N254 TIEMPOS SATÁNICOS


20 de Mayo de 2019

Hijitos Míos, os he dicho que éstos momentos de la Humanidad son difíciles, son perversos, llevan una finalidad satánica, que es la de destruir todo lo que creé con Amor y con gusto.

Yo os di un mundo, Yo os di un Universo entero para consentir al hombre; el hombre fue lo más bello que constituí y creé, porque al hombre le di un alma a imagen y semejanza Mía.

Ningún animal tiene alma como la tiene el hombre. Y por eso, Satanás os ataca tanto, porque os parecéis a Mí en vuestra alma, es de Esencia Divina.

Debido a esto, Satanás quiere destruir lo que más vale de vosotros.

Ved cómo os ha llevado poco a poco a vuestra destrucción espiritual.

La finalidad de la venida de Mi Hijo a la Tierra, era para levantar al género humano que vivía a obscuras.Antes de la venida de Mi Hijo, la Humanidad no tenía rumbo fijo, salvo el pueblo escogido de Israel, que debiera haber dado lo que Yo le enseñé a través de los profetas, pero también ése pueblo se desvió.

Tuvo la Humanidad las Enseñanzas de Mi Hijo, tuvo la Presencia de todo un Dios entre los hombres

Y de ahí en adelante, el hombre debiera haberse elevado en Gloria, en conocimiento, en Sabiduría, en dedicación, al levantar su alma a niveles altísimos, porque ya contaban con un Maestro Divino.

Pero ¿Qué pasó? Satanás siguió atacando y más fuertemente.

El hombre, no se quiso respaldar con la Gracia de su Dios, con las Enseñanzas que le dio Mi Hijo; pero sobre todo, con Su ejemplo ysiguió prefiriendo el Mundo.

Y ahora veis palpablemente en ésta generación, cómo el hombre al separarse tanto de Mis Mandatos Divinos, está padeciendo su purificación y su penitencia.Yo como Padre todo Amor, NO deseo ver a Mis hijos sufrir y por eso os envié a Mi Hijo; porque Me compadecí de la Humanidad, en ése momento de la historia,

Pero la Humanidad no quiso entender, siguió pecando, siguió prefiriendo al enemigo.

ME QUISO TRAICIONAR

 En lugar de darMe las gracias, por todo lo que se le dio a través del Hombre-Dios que estuvo entre los hombres.

Desperdiciasteis toda una Enseñanza Divina y lo que sucederá ahora entre vosotros, en toda la Humanidad, ésta penitencia que padeceréis, os hará recordar la lección dada.

REGRESARÉIS AL AMOR, PERO A TRAVÉS DEL DOLOR,Antes se os dio el Amor viviendo en paz, viviendo en armonía, pero ahora lo tendréis con dolor.

Satanás os atacará muy fuertemente, pero estando Conmigo, podréis sobrellevar las pruebas que se os darán.

Habéis sido escogidos todos vosotros, ésta generación, para éstos tiempos; pero en ésta generación NO todos responden a Mi Llamado.

Y a los pocos que responden, os he pedido que no Me traicionéis,

que Me acompañéis, que seáis Mis hijos en éstos momentos de cambio, Mis cristos en éstos momentos de tribulación.

Mi Hijo se sacrificó por la salvación de todas las almas y de todos lo tiempos. Lo que os pido Yo, a vosotros, los que queráis estar Conmigo y Me ayudéis a salvar almas, os pido vuestra donación.

Os he dicho que no necesariamente sufriréis una muerte como la que tuvo Mi Hijo, pero tendréis pruebas de acuerdo a la misión que encomiendo a cada alma.

PERO NO ESTARÉIS ACTUANDO SOLOS, YO ESTARÉ CON VOSOTROS.

Vuestra donación total, es imprescindible, tenéis que seguir Mis órdenes, porque estáis en el Ejército Celestial, no podéis ya actuar por vosotros mismos,

porque si no seguís las órdenes que os dé el General, podréis sucumbir fácilmente al enemigo.

Tenéis que seguir Mis deseos, Mis órdenes, Mis Mandatos en éstos tiempos y éstos los recibiréis a través de Mi Hija, la Siempre Virgen María, que Ella está comandando los Ejércitos Celestiales y los Terrenos.  Sed dóciles, Mis pequeños, sed dóciles y aprended a recibir órdenes de vuestro Dios y de vuestra Madre, que os aman tanto.

No tratéis de luchar vosotros mismos y con vuestras pobres fuerzas; no podréis, Mis pequeños.

Los Ángeles y los santos en los Cielos os están ayudando, las oraciones de todos vuestros hermanos, vivos y difuntos, están con vosotros, no estáis solos.

Mi Trinidad Sacrosanta, os acompaña, Mi Madre, está con vosotros, todos los santos están con vosotros,

éste es el Tiempo de la Gran Lucha, pero éste es el tiempo del Gran Triunfo que se dará.

Y no temáis, no veáis las cosas más graves de lo que puedan ser,

vuestras capacidades humanas no son estables, son muy cambiantes y vosotros pensáis en una forma muy diferente a la Mía.

Os he escogido para estos Tiempos, para que gocéis Conmigo el Triunfo que tendrá la Humanidad entera.

Los Cielos y todas las almas que sean salvadas, gozarán con vosotros éste Triunfo grande de vuestro Padre y vuestro Dios.

Sois Mis hijos y gozaremos todos juntos Mi Triunfo, sobre las fuerzas de Satanás y un Nuevo Mundo empezará,

un Nuevo Mundo de Gloria, de Amor, de hermandad entre los hombres y con las almas del Cielo.

Serán momentos bellos y grandes, pero sobre todo, Mi Amor se vivirá en pleno, que eso es lo que necesitáis en estos tiempos,

Porque no hay amor, no hay vida espiritual, no hay crecimiento, porque estáis viviendo en el mundo y para el mundo.

Hijitos Míos, Mi Corazón sufre. Mi Ser llora por la muerte de Mis pequeños, por los asesinatos del hombre sobre sus hermanitos pequeñitos, indefensos.  

¡Cuánta maldad ha tomado el hombre de Satanás!, que hasta ataca a seres indefensos,

a vuestros propios hermanos, que no tienen forma de defenderse, que son destruidos en el vientre materno.

¡Cuán grave es el pecado del hombre cuando comete éstas faltas sobre Mis inocentes!,os habéis satanizado,

Porque esto es obra de Satanás, DESTRUIR estas almitas, estos hermanitos vuestros, que ni siquiera llegan a ver la luz del día.

La sangre, de estos hermanitos vuestros, se une a la Sangre Inocente, también, de Mi Hijo; que por un lado purifica, pero que por otro lado, pedirá Justicia sobre el pecado del hombre.

¡Ay!, de aquellos que han destruido éstos pequeños seres, éstos hijos Míos, vuestros hermanitos indefensos.Con alevosía y ventaja los habéis asesinado y hasta os aprovecháis de sus cadáveres para comercio satánico.

¿Hasta dónde puede llegar el hombre cuando se ha satanizado?

Me causa horror ver las almas de aquellos que asesinan a Mis pequeñitos.

A muchos de ellos, más les valiera no haber nacido por tantos asesinatos cometidos.

Han afectado tanto su conciencia, que no quieren escuchar su interior, que continuamente les señala su pecado por los asesinatos cometidos.

Por eso, éste mundo tiene que cambiar ya, Mis pequeños, he escuchado la voz de los justos, la voz de los que Me aman.

He escuchado vuestras peticiones y vuestros ruegos, para que esto se detenga ya,Porque vosotros, los que estáis Conmigo, ya habéis aprendido a amar y comprendéis Mis dolores por vuestros pecados.

Muchos de vosotros estáis Conmigo y ofrecéis vuestra vida, dolores, penitencias, oraciones, ayunos para reparar el pecado de vuestros hermanos,

para detener Mis lágrimas por los pecados de los hombres, que asesinan, que le quitan la vida a vuestros hermanitos.

Os pido, Mis pequeños, que no os alejéis de Mi Corazón, que reparéis continuamente por tantos pecados de la humanidad que llegan hasta Mí y no llegáis vosotros a comprender el dolor que Me causáis.

Que, en vuestra pequeñez humana, vosotros reparéis, sabiendo que Me causaréis un alivio a Mis dolores. Ciertamente es poco lo que dais, pero al darlo con amor, Me hacéis mucho bien.

Sí, sois pequeños, pero cuando actuáis así, como niños y venís a Mí y, con ése corazón de verdaderos niños que aman, lloráis Conmigo, Me abrazáis,Me dais vuestras caricias, para que Yo ya no sufra por los pecados de los hombres, realmente Me aliviáis.

Por eso amo tanto a las almas infantiles, a las almas de niño que saben amar, que son sensibles, que tienen sentimientos bellos todavía.

Porque, el corazón del hombre, en estos tiempos, se ha vuelto duro como la roca.

Yo ya no vivo en una gran mayoría de los corazones de vuestros hermanos, son muy pocos los que realmente Me buscan y entienden del Amor.

Cuando se habla de Amor, no solamente es alegría, porque también se sufre cuando se ama y esto pocas almas lo entienden y pocas almas son las que están Conmigo

Para reparar y quitar ésas penas que Me causáis y que Me causan vuestros hermanos con sus pecados.Hijitos Míos, os preguntaréis por qué Satanás, a través de sus esbirros aquí en la Tierra, quiere atacarMe con esas leyes mortales, como la ley del aborto.

Mis pequeños, él sabe que a Mi Me duele inmensamente cuando un niño es asesinado, cuando un bebé inocente es asesinado de cualquier forma.

Por eso Mi Hijo os decía “sed como niños”, porque Yo amo grandemente a los niños, a los pequeñitos, a los inocentes, a los llenos de amor.

¿Qué es lo que ha hecho Satanás para que Mi Corazón tan adolorido esté?,

Los destruye espiritualmente. Ésa es una forma de ataque a Mí directamente,

NO OS ESTÁ ATACANDO A VOSOTROS

Me está atacando a Mí en Mi Amor, en Mi Corazón, HA DESTRUÍDO LA INOCENCIA  de los niños.

Vosotros lo veis ahora, cómo en los niños ésa etapa tan bella dura muy poco, porque con tanta maldad que ven a su alrededor, rápidamente pierden la inocencia.

Muchos se vuelven malos, hacen cosas que no se veían antiguamente o quizá solamente en los pueblos de Sodoma y Gomorra, donde Satanás se mostraba en pleno a los hombres.

Aberraciones, ataques, maldad absoluta, es como trabaja Satanás.

Vais viendo en la historia cómo algunos pueblos también bajo el ataque, bajo el dominio de Satanás, ofrecían niños como holocausto a sus dioses, pero sus dioses eran precisamente Satanás.

Podéis ver y comprobar infinidad de asesinatos de bebés ofrecidos a Satanás, ofreciendo su sangre, su corazón a Mi Enemigo. Y ahora actualmente, antes de ésta ley del aborto, millones y millones de bebés asesinados a través de los medios anticonceptivos,

millones de bebés todos los días abortados por las pastillas anticonceptivas, porque se logra la concepción.

Pero se evita que ése pequeño bebé, YA CON ALMA, se pueda implantar en el cuerpo de la madre.

Ésos son los medios anticonceptivos, asesinatos, nuevamente para ser ofrecidos en holocausto a Satanás.

Y en menor grado, siguen los abortos, de los cuales ahora quieren los esbirros de Satanás imponer como ley.

Serán pocos en comparación a los que son asesinados por los medios anticonceptivos, pero nuevamente es sangre ofrecida a Satanás.  Ésta es la realidad Mis pequeños, ésta es la realidad, es sangre que se sigue ofreciendo como holocausto a Satanás,

para que aquellos que han encontrado la forma de llenarse los bolsillos con miles y millones de monedas llenas de sangre, puedan recibir de Satanás sus beneficios.

Esa sangre está clamando justicia,

Pobres de aquellos que fueron esbirros de Satanás, de aquellos que provocaron mediante la ciencia, dañar Mi Corazón.

¡Ay de aquellos que de alguna forma le quitaron la vida a un pequeño ser indefenso!

Ya os lo dijo Mi Hijo, más les valiera ponerse al cuello la piedra de un molino y arrojarse al mar, será menos dolorosa su muerte así,Que el DOLOR que tendrán eternamente por haber atacado a Mis pequeños inocentes.

Estáis viviendo tiempos de gran Maldad, ESTÁIS VIVIENDO TIEMPOS SATÁNICOS y si no es por la Oración,

y si no es por Mi Misericordia, todos vosotros seríais destruidos por las fuerzas satánicas.

Con tanta sangre derramada de Mis hijitos inocentes, le habéis dado mucho poder a Satanás,

Os vuelvo a dar el conocimiento que veis en las Sagradas Escrituras, como en el Principio en el Génesis, Satanás es representado como una serpiente.

Al paso del tiempo veis en la historia, cómo el hombre se va separando de Mí, su Dios, se va llenando de maldad, Me dan la espalda,Me atacan con el pecado, se vuelven hijos de Satanás, hacen lo que él les pide, que es lo que sucedió con los pueblos antiguos,

El obtener sus beneficios, su protección a través del holocausto de sangre inocente y llegáis a éstos tiempos,

en donde su poder ha crecido inmensamente y esto está representado en el Apocalipsis con el Dragón de Siete Cabezas.

Esa es la fuerza, el poder que le habéis dado a Satanás por vuestro mal ejemplo, por vuestra traición, por los asesinatos de todos éstos bebés a lo largo de la historia.

Ha dañado tanto a Mi Corazón Satanás destruyendo a éstas pequeñas almitas

y que le han ofrecido la sangre de éstos inocentes como holocausto para engrandecer su Mal,QUE PRONTO, MUY PRONTO VERÉIS MI JUSTICIA.

Pronto veréis cómo éste poder satánico queda destruido con Mi Gracia, con Mi Amor, con la Vida,

con la verdadera vida de éstos niños inocentes que se sacrificaron para dar vida a nuevas generaciones.

Ciertamente no murieron, viven Conmigo; pero NO se les dio la oportunidad de que dieran lo que tienen que dar misionando sobre la Tierra,

No obstante su sangre se une a la Sangre de Mi Hijo y alimenta almas, almas que necesitan de vida.

Ésta sangre inocente dará vida dentro de poco tiempo a almas muertas, a almas malas, a almas traicioneras,

de ésta forma Satanás, creyendo que destruyó vidas inocentes, verá que su obra NO se llevó a cabo.La Muerte, como sucedió con Mi Hijo, dará vida a más hermanos vuestros y más hijos de Mi Corazón.

Hijitos Míos, quiero llamar vuestra atención sobre éstos pecados tan graves.

Quiero que meditéis esto profundamente y en vuestro corazón, para que sintáis el dolor que Yo, vuestro Padre siento por éstos actos satánicos, actos horribles al Amor.

Quiero que meditéis, ¿Qué sea más grave?,

Si el bebé al que se le impide vivir porque se le ha abortado por medios físicos, por medios quirúrgicos, por medicamentos,

QUE NO SE LE DEJA VIVIR

Y SE LE ASESINA EN EL VIENTRE DE SU MADRE, en donde están implicados los padres o solo la madre, los médicos, los científicos

o sea toda una serie de hermanos vuestros que se dedican a la destrucción de Mis pequeñitos en el vientre materno.

O a aquéllos bebés a los cuáles no se les da el alimento de vida a través de la enseñanza espiritual, ni siquiera cuando son pequeñitos, ni cuando crecen.

Bebés, niños, que crecen sin tener ése soporte espiritual y que van tomando de la vida lo que van aprendiendo y que muchas veces son las cosas negativas que les rodean las que van normando su vida.

De ahí se les acercan malos hermanos que los llevarán todavía a una perdición total de su alma.

En éste caso están implicados también, en ésa destrucción espiritual, los padres, los que les rodean, amistades malas, malos ejemplos que ven a través de los medios de comunicación, en las lecturas.

Los dos casos son muy graves, Mis pequeños, en uno están matando alma y cuerpo a través de los abortos quirúrgicos, los abortos de la madre.Y en el otro están matando al ser, al espíritu, a través de ésa mala educación o a ésa falta de educación, son faltas muy graves a Mi Amor.

Os pido que meditéis en ello, oréis fuertemente por los dos casos y por otro lado

NO OS IMPLIQUÉIS EN NINGUNO DE LOS DOS

 porque son pecados muy graves ante Mis Ojos.

Hijitos Míos, no solamente os quiero hablar del mal que estáis viendo a vuestro alrededor, sino aprended a ver el bien, que también hay a vuestro alrededor

y que muchas veces no se manifiesta plenamente, por la humildad que existe en éstas almas que se están ofreciendo a Mí para la protección de vosotros.

El Bien os circunda también Mis pequeños, almas santas, almas orantes, almas sacrificadas, almas en Cristo, Mi Hijo, donadas totalmente y perfectamente a Mi Voluntad,

Para que Yo las tome, para que a través de ellas recibáis protección, bendiciones, vida espiritual.Os pido que con vuestra Oración, oréis por éstas almas que os están protegiendo, que os están apartando de males mayores, que están evitando Desastres Mundiales.

Os he dado ejemplos que tenéis en las Sagradas Escrituras o que conocéis de vidas de santos, cómo una sola alma, por su donación,

por su vida íntima Conmigo, por su estado de santidad puede lograr que Mi Misericordia se derrame sobre pueblos enteros.

Sí, Mis pequeños, una sola alma protegiendo a millones y a millones de almas.

Por eso os decía alguna vez Mi Hijo que con un puñado de almas totalmente sueltas a Mi Voluntad, se podría lograr el cambio mundial.

Necesito éstas almas donadas, éstas almas que se quieran dar totalmente y perfectamente a Mí, vuestro Dios y con poquitos,

“CRUCIFICAME SEÑOR MIO Y DIOS MIO, PORQUE TE ADORO SOBRE TODAS LAS COSAS…”

Poquitos, como Mis apóstoles, que lograron que se difundiera Mi Reino sobre la Tierra, también con muy pocos apóstoles de éstos tiempos, Yo puedo lograr vuestra salvación.

Confiad en Mi Misericordia, confiad en Mi Amor Infinito, total, para con vosotros,

Solamente  dejadMe que Yo pueda derramar Mi Misericordia y Mis Bendiciones, los que os donéis perfectamente a Mí por el bien de vuestros hermanos.

Cuando estáis Conmigo, Yo Me alegro, Mis pequeños, el Cielo entero se alegra con vuestro amor hacia Mí, porque las almas gozan cuando el hombre ama y ama de verdad a su Dios.

Os amo, Mis pequeños y derramo Mis Bendiciones sobre vosotros y especialmente cuando vosotros reparáis por Mis dolores.

Os amo, Mis pequeños, Mi Amor queda con vosotros y confiad, confiad en Mí, completamente, no dudéis de Mi Poder y de Mi Amor, que éste Triunfará.Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor-Sabiduría de Mi Santo Espíritu.

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María.

El Amor Me Creó, Su Amor Me envolvió, Su Amor Me dio la vida y por Su Amor, Yo di la Vida al que Es Vida.

Mis pequeños, hijitos Míos, la Verdadera Vida, la Vida de Nuestro Dios, Su Amor, cuesta.

Cuesta mucho, Mis pequeños, pero al final gozáis inmensamente, porque servir a Nuestro Dios es lo más grande que pueda tener un alma, un ser creado.

PedidLe a Mi Santo Espíritu de Amor, a Mi Esposo, que abra vuestras capacidades para que entendáis lo que es el Verdadero Amor de Nuestro Dios y Creador, de Nuestro Padre,

Porque son bellezas inmensas que cuando las entendáis, cuando Él permita que vosotros las entendáis, lloraréis de gusto, porque es cuando entenderéis lo que es vuestra creación.  Todo el empeño y todo el Amor que salieron de Sus Manos Creadoras y de Su Corazón Infinito fue para daros vida, para que fuerais expansión de Su Amor.

Cada uno de vosotros lleváis ésa llama de Amor en vuestro interior, que es Su llama de Amor, que es Su Vida Divina en vosotros, es un tesoro grandísimo que cada uno de vosotros lleváis en vuestro interior.

Vosotros, debéis engrandecer ésa llama chiquita, incipiente, para volverla una llamarada, una hoguera de amor y así es cuando gozaréis

Y entenderéis lo que es verdaderamente el Amor de Nuestro Dios, pero vosotros no habéis puesto vuestro empeño en lograrlo.

Ciertamente, para alcanzar ése estado de Amor, debéis poner mucho de vuestra parte y se sufre, Mis pequeños,

Satanás os atacará, vuestros mismos hermanos os atacan, porque no entienden por qué un alma tiene que buscar el Amor de Nuestro Dios y llenarse de Él.  Os verán raros, os atacarán porque no sois como ellos, que viven en la tibieza y en la mediocridad y no fuisteis creados para eso.

Vuestros Primeros Padres eran perfectos y debéis alcanzar nuevamente ésa perfección, pero debéis luchar para ello, ahora no sois ni la sombra de lo que eran ellos antes del Pecado Original.

Con su perfección humana, tenían capacidades inmensas, porque cuando Nuestro Dios regala a un alma Sus Bendiciones, da,

DA como nadie da y vosotros estáis llamados a regresar a  ésa situación en la que vivían vuestros Primeros Padres

y cuando lleguéis a ése momento, gozaréis inmensamente las Bondades de Nuestro Padre y Nuestro Dios pero, para llegar a ello, debéis luchar contra el mundo,

debéis luchar contra la Maldad de satanás, que se ha desatado fuertemente contra vosotros,

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Debéis luchar contra vuestro propio “yo”, que es el que primero os ataca, debéis luchar contra vuestra falta de Fe.

Venid aquí, Mis pequeños, venid aquí, junto a Mí, dejad que Yo os cubra bajo Mi Manto, que os acerque a Mi Corazón,

éste Corazón que tanto ama a Nuestro Dios, éste Corazón que fue creado para amar al Redentor,

éste Corazón que tanto aprendió por la Luz del Espíritu Santo,

venid acá Conmigo, Mis pequeños, que mucho tengo para enseñaros, que tengo mucho para compartir con vosotros, que mucho tengo que hablar del Amor con todos vosotros que queráis venir a Mí,

Soy vuestra Madre, Soy vuestra Maestra, Soy parte del Amor, del Amor de la Santísima Trinidad.Sabéis que Mi Hijo Me pidió que os cuidara a todos vosotros, Él estando en la Cruz, le dijo a Juan “he ahí a tu Madre” y con eso sigue señalando en Juan, a todo el género humano.

Soy vuestra Madre, y os cuido de los ataques de Satanás y os cuido también de vosotros mismos y con esto os quiero decir, que os habéis apartado de la Gracia de Mi Dios, por vuestra propia voluntad.

Se os ha explicado ya, que el príncipe de este Mundo, Satanás, está por todos lados.

Cuando fue apartado del Cielo, él fue arrojado a la “Tierra”,

Pero hablando genéricamente la Tierra, son realmente todos los planetas del Universo.

 él fue apartado del Cielo, donde se vive vida espiritual, que es vuestro Hogar real; él cayó a la Tierra, considerando que es un lugar en donde no se vive la Espiritualidad Divina.

Se os ha explicado, también, que el poder satánico estaba reprimido en la Tierra donde habita Satanás, por la vida santa de vuestros Primeros Padres Adán y Eva, antes de que cometieran el Pecado Original.Su error provocó que el poder de Satanás se fuera liberando.

Se os ha explicado que cuando no habían cometido todavía el Pecado Original,  Satanás no podía liberarse para poderlos atacar fuertemente y por eso está representado en el Génesis por una víbora,

Pero tan pronto cometieron el Pecado, el hombre se empezó a apartar de Nuestro Dios y Señor y eso causó que el hombre se fuera apartando de la vida espiritual que todos vosotros debéis vivir

y mantener siempre en unión íntima con la Fuente de Amor y la Fuente de Vida de Nuestro Dios y Señor, en Su Santísima Trinidad.

A lo largo de la historia y con los engaños de Satanás, haciendo que los gobiernos se fueran apartando de la vida en Dios

Y luego, afectando también a la misma Iglesia, para que se fueran eliminando oraciones y una vida espiritual profunda,Satanás os empezó a atacar más fuertemente a tal grado, que en estos tiempos, ya es un Dragón de Siete Cabezas,

Que significan las Siete Logias Masonas, que os están atacando y quitándoos toda esa vida espiritual,

en la que vosotros debisteis haber vivido y que debisteis haber defendido primeramente, porque la vida espiritual es la vida en Dios

Y segundo, porque esa vida espiritual os iba a proteger, como un capelo contra las fuerzas de Satanás, durante vuestra misión en la Tierra.

Os habéis apartado de esa protección, que os la da el vivir en la Oración, el vivir una vida espiritual profunda, el vivir sirviendo a Nuestro Dios y Señor en Su Santísima Trinidad.

Vosotros mismos habéis permitido ya, que Satanás os ataque libremente casi con toda su fuerza y poder.

Y digo casi, porque todavía no se le libera completamente,Porque todavía hay almas santas, almas buenas que Oran, que le están quitando ese poder total con el que él quisiera destruiros.

Satanás toma su poder principalmente cuando el hombre que le sirve, le ofrece sacrificios humanos y lo estáis viviendo ahora fuertemente, en todo el mundo.

 Se le sigue ofreciendo sangre al que os destruye, al que os quiere matar física y espiritualmente: Satanás.

Nuestro Dios y Señor aprovecha aún la maldad del hombre, para sacar de ahí un bien, que es lo que estáis padeciendo ahora,

con todas las amenazas que tenéis a vuestro alrededor y que son reales, que las estáis viendo en los pueblos de la Tierra.

Cómo los gobiernos os atacan, os están llevando a la destrucción espiritual humana, destrucción en la familia, destrucción de la vida.  Estáis viendo una realidad que os está aplastando y gracias a ello, estáis reaccionando.

Muchos de vosotros ya estáis volviendo a la Oración, que es lo que debisteis haber vivido de siempre, para que todo esto que está sucediendo,

NO hubiera afectado vuestra misión y vuestra existencia aquí en la Tierra.

Venid a Mí, Mis pequeños y pedidMe que interceda ante Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, para que descienda sobre todos vosotros,

Para que os haga ver la realidad que estáis viviendo y Le pidáis lo que necesitéis, para que podáis vencer a Satanás, quien quiere vuestra destrucción total.

Solamente vosotros, entendiendo todo esto y cambiando vuestra forma de vida, cambiando vuestra forma de ser, en lo espiritual, podréis vencer a Satanás.Os habéis apartado os repito, de esa vida espiritual que os puede proteger y os puede sacar adelante, os puede hacer vivir nuevamente, la vida que Nuestro Dios y Señor escogió para vosotros.

Lo que estáis viviendo, no es una vida que Dios quiso para vosotros, estáis viviendo una irrealidad espiritual,

NO estáis viviendo en la realidad que Dios quiere para vosotros; no estáis viviendo el Amor que os une, no estáis viviendo el Amor que os va a regresar al Reino de los Cielos.

Debéis entender, Mis pequeños, que estáis a momentos críticos en vuestra vida y en la historia de la Humanidad,

Y solamente cambiando vosotros, podréis salir adelante y regresar a lo que Nuestro Dios y Señor, siempre quiso de vosotros,

Que vivierais en santidad de vida, que vivierais  una espiritualidad alta, grande, preciosa, Divina.

Regresad, pues, Mis pequeños, a los orígenes, a la sencillez, al Amor, a la vida totalmente vuelta hacia vuestro Dios.Servid, nuevamente, a vuestro Dios, amad, nuevamente a Quien os dio la Vida, a Quien os ha llenado de Bendiciones, de Gracias, de Virtudes.

Regresad a lo que sois, sois hijos de Dios, sois Mis hijos, fuisteis creados para amar y ser amados y NO para odiaros y destruiros, como ahora estáis viviendo.

Os amo, Mis pequeños, vuestra decisión y vuestro cambio es lo que os llevará, nuevamente, a vivir la Paz y el Amor, que es a donde Nuestro Padre y Nuestro Dios, os llevó desde un Principio.

AgradecedLe lo que ha hecho por vosotros y arrepentíos de corazón por lo que Le habéis hecho al OfenderLe, al haberLe dado la espalda,

Al haber destruido la espiritualidad que tenéis en vuestro interior, porque seguisteis al Malo en lugar de vivir la realidad Divina que todos debéis tener, que es la Vida de Dios en vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de Mi Padre y el vuestro,  en Nombre de Mi Hijo, el Salvador, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Amor de vuestro Dios y en Mi Nombre, Virgen y Madre.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: