Archivos diarios: 6/07/19

D90 VÍA CRUCIS DE ESTADOS UNIDOS 1


REVELACIONES Y PROFECÍAS

PRIMERA ESTACIÓN – JESÚS ES CONDENADO A MUERTE

OCTUBRE 20 / 2010 9:30 A.M.

Habla Dios Padre

Hijos míos, pueblo de Dios, que mi Paz esté con vosotros.

Pueblo mío; orad, orad, con mi Rosario de la Misericordia Infinita, porque el Mal se cierne sobre mi Creación y mis criaturas.

No os canséis de orar y alabar a vuestro Padre que está en los cielos, para que detenga el curso de la guerra, que traería consecuencias catastróficas para la Creación y la Humanidad.

Pueblo mío: El gran país del Norte, junto con sus aliados y otras organizaciones, planean invadir a Persia.

Esto traería la guerra, la desolación y la muerte de millones de seres humanos y la destrucción casi total de mi Creación.

Al ser invadida Persia, despertaría a un León dormido, que se uniría al Dragón Rojo, el cual vomitaría fuego sobre el gran país del Oso y la estepaDesencadenándose la Tercera Guerra Mundial, que duraría minutos; por todo el potencial armamentista que hay, destinado a la destrucción y la muerte.

¡Oh hijas de Sión: llorad y lamentaos, por la perdida de vuestros valientes!

¡Entonad cánticos fúnebres y vestios de sayal, porque mi Creación yace moribunda!

Las ciudades están desoladas y el humo de la Muerte se siente por doquier; las campanas tañen lastimeras, anunciando el paso de la Desolación.

¡Oh, qué desolación; lo que ayer era verde y florido, en polvo y desierto ha quedado!

Mi Creación llora desconsolada, al ver tanto infortunio, dolor y muerte.La radiación y la contaminación acabará con muchos; mis aves morirán y la vida en el mar se extinguirá.

El hambre se apoderará del resto que quede; muchos desearán estar muertos, pero la Muerte se negará a escucharlos.

El Tiempo de la Purificación comenzará y mi Pueblo será probado, como se prueba el oro en el fuego.

Hijos míos, Pueblo de Dios, Ejército Militante; os hago un llamado, para que intensifiquéis vuestra Oración y súplicas;

pedidle a vuestro Padre Celestial, a través de vuestra oración, que detenga el curso de estos acontecimientos; Unios en oración y ayuno a escala mundial, pidiendo por la paz del mundo.

Un día de oración y ayuno por esta necesidad; haced como los habitantes de Ninive y tendré misericordia de vosotros.Acordaos: Mi Misericordia es más grande que mi Justicia.

Escuchad pues, mi Llamado angustioso e intensificad vuestra Oración. Que mi Paz tan amenazada en estos tiempos, perdure en vosotros.

Soy vuestro Padre Celestial. Yhavé.

Urgente: Dad a conocer este mensaje a toda la humanidad, sin distinción de credos, razas y religiones.

ABRIL 22- 2016 2:30 P.M

Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor esté con vosotros.

Mis niños, me siento muy triste y no paro de llorar al ver que mis hijitos rebeldes, no quieren atender a los Llamados del cielo.Se están aproximando los días de Justicia Divina y muy pronto la Creación de mi Padre, entrará en la etapa final de su transformación.

La Creación de mi Padre está a punto de entrar en los últimos dolores de parto y no habrá lugar en la Tierra, donde no se sientan sus gemidos.

Millones de almas se van a perder, por no haber querido escuchar nuestros Llamados a la conversión y por no prestarle atención a las señales y signos que se os están dando.

Señales y manifestaciones tan claras y abundantes como nunca antes se habían visto en la Tierra.

El Cielo está agotando todos los recursos, buscando salvar el mayor número de almas, pero esta Humanidad se niega a escucharnos.

Una reacción en cadena por el despertar de los volcanes, está próxima a darse. Muchas naciones van a quedar destruidas y no volverán a levantarse.El gran dragón amarillo de la gran nación del norte, está próximo a entrar en erupción y muchas ciudades y poblaciones de este gran país, van a quedar devastadas y otras desaparecerán.

Las placas tectónicas por la erupción en cadena de los volcanes, se van a mover y su desplazamiento hará que se muevan los continentes.

¡Ay de ti, Nación del Águila, porque vuestro pecado y maldad, será vuestra destrucción!

¡Ay de tí, mi amada Colombia! ¡Ay de tí, mi tierra Mexicana! ¡Ay de tí, nación de la Estrella Solitaria, porque vais a ser purificada!

¡Pobres de las naciones impías, porque van a conocer la justa Ira de mi Padre!

Solo el llanto, la destrucción y la muerte, se escuchará de ellas. Vuestra maldad, injusticia y pecado, serán castigadas por la Justicia Divina.  ¡Cuántos llamados a la conversión y cuánta misericordia, mi Padre ha tenido con vosotras naciones impías!.

Os habéis burlado del Santo Decálogo y habéis hecho caso omiso a nuestros llamados a la conversión.

Entonces, Justicia Divina es el pago que recibiréis, por todas vuestras injusticias y pecados.

La Creación que tanto maltratasteis os pasará cuenta y de nada servirá vuestra tecnología.

La Justa Ira de Dios, se descargará sobre vosotras naciones impías y no volveréis a ser recordadas.

Hijitos, Orad por los hijos de Dios que habitan en estas naciones impías, para que así como la familia de Lot, sean protegidos…Y puedan salir de ellas, antes de que se descargue sobre estas naciones la Justa Ira de Dios.

Orad por todos los cristianos mártires, que están derramando su sangre por el fortalecimiento de la Fe, en aquellas naciones del Lejano Oriente.

Tenedlos en cuenta en vuestras oraciones, santas misas y rosarios; no seáis indiferentes con vuestros hermanos, porque hoy son ellos y mañana podéis ser vosotros.

Se acerca hijitos la hecatombe financiera que dará paso a la implantación a nivel mundial de la Marca de la Bestia.

Todo ya está listo para dar comienzo al último reinado de mi Adversario; los días de la Bestia se aproximan y serán de Martirio, Persecución y Muerte para el Pueblo de Dios.

Os hago un llamado urgente hijitos, para que el próximo 13 de Mayo, día de mi aparición en Cova de Iría; hagáis una gran jornada de Oración, Ayuno y Penitencia a nivel mundial, de 6:00 a.m. a 6:00 p.m. hora de Colombia,Suplicando al Padre Celestial para que tenga misericordia de la Humanidad, ante los Acontecimientos que ya están por desatarse.

Cuento con vosotros mi Ejército Mariano, mis Legionarios y con todos mis predilectos del Movimiento Sacerdotal Mariano.

Quiero que este llamado se difunda a nivel mundial.

Que todo el mundo católico y cristiano, atienda este Llamado y que llegue a todos los rincones de la Tierra, porque está en juego la salvación de millones de almas.

Os aviso con anticipación para que os preparéis para este gran día.

Yo estaré con vosotros espiritualmente, para que juntos roguemos al Padre y clamemos su infinita Misericordia, porque el pecado y la maldad existentes, han despertado la Justa Ira de Dios.  Preparaos pues hijitos, porque se están acercando los días de la Gran Prueba. Que la Paz de mi Señor, permanezca en vosotros.

Os ama vuestra Madre, María Rosa Mística.

Dad a conocer mis mensajes a toda la Humanidad.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

MENSAJES DE LA SANTISÍMA VIRGEN MARÍA

15 de MARZO de 2011

Hijos amadísimos de Mi Corazón:

Todo cuanto existe, busca el retorno hacia su Creador. Así la Creación, agobiada ante la desobediencia del género humano, exhala purificación.

¡Cuánto sufro por ustedes, cuánto dolor viven y cuántos hechos permanecen solo a un instante!Las aves, los peces del mar, el sol y la luna, el calor y las nevadas, el viento y el agua.

Y cuanto existe en uno solo, marchan hacia el hombre para que éste se reencuentre con su Padre.

BUSQUEN A MI HIJO Y CONVIÉRTANSE

Alejen el pensamiento de lo mundano. El instante se ha acelerado para que Mis hijos no se pierdan.

El tiempo envejeció ante la mirada indiferente de los hombres. La mañana brilla, la noche oscurece y el hombre se mantiene indiferente.

¿Hasta cuándo permanecerá dormida la Humanidad?

LA TIERRA SE ENCUENTRA DANDO A LUZLOS DOLORES BROTAN DE SUS ENTRAÑAS 

COMPARTIÉNDOLOS CON LA HUMANIDAD,

QUE UNA Y OTRA VEZ SERÁ AZOTADA.

Oren hijitos, oren por Groenlandia.

Oren por Sierra Leona, padecerá.

Oren por Sumatra, el dolor llega. Oren por India, llorará.

OREN POR CALIFORNIA, SE ESTREMECEOREN POR BAJA CALIFORNIA

El Mal se acerca a la Iglesia de mi Hijo.

Instantes de grandes flagelos se acercan a la Humanidad incrédula.

Los avances tecnológicos serán motivo de gran confusión y lucha, grandes naciones se acercan a instantes no esperados.

La Tierra se ha estremecido en señal del cumplimiento de Mis llamados; oren, reparen.

No olviden el rezo del Santo Rosario. No continúen negándose a sí mismos la bendición.Cierren la puerta al pecado, a lo mundano, a lo destructivo.

 15 de JUNIO de 2016

Oren hijos, oren, Rusia despierta al mundo, oren; el dolor llega de la mano de una alianza.

Hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Chile se estremece, California se estremece, México se estremece y Centroamérica se estremece.

Los volcanes continúan erupcionando ante el calentamiento del núcleo de la Tierra.

Inglaterra llorará amargamente. Los rayos caen con fuerza sobre la Tierra, serán motivo de noticia en el mundo. Un lago aparecerá en Estados Unidos.20 de SEPTIEMBRE de 2018

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Reciban mi amor y mi auxilio constante para cada uno de ustedes.

Mi Corazón desea que se liberen de las cadenas a las que permanecen atados para que de esa forma inicien el cambio de vida que cada uno necesita y por ende, el cambio espiritual.

El esperar señales en el cielo para arrepentirse no es correcto, ustedes no saben si las mismas señales que verán les llevarán a perder la cordura, al no haber vivido algo semejante anteriormente.

Continúan la vida y su cotidiano actuar dentro de la sociedad, trabajo y sus quehaceres con los que cada uno se ha involucrado y comprometido,

Algunos continúan en su deseo de ser mejores cada instante para mantenerse dentro de la Voluntad Trinitaria, desechando todo lo que les puede llevar al pecado,  Otros continúan haciendo esperar a Dios y otros renuncian a Dios.

No es este el instante para que se olviden de los llamados de Mi Hijo y de esta Madre,

Si anteriormente les he llamado a no olvidar las revelaciones, en este instante les insisto en mantenerlas presentes más que antes.

¡Tanto les hemos suplicado por un cambio de vida, ya que creen que todo es una utopía y que nada va a acontecer!

Pero esto no es así, hijos; es la gran Misericordia de Mi Hijo que conociendo la influencia del Mal sobre esta generación, ha insistido para rescatar al mayor número de almas.

El Cielo actúa SÍ, Llamando para que no se dispersen, Llamando para que no se desvíen, Llamando para que se mantengan despiertos (Cfr. Mt 26,41)Ya que aun los despiertos pasan desapercibidas grandes señales que les marcan el rumbo de los Acontecimientos.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

El hijo de la perversión se mueve en la Tierra y se deleita al mirar a mis hijos abalanzarse unos contra otros.

EL ANTICRISTO SE ENCUENTRA EN LA TIERRA

 Ejerciendo su poder maligno desde las altas esferas, en todos los aspectos que atañen al hombre.

Desde donde ejerce su mando, al cual ya se han subyugado la gran mayoría de los organismos internacionales, especialmente en la economía, desde donde doblega a los países.

La Tierra se encuentra padeciendo grandes transformaciones desde su interior, por esta causa están viviendo continuamente terremotos. Yo deseo que sean conscientes de que fuera de esta fuerza propia de la Tierra, algunos países son estremecidos por fuerzas provenientes de la ciencia mal empleada por el hombre.

Y a raíz del mal uso al respecto, llegará el instante en que el hombre

NO LOGRARÁ CONTROLAR LA FUERZA

 Que está ejerciendo sobre la Tierra y causará una hecatombe sin precedentes en algunos países.

La Naturaleza le dirá una vez más al hombre, que no puede competir con su Fuerza,

México padecerá y por esta patria les solicito Oración,ASÍ COMO POR LOS ÁNGELES, CALIFORNIA y por el resto de América.

Como Madre les llamo a Orar con el corazón y transformarse voluntariamente en hijos verdaderos de Mi Hijo, en este instante en que un gran número de sus hermanos se encuentran apostatando de la Fe.

En la batalla espiritual entre el Bien y el Mal, algunos de mis hijos no son constantes en el actuar y obrar dentro del bien, se vuelven tibios por falta de entrega.

Otros se lanzan en manos del Demonio que les injerta la depravación, la falta de Fe y el libertinaje.

Amados hijos, quien acepta el mal y acoge al Demonio como su dios, se va adhiriendo a los Tentáculos del Dragón Infernal dándole fuerza para que actúe en contra de sus mismos familiares,

Quien se alíe al Mal puede llegar a ser verdugo de su propia familia; el Mal no posee compasión, no conoce la compasión.Les llamo a orar con el corazón para que ese bálsamo del Amor, fruto de la Oración, llegue hasta donde esta es necesaria.

Algunas islas de Oceanía se estremecen y padecen, oren por este pedido.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado: el Pueblo de Mi Hijo debe emanar fraternidad hacia sus semejantes, amor hacia la Trinidad Sacrosanta,

Deben ser cumplidores de la Ley de Dios y afianzar la fe en el Poder Divino, en la Omnipotencia Divina, en la Omnipresencia Divina;

En instantes en que el Pueblo de Mi Hijo del cual soy Madre, se encuentra siendo zarandeado por las Tinieblas que permanecían ocultas dentro de la Iglesia de Mi Hijo.

El hombre ha variado sus acciones, sus actos, sus reacciones y la violencia se apodera de la Humanidad,

El astro Sol emana con mayor fuerza su vibración…  Y altera la psiquis del hombre que es como contagiosa, en aquellas creaturas humanas que se encuentran débiles en el espíritu.

El imprevisible comportamiento humano ha detonado en enfrentamientos dentro de varios países en el mundo, por lo que les llamo a orar por España, la que se encuentra en peligro;

les invito a orar por Costa Rica, su paz no será la misma.

Ustedes hijos, deben mantener la Oración por el mundo entero, por todos los hombres del mundo, no deben desfallecer ni temer perder la vida, sino deben temer perder el alma.

Algunos de Mis hijos cifran sus esperanzas en Mi Protección y descartan perder sus posesiones materiales o la vida y ESTÁN EQUIVOCADOS.

EL AMPARO DEL CIELO ES ESPIRITUAL,ES PARA QUE SALVEN EL ALMA SI ASÍ LO DESEAN.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, no continúen dándose tiempo para creer, para entregarse al camino que Mi Hijo les ha llamado,

¡ENTRÉGUENSE YA!

Mis hijos saben que la Oración y la acción de la oración van de la mano. ¡Sean mensajeros del Amor Divino!

Les Bendigo con Mi Amor, les bendigo con Mi Corazón.

A todos amo con igual predilección.

Mamá María

https://www.revelacionesmarianas.com/

Mayo 11 de 2017

La Naturaleza se volverá contra el hombre y desastres tremendos brotarán de la Tierra

 Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, se os había ya dicho, en las Sagradas Escrituras, y en las Apariciones, tanto Mías, como las de Mi Madre, que en los Útimos Tiempos y cuando fuera a darse el final, Satanás, iba a atacar con más furia.

Y ya estáis viendo cómo se ha ido incrementando todo este mal a vuestro alrededor.

Ciertamente, muchos hermanos vuestros no se dan cuenta de ello, otros, no se quieren dar cuenta y otros, están viendo muy claro la situación que estáis viviendo.

Pero éstos, los que os estáis dando cuenta, sois vosotros, los que estáis Conmigo y que habéis aceptado por años, Mi Presencia en vuestros grupos, en vuestra vida y en vuestra Oración.

Vuestros hermanos van perdiendo la Fe, Satanás se ha encargado de eso y el hombre no ha puesto mucho de su parte, para mantenerla. Debieran haber incrementado su Fe y su Amor hacia Mí, pero no lo han hecho.

Y Satanás se ha aprovechado de ello; porque, si vosotros hubierais incrementado vuestra donación a Mi Voluntad,

YO OS ESTARÍA DEFENDIENDO FUERTEMENTE DE TODO MAL

Y Satanás, no os estaría atacando, como lo está haciendo ahora. Ya estabais avisados

DE QUE ÍBAIS A IR SUFRIENDO LO QUE YO SUFRÍ EN MI PASIÓN

Y muchos, en muchos países, estáis sufriendo los Flagelos de los Jinetes del Apocalipsis: la guerra, el hambre, la peste, la muerte; pero más, la muerte espiritual.La humanidad ha muerto. La humanidad no tiene Vida, vivís y hacéis cosas de todos los días; pero Yo no estoy en vuestra vida.

Yo ya no vivo en vosotros, vuestro cuerpo es el que vive, vuestra alma está muerta a la Gracia

¿De qué os sirve vivir, como estáis viviendo? Algunos todavía, viviendo con lujos desmedidos, cuando otros de vuestros hermanos, millones de ellos;

están sufriendo, porque no tienen prácticamente, ni lo mínimo, no para vivir, sino para sobrevivir.

Mucho os he hablado de la Caridad, de la compasión hacia vuestros hermanos, del servirles, de ayudarles, de compartir de lo vuestro, para que os tratéis como verdaderos hermanos;

Y ¿Qué habéis hecho? ¡NADA!

NO sois hermanos, hasta parecéis enemigos; os atacáis, os robáis los unos a los otros.Vais de mal en peor. Y un alma vacía de amor, no puede entrar a Mi Reino de Amor.

En la Tierra, en vuestra misión, os vais preparando, vais creciendo en el Amor, porque os he dicho que para eso bajasteis, para producir Amor y con Él, ayudar vuestros hermanos a bien vivir y a bien morir,

O sea, a transmitir Conocimiento, Mi Conocimiento, a transmitir Mi Vida, que es Amor y a ayudar a vuestros hermanos en sus salvación.

Pero ya no pensáis ni siquiera en ello, no os tratáis como verdaderos hermanos; pero sí queréis que os traten bien y os respeten, cuando vosotros no dais amor ni respeto.

No os ayudáis los unos a los otros. Pedís, para que nadie a vuestro alrededor se enferme, o sufra, para que vosotros no tengáis que ayudarles en su recuperación.

Queréis que los demás os traten bien, cuando vosotros no movéis ni un dedo por ayudar al hermano necesitado. ¿Cómo queréis amor, si vosotros mismos no lo cultiváis en vuestro corazón?

No vivís realmente, el Cielo que Yo quisiera que estuvierais ya gozando, aquí, en la Tierra; esa era vuestra obligación.

Con vuestra actuación, con vuestra vida tomada de Mi Ejemplo, debierais vosotros haber empezado a construir el Cielo en la Tierra, pero no sucedió eso.

Ahora, ved a vuestro alrededor, todo está marcado con la Maldad de Satanás.

Mi Madre, la Siempre Virgen María, se ha aparecido innumerables veces alrededor del Mundo, porque éste es Su Tiempo.

Mi Padre Le concedió este Tiempo para la Gran Lucha de la Mujer contra la Serpiente. Y más que serpiente, es el Dragón del Apocalipsis.  Sí, ya no es la serpiente del Génesis, ha tomado mucho poder Satanás y ahora, es el del Dragón de la Siete Cabezas.

LAS SIETE LOGIAS MASONAS ALREDEDOR DEL MUNDO,

QUE OS ESTÁN DESTROZANDO A TODOS VOSOTROS

 A toda la Humanidad, llevándoos a la Maldad, a la inconsciencia, a vuestra propia destrucción espiritual y humana.

Han provocado que vosotros os vayáis apartando de Mí, de vuestro Dios; de Mi Madre, la Siempre Virgen María; de Mi Santísima Trinidad, del Cielo entero.

Os predican que gocéis al máximo aquí en la Tierra, porque no hay nada más después de vuestra muerte.

Os predican que os aprovechéis de vuestro hermano: que los listos son los que tienen derecho a gobernar sobre los tontos.

Y se creen así, los gobernantes de la Tierra.

¡Qué equivocados están, éstos que se creen superiores a Mí, vuestro Dios!

Atesoran los bienes que no son suyos, le roban al pobre y hasta le quitan el alimento de su boca, con tal de atesorar más y presumirlos, unos a los otros, quién es el que más tiene.Sin darse cuenta que el peso de todo ese dinero, los aplastará y los hundirá en el Fuego del Infierno.

Ciertamente Mis pequeños, los que estáis Conmigo, estáis padeciendo una Purificación,

Que os va a llevar a vuestra santificación, porque ya estáis aprendiendo a confiar en Mí.

Ya no os enojáis, ya no vociferáis contra Mí, porque ya habéis aprendido que de un mal, siempre surge un bien.

Y esto es lo que sucederá en esta Purificación que ya está sobre vosotros.Veréis una nube de maldad que os cubrirá;

Pero esa nube de maldad, acabará llevándose a los malos, NO A LOS BUENOS.NO a los que han buscado el mantenerse bajo Mis Leyes y bajo Mi Amor.

Todos esos gobernantes corruptos, asesinos, ladrones, serán eliminados de la Tierra. 

Todos aquellos que han trabajado para quitar Mi Presencia y Mi Nombre, del corazón de todos vosotros, también, serán eliminados.

PORQUE ELLOS ESTÁN TRABAJANDO PARA SATANÁS

Porque no están trabajando para difundir Mis Enseñanzas y Mi Amor.  Ellos están en contra del Amor y si es así, no pueden vivir en el Reino de Amor que voy a instituir en la Tierra.

Y menos podrán vivir después y eternamente en el Reino de los Cielos,Porque no tienen Amor, porque no lo tuvieron con sus hermanos, porque no promovieron la hermandad Divina entre los hombres.

Y así lo digo, HERMANDAD DIVINA

Porque Yo, vuestro Hermano Jesucristo, os di a Mi Madre, para que fuera, también, vuestra Madre y de esta forma, soMos Hermanos.

¿Os dais cuenta lo que habéis desperdiciado, Mis pequeños? Una Hermandad Divina.

Y si os hubierais tratado unos a otros, como verdaderos hermanos, estaríais gozando también, de los Bienes Divinos en la Tierra…

Y vuestro paso hacia el Reino de los Cielos, hubiera sido todavía, más hermoso.  Todo esto y más, habéis perdido, porque preferisteis trabajar para Satanás y no para Mí, vuestro Dios.

Satanás os ha engañado de múltiples formas y teníais todas las capacidades espirituales para defenderos de él; pero no os acercasteis a la Fuente de Amor, que Son las Sagradas Escrituras,

NO os acercasteis a comer y beber de Mí y así os alimentarais con lo más grande que tenéis aquí en la Tierra:

La Sagrada Eucaristía, que os iba a dar una nueva vida y que os iba a mantener en ella,

Porque al tomarMe, Yo empiezo a tomar posesión del alma que Me toma; pero Me despreciasteis y Me olvidasteis  en el Tabernáculo.

