N265 ENAMORARSE DE DIOS 1


LO ÚNICO POR LO QUE VALE LA PENA VIVIR, ES AQUELLO POR LO QUE VALE LA PENA MORIR

Habla Dios Padre:

Yo, para muchos, Soy el Dios desconocido, el Dios escondido, el Dios que no se dá sino a unos cuantos.

Si vosotros os acercárais a Mí, Vuestro Padre, encontraríais y gozaríais las delicadezas de Mí Amor.

Yo os tenía en Mí Pensamiento y en Mí Amor antes de que fueráis. Ya os amaba, ya os gozaba.

El hecho de saber que cada uno de vosotros iba a nacer, Me llenaba de un amor indefinible. ¡Cuánta alegría en Mí Ser Entero por cada uno de vosotros!

Vosotros gozáis con la venida de un bebé a vuestras vidas, lo esperáis con ansia, la madre lo siente en su vientre, sus movimientos, sus pataditas, alcanzan a escuchar sus latidos, se alegran de esa pequeña vida, dentro de su vida.

Si ésa alegría os invade y os llena de un gozo pleno, ¿Qué no sentiré Yo, Vuestro Creador, que conozco célula a célula a cada uno de vosotros?Conozco todo lo vuestro y no sólo la hechura de vuestro cuerpo, sino las reacciones de vuestra alma y cuando, con el tiempo, esa alma se vuelca a Su Creador y reconoce en Él todas las cosas que existen.

Y reconoce en Él la ternura y la delicadez que puso en sí para poder ser alguien en el Mundo, Yo gozo con una alegría de naturaleza inimaginable para vosotros.

Es ahí cuando gozo en pleno con la hechura de cada una de Mís pequeñas creaciones.

Vosotros gozáis cuando al dar educación, vuestra propia educación, modales y vivencias a vuestros hijos y que con el tiempo, vosotros os veís reflejados en vuestros hijos,

vuestro gozo es grande, porque vuestro prójimo reconoce los rasgos de familia, tanto físicos como de educación y hasta de los modales.

Ahí, en esos pequeños detalles personales se reconoce la procedencia de las personas.

LO MISMO Y MÁS GOZO YO, CUANDO VEO EN VOSOTROS MÍ REFLEJO DE BONDAD,

 Amor, respeto mutuo, donación hacia los demás y todas Mís demás virtudes.

Cuando sóis Mís verdaderos hijos y además lo proclamáis no sólo de palabra, sino de obra, entonces gozo Mí Creación.

Porque Yo Creé todo para vosotros, cada pétalo de una flor, su textura, su color, su aroma, su belleza general; los amaneceres y atardeceres con sus múltiples facetas de colores y formas;

los diferentes frutos de los árboles y plantas con sus diferentes sabores y usos para daros diversidad de alimentos para vuestro cuerpo.

El recreo de vuestro vista en Mís bellezas creadas, el recreo de vuestros oídos en los cantos naturales, en el de vuestros instrumentos musicales y en el de vuestras voces, a veces angelicales,el recreo de vuestro olfato al haber creado diversidad de aromas, tanto para gozarlos de la Naturaleza, como para poderlos usar vosotros mismos;

el deleite de vuestro espíritu al conocer que fue un Dios Amantísimo y Delicadísimo en extremo, el que Creó todas éstas cosas para vosotros y además,

os creó todavía más perfectos a cada uno de vosotros, tanto en el cuerpo como en el alma, para gozar, Yo mismo, también de Mí Creación en vosotros.

Hijitos Míos, si vosotros os imaginárais cuanto os amo,

CUÁNTO ES MÍ DESEO DE QUE RECONOZCÁIS QUIÉN ES REALMENTE VUESTRO PADRE,

el que realmente os dio la luz, el que os ha mimado aún antes de que naciérais a la vida terrena.  Si os diérais cuenta realmente del cuidado tan delicado que pongo en cada DETALLE en la vida de cada uno de vosotros y si Me tuviérais una gran confianza al saber que conozco TODO en vosotros…

Y aún así, BUENOS Y MALOS, OS AMO CON LOCURA,

Correríais a Mí y Me daríais el abrazo amoroso y pleno que tanto deseo de vosotros.

