis pequeños, es que os mantengáis orando Conmigo. Yo hacía eso con Mi Padre, cuando estuve caminando sobre la Tierra.  Yo hacía lo que el Padre Me pedía y para seguir conociendo Su Voluntad, Me retiraba a orar.

Eso es la Oración Mis pequeños, ese es el valor de la Oración, es el contacto con Nuestra Santísima Trinidad.

Se os ha dicho muchas veces que vosotros NO podéis caminar solos sobre la Tierra, Yo Mismo os he puesto el Ejemplo.

Yo, siendo Dios, Oraba. Platicaba con Mi Padre, Le contaba lo que sucedía, Me guiaba y Me pedía qué hacer.

Esto Yo lo hacía siendo Dios, por Obediencia y por Amor. Haced esto también, por la ayuda que siempre vosotros, podréis obtener de Alguien que sabe más que vosotros.Soy Dios y tengo el Conocimiento Infinito y aun así, Yo platicaba con Mi Padre; esto es un acto de Humildad pero, sobre todo, un acto de Sabiduría,

Reconociendo que siempre se puede mejorar, que siempre se puede aprender algo que vosotros NO conocéis.

Os falta mucha Oración Mis pequeños, ciertamente decís que platicáis Conmigo, que oráis, que Me ofrecéis; pero el resultado es mínimo, es todavía mediocre y perdón que os lo diga así, Mis pequeños,

Pero cuando aprendáis a orar al nivel que Yo quiero que lleguéis, os daréis cuenta entonces, de lo que Yo quería y de lo bajo que andabais todavía en vuestra Oración.

Nunca será suficiente la Oración, especialmente con vosotros, que sois una nada.  Quiero ser claro también, Mis pequeños, sin ofenderos. Y os tenéis que dar cuenta de esa realidad,

Sois una nada y al reconoceros como una nada, habréis avanzado mucho, porque es la Humildad la que va a hacer que Yo llegue a vuestro corazón.

Ese es el primer paso, pero el paso más importante es el que se llega después, saber que necesitáis de Mi Sabiduría.

Sin Mi Sabiduría, Mis pequeños, no os podéis mover, a la perfección, en el Mundo que os tocó vivir.

Estáis rodeados de cientos, de miles, de millones de hermanos vuestros y así como decís, que cada cabeza es un mundo, es una realidad,  Cada quien piensa como quiere, cada quien toma su vida como quiere y eso os pasa porque no estáis unidos a la Cabeza, que Soy Yo.

Sin Mí, NO sois nada, os lo vuelvo a repetir. Ciertamente, cada quien tiene una personalidad propia, pero eso os lo di para que seáis como las flores del campo.

Que al tener vuestra propia manera de pensar y de ser, podáis compartir de las capacidades espirituales que Yo os concedí.

Pero esas capacidades espirituales, tienen que estar envueltas de Amor y ahí es donde empieza a actuar la Sabiduría.

Sí, actuaréis bajo vuestra propia personalidad; pero Me halagaréis, Me agradeceréis, Me amaréis cada quien, con vuestra propia personalidad.Fuisteis creados en Mi Amor; fuisteis creados para una misión; fuisteis creados para un bien, pero Satanás se ha encargado de desviaros

Y al desviaros, ha hecho que vosotros NO confiéis en Mí, en Mi Sabiduría, en todas las capacidades espirituales que Yo os puedo dar…

Y que NO Me pedís, porque en vuestra soberbia a donde os ha llevado Satanás, os hace creer que NO Me necesitáis

Y que NO necesitáis todo lo que viene de Mí… Y eso, es lo que os hace vivir en la mediocridad.

Fuisteis creados para ser perfectos y está en las Sagradas Escrituras, que debéis ser perfectos, como Yo, vuestro Padre, Soy Perfecto.  Y NO habéis llegado ni siquiera a un nivel medio, estáis muy por debajo de ello.

Ser perfectos involucra primeramente vuestra Humildad, incluye Sabiduría, para que os deis cuenta de que os falta mucho por crecer.

También incluye el que vosotros deseéis ser perfectos, pero debéis encontrar también un por qué y un para qué, en la perfección a la que estáis llamados.

Cuando vosotros empezáis a estudiar, empezáis con grados bajos: de kínder, preprimaria, primaria. Aprendéis los primeros pasos de la enseñanza,

¿Qué pasaría si en vuestra soberbia a esas edades dijerais, “ya es suficiente con lo que he aprendido, ya no necesito más”?Vosotros siendo ahora adultos y recordando que hubierais dicho esas palabras, ¿Cómo os sentiríais ahora, que sabéis muchísimo más de lo que aprendisteis en esos primeros grados?

Obviamente diríais que había sido un error gravísimo haber dicho eso, apenas empezabais a conocer el mundo, apenas empezabais a conocerMe a Mí.

