SEGUNDA LECCIÓN


Habla Dios Padre

Hijitos Míos, no despreciéis a nadie, estos tiempos que os tocarán vivir, estos Acontecimientos difíciles, serán como de escuela, aprenderéis mucho de lo que os tocará ver y vivir.

Vosotros despreciáis a muchos hermanos vuestros, porque no los consideráis de vuestro nivel: cultural, de raza o de economía.

En estos tiempos, os daréis cuenta de vuestro error y veréis que lo que más importaba en vosotros, era vuestra alma.

Sí, Mis pequeños, vuestra alma sí hace la diferencia ante Mis Ojos porque podréis tener mucho de lo que hay en el Mundo; pero si NO Me tenéis a Mí y NO estáis llenos de Mi Vida y de Mi Amor, de nada os sirve lo material.

Os repito, mucho aprenderéis en los Acontecimientos por venir, porque veréis que aquellos a los que minimizabais, NO son lo que vosotros creéis que eran, os ayudarán y veréis lo que es un corazón lleno de Mi Amor.  Aquellos otros, a los cuales creíais que valían mucho a los ojos de los hombres, la cobardía estará presente.

Os he dicho que esta purificación eliminará la maldad de la Tierra, eso os debe llenar de alegría, porque empezaréis a vivir el Paraíso entre vosotros, pero el Paraíso será el estado bello de vuestra alma ante Mis Ojos.

Habéis tenido un tiempo de preparación, os he tomado de años atrás y os he ido preparando, para tener acceso a ese tiempo bellísimo que os tengo preparado.

Todavía seréis purificados y transfigurados; pero si vosotros hacéis un recuento de vuestra vida y os veis años atrás y os veis en estos momentos, os daréis cuenta de vuestra transformación.

Contentos debéis estar, Mis pequeños, porque hay infinidad de hermanos vuestros, que NO estoy Presente Yo en su vida, en sus actos, en su futuro.

esto os debe traer mucha alegría, habéis sido apartados del Mundo, ya os lo decía Mi Hijo cuando Él os ofrecía a Mí vuestro Padre, pidiendo NO ser del Mundo; aunque se esté en el Mundo.A vosotros os tomé, estáis en el Mundo pero Me seguís, estáis Conmigo, sois almas escogidas, entendedlo.

Yo estoy contento con lo que he hecho en vosotros, porque habéis respondido a Mi Llamado, dejaos pues que Yo os acabe de moldear. 

Para que podáis gozar el regalo tan grande que os daré después de la Purificación.

Vivid, pues, en alegría santa, dad lo mejor de vosotros, NO os entristezcáis por lo que quedará atrás, porque eso Me duele a Mí vuestro Dios.

Puesto que os estoy prometiendo que os daré cosas inmensamente, más grandes de lo que ahora tenéis.

Soy vuestro Padre, un padre y una madre, en familia, ven por los hijos y velan por ellos en todo lo que necesitan, en alimentos, en vestido, en hogar.

Yo Soy vuestro Dios y vuestro Padre y velaré por cada uno de vosotros y os aseguro, que muy contentos estaréis por lo que Yo os daré.Daos totalmente, y de corazón, en estos momentos que quedan antes del AVISO, para que salvéis almas, para que empecéis ya a vivir el Amor, en el alto grado que voy a poner en vuestros corazones.

 El ser almas, transfiguradas, os dará una alegría inmensa, que sólo ése pensamiento, os haga felices, ya desde ahora. No dudéis de lo que os digo, gozaréis infinitamente, como Yo ya gozo de vuestra nueva vida.

Dejasteis una vida en el pasado, que no Me convenía y a vosotros tampoco, estáis viviendo una Nueva Vida en la que Yo os moví a tomarla, os eduqué  y la estáis gozando.

Todo lo que viene de Mí, es perfecto y vosotros estaréis en altos grados de perfección en el Amor, sobre todo, cuando os dejéis mover plenamente por Mí, vuestro Dios.

Hijitos Míos, en el Antiguo Testamento, se Me presenta como un Dios Justiciero, enojón, al que no se Le podía ver de frente, porque, inmediatamente, quedaba fulminada la persona que Me podía ver.

Al permitir que bajara Mi Hijo a la Tierra a convivir entre los hombres, Le pedí, Me mostrara como realmente Soy y os mostró Mi Amor.

subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso.

Ya NO habló del Dios del Antiguo Testamento, sino habló de Su Padre. Luego, Él, en Su Donación, se hace Hermano vuestro y en ése momento, Me pide ser Padre de vosotros.

Ciertamente, Soy vuestro Dios, Soy vuestro Creador, que Me da una posición muy especial ante vosotros.

Vosotros sois por Mí, Yo os he creado; pero en ésa situación, se Me sigue teniendo una cierta distancia, ciertamente respetuosa, pero NO muy estrecha, podríamos decir.

Al momento en que Él os dice que también Soy vuestro Padre, la relación cambia.

A un padre, NO lo mantenéis alejado de vosotros, le amáis, platicáis con él, pero con alegría. Vuestras confidencias las compartís con el padre, porque le tenéis confianza,

hay amistad, amistad profunda, vivís en familia y compartís lo mismo, os conocéis profundamente.

Eso es lo que os vino a dar Mi Hijo, que hubiera un trato familiar Conmigo, que NO fuera ya el Dios del Antiguo Testamento, al que se Le tenía temor; ciertamente respeto, pero alejado de los hombres.

Con Mi Hijo, Soy el Dios, el Padre, el Creador, pero dentro de la familia, somos familia, Nos conocemos, Nos amamos y ya no hay temor, sino Amor. Y quiero que se Me trate así, Mis pequeños, porque Yo Soy el Amor, y en el Amor, nunca debe haber temor. En el Amor entran las Virtudes y eso os lleva a la perfección.

Yo Soy el Perfecto, vosotros sois Mis hijos y os quiero llevar también a la perfección.

Os lo he pedido muchas veces y, Mi Hijo, os lo pidió también: “sed perfectos, como vuestro Padre es Perfecto”.

La perfección NO la vais a lograr por vosotros mismos, la vais a logar con Mi ayuda, con la ayuda de Mi Hijo, con la ayuda del Espíritu Santo.

El hijo no se debe de separar de la Fuente de la Perfección, que Somos Nosotros, en la Santísima Trinidad. PedidMe, Mis pequeños, llegar a la perfección,

Y con eso, Me daréis una gran alegría, porque ¿Qué va a suceder cuando vosotros seáis perfectos?

Amaréis en perfección y eso, prácticamente NO lo conoce la Humanidad.

yo no te deseo ningún mal pero…

Lleváis mucha maldad en vuestro ser, rencores, odios; eso no es un amor perfecto.

Ciertamente amáis, pero también odiáis, os vengáis, cometéis errores graves; de eso debéis ser purificados.

Las almas en el Cielo, NO saben odiar, NO saben maltratar a sus hermanos, NO saben desearles el mal, se ayudan unos a otros.

Hay alegría inmensa, comparten de los dones que tienen; viven en santa alegría, en familia.

Eso es lo que debéis lograr aquí en la Tierra, para eso vinisteis a la Tierra, para cambiar a este Mundo afectado por Satanás, donde él sembró todo lo contrario a lo que se debe vivir en el Amor.

 Sois Mis hijos, NO sois hijos de Satanás y debéis entender perfectamente bien esto; para que limitéis vuestros actos, despreciéis todo aquello que os pueda mantener alejados del amor.

 Vosotros sois Míos, os he creado Yo, debéis despreciar todo lo que venga de Satanás, porque entonces NO os podréis llamar hijos Míos.

AMA A TUS ENEMIGOS… Mateo 5, 44

El Reino de los Cielos, es para aquellas almas que aprendieron a amar, que han aprendido a respetar a los que están a su alrededor, que saben compartir de lo bueno que Yo os he dado.

Tantas y tantas Virtudes que tienen las almas buenas y que vosotros, debéis hacer crecer en vuestro ser.

Cuando Yo veo a un alma, que tiene ésa intención de crecer en la perfección, Me alegra mucho y la ayudo, hasta que ella alcanza ésa perfección.

Estas son almas santas, almas que han aceptado la Vida de Mi Hijo en su ser.

Mi Hijo, os dio las Enseñanzas, a vosotros os toca tomarlas, reproducirlas en vuestro ser, ser otros Cristos y vivir Mi Amor en un grado de santidad.

DadMe ése gusto, Mis pequeños, ver muchos hijos Míos a Mi alrededor, almas que busquen su perfección.

El Perdón es una decisión…

Tengan bien entendido Mis pequeños, y ya os lo he dicho muchas veces, que Yo NO os puedo presionar a hacer algo y que todo tiene que salir de vosotros en libertad total y sobre todo, con amor.

Esto os lo digo Mis pequeños, porque os he profetizado y prometido, que vendrá el Tiempo en que estaréis viviendo los Nuevos Tiempos.

Los Nuevos Cielos, las Nuevas Tierras, en donde todo estará de acuerdo a los Evangelios y a como se vive en el Reino de los Cielos.

Vosotros tenéis mucho qué ver en todo esto también, porque en vuestro libre albedrío, vosotros escogéis cómo queréis vivir.

así, como Yo os digo que Yo NO os presiono para hacer algo, vosotros tampoco debéis presionar a los vuestros

Y ¿Cómo entonces lograréis el cambio, ya, desde estos momentos?

Con el ejemplo, Mis pequeños, os lo he dicho siempre, debéis vivir lo que lleváis en vuestro corazón, lo que Yo os he enseñado.Siempre el ejemplo va a mover a las almas. La palabra ayuda, pero el ejemplo es lo que al final, hace que vuestros hermanos a vuestro alrededor, hagan lo que vosotros hacéis.

Cuando vosotros lográis algo y os sale bien, alegremente lo transmitís a vuestros hermanos; para que ellos también puedan obtener el bien que vosotros obtuvisteis y que estáis gozando.

Vosotros estáis viendo a vuestro alrededor, tantas cosas contrarias a lo que Yo os he enseñado y que Mi Hijo os llevó a la Tierra.

Cuando vosotros vivís los Evangelios, movéis a las almas.

Así como Mi Hijo movió a infinidad de almas. Aunque muchas al final se retractaron y NO Le siguieron; pero el ejemplo, es lo que os va convenciendo.

Las palabras mueven, os pueden en cierta forma interesar los pensamientos que se os están dando; pero cuando estáis viendo cómo actúa una persona y esa persona es exitosa, en diferentes ámbitos de la vida.

Vosotros os complacéis por ello y seguís lo que estáis viendo de parte de ése hermano vuestro, porque queréis también ser exitoso, como es él o ella.  Los Nuevos Tiempos ése Nuevo Reino que tendréis, que gozaréis; también vosotros lo estaréis construyendo.

Mi Palabra, Mi Sabiduría, Mi Amor, ya están dentro de aquellos que Me han seguido y es tiempo de que lo deis a vuestros hermanos.

 Si queréis que algo cambie a vuestro alrededor, dad el ejemplo, vivid perfectamente lo que queréis que se cambie.

 Y así, enseñaréis a vuestros hermanos cómo se deben hacer las cosas, de acuerdo a Mi Santa y Divina Voluntad.

Vosotros, muchas veces, Me habéis dicho: “que se haga Mi Voluntad en vosotros”, Yo ya estoy en vosotros.

Vosotros ya actuáis de acuerdo a Mi Voluntad en varias situaciones de vuestra vida; pero os tenéis que seguir puliendo, para que realmente, Yo Viva en totalidad en vosotros.

 Y así Me gocéis en vuestro interior y haréis que hermanos vuestros aprendan a gozarMe con vuestro ejemplo.

SANADLO con los Dones del Espíritu Santo

Transformad el Mundo Mis pequeños, transformadlo de corazón, viviendo Mis Enseñanzas, las de Mi Hijo.

Y así poco a poquito, iréis cambiando a este Mundo, pero será con Mi Amor a través de vosotros.

Hijitos Míos, una alma sin Fé, deambula en la vida como en el desierto, una alma sin Fé, se siente perdida, se siente abatida; siente una gran necesidad en su interior, pero no sabe lo que le falta.

Una alma sin Fé, es como un cuerpo sin alimento, es como un cuerpo sin vida.

Mis pequeños, cuidaos de aquellos que os traten de quitar vuestra Fé, vuestro amor hacia Mí, vuestro Dios y las creencias que tenéis, que se os han dado, que Mi Hijo Personalmente os dio.

El Demonio sabe que al quitaros ésa esencia Divina en vuestra alma, ése perfume Divino que es la Fé, vosotros ya NO podréis vivir como una alma con Fé vive sobre la Tierra.

La Fé os abre una infinitud de caminos, un horizonte infinito de acciones por hacer. Cuando NO tenéis Fé, NO podéis buscar las otras virtudes, NO hay Esperanza, NO hay Amor, ¿Para qué vivir, si no se tiene la Fé?

La Fé os va a acercar a Mí, NO podéis obtener lo que la Fé NO os exige.

Si NO CREÉIS en Mí vuestro Dios, si ya NO tenéis ésa Fé, del saber que Yo Existo, que Yo Vivo para Mis hijos.

Que Yo busco vuestro engrandecimiento, que Yo os doy todo y que os quiero de regreso, entonces, ¿Para qué vivís?, ¿Vivís para lo material?, ¿Vivís para lo mundano?,

Tarde o temprano todo eso os va a hostigar, porque los actos sin Fé, la vida sin Fé; es insípida, es como la sal que perdió su sabor.

Aquellas almas que viven sin Fé, viven llenas de problemas, de dudas, todo se les cierra en su camino.

Al NO confiar en Mí, el Omnipotente, el Infinito, el Amoroso y querer sacar adelante vuestra misión con vuestras propias fuerzas, caéis.  

Y caéis y erráis en todo momento.

La Fé os va a abrir todas las puertas, para que podáis llevar a cabo vuestra misión, para que podáis ayudar a vuestros hermanos, para que podáis luchar por el Bien Supremo al que todos estáis llamados.

No descuidéis Mis pequeños vuestra Fé y os pido la acrecentéis, que Me pidáis tener ésa Fé a toda prueba, que a pesar de todos los embates del Enemigo, vuestra Fé se fortalezca.

Sed ejemplo de Fé ante vuestros hermanos, NO dejéis que destruyan la Fé de los vuestros, porque los estaréis desamparando.

Aquél hermano vuestro que ha perdido la Fé y además la proclama ante vuestros hermanos, ante los hombres, puede destruir la poca Fé que tengan ellos,

Protegedlos, guiadlos, son vuestros hermanos, es vuestra familia; NO dejéis que Mis enemigos los Demonios, se introduzcan en las almas de vuestros hermanos.

Ayudadles, tenéis una Fé firme; habéis luchado por ella, os la he concedido; ahora es tiempo de que cuidéis a vuestros hermanos menores.A los que NO han crecido tanto, para que NO caigan, para que tengan siempre puestos sus ojos en Mí y así puedan servirMe, sirviendo también a sus hermanos.

Os recalco lo del servicio, porque así como Mi Hijo os dio ése ejemplo, también vosotros lo debéis hacer servir.

Y en el servicio encontraréis la paz interior.

Vuestra Fé se aumentará, vuestro amor os protegerá y os guiará hasta vuestro destino final.

Hijitos Míos sed sencillos, sed humildes, sed amorosos, sed limpios de corazón, sed serviciales, sed comprensivos, sed misericordiosos, sed amables.

Haced respetar vuestra presencia ante los hombres, porque Mi Presencia se tiene que manifestar a través de vosotros.

Yo, a través de Mi Hijo, Me manifestaba a los hombres.

Él, se lo dijo a Sus Apóstoles: “Aquél que Me ve a Mí, ve al Padre”,

CON EL VINO DEL AMOR Y LA PRECIOSÍSIMA SANGRE

Ésa, debe ser vuestra realidad en vuestra vida; dejar que vuestro Dios y Señor se manifieste a través de vosotros.

Todas ésas virtudes y mucho más, con lo que debéis engrandecer vuestra alma y así mostraros ante los hombres se podrán dar, cuando Me dejéis a Mí, actuar en vosotros.

Es precisamente en la sencillez, en la docilidad, en el interés por ayudar a vuestros hermanos; que podréis entrar en ellos, en su corazón, en sus intereses, en su vida.

Ayudando, llevándolos a crecimiento espiritual, elevándoles su estima espiritual; es vuestra misión, es vuestra tarea.

El soberbio, aquél que se siente superior a los hombres, a todos sus hermanos, NO puede entrar en el corazón; porque se siente superior; sus hermanos lo rechazan, porque actúa con grosería.

En él NO hay virtud, en él NO hay interés por ayudar al hermano; sino se envanece ante el hermano y lo hace ver inferior; se aprovecha del pequeño, del débil, del humilde, del sencillo.

NO hay cabida para el soberbio en el Reino de Dios.

EL SANTO NO ES EL MEDIOCRE…

Por eso, tened cuidado con lo que habláis, cómo actuáis, como veis a vuestros hermanos, qué ejemplo dais.

Pedid inteligencia, Sabiduría; para que con todos los demás dones y virtudes que os he dado, podáis introduciros entre vuestros hermanos y podáis ayudarles.

¡Hay tanta, tanta necesidad de Mí entre vuestros hermanos!

Y como os decía,  al NO tener Fe, se sienten aislados, se sienten como en una noche obscura, sin Luz que los guíe, sin un camino iluminado por el cuál puedan llegar a un lugar seguro.

Vosotros deberéis darles ésa seguridad, debéis enseñarles que teniendo ésa Fe, viviendo Mí Amor, viviendo Mis enseñanzas caminarán seguros, podrán llegar a su meta.

A ésa meta que tienen dentro de su corazón, pero que NO podían conocerla, descifrarla; porque faltaba ésa llave, la llave de la Fe.

Pedid pues Mis pequeños éstas virtudes, éstos dones, ésta vida espiritual, para que podáis ayudar a vuestros hermanos.

Mucho bien haréis y vosotros gozaréis por el bien realizado para engrandecer Mi Reino.Hijitos Míos, mucha compasión debe haber en vuestro corazón hacia vuestros hermanos que se encuentran en el mal, ante vuestros hermanos que viven en el error.

Especialmente en éstos momentos de purificación, en los cuales veréis que son destruidos algunos lugares,

Como se destruyó Sodoma y Gomorra, donde el mal habitaba, donde el mal se difundía, donde el mal era vida de todos los días.

Que nunca salga de vuestra boca ni de vuestro pensamiento, la frase de se lo merecían”

Porque vosotros NO conocéis el corazón de vuestros hermanos, NO conocéis su historia, NO conocéis su ambiente.

A través de la compasión, la Caridad florecerá en vosotros y así podréis ayudar mucho más en el amor hacia vuestros hermanos, en compasión.

Que en la crítica destructiva, malsana, que os lleva a degradaros espiritualmente. En la compasión vosotros levantaréis almas, ayudaréis, aún a pesar del pecado que tengan.

Recordad que Mi compasión hacia vosotros, os levantó y os está llevando a éstos niveles bellos espirituales que estáis viviendo.

Si Yo he tenido compasión de vosotros, vosotros por haber ya crecido en virtud, la debéis tener para vuestros hermanos.

NO critiquéis, AMAD, haréis mejor trabajo para Mi Corazón en ésta forma que criticando; porque al criticar caeréis en soberbia, en vanidad,  y caeréis peor que ellos.

Os amo, Mis pequeños y os quiero perfectos, como Yo Soy Perfecto, por eso os guío, os enseño, Me tomo Mi tiempo para dároslo, para estar con vosotros, para llevaros a ésas alturas que NO os imagináis que existan.

Aquél que se acerca a Mí, Fuente de Vida y de Amor, de Pureza, de Santidad, de Omnipotencia y Divinidad; podrá obtener de Mí, grandes cosas, grandes regalos; si se acerca a Mí pequeñito, amoroso, sediento, humilde.

Venid a Mí, os necesito a todos y especialmente a aquellos por los que Mi Hijo bajó, a los más enfermitos, a los más necesitados, a los muertos espiritualmente.Es vuestra hora, es vuestro tiempo, el de levantar a vuestros hermanos, en el daros por vuestros hermanos.

Hijitos Míos, ¿Puede acaso, la hoja de un árbol, luchar contra una corriente y detenerla? NO Mis pequeños. Yo Soy ésa Corriente que inunda, que está ya entre vosotros.

Vosotros, pequeñas hojitas de árbol, si tenéis la sabiduría os dejaréis llevar por Mi Corriente, por Mi Sabiduría, por Mi Amor.

Pero todos aquellos que traten de oponerse a toda ésa Fuerza Tremenda que voy suscitando ya entre vosotros, se dañarán, caerán y NO podrán hacer el bien debido.

La Sabiduría os indicará cómo deberéis dejaros guiar por Mí, por ésa Fuerza tremenda, Divina, que se tiene ya que implantar en los corazones.

Que tiene que modificar a la Tierra entera, que tiene que traer las bellezas del Cielo nuevamente, para que las podáis vivir.

Aquellos que están en Mi Contra, aquellos que NO Me favorecen con su estado de vida, aquellos que se oponen a Mí y a Mis enseñanzas.

