D100 DILUVIO DE FUEGO 1


PROFECÍAS Y REVELACIONES

Octubre 06 de 2016

Habla Dios Padre 

En estos momentos, en vuestro Mundo, estáis viendo y viviendo lo que Satanás hizo con todo lo Creado.

 Las estaciones se han vuelto contra vosotros, los calores os hacen sufrir, los fríos os enferman, el agua destroza pueblos y ciudades; mata lo que os debiera dar vida.

Los animales os atacan, todo se ha vuelto en contra vuestra, porque Satanás así lo ha provocado.

El hombre fue creado en el último momento de la Creación, porque fuisteis escogidos para ser los reyes de la Creación, con capacidades para cuidar y entender lo que Yo os di para vuestro bien,

Pero Satanás lo volvió todo contra vosotros, porque el hombre se volvió contra Mí, al traicionar Mi Amor, al traicionar Mis Ordenes Divinas.

Esto es lo que os ha traído satanás, muerte, destrucción, ataque de todo lo creado contra vosotros que, de ser los reyes de la Creación en un Principio, ahora sois esclavos. 

Habéis caído hasta lo más bajo, no cuidáis la Creación, no la cuidasteis; es más, la atacasteis y ahora, se ha vuelto contra vosotros.

OS HE PROFETIZADO QUE, EN ESTE TIEMPO,

EL FUEGO CONSUMIRÁ TODO AQUELLO

QUE NO SERVIRÁ PARA EL NUEVO MUNDO.

El agua, hizo su parte en el Diluvio, ahora el fuego hará su parte en esta Purificación, que dará pie para una nueva generación, renovada, santificada.

Todas las almas creadas habéis tenido la oportunidad de crecer y santificaros, de volver a tomar vuestra posición de reyes de la Creación, cuidando de todo lo creado,

Pero os aliasteis a Satanás e hicisteis todo lo contrario que Yo les pedí a vuestros Primeros Padres.

El fuego destruirá a todos aquellos y a todo aquello, afectado por Satanás,

no quisisteis luchar contra su maldad y, es más, le dejasteis crecer, le apoyasteis y, de ser, en el Principio, una pequeña víbora, ahora es un monstruo inmenso, que ya no podéis controlar.

Os prometí estar siempre con vosotros para ayudaros, pero no Me invocasteis, no pedisteis Mi ayuda.

VUESTRA SOBERBIA OS HIZO SENTIR PODEROSOS

Y con lo que ahora viviréis, os daréis cuenta de que no sois nada si no estáis Conmigo.

Vuestra soberbia os llevará al dolor, a la desesperación y a blasfemar Mi Santo Nombre; pocos, muy pocos, reaccionarán y pedirán perdón y ésas almas se salvarán.

Generación tonta, cruel, mala, porque os aliasteis con Satanás,  

Preferisteis seguirle y seguir sus mentiras y ahora estáis viviendo el resultado,

OS ENGAÑÓ Y SUFRIRÉIS POR HABERLE CREÍDO.

Tuvisteis a Mi Hijo entre los hombres, el Amor vivió entre los hombres y Lo despreciasteis y Lo seguís despreciando.

Pocos Le habéis dado cabida en vuestro corazón, os salvaréis y gozaréis los Nuevos Tiempos.

Mi Justicia Divina caerá sobre aquellos necios que, pudiendo haber tenido todo, que es Mi Presencia Divina en vosotros, preferisteis la nada de Satanás, porque maldad buscasteis y la Maldad os condenará.

 Os burlasteis de aquellos que Me buscaron durante su vida y os daréis cuenta de ello ya tarde, cuando la condenación os llegue en vuestro Juicio Particular.

El Bien triunfa, el Bien goza, su sufrimiento se vuelve alegría,

la Paz estará en su Gloria Eterna.

 ¡Cuánto Amor ha desperdiciado el hombre! Yo, que Soy Todo Amor, y no pudo hacer su parte en tantos corazones, en tantas almas, porque Me despreciaron.

No fueron lo suficientemente sabios y tener una visión de futuro para haberMe arropado, para haberMe cuidado. Prefirieron la maldad que les produjo un bienestar efímero.

Aquellos que prefirieron estar Conmigo, tendrán gozo eterno. Muchos, muchos fueron los llamados y pocos los escogidos.

Tuvisteis Mis Palabras Sabias al alcance de todos vosotros; pero para los malos, Mis Palabras se las llevó el viento, no vieron más allá, no vieron su futuro eterno,

Vieron el momento y quisieron gozar el momento, ESO ES LO ÚNICO QUE TENDRÁN, un momento efímero de gozo y un dolor eterno.Hijitos Míos, sabiendo Satanás que le queda poco tiempo, está provocando que su Maldad, se aumente por todos lados.

Los gobernantes de la Tierra entrarán en conflictos, queriendo Satanás, que eso lleve hacia una guerra mundial, pero no lo logrará.

Ya os he dicho, Mis pequeños,

QUE VUESTRA PURIFICACIÓN SE DARÁ CON DESASTRES NATURALES

Para que os ayudéis los unos a los otros y que el amor renazca en vuestros corazones.

¡Estáis tan alejados de Mí, estáis tan alejados de vuestros hermanos! Hay luchas fraternas por todos lados y hasta en vuestras propias familias.

TODO LO QUE SATANÁS ESTARÁ PROVOCANDO

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Y QUE YO PERMITIRÉ

Todo esto que os voy a dar, va a ser para que vosotros crezcáis en el Amor.

Mientras Mi Llama de Amor esté presente en vosotros, ésta se acrecentará con vuestras buenas acciones y eso, es lo que voy a provocar en el Mundo, que vosotros viváis,

que hagáis patente en vuestras acciones Mi Vida, o sea, que Yo esté en vuestras acciones, en todo lo que se va a necesitar.

Que viváis pureza de intención, ayudándoos los unos a los otros, para recuperar vuestros hogares, vuestra familia y a todos aquellos que Yo necesito que vivan,

 que vivan plenamente Mi Amor, para empezar un Nuevo Mundo, con bases firmes en el Amor.

Vosotros, en este tiempo, os llenaréis inmensamente de Mi Amor y esto,

provocará un cambio muy grande en todas las almas que queden para empezar un Nuevo Mundo.

Recordad que Soy vuestro Dios y Yo tengo toda la Sabiduría en Mí.

Os conozco perfectamente y voy a sacar lo mejor de vosotros en estos tiempos inmediatos, ya a venir.

VOSOTROS VERÉIS DESASTRES, YO VERÉ UNIÓN DE AMOR

Satanás os quiere destruir, pero Yo siempre saco un Bien de todo el mal que él provoca.

Tuvisteis a Mi Hijo Jesucristo viviendo entre vosotros, os conoce perfectamente y Él llevará a la humanidad, a que se reconcilien Conmigo.

Habéis pecado demasiado contra Mí, vuestro Dios, contra vuestro Padre, vuestro Creador,

EL VERBO SE HIZO CARNE

Y tuvo que bajar Mi Hijo como Redentor y NI AÚN ASÍ vosotros reconocéis ni agradecéis tantas bendiciones que heMos derramado para vuestro Bien.

Vosotros, los que quedaréis, la nueva generación, estaréis llenos de Mi Amor.

Gozaréis infinitamente estos momentos inmediatos, después de la Tribulación, porque seréis transformados por Mi Santo Espíritu

Y ciertamente, como va a ser el principio de una nueva generación y no habrá prácticamente maldad en vuestro corazón, como premio especial tendréis eso, Mis pequeños, ser los iniciadores de la nueva generación,

Pero además conviviréis con un verdadero y gran amor que habrá en todas las almas.

Almas que sufrieron, pero que, también, lucharon para que se diera este nuevo tiempo por venir.Grandes momentos de vida espiritual tendréis y con Mi Presencia entre vosotros.

No os imagináis Mis pequeños, tantas bellezas que voy a derramar sobre vosotros.

En Fe, agradecedMe todos los consentimientos que tendré para vosotros, todos los regalos espirituales y aún materiales que os daré.

Como la nueva vida que tendréis, que será un ejemplo de amor para futuras generaciones.