Y así estáis muchos de vosotros, habéis aprendido algo sobre Mí, algo y ya os sentís satisfechos y sentís que NO es necesario saber más.

Ya sabéis rezar el Padre Nuestro, el Ave María y alguna otra oración pequeña. Y muchos de vosotros, con eso se os hace ya suficiente.

Es bueno, pero ¿A eso le podéis llamar perfección, especialmente si NO hacéis nada en cuanto a la vida espiritual y a ayudar a vuestros hermanos a crecer en ella?

Ciertamente se os ha dicho, que si enseñáis a rezar, aunque sea el Padre Nuestro a un hermano vuestro, podéis tener un gran regalo en el Reino de los Cielos.

N0 lo niego, es bueno, pero y otra vez os repito, ¿Eso es perfecto? Tenéis capacidades superiores para hacer muchísimo más.

Mi Hijo os enseñó a rezar, os dio el Padre Nuestro, pero NO quedó ahí Su Obra, Se dio por todos vosotros, hizo grandes Milagros, os enseñó a amarMe

Y muchísimas, muchísimas cosas más, para que crecierais en el Amor y en una espiritualidad que os iba a llevar a la perfección.

Desgraciadamente, hay pocos que buscan esa perfección, que buscan el halagarMe más, en darMe algo más, porque Yo os he dado muchísimo.Se os ha dado mucho y ¿Cuánto Me habéis devuelto?, Quiero almas buenas pero, también, perfectas.

Vosotros mismos, en la Tierra, en donde vivís, la gran mayoría de vosotros no os conformáis con cosas pequeñas, sino que buscáis las que son mejores y eso es buscar la perfección, el tener lo mejor.

Pero dentro de lo espiritual, el tener lo mejor, es el tenerMe a Mí, plenamente.

Muchos sois vosotros, pero ¿Cuántos se distinguen? A los que sobresalen, y les llamáis Santos, porque la Iglesia ha estudiado sus vidas y los considera así,

Porque hicieron un esfuerzo supremo, se negaron a sí mismos y buscaron el agradarMe más.Y ese es el premio para los que buscan el agradarMe más y el llegar a una vida espiritual heroica, a la cual MUY POCOS, pero muy pocos, desean alcanzar.

Hay tantos, que con poco dar, se sienten satisfechos. NO Me dan más, NO tratan de buscarMe, NO tratan de entenderMe, NO tratan de agradarMe más y si es poco lo que buscan de Mí, ciertamente, poco recibirán.

En cambio, aquellos que mucho dan, que se esfuerzan en ser mejores, recibirán mucho más.

NO hay injusticia en ninguna forma, Yo conozco vuestro interior, conozco vuestros pensamientos, conozco vuestros esfuerzos, os conozco perfectamente.

Hay muchos santos que ni siquiera conocéis, que son grandes hombres, que todo lo han hecho en la intimidad; pero ante Mis Ojos, porque os conozco perfectamente, alcanzan el grado de santidad, Que quizá los hombres nunca apreciarán ni les darán ese título, porque en su gran Humildad y sencillez, NO lo muestran a los que les rodean.

La Humildad os lleva a que vivaMos, muy unidos Yo con ellos, ellos Conmigo.

¡Cómo quisiera que todas las almas tuvieran esa intimidad de oración Conmigo!

PedídiMelo, Mis pequeños y os la daré pero más quisiera, que buscarais la perfección en la unidad Conmigo y también os la concederé si Me la pedís.

Vosotros por vosotros mismos NO podréis, nunca, lograr alcanzar esos niveles altos de espiritualidad si no os los doy Yo, porque todo eso que necesitáis espiritualmente es Mío…Y solamente Yo os lo puedo compartir.

Entrad, pues, a vuestro corazón, evitad los ruidos externos, entregaos plenamente a Mí y Yo os iré guiando.

Os amo a todos, necesito de vosotros y vosotros, necesitáis más de Mí. El Cielo es la Perfección en el Amor y si queréis regresar a vuestro Hogar Eterno, que es el Reino de los Cielos,

Tenéis que empezar a perfeccionaros en el Amor ya desde la Tierra, para que el paso sea fácil, sencillo y sobre todo muy agradable, sin ningún tipo de temor

Y sobre todo, que viváis con ese deseo grande de llegar ya a Mí, para que juntos, sigaMos, NO que empecéis en el Reino de los Cielos, sino que sigaMos con esa unión íntima,Porque ya la empezasteis desde la Tierra y que se seguirá incrementando, hasta llegar a la Perfección, que NO pudisteis alcanzar en la Tierra.

Seguid pues Mis pequeños, buscandoMe afanosamente, olvidándoos de vosotros mismos, para que Nos unaMos, ya desde ahora y empeceMos la Grandiosidad del Amor en la Eternidad.

Os Bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros.

Y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/