N266 EL JUICIO PREVENTIVO 4


Septiembre 07 de 2019

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, una gran Luz en la Creación hizo que se separaran la obscuridad y la luz.

Fue Mi Luz Creadora la que inició todo, todo lo que Yo os di, Mis pequeños, la Creación entera al servicio del hombre.

Ésta Luz vino a dar vida, vida que tenéis en el Universo entero, vida de amor, vida en servicio para vosotros, pero el pecado llevó nuevamente a ésta luz a la obscuridad.

Luego vino Mi Hijo, les envié nuevamente la Luz a través de Él, vine a separar nuevamente la Obscuridad, la obscuridad del pecado y les trae Luz,

para que el hombre vuelva a guiarse por Mis Preceptos, por Mis Leyes, pero principalmente por Mi Amor.

El hombre le había dado la espalda a todo lo que Yo le había dado, todas las bellezas de la Creación quedaron suspendidas por el Pecado Original,

Pero en lugar de guiarse por ésa Luz del Principio y tratar de sacar adelante la Luz del Principio y vivir en ella, le dieron la espalda.

Viene Mi Hijo y aunque les enseñó nuevamente la Luz, las Verdades Celestiales; nuevamente el hombre cae en el pecado, cae en la obscuridad, no cuida la Luz;

se aparta de Mis Verdades, de Mis Preceptos, de Mis Leyes…

Y PRINCIPALMENTE, DE MI AMOR.

Una tercera oportunidad tendrá la Humanidad,

VENDRÁ UNA GRAN LUZ, DADA POR EL ESPÍRITU SANTO

Espíritu de Vida, Espíritu de Amor, Espíritu de Orden, orden universal traerá nuevamente la Tercer Persona de Mi Divinidad.

La Humanidad nuevamente tendrá la oportunidad de conocer la Verdad, Mi Luz, Mi Amor.

Mis pequeños, ¿Estáis preparados ya, para recibir ésa Gran Luz?

¿Estáis preparados, después de dos oportunidades, de cuidar ésa Gran Luz?

Son Oportunidades Mis pequeños, que Yo os doy como hijos Míos.

Yo, el Amor Increado os doy Mi Amor nuevamente para que lo cuidéis, para que conviváis como verdaderos hermanos, hijos de todo un Dios.

Mis pequeños, una Tercera Oportunidad más os daré, para que entendáis qué es Mi Amor y cómo Mi Amor os ha cuidado.

Vivid pues, como verdaderos hermanos, hijos de un solo Dios. Cuidad, cuidad Mi Luz, cuidad las Verdades que se os darán nuevamente, que se os recordarán.

Mi Hijo, Personalmente os las dio, pero vosotros les habéis dado la espalda.  

Ésta Luz os dará a conocer vuestros pecados y vuestros aciertos, vuestra vida pasada, vuestra vida actual, para que vosotros preparéis vuestra vida futura.

Todo lo creado está a vuestra disposición, es Mi regalo como Padre y como Dios el daros tantas bendiciones y tantos regalos porque os amo, Mis pequeños, os amo con todo Mi Corazón.

Tomad pues, ésta tercera oportunidad que se os dará para que podáis corregir vuestro pasado, el pasado de vuestros hermanos y sigáis adelante en la Verdad, guiados por la Luz, por Mi Luz Infinita de Amor y de Verdad.

Si actuáis en el Amor, no necesitaréis Leyes.

El Amor lo cubre todo, el Amor lo alivia todo, el Amor a todo da vida. Dad vida pues, Mis pequeños a la nueva oportunidad de vida que se os dará.

Pequeños Míos, en breve se os quitará el velo sin el cuál podréis ver vuestra alma, en el estado en el que se encuentra,

PODRÉIS VER VUESTROS ACTOS PASADOS,

PODRÉIS VER EL AMOR QUE FALTÓ EN VUESTROS ACTOS,

PODRÉIS VER LO QUE DEJASTEIS DE HACER.

Mis pequeños, vuestra vida se os dio para que dierais vida a vuestros hermanos. 

Vuestra posición en la Tierra es DAR, dar cosas buenas, dar cosas santas, actuar para el Cielo, vivir para el Cielo, orar por vuestros hermanos, en una palabra,

ES DONACIÓN TOTAL DE VUESTRO SER

 para vuestros hermanos, en la reconstrucción del Reino.

Mis pequeños, Yo permito esto en vuestra vida por un acto grande de Misericordia, por un acto grande de Mi Amor.

El Mundo está tan envuelto ya en tinieblas, en error, en maldad; que muchos, MUCHOS de vuestros hermanos han crecido sin ninguna vida espiritual, sin enseñanzas de parte de sus padres.

Ésta es la generación actual que no está dando fruto, que se está dejando llevar por las Mentiras del Mal.

Es un mal mundial Mis pequeños, por eso, salir de ésta falsedad que el Demonio ha puesto ante los hombres, es algo difícil ya para vosotros mismos.

Porque aún los mismos consagrados no quieren evangelizar

Y los que quieren no se dan a basto.

Vosotros, los laicos, los que estáis Conmigo,  a muchos os gustaría evangelizar pero no podéis y los que pueden tampoco se dan abasto.

Muchos, muchos otros viven en ésa mediocridad, querer recibir pero no dar, en ésa comodidad de no querer trabajar para Mí, vuestro Dios.

En pocas palabras, en resumen, estáis viviendo en un caos espiritual y eso lo sabéis, Mis pequeños y solamente la ayuda que venga de lo alto os podrá salvar.

El error se ha diseminado por todos lados, ésta generación actual ya no sabe lo que es bueno y lo que es malo, simplemente se deja llevar por los instintos,

y la concupiscencia del hombre los lleva a ése instinto malo, al instinto de la carne; por eso veis ahora tanta maldad, tanta corrupción, tanto sexo -pero mal llevado, Mis pequeños-, porque él en sí es bello.

Yo os lo regalé para la procreación, pero el Demonio os lleva nada más al puro goce superfluo y si llegan a procrear lo hacen fuera del matrimonio o sin responsabilidad.La juventud, es manipulada por la falsedad de los hombres adultos, llevan a la juventud hacia los vicios por negocio, por destrucción de valores, por aniquilamiento al mismo hombre.

Muchos de vosotros no os dais cuenta de tanta inmundicia que hay o no os ponéis a recapacitar realmente en esto que tanto afecta a Mi Corazón.

Vivís en las cosas superfluas y no os dais cuenta de que el mundo realmente necesita de almas de oración, de almas en donación.

Sacrificios, ayunos, penitencias, mucha oración y vida en acción para restaurar toda ésta maldad.

QUIERO QUE SINTÁIS EL DOLOR DE MI CORAZÓN AL DECIROS ESTO,

Yo que solamente quise poner el Bien en vuestra vida, que dierais bien, que vivierais según las Bondades de Mi Corazón.

Y es ahora todo lo contrario, se está destruyendo el mundo, se están destruyendo las almas y no queréis luchar por mantener la perfección que Yo puse en Mi Obra en la creación, tanto en vosotros como en todo lo que os rodea.

Mis pequeños,

¡DESPERTAD YA, DESPERTAD!

¡NECESITO DE VOSOTROS!

Necesito de vuestra Oración, necesito de vuestra vida para restaurar lo que se está perdiendo y lo que ya se perdió, Yo puedo restaurar todo, pero necesito de vosotros,

Necesito que os deis cuenta, para que realmente se mueva vuestro corazón, al amor, que se mueva vuestro corazón en compasión por vuestros hermanos,

Que se mueva vuestro corazón a desear ésta restauración de todo lo que Yo creé.

Necesito de vosotros, porque sois Mis hijos y es vuestra familia, es vuestra casa lo que se ha destruido, restauradla junto Conmigo, Mis pequeños.   

Soy vuestro Padre y necesito que estéis unidos a Mí para restaurar todo lo que se ha perdido.

Hijitos Míos, cuando vosotros sois padres de familia, tenéis la intención de lograr una familia lo más perfecta posible, en donde nada os falte,

que estéis unidos, que podáis cumplir con todo lo necesario para que vuestros hijos sean personas de bien y que sean ejemplo ante el mundo.

Ciertamente, estoy hablando de un matrimonio cristiano, un matrimonio con ideales de perfección y santificación.

Pero, ¿Qué sucede cuando, a pesar de todas vuestras intenciones e intentos, vuestros hijos se desvían y prefieren el mal al bien que vosotros habéis deseado y enseñado a vuestros hijos?

Os sentís mal porque, el ataque de Satanás es muy fuerte y vuestros hijos son engañados por sus artimañas y caen.

Eso mismo Me sucede a Mí, Mis pequeños.

Yo, como vuestro Dios y Creador, os he dado el don de la vida, para que vosotros bajarais a la Tierra, a llevar Mi Vida y llevarla a los vuestros.

Para que vuestro ejemplo, vuestras palabras, vuestros deseos, oraciones, intenciones, fueran cambiando el entrono en donde vivís y al mundo entero.

Pero el hombre prefiere desviarse y aceptar la Maldad de Satanás.

Las almas se vuelven estériles, las almas se vuelven malas, no hay vida espiritual que las soporte, no hay vida espiritual que las salve.

Y así, muchas almas, que han bajado a la Tierra, en lugar del bien que debieron haber hecho, causaron mucho mal a la misión que Yo les encomendé.

Y que era para vuestra salvación y la de los vuestros.

Mis pequeños, un alma es valiosísima ante Mis Ojos, un alma puede hacer grandes cosas.

Inmensas, cuando el alma vive en Mí, cuando el alma se apoya en Mí, cuando el alma se santifica a través Mío.

Os he dado a Mi Hijo como Ejemplo, para que vosotros lograrais vuestra santificación y también lograrais la santificación de vuestros hermanos.

Las almas que viven con esta intención, son almas santas, son almas que hacen mucho bien a otras almas, son almas que producen mucho fruto,

son almas en las cuales Me deleito y bendigo mucho; porque también mucho han tomado de Mí y Yo Me congratulo con ellas.

Mis pequeños, ¿Por qué ser de ésas almas que Me traicionan y traicionan también a sus hermanos?

CUANDO VOSOTROS ACTUÁIS EN EL MAL,

OS VOLVÉIS INSTRUMENTOS DE SATANÁS

SI SOIS INSTRUMENTOS DE SATANÁS,

¿A QUÉ ESTÁIS ASPIRANDO?

Ciertamente, muchas de éstas almas que Me traicionan, son las que luego se voltean contra Mí y Me exigen un bienestar y bendiciones que no se merecen.

Actuáis por conveniencia y actuáis en mentira.

No vivís de acuerdo a lo que Yo os pido, pero sí exigís que todo os vaya bien en vuestra vida, ¿No se os hace esto incongruente, Mis pequeños?

Vosotros mismos en vuestra familia, ¿Acaso premiáis al hijo que se porta mal?

¿ACASO DEBO YO PREMIAR AL ALMA QUE SE PORTA MAL?

No, Mis pequeños, no os engañéis y no seáis injustos Conmigo, que Soy vuestro Dios, que Soy todo Amor y Soy todo Justicia.

Ciertamente, Mi Misericordia es muy grande y espero vuestra conversión, pero muchos de vosotros no buscáis vuestra conversión, y seguís actuando en el mal.

Mucho os he dado, principalmente, LA PRESENCIA DE MI HIJO ENTRE LOS HOMBRES

Tenéis Sus Enseñanzas, tenéis un Ejemplo de Perfección.

Las almas deben tomar Su Ejemplo, para que podáis dar mucho fruto, pero no os importa ya más, esto que os pido,

No os importa, ya más, agradarMe con vuestra presencia entre vuestros hermanos y dar Vida con vuestra vida, con vuestras palabras, con vuestra intercesión.

Vergüenza Me dan infinidad de almas que se comportan como verdaderos demonios.

Yo, que os di la vida, Yo que os doy el sustento, Yo que cuido por vosotros y vosotros, os volvéis muerte para muchos de vuestros hermanos.

VUESTRO EJEMPLO ES NAUSEABUNDO,

VUESTRAS PALABRAS, GROSERAS, DESTRUCTIVAS, PALABRAS DE MUERTE.

NO HAY AMOR EN VUESTRA VIDA NI EN VUESTROS ACTOS,

HAY DESTRUCCIÓN, HAY VICIO, HAY MALDAD.

No hay respeto a Mis Leyes, no respetáis lo que viene de Mí.

Sí, sois instrumentos de Satanás, porque de vosotros no sale vida, sino solamente muerte, maldad, destrucción espiritual.

Os podéis imaginar cuál será vuestro futuro eterno, que aunque ciertamente tratáis de acallarlo, tratáis de no pensar en él y creer que no hay un futuro eterno, equivocados estáis Mis pequeños,

PORQUE EL FUTURO ETERNO EXISTE

Y así, como vosotros os estáis ganando vuestra condenación, también las almas buenas se estarán ganando la Vida Eterna, la felicidad eterna Conmigo, en el Reino de los Cielos.

Yo Soy un Dios Justo, Soy un Padre Justo,

VOSOTROS SERÉIS VUESTROS PROPIOS JUECES,

CUANDO AL FINAL DE VUESTRA VIDA OS PRESENTÉIS ANTE MÍ

¿Podréis verMe a los Ojos cuando estéis ante Mí, o querréis ocultaros para que Yo no os vea?

Dependerá de vosotros cómo estaréis al final de vuestro tiempo, y qué cuentas daréis de la vida que Yo os concedí.

Meditad todo esto Mis pequeños, porque es una realidad de la cual no podréis escapar,

ESTÁIS YA A MOMENTOS EN QUE EL JUSTO JUEZ SE PRESENTE A VOSOTROS,

¿CÓMO ESTARÉIS ANTE MIS OJOS?

Porque todos sabéis, perfectamente, cómo está vuestra alma, ya que Mi Santo Espíritu habita en vosotros y Él os hace ver la realidad espiritual en la que vivís.

Cada alma que baja a la Tierra, lleva una misión y todos sois necesarios en la misión que se os confirió, para que Mi Cuerpo Místico se restaure.

Os dije: “sed perfectos, como Mi Padre es Perfecto” y vosotros os dais cuenta perfectamente si estáis tendiendo a ésa perfección.

Vuestra vida debe ser ascensional todo el tiempo. “Estáis en el Mundo, pero no sois del Mundo”, Palabras también de las Sagradas Escrituras y que todos debéis tomar en cuenta para vuestra existencia.

¿Qué habéis buscado cada uno de vosotros? ¿Vivir en Mí y para Mí, buscando ésa vida ascensional espiritual?

O estáis solamente para buscar lo del Mundo y que eso os va a llevar a una caída espiritual.

¿Cuántas son las almas que se desvían? Muchísimas, Mis pequeños.

¿Cuántas almas no van a arrepentirse y a llorar en el momento en que Mi Santo Espíritu os haga daros cuenta de todo lo que hicisteis y de lo que dejasteis de hacer ?

Y ESTO ES, CUANDO TENGÁIS VUESTRO JUICIO PARTICULAR

Otra oportunidad y ya de las últimas, para que os deis cuenta qué fue de vuestra vida, qué fue de vuestra existencia.

Os repito y os repito Mis pequeños, esta idea y esta realidad, porque se os olvida pronto y no le queréis hacer caso:

Satanás se está encargando con los Desastres, de PRESENTAROS DE IMPROVISO Y…

Todos seréis juzgados en algún momento de vuestra existencia,  cuando os haga regresar a Mí y os pida cuentas de lo que hicisteis y lo que dejasteis de hacer.

Será cuando os deis cuenta, como os dije, de que tuvisteis un Tesoro inmenso, Divino entre vosotros y no lo aprovechasteis,

todo el Conocimiento que os dejé en Palabras y Obras y no lo aprovechasteis,

¿Cuántos de vosotros os arrepentiréis y pediréis otra oportunidad? Pero ya no la habrá.

¡NO!, MIS PEQUEÑOS, LA VIDA ES UNA, LA OPORTUNIDAD QUE OS DOY, ES ÚNICA

 La vida es una, no hay posibilidad de otra existencia para reparar lo que no hicisteis o, tontamente, cuando habláis de reencarnaciones,

Como os dije, si realmente os interesara vuestra vida, el vivir en la Tierra y ayudar a vivir a otros de vuestros hermanos, como se vive en el Cielo, vuestra vida la habríais aprovechado correctamente.

Estáis para trabajar, para trabajar para vuestra propia salvación y para la de los vuestros y esto, es llevándoMe a las almas.

Primeramente, llenándoos vosotros mismos de Mí, de Mi Sabiduría, de Mi Presencia, de Mi Amor,

pero si a vosotros no os interesa esto, que fue para lo que se os dio el Don de la vida, no Me servís y terminaréis como en la Parábola: seréis arrojados al Fuego Eterno.

Meditad, Mis pequeños todo esto, el tiempo ya está sobre vosotros, el tiempo en que se os tomará en cuenta lo que hicisteis y lo que dejasteis de hacer.

VUESTRO JUICIO PERSONAL SE ACERCA,

¿Cómo estaréis, ante Mí, en ése momento?

No sabéis si será ésta noche, mañana, pasado, el tiempo es breve, ¿Cómo estaréis ante Mi Ojos?

Hijitos Míos, el regalo que os tengo preparado en el Reino de los Cielos, es inmensamente bello.

Tenéis las experiencias de algunos santos, a los que les he permitido vivir, aunque sea por breves momentos, lo que es el Reino de los Cielos.

San Pablo os dijo: “ni el ojo vio ni el oído escuchó lo que Dios tiene reservado para nosotros”.

Se os habla de moradas, de diferentes moradas a través de Santa Teresa.

Todo esto, Mis pequeños, se resume solamente en una cosa, en Amor, en el Amor que os tengo.

Ciertamente, vuestro cuerpo no puede soportar todas las bellezas que os tengo reservadas y por eso, os he pedido, que Me pidáis la transfiguración de cuerpos y almas,

Para que, cuando viváis los Nuevos Cielos y las nuevas Tierras, podáis gozar algo de las bellezas que viviréis eternamente, cuando terminéis vuestra misión sobre la Tierra.

Y digo “algo”, Mis pequeños, porque vuestro cuerpo no es eterno, vuestra alma, sí.

Y Yo, siendo Omnipotente, os puedo dar diferentes experiencias místicas, bellísimas, a lo largo de vuestra existencia eterna en el Reino de los Cielos.

Lo primero que experimentáis al estar Conmigo en el Reino de los Cielos, es la Paz, la Paz total en vuestra alma

Y esto lo sabe perfectamente Satanás y es lo primero que os quita, cuando de alguna forma, caéis en sus garras y en sus Mentiras.

Os he dicho que estáis rodeados de puras mentiras a vuestro alrededor, mientras vivís en la Tierra y con ellas os va quitando la paz, la paz interior.

Lo que os dé Satanás, aunque aparentemente sea agradable a vuestros sentidos, nunca,

NUNCA Mis pequeños, os va a dejar paz, paz absoluta en vuestro ser, solamente estando Conmigo, podréis tener ésa Paz.

Él tuvo ésa Paz del Cielo, antes de su pecado grave, él sabe lo que es vivir en el Reino de los Cielos y en su Envidia, porque no quiere que vosotros gocéis de Mis Bienes,

Os va atacando y os va desviando con múltiples mentiras que él utiliza para que vosotros no lleguéis al final de vuestra misión Conmigo, al Reino de los Cielos.

A muchas almas, especialmente cuando Me siguen, cuando Me buscan, cuando quieren estar Conmigo,

Les permito tener ésos momentos místicos, aunque sean por segundos, para que vayan viviendo lo que, solamente Yo, vuestro Dios, os puedo regalar por buscarMe.

Vosotros, todos vosotros, necesitáis la paz interior, porque es la única forma en que os podéis mover libremente sobre la Tierra y en el Cielo mismo.

La paz interior solamente la tenéis cuando no hay pecado grave, cuando buscáis Mi Amor, cuando tratáis de ser buenos hijos, cuando tratáis de ser hermanos, como os lo he pedido a través de Mi Hijo.

Cuando tenéis ésa paz, Mi Santo Espíritu, que habita en vosotros, no os está condenando.

Puntualicé el que no tuvierais pecados graves, porque ciertamente el pecado grave os va a apartar totalmente de Mí.

Vuestra imperfección os lleva a tener continuamente pecados más pequeños, que son fallas que todos tenéis continuamente y que debéis ir puliendo a lo largo de vuestra existencia

Y AL HACERLO, VUESTRA PAZ INTERIOR SE VA INCREMENTANDO

Esto es lo que debe constituir la normalidad de nuestro constante bienestar…

Solamente, cuando quitáis el pecado grave, con el Sacramento de la Confesión, inmediatamente, después de la absolución que os da el sacerdote, vosotros recobráis la Paz y la alegría

 Y si lo meditáis, muchas veces lo habréis vivido, cómo ésa absolución, que es Mi Gracia, a través del sacerdote, os devuelve ése estado de paz, tan bello, tan necesario para el hombre,

ES UNA GRACIA ESPECIAL QUE LE OTORGO A LAS ALMAS QUE ME BUSCAN

Luchad por ella, no la perdáis, Mis pequeños, manteneos en ella y la gozaréis eternamente cuando regreséis a Mí.

Gracias, Mis pequeños. Yo os Bendigo, Mis pequeños. Os llevo en Mi Corazón. Amaos los unos a los otros, os lo pidió Mi Hijo.

Bendecid estos momentos en vuestra vida y agradecedMelos… Son momentos de Gloria.

Os amo, os amo, Mis pequeños. Y dejadMe ser vuestro Dios en vuestra vida, en total libertad. Os amo, Mis pequeños y os Bendigo en Mi Santísima Trinidad.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: