TERCERA LECCIÓN


Habla la Santísima Trinidad
Hijitos Míos, tanto que podría Yo hacer por vosotros y vosotros NO Me lo permitís.

Estáis sufriendo en diferentes formas alrededor de la Tierra. Países enteros sufren de una forma, otros de otra.

Pero, ¿Qué hacen en lugar de venir a Mí? Me atacan, Me rechazan y buscan, ya sea por medios humanos o aún satánicos; salir de los problemas que cada país tiene o los que tenéis en lo particular

Y en lugar de salir de ésos problemas, empezáis otros nuevos.

Porque al que acudís, precisamente es vuestro Enemigo disfrazado de múltiples formas, haciéndoos creer que os puede ayudar, cuando la única ayuda verdadera sale de Mí, vuestro Dios.

Entended Mis pequeños, que lo que está sucediendo en estos momentos es parte de una purificación mundial, pero para que vosotros regreséis a Mí.

Ya os había avisado hace varios años, que os iba a ir quitando lo material, lo que es carga para vosotros, lo que es lastre para que vosotros podáis crecer espiritualmente.Al quitaros todo eso con lo que vosotros caéis, en lugar de subir adquiriendo vuestra libertad.

¡NO!, Queréis permanecer en lo humano, en lo material, en lo que os ata a la Tierra.

Y NO queréis venir a Mí que como os expliqué antes, Yo os quito lo material y os voy llenando de lo espiritual; os voy preparando para que regreséis a vuestro Verdadero Hogar.

La Tierra NO es vuestro hogar, NO es un verdadero hogar, es un lugar de prueba. Es un lugar de ayuda,

Realmente es un campo de batalla o podría decirlo también, es un hospital de almas.

Bajasteis a la Tierra a producir amor, a ayudar en su conversión a infinidad de almas a través de vuestra Oración.

A través de vuestra presencia ante ellos, a través de vuestra ayuda, a través de los Méritos de Mi Hijo, de Sus Enseñanzas.  Satanás os desvía y os hace creer que vinisteis a la Tierra a gozar, a pasar un rato de diversión, a amar a su modo, que es pecaminoso.

Porque ha manipulado esa palabra tan sublime que es el Amor, a llevarla a diferentes formas pecaminosas.

Cuando el Verdadero Amor solamente viene de Mí y con él, os llevo a una sublimidad de alma a la que él nunca os va a poder llevar.

Los engaños de Satanás han cubierto a toda la Tierra.

Sigo tratando de atraeros a vosotros Mis pequeños, a toda la Humanidad sin importar los pecados que tengáis; porque Yo puedo perdonar todos ellos, si vosotros Me lo permitís.

Pero NO queréis venir a Mí, porque Yo NO os estoy prometiendo el mundo, NO os estoy prometiendo diversión.

NO os estoy prometiendo pasarla bien con parejas supuestas, que sólo os van a llevar a un amor pecaminoso, que es lo que os promete Satanás. Yo todo lo contrario, os llamo para llevaros hacia la Virtud, hacia un ejemplo de vida, que deje alimento a vuestros hermanos, para que de ahí tomen y se puedan salvar.

Vosotros una gran mayoría, estáis cegados por lo que ha hecho Satanás en vuestras vidas y a donde os ha llevado a lo largo de la historia y sois muy tontos Mis pequeños, muy tontos.

NO habéis utilizado la inteligencia que os he dado, NO habéis pedido la Sabiduría que os va a abrir los ojos del alma, para que viváis de acuerdo a lo que Yo quiero de vosotros.

Entended que Yo vuestro Padre, os he mandado a trabajar a la Tierra para servirMe salvando almas; para que sirváis a vuestros hermanos a reconocer que Me necesitan para su salvación eterna.

Entended que estáis de paso, Mis pequeños. En las Sagradas Escrituras se os ejemplifica esto de varias formas, pero estáis ciegos y sordos.

Queréis simplemente gozar como si fuerais niños pequeños.

NO QUERÉIS TENER NINGÚN TIPO DE RESPONSABILIDAD.Queréis vivir de acuerdo a vuestro cuerpo y sus necesidades y NO sublimizar vuestra alma para llegar a Mí.

Seguiré tratando Mis pequeños, de alcanzar vuestra alma para salvarla, de vosotros depende vuestra salvación.

Yo os doy los medios, vosotros, los tomáis o los rechazáis; sois Mis hijos os quiero de regreso, vosotros decidís.

BuscadMe y Me encontraréis. Pero sobre todo, AMADME. AmadMe de corazón y Mis Secretos os daré para que os podáis proteger con ellos.

Y podáis pasar toda esta Purificación, sin accidentes tan fuertes, como los que tendrán la gran mayoría de vuestros hermanos.

Soy vuestro Dios, que os puede colmar de grandes Bendiciones, si vosotros Me las pedís.

Especialmente, cuando vosotros las utilizaréis para el bien propio y el de vuestros hermanos, mucho es lo que deberéis hacer para vuestros hermanos.  Es el Amor el que hace todo.

Cuando, vosotros, realmente vivís para Mí, y os dais plenamente para Mi Bien y el de los vuestros,

Yo Me manifiesto a través de vosotros y ciertamente, ya NO os ven a vosotros, Me ven a Mí.

Os he dicho, Mis pequeños, que NO os preocupéis tanto por los Acontecimientos de la Purificación.

Si estáis Conmigo, ¿A qué podéis vosotros temer? Si pido vuestra vida, llegaréis Conmigo; si os permito permanecer, seréis el Nuevo Pueblo de Dios.

Yo Soy vuestro Dios y escogeré almas con las que pueda ya empezar un nuevo pueblo, purificado y santificado.

El hombre es el hombre, pero, poco a poco, irá entendiendo que Yo, vuestro Dios, os quiero regresar al momento inicial de la Creación, donde todo era bello, todo era santo. Ciertamente ya NO podréis llegar en estos momentos, ni aún con el Pueblo que escogeré, porque todavía aunque seáis almas escogidas las que quedaréis, el Pecado Original os sigue afectando.

Cuando Yo creé a vuestros Primeros Padres todo era puro, todo era santo, todo era bello, porque no estaban afectados por el Pecado Original.

Al decir que todo quedó afectado por el Pecado Original, es primeramente, vuestro ser y en seguida, toda la Creación; porque Satanás empezó a hacer su obra también, a partir del Pecado Original.

Ciertamente incitó a vuestros Primeros Padres a darMe la espalda, a NO querer estar Conmigo. Me traicionaron ciertamente, pero se pudieron haber mantenido como estaban ellos, en ésa vida íntima Conmigo.

Que era una vida de Oración. Y eso es a lo que quiero que lleguéis Mis pequeños, que entendáis que con la vida de Oración Profunda y en Amor Conmigo, podéis controlar fácilmente las fuerzas de Satanás.

Os he dicho ya esto, pero os lo quiero repetir para que vosotros entendáis, que lo que estáis sufriendo actualmente, es por vuestra propia culpa.

Porque tenéis todos los elementos para controlar a Satanás, para que NO os venza, para que NO haga con vosotros lo que él quiera.Vuestros Primeros Padres vivían en Mi Amor, vivían profundamente en Mi Presencia, que esto es la Oración.

NO podían vivir sin Mí, todo Me lo ofrecían: lo que hacían, lo que pensaban, lo que hablaban, TODO, todo era para Mí; NO había momentos en los cuales Nos desconectáraMos, era una unión perfecta.

Donde estaban ellos estaba Yo, Me invitaban, lo hacían todo por Mí y para Mí. Y a eso os quiero regresar Mis pequeños, a ésa oración profunda, a ésa Presencia Mía en vosotros.

Os he pedido tantas veces que busquéis la perfección y la perfección es como vivían vuestros Primeros Padres Conmigo, antes del Pecado.

En oración profunda, sin separarse de Mí en ningún momento, haciendo Mi Voluntad y NO la vuestra.

Mis pequeños, la vida en la Tierra, es difícil y os puede llevar a la condenación eterna si NO estáis Conmigo.

Satanás os seduce, os engaña, os lleva por caminos aparentemente fáciles y que tarde o temprano os van a llevar a una separación Conmigo, vuestro Dios.  Mi Hijo os dijo que el seguirMe, era un camino angosto, difícil, lleno de pruebas y de dolores; pero que al final veríais la Luz, la Alegría, la Salvación.

Ciertamente, Mis pequeños, como os acabo de explicar, la Oración es necesarísima en vuestra vida; pero si la unís al Ayuno, podéis vosotros hasta obtener milagros.

Mi Hija la Siempre Virgen María, en Sus Apariciones alrededor del Mundo, os insistió en ello y Mi Hijo Jesucristo, se lo hizo ver también a Sus apóstoles.

Cuando les preguntó que si oraban mucho cuando iban a Evangelizar, ellos decían que sí; pero se quejaban de que Satanás en algunas ocasiones, hasta los golpeaba,

Y les volvió a preguntar Mi Hijo, ¿Ayunaron? y ellos dijeron que NO.

Mi Hijo les dijo que solamente con el Ayuno y la 0ración, se pueden expulsar algunos Demonios más poderosos.

 Y este es el tiempo Mis pequeños, donde estáis siendo atacados por Demonios muy poderosos. Vosotros mismos les habéis dado ese poder, porque os alejasteis de la Oración

Y la única forma en que los podréis vencer, es a través de la Oración como os la expliqué y el Ayuno, Mis pequeños.

Muchos de vosotros rehuís al Ayuno, poniendo muchos pretextos: que si os vais a sentir mal, que si os vais a desmayar y son pretextos, porque el cuerpo necesita ayunos  también, para purificarse

Pero lo más importante Mis pequeños, es que cuando vosotros ayunáis, vosotros domináis las pasiones a donde os lleva vuestro cuerpo, a donde la carne manda.

Vosotros debéis darle esa fuerza al alma y solamente lo conseguiréis así, con el Ayuno y la Oración Profunda.

Esto es muy importante que lo entendáis Mis pequeños, porque la Oración se vuelve más poderosa con el Ayuno.

La espiritualidad se va ganando poco a poco, ciertamente Yo os la voy regalando, pero vosotros debéis de poner de vuestra parte.NO os imagináis, NO tenéis idea Mis pequeños, lo que es la Oración y el Ayuno, es un arma muy poderosa que tenéis sobre Mí Mis pequeños, es un poder muy grande con el que podéis obtener de Mí, grandes Bendiciones.

Un alma que Ora y Ayuna, puede obtener de Mí hasta milagros, como os dije; pero vosotros queréis la vida fácil, sin que sufráis, sin que tengáis que hacer gran cosa.

¡NO! Mis pequeños, NO es así. Un milagro es una acción Divina inmensa, que requiere también esfuerzo de vuestra parte.

Vosotros podéis leer en las Sagradas Escrituras, cuando se tenían que preparar los pueblos o los sacerdotes o personajes especiales de las Sagradas Escrituras, para un evento muy importante.

Ayunaban por varios días y de esta forma, podían vencer al enemigo y especialmente el Enemigo espiritual: a Satanás.

Todos aquellos que quieren un crecimiento espiritual fuerte, se preparan con la Oración y el Ayuno, esto es bien sabido en todos aquellos grupos de oración.

NO importa si son religiones, tribus o de aquellos que están buscando el Bien y son guiados por Mi Santo Espíritu. Mi Espíritu se manifiesta fuertemente en las almas que Oran y Ayunan, que han controlado las pasiones.

De esta forma, vuelan libremente hacia Mí.

Os he dicho que vuestro cuerpo os mantiene en la Tierra, es un lastre que vosotros os debéis quitar.

Y solamente lo lograréis con un crecimiento espiritual profundo y esto os lo da la Oración y el Ayuno.

Si buscáis llegar a Mí más fácil y rápidamente, ORAD Y AYUNAD Mis pequeños, manteneos en estado de Gracia,

Manteneos en la vida Sacramental y estad seguros que llegaréis a Mi Corazón; Nos uniremos profundamente y seremos el uno para el otro.

Hijitos Míos esa vida de oración y de ayuno que os estoy pidiendo, os va a ayudar a poder sobrellevar las Pruebas que estáis teniendo y que tendréis cada vez más fuertes.Estando en íntima comunicación Conmigo a través de la Oración y esa penitencia, que es el Ayuno, vosotros os iréis purificando; salvaréis muchas almas, os uniréis cada vez más fuertemente a Mí, vuestro Dios

Y al terminar la Purificación gozosos estaréis, porque entraréis rápidamente a los Cielos Nuevos y a las Tierras Nuevas, con una nueva vestimenta purificada.

Santificada por vuestra donación y por vuestra unión profunda Conmigo en esos momentos tan fuertes y dramáticos que tendréis.

Mis pequeños, el estar Conmigo en estos momentos será difícil para vuestros hermanos, serán momentos difíciles, dramáticos; pero NO para vosotros. Porque mantendréis la Paz profunda.

Porque al estar íntimamente Conmigo, Yo os llevaré a esa Paz, una Paz total. Veréis los Acontecimientos desde otro punto de vista.

NO como un castigo sino como una reparación a vuestros pecados, una purificación de vuestra vida pasada; para que entréis limpios al regalo tan grande que os voy a dar después.

Una vida profunda de Oración y de crecimiento espiritual, como os dije.

 UN CRISTIANO NEPIO, ES UN BEBÉ ESPIRITUAL

Debéis estar conscientes que Satanás, siempre os va a llevar a las cosas del Mundo, a lo que el cuerpo pide y NO a la espiritualidad a donde os quiero llevar.

 Vosotros NO crecéis cuando estáis con Satanás, al contrario. Cuando os volvéis seguidores de él e instrumentos de él, NO solamente destruís vuestra propia vida.

Destruís la de vuestros hermanos, de todos aquellos que están a vuestro alrededor.

Esto estaba profetizado desde mucho tiempo antes, lo tenéis en las Sagradas Escrituras, pero vosotros NO quisisteis tomar el Libro Sagrado.

Para que pudierais defenderos de lo que iba a suceder y ahora estáis sufriendo las consecuencias de vuestra negligencia, de vuestra tontería.

Mi Hijo se dio por vosotros, por cada uno de vosotros, por vuestra salvación, pero, también teníais que poner de vuestra parte.

 La salvación NO es gratuita. Ciertamente la Donación de Mi Hijo os da una tarea, un compromiso que vosotros debéis seguir.

Por Su LLaga, HEMOS SIDO SANADOS

Mi Hijo tomó el Dolor sobre Sí Mismo, tomó la Muerte sobre Sí Mismo, porque el Pecado Original trajo el Dolor y la Muerte al Mundo y Él los tomó sobre Sí y los venció.

Cuando vosotros os unís a Mi Hijo podéis vencer también, el dolor y la muerte, ya no os llevan a la destrucción, sino os llevan a la santificación.

Vuestros dolores, ofrecidos, unidos a los de Mi Hijo, os santifican; vuestra muerte, ya no es una muerte eterna, es Vida porque Mi Hijo venció a la Muerte, Resucitó a la Vida y regresó al Reino de los Cielos.

Y si vosotros estáis Conmigo, si vivís como Mi Hijo os enseñó, también vuestra muerte será el inicio de vuestra vida eterna.

Hijitos Míos, muchas almas necesitan de vuestra ayuda. Yo, vuestro Hermano Jesucristo, sabía perfectamente a lo que venía a la Tierra, conocía perfectamente Mi Misión y Obedecí a Mi Padre al hacerlo.

Vosotros estáis, en estos momentos casi como Yo la pasé, para la salvación de los hombres.

La diferencia estriba en que vosotros NO conocéis perfectamente, lo que va a pasar con vuestro ser.

PARA SALVARME A MI…

Yo, lo sabía perfectamente. Y aun así la acepté, acepté Mi Misión con gusto, a pesar de los ataques tan fuertes que tuve.

Y lo digo con gusto, porque siendo Dios Yo iba a sacar adelante para la salvación, a infinidad de almas.

Os iba a abrir las Puertas del Cielo y Yo, quedaría como Maestro del Amor aquí en la Tierra.

Os vine a Enseñar cómo se vive en el Cielo, pero, sobre todo, os vine a dar la pauta a seguir…

Del cómo podéis tomar lo malo que llegue a vuestra vida y convertirlo en causa de salvación para muchas almas.

En estos tiempos, los que estéis con Nuestra Santísima Trinidad, podréis acudir a Nosotros.

Para que vuestra donación se dé por la salvación de vuestros hermanos a través de Mis Méritos, los Méritos que sabéis que padecí por vuestra salvación.  

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Mis pequeños, en ningún momento claudiquéis, las pruebas que se vendrán, os ayudarán a que alcancéis la santidad de vuestra vida.

Se os ha ido preparando espiritualmente, para lo que viene… Y tendréis también, la oportunidad de vuestra prueba.

PedidMe la Sabiduría Santa para que Ella actúe en vosotros y que podáis ser ejemplo para vuestros hermanos.

Gozad estos momentos, Mis pequeños, y os digo que los gocéis, porque vosotros sois la generación que vivirá el cambio.

Sois una generación escogida por Mi Padre, para que se muestre el poder Bondadoso de Su Mano Divina.

Escogiendo las almas que se han de mantener y aquellas que van a tener que ser eliminadas de la Tierra, porque NO quisieron ser almas buenas.

Vuestra posición Mis pequeños os he dicho, es Oración, sacrificios, penitencias, el ejemplo que debéis dar a vuestros hermanos; ejemplo vivo de Mi estancia en vosotros. NO claudiquéis, aun en los momentos difíciles; siempre habrá una salida que os pondreMos dar para que sigáis adelante; estando Conmigo todo es fácil.

Ciertamente a Mí Me dolió, pero os enseñé cómo seguir el camino para la santidad. Confiad, confiad y gozareis de Mis Bienes.

Hijitos, os he hablado que ésta guerra es espiritual.  Muchos, muchos hermanos vuestros, NO están preparados para esta guerra tan fuerte.

Porque NO viven Mis Mandamientos, NO viven en Mi Amor, NO hay Oración hacía Mí; siendo que la Oración, es el contacto íntimo Conmigo vuestro Dios, con vosotros.

Os he pedido mucha Oración, por todos vuestros hermanos en la Tierra y del Universo entero.

 Hay infinidad de almas, miles de millones de almas, que necesitan salvarse…

Por eso pido a las almas buenas, su donación, como aprendisteis de Mi Hijo Jesucristo, eso es Amor, Mis pequeños.

IMITEMOS A LA CORREDENTORA…

.Y si vais a entrar a un Reino de Amor, que es el Reino de los Cielos, deberéis YA, de ir practicando lo que viviréis eternamente.

De todo aparente mal que llegue a vuestra vida, siempre obtendréis un bien de parte Mía, eso ni lo dudéis Mis pequeños.

Buscad a vuestro alrededor,  todo el bien que podéis vosotros dar y también, el que podéis recibir. Dad en abundancia, Mis pequeños,

Que ciertamente, aun a pesar de que vosotros deis en abundancia, nunca vuestra abundancia se comparará a la Mía, porque lo Mío es Eterno.

Hace tiempo os dije Mis pequeños que ya estáis viviendo los Acontecimientos de la Purificación y os he preguntado que a pesar de que ya estáis viendo, que todo se ha salido de lo normal

NI aun así, os arrodilláis y pedís perdón.

Queréis ver todo lo que está sucediendo como algo normal, cuando los mismos científicos e investigadores, reconocen que lo que estáis viviendo se sale ya de lo normal. Y NO queréis entender y NO Me pedís perdón por vuestros pecados.

¿Por qué NO os queréis dar cuenta, Mis pequeños, de que lo que está sucediendo y que se vendrá más difícil, es por causa de vuestro alejamiento de Mí, vuestro Dios?

Me habéis hecho a un lado de vuestra vida, queréis vivir vuestra vida sin Mí, supuestamente, sin ninguna ayuda de parte Mía y si NO tenéis Mi protección.

Necesariamente, sufriréis porque Satanás es el Príncipe de éste Mundo. Y si NO tenéis Mi Protección, os atacará en total libertad.

Mi protección, la protección que os da Mi Hija, la Siempre Virgen María, la protección que os dan los Ángeles y la oración de los Santos es real y efectiva.

  Pero en vuestra soberbia, vosotros queréis caminar solos y sin pedir ningún tipo de ayuda. Y por eso necesariamente caéis, sufrís, todo os sale mal. Y NO queréis entender.

NO os queréis arrodillar y pedir perdón por vuestros pecados, que son muchos. Vuestra maldad es mucha.

EL DOLOR que Me causáis a Mi Corazón Sacratísimo, es mucho. Y NO hacéis nada para reparar, para que os ganéis Mis Favores y Mi Perdón.

Si vuestro pecado y vuestra separación de Mí, siguen aumentando, NO esperéis que esta Purificación se detenga, sino por el contrario, se aumentará.

 Os he venido previniendo por años y NO queréis entender. Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios, OS AMO, NO QUIERO QUE SUFRÁIS, pero sois necios, soberbios, ciegos, sordos, a todo lo que viene de Mí.

Necesariamente sufriréis y todo se detendrá y recibiréis, nuevamente Mi Misericordia CUANDO OS ARRODILLÉIS Y ME PIDÁIS PERDÓN por vuestros pecados,

Por el dolor que Me habéis causado con ellos, por todas las injusticias que existen. Y que en parte vosotros sois los causantes, directa o indirectamente.

Porque ya NO oráis, porque ya no estáis Conmigo, porque habéis dejado que Satanás fuera desencadenado y que actuara libremente contra vosotros.

Tontamente, hay hermanos vuestros que le rinden culto grande. Y lo llenan de regalos, para que os comparta de su Maldad.

Sí, Mis pequeños, eso es lo único que podréis obtener de él Maldad. Él os engaña dándoos lo que vosotros buscáis; pero os presenta un fruto bello, pero va ser amargo a vuestro corazón.

Aparentemente gozareis en un principio el favor que recibiréis de él, pero como Me disteis la espalda para buscar sus favores; lo amargo viene después, que es la separación Conmigo.

Y que Mi Gracia NO caiga sobre vosotros.

Os he prevenido por mucho tiempo, os he aconsejado, para que cambiarais de vida; pero seguís así, llenándoos de Maldad en vuestro corazón y NO Me pedís perdón y Mi Misericordia.

Os vuelvo a repetir a vosotros, Humanidad entera: 

HASTA QUE NO OS ARRODILLÉISY ME PIDÁIS PERDÓN

VOLVERÁ LA PAZ A VUESTRO MUNDO.

Os bendigo, Mis pequeños, y dejad que Mi Amor os purifique, os llene de Mí, os santifique

Que pronto gozareis de todos Mis Bienes los que vendrán a la Tierra y los que existen desde siempre en el Reino de los Cielos.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: