Archivos diarios: 29/12/19

AÑO NUEVO, MENSAJE DE JESÚS 2


Diciembre 28 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Dice J.V. : Veo a Nuestro Señor en la Cruz, está suspendido en el espacio, Sufriente y Él, ve hacia abajo, hacia la Tierra… Y dice:

Hijitos Míos, Me tenéis todavía aquí en la Cruz, sufriendo por vosotros, sufriendo por vuestra salvación, sufriendo por vuestra Redención, por la purificación de vuestros pecados. Me he dado plenamente por vosotros, pero no respondéis.

Estáis viviendo ataques muy fuertes de Satanás, alrededor de la Tierra y no hay suficiente Oración de parte vuestra, para contrarrestar toda esta maldad.

Y YO SIGO AQUÍ, SUFRIENDO POR VOSOTROS 

Si de verdad queremos EVITAR EL PURGATORIO, cuando miréis el Crucifijo RECORDAD que para que se haga efectiva nuestra redención, cada cristiano católico y no, tenemos la OBLIGACIÓN de convertirnos, DAR NUESTRO “FIAT” personal…  

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Y así nos volvemos “Nicodemos” al bajar de la Cruz a Jesús, para que ocupemos NUESTRO Lugar…

Porque los que deberíamos estar crucificados, SOMOS nosotros y el letrero superior, debe MOSTRAR el pecado QUE NOS SENTENCIA.

Y que mantenemos incorregible en nuestra lista particular.

Nosotros NO somos reyes de los judíos, somos… EXAMÍNENSE… y contéstense… 

Y ESE ES EL PECADO, por el que estamos muertos.

Y procedan a bajar de la Cruz al Señor, creánnos que la DONACIÓN no nos mata, Jesús nos ayuda a que nuestros rounds con Satanás empiecen a ser nocauts rotundos y contundentes A NUESTRO FAVOR. 

Dios utiliza las Maldades de Satanás para entrenarnos y hacernos crecer espiritualmente…

Y los Carismas del Espíritu Santo, nos llenan de gozo celestial, para ser paliativo que nos fortalezca y seamos capaces de voltearle el conteo a Satanás… 

A menos que prefiráis luchar solos en el Tercer Purgatorio…

Desgraciadamente allí NO PODEMOS SALVAR ALMAS…  

Nosotros estamos orando por todos vosotros, estamos guerreando por vuestras almas y no pensamos dejarle ninguna a nuestro terrible Adversario.

Y les ADVERTIMOS:

EN EL PURGATORIO nuestros pecados, llegan a ser poderosos demonios implacables. Allá uds, si preferís confirmar esto con el próximo terremoto… 

Continúa nuestro Redentor Santísimo:

Ciertamente lo hago por Amor, porque Mi Padre Me lo pidió; pero cómo quisiera ya, estar ante vosotros Glorioso, gozando del Cielo, también vuestro Hogar, Mis pequeños.

¿Qué, acaso, gozáis con lo que estáis viviendo a vuestro alrededor?

Quiero que meditéis esta pregunta, porque parece que no os importa a vosotros, vivir como estáis viviendo.

Estáis viviendo en la maldad, estáis viviendo en la impureza, estáis viviendo fuertemente los ataques de satanás, y cada uno de vosotros, en diferente grado.

Se os ataca en vuestro hogar, se os ataca en las calles, en el trabajo, tenéis ataques por todos lados, y vosotros mismos, también, atacáis a vuestros hermanos, porque no coinciden con vuestra forma de pensar.

Cada quien se ha hecho su propia religión, su propia forma de pensar y, en vuestra soberbia, os creéis, cada uno de vosotros, que estáis en lo perfecto,

y que, además, tenéis el derecho de atacar a vuestros hermanos si no creen, en lo que vosotros creéis.

Y, así, veis asesinatos por todos lados, creyendo que están haciendo el bien, porque no le creen al que los asesina.

Ya alguna vez, os dije que estáis rodeados de pura mentira. Satanás ha diseminado sus errores por todos lados, os creéis esos errores y no vais a la Fuente de la Verdad, que son las Sagradas Escrituras.

Tenéis ahí, el Libro Bendito entre vosotros, tenéis ahí las Enseñanzas que se os han dado del Cielo, para que podáis convivir como los Ángeles, como las almas, que viven ya, en el Reino de los Cielos, pero no vais a esa fuente de salvación.

¿Qué queréis, pues, Mis pequeños? ciertamente, escucho de la Tierra muchas peticiones, cambios, pero no hay suficiente Oración.

Ya, también, os dije alguna vez, que todo esto terminaría hasta que os arrodillarais todos y Me pidierais perdón, cosa, que, vosotros mismos, veis prácticamente imposible, porque no todos creen en Mí,

no todos Me buscan y muchos Me atacan, quieren el bien, pero cada quien tiene una percepción del bien, muy diferente de la que tengo Yo, vuestro Dios, hacia vosotros.

No estáis actuando como Yo os enseñé, el cómo debéis vivir según Nuestros Designios Divinos.

Realmente, como estáis ahora, si en este momento murierais, pocos, muy pocos, podrían salvarse. 

Me llamáis los que estáis Conmigo, Me pedís que venga, ya, el cambio y, ciertamente, escucho vuestras plegarias y vuestras oraciones

pero, todavía, espero conversión de tantas almas que están desorientadas, que el mal las ha infiltrado, que el mal las ha poseído.

Son multitudes las almas que se perderían en este momento; 

y debéis entender, Mis pequeños, que Yo, en Mi Santísima Trinidad, Soy vuestro Dios, Soy vuestro Salvador, Soy vuestro Guía, para la perfección de vuestra alma. 

ENTENDED MI SUFRIMIENTO, ENTENDED EL POR QUÉ SE ALARGA EL TIEMPO,

Y ES PORQUE QUIERO SALVAROS

, quiero salvar a la mayor cantidad de almas, necesito de vuestra oración para la conversión de la mayor cantidad de almas que se pueda. 

VedMe, estoy aquí en la Cruz, sufriendo, y sufriendo por vosotros mismos, porque pecáis todos vosotros, en mayor o en menor grado, pero pecáis todos.

ARRODILLAOS, MIS PEQUEÑOS Y PEDIDME PERDÓN

Postrado ante la Cruz en la que has muerto y a la que yo también te he condenado, sólo puedo decirte que hoy lo siento, Y MUCHO LO LAMENTO,sólo puedo decirte que hoy te amo. y te pido perdón por mis errores y te pido perdón por mis pecados. Perdóname señor, hoy me arrepiento. PERDÓNAME MI DIOS CRUCIFICADO.

POR VUESTROS PROPIOS PECADOS Y POR LOS DE LOS VUESTROS,

ES MUCHA LA MALDAD LA QUE LLEGA HACIA MÍ, VED,

VED MI CUERPO CÓMO ESTÁ, TODO LLENO DE SANGRE

Ciertamente, los latigazos Me hicieron mucho daño, pero, vuestros pecados Me hacen más daño.

Tenéis que daros cuenta, Mis pequeños, que si queréis una mejora en vuestro Mundo, tenéis que cambiar cada uno de vosotros,

volver a Mí, buscándoMe para que perdone vuestros pecados, para que aumente vuestra espiritualidad, para que volváis a ser Mis hijos, Mis hermanos.

Debéis buscar el Amor que heMos derramado y que os seguiMos derramando en Nuestra Santísima Trinidad, todos los días.

En los Sacramentos estáis viviendo nuevamente, Mi Pasión por vosotros, Mi Amor por vuestra salvación y Mis deseos grandes de que volváis a Mí.

Entrad a vuestro corazón, arrepentíos ante Mi Presencia, y Yo llegaré a vosotros.

Os levantaré, os abrazaré, os bendeciré, perdonaré vuestras faltas y os daré fuerza espiritual, suficiente, para que podáis vencer toda esa maldad que se acerque a vosotros, tratando de destruiros, nuevamente.

Pedid esto, también, para vuestros hermanos, pedid que haya humildad en sus acciones, en sus pensamientos, que se den cuenta, todos ellos, que sin Mí, no os podréis salvar.

Venid, pues, todos vosotros, todos los que queréis ese cambio verdadero, en vuestra vida, en vuestra persona y en la persona de vuestros hermanos,

vuestra oración es importantísima en estos tiempos, la Maldad está en muchos personajes de vuestro mundo.

Ciertamente, podéis nombrar a personas, hermanos vuestros, que ya se han dejado vencer, totalmente, por satanás, pero, atrás del nombre de vuestros hermanos, está realmente, el de satanás, que los está poseyendo.

 Se os ha dicho que la guerra es espiritual y la Guerra, no es contra esos hermanos vuestros, es contra Satanás que los está poseyendo.

LA ORACIÓN, LA PENITENCIA, LOS AYUNOS, LAS BUENAS OBRAS,

EL SER OTROS CRISTOS EN ESTOS TIEMPOS,

ES LO QUE VA A VENCER AL SATANÁS QUE TIENE A CADA UNO DE VUESTROS HERMANOS EN SU INTERIOR

Y QUE CIERTAMENTE, VOSOTROS VEIS SUS OBRAS MALAS, PERO ES SATANÁS EL QUE SE LAS ESTÁ INDICANDO,

ÉL ES EL QUE ESTÁ POSEYENDO Y DESTRUYENDO A VUESTRO MUNDO,

Dolores de parto. Is. 21:3, 26:17-18, 66:7; Jer. 4:31, 30:6; Mi. 4:10; Día del Señor. Jl. 1:15, 2:1, 11, 31; Am. 5:18, 20. Día grande y terrible. Mal. 4:5.

A VUESTRA ESPIRITUALIDAD,

AL AMOR QUE OS HEMOS DEJADO EN NUESTRA SANTÍSIMA TRINIDAD

Entended pues Mis pequeños, nuevamente os repito, la lucha es espiritual, es contra Satanás y solamente lo podréis vencer con el Amor,

con Mi Amor y de todas las formas en que, Mi Amor, como os enseñé, lo puede vencer.

Hijitos Míos, la tarea de todo Cristiano, sigue siendo la que encomendé a los primeros que se acercaron a Mí:

 SER PESCADORES DE ALMAS.

Se acercaron a Mí, los que fueron los Primeros Apóstoles, ésa fue la tarea que les encomendé, traerMe almas hacia la salvación,

levantar las almas hacia la Nueva Vida que Yo traía a la Tierra por orden de Mi Padre.

Una nueva Evangelización en el Amor, una Nueva Vida que no se conocía aquí en la Tierra,

un recreo para las almas, un oasis de amor, de vida de esperanza que no se tenía hasta ése momento.

Ser pescadores de almas, bella misión para todos aquéllos que están en la Iglesia.

Los Apóstoles, a ellos se les encomendó la Iglesia primitiva, se les dieron las bases. A través de ellos empezó el crecimiento, y la finalidad era ésa, el rescatar almas,

traerMe almas para llevárselas a Mi Padre y no solamente eso, en el rescate también viene el cuidado, la alimentación, el crecimiento, la santidad.

A eso estáis llamados todos vosotros, Mis pequeños, a crecer, para llegar a la santidad. La santidad, Mis pequeños, aún no la entendéis, ni todas las Gracias y bendiciones que obtenéis con ella, la vida real  que obtenéis en ella.

La santidad es la vida íntima con Nosotros, la Santísima Trinidad, la Familia Celestial, a eso estáis llamados todos vosotros, al rescate, a la vida en Familia con el Cielo.

Esa es Mi Evangelización, ésa fue la causa de Mi Venida a la Tierra, levantaros, daros Nueva Vida, abrir nuevamente las compuertas de la Gracia para todos vosotros.

Ciertamente, también os dije, “muchos son los llamados, pocos los escogidos”, muchos todavía tienen sus oídos sordos, sus corazones cerrados. 

Recordad que también os di las armas para romper ésos corazones duros, tenéis la Oración, la Oración de corazón, porque un corazón lleno de Mi Amor puede hacer grandes Milagros, para romper ésa roca durísima de algunos corazones,

 ¡podéis hacer tanto por vuestro Dios!. Que vuestra oración sea continua, unida a la Mía, como lo fue durante toda Mi Vida sobre la Tierra, oración íntima con El Padre, sobre todo oración confiada, vivida en el Amor.

Viviendo en el Amor todo se obtiene porque ya no veréis vuestros intereses, veréis Nuestros intereses y así estaréis actuando con Nosotros, para Nosotros y para vuestros hermanos.

Vuestra persona queda olvidada y ése es el Verdadero Amor, darse por los demás, olvidarse de sí mismo para dar vida a otros. 

Hijitos, sabéis que en los tiempos de dificultad es cuando brotan las Virtudes. 

Les he estado anunciando que tiempos difíciles se vienen, y con esto espero de cada uno de vosotros, la generosidad, tanto en lo espiritual, como en lo humano.

Sabéis, perfectamente, porque lo tenéis en las Sagradas Escrituras, que Yo pago al ciento por uno y a veces mucho más Mis pequeños; cuando realmente, dais de corazón lo que se necesita.

Os he venido pidiendo por todos aquellos hermanos vuestros que no están preparados a bien morir, para que, por vuestra intercesión, éstas almas se puedan salvar. 

No os toca a vosotros en estos tiempos ser jueces, os toca ser almas llenas de Mi Amor, así como Yo en los momentos difíciles de Mi Pasión, en ningún momento blasfemé o deseé algún mal contra los verdugos

o contra todas aquellas personas que en algún momento, recibieron un bien de parte Mío y luego Me pagaron con traición, blasfemias y hasta deseándoMe la muerte en la Cruz.

Es tiempo de benevolencia, es tiempo de perdón, es tiempo de demostrar todo el amor que habéis dejado crecer dentro de vuestro corazón, con todas las Enseñanzas que os he dado a nivel mundial.

Os he dicho y repetido muchas veces, que a Satanás se le va a vencer con el Amor y no portándoos de la misma forma en la que él se porta. 

Si él os ataca, si os blasfema, si os lleva a sufrir de tantas maneras; vosotros no podéis reaccionar de esa misma forma, con grosería, con malos deseos, con destrucción. 

VUESTRA RESPUESTA TIENE QUE SER EL PERDÓN, EL AMOR

“DÉJAME QUE TE AYUDE HERMANO”

Y HASTA TRATAR, EN UN MOMENTO DADO, DE ENTENDER

A AQUELLAS ALMAS QUE ESTÁN TRABAJANDO EN EL MAL

Porque quizá, vivieron en un ambiente de maldad y no de amor, como vosotros lo habéis tenido.

Cada uno de vosotros tenéis un tipo de vida diferente, quizá, también, tuvisteis problemas en vuestra niñez, en vuestra adolescencia, pero Mi Amor os venció.

Mi Amor, en vuestro corazón os llevó por buenos caminos y respondisteis actuando en el Bien, actuando con buenas obras y viviendo en la Paz, que solamente Yo os puedo dar.

Ciertamente hay otros hermanos vuestros que, también llevando una vida difícil cuando eran pequeños o un poco mayores; todo ese dolor, todo eso que sufrieron, lo manifiestan después actuando en el Mal, actuando contra todos los que les rodean,

llevando una vida que deja mucho que desear, causando problemas a su alrededor y con muchas personas con las que tratan; éstas no son almas que saben amar, porque no saben primeramente, PERDONAR.

“PADRE PERDÓNALOS, PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN…”

Eso es lo que os pido Yo ahora Mis pequeños, que actuéis como Yo os enseñé, actuando en el Bien, tratando hasta de querer entender por qué están actuando así,

porque son vuestros hermanos y procurar dispensarlos; eso es amor, Mis pequeños. 

ESO ES LO QUE NO QUIERE VER SATANÁS EN VOSOTROS,

QUE SEPÁIS PERDONAR, QUE SEPÁIS AMAR,

QUE SEÁIS ESOS CRISTOS EN ESTOS TIEMPOS

Porque fue Satanás el que Me llevó al Sufrimiento a la Cruz,

a las blasfemias de los que Me rodeaban, golpes, salivazos, todo ese ambiente fue Satanás el que lo ideó y lo puso en el corazón de ese pueblo, especialmente de sus dirigentes.

No seáis pues como ese pueblo, que no supo amar a su Mesías, que no supo apreciar tantos favores, beneficios, Milagros; pero sobre todo, Mis Palabras evangelizadoras llenas de Amor y de Perdón que les dejé. 

No supieron apreciar todo eso, como tampoco supieron apreciar tantos Milagros y maravillas que sus antepasados vivieron durante y después de que fueron sacados de Egipto.

No seáis igual que ellos, pueblo de cerviz dura, de mal corazón

YO QUIERO EN ESTOS TIEMPOS, OTROS CRISTOS

QUIERO EN ESTOS TIEMPOS, ALMAS QUE SALVEN Y LEVANTEN HERMANOS VUESTROS

QUE ESTÁN CAÍDOS EN EL PECADO, EN LA DESESPERACIÓN Y EN LA MALDAD

Os vuelvo a repetir, éstos son tiempos de amor, ciertamente, veréis caos a vuestro alrededor pero, todo eso, vosotros, los que sí creéis, lo que sí sabéis amar,

los que estáis Conmigo, con vuestra oración, podréis cambiar mucho de los acontecimientos, al vivir vosotros en Mi Amor y al ayudar a vuestros hermanos, a que también, aprendan a vivir en el Amor.

En ningún momento Me consideréis lejano a vosotros como a veces dicen por ahí, que Yo Me alejaré y que Mi Hija, la Siempre Virgen María, también se alejará en estos tiempos de tribulación. 

Ya os había explicado esto antes, de cómo un padre o una madre o un hermano que saben amar, no pueden apartarse en el momento en que el ser querido estará en mayor peligro y tribulación;

especialmente contra un Enemigo muy superior a las fuerzas que tiene vuestro ser querido.

TENERME A MÍ ES TENERLO TODO, no hay escudo más poderoso, no hay recompensa más grande. Usa toda mi Armadura para protegerte del Enemigo, en cualquier momento que ataque; al final de la contienda tú habrás triunfado, no por la fuerza ni por el poder, sino por Mi Espíritu.

Estos son momentos en que Satanás utilizará su gran fuerza contra vosotros, para tratar de destruiros.

Vosotros por vosotros mismos, no tenéis capacidades para luchar contra este ente Maligno muy poderoso, mucho más poderoso que vosotros; 

No sería Amor de parte Nuestra, apartarNos y dejaros solos sin protección, por eso estareMos con vosotros en todo momento.

Acudid a Nosotros, venid y dejad que Nuestro Amor, Nuestro Corazón, os cubran, os protejan, os guíen y dejaos ser amados; para que vosotros también améis a los vuestros, a vuestro alrededor.

Hijitos Míos, al bajar Yo a la Tierra y estar entre vosotros, traje la Luz del Cielo.

Y todos aquellos que Me siguen, que han escuchado Mi Palabra, que la han tomado para sí, para su vida, para que os guíe, para que seáis también Luz, como Yo lo Soy,

Estáis destinados también a ayudar a vuestros hermanos, manteniendo esa Luz con vosotros y anulando la Maldad de Satanás.

Una sombra, al momento en que se acerca la luz desaparece, ya no hay sombra. Cuando hay luz por todos lados, esta sombra, no se produce.

Satanás es la sombra y ante Mi Luz, desaparece y todos vosotros, que sois Luz, debéis estar contentos de que Satanás no os atacará.

Ciertamente, se acercará, pero no podrá contra vosotros, porque, al momento en que se vaya acercando, Mi Luz, en vosotros,

hará que desaparezca su fuerza, no tendrá poder ante vosotros si os mantenéis Conmigo y seguís Mis Pasos entre los hombres.

Mis pequeños, sabéis que estos son Tiempos de Obscuridad y de una obscuridad profunda, el poder de Satanás se ha soltado, porque vosotros no lo habéis detenido, por vuestra falta de Oración,

por vuestra falta de dedicación al tratar de manteneros en estado de Gracia, en amor entre los hombres y siendo un ejemplo como Yo fui entre los hombres.

Ahora, se os hace más fácil confundiros entre los hombres, porque al ser Luz, resaltáis y os empiezan a atacar…

Y ESO MIS PEQUEÑOS ES COBARDÍA,

ES UNA COBARDÍA ESPIRITUAL

Y ESTO SERÁ TOMADO EN CUENTA AL MOMENTO DE VUESTRO JUICIO

Y casi podría deciros que es una apostasía, porque, si ya estabais Conmigo, y por temor a ser atacados, blasfemados por seguirMe,

por estar Conmigo, por hablar de Mi Palabra, por llevar buen ejemplo ante los hombres, Me disteis la espalda,

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

entonces, no estáis siendo los Cristos que Yo quiero que seáis en estos tiempos, y eso para vosotros, serán puntos negativos al momento de vuestro Juicio,

Porque fuisteis en un momento Luz, pero os visteis a vosotros mismos y no quisisteis ser atacados. Y preferisteis, entonces ser sombra, y esto Me duele, Mis pequeños.

Los grandes santos han sido Luz y se mantuvieron en esa Luz y por eso fueron asesinados martirizados, desterrados, porque aquellos que viven en la sombra, no pueden y no soportan estar entre aquellos que llevan Mi Luz.

DICHOSOS DEBÉIS SENTIROS VOSOTROS,

LOS QUE SOIS DESPRECIADOS, ATACADOS, BLASFEMADOS O AÚN ASESINADOS

PORQUE SOIS LUZ,

OS ASEGURO QUE BRILLARÉIS INMENSAMENTE EN EL REINO DE LOS CIELOS

Porque Mi Luz se potencializará allá, porque aceptasteis ser Luz aquí y llevasteis esa Luz ante los hombres.

Manteneos así, Mis pequeños, manteneos llevando Mi Luz. Ser Luz es vivir en la Pureza, en la Santidad, en un Amor profundo hacia Nosotros en Nuestra Santísima Trinidad;

ser Luz, es hablar ante los hombres para llevarles la Verdad, es evitar todo aquello que es malo, todo aquello que no os va a llevar a la perfección, todo aquello que destruye la posibilidad de alcanzar la santidad.

Sed valientes y esto os va a asegurar la vida eterna, con una alegría eterna, porque fuisteis los Cristos de este tiempo y Mi Padre, os lo premiará inmensamente.

Hijitos Míos, debéis volver a nacer. Muchos no entenderéis a qué Me refiero, pero el hombre puede renacer varias veces, y Me refiero a vuestra vida espiritual. 

Vosotros, cuando caéis en pecado grave MORÍS, morís al estado de Gracia. Pero si vosotros en humildad y en amor hacia Mí, arrepintiéndoos de todo corazón os confesáis, al daros la absolución, renacéis.

Ciertamente, el cuerpo no renace, salvo en estos tiempos, que os tengo prometidos, en los que vendrán los Nuevos Cielos, las Nuevas Tierras, va a ser un renacer espiritual y aún, físico en el Universo entero.  

Sí, van a ser momentos bellísimos, que tengo preparados, para aquellos que Me han seguido, que han entendido lo que está sucediendo a vuestro alrededor, pero porque Me lo han pedido y Mi Santo Espíritu os lo ha explicado.

El renacer del hombre tiene que ser continuo, porque también vuestros pecados, son continuos. 

La lucha, la lucha interna que vosotros debéis llevar, para erradicar todo aquello que os hace morir a la Gracia, la debéis vivir continuamente, y esa fuerza espiritual, viene de Mí, y Me la debéis pedir, Mis pequeños,

porque no debéis vosotros, estar muertos a la Gracia y especialmente en estos momentos de la Historia, en donde se pueden cumplir en cualquier momento, las palabras que escritas están de que llegaré Yo vuestro Dios, y seréis juzgados.

Mis pequeños, Satanás está trabajando tremendamente, para apartaros de la Gracia, para que permanezcáis en esa muerte espiritual.

Recordad que mientras estáis en esa muerte espiritual, no recibís Mis Bendiciones; porque aunque Yo continuamente, derramo Mis Bendiciones a los hombres,

NO TODOS TIENEN EL CORAZÓN ABIERTO, NI SU MENTE ABIERTA,

NI SU ALMA LIMPIA A MI GRACIA

Cuando Yo veo un alma limpia, un alma dispuesta a recibir todos Mis regalos espirituales, la lleno hasta que rebose, porque Yo Soy así, Mis pequeños.

Me gusta dar y quisiera deciros que hasta en demasía, porque Me congratulo con esas almas bellas, con esas almas que buscan su santidad, con aquellas almas que quieren estar Conmigo.

Yo gozo las almas buenas, las almas santas, las almas que luchan por mantenerse en estado de Gracia.

Ciertamente por otro lado, tendréis los ataques continuos de Satanás, para que vosotros caigáis de esa Gracia y que muráis a ella.

VOSOTROS NO OS DEBÉIS MANTENER EN ESE ESTADO DE MUERTE, MIS PEQUEÑOS:

TAN PRONTO PODÁIS, LEVANTAOS Y RECIBID MI GRACIA

DEL PERDÓN DE VUESTROS PECADOS

QUE OS CONCEDO MEDIANTE EL SACRAMENTO DE LA CONFESIÓN, O PENITENCIA

MOMENTOS DIFÍCILES ESTÁ PADECIENDO VUESTRO MUNDO Y EL UNIVERSO ENTERO

SON MOMENTOS DE PURIFICACIÓN,

MOMENTOS DE PRUEBA, TANTO ESPIRITUAL, COMO HUMANA 

La lucha espiritual que estáis viviendo, con todo lo que os rodea, que satanás la está manipulando, es para que os quite la paz, que os quite el estado de Gracia,

que os quite la vida espiritual con la que os debéis, vosotros, comunicar con vuestros hermanos.  

A SATANÁS: “Me hiciste caer, pero más vale que huyas ahorita mismo, porque nomás espérate a que me levante y ¡No te daré NINGUNA TREGUA…” AVE MARÍA…!

Ciertamente, la vida espiritual, es íntima, es de vosotros Conmigo, es una vida bella, una vida de amor inmenso, que pocos la entienden cuando no la han vivido.

Satanás tiene envidia de eso, porque la tuvo y la perdió, y cuando ve un alma que vive esa Gracia, del Diálogo Divino, la va a atacar más seguido,

pero no os preocupéis, Mis pequeños, alegraos de esos ataques, porque así sabréis que estáis haciendo el Bien.

DEFENDEOS CON MI GRACIA,

DEFENDEOS CON MI ALIMENTO DIVINO,

DEFENDEOS CON LA ORACIÓN;

TENÉIS MUCHAS FORMAS DE DEFENDEROS CONTRA EL MALIGNO

SANGRE PRECIOSÍSIMA de mi Señor Jesucristo, CÚBREME Y PROTÉGEME de todo mal y ÚNGEME CON TU PODER, para derrotar a Satanás… , 

PERO NO OS PREOCUPÉIS,

DE LO QUE SÍ OS DEBÉIS PREOCUPAR ES DEL TENERME EN VUESTRO CORAZÓN Y NO PERDERME

 Los ataques vendrán, pero eso hará que vosotros os fortalezcáis más y tarde o temprano,

los ataques de Satanás ya no os preocuparán tanto, porque Mi Gracia vivirá plenamente en vosotros.

Ayudad a todos aquellos que veáis que necesitan que Yo viva en ellos.

Me duele mucho ver a tantas almas que distraídas están con el Mundo. Satanás os distrae, os aparta de lo que el alma debe tomar para alimentarse,

pero ellos no se dan cuenta, viven para lo superfluo, en lo que no sirve para su crecimiento espiritual.   

No hay Caridad que transmitan, no hay vida íntima Conmigo, parecen estatuas que caminan, estatuas sin sentimientos, ni para Mí, ni para con sus hermanos a su alrededor;

Exactamente ASÍ, es como nos vemos espiritualmente, cuando estamos muertos por la Lujuria… y CON LLAGAS DE LEPROSOS QUE ¡CÓMO APESTAN!…

Parecen muertos en vida y es una realidad, Mis pequeños. 

Cuando el alma no se alimenta con todo lo que Yo os puedo dar, esa alma está muerta, no sirve, podría decir que se ha desperdiciado, 

y eso, Me duele mucho, porque un alma y sus acciones valen muchísimo, valen mucho más que todas las riquezas del Mundo o del Universo.

Ya os he explicado antes sobre el valor del alma ante Mis Ojos, pero son tantos, tantos, de vuestros hermanos a los que no les importa vivir en Mí y para Mí,

que Me duele, porque Yo Me di en totalidad por cada uno de vosotros y seguís viviendo como sombras en el Mundo, y digo sombras, porque ni luz transmiten.

Orad, pues, Mis pequeños, tanto por vuestra santificación, como por vuestra propia santificación y por el crecimiento espiritual de vuestros hermanos, por lo menos, por el crecimiento necesario para su salvación. 

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo:

que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/mensajes/