No os tratasteis como verdaderos hermanos y ahora, os peleáis y os teméis los unos a los otros.Os encerráis en vosotros mismos, no tratáis a vuestros hermanos ni os interesa tratarlos, ya sea por soberbia, ya sea por temor; porque ya no sabéis tratar a vuestros hermanos.

Estáis tan apartados de la Verdad. Satanás ha obscurecido vuestra mente, ha velado vuestros ojos, ha tapado vuestros oídos.

Con esto os quiero decir que, todo lo que vosotros percibís a vuestro alrededor, es falso. Satanás os muestra una vida muy diferente a lo que vosotros debéis vivir. 

Ya no tiene que hacer mucho esfuerzo para conquistaros, para haceros caer en la tentación y al pecado, porque ya no tenéis defensas. Ha ido minando poco a poco, vuestra voluntad.

Camináis indefensos en el campo de batalla, que es la vida; os presenta las tentaciones y fácilmente caéis en ellas, porque ya no hay Virtud en vosotros,

ya no hay espíritu de lucha contra la Maldad. La aceptáis fácilmente, porque se ha vuelto ya, el modo de vida de prácticamente, todos vosotros.

MUERTE. ESPIRITUAL. MUERTE. FÍSICA. MUERTE. ETERNA.

Vivís todos en pecado, en falsedad, en errores. Y a veces muy graves, que os van costando una separación total de Mí y esto os lleva a la condenación eterna.

Intuís en vuestro corazón vuestro error, pero no le hacéis caso a Mi Santo Espíritu, que os está Llamando,

Os está gritando, en vuestro interior, que vais por mal camino; que necesitáis volver a Mí, a una vida Sacramental, a una vida de Caridad y de Amor Y NO LO HACÉIS.

Oportunidades de salvación, habéis tenido muchas, todos vosotros; continuamente os llamo, os grito:

“Volved a Mí, Mis pequeños. Arrepentíos, ved lo que he sufrido por vosotros para vuestra salvación eterna” 

Y la gran mayoría de vosotros, simplemente, os volteáis y Me dais vuestra espalda. Os apartáis de esta realidad Divina que también os afecta, pero os afecta para el Bien y preferís seguir caminando en la Obscuridad, en el Error, en la Maldad.

Y vais formando grupos y hasta familia, dentro de esta Maldad.

¿Hasta dónde queréis llegar, Mis pequeños? Os he dicho que, de seguir así, no tendréis salvación.

DESASTRES NATURALES FORTÍSIMOS SE DARÁN POR DOQUIER

E IRÁN DESTRUYENDO MUCHOS SERES HUMANOS,

ELIMINANDO, ASÍ, A AQUELLOS QUE NO QUISIERON ESTAR CONMIGO.

Os he dicho que protegeré a los que están Conmigo, porque, ellos, serán la semilla que germinará para iniciar un Nuevo Mundo.Desastres naturales, porque ya, la misma Naturaleza no os soporta.

Ya no sois aquellos, en los cuales Mi Padre confió y que fuisteis depositarios de todo lo Creado.

Os dio la Naturaleza para que la cuidarais y que ella, con alegría y en agradecimiento a los cuidados, de parte vuestra, os agradecería con sus frutos,

Y no habéis hecho lo que Mi Padre os pidió y le hicisteis caso a Satanás. Y la Naturaleza está sumamente herida por vuestro mal trato.

Algunos se aprovecharon de ella para enriquecerse, sin importarles el daño y el dolor que le causaban a la Naturaleza.

Os he dicho, que LA NATURALEZA ENTERA TIENE VIDA

Y esa vida la ibais a gozar vosotros, cada uno de vosotros y la destruisteis. La Naturaleza será restaurada, pero, antes de eso, ella se volverá contra el hombre y Desastres Tremendos brotarán de la tierra. 

El fuego se esparcirá por todos lados, el ambiente se volverá pesado y nauseabundo, los ríos perderán sus aguas cristalinas y el mar alterado, provocará la muerte de sus habitantes.

Será tarde cuando lloréis, por todo lo que sucederá; se os avisó con tiempo, se os recordó infinidad de veces y creísteis que podíais hacer con la Naturaleza lo que quisierais… Y no fue así, Mis pequeños, no fue así.

Yo he de cuidar a los Míos, a los que de una forma u otra, lucharon por defender lo que Yo os di, para que lo cuidarais.

Estos son tiempos de Juicio, tiempos en que se pondrá en la balanza lo bueno que hicisteis, contra lo malo que causasteis.

Llorad, ya, desde ahora, Mis pequeños, por los dolores que causasteis a vuestro alrededor, pero, recordad que vosotros mismos los produjisteis,

YO NO OS ESTOY ENVIANDO NADA DESAGRADABLEES SATANÁS Y LA MISMA NATURALEZA, LOS QUE OS VAN A CASTIGAR

Yo iré cuidando a los que he prometido salvar y proteger,

Vosotros, los que Me disteis la espalda y que preferisteis trabajar para Satanás,

ESPERAD A VER CÓMO OS TRATA,

EN ESTOS MOMENTOS DE TRIBULACIÓN,

AQUÉL A QUIEN SEGUISTEISSatanás os prometió mucho, ahora veréis cómo actúa en la Mentira y NO OS DARÁ lo que tanto os prometió.

Vosotros, los que estáis Conmigo y que seguís cuidando y protegiendo lo Mío sobre la Tierra, ORAD. Orad, en todo momento, no os separéis de Mí en ningún momento.

Muchas almas todavía se podrán salvar por vuestra ayuda, por vuestra donación,

hasta por vuestra muerte, si Yo os lo pido así; para que Me deis vuestra vida, para salvar a aquellos que están muertos a la Gracia.

Bien sabéis que en Mí todo es Vida, y aquél que se acerca a Mí, recibe el ciento por uno.

Apartaos del Mal, ahora que os aviso de que estáis próximos a los grandes Acontecimientos que os purificarán.

Apartaos del Mal, que tanto dolor os ha dado, a lo largo de vuestra existencia, a vosotros y a vuestros hermanos.Apartaos del Mal, porque no os ha dejado crecer y volar hasta Mí; fuisteis creados para vivir y no para morir, como estáis ahora.

Desde el Cielo, da dolor y vergüenza voltear a ver a las almas de la Tierra. Se os dio mucho y mucho desperdiciasteis.

Dos mil años, poco más de dos mil años de Evangelización y ¿Qué habéis hecho? Ya el Tiempo se terminó, vuestro futuro pende de un hilo,

¿Vendréis Conmigo o no os importará a dónde iréis y dejaréis que Satanás os acabe de destruir? De vosotros depende vuestro futuro eterno.

Yo, ya di todo lo que podía dar para vosotros, Me di por completo, os di hasta la última Gota de Mi Sangre, os he dado Mi Amor,¿Qué Me daréis vosotros, para reparar tanto mal con el que dañáis a Mi Sacratísimo Corazón?

Meditad esto, Mis pequeños, llevad estas Palabras a vuestro corazón y dejad que Mi Santo Espíritu os las vaya grabando en vuestro interior.

 Podéis cambiar todavía, algo de los Acontecimientos por venir;

Pero prácticamente, ya todo está sobre vosotros.

No os apartéis de la Oración, no os apartéis de la vida Sacramental, no os apartéis del Santo Rosario

Y así podréis salvar eternamente vuestra alma y la de muchos de vuestros hermanos.  Mi Madre os protege, os guarda y os llena de Su Amor y de Sus Bendiciones.

Yo os bendigo en el Santo Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el Santo Nombre de Mi Espíritu y que aquellos que se acojan a la protección de Mi Madre Santísima, queden bajo Su Amparo Eterno

Que Mi Amor os cubra, os proteja y os llene de Bendiciones para que vayáis preparando el camino de regreso a vuestro Dios y Salvador entre los hombres.

Yo os Bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com

N260 VIVIENDO EL INFIERNO


EL INFIERNO DE SOR JOSEFA

Sor Josefa Menéndez fue una humilde hermanita coadjutora de las religiosas del Sagrado Corazón.

Fallecida el 29 de Diciembre de 1923 a los treinta y tres años.

Recibió mensajes dictados por Nuestro Señor Jesucristo en el convento de la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús en Les Feuillants, en Poitiers, Francia, entre 1920 y 1923.

ELEMENTOS BIOGRÁFICOS

Josefa Menéndez nació en Madrid el 4 de Febrero de 1890, en un hogar modesto pero muy cristiano, bien pronto visitado por el dolor.

La muerte del padre, dejó a la jovencita como único apoyo de su madre y dos hermanas, a las que sostenía con su trabajo.Josefa hábil costurera, conoció las privaciones y preocupaciones, el trabajo asiduo y las vigilias prolongadas de la vida obrera.

Pero su alma enérgica y bien templada vivía ya del amor del Corazón de Jesús, que le atraía a sí irresistiblemente.

Durante mucho tiempo deseó la vida religiosa, sin que le fuese dado romper los lazos que la unían al mundo.

Su trabajo era necesario a los suyos y su corazón, tan amante y tan tierno, no se resolvía a separarse de su madre, que a su vez creía no poder vivir sin el cariño y el apoyo de su hija mayor.

Un día sin embargo, el divino llamamiento se hizo irresistible, exigiendo los mayores sacrificios.

El 5 de Febrero de 1920, Josefa dejaba a su hermana ya en edad al cuidado de su madre y abandonaba su casa y su Patria querida, para seguir más allá de la frontera a Aquél cuyo amor divino y soberano tiene derecho a pedírselo todo.

Sola y pobre se presentó en Poitiers, en el convento del Sagrado Corazón de los Feuillants, santificado en otros tiempos por la estancia en él de Santa Magdalena Sofía Baral..

Allí se había reanudado hacía poco la obra de la Santa Fundadora y a su sombra florecía de nuevo un Noviciado de Hermanas Coadjutoras del Sagrado Corazón.

Nadie pudo sospechar los designios divinos que ya empezaban a ser realidad.

Sencilla y laboriosa, entregada por completo a su trabajo y a su formación religiosa, Josefa en nada se distinguía de las demás, desapareciendo en el conjunto.

El espíritu de mortificación de que estaba animada, la intensa vida interior que practicaba.

Y una sobrenatural intuición en cuanto a su vocación se refería, llamaba la atención de algunas personas que la trataron con más intimidad.

Pero las gracias de Dios permanecieron ocultas a cuantas la rodeaban.Y desde el día de su llegada hasta su muerte, logró pasar desapercibida, en medio de la sencillez de una vida de la más exquisita fidelidad.

APÓSTOL DE LA MISERICORDIA DE JESÚS

Y en esta vida oculta, Jesús le descubrió su Corazón.

Quiero – le dijo- que seas el Apóstol de mi Misericordia.

Ama y nada temas.

Quiero lo que tú no quieres… pero puedo lo que tú no puedes…A pesar de tu gran indignidad y miseria, me serviré de ti para realizar mis designios”.

Viéndose objeto de estas predilecciones divinas y ante el mensaje que debía transmitir.

La humilde Hermanita temblaba y sentía levantarse gran resistencia en su alma.

La Santísima Virgen fue entonces para ella la estrella que guía por camino seguro.

Y encontró en la Obediencia su mejor y único refugio, sobre todo,

al sentir los embates del Enemigo de todo bien, a quien Dios dejó tanta libertad.Su pobre alma experimentó terribles asaltos del Infierno.

Y en su cuerpo llevó a la tumba las huellas de los combates que tuvo que sostener.

Con su vida ordinaria de trabajo callado, generoso y a veces heroico,

Ocultaba el misterio de gracia y de dolor que lentamente consumía todo su ser.

Cuatro años bastaron al Divino Dueño para acabar y perfeccionar su obra en Josefa y confiarle sus deseos.

Como Él había dicho, llegó la muerte en el momento señalado, dando realidad a sus palabras:

“Como eres víctima por Mí escogida, sufrirás y abismada en el sufrimiento morirás”.

Era el sábado 29 de diciembre de 1923.

Pronto se dejó sentir la intercesión de Sor Josefa.

El Corazón de Jesús cumplía su promesa:

“Este será nuestro trabajo en el Cielo:

Enseñar a las almas a vivir unidas a Mí”.

Y otro día:

“Mis palabras llegarán hasta los últimos confines de la Tierra”.

Su corazón preparaba el camino que hoy descubre al mundo, hambriento de Verdad y de Caridad.

Historia sencilla y sublime a la vez, la que a las almas presenta el precioso libro:

“UN LLAMAMIENTO AL AMOR ”  de Sor Josefa Menéndez,

Religiosa Coadjutora de la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús.

El Papa Pío XII (en aquel momento Cardenal Eugenio Pacelli) dio su bendición a la primera edición.

Jesús pidió el 13 de Noviembre de 1923:

“Deseo que hagan conocer Mis Palabras. 

Quiero que el mundo entero Me conozca como Dios de amor, de perdón y de misericordia. 

Yo quiero que el mundo lea que deseo perdonar y salvar… 

Mis Palabras serán luz y vida para muchísimas almas”.

En Sus mensajes, Jesús dice:

“Amor busco, amo a las almas y deseo ser correspondido. 

Por eso Mi Corazón está herido, porque encuentro frialdad en vez de amor.  Yo Soy todo Amor y no deseo más que amor. 

¡Ah!  Si las almas supieran cómo las espero, lleno de misericordia!  Soy el Amor de los amores… 

Tengo sed de que las almas se salven… 

¡Que las almas vengan a Mí!…  ¡Que las almas no tengan miedo de Mí!…  ¡Qué las almas tengan confianza en Mí!”

Jesucristo se le apareció a menudo, a Sor Josefa Menéndez,durante los años 1921, 1922 y 1923.

Sus Memorias están publicadas en un libro de más de 500 páginas titulado: 

“UN LLAMAMIENTO AL AMOR” 

En este Libro se explica el empeño de Jesús en salvar nuestras almas por el encuentro con Su Amor antes de “la aproximación de los últimos días del Mundo”.

EL INFIERNO DE SOR JOSEFA

Sor Josefa tuvo  un fenómeno muy raro en la vida de los santos:

Conocer en carne propia los sufrimientos del Infierno..

Dios permitió al diablo, que la bajase hasta el Infierno.

Allá, pasa largas horas; algunas veces una noche entera, en una indescriptible agonía.

A pesar de que fue llevada al Infierno más de un centenar de veces, a ella le parece que cada vez es la primera.

Y cada una le semeja tan larga como una eternidad.

Soporta todas las torturas del Infierno, con una sola excepción: el Odio a Dios.

No fue el menor de estos tormentos oír las estériles confesiones de los condenados, sus gritos de odio, de dolor y de desesperación.

A pesar de todo, cuando tras una larga espera vuelve a la vida, destrozada y agotada, con su cuerpo agonizante por el dolor.

Ella no se fija en el sufrimiento, por muy severo que sea, Si con ello consigue salvar un alma de aquella espeluznante Caverna de Tormentos.

A medida que empieza a respirar mejor, su corazón estalla de alegría al saber que aún puede amar al Señor.

Sor Josefa escribe con gran reticencia sobre el tema del Infierno.

Ella lo hizo solamente para conformar los benditos deseos de Nuestro Señor.

Nuestra Señora le dijo el 25 de octubre de 1922:

“Todo lo que Jesús te da a ver y a sufrir de los Tormentos del Infierno es para que puedas hacerlos conocer al Mundo.
Por lo tanto, olvídate enteramente de ti misma y piensa en la gloria de la salvación de las almas.”

Ella repetidamente testifica sobre el mayor tormento del Infierno:

“Una de estas almas condenadas gritó con desesperación:

“Esta es mi tortura… que deseo amar y no puedo hacerlo; no hay nada que salga de mí, excepto odio y desesperación.

Si uno de nosotros pudiese hacer tanto como un simple acto de amor… esto ya no sería el Infierno, pero no podemos. Vivimos en el odio y la malevolencia.” (23 de marzo 1922)

Otro de estos desgraciados dijo:

“El mayor de estos tormentos aquí, es que no podemos amar a Dios.

Mientras tenemos hambre de amor, estamos consumidos con el deseo de Él, pero ya es demasiado tarde.”

Ella registra también las acusaciones hechas contra sí mismos por estas infelices almas:

Algunos gimen a causa del fuego que quema sus manos.

Quizás ellos eran ladrones, porque dicen:

“¿Donde está nuestro botín ahora?… Malditas manos…

¿Por qué deseé poseer lo que no era mío…?

¿Y que en cualquier caso, sólo podría haber poseído por unos pocos días?”

Otros maldicen sus lenguas, sus ojos…

Cualquier miembro que fuese el instrumento con el que pecaron…

¡Ahora, oh cuerpo, estás pagando el precio de los placeres con que te regalaste a ti mismo!…

¡¡¡Y todo ello lo hiciste por tu propia y libre voluntad…!!!.” (2 de abril 1922)Me pareció que la mayoría se acusaban a sí mismos de pecados de impureza, de robo, de comercio fraudulento.

Y la mayor parte de los condenados están en el Infierno por estos pecados.” (6 de Abril de 1922).

Algunos acusan a otras personas, otros a las circunstancias y todos maldicen las ocasiones de su condenación. (Septiembre de 1922).

Vi a mucha gente del mundo terrenal caer dentro del Infierno y ahora las palabras no pueden describir ni por asomo, sus horribles y espantosos gritos:

“¡Condenado para siempre…! ¡Yo me engañaba a mi mismo…! ¡Estoy perdido…!

¡ESTOY AQUÍ PARA SIEMPRE JAMÁS!

Hoy vi un vasto número de gente caer dentro del ardiente Abismo…

Parecían unos vividores acostumbrados a los placeres del mundo y un demonio gritó con estruendo:

¡El mundo está maduro para mí…

Yo sé que la mejor manera de conseguir el control de las almas es acrecentar su deseo por la diversión y el disfrute de los placeres…!

Haced que piensen:

“Ponme a mí en primer lugar…”; “Yo antes que los demás…”.

“Y sobre todo nada de humildad para mí, sino que déjame disfrutar a mis anchas…”.

Esta clase de palabras asegura mi victoria…

Y ellos mismos se lanzan en multitudes al fondo del Infierno”. (4 de octubre de 1922)

Hoy”escribe Josefa,no bajé al Infierno, sino que fui transportada a un lugar donde todo estaba oscuro, pero en el centro había un enorme y espantoso fuego rojo.

Me dejaron inmóvil y no podía hacer ni el más mínimo movimiento.

Alrededor de mí había siete u ocho personas, sus cuerpos negros estaban desnudos.

Y yo podía verlos sólo por los reflejos del fuego. Estaban sentados y hablaban”.

CONVERSACIÓN ENTRE DIABLOS

Un diablo dijo a otro:

“Tenemos que ser muy cuidadosos para que no nos perciban. Podríamos ser fácilmente descubiertos”.El diablo respondió:

“Insinuaos procurando que el descuido y la negligencia se apoderen de ellos, pero manteniéndoos en la sombra, para que no os descubran….

Gradualmente, ellos se volverán más y más descuidados, indiferentes al bien y al mal, sin ningún tipo de compasión ni amor. Y vosotros seréis capaces de inclinarlos hacia el mal.

Tentad a estos otros con la ambición, con el amor por sí mismos, que no busquen nada más que su propio interés, con adquirir riquezas sin trabajar… de forma legal o no.

Excitad a aquellos otros hacia la sensualidad y el amor al placer. Dejad que el vicio los ciegue”. (Aquí usaron palabras obscenas)

“Y con el resto… explorad sus corazones… así conoceréis sus inclinaciones… haced que amen apasionadamente… Actuad sin ningún escrúpulo… no descanséis… no tengáis piedad…

El mundo debe ir hacia la condenación… y que las almas no se me escapen.  

De vez en cuando, los discípulos de Satán respondían: 

“Somos tus esclavos… trabajaremos sin descanso.

Sí, muchos luchan contra nosotros, pero trabajaremos noche y día. ¡Conocemos tu poder!”

Hablaban todos a la vez, y el que yo entendí que era Satán usaba palabras espantosas.

En la distancia, pude oír un bullicio de fiesta, el tintineo de las copas. Y gritó:

¡Dejad que ellos mismos se junten en sus comidas! Eso lo pondrá todo más fácil para nosotros. Dejadlos que vayan a sus banquetes.

El amor al placer es la puerta por la que vosotros os apoderaréis de ellos… Y esas almas ya no serán capaces de escapar de mí”.

 Añadió cosas tan horribles que nunca podrían ser escritas ni dichas. Luego, como sumergidos en un remolino de humo, se desvanecieron. (3 de febrero de 1923)

El Demonio gritaba rabiosamente por un alma que se le escapaba:

Llenad su alma de miedo, llevadla a la desesperación.

¡Si ella pone su confianza en la Misericordia de Ese… (Aquí usó palabras blasfemas contra Nuestro Señor).
¡Todo estará perdido!

Pero no; llévadla a la desesperación, no la dejéis ni por un instante, por encima de todo, haced que se desespere…”

Entonces el Infierno resonó con gritos frenéticos.    Y cuando finalmente el diablo me arrojó fuera del Abismo, se fue amenazándome.

Entre otras cosas, decía:

“¿Es posible que tales enclenques criaturas tengan más poder que yo, que soy tan poderoso?…

Debo enmascarar mi presencia, trabajar en la sombra, cualquier esquina será buena para tentarlos… susurrando a un oído… en las hojas de un libro… debajo de una cama…

Algunas almas no me prestan atención, pero hablaré y hablaré. Y a fuerza de hablar, alguna palabra quedará…

¡Sí, debo ocultarme en lugares en los que no pueda ser descubierto!” (7, 8 febrero de 1923)  

SU RETORNO DEL INFIERNO

Josefa, en su retorno desde el Infierno, notó lo siguiente:“Vi varias almas caer dentro del Infierno.

Y entre ellas estaba una niña de quince años, maldiciendo a sus padres por no haberle hablado del temor de Dios ni por haberla avisado de que existía un lugar como el Infierno”.

Su vida fue muy corta, decía ella, pero llena de pecado, porque ella le concedió hasta el límite todo lo que su cuerpo y sus pasiones le pedían, en el camino de su autosatisfacción, especialmente había leído malos libros.” (22 de marzo de 1923)

Los ruidos de confusión y blasfemias no cesan ni por un sólo instante.

Un nauseabundo olor asfixia y corrompe todo.

Es como el quemarse de la carne putrefacta, mezclado con alquitrán y azufre…

Una mezcla a la que nada en la Tierra puede ser comparable”. (4 de septiembre de 1922).La noche del miércoles al jueves 16 de marzo, serían las diez, empecé a sentir como los días anteriores ese ruido tan tremendo de cadenas y gritos.

En seguida me levanté, me vestí y me puse en el suelo de rodillas.

Estaba llena de miedo.

El ruido seguía; salí del dormitorio sin saber a dónde ir ni qué hacer.

Entré un momento en la celda de Nuestra Beata Madre…

Después volví al dormitorio y siempre el mismo ruido.

Sería algo más de las doce cuando de repente vi delante de mí al Demonio que decía:“atadle los pies… atadle las manos”.

Perdí conocimiento de dónde estaba y sentí que me ataban fuertemente, que tiraban de mí, arrastrándome.

Otras voces decían:

 “No son los pies los que hay que atarle… es el corazón”.

Y el diablo contestó:

Ese no es mío.

Me parece que me arrastraron por un camino muy largo.

Empecé a oír muchos gritos.   Y en seguida me encontré en un pasillo muy estrecho.

En la pared hay como unos nichos, de donde sale mucho humo pero sin llama. Y hay muy mal olor.

Yo no puedo decir lo que se oye, toda clase de blasfemias y de palabras impuras y terribles.

Unos maldicen a su cuerpo… y los miembros con los que pecaron.

Otros maldicen a su padre o madre…

otros se reprochan a ellos mismos el no haber aprovechado tal ocasión o tal luz para abandonar el pecado.

En fin, es una confusión tremenda de gritos de rabia y desesperación.

Pasé por un pasillo que no tenía fin…

Y luego, dándome un golpe en el estómago, que me hizo como doblarme y encogerme, me metieron en uno de aquellos nichos.Donde parecía que me apretaban con planchas encendidas y como que me pasaban agujas muy gordas por el cuerpo, que me abrasaban.

En frente de mí y cerca, tenía almas que me maldecían y blasfemaban. Es lo que más me hizo sufrir…

Pero lo que no tiene comparación con ningún tormento, es la angustia que siente el alma, viéndose apartada de Dios.

“Me pareció que pasé muchos años en este Infierno, aunque sólo fueron seis o siete horas…

Luego sentí que tiraban otra vez de mí.

Y después de ponerme en un sitio muy oscuro, el Demonio, dándome como una patada me dejó libre.

No puedo decir lo que sintió mi alma cuando me di cuenta de que estaba viva y que todavía podía amar a Dios.Para poderme librar de este Infierno y aunque soy tan miedosa para sufrir, yo no sé a qué estoy dispuesta.

Veo con mucha claridad que todo lo del mundo no es nada en comparación del dolor del alma que no puede amar, porque allí no se respira más que odio y deseo de la perdición de las almas”.(…)

“Cuando entro en el Infierno, oigo como unos gritos de rabia y de alegría, porque hay un alma más que participa de sus tormentos.

No me acuerdo entonces de haber estado allí otras veces, sino que me parece que es la primera vez.

También creo que ha de ser para toda la eternidad y eso me hace sufrir mucho.

Porque recuerdo que conocía y amaba a Dios, que estaba en la religión, que me ha concedido muchas gracias y muchos medios para salvarme…¿Qué he hecho para perder tanto bien…? ¿Cómo he sido tan ciega…? ¡Y ya no hay remedio…!   

También me acuerdo de mis Comuniones, de que era novicia, pero lo que más me atormenta es que amaba a Nuestro Señor muchísimo… Lo conocía y era todo mi tesoro…

No vivía sino para Él… ¿Cómo ahora podré vivir sin Él…?

Sin amarlo… Oyendo siempre estas blasfemias y este Odio… siento que el alma se oprime y se ahoga…

Yo no sé explicarlo bien porque es imposible.  

LA LUCHA DEL DEMONIO PARA ARREBATAR ALMAS

Más de una vez presencia la lucha encarnizada del demonio para arrebatar a la misericordia divina tal o cual alma que ya creía suya.  Entonces los padecimientos de Josefa entran a lo que parece en los planes de Dios, como rescate de estas pobres almas, que le deberán la última y definitiva victoria, en el instante de la muerte.

“El diablo estaba muy furioso porque quería que se perdieran tres almas… Gritaba con rabia:

¡Que no se escapen…! ¡Que se van…! ¡Fuerte…! ¡Fuerte!

“Esto así, sin cesar, con unos gritos de rabia que contestaban de lejos, otros demonios.

Durante varios días presencié estas luchas.

“Yo supliqué al Señor que hiciera de mí lo que quisiera, con tal que estas almas no se perdiesen.

Me fui también a la Virgen.

Y Ella me dio gran tranquilidad porque me dejó dispuesta a sufrirlo todo para salvarlas. Y creo que no permitirá que el diablo salga victorioso“.(…)

El demonio gritaba mucho:

¡No la dejéis…! ¡Estad atentos a todo lo que las pueda turbar…!

¡Que no se escapen… haced que se desesperen…!

Era tremenda la confusión que había de gritos y de blasfemias.

Luego oí que decía furioso:

¡No importa! Aún me quedan dos… Quitadles la confianza…

Yo comprendí que se le había escapado una, que había ya pasado a la eternidad, porque gritaba:

¡Pronto… De prisa…!

Que estas dos no se escapen… Tomadlas, que se desesperen…

¡Pronto, que se nos van.!En seguida, con un rechinar de dientes y una rabia que no se puede decir, yo sentía esos gritos tremendos:

¡Oh poder de Dios que tienen más fuerza que yo…! ¡Todavía tengo una.., y no dejaré que se la lleve…!

El Infierno todo ya no fue más que un grito de desesperación, con un desorden muy grande.

Y los diablos chillaban y se quejaban. Y blasfemaban horriblemente.

Yo conocí con esto que las almas se habían salvado.

Mi corazón saltó de alegría, pero me veía imposibilitada para hacer un acto de amor.

Aún siento en el alma necesidad de amar…

No siento odio hacia Dios como estas otras almas. Y cuando oigo que maldicen y blasfeman, me causa mucha pena;

No sé qué sufriría para evitar que Nuestro Señor sea injuriado y ofendido.

Lo que me apura es que pasando el tiempo seré como los otros.

Esto me hace sufrir mucho, porque me acuerdo todavía que amaba a Nuestro Señor y que Él era muy bueno conmigo.

Siento mucho tormento, sobre todo estos últimos días.

Es como si me entrase por la garganta un río de fuego que pasa por todo el cuerpo. Y unido al dolor que he dicho antes.

Como si me apretasen por detrás y por delante con planchas encendidas…

No sé decir lo que sufro… Es tremendo tanto dolor…

Parece que los ojos se salen de su sitio y como si tirasen para arrancarlos… Los nervios se ponen muy tirantes.

El cuerpo está como doblado, no se puede mover ni un dedo…

El olor que hay tan malo, no se puede respirar.

Pero todo esto no es nada en comparación del alma, que conociendo la Bondad de Dios, se ve obligada a odiarLe y sobre todo, si le ha conocido y amado, sufre mucho más…”.

Josefa despedía este hedor intolerable siempre que volvía de una de sus visitas al Infierno o cuando la arrebataba y atormentaba el Demonio.Olor de azufre, de carnes podridas y quemadas que según fidedignos testigos, se percibía sensiblemente durante un cuarto de hora y a veces media hora.

Y cuya desagradable impresión conservaba ella misma mucho más tiempo todavía.

Oí a un demonio, del cual había escapado un alma, forzado a confesar su impotencia:

‘Desconcertante… ¿Cómo pueden hacer para que se me escapen tantas?

Eran mías’ (y enumeró sus pecados)…

‘Trabajé muy duramente, y aún así se escaparon entre mis dedos…

Alguien debe estar sufriendo y reparando por ellos.” (15 de enero de 1923).

“El Infierno de las almas consagradas”. 

(Biografía: Capítulo VII, 4 de septiembre de 1922).

“La meditación del día fue sobre el Juicio particular de las almas religiosas. Yo no podía liberar mi mente de este pensamiento, a pesar de la opresión que sentía.

De pronto, me sentí rodeada y oprimida por un gran peso, de tal forma que en un instante, vi más claramente que nunca antes lo maravillosa que es la Santidad de Dios y Su aborrecimiento del pecado.

“Vi en un instante mi vida entera, desde mi primera confesión hasta este día.

Todo me fue vívidamente presentado:

Mis pecados, las gracias que recibí, el día que entré en religión, mis vestidos de novicia, mis primeros votos, mis lecturas espirituales, mis tiempos de oración, los avisos que me fueron dados.Y todas las ayudas de la vida religiosa.

Imposible describir la confusión y la vergüenza que una alma siente en ese momento, cuando se da cuenta:

‘¡Todo está perdido, y estoy condenada para siempre!’”

Como en sus anteriores descensos al Infierno, sor Josefa nunca se acusaba a sí misma de ningún pecado específico que pudiera haberla conducido a tal calamidad.

Nuestro Señor había proyectado únicamente que ella sintiera las consecuencias, si hubiera merecido tal castigo.

Sor Josefa escribió:

“Instantáneamente, me encontré a mí misma en el Infierno, pero no arrastrada allí como antes.

El alma se precipita allí ella misma, como si fuera para esconderse de Dios y así ser libre de odiarlo y maldecirlo.Mi alma se precipitó en las profundidades abismales, cuyo fondo no puede ser visto, porque es inmenso…

Al mismo tiempo que oí a otras almas riéndose y alegrándose de verme compartir sus tormentos.

Fue martirio suficiente oír las terribles imprecaciones provenientes de todas partes, pero que no puede ser comparado con la sed de lanzar maldiciones que se apodera de las almas,

Y cuanto más se maldice, más se desea maldecir y más aumenta esta sed.

Nunca había sentido lo mismo antes.

Las últimas veces mi alma había sido oprimida de angustia al oír estas horribles blasfemias, a pesar de ser completamente incapaz de producir ni un solo acto de amor.

Pero hoy fue de otra manera.

“Vi el Infierno como siempre antes, los largos corredores oscuros, las cavidades, las llamas…

Oí las mismas blasfemias e imprecaciones, porque —y de esto he escrito ya antes— a pesar de que no eran visibles formas corporales,

los tormentos se sentían como si estuvieran presentes, y las almas se reconocen las unas a las otras.

Una dijo:

‘Hola, ¿Tú por aquí? ¿Y estás tú como nosotros?

Nosotros éramos libres de tomar esos votos o no… ¡Pero no!’

Y maldecían sus votos.

Algunas almas maldecían la vocación que habían recibido. Y a la que no habían correspondido…   La vocación que habían perdido porque no habían querido vivir humildes y mortificados…

En una ocasión, cuando estaba en el Infierno, vi un gran número de sacerdotes, religiosos y monjas, maldiciendo sus votos, sus órdenes, a sus superiores…

Y a todo aquello que les había dado la Luz y la gracia que habían perdido.

Vi también a algunos prelados.

Uno se acusaba a sí mismo de haber utilizado ilícitamente los bienes pertenecientes a la Iglesia. (28 de septiembre de 1922)

Los sacerdotes lanzaban maldiciones contra sus lenguas, las cuales habían consagrado; contra sus dedos, que habían portado el Sagrado Cuerpo de Nuestro Señor;Contra las absoluciones que habían concedido; mientras ellos estaban perdiendo sus propias almas y contra la ocasión por la cual habían caído en el Infierno. (6 de abril de 1922)

Un sacerdote decía:

“Trago veneno porque usé dinero que no era mío… el dinero que me daban por las Misas que no ofrecí”.

Otro decía que había pertenecido a una sociedad secreta que había traicionado a la Iglesia y a la religión.

Y que había sido sobornado para cometer toda clase de terribles profanaciones y sacrilegios.

Y otro más decía que había sido condenado por asistir a diversiones obscenas, tras las cuales no debería haber celebrado la Misa…

Y que él había pasado unos siete años así.

“Todo esto lo sentí como antes.

Y a pesar de que estas torturas eran terroríficas, serían soportables si el alma estuviera en paz. Pero sufre indescriptiblemente.

Hasta ahora, cuando bajaba al Infierno, pensaba que había sido condenada por abandonar la vida religiosa.

Pero esta vez fue diferente. Portaba una marca especial, un signo de que yo era una religiosa, un alma que había conocido y amado a Dios.

Y había otros que portaban el mismo signo.

No puedo decir cómo lo reconocí, quizás en la manera especial de insultarlos con que los trataban los espíritus malvados y otras almas condenadas.

También había muchos sacerdotes allí. Este sufrimiento particular no soy capaz de explicarlo.

Era mucho más diferente del que había experimentado en otras ocasiones, porque si las almas de esos que vivieron en el mundo sufren terriblemente,

Infinitamente peor son los tormentos de los religiosos.

Incesantemente, las tres palabras:

POBREZA,CASTIDAD Y OBEDIENCIA, son impresas sobre el alma con punzante remordimiento.

“POBREZA:

¡Eras libre y lo prometiste! ¿Por qué, entonces, buscaste aquella comodidad? ¿Por qué tomaste aquella cosa que no te pertenecía?

¿Por qué diste ese placer a tu cuerpo? ¿Por qué te permitiste disponer de la propiedad de la comunidad? ¿No sabías que ya no tenías el derecho de poseer nada, que habías renunciado libremente al uso de esas cosas?…

¿Por qué murmurabas cuando no había nada para ti, o cuando te imaginabas peor tratado que los otros? ¿Por qué?

CASTIDAD:

Cuando estás enemorado@ de Dios, NO te sientes solo@ y NO TE HACE FALTA NINGÚN OTRO AMOR. María te da la fortaleza para defender tu FIDELIDAD A DIOS…

Tú mismo hiciste ese voto libremente y con pleno conocimiento de sus implicaciones… te obligaste a ti mismo… lo querías… ¿Y cómo lo has observado?

Siendo así, ¿Por qué no permaneciste donde habría sido lícito para ti concederte placeres y alegría?

“Y el alma torturada responde: 

Sí, hice esos votos; era libre… habría podido no hacer el voto, pero lo hice y era libre…’ ¿Qué palabras pueden expresar el martirio de tal remordimiento?”

Escribe sor Josefa: “Y todo el tiempo las imprecaciones e insultos de otras almas condenadas continúan.

“OBEDIENCIA:¿No te comprometiste completamente a obedecer la Regla y a tus Superiores? ¿Por qué, entonces, juzgabas las órdenes que te eran dadas?

¿Por qué desobedecías la Regla? ¿Por qué te dispensabas de la vida comunitaria?

Recuerda qué dulce era la Regla… y no la guardaste…

¡Y ahora! —gritan voces satánicas—:

“Tienes que obedecernos a nosotros no sólo por un día o un año, o un siglo, sino por siempre jamás, por toda la eternidad… Es tu propia obra… Eras libre.

“El alma constantemente recuerda cómo había elegido para sí a Dios como su Esposo y que una vez Lo amara sobre todas las cosas…

Que por Él había renunciado a los más legítimos placeres y a todo lo que consideraba más querido en la Tierra. Que en el comienzo de su vida religiosa había sentido toda la pureza, dulzura y fuerza de este Amor Divino,

Y que por una pasión desordenada…

Ahora debe odiar eternamente al Dios que había elegido para amar.

Este odio forzado es un tormento devorador que consume el alma,

Ninguna alegría del pasado puede aportar ni el más mínimo alivio.

“Uno de sus mayores tormentos es la vergüenza”, —añade sor Josefa—.“Le parece que todos los condenados de su alrededor se burlan continuamente de ella diciendo:

‘Que se perdiera quien nunca tuvo las ayudas de las que tú disfrutaste no sería una sorpresa…

Pero tú… ¿De qué careciste? Tú, que vivías en el palacio del Rey… que festejabas en la Mesa de los elegidos.’

“Todo lo que he escrito,” —concluye—, “no es más que una sombra de lo que el alma sufre.}

Porque las palabras no pueden expresar tan espantosos tormentos.” (4 de septiembre de 1922).