SÉPTIMA LECCIÓN


Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, quiero tocar, nuevamente, Mis enseñanzas aquí en la Tierra hacia vosotros y, especialmente, lo que son las obras de Misericordia.

La Fe es necesaria para para poder seguirMe, pero una Fe sin obras, es vana. 

Ciertamente, la Oración va a ayudar mucho, especialmente a través de aquellas personas que NO pueden llevar a cabo obras fuera de casa, porque están impedidas.

En éste caso, la Oración es tremendamente importante en estas almas y pueden llegar a hacer grandes cosas para ayudar a muchas almas.

Pero a lo que voy Mis pequeños, son los actos, los actos misericordiosos con los que vosotros os debéis mostrar ante los hombres.

Los actos misericordiosos os llevan rápidamente hacia la santidad, porque es el darse por los demás, como Yo Me di por todos vosotros. Oraba, ciertamente y Me mantenía unido al Padre, pero

LA ORAClÓN ME LLEVABA HACIA LA ACCIÓNEn la Oración vosotros obtenéis la Fuerza que parte de Nosotros, de la Santísima Trinidad. Y debéis estar siempre revestidos de esta Fuerza.

Hay tantos, tantos hermanos vuestros que necesitan ver para creer y es a través de los actos con los que vosotros podéis mover almas a la conversión. Vosotros mismos decís que la teoría es buena, pero que la práctica es mejor.

Con la práctica, con los actos, con el ejemplo, movéis a las almas y así es como vosotros también en familia, enseñáis a vuestros hijos, para que la Fe que primeramente enseñasteis, quede fuertemente arraigada en el corazón del hombre. 

La educación verbal queda en la mente, la educación actuada, queda en el corazón.

Cuando vosotros ayudáis a vuestros hermanos, esos actos de Caridad quedan marcados en el corazón por siempre.

Y por eso os he pedido tantas veces,

EL SER OTROS CRISTOS DE ÉSTOS TIEMPOS. Para que mováis corazones con la Fe que se os ha dado, con las Enseñanzas que habéis adquirido a lo largo de vuestra existencia, Enseñanzas que han partido del Corazón, porque así son Mis Enseñanzas.

Si vosotros las reflexionáis, son Enseñanzas de Amor para mover corazones, para agradecer a Nuestra Santísima Trinidad todo el Bien que vosotros obtenéis al estar con Nosotros.

Si NO estáis con Nosotros a través de la Oración, difícilmente, os moveréis a hacer un bien.

Hay familias que desde pequeñitos van aprendiendo de los padres a hacer el bien, actuado, porque, como os dije, también podéis hacer el bien a través de la oración.

La unidad de la familia, primero se adquiere a través de la Oración, al unirse todos en familia a rezar conjuntamente, al preguntar a los padres qué hacer en tal o cual situación.

O también, cuando preguntan los pequeños qué es lo que hice Yo, en tal o cual situación de Mi Vida sobre la Tierra.

La Enseñanza que dan los padres a los hijos, es primordial.

Pero también los padres van enseñando a los hijos a actuar en el amor y conocéis familias que los padres enseñan a los hijos a alimentar a los pobres, a ayudar a los enfermos, a ayudar a los sacerdotes, a hacer obras de Caridad,

Y esto lo aprenden con el ejemplo desde pequeñitos. Hay otros que NO han tenido esta Gracia y la van aprendiendo a lo largo de su existencia.

Y todo esto os lo digo Mis pequeños, para cuando se acerquen los momentos de la Tribulación, para que vosotros aprendáis a daros por vuestros hermanos.

El Amor es lo que os va a mover en estos momentos por venir. 

Os compartiréis todo lo que tengáis, para vuestro propio bien y el de los vuestros. Aprenderéis a desprenderos de lo que tengáis, para ayudar a vuestros hermanos.

Hace tiempo que os dije, que se os iba a ir quitando todo aquello en lo cual confiabais. Y estáis viendo ya, cómo la economía va cayendo y esto os hace pensar más en Mí,

Os ayudáis más entre hermanos, os tratáis de ayudar los unos a los otros, compartiendo de los bienes materiales que tenéis.Pero también os dije que así como os fuera quitando lo material, os lo iba a ir reponiendo en lo espiritual. Y AHÍ ES DONDE ENTRA LA CARIDAD.  

Mi actuación en la Tierra fue de Caridad, fue de Amor hacia los demás. Yo, como Dios, tengo todo el Poder y lo estuve compartiendo entre aquellos que lo necesitaban.

A través de los Milagros, a través de Mis Palabras, les estaba dando Ejemplo, les estaba dando Alimento de Vida, les estaba enseñando el Amor del Cielo.

Hay muchos entre vosotros que aún os mantenéis en el egoísmo, NO sabéis compartir, NO os queréis separar de vuestros bienes, iréis aprendiendo o perderéis todo.

Esto es muy difícil para algunas personas hermanos vuestros, QUE LO ENTIENDAN, porque han crecido muy arraigados a lo material y NO se quieren desprender de ello.

NO acaban de entender que eso es superfluo, que en lugar de llevaros hacia una excelsitud de la Virtud, que les abrirá las Puertas del Reino de los Cielos; todo lo contrario, quedarán cerradas e impedirán su entrada,

Ya que están acostumbrados, a que con los bienes de la Tierra compran todo, pero eso NO funciona así para lo espiritual. La Llave de entrada al Reino de los Cielos, es el Amor y si NO lo tenéis, las Puertas permanecerán cerradas y NO entraréis.

Los tiempos que estáis viviendo, cada vez se vuelven más difíciles, Satanás está haciendo su obra y lo he permitido, para que podáis vosotros entender todo lo que os he explicado.

Sí, estáis acostumbrados a ver maldad a vuestro alrededor, desde que empezáis a crecer, desde que os empezáis a dar cuenta.

Cuando sois pequeños, observáis que el Mundo es adverso, va en contra del Amor, del Bien que podéis vosotros crear.

El Mal lo veis a vuestro alrededor y se os hace ya normal en vuestra vida; si hacéis el Bien os hacen a un lado, NO os quieren, salís sobrando, se molestan con aquellos que están haciendo el Bien.

Pero es una forma de crecer fuertemente en el Amor.

Cuando vosotros habéis decidido seguirMe, también se os dan Gracias y Bendiciones, para que podáis soportar la prueba y salir adelante. Y sobre todo, que seáis ejemplo, para que, a pesar de que os rodeé tanto mal, podáis seguir viviendo en el Bien que se os ha enseñado.Como os dije, Satanás os está atacando porque se le ha dado permiso para ello; pero para que vosotros reaccionéis, para que os deis cuenta de lo que es Satanás, de lo que es verdaderamente, su Maldad

Y ÉSTA SE IRÁ INCREMENTANDO

Y vais a poder discernir entre el Bien que se os ha enseñado y el Mal que estáis viendo a vuestro alrededor. Y que aunque parezca ser bueno porque os conviene, a la larga os llevará a un mal, cada vez mayor, si le seguís por ese camino.

Vosotros fuisteis creados para AMAR, primeramente a Mí en Mi Santísima Trinidad y al llenaros de Mi Amor, amar a vuestros semejantes. Pero el mundo vence a muchas almas, el mundo os arrastra y por eso este tiempo que es de Purificación, que ya inició, os irá llevando a reflexionar.

NO se puede vivir en un mundo de Maldad, porque siempre estaréis preocupados, NO habrá paz en vuestro corazón, os estaréis cuidando continuamente de aquellos que os rodean, pensando en el mal que os pueden hacer.

El Nuevo Mundo es todo lo contrario, es a donde os quiero llevar y es lo que os vine a enseñar. Es el poder caminar entre los hombres, es el poder convivir en el Amor, porque os cuidaréis los unos a los otros,

Os protegeréis los unos a los otros, compartiréis lo que tendréis, tanto de bienes materiales como espirituales. A lo material, le daréis su justo valor y NO viviréis para atesorar esos bienes,Sino vuestra vida irá encaminada a buscar los bienes espirituales, que son los que os darán la Gloria eterna. El hombre ha sido creado para ello, para vivir en Mi Gloria, en los Principios que se os han enseñado, que es el Amor.

Un Mundo de Amor, es un Mundo creado por Nosotros para vuestro Bien, un mundo como el que estáis viviendo, es un mundo afectado por la Maldad de Satanás 

Y aunque ya muchos veis esa Maldad a vuestro alrededor y lo veis normal, NO es el mundo que el Padre creó para vosotros. Y esto lo debéis entender perfectamente.

Satanás se ha encargado de llevaros a vivir en un mundo irreal, un mundo de pecado, de maldad, de destrucción, de villanía.

PedidMe Sabiduría, pediré a Mi Santo Espíritu que se derrame sobre vosotros, para que podáis entender un poco más a dónde os quiero llevar; pero que también pongáis vosotros de vuestra parte.

Hay almas que ya se han acercado a la Verdad, a Mi Verdad, la que os vine a traer a la Tierra y son los que están pidiendo el Cambio, son las almas que han comprendido lo que os acabo de explicar,

Que NO fuisteis creados para sufrir, NO fuisteis creados para el Mal, no fuisteis creados para destruiros los unos a los otros.Estas almas son las que van a trascender, la Oración de estas almas, que están unidas a Mí, SON LAS QUE HAN DETENIDO LOS ACONTECIMIENTOS GRAVES.

Pero la gran mayoría NO quiere entender y tendrá que venirse esta Purificación, que ya estáis viviendo y que falta lo más fuerte y que solamente la Caridad que vosotros produzcáis, cuidándoos los unos a los otros, es lo que irá disminuyendo la Prueba.

Las obras de Misericordia, son las que os van a llevar a sufrir menos de lo que podáis sufrir ahora, si NO las lleváis a cabo.

Las obras de Misericordia son Caridad en su máxima expresión.

Y os vuelvo a repetir, LA ORACIÓN ES BUENA,

PERO LAS OBRAS SON MEJORES.Hijitos Míos, estoy aquí en el Huerto de los Olivos, Orando y Sufriendo. Os veo a todos vosotros, veo a todos vuestros hermanos en todos los tiempos, veo el bien y veo el mal de las almas y Mi sufrimiento es atroz.

Le he pedido a Mis apóstoles que oraran Conmigo y Me han dejado abandonado, se quedaron dormidos.

Sigo orando, Me sigo dando por vosotros y el Mundo está dormido.

NO se dan cuenta de los Acontecimientos que ya están sobre vosotros.

Sigue cada quien viviendo su vida despreocupadamente y Yo sigo arrodillado, sudando Sangre por vosotros. ¡Tanto es Mi Dolor, porque os amo tanto!

Vosotros NO comprendéis aún todo el Amor que os teneMos. NO os podéis imaginar cuánto amaMos a la creatura, lo comprenderéis cuando dejéis vuestro cuerpo y regreséis ante Nuestra Presencia

ya sea en los Cielos, en el Purgatorio o en el Infierno, es cuando comprenderéis cómo os amaMos.Nuestro Amor Divino es incomprensible para el hombre, NO hay amor humano que pueda parecerse en lo mínimo al Amor que os teneMos.

Por eso NO lo apreciáis y NO entendéis cuando os digo: “VELAD Y ACOMPAÑADME”, como le pedí a Mis apóstoles.

¡Os lo he pedido tanto! Y ni siquiera Me pedís que os comparta este sentimiento de Amor y de Sufrimiento que tengo por cada uno de vosotros y Me sigo dando y Me sigo ofreciendo, Mi Vida toda, es para vosotros.

Mi Amor es vuestro amor, ¿Por qué os tengo que repetir tantas veces esto, Mis pequeños? NI estáis velando NI orando, estáis en el Mundo.

Estáis desperdiciando todas Mis Bondades, Mi Donación total y absoluta por cada uno de vosotros.

La Noche ya os alcanzó, igual que llegó el momento en que el Hijo del Hombre fue entregado en manos de Sus asesinos.Padeceréis también, para que recordéis éstos momentos en que Yo oré por cada uno de vosotros y Le pedí al Padre por vuestra salvación, por el perdón de vuestras faltas, por vuestra redención.

Me di por cada uno de vosotros, ¿Os daréis ahora por Mí, Mis pequeños? ¿Ofreceréis vuestros sufrimientos, que estáis ya padeciendo, y algunos padeceréis todavía peores, para aliviar Mis Dolores en el Huerto?

Yo he aliviado vuestros dolores y os he abierto las Puertas del Paraíso, ¿Me daréis vuestra vida? ¿Me daréis vuestra muerte? ¿Me daréis vuestros padecimientos? ¿Me daréis vuestro dolor?

Soy vuestro Dios, pero también Soy Hombre, NO tuve a los apóstoles, a Mis elegidos en ésos momentos, ¿Os tendré a vosotros ahora en éstos momentos?

AcompañadMe Mis pequeños, NI una hora pudieron orar Conmigo, ¿Me daréis vuestro tiempo, Me acompañaréis en éstos momentos obscuros y de Dolor de la Humanidad, recordando los que Yo tuve?

NO os separéis de Mí, Mis pequeños, que Yo nunca Me he separado de vosotros.Estáis en Mi Corazón, porque os vi desde ése tiempo en el Huerto y os he mantenido muy cerca de Mi Corazón,

Orando por vosotros, por esta humanidad, por el dolor que Me causan vuestros pecados; pero sobre todo, por la indiferencia del hombre hacia su Dios y Salvador.

DadMe vuestro tiempo, reparad el tiempo que no Me pudieron dar Mis apóstoles.

Hijitos Míos, cuando Me mostráis vuestro interior, honesta y abiertamente, cuando así Me lo enseñáis y pedís perdón, acepto vuestra humildad, Me enorgullezco de vuestra sinceridad y acepto de corazón vuestro dolor.

Quiero almas humildes, almas sinceras, almas que se reconozcan verdaderamente pecadoras, porque ellas obtendrán el perdón de sus faltas.

¡Ay! de aquellas almas soberbias que creen que se merecen todo, porque ellas difícilmente alcanzarán Perdón. Almas farisaicas, sintiéndose más que Yo, vuestro Dios.

Estas almas, que sienten que todo se merecen, son las que menos cerca están de Mí. Se enorgullecen de lo poco que dan, aparentando ante los demás que están cumpliendo, verdaderamente, con lo que Yo os pido.Por eso Yo, vuestro Dios Encarnado, Jesucristo, le decía al pueblo: “hagan lo que ellos enseñan, más NO sigan su ejemplo”.

Yo le iba enseñando al pueblo lo que tenían que vivir. Ciertamente, Me basaba en las Escrituras, pero actuaba lo que decían en las Escrituras.

¡Qué difícil es para vosotros actuar lo que Yo os dejé!,

Y Yo hice todo simple, lo que otros veían complicado en las palabras de los profetas. Yo os dije simplemente: “ámense los unos a los otros como Yo os he amado”. ¿Por qué se os hace tan difícil esto?

Todos bajasteis del Cielo, todos sois hijos del mismo Padre, ¿Por qué?, ¿Por qué, Mis pequeños, NO OS AMÁIS, NO os respetáis, NO os cuidáis lo unos a los otros?

El Reino de los Cielos es el encuentro del Amor Fraterno, en el Reino de los Cielos se vive plenamente Mi Amor, las almas están llenas de Mi Amor, se comparten unos a otros Mi Amor, pero es un Amor, limpio, puro, sincero.

Os vine a Enseñar esto aquí en la Tierra, para que pudierais unir el Cielo con la Tierra, que NO hubiera ya barreras. Ciertamente, la maldad de Satanás quiere impedir ésta unión y os ataca, pero tenéis Mi Gracia y NO la aprovecháis,NO hacéis gran cosa por tratar de cumplir lo que os pido. NO os negáis a vosotros mismos para que Yo pueda vivir plenamente con vosotros y en vosotros,

Dichosos debierais estar de saber que Yo, vuestro Dios, puedo habitar en vosotros.

Si lo hacéis entre vosotros, con personajes a los que respetáis, ¿Por qué NO lo hacéis Conmigo, que Soy mucho más que cualquier personaje importante sobre la Tierra?

Preparáis vuestra casa, compráis las mejores viandas, arregláis vuestro hogar para que se sienta a gusto vuestro invitado. ¿Por qué NO lo hacéis Conmigo, que os he dado el Don de la vida?

Os he cuidado a lo largo de vuestra existencia, todo lo que tenéis viene de Mí, especialmente Mis cuidados contra los ataques del Enemigo

Y a Mí vuestro Dios, vuestro Protector, vuestro Salvador, vuestro Redentor, que Soy más importante que cualquier hombre sobre la Tierra; para Mí NO hay un lugar especial en vuestra vida, en vuestro corazón, en vuestra mente.

ESO ES LO QUE MÁS ME DUELE, Mis pequeños.Vuestra indiferencia, vuestra falta de Sabiduría, vuestra falta de amor.

Todo lo que padeceréis será para vuestro bien. Estáis viendo ya, cómo el Mundo está siendo castigado. Creéis muchos de vosotros que todo lo que está sucediendo es normal, NO queréis ver la realidad porque os da miedo,

Porque el reconocer que todo se salió ya de las leyes naturales, con eso tenéis un indicativo de que algo extraordinario está pasando y NO lo queréis ver para NO preocuparos y cambiar.

Preferís actuar como el avestruz, si no veis ni oís, creéis que nada sucede a vuestro alrededor, en lugar de PREPARAROS para los Acontecimientos peores que vendrán.

Preferís NO aceptarlos, engañándoos y de ésta forma, perdéis tiempo para hacer un bien a vuestra alma y a la de los vuestros.

Esto indica vuestra falta de Sabiduría. Y vuestra tontería os puede llevar a un mal mayor.SED VALIENTES, SED SABIOS, ENFRENTAD LA REALIDAD QUE OS RODEA

Que ciertamente, vosotros sois la causa de ésta realidad por vuestro mal comportamiento,

 Aceptad vuestro error y enmendad lo que podáis con vuestros actos, con vuestra Oración, con vuestra Donación.

Los acontecimientos ya están pronto a darse con mayor intensidad y NO os estáis preparando para contrarrestar lo que os pueda suceder. Insisto, sed sabios y aprovechad el tiempo que os quede para prepararos.

Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de los que no véis, en Mí Santo Nombre, de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: