Archivos diarios: 16/10/19

N270 UN GRAN SACRILEGIO


Octubre 13 de 2019

Pequeños míos, que mi Paz y mi Amor estén con vosotros.

Las almas de vuestros familiares difuntos y antepasados, necesitan de vuestras oraciones; muchas almas penan en el Purgatorio porque no hay quien ore por ellas.

Generaciones enteras han pasado sin que nadie se acuerde de orar por ellas; estas pobres almas necesitan oraciones, ayunos y obras de caridad de vosotros los de aquí, para que puedan ser liberadas.

Acordados hijos míos, que yo vuestro Padre Celestial, todo lo hago dependiendo de vuestras oraciones y suplicas, pues respeto mucho vuestro libre albedrio.

De vuestras oraciones, ayunos, obras de caridad y suplicas, a favor de las almas, depende la sanación de vuestro árbol genealógico.

Todas las bendiciones que tengo para vosotros y vuestras heredades están interrumpidas por la falta de oración intergeneracional.

Acordaos: un árbol bueno da buenos frutos; mas un árbol malo da frutos malos; por eso debéis orar por vuestro árbol genealógico paterno y materno,  

para que sean cortadas de raíz, todas las ataduras y maldiciones en las generaciones, y así podáis vosotros y vuestras heredades vivir en bendición.

Entregadme en mi sacrificio diario, en el momento de La consagración, a vuestros familiares difuntos y antepasados, y Yo vuestro Padre, cortaré todo vínculo negativo entre ellos y vosotros.

Todas las enfermedades, impurezas sexuales, envidias ocultismos, resentimientos y pobreza espiritual y material, tiene su raíz en vuestro árbol genealógico.

Si vosotros oráis por vuestros antepasados difuntos, no solo seréis liberados vosotros y vuestras descendencias, sino también ellos.

Orar por vuestros bisabuelos y abuelos maternos y paternos, para que sean rotas las cadenas intergeneracionales y podáis vosotros ser libres y bendecidos.

No sigáis arrastrando cadenas y llevando cargas de antepasados; ¡Parad de sufrir!, entregadme vuestro árbol genealógico paterno y materno,

orad ayunad y haced obras de caridad por su liberación y veréis grandes cambios en las generaciones.

Acordaos: “Yo he venido para que tengáis vida y vida en abundancia”. No me complazco viéndoos sufrir;

romped pues las cadenas que os atan intergeneracionalmente, para que podáis ser fruto agradable a los ojos de vuestro Padre Celestial.

Los días de mi Venida están cerca, pero antes, la humanidad y la Creación, deben ser purificadas.  Ninguna criatura habitará la Nueva Creación de mi Padre, sin antes haber pasado por el horno de la purificación.

El dolor y el llanto muy pronto se apoderarán de los hombres; unos desearán estar muertos, pero la muerte no los escuchará.

Otros maldecirán mi Nombre y se perderán. Y unos pocos, los que alcancen la corona de la vida, serán mi Rebaño, mi Pueblo elegido.

Los días de la prueba ya han comenzado, mi Despertar de Conciencias está tocando a la puerta; la humanidad sabrá que yo soy su Dios, el Dios de todos los tiempos, el que todo lo ve, todo lo escucha y habla en el silencio.

Muy pronto me manifestaré a la humanidad, para que no vuelva a poner en duda mi existencia.  

Yo Soy el que Soy, el Dios Uno y Trino, el Dios de Abrahán, Isaac y Jacob, Señor de todo lo visible e invisible, Dios de Dios, Luz de Luz, Señor de Señores.

Mi Gloriosísima Cruz está a punto de aparecer e iluminará los cielos de oriente a occidente, de norte a sur; será visible a vuestros ojos y por siete días con sus noches la veréis; ella, os anunciará mi Aviso.

Acordaos que llegaré como ladrón en la noche y mi Voz os despertará y vuestras almas por unos minutos, pasarán de este plano terrenal al espiritual.

Todo mortal será examinado, pesado y medido, por mi Justicia Divina.

Veréis el estado en que se encuentran vuestras almas con respecto a Dios y vuestros hermanos; toda vuestra vida y obras se os mostrarán y seréis juzgados en el Amor.

MI PEQUEÑO JUICIO OS MOSTRARÁ LA GRAVEDAD DEL PECADO

Y LA FORMA COMO AFECTA MI CREACIÓN

Todo pecado mortal os quemará el alma con el Fuego con que son quemadas las almas que se condenan.

El Cielo y el Infierno se os mostrarán, para que sepáis que son una realidad.

Allí se acordarán de todos sus caminos y de todos los hechos con que se contaminaron y sentirán asco de ustedes mismos, por todos los pecados cometidos.

Mi pequeño Juicio no será tan duro para mi Pueblo Fiel, se os mostrarán los pecados que debéis de confesar y especialmente vuestras omisiones y faltas de caridad para con vuestro Dios y vuestros hermanos.

Sentiréis dolor por haberme ofendido y será como un Purgatorio para vuestras almas;

os digo, que la suma de los pecados veniales no confesados, se van volviendo en faltas graves que ofenden a mi Divinidad.

Por  eso mi Despertar de Conciencias es tan importante, para que enderecéis vuestro caminar y retoméis la senda de vuestra salvación.  

No olvidéis que sois miembros del Cuerpo de Cristo, de este Cristo que se entregó por vosotros para la redención de vuestros pecados; por eso cada vez que pecáis, mi Cuerpo sufre y mi Santo Espíritu se entristece.

¡Ay de aquellos que están en pecado mortal, porque mi Aviso les va a ser sentir el peso de sus pecados y sus almas sentirán el Fuego de las Tinieblas!

TODOS  AQUELLOS QUE ME HAN DADO LA ESPALDA,

SUS ALMAS VAN A SENTIR EL DOLOR DE LAS ALMAS QUE SE CONDENAN,

VERÁN EL INFIERNO Y ESTARÁN EN ÉL,

POR EL TIEMPO QUE DURE MI PEQUEÑO JUICIO. 

Así se darán cuenta de la existencia del reino de las Tinieblas y del Amo que les espera si continúan en su camino de perdición y pecado.   

¡Oh humanidad, estad preparada porque ya viene mi Juicio a las Naciones, que mi Aviso os coja en gracia de Dios, para que podáis resistir a mi Juicio!

  Pueblo mío, rebaño mío, no temáis; vuestras deudas os serán recordadas, para que os reconciliéis conmigo;

vosotros los que andáis en tibieza espiritual, os pido que os defináis de una vez, para que cuando mi justicia os juzgue, no tengáis de qué lamentaros.

Porque en verdad os digo, que ningún tibio de corazón, podrá habitar la Nueva Creación.

La Nueva Creación que mi Padre creará, será el premio para los valientes que pasen la Prueba; mi Juicio fortalecerá en la Fe a mis ovejas, para que puedan sobrellevar los días de purificación.

Muchos veréis mi Rostro y me contemplaréis en todo mi esplendor, este será mi regalo para mis leales y fieles hijos.  De nuevo os digo, que después de mi Aviso, ya no seréis los mismos;

MI DESPERTAR DE CONCIENCIAS PREPARARÁ A UNOS,

PARA EL CUMPLIMIENTO DE SUS MISIONES

A otros para el Combate Espiritual.

 Y a otros tantos, los despertará de su letargo y mi Milagro se encargará de terminar la transformación.

  Las 2/3 partes como está escrito se perderán, harán parte del rebaño de mi Adversario y serán separadas de mi Grey.

Luego de esto mi Adversario reinará por un corto tiempo y después se dará comienzo a la batalla final por vuestra Libertad.

Mirad pues hijos míos, que mi Aviso y Milagro os darán la oportunidad de que os salvéis y seáis nuevas criaturas fortalecidas en la Fe, el amor y en el conocimiento de Dios.

También quiero hablaros sobre la cremación de los cuerpos para que os enteréis:

¡Oh humanidad tan dura de cerviz, que os negáis  a cumplir mi Palabra y a escuchar mi Voz!

Una vez más os digo, la cremación de los cuerpos es práctica pagana y va en contra de la Voluntad Divina.

Os pregunto:

¿A quién obedecéis vosotros a Dios o a los hombres? ¿Por qué ponéis la voluntad humana por encima de la Voluntad Divina?

En verdad os digo que toda alma que en vida elija cremar su cuerpo cuando fallezca, será juzgada en la Eternidad según mi Palabra.

Y según haya sido su intencionalidad, así será también su estadía en el Purgatorio.

Si el alma en vida rechazó la cremación y después de muerto alguno de sus dolientes dio la orden de cremarlo, éste será reo de culpa y deberá reparar por ello,

para que cuando llegue a la eternidad su estadía en el Purgatorio no se alargue hasta el Juicio Final.

Os recuerdo una vez más: Tierra a la tierra y espíritu a Dios que es quien lo dio. (Eclesiastes 12, 7).

LOS MUERTOS DEBEN SER ENTERRADOS, NO CREMADOS

 Debe dárseles cristiana sepultura y antes del entierro deben recibir los actos litúrgicos propios de todo ser cristiano.

Os digo esto, porque muchos cuerpos están siendo cremados sin haberles hecho funeral y esto va en contra de mi Palabra cuando dice:

“Hijo, llora sobre el muerto y, como corresponde a quien sufre, entona lamentaciones, amortájale según le corresponde y no te olvides de enterrarlo.” (Eclesiástico 38, 16 – 19).

Hijos míos, yo, vuestro Dios necesito vuestra identidad corporal hasta el Juicio Final;

Esto quiere decir que los cuerpos no deben ser cremados porque en el Juicio Final, yo reviviré los huesos secos y les daré nuevamente vida para juzgaros en toda vuestra integridad.

Leed (Ezequiel 37. 1 al 10) que habla sobre los huesos secos para que entendáis mejor lo que os estoy diciendo y no sigáis en vuestra detestable práctica de cremar los cuerpos,

porque esto va en contra de la Voluntad de Dios y por ello recibiréis castigo, así como lo hice con Moab por haber quemado los huesos del rey Edón hasta calcinarlos. (Amós 2. 1 al 13).

Ni la carne, ni la sangre entrarán en el Reino de Dios; pero cuando llegue el Juicio Final, los huesos secos volverán a tener carne y músculos y volveréis a ser los seres humanos que un día fuisteis para ser juzgados en toda vuestra condición humana y espiritual.

Que os quede bien claro lo que os estoy diciendo para que no tengáis mañana de qué lamentaros. En vuestro Paso por la Eternidad vais a comprender mejor todo esto y si no reparáis desde ahora, por vuestra detestable práctica de cremar los cuerpos,

Vais a sentir el Fuego Ardiente con que son purificadas todas las almas que por su desobediencia a mi Palabra optaron por la cremación.

En la Eternidad seréis juzgado por mi Palabra; los que con conocimiento eligieron la cremación, serán más severamente juzgados que aquellos que no tenían conocimiento. NINGUNO SERÁ EXONERADO DE CULPA. 

Acatad pues mis Palabras, ponedlas en práctica y no sigáis pasando por el Fuego de vuestros familiares.

El Día de mi Aviso está muy cerca, preparaos espiritualmente haciendo buenas confesiones de vida, para que podáis soportar vuestro Paso por la Eternidad.

Acordaos que llegaré como Ladrón en la noche, permaneced en vela con vuestras lámparas encendidas para que podáis recibirMe y vuestra alma descanse en mi Paz y en mi Gozo.

Llevo anunciándoos con insistencia este acontecimiento espiritual para que no os coja por sorpresa y no digáis que no estabais avisados, porque en la eternidad ya no hay marcha atrás.

Cuando lleguéis a mí, seréis juzgados en el amor y la verdad por el Tribunal Supremo;

se os juzgará como si hubiera sido vuestra hora y sentiréis en vuestra alma todo el dolor que produce el pecado y el haberme ofendido.

Se os enviará al lugar que os corresponde ir de acuerdo a vuestros pecados;

Sentiréis en vuestra alma el Dolor que produce la Ausencia de Dios y veréis a las almas que están purificándose por los mismos pecados que vosotros habéis cometido.

El Fuego que las purifica sentiréis, para que al regresar a este Mundo, cambiéis vuestra forma de vida.

SON MUY POCOS Y SE PUEDEN CONTAR

LOS QUE VERÁN LA GLORIA DE DIOS E IRÁN AL PARAÍSO

Muchos irán a los diferentes lugares del Purgatorio

Y LA INMENSA MAYORÍA DE ESTA HUMANIDAD INGRATA Y PECADORA

IRÁ AL INFIERNO

A todos aquellos que los sorprenda mi Aviso en Pecado Mortal, irán al Infierno y muchos por la gravedad de sus pecados NO regresarán más a este Mundo.

Los obradores del Mal que han pactado o vendido su alma en esta vida, al Príncipe de las Tinieblas, tampoco regresarán.

Y allí será el Llanto y crujir de dientes y se acordarán de todos sus pecados y de todos los hechos con que se contaminaron…

Y SENTIRÁN ASCO DE SÍ MISMOS POR TODA LA MALDAD QUE COMETIERON

Cuando lleguéis a la Eternidad, conoceréis la verdad y la existencia del Único y Verdadero Dios, Uno y Trino, para que al regresar a este Mundo reparéis y llevéis una vida santa que os permita habitar mañana mi Nueva Jerusalén.

De nuevo os digo:

Haced un buen examen de conciencia; pedidle a mi Santo Espíritu que os revele los pecados que habéis dejado de confesar; los de pensamiento, palabra, obra y omisión,

Porque todas las faltas contra Dios o vuestro prójimo, serán juzgadas por el Tribunal Divino.

Todo será cuando lleguéis a la Eternidad, inclusive vuestras palabras ociosas o de doble sentido; porque todo esto es falta de caridad para con vuestro prójimo.

TODO EL AMOR QUE NO HABÉIS DADO SE OS TENDRÁ EN CUENTA

Todos los malos actos serán juzgados; todo el abuso y daño a la Creación y bienes naturales se os tendrá en cuenta,

PORQUE TODO ESTO ROMPE CON EL EQUILIBRIO Y ARMONÍA DE LAS COSAS CREADAS

Acordaos que no sois islas independientes y que la Esencia Humana es una sola;

las malas decisiones y actos de desamor afectan el Universo entero, porque sois seres espirituales en un Universo Espiritual.

En la Eternidad comprenderéis mejor lo que os estoy diciendo, para que al regresar viváis en el Amor y en armonía con la Creación.

Y EL PERFECTO AMOR QUE ES DIOS OS CONCEDA LA GRACIA DE LA SALVACIÓN

Estoy tocando a la puerta de vuestra alma, ¡Abridme y no me dejéis esperando!

Quiero cenar con vosotros, porque la tarde está feneciendo y la noche está que llega

Soy el Pan de Vida, Jesús Sacramentado.

Muchos de mis Pastores se están perdiendo por el modernismo de este Mundo y por la carne.

Y esto lacera profundamente mi Cuerpo Místico representado en mi Iglesia.

La corrupción, la desobediencia y los pecados de la carne de muchos de mis predilectos, son Llagas abiertas en mi costado.

EL PAPA TAMBIEN NECESITA EL SACRAMENTO

El Cisma se siente llegar, en el Interior de mi Iglesia hay Confusión; mis purpurados están divididos y muchos ya no le obedecen a mi Vicario.

MI Iglesia está a punto de pasar por una Gran Prueba que moverá sus cimientos, pero no podrá derrumbarla.

LA HECATOMBE ESPIRITUAL SE APROXIMA Y HARÁ PERDER LA FE A MUCHOS DE MIS HIJOS

¡Oh, qué Dolor siento en mi Corazón, al ver que quedarán muy pocos de tantos de mis Predilectos que ayer me juraron lealtad y fidelidad!

La inmensa mayoría me dará la espalda y me Traicionará como Judas, cuando llegue la Crisis de mi Iglesia.

Mi Corazón nuevamente será traspasado por la Lanza de la ingratitud;

LÁGRIMAS DE SANGRE BROTAN DE MIS OJOS

AL VER LA SILLA DE PEDRO OCUPADA POR MI ADVERSARIO

Cada día aumenta la desobediencia espiritual de muchos de mis predilectos alrededor del mundo;

En Europa muchas de mis casas son hoy museos y otras tantas las están vendiendo o son utilizadas como criptas, con osarios para guardar cenizas o lugares para rendir culto a otros dioses.

Cuando llegue la Crisis de mi Iglesia, solo se mantendrá firme mi continente de la esperanza y será de esta tierra americana desde donde levantaré mi Nueva Iglesia.

¡Oh, cuánto me duele ver que en muchas de mis casas, mis pastores han delegado en mis hijos laicos, el ministerio de la eucaristía.

El sacerdote se sienta y SON LOS LAICOS los que vienen repartiendo mi Cuerpo y mi Sangre a mis Ovejas, profanando mi Divinidad.

¡Qué tristeza me produce ver todo esto, la forma como soy Despreciado por mis predilectos y la forma como soy ultrajado por manos carentes de la unción sacerdotal!

¡OH PASTORES DE MI IGLESIA!

¿¡POR QUÉ ME FLAGELÁIS PERMITIENDO ESTE ULTRAJE A MI DIVINIDAD!?

¿No sabéis que esta abominación os puede llevar a la condenación a vosotros y a mis hijos laicos?

¡Millones de almas de sacerdotes y laicos se han perdido por ultrajar mi Cuerpo y mi Sangre!

Otras tantas yacen en las Profundidades del Purgatorio por recibirMe indignamente o en la mano.

Os digo:

Si no reparáis por este ultraje aquí en la Tierra, os vais a lamentar mañana cuando lleguéis a la Eternidad.

Escuchad Pueblo Mío, Rebaño Mío:

LA UNCIÓN SACERDOTAL ES LA GRACIA QUE MI SANTO ESPÍRITU LE OTORGA

A MIS PREDILECTOS PARA QUE SEAN REVESTIDOS DE MI DIVINIDAD

SI SUPIERAN LO GRANDE QUE ES SER SACERDOTE;

YO MISMO NECESITO DE LA UNCIÓN SACERDOTAL PARA HACERME VIDA EN MEDIO DE VOSOTROS

Las manos ungidas de un sacerdote, son mis manos que dan de comer mi Cuerpo y dan de beber mi Sangre a mi Rebaño.

Escuchadme: Yo no he instituido ministros extraordinarios de la eucaristía; esto no viene de parte mía.

Esto es Obra de mi Adversario a través de la Masonería Eclesiástica que quiere socavar los cimientos de mi Iglesia y así acabar con el ministerio sacerdotal.

SON MUCHAS LAS GRACIAS QUE SE PIERDEN

CUANDO SE RECIBE LA COMUNIÓN EN LA MANO

O SE RECIBE DE MANOS DE UN LAICO

No es lo mismo que si la recibierais de parte del Sacerdote.

Mis hijos laicos de nuevo os digo: es a mis sacerdotes a quienes he delegado este Ministerio; no sigáis vosotros ultrajando mi Divinidad para que no os hagáis reos de culpa.

NO ME FLAGELÉIS MÁS TOCÁNDOME Y REPARTIÉNDOME,

PORQUE VOSOTROS NO SOIS DIGNOS DE ESTE MINISTERIO.

Le pido a mi Vicario, a los Jerarcas de mi Iglesia y a mis Sacerdotes, que paren ya este vil ultraje.

¡NO MÁS MINISTROS EXTRAORDINARIOS DE LA EUCARISTÍA!

Ejerced vosotros el Ministerio que os he conferido y no sigáis delegando este ministerio a mis hijos laicos.

Porque sois vosotros pastores de mi Rebaño, los responsables directos de este atropello a mi Divinidad.

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Arrepentíos y convertíos porque el Reino de Dios está cerca.

Soy vuestro Pan de Vida, Jesús Sacramentado.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html