Es tanto Mí Amor por vosotros, que si os presentáis ante Mí con vuestro corazón arrepentido y deseoso de amarme verdaderamente, Yo Me olvido de vuestro pasado,

OS PERDONO Y VUELVO A CREAR UNA NUEVA VIDA

PARA CADA UNO DE VOSOTROS EN MÍ AMOR.

Comprended que Mí Amor TODO lo puede restaurar, todo lo puede comenzar nuevamente, aún cuando os quedaran sólo escasos días de vuestra existencia sobre la Tierra, YO PUEDO REHACER TODA VUESTRA VIDA

Y PODRÍAIS ENTRAR GLORIOSOS A NUESTRA CASA CELESTIAL

Es Nuestra, porque vosotros salísteis de Ella y debiera ser vuestro deseo el regresar a Ella y gozar Conmigo por toda la Eternidad.

Nos os sintáis afligidos si habéis cometido faltas tremendas en vuestras vidas, TODO tiene arreglo en Mí Corazón y en Mí Amor.

No hay imposibles para Mí. Lo que vosotros conocéis, es un conocimiento muy limitado en todos sentidos de vuestras humanas capacidades,

Y nunca podríais, ni siquiera imaginar Mís Capacidades Omnipotentes que existen en Mí, para vosotros y para todo lo creado.

Es tanto Mí Amor para aquellas almas que se sueltan a Mí Amor, que al derramarMe en ellas, en su libre voluntad hacía Mí, que empiezan a vivir cosas insospechadas a vuestras pequeñas capacidades.

Sois tan pequeños y Me deleito tanto en vuestra pequeñez, que cuando os soltáis a Mí, como bebés desprotegidos buscando los brazos paternos, para sentir su seguridad en sus brazos,

Yo os tomo y os abrazo contra Mí Corazón y os amo y os gozo porque os siento realmente Míos, ya que os confiasteis, por fin, a Vuestro Padre y Creador.

Hijitos Míos, buenos y malos, grandes y pequeños, de la raza que seáis, de la condición social que seáis, de las ideas espirituales que seáis, TODOS, volved a Mí, Vuestro Creador.

Yo os necesito para derramar en todos vosotros Mí Amor íntegro que sólo puedo hacerlo cuando Me déis vuestra confianza plena y cuando Me reconozcáis verdaderamente como vuestro Padre,

Quién os cuida, Quién vela por vosotros en cada momento de vuestras vidas, Quién os ha amado antes de que fuérais en cuerpo y alma.  Volved a Mí, volved porque no hay nada más bello y más grande en TODO el Universo que el vivir y compartir plenamente el Amor de Vuestro Padre Dios.

¡Cuánto Amor tengo aún en Mí por compartir con vosotros! ¡Ayudádme a derramarlo sobre vosotros!

Dádme vuestro amor, dádme vuestra confianza, dádme vuestro ser y Yo os colmaré hasta niveles inimaginables.

Ampliad los horizontes de vuestra alma, dejad que el Espíritu os guíe y veréis Cielos Nuevos y Tierras Nuevas, os prometo, Yo, Vuestro Dios y Creador.

Yo, Vuestro Dios, os he escogido, os he amado desde antes de que fueráis. Yo, Vuestro Padre, os he amado y os he compartido lo más bello que hay en Mí, que es Mí Esencia, es Mí Amor.

Ahora, vuestra pequeñez humana, no alcanza a vislumbrar lo que realmente significa la palabra Amor. Vuestros sentidos están opacados, vuestras capacidades están casi inmóviles, vuestros deseos son falsos.

Cuando se dé el nuevo amanecer, cuando vuestras potencialidades espirituales se abran y Yo les pueda dar plenamente la Luz del Amor,

entonces comprenderéis lo que ésta palabra significa realmente y lo dinámico que resulta ser el Amor Verdadero de Vuestro Dios.

SÍ OS PUEDO DECIR QUE EL AMOR, MÍ AMOR,

MUEVE TODO EL UNIVERSO

Todo vive en el amor, todo se manifiesta en el amor, todos los misterios están comprendidos en el amor. Todo PALPITA en el Amor.

Entonces os daréis plena cuenta que, si realmente queréis crecer en todos los sentidos, a niveles infinitos, deberéis empezar, precisamente, con el Amor.Sin amor, nada se puede dar. El abre las puertas a todo, a las Gracias, a los Dones, a las potencialidades del alma.

ES LA LLAVE CON LA CUÁL TODO SE ENCIENDE

Al amar en lo profundo y con sinceridad de corazón, no encuentra ningún obstáculo. El Amor verdadero vence todos los obstáculos. Nada se puede interponer al Amor de Vuestro Dios.

PODRÁ SER ATACADO, PERO NUNCA ELIMINADO

Y DEL ATAQUE AL AMOR, SURGE,

DE LO QUE RESULTA, UN AUMENTO AL MISMO

El Amor siempre renace, aún de las caídas que sufra por ataques del Mal.  El amor, en sí, es vida profunda. Os lo repito nuevamente:

TODO, ABSOLUTAMENTE TODO

 Vive en el amor y por el amor.

Hijitos Míos, Yo, Vuestro Padre Celestial, os he regalado la joya más precios de Mí Ser. Aprovechádla, cuidádla, hacédla crecer y transmitídla.

Nunca se arrepentirán, ni ante vuestros hermanos y, menos, ante Mí, por haber vivido, obrado y transmitido Mí Amor a vuestro prójimo.

El Amor es luz en las tinieblas, el Amor es confianza plena, el Amor es Verdad Pura y Santa, el Amor es guía inconfundible.  Si vosotros os empeñáis en hacer crecer vuestro amor y de transmitirlo, estaréis seguros que iráis, sin tropiezos, por el camino verdadero.

Cuando entre vosotros os deseáis unos a otros: “Que el Amor de Dios esté contigo y con los tuyos”, no os imagináis de la grandiosidad de ése deseo.

Estáis deseando lo más bello, lo más santo, lo más poderoso, lo más sublime, porque estáis pidiendo para los demás Mi Propia Vida, Mi Propia Esencia,

Estáis pidiendo Mi Omnipotencia entera, ya que todo lo que Yo Soy y todo lo que de Mi se crea, es siempre bajo Mi cuidado en el Amor.

Nada se puede dar de Mí si no está revestido de Amor.

Pero os quiero explicar a vuestro pequeño entender, algo de lo que Mi Amor significa, ya que es tan grande, porque es la esencia de Mi Poder y de Mi Omnipotencia,

¡O MULTIPLICAR PANES Y PESCADOS!

Que vosotros, Mis pequeñitos, no podríais comprender la totalidad de lo que significa la palabra Amor en Mi Entender.

Yo, vuestro Dios, el Omnipotente, el Eterno, Vivo en Mí, Me desarrollo en Mí y Mi Amor lo llena TODO.

Yo, en Mi Eterno Amor decidí crear primeramente a Mis Ángeles, para que ellos pudieran compartir las delicias de Mi Amor.

Los creé, no porque los necesitara, sino porque deseaba compartir lo más bello de Mí. Como os lo dije antes, el amor, Mi Amor, llena todo,

Pero como consecuencia del mismo amor,

EL AMOR AL POSEERLO, SE SIENTE LA NECESIDAD DE DARLO

Y al momento de darlo, se recibe más del que se tenía.Y al poseer más, uno vuelve a dar, pero ahora en mayor cantidad…

Y así, mientras más se tiene, más se dá y más se recibe, ocasionando una ascensión interminable, infinita, como Infinito Soy Yo.

Así pues, Mi Amor creaba los ángeles para compartir con ellos Mi Amor.

Creaturas bellísimas, purísimas, recibiendo Mis Bendiciones de Amor, recibiendo una creación por Amor.

Estas creaturas bellísimas fueron creadas en total libertad, porque el Amor, el verdadero Amor, no puede esclavizar, no puede obligar a amar a alguien.

El amor debe ser espontáneo, sincero y agradecido al verse creado y envuelto por el Amor de los Amores.Un autómata hace lo que se le ha programado, no tiene libertad para salirse de su programa preajustado…

Y no tiene espontaneidad para responder a estímulos mayores o menores cuando éstos se presenten.

El autómata no piensa, no razona, no sabe agradecer y menos “de corazón”, sino que sólo repite la información preestablecida,

En fin, el autómata es una creación egoísta ya que va a repetir lo grabado por su mismo constructor y repetirá siempre lo mismo para vanagloria de su mismo constructor.

MI CREACIÓN NO ES DE AUTÓMATAS

Yo puse en Mis Ángeles, primero y en vosotros después, el LIBRE ALBEDRÍO,

con el cuál os pudiérais dar plena cuenta de lo que Mi Amor os daba y que pudiérais AGRADECER o RECHAZAR lo que de Mí se derrama en Gracias y Bendiciones.

Mi Amor creó además, los Cielos con todos sus astros, cada uno de ellos es una joya, ¿el por qué? una alabanza de Mi Amor para con vosotros.

Con delicadeza suprema fui creando cosa por cosa para daros gusto, para que al admirar Mi Obra en los cielos vierais reflejada en ésa estrella, en ése planeta, en ésa nebulosa, en la belleza de todos los astros y galaxias, en su belleza sin fin,

MI AMOR POR VOSOTROS.

Los creé así para que cuando voltearais a ver a los cielos, en ésas noches apacibles y bellas, os dierais cuenta que esas piedras preciosas suspendidas en el espacio, fueron creadas para vosotros,

para alegrar vuestros sueños, para compartir con el ser amado, para admirar Mi Obra Omnipotente y bella en la cuál Mi Amor se volcaba en cada uno de vosotros.Luego creé la Tierra para beneplácito vuestro.

Quise hacer una cuna de flores, de frutos, de animalitos para que acompañaran a la perfección de Mi Obra, el ser humano.

Con delicadeza que no podéis comprender, pensé en cada uno de los detalles que rodearon Mi Primer Creación, afectada gravemente después por la maldad del Pecado.

¡Cuánta belleza de Mi Corazón amoroso nació para vosotros! ¡Con cuánta ternura fui creando cada cosa para daros gusto!

Cada flor, distinta en color, en aroma, en hechura fue creada por Mí para daros gusto.

Cada fruto con su aroma, con su delicia al paladar fue creado para vuestro beneplácito.

Yo pensaba en cada uno de vosotros y sabía lo que a cada uno le iba a gustarY COMO IBA A REACCIONAR EN AGRADECIMIENTO DE SU CORAZÓN PARA CONMIGO.

Cada detalle fue pensado para consentir a Mi Creación Suprema y que es Mi regalo supremo, vosotros, Mis hijitos.

El amanecer, con sus luces y sombras anunciando un nuevo día, para estar presentes con vuestro Dios, para compartir con vuestro Dios, para vivir, agradecer y alabar a vuestro Dios.

El día se os dio para vivir conscientes y compartir conscientes lo que Yo, en Mi Delicadeza os preparo para cada día.

El atardecer que os prepara con su belleza particular a entablar una comunicación de amor y agradecimiento con vuestro Dios, por las bendiciones recibidas,

por las alegrías y tristezas, por todos los momentos vividos durante el día y el agradecimiento a Mi Providencia Divina al no faltaros nada, ni en lo material ni en lo afectivo.

La noche, con sus lucecitas en el firmamento, con sus astros bellos, con su aroma nocturno,

TODO pensado para vosotrosPara que fuera el descanso del alma en los brazos amorosos y reconfortantes de vuestro Dios,

para daros una nueva vida en cada noche al permitirle a vuestro Dios que el alma por entero, se ponga en contacto con su Dios

mientras el cuerpo reposa con merecimiento ganado al trabajar para Mí, en bien de vuestros hermanos.

Cada detalle que Yo creé lo hice para agradaros.

El rocío de lluvia sobre las flores y sobre la vegetación,

¡los pajarillos y las mariposas que alegran vuestro oído y vuestra vista!

¡El ir y venir de las olas del mar!¡Las altas montañas con sus nieves perpetuas que les dan una belleza singular!

¡Los valles reposados¡ para que hagan sus delicias los hijos de Mis hijos! ¡Los pececillos multicolores con su variedad de tamaños y formas, los colores del cielo!

¡Los colores del mar! ¡Los multicolores de toda la Naturaleza!

¡TODO FUE CREADO POR MI AMOR!

CON MI DELICADEZA PARA SER OFRENDA DE VUESTRO DIOS

¡PARA TODOS VOSOTROS! MIS HIJITOS!

Cada detalle, cada forma, cada comportamiento tanto animal, vegetal o mineral, fue creado para vuestro servicio.

Todo fue creado para daros alegría y vosotros, al daros cuenta de Mis cuidados amorosos con los que Yo os había consentido,

Yo deseaba el reconocimiento y agradecimiento a Mi Amor por parte vuestra

Y en ése agradecimiento, nacido en vuestro corazón pequeñito y amoroso para con vuestro Dios y Creador,

Yo lo iba a recompensar con mayores regalos, con mayor alegría, con mayor Amor.

Ya os lo dije, Mi Amor es infinito y al ser agradecidos, al dar amor, se recibe más amor y así, Mi consentimiento de Amor,

se vuelve infinito para con todos aquellos que saben agradecer a Su Dios y Creador Sus bondades.

Lo que vosotros llamáis maravillas de la Naturaleza, no son sino una PEQUEÑA MUESTRA de lo que Yo, vuestro Dios,

Os dejo gozar ahora de las maravillas infinitas que tendrán Mis verdaderos hijos por toda la Eternidad. Vuestras decisiones y vuestros agradecimientos deben ser espontáneos y libres y en ello Me complazco, porque sale vuestro agradecimiento de un corazón sincero y amoroso.

Es vuestra libertad amorosa la que Me subyuga y Me obliga a daros más.

Yo Me derramo en bendiciones y regalos en aquellas almas que recapacitan en sus vidas y se dan cuenta de todas las bendiciones que han obtenido desde antes de su nacimiento y durante su vida,

Cuando se dan cuenta de los cuidados que he puesto en cada alma que vive sobre la Tierra y como a cada uno le doy en forma particular y privada lo que cada uno necesita.

No he creado dos almas iguales y así, por lo tanto, cada agradecimiento a Mí, vuestro Dios, es diferente, como colores, formas, aromas puse en Mi Creación para alegraros.

Hijitos, os doy ésta pequeñísima semblanza de Mi Amor que he puesto en vosotros y he hecho para vosotros,

PARA QUE OS DEIS CUENTA QUE EL SER AGRADECIDOS Y CONSCIENTES DE MI AMOR EN VOSOTROS

Y PARA VOSOTROS

Al agradecerMe con corazón sincero, RECIBIRÉIS MÁS, porque infinito es Mi Amor y así también es mi deseo de agradaros.

Acercaos más a Mí, íntimamente. ContádMe las confidencias de vuestro corazón, con la delicadeza que Yo puse al crear cada cosa para alegrar vuestra existencia en el Mundo

Que, primero, fue creado para vuestro recreo terreno, pero que el pecado destruyó.

Aún se puede rehacer Mi Obra, Mi Primer Obra de Creación con la ayuda vuestra.

Volved a ésos Primeros Tiempos en los cuáles el Paraíso Terrenal fue creado, agradeced ése Paraíso y pedidlo de nuevo.

AgradecedMe y comportaos como verdaderos hijos Míos y pedídMe el Nuevo Reino,

hágase tu Voluntad en la Tierra como en Cielo…

Que Mi Reino venga pronto, porque será otro Paraíso para todos aquellos que con Fé y confianza plena Me pidan Mi Estancia, nuevamente, entre vosotros.

No os imagináis como Mi Corazón se derrite de Amor al escuchar de vuestros labios o de vuestro corazón, ésas palabritas sinceras y amorosas diciéndoMe, ¡GRACIAS PADRE!

Yo Soy Amor, el Amor de vuestro Dios no tiene par, ni en toda la Creación ni en todo el Universo.

Yo os he creado por Amor, os he dado vida por Amor, os conduzco por la vida para que deis Mi Amor y al final de vuestra misión en la Tierra, es Mi Amor el que os espera y os recompensa.

Vosotros estáis muy acostumbrados a recibir durante vuestra vida “amor a medias” y esto es debido a que vuestro ser es imperfecto por causa del Pecado,

Por ello vuestro amor no puede nunca compararse al AMOR de vuestro Dios, el cuál es puro, es santo, es infinito y se da en totalidad.

Todas las Obras que Mi Hijo realizó las hizo por Amor a Mí y a vosotros.

Su Tiempo entero estuvo totalmente entregado a Mí y entregado a vosotros a través de Su Predicación.

El prácticamente no tenía tiempo para sí mismo

Y el tiempo en el que podía descansar, era Oración profunda en Mi Presencia.

La donación libre y espontánea que os enseñó Mi Hijo, es lo que Yo deseo de cada uno de vosotros.

Yo no os presiono en lo absoluto, porque¿Qué tipo de amor sería aquél en el cuál se le obligue, se le “pague” o se le chantajeé con algún tipo de regalo a alguien, para ser “amado”?

El amor dado en total libertad, el que más se parece al Mío, es el de los niños. Los pequeñitos, simplemente, se dan.

Ellos aún son susceptibles a sentir el amor sincero de una persona y al sentirlo se dan en totalidad.

Sus abrazos y sus besitos son sinceros, no así cuando se sienten obligados por los padres a saludar a alguien por quien no sienten afecto.

El amor se irradia, el amor nace en el corazón, crece en Mi Presencia y se da en forma espontánea y bella a la persona amada.

El amor de la madre hacia su bebé, es también total y sincero.Es un amor donado en el sacrificio y por ello es bendecido, muy bendecido por Mí,

porque Me estáis regalando otro ser que va a ser enseñado a amarMe.

La madre tiene un lugar muy especial en Mi Corazón.

Ya os he dicho que Yo le di a todas las mujeres un corazón muy lleno de Mi Amor para que éste fuera compartido con sus hijos.

Y pelea por ellos como una leona, especialmente contra Satanás…

El amor que una madre da a sus hijos los va enseñando a acrecentar el amor incipiente de su corazón, para que ellos puedan, en lo futuro, transmitirlo a sus hermanos sobre la Tierra

Y, además, se vayan acostumbrando a gozar de lo que en el Cielo vivirán.

En el Cielo sólo se vive de Amor, puesto que todo lo que de Mi sale, sale impregnado de Mi Esencia Amorosa.

Nada brota de Mi Corazón creativo que no vaya impregnado de Amor y cuando ése amor fructifica, a través de vuestras obras, Yo Me deleito y bendigo vuestra vida.

Una vida humana que no produzca amor, que no sea una productora de vida en mi Amor, es una vida estéril, es una vida inútil.

Mi Hijo os ejemplificó esto con la higuera que no quería dar frutos.

«De la higuera aprended esta parábola: cuando ya sus ramas están tiernas y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.

Lo “normal” era que ésa higuera, en ése determinado tiempo del año, debiera estar repleta de higos, y no los tenía y por no tenerlos la maldijo y amaneció seca el otro día.

Yo deseo que reflexionéis en ésta parábola. Estáis en la Tierra, en vuestra misión de corredención, para dar frutos de amor, para la salvación de vuestros hermanos.

Este tiempo es el tiempo vuestro, concedido por Mí, vuestro Padre, para ayudarMe a ayudar a vuestros hermanos.

Este es el tiempo en el que debéis dar fruto y fruto abundante, como la higuera, Y NO HABRÁ OTRA OPORTUNIDAD

 No habrá otra vida posterior en la cuál podríais llevar a cabo otra misión terrena.

Yo os pregunto, ¿Si Mi Hijo se presentara ahora ante vosotros, podría encontrar frutos para presentármelos, como los que quería tomar de la higuera?

¿Con cuántos frutos os encontraría en estos momentos? ¿Vuestra estancia en la Tierra ha producido buenos frutos? o¿Habéis sido “plaga” que ha atacado a los frutos o al árbol (el alma), de otros de vuestros hermanos?