Vosotros gozaréis lo más bello del nuevo principio, ése será vuestro regalo, un mundo lleno del Amor que siempre quisisteis vivir.

Gozad, desde ahora, Mis pequeños, ésos momentos. Poco imagináis sobre ellos, porque no tenéis las capacidades para entender lo que os daré.

Mucho, mucho tendréis y como seréis los iniciadores, las Virtudes estarán en vosotros, en muy alto grado.Mi Amor será vuestro y vosotros lo gozaréis inmensamente.

Bendiciones, Gracias, Virtudes, todo, todo estará en vosotros en alto grado; porque acabando de pasar toda la tribulación; vosotros como almas escogidas, viviréis ésos momentos, grandes y bellos que os daré.

AgradecedMe de corazón lo que estéis viviendo y viviréis.

 Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre

Habla la Santísima Virgen María

Hijitos Míos, os vengo a prevenir Mis pequeños, como Madre vuestra que Soy, que los ataques de Satanás, se irán aumentando, porque no quiere él, que entréis al Reino de los Cielos.

Soy vuestra Madre Santísima, son Mis Tiempos y os vengo a cuidar Mis pequeños, especialmente a vosotros, los que os habéis mantenido con Mi Señor, con Nuestro Dios.

Los que habéis luchado por manteneros en Fe, en Amor, viviendo como Él manda.

A pesar de vuestros errores, el Amor de Nuestro Dios es Grande y os perdona, y vosotros habéis aprovechado Su Misericordia Infinita para manteneros en Su Corazón.

Como os decía, Satanás está causando estragos entre las almas.

 Vendrán momentos difíciles y satanás seguirá aconsejando a aquellas almas malas que están con él, para que durante los tiempos de tribulación, estas almas malas se aprovechen de vosotros.

Por eso, se os ha pedido tanto el rezo del Santo Rosario, la vida en la Gracia, el ayuno, la penitencia. (Esto es muy importante, porque el ayuno nos va a ejercitar cuando se vengan las hambrunas)

Con todo esto, Mis pequeños, viviendo en Oración, o sea, en comunicación íntima con Nosotros, podréis detener, fuertemente, los ataques de Satanás y las tentaciones.

Él, hace que vosotros perdáis la Fe, que dudéis, que no os mantengáis en una vida Sacramental, que no sigáis sirviendo a Nuestro  Señor y Nuestro Dios.

Satanás, se os ha dicho, que es muy astuto y sabe de vuestras flaquezas y de ahí se ha de tomar, para que vosotros podáis caer en sus engaños,

Y ya lo dicen así las Escrituras, que si no llega antes la prueba, vuestra salvación, hasta el justo se puede perder.

Os repito, es muy astuto y ninguno de vosotros, difícilmente podríais vencerlo si es que no os acercáis a Nosotros, para que os guieMos, para que os protejaMos,

Para que decidaMos por vosotros, como cuando sois pequeños, donde vuestros padres deciden por vosotros para que obtengáis lo mejor en vuestra vida.

Así estaMos Nosotros, la Santísima Trinidad, Yo Misma, Mi esposo San José, los Santos Ángeles, todos aquí en el Cielo, os podeMos ayudar a que vosotros podáis escoger el mejor camino para vuestra salvación,Y tomar las mejores decisiones para que no os haga caer Satanás en el error.

No os separéis de Nuestra Ayuda, no os separéis de Nuestros Consejos, dadMe vuestra mano Mis pequeños, para que camineMos juntos, y no caigáis en los errores a donde os lleva Satanás.

La situación que va a vivir la humanidad, nunca la ha vivido antes, el Diluvio fue tremendo.

Lo que padeceréis, será parecido o peor; pero ahora la Purificación, como se os ha dicho, VIENE POR FUEGO.

Dejad que Mi Santo Espíritu os guie y os lleve por los caminos que Nuestro Padre Dios ha preparado para cada uno de vosotros.

Todos tenéis una misión muy particular, nadie puede llevar a cabo vuestro misión.

Dejaos pues, que El Santo Espíritu os ayude a que vosotros podáis completar vuestra misión aquí en la Tierra, Para que podáis volar libremente, al Reino de los Cielos y que allá, se os reciba con los brazos abiertos y alegres, porque cumplisteis con lo que se os pidió.

Hijitos Míos, Yo, como Madre vuestra vengo en estos tiempos a rescataros contra las fuerzas de Satanás.

Mi Hijo Me dio la Gracia de ser vuestra Madre y Yo voy buscando con el Amor de Mi Hijo, a todas las almas alrededor de la Tierra.

Veo cómo el hombre se ha dejado seducir con los engaños de Satanás, habéis preferido la inmundicia, la impureza, la inmoralidad, el desamor…

A todas las Bondades y Enseñanzas que tanto le costaron a Mi Hijo para la perfección humana.

No habéis sabido controlar vuestras pasiones, no habéis sabido apreciar lo que Mi Hijo os dio, que fue puro Amor.

Ciertamente vuestra humanidad afectada por el pecado, tiende a buscar el mal, con las pasiones desordenadas; pero Mi Hijo os dio Alimento Divino:

Su propio Cuerpo y Sangre para que os alimentarais y vuestra alma se llenara de vida y de Poder Divino y así pudierais vencer fácilmente las pasiones de la carne.

Pero Satanás os ha sabido engañar y vosotros, tragasteis el anzuelo. Él sabe que vosotros, sin Alimento Divino, fácilmente caéis en sus redes y os debilitáis y de ésa forma no le podéis vencer.

Habéis aceptado sus errores y mentiras en vuestra vida.

No pedisteis discernimiento Divino, que os podía dar Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor y quedasteis totalmente a merced de vuestra humanidad debilitada, impura y en muchos caos, perversa,

porque os llenasteis con tanto pecado de Satanás, que así como él os ha pervertido, ahora vosotros pervertís y destrozáis el alma de otros de vuestros hermanos en muchas formas.

Satanás no utiliza solamente un camino para venceros, es muy hábil y si vosotros no sabéis cómo vencerle, si no os preparáis para vencerle llenándoos de Sabiduría Divina y alimentándoos con el Amor de Mi Hijo,

entonces os volvéis fácil presa de Satanás

Y lo peor de todo, os volvéis instrumentos de su Maldad y por eso se ha diseminado tanto su maldad en el mundo,

porque muchos de vosotros, muchos de vuestros hermanos no solamente se dejaron vencer por su maldad, sino que ahora sois vosotros instrumentos de su maldad.

Sois Mis hijos y Yo os cuido también, Mis pequeños, pero debéis poner mucho de vuestra parte y sobre todo en estos tiempos de tanta maldad que se ha desatado sobre la Tierra.

Para poder vencer tanta maldad os debéis llenar de mucha bondad y debéis buscarla.

Venid a Mí, Mis pequeños, con humildad, con amor, viviendo en pureza y buscando la santidad, porque si no estáis vosotros deseosos de perfección,

no podréis mejorar ni vencer al que ha querido destruir al Amor por los siglos.

Venid pues, con ese deseo de lucha y de mejora y pedidMe lo que deseéis para vencer a Satanás en vuestra vida y en la de vuestros hermanos,

Su poder es grande, pero ante la Presencia de Mi Hijo, nada puede.

DejadMe, Mis pequeños, que Yo os guíe y os proteja, que os anime a seguir cuando os sintáis vencidos y debilitados,

Venid, que Yo os puedo levantar, puedo curar vuestras heridas, os puedo alimentar y así seguir ayudando a Mi Hijo en la sanación de éste mundo que vosotros mismos descuidasteis.

Ahora es vuestro tiempo, tiempo para volver a ganar lo que Mi Hijo os dio.

Él venció a Satanás en el tiempo en el que vivió y ahora vosotros, permitiendo que Él viva en vosotros, deberéis vencerle también y así preparar el Reinado de Mi Hijo sobre la Tierra.

Venid pues a Mí, Mis pequeños, que Yo os ayudaré a conseguir el triunfo final, no claudiquéis, Yo estoy con vosotros y os amo de todo Corazón. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: