D93 LA FURIA DE LA NATURALEZA 1


Julio 29 de 2019

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, ante todos éstos acontecimientos que se vendrán sobre todo el género humano,

NO VIENEN DEL CIELO,

SERÁN PERMITIDOS,

PARA VUESTRA PURIFICACIÓN.

Ciertamente, os habéis atraído éstos acontecimientos por vuestro mal proceder.

Os habéis perdido de las Bendiciones de vuestro Dios, porque vosotros mismos las rechazásteis, le disteis la espalda a vuestro Dios, NO quisisteis convivir con Su Gracia.

El Mal, ahora los atrapará fácilmente; os azotará, os llevará a sus cuevas, os apartará de la Luz.Nuestra Misericordia vendrá cuando el hombre nuevamente se dé cuenta de que necesita a su Dios, que necesita a su Padre que tanto lo Ama y lo cuida.

El hombre perverso estará junto al que es el Mal, al que es la Serpiente Antigua, ayudará a ésta a combatir a sus hermanos.

¡Ay, de aquellos que así lo hagan!, más les valiera no haber nacido.

Luchar contra sus hermanos, ya es grande, es fuerte, es horrendo ante Mis Ojos; pero volverse instrumentos del mal y luchar para él abiertamente Mis pequeños, Mi Justicia será implacable contra ellos.

El Mal los aplastará, porque eso quisieron y eso se ganarán, NO SERÉ YO EL QUE LOS CASTIGUE, será el mismo Maligno el que los castigará. El Engañador se los llevará.

Mis pequeños, Mi Misericordia es grande, lo más Infinito. El regaño, el castigo, os lo habéis ganado; reconocedlo, Mis pequeños.

Si sois humildes, reconoced el mal que habéis provocado al Cielo.

Entended la Lección que estáis recibiendo. Entendedla, Mis pequeños, porque será para vuestro bien. Esto servirá para las futuras generaciones.

Que reconocerán el pecado de sus antepasados y por un tiempo la Gracia grande triunfará sobre la Tierra.

Tiempos bellos, tiempo de Amor, tiempo de pureza virginal estará en éstos Tiempos Nuevos que se os darán por Mi Misericordia y por vuestro arrepentimiento, por vuestra humildad.

Mis pequeños, entended que Yo, vuestro Padre, quiero lo mejor para vosotros, que Yo he estado siempre tratando de uniros en Un solo Corazón, el vuestro con el Mío, en solo Corazón lleno de Amor.

Un solo Corazón, que puede vencer todo; pero no solamente vencer Mis pequeños, ENGRANDECER  todo.

A vuestros Primeros Padres les di el cuidar de la Creación. Les pedí llevarla hacia su grandiosidad, porque Me tenían a Mí, y de Mí, podéis obtener todo.

El hombre trabajando Conmigo, puede hacer grandes Milagros.  Tomad de Mí, Mis pequeños atribulados por éstos tiempos; porque deberéis hacer grandes Milagros para con vuestros hermanos, para ayudarles, para levantarlos, para salvarlos.

Mis pequeños, os Amor, entended eso, os Amo con todo Mi Corazón. Volved a Mí, volved arrepentidos, volved antes de que esto se vuelva peor.

VOSOTROS PODÉIS AMINORAR LOS ACONTECIMIENTOS

 Entended Mis pequeños esto, volved arrepentidos.

Yo Soy el Rey, vosotros los hijos pródigos y el Reino está abierto para vosotros, pero deberéis sufrir.

Y arrepentidos, el corazón con humildad, regresad a Mí y Yo os pondré nuevamente el anillo en vuestro dedo.

Hijitos Míos, estáis viendo cómo el mundo entero está sufriendo, son los primeros dolores de parto para el nacimiento de un Nuevo Mundo que os voy a dar.Y vosotros en cierta forma, seréis como ésas madres que están pariendo; que sufriréis, pero después gozaréis con el Nuevo Reino que vendrá.

Y os digo que seréis como ésas madres, porque ayudaréis a parir éste Nuevo Mundo por vuestras oraciones, por vuestra donación, por ser otros Cristos en éstos momentos de la historia, por ser hijos obedientes, por ser ésos hijos que aprendieron la lección y que gracias a ella, estáis dando lo mejor que podéis dar.

Sois ésas madres que gozaréis lo que Yo os voy a dar, sois intercesores ante Mi Gracia y ante Mi Amor, sois ésos hijos Míos, los verdaderos “hijos Míos”, que Me reconocéis como Padre,

porque estáis Conmigo, porque Me buscáis, porque conocéis las necesidades espirituales de vuestros hermanos e intercedéis por ellas, porque Me consentís dándoMe vuestros momentitos de Amor, vuestras delicadezas, vuestros agradecimientos, vuestros regalitos de niños pequeños.

En resumen, sois ésos hijos buenos a los que el Padre no les puede negar nada, porque vosotros sois lo que debéis ser, los hijos de Mi Corazón.

Mis pequeños, seguid adelante y manteneos unidos en Oración con vuestros hermanos, que son Mis hijos también alrededor del Mundo.  Vuestra Oración de corazón está uniendo a toda la Humanidad,

Y os había ya dicho anteriormente que cuando vuestras oraciones se unieran alrededor del mundo, es cuando se iba a dar la Luz en el mundo.

Os estáis uniendo Mis pequeños, manteneos así, ahora estáis en la obscuridad, pero poco a poco iréis viendo cómo vuestra oración, vuestra donación y todo hecho en Fe, empezará a fructificar en vuestro corazón.

Sabed porque Yo se los voy a permitir así, sabed que se están acercando ya ésos momentos bellos.

Pero que debéis pasar ésta Purificación por una necesidad de limpieza de vuestras almas, tanto de vosotros como de vuestros hermanos,

porque el regalo que os voy a dar, es inmenso y deberéis entrar a ése Nuevo Mundo que os voy a dar de la mejor forma.

Vosotros os arregláis, os perfumáis, os peináis para estar de la mejor forma visibles ante vuestros hermanos cuando os invitan a una fiesta importante,ÉSTA VA A SER LA FIESTA MÁS IMPORTANTE DE VUESTRA VIDA

 Los que ahora estáis viviendo sobre la Tierra el cambio, el cambio que Yo voy a permitir para que vosotros gocéis Mis Bendiciones y se elimine también el Mal sobre la Tierra.

Estáis viviendo momentos de cambio dramáticos y bellísimos a la vez.

Hijitos Míos, morir en Mí, no es morir, es nacer. Cuando morís, estando siempre ante Mi Presencia, el paso es fácil y bello; porque desde antes, al estar viviendo sobre la Tierra y estando ante Mi Presencia, sabéis que es un delgado velo el que os está separando de Mí y que la muerte,

Vuestra muerte humana, va a rasgar ése velo y es cuando Me mostraré ante vosotros tal cual Soy y veréis la belleza más grande que podáis imaginar.

Es más, ni podéis imaginar lo que Soy y que veréis en ésos momentos y vuestra alegría será tan grande, que quisieras nuevamente morir para verMe. Sí, Mis pequeños, vosotros sois tan limitados, vuestras capacidades son tan limitadas que no podéis ni siquiera imaginarMe ni imaginar el mundo que se os va a abrir en esos momentos.

Estáis viviendo este mundo lleno de pobrezas espirituales, de maldad, de odios, rencores, pleitos, guerras. Ataques de unos contra otros y tantas y tantas cosas tan feas que vivís todos los días,

Aunque ciertamente también recibís amor, porque no todo lo que hay en la Tierra es maldad. Hay almas que también han abierto su ser, su vida hacia Mí y ellas producen Mi Amor y también amor recibís,

Pero Mi Presencia es inimaginable para vosotros y por eso, si estáis viviendo en Mí, durante vuestra vida, ya deseáis que se recorra ése velo que nos separa, para que Me sintáis, Me viváis plena y eternamente.

Es el regalo inmenso, inconmensurable que Yo le doy a las almas que han procurado vivir en Mí y para Mí y para vuestros hermanos en consecuencia,

porque si estáis llenos de Mí y de Mi Amor, al ser Mi Amor dinámico debéis darlo a los que están a vuestro alrededor y ellos gozan de Mí a través de vosotros.

Pero ¡Ay!, de aquellas almas en las que Yo no vivo continuamente para ellas, que no Me toman en cuenta, que no buscan que Yo sea lo primero en su vida.

Desgraciadamente estas almas que no Me buscan, muchas de ellas Me temen y ya os he dicho que es un dolor grande para Mí el que Me teman cuando Yo Soy todo Amor.

Estas almas Me toman como a un verdugo, Me toman como alguien que las está siguiendo para castigarlas, porque Yo no vivo en su vida.

En lugar de pensar que Yo estoy para ayudarles, para tomarlas de la mano, para perdonarles en todo momento y sobre todo, de comprenderlas.

Porque un verdadero Padre, comprende la pequeñez y los defectos de los hijos, perdona y luego ayuda.

¿Entonces cómo podéis decir que Me teméis? Cuando Yo solamente os puedo dar un bien para que vosotros os desarrolléis plenamente en lo espiritual y con ello podáis tener una vida agradable sobre la Tierra.

Pero estas almas que no viven para Mí ni están Conmigo, que no Me buscan, para ellas,  SÍ, EL MOMENTO DE LA MUERTE ES TREMENDO

 Porque no Me conocen, porque no Me han buscado y aquél que no conoce al Amigo, que no conoce al Hermano, se Le teme, porque no sabe cómo va a reaccionar.

Si éstas almas Me conocieran, sabrían que de Mí solamente puede salir Amor, pero un Amor Puro y Santo, desconocido para ellas.

Ayudadles Mis pequeños, a estas almas que temen estar ante Mí, que temen hasta el morir, que temen acercarse a Mí.

Porque sienten que al vivir en pecado, en maldad, sienten que en su corazón no Me merecen, porque no saben que Yo perdono todo y todas las almas tienen derecho a estar Conmigo.

Ayudadles, Mis pequeños, cuando entréis en contacto con ellas, pedídMelo, porque ya os he preparado a vosotros para ayudarles, dadles ésa Gracia especial de parte Mía de acercarlas a Mí y que gocen de Mí a través de vosotros.

Gozad Mis pequeños, por la conversión de estos hermanos vuestros que necesitan de Mi Vida espiritual, que necesitan de esa vida Celestial.  Ayudadles, que vayan conociendo lo que va a ser la Eternidad.

Dadles esa vida que ya vosotros vivís, dadles ésa confianza de vivir en Mí, dadles Mi Amor, que ya vosotros mismos producís.

Sois Mis hijos y vosotros sí comprendéis lo que os estoy diciendo, mientras que hay muchos hermanos vuestros que aún no puedo llamar Mis hijos como os llamo a vosotros, que con vuestra Oración, vosotros les ayudaréis a su salvación eterna.

Y por ellos os pido que oréis incesantemente, para que Yo también los pueda llamar así, Mis hijos consentidos, como a vosotros.

La tarea es difícil, porque hay tantos, tantos hermanos vuestros que están muy alejados de lo que deben ser en estos momentos.

Atraedlos a Mi Corazón, traédMelos a todos Mis pequeños, perseverad en la Oración, pero sobre todo, en el ejemplo.  Que éstos hermanos vuestros, que están alejados de Mí, vean en vosotros Mi Presencia y eso es lo que va a hacer que muchos de ellos os sigan y se dejen tocar por Mi Amor a través de vuestras palabras y de vuestras obras.

Manteneos dando ejemplo en todo sentido, Mis pequeños, ejemplo de Mi Vida Divina en vosotros. Os amo, Mis pequeños, os amo, Mis hijos.

Os amo, Mis pequeños y así como Yo os amo, amadles a ellas.

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espíritu de Amor y Vivificador.

Mí Santa Hija, la Siempre Virgen Maria, os cuidará y os guiará para aplastar la cabeza de la Serpiente del Mal. Dejaos llevar por Sus Palabras de Amor y Salvación. Su ternura es excelsa.  

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: