P283 PRÍNCIPES CELESTIALES


Septiembre 19 de 2019

Habla vuestro Padre Celestial

Mí Enemigo y por lo tanto el vuestro, sabiendo que sóis y pertenecéis a Mí Reinado, os quiere denigrar tanto en cuerpo como en alma.

Todos vosotros sóis reyes, no súbditos; él es el súbdito y traidor a Mí Reino y vuestro Reino.

DEFENDED VUESTRA DIGNIDAD DE HIJOS DE DIOS,

DE HIJOS DE DEL REY

Comprended vuestra posición real y no os envilezcáis con las bajezas que el Enemigo y Traidor os propone, mostrádle vuestra realeza y comportáos como Mi Hijo Jesucristo os lo enseño.

Hijos Míos, sed dignos descendientes de vuestro Padre, el Rey del Universo; uniendoós al verdadero amor y al verdadero agradecimiento de corazón que todos vosotros recibís por cada momento de vuestra existencia.

Yo os amo y os quiero a todos conmigo de regreso. No os dejaré nunca sólos a vuestras pequeñas fuerzas de bebés.

No os sintáis poderosos o soberbios ante Mí, vuestro Creador. Ni os sintáis merecedores de Mis Bienes por vuestras acciones, ya que ellas mismas Me pertenecen por obligación.

Puesto que Yo os dí los dones y las capacidades para llevarlas a cabo,

Lo único que Me interesa de vosotros es el amor que pueda salir de vuestra voluntad libre y que sean actos sinceros de vuestro más profundo ser, de vuestro corazón.

Ya sean para agradecerMe los dones que habéis recibido de Mí, para desarrollaros como individuos y también como para salvar almas, tanto de la Tierra como del Purgatorio.

Actuando así seréis dignos hijos del Rey. 

Vosotros tan enredados en las cosas del mundo, perdéis la visión real de vuestras vidas sobre la Tierra, se os hace a veces, poca cosa lo que os pi­do,

Pero es TAN grande a Mis Ojos lo que os pido, que por eso mandé a Mi Hi­jo Jesucristo a recordárosla y aún así dudáis.

Vuestra misión y recordadla bien, no es otra más que la transmisión del Amor de Dios a todas las almas sobre la tierra y la búsqueda de la salvación de TODAS en todos los tiempos.

Vean que no digo, la salvación sólo de las almas de la gente que vive en el mismo tiempo con vosotros sobre la Tierra, sino que abarco tiempos anterio­res a los vuestros.

Y la razón es que debido a la falta de Oración y actos de reparación de vuestros ancestros, hay en vuestro tiempo aún muchas almas en el Purgatorio.

Y tienen que mantenerse ahí hasta que por vuestros méritos actuales, puedan vuestros hermanos, dejar el Purgatorio.  

Lo mismo sucederá con almas actuales y que por falta de méritos, de parte de todos vosotros los que ahora vivís sobre la Tierra, muchas almas tendrán que purgar mucho más del tiempo de vuestra existencia.

Dios Padre cuenta con el valor de la Oración y de los méritos de vosotros, para la salvación de vuestros hermanos y recordad que vosotros estaréis en las mismas circunstancias.

Yo os dije: “Lo que hagáis con el más pequeño de vuestros hermanos, Me lo hacéis a Mí”.

Y ahora os recuerdo que los méritos que uséis para la salvación de vuestros hermanos mientras estéis sobre la Tierra, tanto para los vivos como para los que ya pasaron a la otra vida y se están aun purgando de sus faltas,

ESOS MISMOS MÉRITOS SERÁN TOMADOS PARA VUESTRA PROPIA SALVACIÓN

Como os lo había dicho ya en otro de Mis Mensajes anteriores, ahora el Mal camina por vuestras calles sin que lo podáis detener, a causa de que como la mayoría de los gobiernos se han corrompido, los malos encuentran protección de parte de las mismas “autoridades”.

Os he mencionado sobre el poder de la Oración, la cual puede y debe acabar con la maldad en el Mundo, pero lo malo es que “tenéis cosas más importantes que hacer”

 Y así, el tiempo que tenéis el cual Me pertenece, es desperdiciado en cosas fútiles, en cosas sin importancia para la salvación o crecimiento espiritual de las almas.

Estáis desperdiciando horas, minutos de vuestra misión sobre la Tierra, en cosas que no ayudan en nada en la salvación de las almas de la Tierra y del Purgatorio.

Estáis desperdiciando un tiempo precioso que podría ser aprovechado para la renovación espiritual benéfica de vuestro Mundo y sobre todo, de vuestra alma.

Estáis desperdiciando un tiempo precioso con el cuál

PODRÍAIS ESTAR INTERCEDIENDO POR LAS ALMAS “PRÁCTICAMENTE PERDIDAS”

Porque por ellas también Mi Hijo se dio en totalidad y deseó su salvación eterna.

Yo he derramado Mis Dones en todos vosotros para que sean compartidos y al dar cada quién lo que poseé, se complementen.

Nadie tiene todo lo necesario como para prescindir de sus semejantes y tanto vale un don como el otro, todos son complementarios y todos deben llevar la marca de Mi Persona, que es la del Amor.

Todo lo que deis, todo lo que hagáis, en todo lo que ayudéis, la marca de Mi Amor deberá siempre estar y así vuestras obras ya no serán estériles ni efímeras;

así sí os darán vida eterna y seréis grandes no ante el pequeño público como lo es el de la Tierra, sino ante el público que os está viendo en todo momento en el Cielo y en el Purgatorio.

Buscáis reconocimiento mundial y ¿Qué es el Mundo ante el Universo entero? ¿Qué es el mundo y sus riquezas, ante las riquezas de Mi Reino?

Estáis siendo engañados y no queréis abrir los ojos de vuestro corazón en donde, con la ayuda de la Fé, encontraréis la Verdad.

Estáis aceptando moneditas de éxito, cuando Yo os voy a dar grandes cofres, collares y riquezas inimaginables, por servirMe en el amor para con vuestros hermanos.

Pisoteáis y hacéis menos a vuestros semejantes por creeros superiores por el don o dones que Yo os concedí y de los cuáles tendréis que darMe cuentas.

Los dones son para servir, no para avergonzar a vuestro prójimo. Esto sucede porque no hay ni Fé ni amor en vuestros corazones, ni en vuestros actos.

Mi Amor Supremo y Mis Cuidados, primeramente se volcaron sobre vuestros Primeros Padres Adán y Eva. Gozaron y Me agradecieron y viví un tiempo con ellos como Yo lo había deseado;

hasta que el Maligno les puso la tentación y al usar su libre albedrío, prefirieron su propio yo, se prefirieron a ellos mismos, se quisieron consentir ellos mismos,sin darse cuenta que sus capacidades eran infinitamente inferiores a las Mías y no lo Iban a poder lograr.

Y por no verMe, por no ver Mi Omnipotencia comparada con su pequeñez, se perdieron en su soberbia, se perdieron en su ego, se perdieron por la falta de gratitud hacia su Creador.

CREYERON QUE PODÍAN PRESCINDIR DE MÍ.

 Se sintieron creadores y su soberbia no les permitió ver su realidad, la de ser creaturitas creadas por su Dios para ser amadas y consentidas por Él, por toda la Eternidad.

Vivían en la Eternidad y el tiempo se creó por causa de ellos. Vivían en la vida y se creó la muerte por causa de ellos.

Vivían con el Amor Ilimitado y empezaron a vivir un amor limitado, el de ellos mismos, por el pecado.

TODO SE ALTERÓ La Tierra era parte de ésa Eternidad y el pecado la limitó en su tiempo. La ingratitud y la soberbia todo lo afectó.

Afectó Mi Plan de Amor para con vosotros y así como ellos iniciaron éstas limitaciones al no agradecerMe todas las bendiciones y Gracias que derramaba día a día después del Pecado Original,

Ahora también vosotros día a día os volvéis ingratos al amor y cuidados que os doy.

Vuestra mayor ingratitud es la de no acordaros de Mí en vuestras vidas. Estáis en el Mundo porque así Me lo pedisteis.

VINISTEIS PARA SERVIRME,

LO CUÁL ES UN PUNTO A VUESTRO FAVOR Y ÉSTE PUNTO VALE PARA MÍ MUCHÍSIMO,

YA QUE VIVÍAIS EN MI PRESENCIA, GOZANDO DE MI VIDA INFINITA EN EL CIELO.

Y VOSOTROS, CADA UNO DE VOSOTROS

SACRIFICASTEIS ÉSE GOZO,

PARA BAJAR A LA TIERRA PARA PROPAGAR MI AMOR

 Para la salvación de vuestros hermanos vivos, que también están en la lucha y de los difuntos, que están en el Purgatorio.

Como vuestra primera donación fue ante Mi Presencia y en santidad de alma, sabiendo perfectamente lo que hacíais,

Para Mí ése acto de donación libre vale muchísimo y por ello os cuido y os procuro todos los medios que están en Mi Poder daros durante toda vuestra vida;

para no dejaros vivir en el pecado cuando caéis y si es posible cuando lo permitís, evitar que caigáis en él.

Os procuro en todo momento para ayudaros a vuestro buen cumplimiento en vuestra misión,

PERO ES VUESTRO LIBRE ALBEDRÍO

EL QUE OS TRAICIONA Y QUE ME TRAICIONA

Sabiendo el Maligno que vuestra misión en la Tierra se resume en el de trabajar en el Amor, en Mi Amor, él os va a poner múltiples tentaciones para desviaros,

Y para que volquéis vuestra atención a las cosas del mundo y al goce de vuestra carne;

haciéndoos olvidar del crecimiento espiritual y de alimentaros de todo aquello que os de fuerza espiritual, lo cuál le resta fuerza a él.

De aquí que su ataque es tan fuerte y tan sutil, que su mayor logro ahora lo estáis viviendo: el de haceros creer que lo malo, lo que Me ofende, lo que Me quita almas para su salvación, lo que quita virtud y amor en vuestras almas,

YA NO ES TAN MALO O SIMPLEMENTE YA ES NORMAL

Se os ha vuelto normal y hasta aceptado por vuestra conciencia, el vivir apartados de Mis Leyes, de Mis Preceptos, de Mis Mandamientos.  

Ya no os confesáis de faltas graves y os acercáis a recibir el Cuerpo Divino de Mi Hijo en la Eucaristía, llevando en vuestro corazón éstas faltas graves que sólo os están abriendo las puertas del Infierno y de vuestra condenación eterna.

Ya habéis perdido la conciencia del Mal, la conciencia del Pecado, porque ahora el Mal os ha hecho creer que esos pecados graves, como son los de impureza:

los divorciados “supuestamente unidos” por algunos de Mis ministros, el vivir en unión libre y muchos más ya no son tan malos, puesto que los véis todos los días a través de vuestros medios de comunicación.

Os habéis dejado llevar por su Mentira porque os conviene, porque conviene a vuestra carnalidad y a vuestro egoísmo, porque el vivir en Gracia y en Virtud, implica sacrificio y donación de vuestra voluntad.

Y ya no queréis sufrir ni donaros a vuestro Dios, que tanto os ha dado y os sigue dando, a pesar de vuestra vida continua en el pecado;

pero que si no atendéis a las oportunidades de conversión que se os dan a lo largo de vuestra misión sobre la Tierra, al final Yo tendré el derecho divino de utilizar Mi Justa Justicia.

Mi Santa Misericordia se derrama sobre cada uno de vosotros mientras habitáis sobre la Tierra y hasta el último hálito de vida que tengáis,

pero si vosotros, en vuestra libre voluntad os empecináis en manteneros en el pecado dañando constantemente a MI Corazón Divino,

al final ya no será Mi Misericordia la que os juzgue, porque la tuvisteis y la despreciasteis, sino que Mi Santa Justicia os enfrentará a vuestra propia necedad

y vuestro destino eterno vuestra propia alma os lo mostrará al mediros con Mi Amor y Mi Verdad.

Hijitos Míos, pedid ésta Gracia tan grande que necesitáis en gran medida en éste tiempo que estáis viviendo

Y PEDIDLA CON GRAN HUMILDAD PARA AGRADAR

A MI CORAZÓN TAN DAÑADO POR LOS PECADOS DEL MUNDO,

EL TENER LA CONCIENCIA DEL MAL

Mucha humildad se necesita para aceptar que no se vive de acuerdo a Mis Leyes de Amor y necesitaréis, también, de mucha fortaleza, que os la dará Mi Santo Espíritu al pedírsela,

para que podáis manteneros en la lucha para permanecer en Mi Gracia Divina y en la Verdad de Mi Corazón.

Volved a la oración y a la penitencia para fortaleceros espiritualmente, acudid arrepentidos a Mi Santísima Hija,

para que Ella, siendo vuestra Madre Celestial y conociéndoos perfectamente, os tome de la mano y os guíe por el camino de la salvación eterna.

Hijitos Míos, que éste tiempo de DESASTRES os sirva para comprender más profundamente Mis Verdades y sobre todo,

para que podáis comprender mejor la donación en el Amor Infinito que os hice al daros a Mi Hijo Unico y darSe hasta la última gota de sangre por vuestra salvación

Y PARA AYUDAROS A CONOCER

EL CAMINO DE LA PERFECCIÓN EN VUESTRO DIOS Y SEÑOR

Tomad de El todos Sus Méritos y revestíos con ellos para que podáis alcanzar sabiduría y amor eternos, así mismo, para que os volváis nuevos Cristos para la corredención de vuestros hermanos del mundo y del Purgatorio.

Yo os bendigo en Mi Santísimo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, salvador de todo el género humano y en el de Mi Santo Espíritu de Amor. Recibid todo el amor maternal y cuidados de mi Hija, la Siempre Virgen María.

Todo aquél que trate de evitar la devoción a Mi Hija, la Siempre Virgen María, es un traidor a Su Dios y a Ella, que se ha vendido a las fuerzas del Mal

 Y aunque se luche y os quiten Sus Imágenes de los Templos, siempre llevad Su Imagen en vuestro corazón, en donde realmente habita, junto con Nosotros.

No os apartéis nunca de Su Providencia Virginal y no sufriréis la muerte espiritual.

Acudid siempre a Su Amparo y Guía, es Vuestra Madre Celestial.

Ella os guiará siempre a la Pureza de Corazón y a alcanzar todas las Virtudes, las Santas Virtudes, que os alcanzarán la Gloria Eterna.

Todo esto lo hará sólo por amor, en Ella no hay intereses superfluos, sólo el interés de que Nosotros nos alegremos con vuestra salvación.Vivid en Ella, como Ella vive en Nosotros, postrados en amor agradeciendo cada momento de vuestra existencia.

E intercediendo por la salvación de vuestros hermanos, tanto por los de la tierra como por los del Purgatorio.

Las almas devotas al Amparo y Amor de vuestra Madre Celestial, son almas escogidas para una segura salvación.

¡No hay creatura más excelsa en Cielos y Tierras, que Vuestra Madre Celestial, la Siempre Virgen María!

También os quiero hablar sobre el grandísimo favor concedido a Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María:

EL SANTO ROSARIO 

Todas las culturas, antiguas y modernas, tienen y han tenido la necesidad de alabar, agradecer, pedir, ofrecer holocaustos y sobre todo, amar a un dios determinado.

El alma tiene ésa necesidad intrínseca, la de buscar y tratar de hallar su espiritualidad, ya que ella tiende a lo eterno, a lo sublime, a lo que no es de la Tierra.

Toda alma encarnada sufre una transformación, está aprisionada por el cuerpo y sus debilidades.

 Y así, el alma, tiene necesidad de concentrarse más en las cosas espirituales para poder vencer los desvíos, pasiones, pecado, a donde el cuerpo la quiere arrastrar.

El alma inteligente, el alma que discierne, el alma buena, va a tender a luchar por mantener ésa espiritualidad con la que bajó y así, el esfuerzo por mantenerse en ése estado, será grande.

Porque grandes son los ataques del Maligno por conquistar las almas hacia el Mal.

Por lo tanto, el alma después de discernir en la Verdad, llega a la conclusión de que no hay otro camino para mantenerse en la salud espiritual, que a través del alimento espiritual, el cuál consiste en la Oración y en la vida de amor.

Mi Hijo Jesucristo, antes de instituir la Sagrada Eucaristía, daba ejemplo grandísimo de lo que la Oración significa y debe también, significar para todos vosotros.

Las Sagradas Escrituras os lo exponen y os dicen:

Y Jesús, después de predicar se apartaba para orar al Padre” y también dicen: “Y Jesús se retiró a solas a orar” y en otro pasaje dice: “Jesús pasó toda la noche orando”, etc.

Muchos son los pasajes en los cuáles se os habla del valor de la Oración, tanto como alimento espiritual, como ayuda a prepararse ante las pruebas fuertes y así os lo narran las Escrituras:

“Cuando iba a dar comienzo a Su Vida Pública, Jesús se apartó a Orar y Ayunar en el desierto durante 40 días”

Cuando iba a ser apresado os dicen las Escrituras: “Y Jesús se retiró, junto con Sus apóstoles, en el Huerto de los Olivos.”

Y así en muchas otras ocasiones, tanto El cómo Mi Hija, la Virgen, Madre de Mi Hijo, os enseñan cómo orar a Mí, a Su Padre.

Siempre Su Oración iba dirigida a Mí y podía ser oración de agradecimiento, oración de amor, oración de unión íntima, oración de petición, oración de intercesión, como la tenemos en las Bodas de Canaán.

Mi Hija intercediendo por los novios ante Su Hijo-Dios, así como todos aquellos que intercedían por algún semejante para alcanzar sanación y vida, en cuerpos y almas.

Oración de Comunión Divina, la instituir la Sagrada Eucaristía.

Su Vida era oración y así también vosotros debéis alimentar a vuestra alma, con la oración continuada a vuestro Dios, de Quién todo recibís.

Hijitos Míos, a través de la oración humilde, sencilla, confiada, podréis obtener todo de Mi, siempre y cuando sea para la obtención y crecimiento de vida espiritual y para el mejor cumplimiento de vuestra misión sobre la Tierra.

Recordad que os he dicho que no desperdiciéis vuestro tiempo de Oración pidiendo cosas materiales superfluas,

Yo velo constantemente por vuestras necesidades básicas y de vez en cuando os doy “regalitos extras” para mantener vuestro cuerpo en el mejor estado para que podáis cumplir vuestra misión.

Cuando bajáis a la Tierra a servirMe y cuando buscáis primero Mi Reino, Yo os doy la añadidura, la cuál es la que concierne a vuestro cuerpo y sus necesidades.

La Oración en manos de un alma amorosa, olvidada de sí misma y que sólo vé por Mis necesidades para con vosotros, ES PODEROSÍSIMA.

Así lo han entendido los grandes santos, por eso os he dicho que no importa la posición humana que tengáis, son vuestros deseos y vuestros actos los que cuentan, porque son los deseos del alma, por servir a su Dios, los que valen.

Ha habido, entre vosotros almas encarnadas en reyes, en gente sencilla y hasta en mendigos…

Y la santidad, en altos niveles, se ha dado en todos ellos.

No es el dinero, ni la posición social la que va a dar poder a la Oración ni a la santidad del alma, son los actos amorosos del alma, para Conmigo y para con sus hermanos, lo que la va a santificar.

Es la vida de Oración la que le va dando al alma el triunfo y el premio final.

Y así, ahora conocéis de almas que no salieron durante muchísimos años de un pequeño cuarto, por estar postrados en cama y que son ahora grandes santos.

Por el contrario, también conocéis de grandes guerreros, defensores de la Fé, que dieron su vida en batalla o al misionar otras tierras llevando la Palabra de Mi Hijo a sus semejantes y que ahora son grandes santos.  

Sin la Oración, hijitos Míos, no sois nada.

Tenéis lo más grande que os puedo dar, EL ALMA; pero sin la Oración ella no puede crecer y así existen adultos de cuerpo pero con alma desnutrida,

que no ha crecido, porque no le han dado alimento espiritual y que sólo se han dedicado a buscar la añadidura esto es, sólo lo material.

En cambio, hay niños de cuerpo con alma adulta, madura, robusta, porque han entendido el grandísimo valor de la Oración, la viven, la han puesto en práctica y han dado fruto abundante.

Sólo Yo puedo ver las almas y su desarrollo y ¡Qué sorpresas os llevaríais, si pudiérais vosotros también verlas!

Y así veríais el alma, de los que consideráis entre vosotros “grandes hombres”, gente “importante” a ojos humanos; gente “popular” que conocéis por sus méritos artísticos, deportivos o humanos, en los que su alma está raquítica o prácticamente muerta,

Porque, además de no haberle dado vida viviendo y transmitiendo el amor limpio y sincero, le han matado a la Gracia por su vida en el pecado.

En cambio, podríais ver el alma de gente sencilla, “común y corriente” y aún mendiga o haciendo labores despreciables, para la gran mayoría de vosotros, que poseen almas bellas, almas grandes, almas heroicas en la virtud.

Esto os debe enseñar a no dejaros llevar por las apariencias humanas que véis, sino que debéis respetar la vida real, verdadera, la que no alcanzáis a ver perfectamente;

ya que por lo general, las almas que viven en estado de Gracia y en Oración, vosotros las notáis diferentes, raras a ojos humanos.

Debéis comprenderlas, agradecerlas y apoyarlas;

PORQUE GRACIAS A ÉSAS ALMAS DE ORACIÓN,

MUCHOS MALES SON DETENIDOS Y AÚN, ANULADOS.

Cuánto mal se podría detener y destruir si fuerais todos almas de Oración,

Viviríais el Cielo en la Tierra, porque el vivir en la Oración, es vivir Conmigo y Yo Soy vuestro Cielo, Yo Soy vuestro Dios.

Mi grande Amor Me ha llevado a daros la Gracia, a través de vuestra Madre Santísima, de regalaros el Santo Rosario.

Después de la Sagrada Eucaristía, el rezo del Santo Rosario ocupa un lugar grandísimo en Nuestro Corazón.

Es a través del rezo del Santo Rosario y a la devoción de Mi Hija, la Siempre Virgen María, que una gran mayoría de los santos que conocéis, alcanzaron ésa santidad que poseen.

Es a través del rezo del Santo Rosario que se han obtenido Gracias inmensas para pueblos enteros y aún para toda la Humanidad.

Es a través del rezo del Santo Rosario, que el Cielo se ha acercado a la Tierra y así, con la ayuda de su rezo, la Tierra se va a purificar.

No podéis apartar la devoción, el amor grandísimo que le tenéis a Mi Hija Santísima, con el rezo del Santo Rosario.

Aquellos que han sido llamados a ser Mis hijos consentidos, Mis hijos en los cuáles Yo puedo confiar más íntimamente,

han venido a través del Corazón de Mi Hija Santísima y por consiguiente, a través del rezo de Santo Rosario.

Es tan poderoso su rezo, que será a través de él, que el Maligno será vencido y luego encadenado.

Es a través del rezo del Santo Rosario, máximo exponente de la Oración, el que muchos de los Acontecimientos adversos a la humanidad, se van a aminorar o a cancelar.

Es a través del rezo y devoción al Santo Rosario, que una gran cantidad de las almas actuales sobre la Tierra, se van a santificar.

Es a través del amor al Santo Rosario, que llegaréis a alcanzar al Sumo y Eterno Amor, para toda la Eternidad.

El rezo del Santo Rosario es la Oración más completa que existe.

Sacrificáis vuestro tiempo en su rezo, para dármeLo a Mí a través de Mi Hija. Hacéis penitencia al rezarlo de rodillas y con toda delicadeza y amor.

Ayunáis a vuestras bajas pasiones, al permitir que sea vuestra alma la que ore en vosotros y así detenéis y obstruís, con vuestra concentración amorosa, las acechanzas del Enemigo.

Ofrecéis holocausto divino, al nombrar varias veces, con amor y respeto, Mi Nombre y el de Mi Hija.

Crecéis espiritualmente, con la ayuda de Mi Santo Espíritu, al meditar cada uno de los Misterios del Santo Rosario.

Os volvéis corredentores con Mi Hijo, al acompañarLo y viviendo, cada uno de Sus Momentos, en los Misterios que rezáis.

Me agradecéis profundamente las Gracias que recibís, al daros cuenta del regalo tan grande que habéis obtenido por la vida que os concedí

y por todos los méritos de Mi Hijo Jesucristo y de Mi Hija, la Virgen María, para vuestra salvación y para vuestra Gloria Eterna.

Vivís momentos místicos durante su rezo, ya que cuando lo rezáis unidos al Cielo, al Purgatorio y con vuestros hermanos sobre la Tierra, Yo estoy en medio de todos vosotros.

Y si Yo estoy con vosotros, Mi Vida está con vosotros y me manifiesto en vosotros y a vosotros en múltiples formas, como muchos lo habéis constatado.

El rezo del Santo Rosario os envuelve de Cielo aún en la Tierra.

Hijitos Míos, os he dado un gran poder que no debéis desperdiciar, un gran poder al alcance de todas las edades y de todas las condiciones sociales,

un gran poder que os alcanzará el triunfo final, si lo usáis con respeto, amor y confianza, el poder de la oración y el del rezo del Santo Rosario.

Uníos fervientemente a Mi Hija, la Siempre Virgen María, para que apoyados en vuestra Madre, salvéis al Mundo, que ahora parece estar más en manos de Mi enemigo, que en Mis Manos.

Vuestra oración sincera, humilde, amorosa, hará arder Mi Corazón en Misericordia y sus frutos de protección y de Salvación para todas las almas, los podréis ver de inmediato.  

Confiad en Mí, confiad en Mi Amor, confiad en Mi Misericordia, confiad en el poder de la oración.

Os amo, Mis pequeños príncipes y os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesús y en el del Espíritu Creador y Consolador.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

Yo os bendigo en Mi Santísimo Nombre de Eterno Dios de Amor, en el de Mi Hijo Jesucristo, donación perfecta en el Amor, en el de Mi Santo Espíritu, Voz y Guía del Amor y en el de Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, donación perfecta al Amor.

Inicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: