Archivos diarios: 10/08/19

N264 ENTENDER LA PRUEBA


07 de Agosto 2018 

Hijitos Míos, la Renovación se tiene que dar, renovación de la Humanidad, renovación de la Iglesia, renovación en la sociedad, renovación en vosotros mismos.

Mis pequeños, todo tiene que ser renovado. Satanás se ha encargado de destruir la obra que Yo, desde un Principio, creé para todos vosotros.

El hombre, en su debilidad y ya afectados por el Pecado Original, ha permitido que su corazón se fuera marchitando en el Amor.

Sí, Mis pequeños, vuestros corazones se han marchitado y deben ser renovados para que como una flor, volváis a dar ese aroma bello que es el Amor.

Yo Soy el Amor y vosotros sois copartícipes de éste Amor que os creó; vosotros debierais estar produciendo el Amor en pleno; pero le habéis hecho caso a Satanás, habéis sido afectados por él

Y él no deja que vuestro aroma se disperse entre los hombres.Vosotros debéis volver a Mí para que Yo os cuide, os alimente, os riegue con Mis Bendiciones.

Y así, crezcáis nuevamente sanos, fuertes, bellos y el aroma de cada uno de vosotros y que además es diferente, se vaya dispersando

 Y Yo, como Padre vuestro, reciba el aroma del amor de cada uno de vosotros de tal forma, que éste mundo vuelva a ser esa belleza que Yo creé en el Principio de los Tiempos, donde todo era perfecto, bello, aromático.

Sí, Mis pequeños, todo volverá como al Principio, pero vosotros debéis poner de vuestra parte.

Os debéis disponer ante Mí vuestro Dios, para que aceptando vosotros el error en el que habéis crecido, os consagréis a Mí y Yo os pueda ayudar a ésta conversión de corazón que se tiene que dar en vosotros.

Yo respeto vuestra libertad, os lo he dicho; pero vosotros os debéis dar cuenta que no estáis dando lo que debierais dar, que no sois ahora lo que debierais ser.Ciertamente vosotros os veis los unos a los otros como lo que sois, seres humanos con vuestras características y peculiaridades, pero habéis decrecido por el mal y por el pecado.

CreédMe Mis pequeños, no sois ni la sombra de lo que debéis ser. Cuando todo sea renovado, entenderéis lo que os estoy diciendo ahora.

Cuando Yo hablo de perfección, hablo de niveles altísimos que ahora vosotros no podéis entender.

Vosotros, al ser afectados por el pecado perdisteis mucho, tanto en lo espiritual, como en lo material y hablo también de vuestro cuerpo y de sus capacidades, todo lo recuperaréis cuando venga la Purificación.

Por eso os digo que la esperéis con gusto, que aunque veáis que todo se vuelve adverso, esto se tiene que dar, pero será para vuestro Bien, Mis pequeños

Porque después de ella, vosotros llegaréis nuevamente a ésa perfección en la que fuisteis creados y entonces sí gozaréis vuestro nuevo cuerpo y vuestra nueva alma.Y cada uno de ellos con capacidades extraordinarias, que muchas de ellas ni siquiera conocéis y que se perdieron por el mismo pecado.

BENDECID la Purificación, que está ya sobre vosotros, porque vosotros ganaréis muchísimo y Yo os volveré a ganar plenamente como Mis hijos que sois.

Y que vuestro corazón no sienta la obligación de “tener que” amarMe, os lo pido. Poneos en Mí lugar,

imaginad que os presentan a alguien que vosotros no conocéis y así de repente, en ese primer encuentro os dicen que vosotros tenéis la obligación de querer a ésa persona, vosotros mismos rechazaríais ésa situación.

No se puede amar nada más así, por obligación; el amor viene a través del trato y debéis empezar poco a poco.

Vosotros mismos debéis ser muy cautelosos cuando siendo padres de familia, estáis enseñando a hermanitos vuestros: vuestros hijos. Debéis de llevarlos poco a poco a que Me vayan conociendo, hablándoles de Mí.

Enseñándoles de cómo Mi Amor trabaja en las almas, hablándoles de Mis Milagros, de Mi Hijo, de la Creación, de tantas cosas bellas que Yo os he dado.

Y así, poco a poco, adentrando a vuestros hermanitos a ésa vida íntima Conmigo, a ésa vida espiritual, es como empezarán a amarMe.

Cuando su alma ya vaya tomando de Mí su alimento diario, a través de la Oración, a través de ésa búsqueda constante que el alma debe tener Conmigo,

Porque si realmente vosotros Me amáis y queréis estar Conmigo, si vuestra alma sabe que sin Mí no sois nada y que el alimento del alma Soy Yo,

Entonces el alma Me buscará para alimentarse todos los días y así es como vosotros mismos vais gozando el estar Conmigo.

Gozáis en el buscarMe, gozáis de las Bendiciones que Yo derramo sobre vosotros, aprendéis a reconocerMe en vuestros acontecimientos diarios y así es como el alma va intimando Conmigo,Se vuelve una vida íntima de Dios, Yo, vuestro Padre, con la creatura.

Yo os puedo llamar y vosotros reconoceréis Mi Voz y vosotros mismos os preocuparéis de guardar ésos momentitos que Me merezco para platicar Conmigo

Y también el alma tendrá la oportunidad de llamarMe y Yo ahí estaré también para asistiros. Y así es como se va dando ésa relación familiar que quiero de cada uno de vosotros.

Ésa vida íntima del alma es la que más gozo y vosotros también; pero se tiene que ir dando poco a poco, Mis pequeños.

Os repito, no presionéis a vuestros hermanos, ya sean vuestros hijos, ya sean conocidos, ya sean otras almitas a las que vosotros les vais a enseñar poco a poco, Mis pequeños

Y así es como se va gozando ése crecimiento en el Amor, que durará primeramente toda vuestra vida en la Tierra y posteriormente, en la eternidad.  Mi Amor siempre es gratificante. Cuando tenéis problemas, cuando os sentís apesadumbrados, tristes y afligidos, el remedio siempre será Mi Amor, Mi Presencia en vosotros, vuestra donación total.

Yo os conozco perfectamente y sé que con la Fuerza de Mi Amor, con la Fuerza de Mi Santo Espíritu, vosotros os reanimáis perfectamente.

Las pruebas siempre vendrán a vuestra vida, no luchéis contra ellas, Mis pequeños, son parte de vuestra existencia, es Mi Voluntad y Yo las permito para que vosotros crezcáis.

Ciertamente contáis con Mis capacidades, contáis con Mi Amor, contáis con la Fuerza que viene de Mí, para que vosotros podáis resolver exitosamente éstas pruebas que siempre os van a hacer crecer, os van a dar Sabiduría,

Os van a ayudar a que vosotros, al dar vuestra experiencia a vuestros hermanos, también ellos crezcan.

Cuando todo lo hacéis Conmigo, todo será positivo, cuando vosotros tratáis de resolver todo con vuestras capacidades, es cuando sufriréis, Mis pequeños.

SOLO DANDO EL PASO DE FE, ¡APRENDEMOS A VOLAR!

Si Yo permito algo en vuestra vida, aceptadlo de corazón.

Pero no os quedéis ahí, pedidMe inmediatamente que os dé la Sabiduría para saber entender la prueba, el por qué vino y cómo os va a servir.

Inmediatamente cuando venga el problema, buscadMe, no tratéis de resolver a solas lo que venga a vuestra vida y a la de los vuestros, siempre buscad Mi ayuda,

Buscad la Sabiduría Santa para que vosotros podáis ayudaros a vosotros mismos o podáis ayudar a vuestro prójimo.

A lo largo de vuestra vida tendréis muchas pruebas en el camino, éstas son inevitables, Satanás os ataca constantemente, pero Yo os voy cuidando.

