Archivos diarios: 8/09/19

N266 EL JUICIO PREVENTIVO 1


Septiembre 02 de 2019 1:30 P.M.

LLAMADO URGENTE DE SAN MIGUEL AL PUEBLO DE DIOS

¿QUIEN COMO DIOS ? ¡NADIE COMO DIOS!

Gloria a Dios en el Cielo y en la Tierra paz a los hombres de Buena Voluntad.

Simiente de mi Padre, se está acercando el día en que vuestra alma pasará por la Eternidad; allí, se os mostrará el estado espiritual en que os encontráis y en el Amor y Servicio, seréis juzgados.

Dependiendo de lo que habéis amado y servido,

SERÁ TAMBIÉN EL LUGAR DONDE SE OS LLEVARÁ EN LA ETERNIDAD

Se os hará un juicio como se le hace a toda alma cuando llega a la Eternidad y según sean vuestras obras, será vuestra sentencia: Cielo, Purgatorio o Infierno.

Él Altísimo os mostrará el estado de vuestra alma y os daréis cuenta de cómo la habéis manchado y ensuciado con vuestro pecado.

Sentiréis dolor por haber ofendido a Dios a través de vuestros hermanos; os veréis con toda vuestra miseria y sentiréis asco de vosotros mismos por todo el pecado y la maldad que habéis cometido en este mundo.

MI PADRE OS DARÁ LA GRACIA DEL ARREPENTIMIENTO,

SI SE LO PEDÍS

No todos se arrepentirán, porque no todos están inscritos en el Libro de la Vida.

A otros pecadores y almas tibias, se les dará la oportunidad de convertirse en el tiempo del Milagro.

Pasado este tiempo, sólo quedará en la Tierra los Hijos de Dios y los Hijos de la Oscuridad.No temáis Pueblo de Dios, pues en vuestro Paso por la Eternidad, seréis sellados con la Sangre del Cordero en vuestra frente y se os darán los carismas y dones que necesitáis para el gran combate espiritual.

Caminaréis en este mundo por el Desierto de la Tribulación, pero la Gracia y el Espíritu de Dios, estará con vosotros.

Las tribulaciones os purificarán y fortalecerán, si con fe y amor, ofrecéis a Dios los reveses de cada día.

NO TENGÁIS MIEDO HERMANOS

EL AVISO SERÁ UN PENTECOSTÉS PARA EL PUEBLO DE DIOS

Al regresar ya no sentiréis miedo ni temor y así, como los primeros discípulos de Jesús, anunciaréis también en este mundo que el Reino de Dios está cerca.

Seréis el Ejército Militante, que unido a los Ejércitos Celestiales, marcharemos victoriosos.

ORANDO CON PODER

Nuestra Señora y Reina María y Madre vuestra, nos acompañará y todos unidos al unísono diremos:

¿Quién como Dios? ¡Nadie como Dios! Ese será nuestro grito de batalla que nos dará la victoria sobre las fuerzas del Mal.

Que la Paz del Altísimo permanezca en vosotros, Pueblo de Dios

Vuestro Hermano y Servidor, Miguel Arcángel

5 de Septiembre de 2019

LLAMADO URGENTE DE DIOS PADRE A SU PUEBLO FIEL

Pueblo Mío, Heredad mía, Paz a vosotros.

Hijos de Dios, hombres de buena voluntad, que mi Paz reine en vosotros y la luz de mi Espíritu os acompañe siempre.

Se acerca la hora de mi Próxima Venida y mi Pueblo sigue adormecido por el pecado.

El pecado de esta humanidad ha traspasado los límites del comportamiento humano, ha dejado de ser ofensa a Dios, para convertirse en algo tan cotidiano como la misma existencia.

Quebrantar los Preceptos del Creador es parte de la vida de la inmensa mayoría de la humanidad; todo es mirado y juzgado bajo la óptica del razonamiento humano.

Los Preceptos de Dios son desprestigiados y juzgados como obsoletos; el hombre de hoy ya no mira a Dios,

SE HA DIVINIZADO E IDOLATRADO,

HASTA EL PUNTO DE CREERSE EL MISMO DIOS

Este mundo materialista ha tecnificado el pecado y ha propagado toda su decadencia, haciendo de éste una costumbre.

El cáncer del pecado, la maldad y la corrupción han infectado todas las sociedades y han destruido el don de la virtud y los valores humanos.

La cadena de maldad y pecado vienen en el hombre desde el vientre materno; los hijos nacen marcados espiritualmente con la mancha de maldad, rebeldía y desobediencia de sus padres.

Si mi Justicia Divina no viene a restablecer el orden y el derecho, todo cuanto fue creado el hombre lo destruirá.

El ansia de poder de esta humanidad está rompiendo el equilibrio de las cosas creadas; el desamor y egoísmo del hombre de hoy, está afectando el equilibrio espiritual del Universo.

El pecado rompe la armonía de la Creación y afecta espiritualmente el Código de Amor con el cual fueron creados el hombre y la Creación.

La contaminación y destrucción de los recursos naturales es un pecado grave contra la Esencia del amor del Padre.

¡Todas las naciones que exploten inmisericordemente los recursos naturales y no hagan nada por reparar, serán borradas y su tierra y recursos pasarán a otras naciones!

¡Ya se acercan los Jinetes Apocalípticos, el retumbar de sus corceles, traerá desolación y muerte!

Ese será el pago que recibirá esta generación impía y pecadora, por haberse rebelado de su creador y haber mancillado sus Preceptos que son vida, paz, amor y armonía, para la sana convivencia humana y equilibrio de la Creación.

Mi Próxima Venida está cerca, despertad Pueblo mío, para que no os coja mi Llegada por sorpresa, porque entonces, será muy tarde para los que no me esperan.

Muchas naciones van a sufrir por la transformación de mi Creación.

La Tierra ha comenzado su ciclo de purificación y serán aquellas naciones donde más pecado y maldad hay, las que serán azotadas por el llanto de mi Creación.

Los vientos arrecian, los mares se agitan y el interior de la Tierra ha comenzado su ebullición. Los continentes se moverán unos más que otros y sus habitantes ¡Ayes dejarán escuchar!

¿Ay, quién podrá resistir el paso de mi Justicia?

El hombre de sincero corazón que escucha mi Voz y cumple mis Preceptos; ese será como la casa construida en la roca, nada lo derrumbará.

Pero aquellos que son como hojas al viento; aquellos de doble ánimo, que no son ni fríos, ni calientes; esos cuya Fe es endeble, van a caer como castillos de arena.

¡Despertad pueblo mío, porque se acerca la hora de mi Justicia; no dilatéis más vuestra conversión, porque el Tiempo ya no es Tiempo!

Mi Justicia está en camino y no conoce de misericordia.

OS DIGO HIJOS DE ADÁN, QUE VUESTRO PECADO Y MALDAD,

LA HA DESPERTADO.

¡Pobres de vosotros, los que andáis apartados de mí, los que seguís dándome la espalda y no la cara, porque el paso de mi justicia no va a dejar huella de vosotros!

¡Naciones enteras van a desaparecer, sólo el llanto, dolor y caos, se escuchará por doquier! De nada servirá lamentarse en el tiempo de mi justicia, porque nadie os escuchará.

¡Corred, corred, venid a poner vuestras cuentas en orden con vuestro amo, porque los Jinetes Justicieros han comenzado a derramar sus copas y convertirán mi creación en un valle de lágrimas!

Prestad atención a mis palabras y ponedlas en práctica; acordaos, estarán dos en el campo;

a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán. Estarán dos mujeres moliendo juntas; a una se las llevarán y a otra la dejarán. (Mateo 24, 40-41).

MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS SE APROXIMA

Y MUCHOS SIGUEN DORMIDOS,

Por más que los llamo no quieren despertar.

La venda de pecado no los deja ver, ni escuchar mis angustiosos llamados.

Os digo: si no aprovecháis estas últimas campanadas de Misericordia, os vais a perder eternamente; todo aquel que se presente ante Mí, sin el traje apropiado, no podrá entrar en mi Banquete.

De nuevo os digo: El que quiera salvar su vida la perderá, más el que la pierda por mí, la encontrará. Porque muchos son los llamados y muy pocos los elegidos.

¡Reparad, reparad, para que cuando os presentéis ante Mí, seáis irreprochables; amad y perdonad a vuestros hermanos y no debáis a nadie nada, más que amor.

La Noche de mi Justicia se está acercando, recapacitad y retomad cuanto antes el camino de la salvación, para que mañana no tengáis de qué lamentaros.

Yo Soy el que soy. El Alfa y la Omega. La inmensa mayoría de la humanidad ya no cree en mi existencia; piensan que soy un mito, una leyenda, o lo que es peor, un fantasma.

¡Oh, que equivocados están los que así piensan!. Os digo: Yo Soy el Dios de todos los tiempos, Señor del Cielo y de la Tierra; Creador de todo lo visible e invisible; Rey de Reyes y Señor de Señores.

Único y Verdadero Dios. Omniciente, Omnipresente y Omnipotente. El mismo ayer, hoy y siempre.

Soy una realidad entre vosotros. Todo lo veo, todo lo sondeo y todo lo juzgo, bajo las directrices de mi Suprema Sabiduría.

Os digo mortales, hijos de Adán, que estáis muy equivocados los que negáis mi existencia.

¿Pensáis que Dios no existe y que no os hará ni mal, ni bien?

Muy pronto en mi Aviso me manifestaré a los hombres; entonces sabréis que Yo Soy Dios.

El Dios de la Misericordia, el Buen Pastor, que se quedó con vosotros en el silencio de cada Sagrario, está por partir; vosotros hijos de Adán no quisisteis escucharlo.

CONOCERÉIS ENTONCES AL JUSTO JUEZ,

QUE VIENE A RESTABLECER EL ORDEN Y EL DERECHO.

¡Os hago un llamado urgente a vosotros los que dudáis de mi Existencia y Divinidad!

¡Volved a Dios o pereceréis!

Os recuerdo mis palabras: Todos los pecados le serán perdonados a los hombres, menos el pecado de blasfemia contra mi Santo Espíritu y mi Divinidad; éste no será perdonado ni en el Cielo, ni en la Tierra.

¡Si continuáis pensando de ese modo se os perderá el alma!

¡Recogeos y arrepentios insensatos, porque se acerca la venida de vuestro Dios y Salvador!

SOY EL DIOS DE LA MISERICORDIA,

PERO TAMBIÉN SOY EL DIOS DE LA JUSTICIA,

QUE NO PERMITIRÁ QUE SIGÁIS DESTRUYENDO MI CREACIÓN

Y QUEBRANTANDO MIS PRECEPTOS.

Soy más Padre que Juez; pero vosotros le disteis la espalda al Dios de la Misericordia; conoced entonces mi Justicia que es recta e inexorable; que da a cada cual según sus obras.

Ya el hacha está en la raíz del árbol, y todo árbol que no de buen fruto, será cortado, talado y tirado al fuego. Y allí será el llanto y crujir de dientes.

Entonces clamaréis: ¡Señor, Señor, ven a salvarnos!

Y Yo os diré: No os conozco hacedores del Mal. Id al Fuego Eterno. ¡Apartaos de Mí!

Os anuncio habitantes de la Tierra, que mis días están por comenzar.

Alegraos vosotros los que escucháis mi Voz y ponéis en práctica mis Preceptos,

PORQUE MUY PRONTO VERÉIS

A VUESTRO DIOS Y SEÑOR EN TODO SU ESPLENDOR

Estáis ya en los tiempos de Dios vuestro Padre, Creador de todo lo visible e invisible; vuestro tiempo ya se terminó; la inmensa mayoría de la humanidad, sigue desbocada hacia su propia muerte y perdición.

El pecado del hombre de hoy atemoriza los mismos infiernos:

Los matrimonios entre homosexuales y lesbianas, los abortos, los hogares mal vividos, la juventud perdida y toda la degradación de esta humanidad ingrata y pecadora, rompen con el equilibrio de mi Creación y son una afrenta a mi Santo Espíritu.

Os digo, que ni en Sodoma y Gomorra con todo su pecado, jamás se vio lo que hoy se ve en esta humanidad de estos Últimos Tiempos.

Si a estas dos ciudades las desaparecí con fuego caído del Cielo, cuanto más no haría hoy con tantísimo pecado que hace llorar al Cielo.

Mi Creación no soporta más tanto ultraje y pecado; todas mis criaturas guardan el equilibrio con la cual fueron creadas; es decir: armonía, equilibrio, paz y común unión con el Creador.

Pero el hombre de hoy con su soberbia, prepotencia y autodivinidad, está rompiendo el Código del Amor que rige en la Creación, destruyendo el ecosistema, lo cual traerá como consecuencia su propia autodestrucción.

Entended habitantes de la Tierra, que yo vuestro Padre, no me complazco con la muerte del pecador; antes deseo que viváis y tengáis vida eterna.

No soy el Padre Justiciero que va acumulando vuestros pecados, para luego haceros pagar por ellos; ese no soy Yo, si así lo fuera, hacía mucho que os había desaparecido de la faz de la Tierra.

Pero no, soy más Padre que Juez, espero paciente a que se cumpla la última palabra, a ver si recapacitáis y volvéis a Mí, sin que mi Justicia tenga que castigaros.

Os he enviado a mis profetas y no los habéis escuchado; os he enviado a mi único Hijo, y lo habéis crucificado.

Hoy os envío a vuestra Madre y de nuevo a mis profetas, esperando que los escuchéis, a ver si mi Justicia Divina no tiene que sentenciaros.

Vosotros hijos de Adán, sois de dura cerviz; tenéis que conocer el dolor y la muerte, para poder recapacitar; ¡Oh, que insensatos y necios sois!

EL DILUVIO NO ES UN MITO. Si no, que explicacion le dan los historiadores al evento narrado en muchas culturas por los mayas, aztecas, incas, guaranís, china, hindú, griega e islámica, por solo mencionar algunos.

(LA INCREDULIDAD no fue prerrogativa de los conciudadanos de Noé, que les tocó ser testigos de que flotara un navío construido en tierra firme, ¡Y CÓMO DESEARON PODER SUBIR A ÉL!)

Si alcanzarais a dimensionar la desolación, la muerte y el caos que se os avecina, tal vez recapacitarais y volveríais a Dios, sin tener que conocer su Justicia.

Pero NO, escrito está, que esta humanidad busca a Dios sólo de labios y oídos, pero su corazón está distante de Él.

Os lo repito, no me complazco con la muerte del pecador, hasta el último segundo estaré esperándoos hijos insensatos a ver si despertáis y retomáis la senda de vuestra salvación.

OS ANUNCIO QUE MI MILAGRO Y MI AVISO ESTÁN CERCA

Ésta será mi última puerta de mi Misericordia abierta para todos aquellos que quieran entrar por ella. Después de esto las tinieblas envolverán mi tierra y mi Justicia Divina purificará toda mi creación.

He detenido el curso de los acontecimientos por las conversiones que se vienen dando.

Si oráis en cadena pidiendo por la conversión de los pecadores; todo pasará como un sueño para vosotros;

Lo escrito se cumplirá, pero será más llevadero y tendré compasión con vosotros, como lo hice con los habitantes de Nínive.

El sonido de las trompetas, anuncian el tiempo de mi Justicia.  Estad listos y preparados para el combate espiritual; permaneced ya en acuartelamiento espiritual; tened lista y aceitada vuestra armadura,

ORAD A TODO INSTANTE, PORQUE MI ADVERSARIO ESTÁ POR DESENCADENAR EL COMBATE

¡DESPERTAD, DESPERTAD, OH HUMANIDAD, PORQUE EL TIEMPO YA NO ES TIEMPO!

El Universo ha comenzado su transformación, fenómenos nunca antes vistos por ojo alguno se verán en el cielo y en la tierra; el tiempo ha comenzado a acelerarse, los días y sus noches serán más cortos.

Mis Ángeles han comenzado a hacer sonar mis trompetas, que anuncian la proximidad de mi Aviso.

LA GLORIOSA CRUZ DE MI HIJO

MUY PRONTO EN EL FIRMAMENTO APARECERÁ

Recogeos en oración, no perdáis más el tiempo en vanidades y preocupaciones mundanas, para que no os pase como en los tiempos de Noé y de Lot,

Que andaban en la cotidianidad de la vida y no prestaron atención a los llamados del Cielo, como sucede al presente y vino el Desastre… Y fue muy tarde para la humanidad de aquellos tiempos.

¡Recapacitad, habitantes de la tierra, prestad atención a mis llamados, porque la hora de mi Justicia está cerca; más cerca de lo que vosotros pensáis! 

Reconciliaos con la Trinidad Santa, lo más pronto posible, porque las trompetas ya están sonando y llaman a la conversión.

Os hago un llamado urgente a todos vosotros los que andáis sumidos en el pecado y cabalgáis por este mundo sin Dios y sin ley; volved a Mí, o pereceréis.

TIBIOS DE CORAZÓN

DEFINÍOS DE UNA VEZ Y PONEDLE ORDEN  A VUESTRAS VIDAS

Juventud rebelde, despertad de vuestro letargo espiritual y no sigáis quebrantando mis Preceptos, para que no sigáis cayendo en el Abismo.

¡Habitantes de la Tierra, no quiero vuestra muerte!

  El tiempo de mi Justicia está tocando a la puerta; si no volvéis a Mí, de corazón ahora, corréis el peligro de perderos.

Mi Creación ha comenzado sus dolores de parto y sus gemidos van a sentirse en los cuatro puntos de la Tierra.

PREPARAOS, PARA MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS

 Llegaré como Ladrón en la noche; estad listos con vuestras lámparas encendidas, porque vengo a tocar a las puertas de vuestras almas.

Este mundo que conocéis muy pronto será transformado en una Nueva Creación. Todo cambiará de un momento a otro, nada de esto quedará; todo será renovado y creado de nuevo por mi divina Voluntad y Misericordia.

En mi Nueva Creación seréis nuevas criaturas, seréis seres espirituales y viviréis con Dios y para Dios. No envejeceréis, ya que no estaréis sujetos al tiempo, sino a la divina voluntad, que es amor, vida y plenitud.

Mi Jerusalén Celestial es el paraíso que tengo reservado a mis hijos que permanecerán fieles a Mí, en la Prueba de purificación.

En mis nuevos cielos y en mi nueva tierra, la gloria de Dios estará con vosotros. Descubriréis hijos míos, el mundo espiritual donde todo es posible; todo se os dará con sólo pensarlo.

Ya no seréis esclavos de la carne, porque el espíritu dominará sobre la materia.

Seréis seres espirituales en un mundo espiritual; mi Santo Espíritu estará en comunión con vosotros y la Creación, formando una sola esencia de amor, gozo y armonía.

Hijos míos, heredad mía, os digo todo esto para que lo meditéis en vuestro corazón y os sirva mañana de Fortaleza y esperanza en los momentos difíciles que pasaréis.

Esta promesa de vida os ayudará a tener confianza en Dios y os alentará a seguir adelante en los días de purificación que se os avecinan.

PREPARAOS PUES HIJOS MÍOS

PORQUE MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS LLEGARÁ EN CUALQUIER MOMENTO

Permaneced orantes y vigilantes, para que cuando lleguéis a la Presencia de Dios, vuestras lámparas estén encendidas y podáis ser jusitificados.

Muchas almas no van a poder regresar a este mundo y se van a perder, por no estar preparadas; muchas no van a resistir el Paso por la Eternidad.

Por eso hijos míos, os pido que os preparéis espiritualmente; desgarrad vuestros corazones, arrepentíos y no pequéis más; dejad la terquedad y tomad con seriedad y responsabilidad este Gran Acontecimiento que cambiará vuestras vidas.

El Aviso os acercará o alejará del Reino de Dios.

¡Decidíos de una vez, porque el tiempo ya no es tiempo!

Las Trompetas de mi Justicia Divina nuevamente sonarán, anunciando la llegada de mi Aviso y el comienzo de la Gran Tribulación.

Estad atentos a las señales del cielo, porque vuestros ojos verán fenómenos espirituales y cósmicos nunca antes vistos.

Los días de mi Reinado se acercan, mi Pueblo purificado será mi heredad, mi mayor deleite.

Toda mi Creación vivirá en completa armonía con su creador, YO SERÉ SU DIOS, mi Voluntad se hará en los Cielos y en la Tierra y estaré con ellos hasta el Fin de los Tiempos.

Todo volverá como al comienzo, la tierra será el paraíso que di a vuestros padres y que no supieron apreciar.Seréis como niños y conviviréis con la Naturaleza y demás criaturas formando una sola esencia de amor, paz y gozo en el espíritu.

Os espera el Paraíso hijos míos, el Edén donde todo será posible y nada tendrá límites, ni barreras.

En mi Nueva Creación conviviréis con mis Ángeles y con muchas almas bienaventuradas, podréis transportaros a los lugares donde queréis estar con la velocidad del pensamiento.

MI NUEVA CREACIÓN SERÁ UN ESPACIO DEL CIELO AQUÍ EN LA TIERRA

Todos seréis hermanos y viviréis en el amor, armonía y plenitud de vuestro Padre; mi Santo Espíritu derramaré sobre vosotros con todos sus dones y carismas y os haré seres totalmente espirituales.

Todos seréis jóvenes en mi Nueva Creación, la purificación a la que seréis sometidos se llevará todo lo viejo, las enfermedades y el pecado morirán para siempre.

En mi Nueva Creación el espíritu dominará sobre la materia, vuestros cuerpos serán transformados espiritualmente y ya no tendréis necesidades fisiológicas, ni sentiréis sed, ni hambre de alimento corporal.

Vuestro alimento será el Cordero de Dios que estará en medio de vosotros; yo me daré a mis hijos y seré su Alimento no en especie, sino en Espíritu.

Después de la purificación mi Tierra será dividida en las doce Tribus de Israel, vuestro ser integral será transformado y no se volverá a recordar el pasado.

En el nuevo mundo donde viviréis ya no habrán trabajos materiales, ni preocupaciones, ni necesidades, ni apegos, nada de lo que conocéis de este mundo volveréis a ver.

Todo será renovado por la Sabiduría de mi Santo Espíritu; mundo espiritual con seres espirituales de naturaleza semejante a la de mis Ángeles, donde sólo serviréis y glorificaréis a Dios como Ser Supremo, Regente del Universo.

EN MI NUEVA CREACIÓN CONOCERÉIS EL SIGNIFICADO DEL AMOR

Y EL AMOR ESTARÁ CON VOSOTROS HASTA EL FIN DE LOS TIEMPOS

Os lo repito: Soy más Padre, que Juez, y no me complazco con la muerte del pecador; deseo que viváis y tengáis vida en abundancia.  

Si continuáis orantes e intercediendo por los pecadores, haré que después de mi Aviso, haya una gran cruzada de evangelización a nivel mundial, para que sean rescatadas muchas más almas.

Será un tiempo de Amnistía, antes del Castigo, todo dependerá de vuestra oración, ayunos, obras y suplicas.

Acordaos; respeto vuestro libre albedrío y todo lo hago dependiendo de vuestra oración aquí en la Tierra.

Hijos míos: vosotros aceleráis o detenéis el curso de los acontecimientos; os digo: que la oración, la alabanza, las obras, la fe y el amor, abren las puertas de mi Misericordia.

Tened muy en claro todo esto; porque en verdad os digo:

MI MISERICORDIA ES MÁS GRANDE QUE MI JUSTICIA.

A mayor pecado, mayor misericordia, si el pecador se arrepiente con sincero corazón y vuelve a mí. Soy un Padre amoroso; lento a la ira y rico en misericordia.

Soy el Padre que siempre os está esperando con los brazos abiertos; que se olvida de vuestros pecados y ofensas: si como hijos pródigos, volvéis a la casa paterna.

No temáis, mis pequeñas criaturas; si supierais cuánto os amo.

Acordaos: es tan grande mi Amor que os envié a mi único Hijo, para que muriendo en la cruz, os redimiera del pecado.

Entonces: recapacitad y retomad, lo más pronto posible la senda de vuestra salvación.

Se acercan los días del Reino de Dios, alegraos y regocijaos en el Señor, porque viene a reinar con Justicia todas las naciones.

Os estoy esperando con mis brazos abiertos, para daros mi perdón, mi amor y mi vida en abundancia. Os ama y espera: Vuestro Padre Celestial. Yhavé.

Quedad en mi Paz, Pueblo mío, heredad mía. Vuestro Padre Yhavé, Señor de los Ejércitos, Señor de las Naciones.

Soy vuestro Padre Creador. Señor de todos los Tiempos.

Hombres de buena voluntad, pueblo de Dios; dad a conocer este mensaje a todas las naciones.

Os bendigo pueblo mío, heredad mía, con la bendición Trinitaria.
+ Bendición del Padre Creador
+ Bendición del Hijo Redentor.
+ Bendición del Espíritu Santificador.

VUESTRO PADRE:  YHAVE, SEÑOR DE LAS NACIONES.

Oración dictada por Nuestro Señor Jesucristo después de este Mensaje, para proteger nuestra mente, potencias, sentidos, pensamientos, consciente, inconsciente, subconsciente y memoria de los dardos incendiarios del Maligno.

ARMADURA ESPIRITUAL

(Hacer todos los días al levantarse y al acostarse)

Señor Jesús, Yo ….. (nombre y apellidos) te consagro mi mente con sus potencias, sentidos, pensamientos, memoria, consciente, inconsciente y subconsciente, a tu gloriosa sangre derramada por ti, a mi favor Me sello y protejo con tu sangre redentora de todo falso pensamiento, de toda sugestión negativa, de toda falsa imaginación, de todo temor, de todo engaño.  Que tu sangre redentora, Señor Jesús, me limpie, purifique, descontamine y libere y me conceda la gracia de poder tener dominio propio en mi integridad física, psíquica, biológica y espiritual.  Amén.

Poderosa Sangre de Salvación, combate al enemigo en mi cuerpo, mente, y espíritu (3 veces esta jaculatoria cuando sintáis ataques fuertes del enemigo).

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy.  Vuestro Maestro, Jesús de Nazareth.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html