¡¡¡ADVERTENCIA A MÉXICO!!! 2


El 26 de abril de 2007 fue publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el decreto de reformas a los artículos 144 a 147 del Código Penal del Distrito Federal, y de reforma y adiciones de la Ley de Salud para el Distrito Federal.

El cambio principal que contiene es la legalización o autorización de la muerte del concebido no nacido, cuando así lo decide libremente la madre, durante las primeras doce semanas de gestación.

No se trata de un caso de “despenalización” del aborto, que técnicamente sería una excusa absolutoria, ni tampoco de un caso de excepción, que también con términos técnicos se llama excluyente de responsabilidad, sino de una modificación del tipo penal, es decir un cambio en la descripción de la conducta que constituye el delito.

Conforme a la reforma, la “interrupción voluntaria del embarazo” consentida por la madre, en las primeras doce semanas de gestación, no es un delito, sino una conducta permitida que la mujer puede libremente practicar o no practicar.

Como se trata de una conducta permitida que no es delito, entonces se acepta que las mujeres que quieran practicarla puedan acudir a los hospitales públicos del gobierno del Distrito Federal para pedir que les presten el servicio de interrupción del embarazo.

Por eso, la reforma penal se complementa con la de la ley de salud para disponer que los hospitales públicos del gobierno del Distrito Federal tienen el deber de practicar los abortos que les soliciten, gratuitamente, y en un plazo de cinco días.

http://www.senado.gob.mx/64/gaceta_comision_permanente/documento/31245

MAYO 29 2019 12: 15 P.M

Mis amados Hijitos, la Paz de mi Hijo esté con todos vosotros y mi Protección Maternal, os acompañe siempre

Hijitos, Estoy muy triste por el aumento de los abortos en el mundo; el libertinaje sexual de los jóvenes, la promiscuidad en las parejas, el adulterio, la corriente satánica del Feminismo y todas las demás ideologías contrarias a la fe y sanas costumbres sociales, morales y espirituales, existentes hoy en el mundo.

Es lo que está llevando a la juventud a apartarse de Dios y a hacer correr la sangre de mis inocentes criaturas.

Hijitos, el pecado del aborto hace llorar al Cielo y está llevando a la condenación a miles de jóvenes y parejas.

El alma de las parejas que deciden abortar queda negra; lo mismo le pasa al alma del profesional de medicina o persona que lo practique.

Todos son igual de responsables ante Dios por este execrable crimen. Si no reparan, piden perdón a Dios y se confiesan, corren el riesgo de perderse eternamente cuando lleguen a la eternidad.

La mujer que aborta hace de su vientre un sepulcro, ennegrece su alma, mancha su conciencia y aleja al Espíritu de Dios, por el tiempo que se demore en confesar, reparar y pedir perdón, por este crimen.

Lo mismo le pasa al hombre, al profesional de la medicina o persona que lo practique; se hacen maldición ante los ojos de Dios;

si los sorprendiera la muerte sin haber reparado, confesado y sin haberle pedido perdón a Dios, corren el riesgo de condenarse.

El pecado del aborto abre puertas espirituales para la entrada de demonios, en aquellos que lo practican.

Los hijos que le nazcan mañana a una madre que ha abortado, se les debe de hacer oración de sanación y liberación en sus vientres para que queden libres del espíritu de aborto y ellos mañana no sigan derramando sangre inocente.

¡Parad madres desalmadas de seguir derramando sangre inocente, porque este pecado os puede llevar a la condenación eterna!

¿Quién sois vosotras para destruir el ciclo de la vida que Dios creó?

Os recuerdo que hay vida desde el mismo momento en que el ovulo es fecundado, toda interrupción que se haga de ella ya es pecado mortal, es asesinato.

Dejad vuestra promiscuidad sexual hijitos, acordaos que el Sexo sólo lo permite el cielo para la prolongación de la especie, dentro del Sacramento del Matrimonio con la bendición de Dios.

Toda relación antes del matrimonio es fornicación y toda relación por fuera del matrimonio es adulterio; estos pecados, son fuertemente castigados por la Justicia Divina, sino no son confesados y reparados.

El pecado del aborto si no es liberado, se convierte en maldición para las generaciones de las parejas que lo practicaron.

¡Recapacitad mis hijitos rebeldes y no sigáis derramando sangre inocente!

¡Madres abortistas, vuestra conciencia, será vuestro peor juez; mañana cuando lleguéis a la eternidad, vuestro dolor se acrecentará al ver las criaturas a las cuales les negasteis la vida!

Veréis el plan que Dios tenía para ellas y que vosotras interrumpisteis; esa sangre inocente que derramasteis, clamará justicia mañana en la eternidad.

¡Madres abortistas, reparad y confesad por este execrable crimen, ahora que todavía tenéis Misericordia; para que vuestras almas no se vayan a perder al paso de la Justicia Divina!

Quedad en la Paz de mi Señor.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Diciembre 10 de 2015

Habla la Santísima Virgen de Guadalupe

Hijitos Míos, pueblo Mío, pueblo de México, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María.

Pueblo que Me ama, pueblo que Me sigue, pueblo escogido, en quien he derramado Mi  Amor. Pueblo escogido por Nuestro Dios, para mostrar Sus Bendiciones, Su Amor.Y para que seáis guías, en lo futuro, de lo que un pueblo escogido por Dios, debe ser. Pueblo atribulado, pueblo sufriente, pueblo fiel.

Mucho habéis sufrido, ciertamente, se os ha acrisolado, habéis sido atacados en múltiples formas y en diferentes tiempos, pero seguís fieles y eso ha agradado a Nuestro Dios y Señor.

Vuestro pueblo será purificado, será eliminada la Maldad que os ha venido atacando desde tiempo atrás.

Satanás será vencido, no sufriréis más y el amor que tenéis en vuestro corazón, se potencializará, seréis pueblo ejemplo ante el Mundo de cómo se Le debe amar a Nuestro Dios y a Mí, vuestra Madre.

Nuestro Padre, Nuestro Dios, es Sabio y os ha escogido para el bien del Mundo; mientras Satanás ha llevado al Mundo a las tinieblas, a lo material y ha ido eliminando lo espiritual.

Vosotros os mantenéis fieles, lo espiritual es lo más valioso del alma y en vosotros, eso os salvará de todos los ataques que habéis tenido y tendréis de Satanás.

Os han tratado de quitar la Fe y el amor hacia Nosotros, pero su tiempo terminó; vuestro amor, la unión que tendréis, los vencerá.

Sois un pueblo que al sufrir, se une y ésa unión os dará una fuerza tremenda contra las fuerzas de Satanás.

Manteneos como hermanos, porque lo sois ante los Ojos de Nuestro Dios. Manteneos unidos en la Santísima Trinidad de Nuestro Dios.

Manteneos bajo Mi Amparo, bajo Mi Manto, que Yo os llevaré por caminos seguros y sobre todo, de triunfo contra las fuerzas de Satanás y no temáis, Mis pequeños.

La Maldad será vencida, el amor que habéis anidado en vuestro corazón, dará mucho fruto.

Sois un pueblo fiel, seréis un pueblo santo, seréis ejemplo para las naciones de cómo se debe mantener la Fe y el Amor en Quien os ha escogido para ser el pueblo ejemplo de todas las naciones.

Hijitos Míos, vosotros sois los pequeños hijos de Mi Corazón; todos los que amáis a Mi Hijo, todos los que estáis Conmigo, todos los que tenéis ese deseo de regresar al Reino de los Cielos,

porque ese deseo os lo pone Nuestro Padre, en vuestro corazón, sois Mis hijos, Mis hijos predilectos, Mis hijos amorosos, Mis hijos que habéis encontrado la Verdad, entre toda la mentira que os rodea.

Mis pequeños, a pesar de que estáis esperando momentos difíciles en vuestro México, también, hay momentos bellísimos que tendréis, posteriormente, después de la Purificación tan necesaria para todos vosotros.

Os pido, Mis pequeños, que no llenéis vuestro corazón y vuestra mente de temor por todo lo que se viene;

recordad que Nuestro Padre, vuestro Padre Dios, siempre va a utilizar esos malos momentos, en los que Satanás os pone a prueba y de ahí, sacar un Bien.

Sabéis que lo que tendréis no es Nuestro Padre, vuestro Dios, el que os está mandando este castigo; que ciertamente os lo merecéis, porque os habéis apartado de Su Amor y lo habéis ofendido grandemente;

Sino que es el mismo Satanás el que os está atacando.

Ha pedido permiso a Nuestro Padre, para que seáis probados, purificados, acrisolados; porque tenéis una gran misión como Patria, como Nación, pero sobre todo, como hijos de Dios.

Tenéis en vuestras raíces cosas bellísimas, que se os harán saber después de la Purificación y estaréis dichosos y agradecidos de ser mexicanos.

Grandes cosas conoceréis después, porque sois una gran Nación, sois una Nación escogida por la Santísima Trinidad; para que, a través de vosotros, otras Naciones aprendan de vosotros, sobre todo, porque sois el país del Amor.

Sabéis que donde hay mucha Bendición del Cielo, también hay mucha Maldad de Satanás; os está atacando su envidia.

Os está atacando, porque él no quiere que vosotros, mexicanos, transmitáis el amor que tenéis en vuestro corazón.

En vuestra Patria se vive todavía, fuertemente, la unión familiar; le dais un valor muy grande a la familia, a vuestros padres, a vuestros hermanos, a los abuelos; respetáis a los muertos, amáis a vuestros hijos, pero, sobre todo, Nos lleváis en vuestro corazón.

Ciertamente, como Madre vuestra, Me tenéis un cariño muy especial y Yo correspondo a ese cariño, Mis pequeños y muchos de vosotros, hijos Míos mexicanos, habéis recibido grandes Bendiciones de Nuestro Dios, por intercesión Mía, y bien lo sabéis Mis pequeños.

Pero por otro lado, la Maldad se ha introducido en vuestra Patria y en vuestros corazones.

Esa, la Maldad de Satanás, que os quiere destruir, que os quiere quitar a vuestro Dios y a Mí, vuestra Madre, de vuestro corazón.

Os desvía con otros pensamientos, con otras formas de pensar, para que no Nos deis vuestro amor completo a vuestro Dios y a Mí, vuestra Madre.

Os habéis apartado de la oración y ciertamente, la gran mayoría de vosotros, no habéis aceptado lo que vuestro Gobierno os ha impuesto,

Como el aborto y más pecados, en donde se atacan vuestros principios que lleváis en vuestro corazón; pero tampoco hacéis gran cosa por recuperar todo eso.

Sabéis que vuestro poder político es dominante, dictatorial y aunque os manifestéis, os imponen sus ideas satánicas.

Pero por otro lado, también sabéis que la Oración, el rezo del Santo Rosario, como tantas veces os he dicho, produce milagros.

Pero desgraciadamente la gran mayoría de vosotros, habéis hecho a un lado esta devoción tan poderosa para estos tiempos;

Y por eso, veMos en vuestros corazones esa tibieza, que está causándoNos mucho daño en Nuestro Corazón y a vosotros, mucho daño en los descendientes del México al cual pertenecéis.

Muchos, muchos bebés que debieran vivir y hacer crecer a ésta vuestra Patria, han muerto.

HAN SIDO ASESINADOS POR EL ABORTO

Y YA VOSOTROS NI OS INMUTÁIS

No pedís por ellos y no Me pedís junto con el Santo Rosario, que Yo intervenga para que se termine toda esta maldad, todos estos asesinatos.

Vosotros, ahí es en donde sí tenéis la culpa de que estos abortos prosigan, por vuestra tibieza, porque ya no os amáis los unos a los otros, como Mi Hijo os lo pidió. Tenéis que poner de vuestra parte, Mis pequeños.

Por eso, la Purificación que se dará en México y en todo el Mundo, principalmente, es por vuestra tibieza, ya no Nos buscáis, ya no queréis depender del Cielo;

creéis que por vuestras capacidades humanas, intelectuales, ya no necesitáis del Cielo y estáis en un error tremendo.

Y la Tremenda SEÑAL, plasmada en una sencilla tilma de fibra de maguey, que tiene medio milenio de existencia y  QUE FULGURA EN LA BASÍLICA DEL TEPEYAC,..

¿De qué os sirven vuestros estudios, carreras, maestrías y doctorados, si no tenéis a vuestro Dios y a Mí, vuestra Madre, en vuestro corazón?

Esos títulos humanos, lejos de daros el Reino de los Cielos, si los utilizáis mal, os podrán llevar a vuestra perdición eterna.

Manteneos pues sencillos, humildes como Mi Juan Dieguito, Mis pequeños. Manteneos siempre necesitados de Nuestro Amor.

Debéis estar conscientes como tantas veces os lo heMos dicho, que sin Nuestra Protección, sin Nuestra Guía, vosotros fácilmente os perdéis, porque estáis en terrenos de Satanás.

Estáis en terrenos del Príncipe de este Mundo, que es Satanás.

Si os unierais en Oración, pero en una oración de corazón, podríais disminuir los dolores de la Purificación inminente que tenéis encima, ya sobre vosotros, que no se va a detener, pero que sí la podréis aminorar.

Pero ¿Cuántos entenderéis éste, Mi Consejo de Madre hacia vosotros, Mis hijos?  

Os vuelvo a repetir, Mis pequeños, sois Nación escogida entre todas las Naciones del Mundo entero,

¿Acaso no os sentís con cierta predilección y con cierto gusto de éste título que se os da, aquí, en el Reino de los Cielos?

Dichosos, gozosos debierais estar; pero por otro lado, debierais tener una preocupación espiritual, de saber cómo comportaros ante este título y ante esta predilección que se os ha dado.

Sí, tenéis una misión muy grande y muy bella, muy especial.

Y recordad, que sois mexicanos por nacimiento, pero sois mexicanos, por predilección Divina.

Os lo digo, para que os sintáis más agradecidos con vuestro Creador, vuestro Dios.

Espero esto os haga meditar y os haga entender que os debéis preocupar por hacer de vuestra Nación, Nuestra Nación.

Yo, como Madre de vosotros, la mejor Nación del Mundo; en un pueblo escogido por Dios, que si antes lo fue Israel, ahora es el pueblo mexicano.

Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María de Guadalupe, estoy con vosotros y venceremos, Mis pequeños.

Gracias por vuestro amor y sobre todo, por permanecer fieles a Mí, vuestra Madre Santísima de Guadalupe.

Venid hijitos Míos, venid al regazo de Vuestra Madre Celestial para consentiros, mimaros y amaros como a Mi Hijo.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Nombre de Mi Hijo, el Salvador, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor y en Mi Nombre, vuestra Madre Santísima, la Siempre Virgen María.

http://diospadresemanifiesta.com/

Marzo 27 de 2018

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, sabéis que la primera Creación fueron los Ángeles; Espíritus Puros, creados en el Amor para adorarMe, para darMe gusto en el Amor.

Mis pequeños, Satanás, antes Luzbella, se puso en contra de Mis Designios, la soberbia lo llevó a actuar en el mal. El Mal no existía, pero él se ensoberbeció y hubo necesidad de eliminarlo del Cielo.

Él, en su soberbia perdió el Cielo y se opuso terminantemente contra Mí y lo digo así, porque ahí empezó el Mal, que ha ido creciendo…

Y que vosotros y todas las generaciones, han padecido.

Tenéis la Creación de los Primeros hombres Adán y Eva, creados también en el Amor, para ser consentidos en el Amor, para ponerlos a ellos al mando de la Creación.

Una bella Creación Universal, para que la gozaran ellos y sus descendientes; pero nuevamente, Satanás crea un problema fuerte y los separa de Mí.

A sus primeros hijos Caín y Abel, también hace que entren en discordia y Caín mata a Abel.

Y empieza ahí la estirpe de Caín, estirpe que la tenéis hasta estos días, que la habéis padecido durante todo este tiempo, desde el Principio de la Creación.

La Creación quedó manchada con la estirpe de Caín y os ha traído la muerte, os ha traído todo lo que estáis viviendo.

Muchas cosas que no sabéis, que todavía están escondidas para el conocimiento humano; pero son actitudes contrarias al Amor, a la Paz, a las bellezas con las que Yo creé al hombre en un Principio.

Podéis ver por un lado el Bien, porque todavía existe en el hombre, todavía existe Mi Amor, todavía existen esos deseos de vivir Conmigo, de vivir en Paz, en armonía, amándoMe; defendiendo lo que es Mío, defendiendo la vida, defendiendo todo lo que es bello y os crea una vida espiritual fuerte.

Por otro lado, existe, también, como os dije, la estirpe de Caín, matando a su hermano Abel y de ahí se deriva lo que estáis viendo ahora.

 Lo que estáis viviendo, que es muerte desde antes de nacer, aborto, anticoncepción, destrucción en guerras de hermanos, entre hermanos: asaltos, secuestros, maldad, envidias que llevan a la muerte, como le pasó a Abel.

Satanás se aprovecha todavía más, de esa estirpe de Caín, que ya lleva en sí el mal que se ha seguido transmitiendo en familias y que estáis conviviendo con ellas, como en la Parábola del trigo y la cizaña que van creciendo juntas, pero que al final, será eliminada esa cizaña.

Ciertamente, son pruebas fuertes que están padeciendo los que son trigo, que son como Abel, que Me daba lo mejor, que Me amaba,

que buscaba agradarMe en todos sentidos, en todos momentos, que vivía amando la Naturaleza, que vivía amando todo lo Creado, que Me agradecía, en todo momento, lo bello de Mi Creación.

Ciertamente, todavía hay almas como las de Abel que van creciendo a la par, como las de Caín y sigue habiendo esa lucha fraterna.

La estirpe de Caín, tratando de destruir a los que son como Abel.

Pero ya viene el tiempo de la siega, ya viene el tiempo en que los que llevan la estirpe de Caín, que la han mantenido, que no han querido cambiar, serán eliminados.

Todos aquellos que no llevan en su corazón el Amor, el deseo de agradarMe, de agradecerMe, de vivirMe, serán eliminados y quedará esa estirpe buena que ciertamente es poca, pero, con ella, puedo empezar un Nuevo Mundo.

Un Nuevo Mundo donde se viva el Amor que vuestro hermano Abel tenía y que se ha mantenido en algunas almas.

Sois Mi Creación todos vosotros, pero no todos Me aceptáis como vuestro Dios, no todos aceptáis Mis Leyes, Mis Preceptos. No todos queréis vivir bajo Mi Amparo ni bajo Mis Deseos de que os améis los unos a los otros.

Y como no Me consideráis vuestro Dios, El que os ama, que os cuida, que os provee de todo lo que necesitáis y que, a pesar de que Me odiáis y que Me atacáis,

Os sigo amando y os sigo proveyendo de lo que necesitáis, que Me tenéis como vuestro enemigo; seréis eliminados, el Mundo tiene que cambiar.

Las almas buenas se han ganado Mi Amparo, se han ganado Mi Reino, se han ganado esa vida que tanto os he prometido en las Sagradas Escrituras.

Se os trató en el Bien, pero pagasteis con el mal, tal y como fue Caín en aquel tiempo, porque a él también lo consentí, le di de lo mejor.

Pero Me agradecía, si se pudiera decir así, con lo peor que tenía; sus holocaustos no eran con lo mejor que él producía, sino con los desechos, con la basura que él eliminaba.

No así Abel, quien Me daba lo mejor que tenía, que escogía lo más puro, lo más bello para ofrecérmelo, para agradecerMe Mi Providencia, Mi Amor sobre él.

Quiero que entendáis esto bien, muy bien Mis pequeños, porque no Soy un Dios injusto.

Soy un Dios Bueno, Soy un Dios que ha soportado demasiado vuestras infidelidades, vuestra maldad, vuestro desprecio.

Soy un Dios que os ama, porque sois Mis hijos, pero esto ya no puede seguir así.

Debo proteger a las almas buenas, a las almas que han respondido a Mi Llamado y que Me llevan en su corazón.

OS VUELVO A REPETIR, PREPARAOS,

PREPARAOS TODOS,

PORQUE LAS PRUEBAS FUERTES SE VIENEN

Vosotros, los que Me amáis, seréis fuertemente protegidos, porque os habéis ganado el Reino, las Nuevas Tierras, os habéis ganado Mi Amor y Mi Amor os protege,

Mi Amor os da Vida y Mi Amor os da una felicidad que no pueden tener aquellos que se han llenado solamente de bienes terrenos, los cuales no dan la felicidad que Yo, como Dios, os puedo dar.

Yo estaré con vosotros los que estáis Conmigo. 

Me duele tanto eliminar, como en Sodoma y Gomorra, a las almas infieles, a las almas malas, a la estirpe de Caín.

Pero tengo que hacerlo, la maldad está en su corazón y como una enfermedad mala, como una peste que mata, os tengo que eliminar para que no echéis a perder las almas buenas.

Avisado está y así será.

Hijitos Míos, durante todo éste tiempo en el que os he estado dando Mis Mensajes, os he repetido muchas veces la necesidad de la confianza plena en Mí, vuestro Padre y vuestro Dios.  

Os he profetizado acontecimientos por suceder, pero la naturaleza humana es muy fría, poco previsora, inconstante e incrédula y no es, sino hasta que las cosas suceden, que queréis remediar lo que ya está sucediendo.

Os he profetizado grandes cambios, tanto espirituales como físicos,;pero pocos sois los que habéis entendido y orado.

Ahora empezáis ya a sentir en carne propia, dichos cambios. El Maligno ha pedido permiso para usar todo su poder, pero no podrá tocar a los que en Mí se han refugiado.

El tiempo ya está sobre vosotros, pero aún tenéis la oportunidad de la conversión y del arrepentimiento. Yo busco y persigo a las almas, como la fiera busca a su presa, os acecho hasta que os tomo para vuestra salvación.

Recordad lo que ya os he explicado. Aún en los momentos más difíciles en los que os encontréis, Yo estaré ahí. Aún cuando todo parezca perdido, Yo estaré ahí.

Aún cuando creáis que Yo os he abandonado, confiad ciegamente en Mí, puesto que Yo estaré ahí.

Yo, vuestro Padre, nunca Me separo de Mis hijos, sois vosotros los que Me volvéis la espalda y sólo cuando os conviene Me buscáis.

Ahora es un “tiempo de conveniencia” para vosotros, en el cuál os aconsejo volváis a Mi, vuestro Dios; porque será un tiempo de prueba para la Fé de vuestra alma.

Lo que Yo pueda permitir para un alma, aunque a ojos humanos se vea negativo y doloroso, siempre será para su bien, para su crecimiento espiritual y sobre todo, para su salvación.

Yo os voy buscando, os conozco a cada uno perfectamente y sé cómo os puedo ganar para vuestra salvación eterna.

Muchos de vosotros sólo necesitáis de una pequeña petición Mía para que entendáis y recapacitéis.

Otros necesitáis que os ponga más difícil el camino para que acudáis a Mí.

Pero otros necesitáis que, prácticamente vuestro camino se ponga infranqueable para que vuestra soberbia se doblegue y acuda a su Creador.

Cada uno de vosotros es diferente y así os amo, con cualidades y defectos, pero aquél que responde a Mi llamado, es el que tomará de los frutos de Mi Corazón.

Ya os he dicho que Yo no os puedo obligar a amarMe, pero, como Padre Bondadosísimo que Soy y que sabe lo que Su creatura necesita por ser tan pequeña,

os proveo de múltiples oportunidades para que recapacitéis en el error en el que estáis, para que pidáis perdón y enmendéis el camino.

Yo necesito del amor de cada uno de vosotros y vosotros necesitáis de Mí para alcanzar vuestra salvación.

Os he dado todo, hasta a Mi Hijo Jesucristo y no queréis entender.

He de seguir insistiendo porque os necesito salvar, pero nunca os voy a presionar.

Ojalá podáis entender y aceptar con amor las oportunidades que os daré y, sobre todo, Me las agradezcáis, porque Yo os quiero de regreso a Mi Reino Celestial.

Hay niñitos pequeñitos que con una palabrita, con una pequeña explicación, entienden lo que sus padres quieren.

Pero hay otros que necesitan de una nalgadita o de un castigo, para que entiendan que si siguen por el camino por el que van, les va a dañar más que el recibir ésa nalgadita.

La mayoría de vosotros necesitáis ésa nalgadita que se da con amor, porque vais por el mal camino, estáis prescindiendo de Mí, vuestro Dios, vais por caminos de perdición, vosotros y vuestros hijos.

Ya no tenéis vida espiritual ni lleváis vida de ejemplo entre vuestros hermanos; en una palabra, ya no vivís el amor puro y santo que Mi Hijo os enseñó,

Por ello, tendréis vuestras nalgaditas que os harán reflexionar vuestro mal comportamiento, pero entended que os las doy con AMOR, con un amor paternal, como no lo tendréis nunca de un padre o de una madre de la Tierra.

Quizás por ahora no entenderéis la trascendencia de los acontecimientos que se os sobrevendrán; pero entended de corazón, que Yo os estaré cuidando y protegeré el alma de aquellos que en Mí confíen.

El Mal quiere terminar con Mi Obra, pero Yo no le permito obrar libremente; os hará daño, pero no más allá del que Yo permita y que será para vuestro bien.

Las fuerzas del Mal se han desatado porque saben que ya su tiempo está tocando el final de su reinado sobre la Tierra.

Aceptad con confianza los acontecimientos, porque Yo los estaré supervisando, serán para vuestro bien; pero unidos, los podréis disminuir o aún cancelar, todo dependerá de vosotros.

Usad de la Oración para vuestra propia conversión, para la de muchos y para vuestra protección contra las fuerzas del Mal.

LOS SECUACES DEL MALIGNO ESTÁN, JUNTO CON ÉL,

MANIPULANDO LAS FUERZAS DE LA NATURALEZA PARA ATACAROS 

 Podréis contraatacarles con vuestra Oración unida y así Yo os podré proteger y juntos le quitaremos poder al Maligno y a sus secuaces.

Hijitos Míos mexicanos, contáis con una Madre que os ama infinitamente, que tiene un gran poder sobre Mí, porque Me presenta continuamente vuestras oraciones y peticiones como ninguna otra nación en la actualidad Me ofrece,

Pero así como tenéis una gran protección del Cielo por un lado, la envidia del Maligno trata de contraatacar tanto amor y tanta bendición Nuestra, por el otro.

No temáis, confiad en vuestra Madre Santísima de Guadalupe, que Ella os está cuidando, pero JUNTOS a Sus peticiones para que podáis vencer las fuerzas del mal que se han desatado sobre el pueblo mexicano.

Sólo vuestra Oración podrá vencer lo que algunos en lo secreto, están haciendo unidos al Maligno, para atacaros, para atacar a vuestra patria, a vuestra familia, a vuestro Dios.

Ya os disteis cuenta cómo con la oración unida lograsteis el cambio en vuestra patria, pero sabed que el Maligno nunca se da por vencido, él sigue atacando y sus secuaces le dan fuerza con sus oraciones satánicas.

Su poder aumenta cuando vuestras oraciones disminuyen.

La lucha es continua, si ganasteis un escalón, él tratará de tiraros de él.

Estad atentos continuamente ya que él es muy sagaz y se aprovecha de vuestra tibieza.

Luchad con las armas de los sacramentos y de la Oración, para que podáis, no sólo restituir la paz y el amor en vuestra patria, sino en todo el Mundo.

Yo os bendigo y os envío a Mi Santo Espíritu para que de El toméis la Sabiduría y la Fortaleza que necesitaréis en el tiempo inmediato por venir

No temáis y confiad plenamente en Mi Poder, el mismo Poder que hizo a Mi Hijo vencer y levantarse de la muerte y así como El no fue vencido por la muerte, tampoco lo serán aquellos que en Mí confíen.

Yo Soy el dueño de la vida y de la Muerte y Yo puedo dar la vida y vida en abundancia, a todo aquél que en Mi ponga su confianza.

Yo os bendigo en Mi Santo y Poderoso Nombre, en el de Mi Hijo, ejemplo de Amor y donación a Mi Voluntad y en el de Mi Santo Espíritu, Luz y Vida en Mi Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: