Archivos diarios: 22/01/20

GENOCIDIO ESPIRITUAL


Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria…

Enero 21 de 2020

Habla la Santísima Virgen María

Mis pequeños, Yo Soy la Siempre Virgen María, Mi Corazón se duele al ver la respuesta del hombre hacia el Amor de vuestro Dios.

La apatía invade los corazones, Satanás ha logrado iros apartando de lo que debe de ser la vida espiritual del hombre para con su Dios.

 Os ha llevado a buscar cosas superfluas, cosas que van minando vuestra espiritualidad. El hombre se distrae fácilmente con las cosas del Mundo y va olvidando sus obligaciones que tiene para con su Creador.

La Oración, la gran mayoría de vosotros, la habéis hecho a un lado, siendo que la Oración es la unión íntima con vuestro Dios.

Vosotros no podéis amar a alguien, si no lo conocéis en lo profundo, y la Oración es la forma de conocer en lo profundo a Nuestro Dios.

Esa vida de Oración profunda; la habéis hecho a un lado, la habéis menospreciado; buscáis más las emociones que os producen las cosas del Mundo y no buscáis ya más, la vida espiritual que ciertamente, no os van a dar esas emociones humanas que vosotros buscáis ahora.

Pero sí tendréis una vida espiritual muy grande si realmente la buscáis, que hasta os puede llevar al éxtasis de Amor, que es muchísimo más bello que cualquier emoción humana, que vosotros podáis alcanzar a través de todo lo que os da Satanás.

La vida espiritual es vuestra vida real, que vosotros debéis buscar, porque es una preparación para vivirla eternamente.

Satanás os lleva a minimizar lo que es esta vida espiritual, os hace creer que es aburrida que no la debéis buscar, porque hay cosas de la Tierra que son más emocionantes que seguir. 

SI VOSOTROS MIS PEQUEÑOS, VIVIERAIS POR UN MOMENTO,

LO QUE SON ESAS EXPERIENCIAS MÍSTICAS,

DEJARÍAIS TODO, TODO LO HUMANO, IPSOFACTO

 Porque lo de Dios, es muchísimo más grande y perfecto que todo lo humano, que aún aquello que Satanás ha creado para distraeros y llevaros por caminos erróneos.

Debéis pedir el Don de Discernimiento, para que os deis cuenta del engaño a donde os ha llevado Satanás y sobre todo, cómo habéis desperdiciado, horas, días, años, de vuestra existencia,

Dejándoos guiar por Satanás y desperdiciando la vida espiritual que os da Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad.

Os repito, que todo esto lo habéis estado perdiendo por la falta de esa vida espiritual a donde os lleva la Oración profunda.  

La Oración profunda os abre nuevos horizontes que vosotros mismos no conocéis y que aún, muchos hermanos vuestros, ministros de Mi Iglesia, no conocen.

porque ellos mismos también, se han separado de la Oración y de la vida profunda que os lleva a la alabanza, por seguir a Mi Hijo, paso a paso.

Buscar a Mi Hijo, meditar Su Palabra, meditar Sus Acciones, meditar Su Vida, os lleva a la santidad.

Debéis pedir ayuda a Mi Esposo, el Espíritu Santo, para que podáis entresacar de las Sagradas Escrituras, toda la Sabiduría Divina y al salir pueda fortalecer vuestra Fe y vuestro Amor hacia vuestro Dios.

Estáis caminando por el Mundo, pero un Mundo que es adverso a la Verdad, es adverso al Amor, es adverso al Cielo mismo y no os queréis dar cuenta de ello.

Solamente queréis gozar, queréis vivir el momento, queréis pasarla bien. Ya no os importa pecar, ya no os importa vivir a espaldas de la Ley de Dios, solamente buscáis vuestro bien.

La apatía espiritual os ha invadido y eso es muy grave Mis pequeños, es muy grave, porque estáis desprotegidos. 

Vosotros creéis que viviendo así, os estáis liberando de las obligaciones que tenéis para con Nuestro Dios y estáis en un error.

Las obligaciones persisten, pero vosotros las tomáis como algo que os va a quitar vuestra libertad, que os va a limitar vuestra manera de ser, que no os podréis divertir como vosotros quisierais en este Mundo, en el cual Satanás, os muestra una mentira continua.

Y lo malo que sucede en vuestra existencia es que, como estáis dándoLe la espalda a Nuestro Dios, no sabéis ver la mentira que os rodea y tampoco sabéis ver la Verdad que se os regala.

En resumen, por esa apatía en la que vivís, sois presa fácil de Satanás, estáis totalmente desprotegidos y vuestra Vida Eterna pende de un hilo,

de un hilo muy delgado que está por romperse, que es vuestra vida, y que os puede llevar a vuestra condenación eterna.

No queréis entender, ni siquiera queréis meditar en estas Verdades que se os exponen para liberaros del Mal y llevaros al Bien Supremo.

No queréis vivir según lo que Nuestro Dios y Señor os ofrece y os promete. Y os queréis mover en este Mundo sin ninguna obligación y sólo buscando el satisfaceros en lo personal.

Ese es un egoísmo inmenso a donde os ha llevado Satanás, que penséis solamente en vosotros y que no veáis por el Bien de vuestros hermanos, que ese fue el Principio Divino por el cual vino Mi Hijo a la Tierra a salvaros.

Vino a salvar al prójimo, vino a salvar a Sus hermanos, Se dio por cada uno de vosotros.

En la Cruz dijo ante Mi Presencia, viendo a Juan y en él a toda la humanidad, que Se daba por vosotros, que sois también, hijos Míos.

Y por eso estoy aquí Mis pequeños, recordándoos nuevamente que estáis viviendo en un error, que os estáis dejando mover por la Maldad.

Y lo peor de todo, es que habéis dejado que vuestra maldad acalle vuestra conciencia, que es la Voz de Mi Esposo el Espíritu Santo,

AVISÁNDOOS Y ADVIRTIÉNDOOS DEL ERROR EN EL QUE ESTÁIS

Y DE VUESTRA POSIBLE CONDENACIÓN ETERNA,

SI NO CAMBIÁIS DE RUMBO EN VUESTRA EXISTENCIA

Todo este mal que estáis viendo a vuestro alrededor y que está invadiendo a Mi Iglesia, a las familias, a la sociedad entera, solamente os puede llevar a un gran mal.

Tenéis en la antigüedad, el ejemplo de cómo Nuestro Dios y Señor eliminaba la maldad del Mundo para salvar a las almas justas.

Y necesariamente, todo lo que estáis viendo y viviendo, os va a llevar nuevamente a eso, a una Purificación, ya anunciada muchas veces, para estos tiempos.

Os seguiMos avisando, os seguiMos insistiendo que cambiéis, que volváis a la Verdad, que retoméis el rumbo que os va a llevar a la salvación eterna.

Ciertamente que no os podeMos obligar, pero si fuerais sabios y sencillos, las señales que se están dando alrededor del Mundo, os debieran ya avisar de que algo muy fuerte está por venir.

El que Nuestro Dios y Señor vaya permitiendo que se vayan dando acontecimientos en un lado y en otro de la Tierra, os están avisando para que cambiéis.

Os ama vuestro Dios, vuestro Creador, os ama inmensamente.

Y a través de estos acontecimientos dolorosos que se están sucediendo alrededor del Mundo, os debieran mover hacia la conversión, hacia el arrepentimiento, pero no lo hacéis.

¿QUÉ PASARÁ CUANDO TODO SE VENGA DE REPENTE Y NO ESTÉIS PREPARADOS?

Le echaréis nuevamente la culpa a Nuestro Dios, diciéndole que es injusto que no os ayudó a pasar la prueba, que os tomó desprevenidos.

Así sois Mis pequeños, vosotros sois los ingratos, los injustos, los malos hijos.

Vuestro Padre, vuestro Dios, os está anunciando, a través de los acontecimientos de la Naturaleza, que algo fuerte va a pasar, pero no queréis cambiar, no queréis volver a retomar Sus Leyes y vivir en Su Amor.

Entended que quereMos vuestra salvación eterna, no fuisteis creados, para posteriormente, sufrir una condenación eterna.

Fuisteis creados en el Amor, fuisteis creados para producir amor, fuisteis creados para morir en el Amor, fuisteis creados para luego, vivir eternamente en el Amor.

Ved la diferencia a donde os lleva Satanás y ved la diferencia a donde os lleva vuestro Dios y Creador.

Satanás os lleva a lo superfluo, os impide meditar en vuestro futuro eterno, os hace ver solamente el hoy, el momento.

Os lleva a vivir día a día el gozo carnal, al pecado sin que esto os lleve a una tribulación espiritual, convenciéndoos de que no hay de que preocuparse por aquello a lo que se le dice “pecado”.

Os hace creer que no existe y vosotros os lo creéis, pero la realidad es otra, Mis pequeños, hay un Cielo y también hay un Infierno.

Hay un Cielo para los que están con Nuestro Dios y hay un Infierno para aquellos que siguieron a Satanás.

Vuestro error y vuestra falta de Sabiduría, os puede llevar a una condenación eterna, que existe y que sufriréis eternamente. Meditad esta palabra: ETERNAMENTE, no hay ya posibilidad de salir del Lugar del Castigo.

PREPARAOS MIS PEQUEÑOS,

LOS ACONTECIMIENTOS SE ESTÁN DANDO, LOS ESTÁIS VIVIENDO

PERO FALTA TODAVÍA, LO MÁS FUERTE 

Recordad que se os avisó en muchas formas y no tendréis manera en que Le podáis decir a vuestro Dios que no supisteis lo que estaba pasando, que os tomó desprevenidos.

 No, Mis pequeños, todo se os ha avisado, lo sabéis perfectamente; pero le seguís dando la espalda al Amor de vuestro Dios.

Son 12, son el grupo de los 12, como así se dicen, los que ahora manipulan al Mundo entero.  Son los de la casta farisaica y los entrenados por ellos, los que manipulan la historia de los pueblos.

Sí, Mis pequeños, os dije que era éste el tiempo de denunciar los errores y las maldades de Satanás en el Mundo. 

Los Bienes del Cielo son ahora pisoteados, ultrajados, atacados sacrílegamente por estos personajes y esto ya no puede seguir así. 

Vuestro Dios os ama y El constantemente ve por Sus creaturas,  aunque vosotros no le hagáis el caso que El merece.

Estos 12 personajes, que se encuentran en los países más poderosos o en los que en la actualidad pueden afectar más al género humano, tienen la consigna de sembrar el terror y la destrucción a todos los niveles.

Estos son 12 personajes, varios de ellos muy conocidos entre vosotros, por los que debéis orar muy fuertemente. 

No os quiero dar nombres, pero ya podéis imaginaros algunos de ellos, para que no entréis en una “cacería de brujas”, lo que Yo os pido es mucha oración, ayunos, sacrificios por ellos, porque son tan hijos de Dios como lo sois vosotros.

Son gente que se dejó engañar por las infames promesas del Maligno, por los espejismos de poder y de gloria, mundanos; son gente que prefirió el oro del mundo a las riquezas sobreabundantes del Cielo. 

Por ello, Mis pequeños, nuevamente, os imploro oración, ayuno, penitencia, porque ellos mismos no se han dado cuenta del engaño en el que están.

Y que por estar cegados por las promesas de poder que les ha ofrecido el Demonio, no se imaginan el golpe tan fuerte que van a recibir, cuando el mismo Maligno ya que los haya utilizado, los traicione.

Son gente que vosotros veis como malos, porque están provocando guerras, destrucción de todo tipo, sobre todo de la espiritual.

  Son gente de mucho poder, que la soberbia del Mal ha hecho que ellos se sientan como dioses, con las facultades de dar vida o muerte cuando ellos quieran. 

Sí, se han vuelto “odiosos” ante vuestros ojos humanos, porque han desestabilizado todo, han provocado tales irregularidades, que ya nada se ve normal ni cae dentro de parámetros conocidos con anterioridad. 

Ya no podéis hablar de seguridad en la calle, en los bancos, en la familia, en los gobiernos ni en Mi propia Iglesia, os han llevado a ése caos de inseguridad humana,

con la finalidad de que os olvidéis de vuestro Dios por estar pensando solo en cómo resolver vuestros problemas mundanos.

Reconoced que estáis luchando contra un Ser muy inteligente que os está queriendo destruir y su mayor triunfo ha sido el de haber destruido la Fé.

Que ya varias veces os he dicho, que pase lo que pase NUNCA perdáis la Fé y la confianza en vuestro Dios, porque de El, sólo Bien puede salir. 

Lo único que frene a vuestro Padre a derramar Sus Bendiciones sobre cada uno de vosotros, es el estado de Gracia de vuestra alma y la confianza que depositéis en El.

Mis pequeños, estáis en estos momentos en la guerra más sanguinaria que ha tenido la historia de la humanidad y no es la muerte de cuerpos lo que le preocupa a vuestro Dios, sino la muerte de almas. 

Esta es una lucha espiritual en dónde os estáis presentando ante vuestro enemigo sin armas, os ha desarmado previamente con su astucia, al quitaros a vuestro Dios de vuestro corazón, de vuestra vida, de vuestros principios, de vuestra conciencia; estáis ante él como corderitos y él como inmenso Dragón dispuesto a devoraros. 

Se ríe ante vosotros, se burla de vuestro Dios, se creé muy inteligente, más que vuestro Dios; porque le está quitando a Sus creaturas y las está devorando fácilmente

porque estáis cayendo en el pecado, en sus trampas, con una facilidad tal que ya no tiene que trabajar mucho para convenceros de vivir a espaldas de vuestro Dios;

porque os habéis apartado de las Leyes y Decretos de vuestro Dios, porque no vivís ya en el Amor que os enseñó Mi Hijo, porque no queréis vivir más según la vida en la Gracia y en la Virtud Cristiana. 

El gran dragón, la Serpiente Antigua os va a devorar fácilmente si no os acercáis nuevamente a vuestro Dios.

¡Despertad antes de que os devore! Os habéis vuelto carnada y no arpón. Ya no tenéis agallas para defender lo vuestro,

Pero eso sí, cuando ya veis que perdéis  vuestras cosas es cuando habláis de vuestro Dios, pero no con la humildad que debierais sino con queja y blasfemia porque creéis que El es el que os manda el mal y porque habéis perdido la comodidad que teníais. 

No recapacitáis que ha sido vuestra mala vida y vuestras malas acciones las que os han separado de El y de Su  Amor.

Le quitó las suficientes como para que Satanás lo atacara agrediéndolo físicamente y provocando un incendio en su habitacion. Y el santo sacerdote explicó lacónico: “Como no pudo atrapar al pájaro, vino a quemarle la jaula..”

Tomad las armas de la pureza de alma y corazón.  Tomad las armas de la Oración, del Ayuno y de la Penitencia, las cuáles, respaldadas con una Fé adulta, con una confianza de niños y con un amor sincero en vuestro Dios, 

ORAD FUERTEMENTE POR ÉSOS 12 Y SUS SECUACES,

PARA QUE AL ORAR ASÍ

EL MALIGNO PIERDA FUERZA SOBRE ELLOS

y le devolváis el Mundo a vuestro Dios,  quién lo volverá un vergel en dónde  gozaréis los Nuevos Cielos y las Nuevas Tierras.

¡Decid, BASTA! Cambiad vuestra vida y la de los demás con la oración en el Amor y el resto lo hará vuestro Dios, mediante Mi intercesión como Madre vuestra y Madre de todo el género humano. 

Yo os bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre, María, la Sierva del Señor