Yo permito el ataque, pero limito el poder de Satanás para que NO os destruya,

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Esto entendedlo muy bien, Mis pequeños, nunca estaréis totalmente a merced de las fuerzas totales de Satanás.

Yo limito su ataque para que vosotros no os desesperéis ni cometáis algún error con vuestra vida o con la de los vuestros.

Al pedir Mi ayuda, al pedir Mi Sabiduría, vosotros os estáis humillando, os estáis reconociendo pequeños y es cuando Yo puedo actuar perfectamente en vuestra vida y eso no lo soporta Satanás,

él quiere que vosotros actuéis en soberbia, creyéndoos fuertes, creyendo que podréis superar el problema con vuestras fuerzas y eso nunca será, os repito.

Pero en la humildad, todo lo podréis resolver, porque en ése momento Me estáis tomando de la Mano a Mí vuestro Dios y Señor y no seréis vosotros los que actuaréis, seré Yo, vuestro Padre y vuestro Dios.

Recordad cuando erais pequeños, que ibais de la mano con vuestros padres, al momento del problema,

Es el padre ó la madre los que salen a resolver el problema y os evitan el dolor, os defienden, os cuidan y os protegen hasta con su propia vida.Así estoy Yo ahora Mis pequeños, con cada uno de vosotros; ya la vida la dio Mi Hijo por vosotros, tenéis ya una gran protección; contáis Conmigo, con vuestro Padre, contáis con la Luz del Espíritu Santo, tenéis protecciones inmensas.

Así pues, os pido os mantengáis en la humildad y siempre reconociendo vuestra pequeñez; para que pueda salir Yo, vuestro Dios a defenderos, a cuidaros, a levantaros y sobre todo, a aconsejaros,

Para que vosotros seáis cada vez más grandes, más fuertes en la virtud y en el Amor, llenándoos con Mi Sabiduría Santa, que ésta va creciendo siempre ante la prueba.

Hijitos Míos, os pido no elucubréis sobre los acontecimientos venideros, ésos son Mis Misterios; vosotros no tenéis las capacidades para imaginar cómo vendrá la purificación del hombre,

LO QUE SÍ DEBÉIS QUITAR DE VUESTRO CORAZÓN Y DE VUESTRA MENTE,

ES LA DUDA Y EL TEMOR.Deberéis tener siempre presente Mi Amor primeramente, ante todo.

Mucho os he hablado de Mi Amor, os he ido preparando en Mi Amor y en el Amor, hay inmensidad de bendiciones y cuidados para todos vosotros que sois Mis hijos.

Un padre amoroso como Soy Yo, vuestro Dios, no puede gozar en el dolor de la creatura, por más mal que se haya portado ésta con su padre.

Que si, se vienen momentos angustiosos para todos vosotros, siempre estaré Yo presente en vuestro corazón para aliviaros, para reconfortaros, para que vosotros no padezcáis lo que sufriríais si estuvierais solos.

Por eso he insistido Mis pequeños, alrededor del mundo, que la creatura se acerque a Mí, que Me busque, se arrepienta de corazón de sus faltas, que Me vea como Arca de Salvación para que no sufra,

Porque tenéis también la Promesa que os dio Mi Hijo, que si fuerais llamados al martirio, Él tomará vuestros dolores.Yo, como vuestro Padre y Creador, os conozco y conozco vuestra debilidad y vosotros podríais cometer múltiples errores en éstos tiempos de prueba, por eso es necesario que entendáis esto que os estoy diciendo.

Que, si realmente sois humildes, vengáis a Mí, os cobijéis bajo Mi Providencia Divina y la prueba resultará muy fácil de pasar.

Confiad en Mí Mis pequeños, os vuelvo a repetir que os amo infinitamente y os lo he dicho infinidad de veces, Yo no quiero gozarMe en el dolor que padeceréis,

Quiero gozarMe en vuestro arrepentimiento y en el que regreséis a Mí, amándoMe, respetándoMe y teniéndoMe como lo primero en vuestra vida, que sea Yo vuestro Alimento de vida, que sea Yo el todo para vosotros.

A ESO OS QUIERO LLEVAR, MIS PEQUEÑOS

Y MIENTRAS MEJOR LO ENTENDÁIS, MENOS SUFRIRÉISPorque la humanidad va a ser llevada a esto, esto es la finalidad de la Purificación que padeceréis, que regreséis a Mí, arrepentidos y adoloridos de corazón por haberMe hecho a un lado de vuestra vida,

Que Me tengáis como Alimento de vida, que Me tengáis como guía de vuestra vida, que Me tengáis como el Verdadero Padre que Soy y al que debisteis haber respetado durante toda vuestra existencia.

Si vosotros lo entendéis desde antes, gozo habrá en vuestro corazón y esto os protegerá fuertemente contra los Acontecimientos que se vendrán y contra las acechanzas de Satanás.

Si vosotros ya lo comprendisteis así, ayudad a vuestros hermanos a que lo comprendan y especialmente que vean en vosotros esa confianza plena en vuestra vida,

QUE PASE LO QUE PASE NO OS ATEMORICÉIS

 QUE PASE LO QUE PASE, INMEDIATAMENTE RECURRÁIS A MÍ,

DÉJAME QUE TE AYUDE HERMANO

QUE PASE LO QUE PASE, EL AMOR SIEMPRE ESTÉ EN VUESTROS LABIOS

EN VUESTRA MENTE, EN VUESTRO CORAZÓN Y EN VUESTROS ACTOS.

Así estaréis mostrando a vuestros hermanos que realmente Yo Soy lo primero en vuestra vida y que, si aún a pesar de los destrozos que estén causando satanás a vuestro alrededor,

Vosotros estaréis bien cuidados por Mi Providencia y estaréis gozando aún dentro de los acontecimientos adversos que se den a vuestro alrededor.  (el gozo y la paz te los dan, la Presencia tangible de ABBA)

Hijitos Míos, estos momentos de tribulación que pasarán alrededor del Mundo, hará que muchos de vuestros hermanos hasta pierdan la razón, que se suiciden, que haya pleitos fraternos.

Mucha maldad se dará en éstos tiempos, porque mucha maldad hay en el corazón del hombre.

Os habéis apartado de Mí, de Mi Amor, de Mis Enseñanzas, de la Virtud, que solamente os puede dar el estar Conmigo.  Virtud que da Vida, pero que ahora, al no estar Conmigo, vuestros hermanos viven en la muerte.

Muerte espiritual que se han ganado por hacerMe a un lado de su vida.

Mis pequeños, vosotros estáis en la Vida porque estáis Conmigo, os he preparado para ello, para que vosotros podáis dar vida a vuestros hermanos.

Esa es la misión que tendréis en estos tiempos, ser vida para vuestros hermanos que viven en la muerte, que Me han hecho a un lado de su vida, que no Me toman en cuenta,

O si Me toman en cuenta, solamente es para blasfemarMe o recriminarMe lo malo que sucede en sus vidas,

Sin darse cuenta que ellos son los causantes de todo ello, porque se han apartado de Mí y no han querido tomar de Mí, Mis Gracias, Mis Bendiciones, Mi Amor, porque todo ello conlleva un compromiso y no lo quieren tomar.

Mis pequeños, ellos quieren vivir para el mundo, vosotros habéis escogido la mejor parte y estáis Conmigo.Yo quiero que vosotros mantengáis la paz en vuestro interior, la paz en vuestro corazón y muy a pesar de que los demás, los que no están Conmigo, se estén desesperando, sufran y no sepan qué hacer,

Si vosotros os mantenéis en paz, ecuánimes, pero sobre todo, viviendo con la Sabiduría Santa que os dará Mi Santo Espíritu,

Quiero que seáis vosotros los que deis ejemplo de que Yo Vivo en vuestro interior, que todo se va ir dando de acuerdo a Mi Voluntad y que esto siempre será bueno para vosotros.

Os he hablado antes de la paz interior, paz que debéis mantener, porque vosotros seréis ejemplo para muchos en estos tiempos; porque si no es así, os podrán recriminar vuestro proceder.

Vosotros decís estar Conmigo, pero al momento de la tribulación, podéis alejaros y ser un mal ejemplo para vuestros hermanos, porque mucho os he prometido y esto se da; pero vosotros en vuestra falta de Fe y confianza hacia Mí impedís que se dé en vosotros lo que Yo quería daros.

Por eso Mis pequeños, quiero que viváis en Oración profunda continuamente, para que estéis Conmigo, con vuestro Dios, para que estando así, en Oración profunda, Yo os pueda platicar acerca de los acontecimientos por venir,Pero sobre todo, para que Yo os pueda instruir y podáis ayudar a vuestros hermanos con Mi instrucción Divina, para saberse comportar como los hijos de Dios se tienen que comportar en éstos tiempos y en los futuros.

Que vuestra Oración sea universal, sin tiempo y en forma muy amorosa y confiada; solo así es como obtendréis Mis Delicias, Mis Bendiciones, Mis cuidados.

Cuando hagáis Oración, hacedla de corazón, lenta, bien pensada y siempre con un agradecimiento al final, porque os he dicho que cuando dos o más estáis unidos en oración, Yo estaré ahí, en medio de vosotros,

Escuchando vuestras peticiones o vuestras necesidades y resolviéndolas, si éstas son para vuestro Bien. No dudéis en ello, Mis pequeños, Yo estaré con vosotros.

Yo estoy cuidando el Rebaño de Mi Hijo y lo voy acrecentando y éste se va acrecentando por vuestras oraciones y pedimentos.

Vosotros no creéis que un alma mala se pueda convertir y Yo os digo que estáis equivocados.Hay más almas malas o distraídas convertidas, que aquellos que se creen buenos y que no necesitan más. Éstos, por su soberbia, quizá no puedan ni llegar a salvarse.

Aquellos que arrepentidos han venido, es más seguro que lleguen a ganar el Reino de los Cielos.

Por eso os repito, vuestra Oración Mis pequeños, vuestra oración es importantísima, os he enseñado a orar, os he enseñado a confiar en Mí, os he enseñado a amar a vuestro prójimo

AHORA ACTUÁD Mis pequeños, para que éstas almas alcancen a conocerMe y al conocerMe, Me amen y por ese amor reciban el Reino Eterno.

Porque quiero que lejos de que os preocupéis, por la materialidad que se irá perdiendo, por lo que se os irá quitando en estos tiempos, por los acontecimientos que veáis,

Que éstos se vuelvan Oración inmediatamente en vuestro corazón.

Os he hablado de la oración y de su importancia, pero no llegáis todavía a medir en vuestra mente y en vuestro corazón, las capacidades y la fuerza que tiene la oración y sobre todo, cuando oráis con el Cielo.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

Os habéis ganado y he permitido toda esta tribulación, que no debiera suceder si estuvierais Conmigo, para que vosotros vayáis reaccionando ante las necesidades del alma.

Ved que no os estoy hablando de las necesidades del hombre, necesidades materiales. El hombre también necesita de un desarrollo espiritual,

vosotros sois alma, cuerpo y espíritu, pero estáis viviendo ahora en desproporción, porque le estáis dando mucho más al cuerpo, a vuestra vida terrena, a vuestras posesiones,

A todo aquello que tarde ó temprano dejaréis aquí, cuando Yo os mande llamar de regreso, para que Me deis cuenta de todo lo que hicisteis en la Tierra.

Yo os Bendigo, Mis pequeños, espero con confianza el que regreséis a Mí, os he preparado como el padre prepara al hijo, os he instruido como los padres instruyen a los hijos y os he amado como el mejor Padre que podáis tener.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.

Inicio