Los artefactos encontrados incluyen: las ruedas, los chasis de carros, así como huesos humanos y de caballos. Los buzos localizaron también artefactos en la costa de Arabia frente Nuweiba.

Tendrán que caer, serán arrollados por Mi Fuerza, se dañarán, porque NO podrán luchar contra Mí, vuestro Dios, vuestro Padre, vuestro Creador.

Anunciadles Mis pequeños, que el Cielo se acerca a la Tierra, que la vida cambiará para bien del hombre, que todo será renovado en Pureza y Santidad, que las almas crecerán.

Porque se dejarán llevar por ésta Corriente Divina, que ya está llegando al Mundo, con Fuerza arrolladora.

Que irá purificando a todos los pueblos de la Tierra y que saneará de todo pecado a las almas.

Dejaos llevar por Mí, dejad que Yo os lleve como brisa suave, como riachuelo, que os va cuidando, que os va consintiendo.

DejadMe, Mis pequeños, hacer Mi obra en vosotros, confiad en Mí, vuestro Dios, que de Mi solamente sale Belleza, Santidad, crecimiento espiritual, una vida desconocida que aún no habéis sentido ni vivido.

Confiad en Mí, vuestro Dios, que os transformaré y haré de vosotros nuevas almas, que gozaréis de los bienes del Cielo aquí en la Tierra.Gozad y vivid alegres, a pesar de que lo que esté a vuestro alrededor traiga infelicidad a muchos.

Confiad en Mí, vuestro Dios, que Yo estaré con todos aquellos que se dejen llevar libremente por Mis deseos amorosos.

Confiad en que tendréis un nuevo Hogar, muy superior al que estáis acostumbrados ahora.

Os prometo grandes cosas y Yo cumplo Mis pequeños, porque tengo el Poder para hacerlo.

Confiad y ya vivid desde ahora agradecidos a ésta gran promesa que os hago.

Hijitos Míos, si he invertido Mi tiempo, Mis enseñanzas, Mi guía amorosa, en vosotros, en cada uno de vosotros, vosotros deberéis perseverar, aún a pesar de que todo se vea obscuro a vuestro alrededor.

Ésa perseverancia santa, os hará alcanzar vuestra meta.Ciertamente pronto se vendrá la Obscuridad, obscuridad espiritual a la Tierra. La perseverancia os abrirá el camino, junto con la Fortaleza.

Deberéis estar atentos Mis pequeños, cuando se vaya dando todo esto, para que vosotros podáis ayudar a vuestros hermanos para que NO caigan en ésa negligencia, en ése temor, en ésa tibieza, en ésa negación que destruye al hombre, a su alma, a su espiritualidad.

Deberéis perseverar porque ya Me conocéis, porque sabéis cómo actúa el Amor entre los hombres, cómo puede levantar aún a aquél que está prácticamente muerto a la Gracia.

Es ahí en donde se obra el Milagro en la Fe, en la Perseverancia, en la Fortaleza, en la lucha fiel que tendréis que padecer en éstos tiempos de gran prueba.

El Milagro se dará entre vosotros, vosotros deberéis procurarlo y pedirlo, para el bien de vuestros hermanos.  La Humildad os ayudará a que el Milagro se dé fácilmente.

Mis pequeños, estáis acostumbrados que el Milagro solamente grandes almas lo pueden lograr,

¿Acaso creéis que éstas almas NO eran pecadoras?, ¿Qué NO tenían defectos y debilidades?

¡Claro que lo tenían, Mis pequeños!

Pero lo que hacía el Milagro a pesar de su debilidad, de su pecado, ES EL AMOR, el amor por sus hermanos.La necesidad que veían en sus hermanos y que el amor en su corazón movió a Mi Corazón para lograr ésa ayuda, tanto espiritual, como material o física hacia sus hermanos.

Estáis obligados, Mis pequeños, al Milagro, porque el Milagro salvará a muchas almas.

Y así es como muchos de vosotros ayudaréis a vuestros hermanos a volver a Mí, a través de Mi Poder en vosotros.

Yo trabajando a través de cada uno de vosotros, produciré ésos Milagros de vida.

Ésos Milagros de Amor, ésos Milagros que modificarán a la Tierra entera, por vuestro deseo sincero de Amar y de amarMe.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: