Archivos diarios: 12/10/19

A94 EL CALVARIO DE LA IGLESIA


OCTUBRE 02 2019 1: 10 P.M.

LLAMADO URGENTE DE JESÚS SACRAMENTADO A SU PUEBLO FIEL

Hijos míos, mi Paz sea con vosotros

Pequeños míos, la Tierra y la Humanidad muy pronto van a ser purificadas con Fuego que caerá del cielo; Fuego que limpiará vuestro mundo de toda cizaña de pecado y maldad.

¡Ay de las Naciones impías, porque van a conocer el poder del Brazo Justiciero de mi Padre, que se descargará contra ellas!

Cuando más segura se sienta la Humanidad, llegarán los días de angustia y tribulación. En fracciones de segundo todo cambiará y lo que hoy conocéis dejará de existir.

ESTA HUMANIDAD NO ALCANZARÁ A LEVANTARSE,

CUANDO YA LE ESTARÁ LLEGANDO OTRA CALAMIDAD

Se acercan los días de la Gran Prueba, días de escasez, hambruna y tribulación, como nunca antes se habían visto en la Tierra.  

¡Qué tristeza que sea a través del dolor, el sufrimiento y la purificación, como despierte esta Humanidad!

El Cisma marcará el comienzo de los Dolores y, ¡Ay de aquellos que continúen adormecidos por el pecado, porque en verdad os digo, que no habrá más amanecer para ellos!

Hijos míos, muy pronto mis Casas serán cerradas, mi Culto diario suspendido y mis Tabernáculos profanados; muchos me buscarán y no me encontrarán, sólo me dejaré hallar por mi Pueblo Fiel.

La angustia y la desesperación se apoderarán de la humanidad tibia y pecadora; mi Espíritu apartaré de la inmensa mayoría que camina en el pecado y la tibieza espiritual.

ENTONCES, SABRÉIS HUMANIDAD INGRATA,

QUÉ ES VIVIR SIN EL ESPÍRITU DE DIOS QUE DA LA VIDA

Las tinieblas y su Amo se apoderarán del Mundo y será tanta la oscuridad que sólo brillarán como cocuyos, las lámparas encendidas con la Oración de mi Pueblo Fiel.

REINA DE LOS MARTIRES

REBAÑO MÍO, SE ACERCA EL CALVARIO PARA MI IGLESIA,

LOS ESCÁNDALOS EN SU INTERIOR

Y LA MALA INTERPRETACIÓN DE LAS NUEVAS REFORMAS,

HARÁN QUE ESTALLE EL CISMA

EL CUAL SERÁ EL MÁS DESTRUCTIVO EN TODA LA HISTORIA DE MI IGLESIA

Mi Iglesia será flagelada por el azote de la división, los rebeldes se apartarán de ella y arrastrarán consigo un gran número de almas.

Una nueva Iglesia fundarán y ésta le servirá totalmente a mi Adversario; otro Papa será nombrado, Roma perderá la Fe y arderá en sus siete colinas.  

La nueva iglesia será la cloaca de los Demonios, donde no habrá moral, sino libertinaje y pecado.

Todo está listo para dar comienzo a la Iglesia de la Nueva Era, dirigida por la masonería eclesiástica y orientada por mi adversario.

Millones de almas van a perder la Fe y se apartarán de mi Iglesia y muchos por falta de conocimiento se unirán a los rebeldes.

La iglesia de la nueva era adorará a Satanás y le rendirá culto; será la iglesia del libertinaje y pecado, donde no habrá compromiso ni cruces, ni camino angosto ni estrecho.

Todo será permitido, ninguno será pecador; bajo el lema del Amor todos serán absueltos de sus pecados.

¡OH JUDAS, VESTIDOS DE PÚRPURA!

¡MUCHOS DE VOSOTROS SERÉIS MIS VERDUGOS!

 ¡NUEVAMENTE ENTREGARÉIS AL HIJO DEL HOMBRE, REPRESENTADO EN SU IGLESIA!

¡EN MANOS DE MI ADVERSARIO!

Vuestra Hora se acerca, lo que tenéis que hacer, HACEDLO PRONTO. 

¡Ay de aquellos que entregarán a mi Iglesia que soy Yo, porque en verdad os digo, que vuestra paga será la Muerte Eterna!

Discípulos míos, venid a consolarMe, me embarga la soledad y la tristeza AL VER LA TRAICIÓN  que sufriré de parte de aquellos que dicen ser mis familiares y que juraron serme fieles.

Mi Dolor es grande al recibir los Azotes de la Traición, las Espinas de la Ingratitud y la Cruz de la División de mi Iglesia.

MI CALVARIO SE APROXIMA, NO ME DEJÉIS SOLO

SOY EL PRISIONERO DE AMOR QUE MENDIGA VUESTRA COMPAÑÍA,

TENGO SED DE ALMAS CONSOLADORAS QUE VENGAN A MIS SAGRARIOS

A MITIGAR MI SUFRIMIENTO

No paséis de largo por mis Casas, entrad a visitarMe.

Soy el Amado que no es Amado que os pide como un Mendigo una Limosna de amor y compañía. Os estoy esperando no tardéis.

Rebaño Mío, la Humanidad apartada de Mí, está cayendo en la desesperación y en la intolerancia; los actos violentos están llegando a extremos por la falta de Dios en el corazón de muchos hombres.

Tened mucho cuidado y sed muy prudentes en el hablar y actuar, porque de ello dependerá vuestra tranquilidad.Sellaos y sellad vuestros hijos, familiares, personas y lugares donde vais a estar en el día, antes de salir de vuestros hogares.

Porque espíritus de intolerancia, violencia y agresividad, andan sueltos haciendo correr la sangre y trayendo muchas desgracias.

Sin vuestra Armadura Espiritual puesta, NO SALGÁIS A LA CALLE, porque corréis el riesgo de ser atacados por espíritus de intolerancia que moran en los cuerpos de aquellos que viven sin Dios y sin Ley.

Acordaos que el pecado y la Maldad van en aumento y hacen parte de la vida de una gran mayoría de la humanidad.

Si queréis vivir en Paz, no entréis en discusiones estériles, ni alcéis la voz, ni impongáis vuestra forma de pensar, para que no se rompa la armonía.

Porque la intolerancia anda suelta y por culpa de ella, muchas desgracias y muertes innecesarias se están presentando.

Acordaos, es mejor perder una discusión, que perder un amigo o la vida.

Apartaos de los hombres violentos, porque estos sólo buscan hacer correr la sangre.

Respetad la opinión ajena y los derechos de los demás, para que podáis convivir en paz y no olvidéis que el torpe y el ignorante también tienen su propia verdad.

El silencio y el respeto son el mejor antídoto para evitar los problemas de intolerancia; cuando alguien sin motivo os agreda o intimide, selladlo con mi Sangre y con mis Llagas

y el Poder de mi Sangre y Llagas, apartará de la mente de esa persona el espíritu de intolerancia o agresividad.

Rebaño mío, haced uso del Poder de mi Sangre y Llagas, para que podáis protegeros de los ataques de los espíritus del mal.

Las grandes pruebas para mi Rebaño están por comenzar y sólo si ponéis vuestra confianza en Mí, y hacéis uso del poder de mi Sangre y Llagas, podréis salir victoriosos.

Os recuerdo nuevamente mis Palabras: “La pelea no es con gente de carne y hueso, sino contra malignas fuerzas espirituales bajadas del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio, sobre este mundo oscuro.” (Efesios 6. 12)

El Poder de mi Sangre y Llagas, unidos al Rosario de mi Madre os protegerán, si con Fe esta Armadura utilizáis.

Aplicadlas sobre los espíritus malignos encarnados y las fuerzas espirituales que vagan por los aires, para que salgáis victoriosos en las batallas de cada día.

Sólo con vuestra Armadura Espiritual puesta a mañana y noche, con el Poder de mi Sangre y Llagas y el Rosario de mi Madre, podréis vencer las fuerzas del Mal.

Tened pues en cuenta estas instrucciones Rebaño Mío, para que podáis repeler los ataques y engaños de los espíritus malignos.

Los días de la Gran Prueba se están acercando,

¡Oh Humanidad, no queréis acogeros a mi Misericordia, seguís dándole la espalda a mis Llamados, preferís el Camino ancho y espacioso que lleva a la Muerte Eterna; que esa sea pues vuestra paga!

  Muy pronto llegaré como Ladrón en la noche y a muchos encontraré dormidos.

Ya no van a poder despertar de nuevo a este Mundo,

YA NO VAN A TENER TIEMPO DE ARREPENTIRSE,

PORQUE LO DEJARON TODO PARA LO ÚLTIMO,

INCLUYENDO SU SALVACIÓN

Después de mi Pentecostés comenzarán a cumplirse cada una de mis Palabras escritas para estos Últimos Tiempos.

Preparaos para la Venida de mi Santo Espíritu, haced una buena preparación para este Pentecostés que se aproxima,

para que mi Espíritu os de la Fortaleza, la Templanza, y todas las gracias que necesitáis para poder enfrentar los días de Prueba que se os avecinan.

Estad pues listos Rebaño Mío, porque después de mi Pentecostés todo comenzará a cumplirse conforme a los designios de mi Padre.

Os digo que una Señal Grande se os dará en el Cielo para que os preparéis para la Llegada de mi Aviso; todos los Acontecimientos se han acelerado por la Maldad de los hombres de estos Últimos Tiempos.

Por eso hijos míos, debéis de estar orantes y vigilantes; porque NO sabéis el día, ni la hora, en que llegará vuestro Amo.

Cuando menos lo penséis estaré tocando a la Puerta de vuestras Almas, para mostraros el estado en que se encuentran con respecto a vuestro Dios y vuestros hermanos.

Haced buenas Confesiones de Vida os lo pido hijos míos; recibid con mayor frecuencia mi Cuerpo y mi Sangre, para que cuando os presentéis espiritualmente ante Mí…

Podáis ser justificados y no tenga vuestra alma que sufrir los padecimientos que sufren las almas del Purgatorio y las almas que se condenan.

Porque bien sabéis que vuestra alma será llevada al LUGAR que le corresponde según sus faltas.

VisitadMe en el Sagrario, porque estoy derramando abundantes bendiciones a todos aquellos que se acerquen a platicar Conmigo.

Estoy sanando corazones heridos y maltratados. Y concediendo indulgencias plenarias que os servirán para borrar vuestras faltas y limpiar vuestra alma.

Acordaos que estoy por partir para que se cumpla todo lo que está escrito para estos Últimos Tiempos; de nuevo nos volveremos a ver en mi Nueva y Celestial Jerusalén donde estaré ya con vosotros hasta la consumación de los tiempos.

Venid pues, porque la Fuente de mi Misericordia se está derramando más abundantemente en estos días; venid porque quiero atraeros a Mí, para que podáis gozar mañana de la Vida Eterna.

Haced mis Primeros Viernes y mi Hora Santa; ofrecedlo todo por la sanación de vuestro árbol genealógico y por vuestros familiares difuntos y antepasados

Y VERÉIS GRANDES CAMBIOS EN VUESTRA HEREDAD Y EN VUESTRAS VIDAS

Ayudadme a rescatar con vuestras oraciones, ayunos, sacrificios y santas misas; a las almas más necesitadas de mi Misericordia.

NO solo a las que yacen en la Eternidad, sino también a las que vagan por este Mundo sin Dios y sin ley.

Acordaos que respeto vuestro libre albedrío y todo lo hago dependiendo de vuestras oraciones y súplicas.

Os estoy esperando en el silencio de mi sagrario; yo soy el tesoro escondido que andáis buscando; yo soy vuestra salvación.

Mi Padre ha ampliado por un corto espacio de tiempo su Misericordia, esperando que se promulgue el Quinto Dogma de mi Madre y la Consagración de Rusia.

Por petición de mi Madre amplió el Tiempo de su Misericordia, a la espera de que estos Acontecimientos se cumplan.

Hijos míos, AYUDADME A RESCATAR ALMAS,

ORAD POR LAS MÁS NECESITADAS DE LA MISERICORDIA DE DIOS EN ESTE MUNDO

Y POR LAS QUE SE ENCUENTRAN EN EL ESTADO MÁS PROFUNDO DEL PURGATORIO

Ofreced el Santo Sacrificio de la Misa por ellas y os aseguro que muchas serán rescatadas.

El poder de mi Santo Sacrificio que se celebra incruentamente en cada Santa Misa, libera a muchas almas del Fuego del Purgatorio y rescata en este mundo a las que en más peligro están de condenarse.

Hay almas que llevan siglos de vuestro tiempo en el Purgatorio, esperando que vosotros ofrezcáis por ellas una Santa Misa o un Santo Rosario, para poder subir a la Gloria Eterna.

Hijos míos, cuando ofrecéis el Santo Sacrificio de la Misa, el Rosario de los Misterios Dolorosos, el Rosario de mis Llagas, de mi Preciosísima Sangre; vuestros ayunos y penitencias por las almas del Purgatorio y por las almas más necesitadas de la Misericordia de Dios en este Mundo,

El Amor y la Misericordia de mi Padre, eleva a muchas a la Gloria Eterna, libra de condenarse a las que yacen moribundas y en pecado mortal aquí en la Tierra, rescata a las que vagan en Tinieblas y da alivio a las más necesitadas en el Purgatorio.

Necesito hijos míos, liberar el Purgatorio de millones de almas que yacen en el olvido, porque la inmensa mayoría de la Humanidad NO se volvió a acordar de orar por ellas.

Orad por el eterno descanso de las almas del Purgatorio y mi Padre os lo agradecerá y tendrá en cuenta cuando lleguéis a la Eternidad.

Por cada alma que ayudéis a rescatar de este Mundo o del Purgatorio, ganaréis indulgencias que os servirán a vosotros o a vuestros familiares más necesitados cuando lleguen a la Presencia de Dios.

Cada alma que es elevada a la gloria eterna por vuestras oraciones, ofrecimientos y sacrificios; se convierte en intercesora vuestra en este Mundo y en vuestro Paso por la Eternidad.

Mi Padre que es infinitamente Misericordioso os pagará el ciento por uno,

POR CADA ALMA QUE LE AYUDÉIS A RESCATAR DE ESTE MUNDO

Y POR CADA ALMA QUE LE AYUDÉIS A LIBERAR DEL PURGATORIO

Las almas del Purgatorio son grandes intercesoras, orad por ellas y ellas os ayudarán en el combate espiritual.

Un Padrenuestro que ofrezcáis por ellas, hecho con Fe, librará a muchas del Fuego del Purgatorio y dará descanso a las más necesitadas.

El orar por las almas es de gran provecho para vuestra alma, porque os une a la gran misericordia de mi Padre.

Orad por las almas más necesitadas de la misericordia de Dios en este mundo y por las que yacen más abandonadas en el purgatorio y mi Padre os lo agradecerá y os dará su paga.

La Hora de la Gran Misericordia está próxima, preparad vuestros corazones y limpiad vuestras moradas de toda mancha de pecado, porque se acerca el Día en que pasaréis por la Eternidad y veréis el estado de vuestra alma.

La Gloria de Dios espera por mis justos y purificados hijos.

El Purgatorio espera por mis hijos que aún tienen cuentas y deudas pendientes.

Y el Averno espera a todos aquellos que caminan por la senda del pecado, quebrantando mis Preceptos y dándoMe la espalda y no la cara.

Mi Juicio Personal está muy cerca, ¿Qué esperáis insensatos para poner vuestras cuentas en orden y volver a Mí?

Vuestra soberbia y vuestros pecados os tienen vendados y no os dejan ver el grave estado de vuestras almas.

Una Gran Luz en el firmamento anunciará la llegada de mi Aviso.

Mi Gloriosa Cruz será la Señal que os anunciará que vuestro Paso por la Eternidad ha llegado.

Por siete días con sus noches mi Gloriosa Cruz os acompañará.

Muchos recibirán sanación y liberación, otros se convertirán y los hombres de ciencia dirán que es un fenómeno celeste y muchos creerán en sus palabras.

Se necesita Fe para comprender el Misterio del Amor de Dios; se necesita Fe para comprender el Plan que Dios tiene para salvar a la Humanidad.

Mi Gloriosa Cruz os fortalecerá en el espíritu y sanará el alma de mis creyentes hijos.

Después de que desaparezca mi Gloriosa Cruz, vendrá para vosotros mi Despertar de Conciencias que os llevará por el poder de mi Santo Espíritu a la Eternidad.

Donde se os mostrará el estado de vuestra alma para que al regresar a este Mundo, toméis muy en serio vuestra salvación y podáis sobrellevar los días de la Gran Purificación.

Si no os enviara mi Aviso, NO seríais capaces de afrontar los días de la Prueba.  

Mi Amor y mi fidelidad son eternos, mi Misericodia es infinita; no quiero veros perder, Sufro y revivo mi Pasión y mi Calvario con cada alma que se me pierde.

No me hagáis sufrir más, atended a mis Llamados que os estoy haciendo a través de mis Mensajeros; escuchad mi Voz y poned en práctica mis Preceptos, para que seáis mi Pueblo y yo sea vuestro Dios.

Hijos míos de nuevo os digo, el día de mi Llamado está muy cerca, corred a poner en orden vuestras cuentas para que vuestro Paso por la Eternidad sea de paz y de gozo y no una amarga y dura experiencia.

Muchas almas que ya han pagado sus deudas en este Mundo, cuando llegue mi Aviso, se quedarán conmigo en el Paraíso y no regresarán más.

Los que estén vestidos de blanco me verán y contemplarán la Gloria de Dios.

Los de traje gris y gris oscuro, conocerán los diferentes estados del Purgatorio

Y los que vienen sin el traje apropiado serán separados por mis Ángeles y entregados a los carceleros, para que los lleven al Lugar que les corresponde en las profundidades del Abismo.

Venid pues hijos rebeldes y reconciliaos Conmigo y con vuestros hermanos; no sea que por falta de Perdón, tengáis que conocer las cárceles de la Eternidad y habitar en sus calabozos.

Despertad hijos rebeldes, porque estoy llamando a vuestras puertas. ¡Abridme tengo un mensaje de salvación para vosotros!

No me cerréis la puerta, hoy vengo como Padre, escuchadMe y acogeos a mi Amor y a mi Misericordia y os daré mi Perdón.

Mis brazos están abiertos esperándoos; si os arrepentís de corazón os aseguro que no me volveré a recordar de vuestros pecados.

Son los últimos llamados que os hago como Padre, RECAPACITAD Y VOLVED lo más pronto posible al Redil, para que mañana no tengáis que conocer al Justo Juez y su Justicia, porque entonces ya será muy tarde para vosotros.

Todo está llegando a su límite, así mi Padre lo ha dispuesto.

El Tiempo de la Misericordia se está agotando, falta muy poco para que se consuma en su totalidad.

Muy pronto vendrá el Tiempo de la Justicia y todo cuanto veis en la Creación será transformado; con el aviso y Milagro terminará el tiempo de la Misericordia.

El Cielo sigue advirtiéndole a la Humanidad para que se prepare a este gran acontecimiento que transformará sus vidas.

Qué tristeza que muchos no quieren creer y continúan en su cotidianidad haciendo caso omiso a nuestros llamados; hijos de poca Fe.

Si los acontecimientos descritos en la Santa Palabra y en los mensajes que venimos dándole a la humanidad a través de los profetas de estos últimos tiempos no se han cumplido,

es por Misericordia de mi Padre que se ha abstenido por la Intercesión de mi Madre, a que todo se cumpla.

El Cielo junto con mi Madre intercede por esta humanidad, pero cuando se agote el último segundo de Misericordia, todo se desatará.

Entended que mi Padre no se complace con la muerte del pecador.

Orad en cadena hijos míos, para que sea abolida en mi Iglesia la comunión en la mano y los laicos dando comunión, porque este sacrilegio hace llorar al cielo y entristece a mi Padre.

Acordaos que el poder de la Oración en cadena, el ayuno y la penitencia, todo lo derrumba.

Me duele y entristece ver cómo muchos laicos y religiosas profanan mi divinidad, tomándome en la mano y otros dándome, como si yo fuera un objeto material o un pedazo de pan.

No se dan cuenta que Soy Yo Vivo y Real quien se hace vida en vosotros en la sencillez de una hostia consagrada.

Mirad cómo me ultrajáis, ¿Éste es el pago que recibo por mi Amor?

Muchas almas están en las profundidades del Purgatorio y otras se han condenado por esta vil profanación.

NOLI ME TANGERE, ¡NO ME TOQUES!

PORQUE VUESTRAS MANOS NO SON DIGNAS DE RECIBIRME Y DE DARME

Este ministerio sagrado solo lo he conferido a mis Sacerdotes, Obispos, Cardenales y el Papa,

SÓLO MANOS CONSAGRADAS POR LA UNCIÓN SACERDOTAL PUEDEN TOCARME

Haced buenas confesiones, mortificad vuestros sentidos y orad con el salmo 51, que le di a mi siervo David antes de recibirme.

Si no participáis de mi Cena Pascual, no podéis alimentaros de mi cuerpo y de mi sangre; os digo esto, porque muchos llegan al final del Santo Sacrificio a recibirMe como si fuera algo mundano lo que reciben.

Otros me reciben en pecado mortal, no sabiendo que con esto se están bebiendo el cáliz de su propia condenación.

Debéis de confesaros mínimo cada mes, pero si cometéis faltas graves debéis de hacerlo de inmediato;

muchos llevan meses sin confesarse, porque según ellos no tienen pecados; os digo, que todos sois pecadores, solo Dios es Santo.

2. (4) lávame a fondo de mi culpa, y de mi pecado purifícame.
3. (5) Pues mi delito yo lo reconozco, mi pecado sin cesar está ante mí;
4. (6) contra ti, contra ti solo he pecado, lo malo a tus ojos cometí. Por que aparezca tu justicia cuando hablas y tu victoria cuando juzgas.
5. (7) Mira que en culpa ya nací, pecador me concibió mi madre.
6. (8) Mas tú amas la verdad en lo íntimo del ser, y en lo secreto me enseñas la sabiduría.
7. (9) Rocíame con el hisopo, y seré limpio, lávame, y quedaré más blanco que la nieve.
8. (10) Devuélveme el son del gozo y la alegría, exulten los huesos que machacaste tú.
9. (11) Retira tu faz de mis pecados, borra todas mis culpas.
10. (12) Crea en mí, oh Dios, un puro corazón, un espíritu firme dentro de mí renueva;
11. (13) no me rechaces lejos de tu rostro, no retires de mí tu santo espíritu.
12. (14) Vuélveme la alegría de tu salvación, y en espíritu generoso afiánzame;
13. (15) enseñaré a los rebeldes tus caminos, y los pecadores volverán a ti.
14. (16) Líbrame de la sangre, Dios, Dios de mi salvación, y aclamará mi lengua tu justicia;
15. (17) abre, Señor, mis labios, y publicará mi boca tu alabanza.
16. (18) Pues no te agrada el sacrificio, si ofrezco un holocausto no lo aceptas.
17. (19) El sacrificio a Dios es un espíritu contrito; un corazón contrito y humillado, oh Dios, no lo desprecias.
18. (20) ¡Favorece a Sión en tu benevolencia, reconstruye las murallas de Jerusalén!
19. (21) Entonces te agradarán los sacrificios justos, – holocausto y oblación entera – se ofrecerán entonces sobre tu altar novillos.

¡Oh qué engañados que estáis y qué falta de evangelización en mi Iglesia!. Os recuerdo las palabras de mi salmo 51 cuando dice: en maldad yo fui formado y en pecado me concibió mi madre (Salmo 51, 7).

Qué tristeza siento al ver a muchos de mis hijos, recibiendo mi Cuerpo y mi Sangre, sin haberse confesado primero.

La apostasía ha entrado a mi Casa, muchas de mis Casas permanecen vacías y otras en museos se han convertido y yo, permanezco olvidado en el silencio de sus sagrarios.

¡Oh, qué ingratitud, la soledad y la tristeza me embargan! ¡Qué dolor siento al ver a la inmensa mayoría de la humanidad tan perdida!.

Cuando lleguen los días de oscuridad, ya no vais a tener mis casas abiertas, entonces, clamaréis: Señor, Señor, dónde estáis, ven sálvanos y ya no habrá quien os escuche.

Venid a visitarme, no me dejéis solo, es vuestro Padre y vuestro Salvador quien os espera;

no desaprovechéis la fuente de mi misericordia que os estoy brindando; venid a calmar vuestra hambre y a saciar vuestra sed; os estoy esperando con los brazos abiertos, para daros mi amor, mi perdón y mi vida en abundancia.

Vuestro Amado, Jesús Sacramentado.Mi Paz os dejo, mi Paz os doy.  Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.  Soy vuestro Jesús Sacramentado, el Amigo que nunca falla.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html