Archivos diarios: 7/01/20

FLAGELO DE FUEGO EN AUSTRALIA 1


PROFECÍAS Y REVELACIONES

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

15 DE SEPTIEMBRE DE 2010

Hijos amados:

Soy Compasivo y Misericordioso, esperaré el retorno de Mi Pueblo. La Tribulación les traerá a Mi Regazo, NO, porque Yo sea castigador. Mi Amor ha dado libertad de obra y acto a todos Mis hijos, y han elegido el camino doloroso.

La Creación Me alaba, (cfr. salmo 8) el hombre me destierra.

LA CREACIÓN LE RECLAMA AL HOMBRE SU INDIFERENCIA CON MI CASA.

LA CREACIÓN SE HA REBELADO CONTRA EL HOMBRE.

Oren por Méjico.

Oren por Estado Unidos, el dolor llega.  

Oren por Australia, las lágrimas correrán.

HIJOS, MANTENGAN LA FE.

MI IGLESIA PREVALECERÁ, EL MAL NO VENCERÁ,

MANTENGAN LA FE.

Mi Madre será en todo momento Protectora de Mi Pueblo, Reina y Abogada de la humanidad, Consuelo de los afligidos. Es Madre y Maestra.

No desatiendan los llamados de Mi Casa, no sea que el calor del pecado se torne físico.

Vengan a Mí, los pecadores arrepentidos, Mi Amor es Infinito.  

22 DE JULIO DE 2012

Amados hijos, el mantenerse confiando y alimentándose de Mí, les lleva a mirar con claridad. El hombre se ha enemistado con la Creación, la ha herido y Ésta gime. Su gemir lleva al hombre al dolor, la Tierra no se detiene en su continuo estremecerse.

El aire variará su curso normal y esto traerá un marcado y estrepitoso cambio de las estaciones, ante el cual el hombre no se encuentra preparado. El agua ha sido contaminada, lo será nuevamente causando estragos físicamente al hombre. El hombre es presa de su misma tecnología, de su orgullo.

Oren, Mis hijos, oren por Australia.

Oren, hijos, oren por Chile.

Oren, hijos, oren por Méjico.

Oren, la Oración no es hueca, conlleva petición, ofrecimiento, alabanza, adoración, penitencia y clamor.

No oren solo con la palabra sino con cada buen acto hacia sí mismos y hacia el prójimo.

Oren acudiendo al llamado evangelizador del cual son partícipes todos Mis hijos.

9 DE JUNIO DE 2016

Pueblo mío, mi Voluntad no se detiene, continúa con el Gran Proyecto de la Salvación…

para esto les he llamado, quienes obedezcan y cumplan, culminarán Mi Obra, quienes se nieguen, me negarán a Mí.

Oren hijos Míos, oren por Ecuador, padecerá nuevamente y sus volcanes despertarán.

Oren hijos Míos por Argentina, la tierra de paz será tierra de dolor aunado al flagelo de la Naturaleza.

Oren hijos Míos, oren, AUSTRALIA SERÁ FLAGELADA.

Oren, el sol será pesar para la Humanidad.

Oren hijos Míos, Europa llorará lágrimas de sangre, el flagelo del terrorismo no se detiene.

Pueblo Mío, Yo Me encuentro en el interior de cada uno. No se rebelen cuando les corrijo, no Me alejen cuando les llevo hacia Mi Verdad.

No olviden que lo creado por el hombre mismo es totalmente cambiante…

Acérquense a Mí que “Soy el que Soy” (Ex .3, 14).

LA SANTISÍMA VIRGEN MARÍA

9 DE MARZO DE 2011

¡Cuánto se cierne sobre la humanidad a causa del odio que ha tomado posesión poco a poco del hombre! Un corazón endurecido, un corazón de piedra, únicamente es doblegado por el Amor.

Sean ustedes recipientes nuevos donde mi Hijo coloque el vino nuevo; el mejor vino, el vino del amor.

Llegará el instante en que el sol se cubrirá y las estrellas no alumbrarán, entonces, ustedes: recipientes nuevos, barro nuevo moldeado por el Gran Alfarero, serán llenos de aceite bendito, y cual antorchas de luz, iluminarán la Tierra.

No teman. El temor no debe invadirles. Éste debe ser superado por la fe en la presencia, en el amor y en la Misericordia de Mi Hijo, en Mi custodia, en Mi guía. Moro en ustedes.

REFLEXIONEN, RECAPACITEN, CONVIÉRTANSE.

ES URGENTE, ES URGENTE, ES URGENTE.

Un Jinete cabalga sobre la Tierra, y el hombre, con su corazón ennegrecido derrama su Odio contra sus semejantes.

Oren por Australia, lamentará.

Oren por MÉXICO, sufrirá.

Oren por Alemania, padecerá.

Oren por Guatemala, el dolor llegará.

8 de diciembre de 2012

Oren, amados hijos, oren. Japón traerá nuevamente gran calamidad a la humanidad.

Oren, oren por Australia, hijos; oren por Australia.

En este instante en que todas las estrellas que cubren Mi Manto parpadean fuertemente para que ustedes gusten de ellas y miren hacia lo alto, les invito a orar por Medio Oriente para que no continúen permaneciendo ignorantes a la realidad y a la verdad de este Instante.

14 de noviembre de 2014

Amados Míos:

Amados Míos, se acerca el instante en que cada uno deberá juzgarse a sí mismo y por breves instantes conocer su interior, el obrar y actuar de su vida.

ANTES DE QUE ESTO LLEGUE A USTEDES, CONVIÉRTANSE, ACEPTEN A MI HIJO Y ALÉJENSE DEL MAL.

Amados Míos, unidos en Mi Vientre, Arca de la Nueva Alianza, les invito a orar por Estados Unidos. Mis hijos padecerán grandemente ante la soberbia de sus gobernantes.

Amados Míos, les invito a orar por Australia, padecerá la furia de la Naturaleza.

Septiembre 29 de 2005

Habla Dios Padre

En los tiempos del Diluvio, antes de que éste se diera, los hombres comían, bebían, se casaban, trabajaban; se les dio Mi Palabra, se les dio el conocimiento de que si no cambiaban, el castigo vendría…

Y sucedió Mis pequeños, el hombre no entendió, no quiso poner de su parte.

Estos son tiempos previos al Gran Cambio. El hombre sigue comiendo y bebiendo y casándose, pecando y pecando gravemente. Mi Palabra ha llegado a todos los confines de la Tierra a través de Mis videntes y profetas.

El hombre sigue tapándose sus oídos, cerrando su mente y su corazón a todo lo que venga de Mí.

Os quise hacer un bien Mis pequeños, porque os amo; os previne, porque os amo; quise vuestra salvación, porque os amo;

PERO VOSOTROS LOS QUE NO QUISISTEIS SEGUIRME,

LOS QUE NO QUISISTEIS CAMBIAR,

SUCUMBIRÉIS, COMO SUCUMBIERON AQUELLOS HERMANOS VUESTROS

QUE SUCUMBIERON BAJO LAS AGUAS EN EL DILUVIO

Es vuestra terquedad, es vuestra tontería lo que va a hacer que vosotros sucumbáis. Mi Misericordia se ha derramado abundantemente, avisándoos, perdonándoos vuestros pecados, dándoos todo lo necesario para vuestro cambio.  

Milagros por aquí y por allá, consejos, vida espiritual, que no quisisteis escuchar.

Amor, el Verdadero Amor, olvidado está; el Amor Puro y Santo lo habéis cambiado por el amor pecaminoso.

El conocimiento de lo Divino, lo que os iba a hacer crecer en lo espiritual para entrar al Reino de los Cielos, lo habéis cambiado por las cosas del mundo, que os han llevado a una torpeza, tanto intelectual como espiritual.

¿Creéis que lo que habéis aprendido y que os ha llevado a conocer más de la tecnología que ahora os rodea, os va a hacer mejores?

Mis pequeños, Satanás también os puede llevar a conocer cosas que os desvían y os llevan a tecnologías superiores a las que conocéis, pero que os distraen de las Verdaderas cosas que debéis conocer.

Y así os ha manipulado Satanás, llevándoos a creer que lo que tenéis ahora en tecnología y avances nuevos que gozáis, os van a dar la felicidad eterna y no es así, Mis pequeños.

Si os dais cuenta, en lugar de haber crecido en lo espiritual, la humanidad ha decaído, porque os ha facilitado la vida,

OS HA QUEDADO TIEMPO PARA EL OCIO Y LA MALDAD,

NO HABÉIS APRENDIDO,

NO TENÉIS LA SABIDURÍA SANTA

porque no la pedisteis, porque no la buscasteis, para que pudierais discernir en lo que era bueno para vuestra alma y lo bueno nada más para vuestro cuerpo, como lo que ahora tenéis.

Seguís limitados, vuestro cuerpo aún teniendo lo que tenéis, sigue estando limitado, sufre con enfermedades, sufre con la muerte.

Si estuvierais Conmigo, si hubierais vivido para Mí, si hubierais actuado en Sabiduría, las capacidades que Yo le voy a regalar a las almas que se han mantenido en Mí, bajo Mi Voluntad y confianza, son infinitamente superiores a lo que ahora tenéis y gozáis.

No habéis crecido en Sabiduría, habéis decrecido y os llenasteis de tontería y ésta os va a costar muy caro, Mis pequeños.

Habéis sufrido, y mucho sufriréis eternamente, por no haber hecho caso a lo que Yo os daba, vuestro Diluvio, vuestro exterminio, está ya a la vuelta de la esquina.

Segundos os quedan Mis pequeños, no entendisteis, sufriréis

Y NO QUISE QUE SUFRIERAIS,

OS DI TODO PARA QUE REGRESARAIS A MÍ SIN SUFRIR,

PERO NO QUISISTEIS ENTENDER

Hijitos Míos, estáis viendo cómo las fuerzas de la Naturaleza se desatan ahora contra el hombre, contra todo lo creado, las fuerzas satánicas están tratando de eliminar todo aquello que Yo creé con Amor.

Yo os creé para consentiros, para que estuvierais a gusto, como en el Paraíso.

Desastres naturales fortísimos se darán por doquier e irán destruyendo muchos seres humanos, eliminando así, a aquellos que no quisieron estar Conmigo.

Os he dicho que protegeré a los que están Conmigo, porque, ellos, serán la semilla que germinará para iniciar un Nuevo Mundo.

Desastres naturales, porque, ya, la misma Naturaleza no os soporta. Ya no sois aquellos, en los cuales Mi Padre confió y que fuisteis depositarios de todo lo Creado. 

Os dio la Naturaleza para que la cuidarais y que ella, con alegría y en agradecimiento a los cuidados, de parte vuestra, os agradecería con sus frutos,

y no habéis hecho lo que Mi Padre os pidió y le hicisteis caso a Satanás, y la Naturaleza está sumamente herida por vuestro mal trato.

Algunos se aprovecharon de ella para enriquecerse, sin importarles el daño y el dolor que le causaban a la Naturaleza.

Os he dicho, que la Naturaleza entera tiene vida, y esa vida la ibais a gozar vosotros, cada uno de vosotros y la destruisteis.

 LA NATURALEZA SERÁ RESTAURADA,

PERO ANTES DE ESO, ELLA SE VOLVERÁ CONTRA EL HOMBRE

Y DESASTRES TREMENDOS BROTARÁN DE LA TIERRA 

El fuego se esparcirá por todos lados, el ambiente se volverá pesado y nauseabundo, los ríos perderán sus aguas cristalinas y, el mar, alterado, provocará la muerte de sus habitantes.

Será tarde cuando lloréis, por todo lo que sucederá, se os avisó con tiempo, se os recordó infinidad de veces y creísteis que podíais hacer con la Naturaleza lo que quisierais y no fue así, Mis pequeños, no fue así.

Yo he de cuidar a los Míos, a los que, de una forma u otra, lucharon por defender lo que Yo os di, para que lo cuidarais.

Estos son tiempos de Juicio, tiempos en que se pondrá en la balanza lo bueno que hicisteis, contra lo malo que causasteis.

Llorad, ya, desde ahora, Mis pequeños, por los dolores que causasteis a vuestro alrededor, pero, recordad que vosotros mismos los produjisteis, 

YO NO OS ESTOY ENVIANDO NADA DESAGRADABLE

ES SATANÁS Y LA MISMA NATURALEZA,

LOS QUE OS VAN A CASTIGAR 

Yo iré cuidando a los que he prometido salvar y proteger.

Vosotros los que Me disteis la espalda y que preferisteis trabajar para Satanás, esperad a ver cómo os trata, en estos momentos de Tribulación, aquél a quien seguisteis,

Satanás os prometió mucho, ahora veréis cómo actúa en la mentira y no os dará lo que tanto os prometió.

Porque ya estáis viendo cómo vuestro mundo se está convulsionando, cómo el sol os está afectando, cómo lo invisible que existe en el Universo, en vuestra atmósfera, en todo lo que os rodea,

se está volviendo en vuestra contra y esto, por el Pecado cometido por vuestros Primeros Padres; pero que vosotros, en lugar de eliminarlo de vuestra vida, lo fuisteis aceptando.

Todos los astros se convulsionarán, las estrellas caerán, los mares y ríos cubrirán la tierra, los volcanes vomitarán fuego y lava, el aire se volverá irrespirable.

Hedor a muerte habrá por todos lados, no sabréis hacia donde correr, hacia donde protegeros porque, además de la maldad que veréis de la Naturaleza,

que os atacará por vuestro pecado, también todos aquellos que se han vendido a Satanás, os atacarán. 

Por tanto tiempo os previne y os traté de quitar éste dolor tan grande que tendréis, y no quisisteis entender.

Lloraréis amargamente porque perderéis todo aquello en lo cual habíais puesto vuestras esperanzas, tanto en lo humano como en lo material.

Perderéis vuestros bienes, a vuestros seres queridos, será una prueba fuerte, en donde os tendréis que mantener, si realmente Me amáis, en Fe y en Amor

sin reprocharMe nada, simplemente aceptando Mi Voluntad, y Mi Voluntad de éste tiempo es vuestra Purificación,

 porque habéis vivido en el error, aceptándolo y además, dándoMe vuestra espalda y no aceptando seguir con lo que Yo os he mandado, que es para vuestro bien.

Os arrodillaréis, pediréis perdón, Me ofreceréis vuestro sacrificio y vuestros dolores.

Aceptaréis todo esto que veáis negativo para vuestra vida y para vuestra comodidad, para purificación de vuestras propias faltas y la de vuestros hermanos

Y así como Mi Hijo se dio por vosotros, sufriendo en silencio, orando, aún por Sus verdugos y por aquellos que Lo blasfemaban, vosotros haréis lo mismo.

callados, aceptando lo que llegue a vuestra vida, siendo otros salvadores para el género humano.

Mis pequeños, poco hace el hombre para tratar de contrarrestar toda ésta maldad, todo éste ataque de Satanás.

Poco a poco el hombre se irá dando cuenta de que esto no es normal, que se ha salido ya totalmente de lo que llaman cíclico y que los mismos científicos tratarán de convencer al hombre que esto es normal.

NO, MIS PEQUEÑOS, AHORA ES AGUA,

ESPERAD EL FUEGO

VENDRÁN VIENTOS HURACANADOS CON CALORES TREMENDOS

QUE ARRASARÁN PUEBLOS Y NACIONES

Mis pequeños, os aviso todo esto, para que podáis contrarrestar toda ésta Maldad, todo éste daño que os quiere hacer Satanás.

Tenéis el poder en vuestras manos, tenéis Mi Poder en vuestro corazón, tenéis Mi Poder dentro de vosotros.

Yo ya estoy con vosotros, Os amo, Os protejo, Os quiero de regreso y eso es lo que trata de evitar el enemigo, que estéis de regreso nuevamente en el lugar en donde seréis consentidos por toda la Eternidad.

No os preocupéis tanto por vosotros mismos, sino por los vuestros, por aquellos de vuestros hermanos que se han apartado de Mis Leyes y de Mi Amor.

A vosotros os he dado mucho, conocéis todas éstas cosas porque así lo he querido Yo. Habéis sufrido y con el sufrimiento habéis ganado éste gran premio, conocer Mi Voluntad.

Todo cuesta, Mis pequeños, vuestra salvación le costó a Mi Hijo, ahora deberéis vosotros ganar la salvación para vuestros hermanos. Ganándola para ellos, ganaréis la vuestra propia.

Ésa es la Ley del Amor, darse por el hermano, Mi Hijo os la enseñó. Ya éste es el tiempo en que debéis daros por vuestros hermanos, mucho se os ha dado,

conocéis mucho más que la gran mayoría de vuestros hermanos, el compromiso es mayor, pero el Amor también se derrama fuertemente sobre vosotros, y también Mi protección sobre vosotros es total, no temáis, Mis pequeños.

Vuestro trabajo, vuestra misión, es loable, es grande, es inmensa, grande a Mis Ojos, así seréis también recompensados, no temáis, Mis pequeños, porque cuando teméis, cuando dudáis, hacéis daño a Mi Corazón.

Os falta confianza todavía, Mis pequeños, pero Yo iré quitando de vuestro corazón y de vuestra mente todo aquello que pueda afectar la obra que debéis hacer para Mí, vuestro Dios.

Amad, amad aún a aquellos que os hagan daño, os lo he repetido mucho, Mis pequeños, el hombre no entiende esto porque todavía está muy afectado por el pecado.

Hay mucho error en vuestro corazón, no os queréis dar totalmente, porque veis la maldad del hombre, antes de ver que es vuestro hermano,  que vuestro hermano os necesita y que recibirá Mis Bendiciones a través de vuestra oración por él.

Es Mi grey, sanadles, levantadles, llevadles nuevamente a ésa posición de hijos del Rey, a través de vuestra misión, a través de vuestra donación, a través de vuestro ejemplo, a través de vuestro consejo.

¿Veis, Mis pequeños, cómo se abre el panorama de vuestra misión? Así pues, Mis pequeños, levantaos y no temáis, haced grandes cosas para vuestro Dios.

Mucho todavía Me tendréis que dar, dadMe, dadMe muchas almas, Mis pequeños, ¡hay tantas que necesitan de Mi Presencia en su corazón!

Vuestro silencio y vuestra aceptación valdrán muchísimo más que infinidad de palabras que podáis decir. Actuaréis en humildad, sabiendo que dañasteis Al que es inmensamente Grande y Poderoso, que Soy Yo, vuestro Dios.

Os quisisteis poner arriba de Mí, no Me amasteis ni respetasteis como debierais. Ahora conoceréis Mi Poder, Mi Amor,

conoceréis cómo Me dañasteis y vuestro dolor y vuestro sufrimiento, aceptado en humildad, aceptado con amor, como Mi Hijo, reparará vuestros pecados y vuestro olvido a vuestras obligaciones para Conmigo.

Os salisteis del camino que tanto Yo, como Mi Hijo, os habíamos marcado para que alcanzarais vuestra perfección, os aliasteis con el enemigo y con eso perdisteis mucho,

porque Yo os llevaba hacia la perfección y hacia grandes cosas que aliviarían vuestra estancia sobre la Tierra, vuestro camino en vuestra misión,

pero el pecado y la envidia de Satanás, a través de aquellos que fueron vuestros superiores en los gobiernos de la Tierra, os mantenían siempre atrás, detenidos,

sin dejar que los avances que Yo os quería dar, se dieran, porque así es Satanás, egoísta, malvado, destructor.

Pudisteis haber hecho tanto con vuestra donación, con vuestra oración, con una lucha constante por manteneros firmes en las Verdades que Yo os di,

Viviendo las Virtudes, viviendo Mis Sacramentos, Sacramentos que son Tesoros para el ser humano y los despreciasteis.

 ¡CUÁNTO TENDRÉIS QUE PAGAR, MIS PEQUEÑOS, POR VUESTROS ERRORES!

¡CUÁNTO DOLOR SE DARÁ EN ESTOS TIEMPOS!

¡CUÁNTAS LÁGRIMAS SE DERRAMARÁN!

Y TODO POR VUESTRO ERROR, POR VUESTRA NEGLIGENCIA,

POR NO HABER ESCUCHADO Y ACTUADO A TIEMPO

Todo se detendrá cuando vosotros os arrodilléis, cuando pidáis perdón desde lo más profundo de vuestro corazón, cuando imploréis Mi Misericordia sobre vosotros,

porque no es lo mismo pedir Misericordia, en estos momentos que no estáis sufriendo, a pedir Misericordia cuando estéis llenos de llagas y de dolor.

Cuando vea a una humanidad arrepentida, cuando vea amor entre los hombres, todo se detendrá para vuestro bien, Mi Amor cubrirá toda la Tierra

y veréis al Hijo del Hombre bajar de entre las nubes para convivir con la nueva generación ya purificada, con la nueva generación que empezará el Amor Verdadero sobre la Tierra,

Mi Amor en pleno en cada uno de los corazones de los que serán escogidos para iniciar los Nuevos Tiempos.

Seréis  como el pueblo judío sacado de Egipto, sufriendo tribulaciones, pruebas, purificaciones hasta llegar a la Tierra Prometida,

aún podéis acortar el tiempo de vuestro sufrimiento si entendéis éstas Palabras, os arrodilláis, pedís perdón y lográis un cambio verdadero de vida, a través de la Gracia, que quiero Me pidáis de todo corazón.

Os podéis ayudar y ayudar a vuestros hermanos a que éste cambio no sea tan difícil, pero tenéis un corazón tan duro y no creéis en lo que os digo,

que hasta que no empecéis a padecer los momentos difíciles de vuestra purificación, entenderéis.

Aún a pesar de todo lo que sufriréis, Yo estaré con vosotros, nunca Me apartaré de vosotros, sois Mis hijos, os amo,

pero también los hijos necesitan una lección de vida para enmendar sus faltas y así aprender a cómo comportarse según el padre les ordena, porque siempre es para su bien.

Confiad en Mí, Mis pequeños y llamadMe en todo momento cuando más Me necesitéis. 

Desconfiad de vosotros mismos, porque vuestra soberbia os puede llevar al error y si entráis en el error, satanás fácilmente hará presa de vosotros

y posiblemente no salgáis del error a donde os lleve. Confiad, confiad en Mí, que no os fallaré.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.