Archivos diarios: 2/04/19

LA TIERRA DEL MARIACHI


Cuando somos capaces de hacer una donación sin reservas de todo nuestro ser y nos abandonamos confiadamente en las manos de nuestro ABBA, porque sabemos que ÉL solamente proveerá y permitirá en nuestra vida,

Lo que estamos urgentemente necesitando, para alcanzar la maduréz espiritual que ÉL en su santísima Voluntad quiere.

ESTA ES LA DECISIÓN MÁS DEFINITIVA Y SABIA QUE PODRÍAMOS HACER JAMÁS

Y desea que aprovechemos para ser sus miserables siervos inútiles y sus dóciles instrumentos, porque quiere ayudarnos a vencer ante las poderosas embestidas de Satanás, que cada véz están siendo más furiosas y despiadadas.

Aprender y comprender las divinas enseñanzas del Espíritu Santo, utilizando los carismas que su Amor nos proporciona, es una experiencia sublime,

Porque cuando nos toca con el Don de Ciencia Infusa, es como si nuestro Abba extendiera su Mano y tocase con un dedo la frente de nuestro cuerpo espiritual…

Y sucediera una explosión de Luz, porque nos invade al mismo tiempo el Amor Divino, su Sabiduría y el Conocimiento Pleno de lo que Dios quiere que comprendamos.

Esto nos abre horizontes infinitos que nos hacen ver la Verdad y la Mentira de lo que el mundo presenta con fascinante espejismo, velado por las Tinieblas de las insidias de Satanás.

Estamos orando para que todos los que leerán la serie de artículos que publicaremos en los próximos días,

También vivan la magistral y emocionante experiencia, que constituyó hacer un viaje maravilloso hasta el inicio de nuestra Historia Ancestral,

Para hacernos ver lo que verdaderamente sucede en nuestro instante espiritual.Porque contemplar la antropología y la arqueología de la fascinante Cultura de los Aztecas, a través de los Ojos de Dios, es una sublime y maravillosa experiencia.

Todos los videos que escucharán, pueden hacerlo sin ninguna preocupación, porque estamos orando a la protección de nuestra Madrecita y la Preciosísima Sangre de Jesucristo.

No olviden que ES EL ESPÍRITU SANTO el que nos Guía y su Poder el que nos unge y protege,

Esto para que no haya ningún escrúpulo que les pueda crear obstáculos o sorprender;

Porque su contenido es profundamente espiritual Y PAGANO.

Una de las lecciones más impactantes, fue la increíble manera como Satanás a través de las nueve jerarquías angélicas que tiene en sus lacayos,

Forjó, educó y consiguió, la adoración completa y perfecta de un pueblo prehispánico,

Que lo materializó con una ingeniería hidraúlica genial y una arquitectura imponente,

Manifestadas en la deslumbrante y colosal majestad de México – Tenochtitlán,

La impresionante Venecia Mexicana construida sobre el Lago de Texcoco, en un sistema acuífero que tenía agua dulce y salada; con una extensión similar a la del Lago de Chapala.

Y que fascinó tal grado a los españoles, llegando a preguntarse si lo que estaban viendo era real, tal como lo dejaron escrito los cronistas.

Lo que no dijeron fue que también estaban ATERRORIZADOS, al contemplar la Grandeza de aquella civilización, tan extraordinaria.

Porque jamás habían visto nada parecido y nadie los había preparado, ni tenían la menor idea de la existencia de una cultura QUE LOS ABRUMÓ.

Y era totalmente desconocida para cualquiera, en la Europa Medieval.

Cuando es el Dios Verdadero tu Mentor, el aprendizaje es completo, perfecto y absoluto.

Además de esclarecer muchas interrogantes, se acepta la enorme responsabilidad de que no podemos ser avaros con la maestría que hemos adquirido.

Y DEBEMOS COMPARTIR con todos nuestros hermanos, la ciencia que nos ha sido entregada por absoluta Bondad Divina…

Este es un Himno a la diosa Tonantzin

El relato completo de este himno en particular, nos ocuparía un artículo completo, mientras tanto lo único que podemos decirles, es que éste no está “retocado”,

Los misioneros lo dejaron tal como los aztecas lo cantaban, cuando la Presencia Divina de la Emperatriz de las Américas, los impulsó a convertirse por millares.

Y su adoración fué auténtica y trasladada por ellos mismos en idioma náhuatl y con su melodía originales; a la que reconocerían como la Madre de Dios y Madre Nuestra.

Porque así era como lo cantaban hace más de tres mil años, cuando los Toltecas dominaban el Valle del Anáhuac.  Fray Bernardino de Sahagún escribió:

uno de estos está en México, donde está un montecillo que llaman Tepeacac y que los españoles llaman Tepequilla y ahora se llama Nuestra Señora de Guadalupe.

En este lugar tenían un templo dedicado a la madre de los dioses, que ellos llaman Tonantzin, que quiere decir nuestra madre.

Allí hacían muchos sacrificios en honra de esta diosa y venían a ella de muy lejanas tierras, de más de veinte leguas de todas las comarcas de México. Y traían muchas ofrendas: venían hombres y mujeres y mozos y mozas a estas fiestas.

Era grande el concurso de gente en estos días y todos decían ‘vamos a la fiesta de Tonantzin’;

Y ahora que está ahí edificada la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, también la llaman Tonantzin, tomando ocasión de los predicadores que también la llaman Tonantzin. …

Vienen ahora a visitar a esta Tonantzin de muy lejos, tan lejos como de antes, la cual devoción también es sospechosa,

Porque en todas partes hay muchas iglesias de Nuestra Señora y no van a ellas y vienen de lejanas tierras a esta Tonantzin como antiguamente.”  

Xochipilli-Macuilxóchitl (‘príncipe de las flores) en la mitología mexica es el dios del amor, los juegos, la belleza, las flores, el maíz, el placer y la ebriedad sagrada. Macuilxochitl (Cinco flores), dios de los juegos y las apuestas.

Su hermana melliza era Xochiquétzal (flor preciosa) diosa del placer amoroso, la sensualidad y las artes.

En realidad los dos son potestades, que utilizan su influencia cautivadora y no permiten a sus adeptos liberarse, pues son ayudados por otra potestad: Tlazoltéotl.

Cuando se junta este trío, ningún humano que no esté protegido por la Gracia Divina, tiene escapatoria…

Por eso su música es tan embriagadora….

En su festividad religiosa asociada, que significa  Fiesta de las Flores se hacían ofrendas de comida y los pueblos cercanos a Teotihuacan,

Llevaban cautivos como tributo para los sacrificios y para el juego de Patolli.

Ahora conoceremos la formidable cultura musical que impulsaba la vida en la población ancestral de México,

Pues la totalidad de los habitantes del suelo mexicano era profundamente religioso

Y TODA su vida y sus actividades cotidianas, giraban alrededor de sus deidades.

Y eran ellas, las que escogían sus tlahtimines (sacerdotes) y sus tlatoani (gobernantes)

Y ningún aspecto de sus actividades cotidianas, estaban exentas de rituales,

Pues hasta para comer, bañarse, trabajar o estudiar, dormir o tener sexo, hacer la guerra o contemplar la naturaleza, había un dios o un ente espiritual a quién tomar en cuenta.

Su música, cantos y danzas eran impresionantes y los misioneros españoles comprendieron perfectamente lo que estaba sucediendo…

Y por eso decidieron destruir códices, himnos y música, junto con las grandiosas construcciones que glorificaban a las deidades paganas…

Y arrasaron con todo lo que constituía la adoración satánica prehispánica.No hay que olvidar que Lucifer, antes de que Dios lo arrojara del Cielo, era el encargado de los coros angélicos que rinden gloria y alabanza a nuestro ABBA.

Cuando se convirtió en Arcángel Caído, Dios se retiró de él y perdió los atributos divinos, junto con la belleza y la capacidad de amar.

Pero ABBA no le quitó los dones particulares con los que lo había creado. Y uno de ellos fue, su prodigiosa genialidad musical…

Esto continúa vigente y con los aztecas no se quedó atrás. Si quieren darse una ligera idea de lo grandiosa y bellísima que fué,

En la actualidad ya deben conocer a los magníficos exponentes de la Música New Age.

La Música Azteca

La música tenía una gran importancia en la vida de los aztecas y la ejecutaban en forma instrumental, vocal y con danzas.

Su sistema músical tenía escalas de siete sonidos.

Estas composiciones eran ejecutadas por un grupo de músicos que se reunía en una cámara llamada Mixcoacalli.

Cada uno de los intrumentos de los aztecas cumplían con una función que cambiaba según el acontecimiento.  

Los principales eran:

El teponaztli. Especie de xilófono construido de un tronco de árbol ahuecado, cuyo hueco es la caja de resonancia;

En la parte superior tiene dos incisisones longitudinales y una transversal que forman dos lengüetas las cuales, al ser golpeadas, próducen sonidos de tercera y quinta, como bajos de orquesta.

Estos sonidos claros y vibrantes eran preferidos para acompañar las danzas y para llamar al pueblo a guerra Teponaztli

Huéhuetl. Equivalía al tambor y se contruía de un tronco de árbol ahuecado, con ranuras en la parte inferior, formando la base del intrumento.

La parte superior se cubría con una piel de tigre, que se restiraba para producir un sonido más agudo.

Este sonido rápido y sonoro volaba disparado por los campos, anunciando y llamando a las tribus a la guerra.

Para que fuera oído a grandes distancias, lo enterraban,

Y cuando su llamado era producido desde lo alto del Teocalli, significaba que había un terrible acontecimiento.  Y todos asistían inmediatamente, para reaccionar a lo que fuesen requeridos.

Tanto el teponaztli como el huéhuetl eran grabados con con figuras humanas o de animales y leyendas alusivas a los ritos a los que se destinaba.

Y cuando eran sucesos trascendentales para su supervivencia como civilización, narraban esto en sus instrumentos guerreros, para que quedase constancia histórica, para la posteridad.

En Tlaxcala fue encontrado un hermoso teponaztli que fue usado en el combate contra Hernán Cortez.

Los instrumentos al estilo del timbal los hacián de cántaro de diferentes tamaños cuyas bocas eran cubiertas con piel humana restirada.

El tzicahastli y el omnizacahastli eran raspadores construidos con fémures humanos a los que se les hacían ranuras y eran frotados con una concha. Con estos raspadores marcaban el ritmo de sus ritos.Como instrumentos de viento tenían pequeñas flautas de barro llamadas chichitles, con cuatro agujeros, que producían escalas pentáfonas.

Ocarina. Este instrumento representaba mucho tiempo de evolución musical y exige además de un alfarero diestro, con conocimiento acústico, un sistema musical y un estilo melódico muy desarrollado.

La principal ocarina fue llamada huilacapiztli (tortolitas) por los aztecas.

Tiene dos, tres, cuatro y hasta cinco agujeros que producen de dos a quince sonidos y con objeto de controlar su afinación, tiene dos agujeros adicionales.

– Tlapitzali (flautas). Existía una gran variedad de estas flautas que producían sonidos sumamente agudos y eran utilicadas en la impresionante ceremonia del Quinto Sol Azteca (Toxcatl), dedicado al dios Tezcatlipoca.

Estas flautitas tienen una tesitura similar a la del flautin o piccolo moderno y eran consagradas en honor del mancebo que había sido seleccionado, para representar durante todo el año al dios Tezcatlipoca.

Este mancebo-dios rompía sus flautas favoritas, al ir subiendo solemne, los peldaños que lo llevarían ante la divinidad, en la escalinata principal del Templo Mayor.

Tezcatlipoca y Quetzalcoatl.

-Atecocoli. Caracol marino al que se le cortaba su vértice. Era usado como trompeta y producía un sonido parecido a la cornamusa y acompañaba cantos y danzas.

Atecocolli. Esta gran variedad de instrumentos nos dan una idea de la sonoridad de las grandes orquestas cortesanas con que organizaban sus ritos y ceremonias paganas.

Los instrumentos musicales acompañaban a los aztecas incluso en el campo de batalla, en donde los usaban para señalar un ataque o para dirigir las formaciones de batalla.Instrumentos Musicales Aztecas

Los aztecas usaban una gran variedad de instrumentos musicales que incluían tanto de viento como de percusión.

Los instrumentos de viento incluían flautas de arcilla, trompetas de concha de mar y ocarinas.

Por otra parte, los instrumentos de percusión incluían tambores de varios tipos, rayadores, batidores y sonajeros.

Los tambores eran particularmente importantes y se hacían de varios tipos.

El más famoso era llamado “huehuetl” el cual era un gran tambor de mano vertical cubierto con una capa de piel de animal.

Producía un nodo bajo en el centro de la cabeza del tambor y un nodo alto cerca del borde exterior.

El Ayotl estaba hecho de caparazón de tortuga.

Se colocaban un par de puntas en la parte ventral del caparazón,

Y éstas eran golpeadas con pedazos de cuerno para hacerlas sonar.

El Omichicauaztli, por otra parte, estaba hecho de huesos de venado y se tocaba raspando los huesos grandes con huesos más pequeños.

También fabricaban una variedad de sonajeros, incluido el Cacalachtli de arcilla

Y el Ayacahtli con forma de calabaza, que estaba lleno de granos, semillas o pequeñas piedras.

El Chicahuaztli era otro tipo, pero hecho con un bastón más largo y poseía una punta irregular.

Este instrumento era particularmente importante en las ceremonias religiosas.

Instrumentos de Viento

Entre los instrumentos de viento especializados con los que creaban su música única, fabricaban variedades de instrumentos similares a las trompetas,

Con materiales casi listos para su utilización, tal como el Atecocoli hecho con una concha grande perforada.

El Tepuzquiquiztli estaba hecho de cobre o de calabazas muy grandes y el Quiquiztli estaba hecho de conchas de mar más pequeñas.

Las flautas incluyendo el silbato-flauta Chichitli y el Cocoloctli, el cual era una flauta que hacía un sonido especial similar a un zumbido.

Los niños eran enviados a la escuela  donde aprendían ciencias, arte, danza, música y cómo tocar los diversos instrumentos,

Formaban sus propias bandas musicales,

Con coreografías apropiadas a los diferentes rituales con que celebraban los festivales que eran muy  frecuentes en el transcurso del año.

El idioma Náhuatl es muy poético y musical y se manifestaba de forma incomparable en los himnos sagrados con que alababan a los dioses y pedían favores y bendiciones,

Tales como éxito en una batalla, lluvia, una buena cosecha, etc.

Estos himnos eran diferentes para todos los dioses importantes del panteón Azteca.

Y los sacerdotes de cada deidad dominaban y ejecutaban su particular ceremonia, mientras los demás los seguían, porque sabían ser coros magníficos e impecables.

Y sabían manejar magistralmente instrumentos tales como tambores y grandes palos-sonajeros y trompetas, para anunciar los tiempos de penitencia.

Los juegos rituales, en conjunto con otras actividades, eran ejecutados durante las ceremonias sostenidas al final de cada mes azteca de 20 días.

También eran magníficos compositores de diversas canciones románticas y domésticas, aplicables a los rituales domésticos.

Tenían formidables coreografías magníficamente ataviadas que se presentaban en las plazoletas adyacentes al Templo Mayor, donde se realizaban los sacrificios humanos.

Y conmemoraban gloriosas batallas pasadas y las hazañas que realizaron los héroes ancestrales mexicas.

Armería real de Moctezuma

Moctezuma tenía una armería, en su palacio que contenía chimallis (escudos), macuahuitls (espadas de obsidiana) y tepoztopillis (lanzas), entre otras armas.

Algunas de las cuales, según las crónicas, estaban hechas en metales y piedras preciosas.

Dejemos de hablar de los libros y cuentas, pues va fuera de nuestra relación, y digamos cómo tenía Montezuma dos casas llenas de todo género de armas, y muchas dellas ricas, con oro y pedrería, donde eran rodelas grandes y chicas.

Y unas como macanas, y otras a manera despadas de a dos manos, engastadas en ellas unas navajas de pedernal, que cortan muy mejor que nuestras espadas, e otras lanzas más largas que no las nuestras, con una braza de cuchilla, engastadas en ellas muchas navajas.

Que aunque den con ellas en un broquel o rodela no saltan e cortan en fin como navajas, que se rapan con ellas las cabezas. y tenía muy buenos arcos y flechas, y varas de a dos gajos, y otras de a uno, con sus tiraderas,Y muchas hondas y piedras rollizas hechas a mano, y unos como paveses que son de arte que las pueden arrollar arriba cuando no pelean, porque no les estorbe, y al tiempo del pelear, cuando son menester, las dejan caer e quedan cubiertos sus cuerpos de arriba abajo.

También tenía muchas armas de algodón colchadas y ricamente labradas por de fuera de plumas de muchos colores, a manera de divisas e invinciones, y tenían otros como capacetes y cascos de madera y de hueso, también muy labrados de pluma por de fuera,

y tenían otras armas de otras hechuras que por excusar prolijidad lo dejo de decir y sus oficiales, que siempre labraban y entendían en ello y mayordomos que tenían cargo de las armas.

Bernal Díaz del Castillo, Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, Capítulo XCI: De la manera e persona del gran Montezuma y de cuán grande señor era

GUERRERO ÁGUILA

Dominaban perfectamente una aplicación insólita del arte musical y de la danza bélica, que se ejecutaba en el campo de batalla.

La realizaban los nobles guerreros águila y jaguar, (los integrantes de las fuerzas especiales mexicas) cuyas armas tenían sonidos espeluznantes en las trompetas de conchas de mar.

Y los silbatos que en conjunto con tambores y otros instrumentos, los utilizaban para señalar un ataque o dirigir el movimiento de tropas, en las formaciones de batalla.

Eran magistrales entonando cantos de pájaros y voces de otros animales con especiales significados, que aterrorizaban a sus contrincantes.

Cantaban himnos místicos y marchas de victoria durante la batalla, con guerreros cantantes y bailarines, entrenados simultáneamente en el arte de hacer la guerra,

Formando parte de una ceremonia bélica, mientras luchaban con increíble agilidad…

Combatían danzando. (siendo capaces de hacerlo venciendo hasta tres contrincantes a la vez)

Convirtiéndose con esto, en una especie de espectaculares samurais, integrantes estrellas del CIRQUE DU SOLEIL.

GUERRERO JAGUAR

Todo esto mientras entonaban el Himno a Huitzilopochtli.

Y el Tlacochcalcatl (general segundo al mando después del Tlatoani) daba instrucciones al Tlacateccatl, (otro comandante) que ordenaba a los que tocaban los instrumentos, el cambio de ritmos en la música.

Y con lo que los soldados interpretabana las estrategias a seguir en la batalla.

Y esto los motivaba para ser los incomparables combatientes, que al mismo tiempo descontrolaban totalmente,

Desquiciando a sus adversarios con el “arte de la canción bélica”

Para lo que se usaban diversos tipos de instrumentos, sonajeros y pequeños silbatos.

Una ofrenda a Xochipilli.

Para la cosmovisión nahua el Sol simbolizaba la vida, y su trayectoria reflejaba su lucha contra la muerte.

Los mexicas creían que cada día el astro transitaba por el mundo de los vivos hasta el atardecer,

Cuando moría para recorrer el inframundo, al tiempo que fertilizaba la tierra.  Al amanecer renacía triunfante por el Este, llenando de alegría y esperanza a todos los participantes.

Precisamente la alegría y la esperanza son los ejes que guían la exposición:

Una ofrenda a Xochipilli. Entre luces canta y llega el Sol,

Macuilxóchitl Xochipilli en su advocación de Sol matinal.

Es un depósito ritual localizado en el Templo Rojo Sur del recinto ceremonial de Tenochtitlan.

El técpatl o cuchillo de sacrificios, era un elemento importante en los rituales mexicas.

Con el técpatl, los sacerdotes abrían el pecho de las víctimas de sacrificios humanos para extraer el corazón que habría de alimentar a los dioses,

Con la esperanza de que dicho presente trajera bendiciones para la humanidad.

​ El procedimiento sacrificial más generalizado entre los aztecas, era el que se realizaba por extracción del corazón (cardiectomía).Está integrada por 83 piezas halladas en la Ofrenda 78 del Templo Mayor, cuya principal característica es que se trata de instrumentos musicales en miniatura

Patricia Ledesma Bouchan, directora del Museo del Templo Mayor y curadora de la muestra, destacó que la característica principal de esta ofrenda:

Son las réplicas en miniatura de instrumentos musicales que fueron hallados entre otras cosas, con tres técpatl

Cuchillos monumentales de aproximadamente un metro, que tienen en la faz la representación del rostro de Xochipilli.

Esta deidad representa al Sol naciente, por lo cual se le denominaba Señor del rojo crepúsculo,

Para aludir al momento de transición entre la noche y el día, con el teñir de rojo del cielo.

Además de la alegría, se le asociaba con la poesía, el arte, la procreación, el maíz tierno y el verano.

Así, en la muestra figuran piezas como minúsculos tambores, flautas, sonajas, mangos de abanico, ollas-tambor y cascabeles de cobre,

Entre otros instrumentos que se plasmaron en los códices durante fiestas y bailes náhuatls.

Los cuchillos de sacrificio que acompañaban la ofrenda son tres, de tamaño monumental y presentan los atavíos del dios Macuilxóchitl-Xochipilli:

Crónicas novohispanas relatan que los nahuátls, saludaban todos los días, al astro matinal; le ofrecían una plegaria y música”

Y sacrificaban una  ave relacionada con este dios: la pava cojolita (Penelope purpurascens), identificada como el coxcoxtli,

Que con su canto marcaba el inicio del día y a la cual sacrificaban en honor a esta deidad,

Bañando parte del Templo Rojo Sur del Templo Mayor, con su sangre.

El Mariachi:

Música de cuerdas, canto, trompeta y orgullo de México

COCULA JALISCO, en la época prehispánica llevó el nombre de “Cocollán”​ que significa:

“Lugar de ondulaciones” o “Lugar que se mueve en lo alto”.

Cocula, Jalisco, México

Mariachi, música de cuerdas canto y trompeta, así es el título del nombramiento de la UNESCO a este género que representa a México musicalmente.

Desde la época prehispánica los habitantes de Cocula llamados cocas, eran magníficos ejecutantes de la música que creaban con los instrumentos aztecas en las ceremonias que celebraban en la montaña sagrada de Tequila.

Después que los españoles aniquilaran sus cantos tradicionales, los misioneros los evangelizaron y les dieron una nueva forma de ejecutar los cantos y las melodías sacras,

Para celebrar las nuevas fiestas religiosas, con los instrumentos traídos por ellos  desde España,

A los que después los cocas añadirían la vihuela, creada por ellos mismos y el guitarrón.

Éste último en sustitución del contrabajo y el laúd traídos por los españoles a la Nueva España.

  • Vihuela.

Es una creación de los aztecas Coca del suroeste de Jalisco en México.

Tiene cinco cuerdas y una espalda arqueada.

Y es ligeramente más grande que un ukelele.

Se juega con una selección de pulgar en el estilo rasqueado (rasgueado) y es la base armónica y rítmica del mariachi.

  • Trompeta

  • Guitarrón

El guitarrón es la base del bajo del grupo y es el elemento más importante en el mariachi.

Sirve no sólo como el bajo, sino que da su sonido muy característico.

Una regla de oro es que si no hay guitarrón, no debería haber mariachi.

  • Otros instrumentos. Hay ocasiones en que se utilizan instrumentos como la flauta, el cuerno francés, el arpa y el clarinete.
  • Estos instrumentos se utilizan para arreglos específicos.

El grupo de mariachis contiene las siguientes partes:

Los violines y las voces son la voz principal, la sección rítmica es la armonía, y el guitarrón es el bajo (como el barroco “basso continue”).

Transcurrieron tres siglos y con el tiempo, el nuevo grupo fue tomando su propia forma y particular estilo.

Por ello, a los antiguos instrumentos musicales indígenas como la flauta,

Se les agregarían los violines, las guitarras, el arpa, el clarinete y las trompetas. 

Durante la Guerra de los Pasteles(1838-1839),

La influencia francesa en la Nueva Galicia provocó que las actuaciones del grupo fueran constantemente utilizadas en las fiestas de bodas (marriage)

Y otras celebraciones que los requerían.

Este vocablo francés marriage-matrimonio, aplicado a la música del grupo que oían en tales ocasiones,

Terminó designando al propio grupo,

Y de esta manera nació finalmente el Mariachi Mexicano.

Amor Eterno
Tú eres la tristeza de mis ojos
Que lloran en silencio por tu amor
Me miro en el espejo y veo en mi rostro
El tiempo que he sufrido por tu adiós
Obligo a que te olvide el pensamiento
Pues, siempre estoy pensando en el ayer
Prefiero estar dormido que despierto
De tanto que me duele que no estés
Como quisiera, ay
Que tú vivieras
Que tus ojitos jamás se hubieran
Cerrado nunca y estar mirándolos
Amor eterno
E inolvidable
Tarde o temprano yo voy a estar contigo
Para seguir,
Para seguir, amándonos
Yo he sufrido tanto por tu ausencia
Desde ese día hasta hoy, no soy feliz
Y aunque tengo tranquila mi conciencia
Se que pude haber yo hecho mas por ti

Obscura soledad estoy viviendo

La misma soledad de tu sepulcro

Tú eres el amor de cual yo tengo

El más triste recuerdo de Acapulco…

Hasta que te Conocí
No sabia, de tristezas, ni de lágrimas,
Ni nada, que me hicieran llorar
Yo sabía de cariño, de ternura,
Porque a mí­ desde pequeño,
Eso me enseño mamá, eso me enseño mamá,
Eso y muchas cosas más
Yo jamás sufrí, yo jamás lloré
Yo era muy feliz, yo viví­a muy bien
Yo vivía tan distinto, algo hermoso
Algo divino, lleno de felicidad
Yo sabia de alegrías, la belleza de la vida
Pero no de soledad, pero no de soledad
De eso y muchas cosas más
Yo jamás sufrí, yo jamás lloré
Yo era muy feliz, o vivía muy bien
Hasta que te conocí
Vi la vida con dolor
No te miento fui feliz
Aunque con muy poco amor
Y muy tarde comprendí
Que no te debía amar
Porque ahora pienso en tí
mucho más que ayer,
pero mucho más

La popularidad de los mariachis de Cocula y Tecalitlán fue creciendo y existen registros oficiales que en dos ocasiones (1905 y 1907) Don Porfirio Díaz celebro con mariachis su cumpleaños

Y también los llamó durante la visita de Elihu Root, quien fuera secretario de estado de Estados Unidos.

La Revolución trajo consigo la creación del corrido que se convirtió en el estilo musical del movimiento.

Y cuando vino la paz y gracias a la industria del cine, el mariachi ocupó nuevamente un lugar protagónico

Y fue marco de identidad mexicana, con las películas rancheras que se filmaron en la época dorada del cine mexicano.

Luego el General Lázaro Cárdenas, incluyó en las actividades de su campaña electoral al Mariachi Vargas de Tecalitlán que fuera fundado en 1898 por Gaspar Vargas,

Y esta acción permitió que el mariachi tomara una fuerza aun mayor en la cultura de México y formara parte de la identidad del país.

El repertorio de los mariachis es muy vasto, abarca música de diferentes regiones de México entre los cuales están:

Jarabes, polkas, minués, valonas, valses, chotis, corridos (que cuentan historias de amor, hazañas o combates),

Serenatas y canciones típicas de la vida rural.

Actualmente es el género ranchero, que requiere un alto nivel interpretativo y voces privilegiadas para representarlo.

Hoy en día el amor y respeto continúa en agrupaciones como la de los Vargas que ya van para cinco generaciones.

Y es tan apreciado por muchas otras culturas y países, que hay grupos en lugares tan remotos como Japón, China y muchos más, donde los miembros del mariachi no son solo mexicanos.

El género musical más famoso de México es el resultado de un fascinante proceso de mestizaje cultural que de forma asombrosa se originó y desarrolló, para  tener los alcances globales más insólitos.

Paloma Querida
Por el día que llegaste a mi vida
Paloma querida, me puse a brindar
y al sentirme un poquito tomado
Pensando en tus labios
Me dio por cantar
Me sentí superior a cualquiera
y un puño de estrellas te quise bajar
Pero al ver que ninguna alcanzaba
Me dio tanta rabia, que quise llorar
Yo no sé lo que valga mi vida
Pero yo te la quiero entregar
Yo no sé si tu amor la reciba
Pero yo te la vengo a dejar
Me encontraste en un negro camino
Como un peregrino sin rumbo y sin fe
y la luz de tus ojos divinos
Cambiaron mis penas
Por dicha y placer
Desde entonces

En lugares tan lejanos como Japón y Sudáfrica se pueden encontrar conjuntos tocando esta alegre música y cantándola en el idioma local.

La música del mariachi y sus formas musicales

Las formas de las canciones del mariachi (como el bolero, la canción ranchera, el son, el huapango, el joropo y el danzón)

La banda de mariachis se utiliza para muchas ocasiones diferentes, como bailes, bodas y funerales.

También son muy populares para llevarle serenata a una mujer de la cual se está enamorado o cantando a la madre de quién quiera homenajearla.

Por eso en las Fiestas Guadalupanas, los artistas suben al Tepeyac a homenajear a nuestra Celestial Madrecita, en la mayor Fiesta Mexicana.