El tiempo de la poda se acerca.

Vuestro tiempo pronto será llevado ante el Juez, quién pondrá en la balanza la cantidad de frutos buenos y la cantidad de frutos podridos,

que han sido vuestros actos ó acciones pecaminosas y destructivas, obras que han eliminado la consecución de Mi Obra en otras almas.

Cuando os llenáis de Mi Amor, lo regáis, lo abonáis…

Y lo compartís para que otros de vuestros hermanos se deleiten con las mieles del fruto de Mi Amor, donado por vosotros,  Mi Amor tiene consecución y ello lleva a producir más tierra fértil en los corazones vecinos para que Mi Amor se vaya propagando por toda la Tierra.

Pero si vuestro corazón no se ha abierto al Amor, no ha sido regado, abonado, cuidado para dar fruto, ésa alma no sirve, es estéril, se arranca y se hecha al fuego.

Vosotros mismos alguna vez habréis sembrado o un árbol frutal o una plantita que dé flores o un grano que pueda dar espigas con más fruto.

Cuando no produce lo que esperabais, de mala gana la arrancáis y la echáis a la basura o al fuego,

¿Cómo creéis vosotros que Yo, vuestro Dios, vuestro Padre, quien os ha dado Gracias, Bendiciones, Mi Guía Amorosa, todo lo necesario para que podáis vivir y producir en la Tierra,

Me pueda sentir al ver que no deis fruto y es más, que muchas veces hasta os habéis hecho cómplices del Maligno para destruir Mis “plantitas”?Yo, como Padre amorosísimo y paciente, abono, riego y espero con ansía 1, 2, 3 o más años o toda vuestra vida, para que deis fruto.

Os ayudo en innumerables formas para que os acordéis de que ésta vida es para dar frutos y no la aprovecháis y hasta Me los negáis.

¿Qué puedo Yo hacer para lograr frutos de vosotros y poder posteriormente, regalaros bendiciones en Mi Reino Eterno?

No seáis plantas estériles y menos, cizaña.

Mi Amor es infinitamente paciente, pero Mi Santa Justicia es justa e irrevocable.

No hay otras vidas, como algunas sectas o religiones creen, en las cuáles dicen que os iréis purificando hasta alcanzar la perfección. Esto es un error, ya que ellos buscan perfección humana.

La perfección consiste en encontrar el amor, Mi Amor; aceptarlo, abonarlo para que fructifique…

Y se transmita a otros para que ellos también puedan hacerlo crecer y lo hagan fructificar aún más, si es posible.

Vuestra misión es grandísima y Divina, porque todo se debe centrar en la producción y difusión de Mi Amor, que es Mi Vida Misma,

Si lográis esto en vosotros y en los demás, estaréis haciendo Mi Voluntad y Yo os recompensaré eternamente haciéndoos crecer por toda la eternidad, en Mi Amor Divino, el cuál no tiene fin.

La mayor alegría que pueda tener un alma, es la de vivir sumergida en Mi Amor.

Reflexionad hijitos Míos y poneos a producir, para que el Sembrador, que ya viene, no os encuentre sin frutos.Yo os bendigo y comparto Mis Dones a quienes con confianza Me los pide.

Venid a Mí y vivid en Mi Amor, dejándoMe que os colme de él y él mismo, por su acción vivificante os hará transmitirlo a los demás y así se  Mi Reino pronto se dará en el Mundo.

Recibid todos vosotros Mi Paz y Mi Amor, llevadlos a todos vuestros hermanos

Yo os Bendigo y os deseo de todo corazón, que Mi Amor, lo poquito que ahora entendéis y Mi Omnipotente Amor, esté con todos vosotros y con los vuestros

Recibid Mís Bendiciones y todo Mí Amor en la Santa Trinidad de AmorYo, Vuestro Dios y Señor, os espero al final del camino, camino angosto y pedregoso, difícil ciertamente;

pero llevadero y alegre, cuando es el Amor el que va acompañando al alma que transite por el.

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre, el Santo Nombre del Amor, en el de Mí Hijo, Verbo y Amor encarnado y en el del Espíritu Santo, Fuente Viva del Amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: