EPIDEMIA DE SOLEDAD 2


Febrero 23 de 2020

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, hoy os voy a hablar sobre la Soledad. Una gran mayoría de vosotros, Mís hijitos, temen a ésta situación en vuestras vidas.

La soledad de verse sin vuestros hijos, la soledad de verse sin su cónyuge, la soledad de un reclusorio, la soledad de un asilo, la soledad el Mundo.

¡Cuánta materialidad existe en vuestros corazones! ¡Cuánto apego al Mundo y a sus creaturas! ¡Cuánta necesidad vuestra de tener todo lo que os rodea!

Cuando sólo una cosa debieran de buscar afanosamente y eso es Mí Presencia en vosotros.

Cuando Yo habito un alma, esa alma queda colmada, al grado de no sentir necesidad de personas, de cosas y a veces hasta de alimento de éste Mundo vuestro.

Yo os podría colmar plenamente si os soltarais a Mí Amor y a Mís Deseos. Debéis aprender a confiar en Mí y a desconfiar en lo que no sea Mí Presencia en vosotros,

porque al no estar en Mí, os preocupáis, os entran temores e incertidumbres en lo que serán vuestras vidas en lo futuro.

Y Me quitáis el tiempo de Oración y donación de vuestras almas hacia Mí y lo utilizáis en pensar sólo en materialidades.

En algunos casos Yo permití esa soledad en vuestras vidas y en diferentes circunstancias, para que sea tiempo de reflexión.

Tiempo de búsqueda a lo que habéis desperdiciado en vuestras vidas, tiempo de ayuda para otros hermanos vuestros, tiempo de conversión y de salvación para las almas.

Yo permito que a veces perdáis vuestro trabajo para que regreséis a Mí, Vuestro Padre. Vuestra vida no debe transcurrir sólo en lo material, ni en la búsqueda de posesión de bienes de éste mundo.

Os afanáis demasiado en buscar el dinero, el placer, las posesiones, los viajes y muchas otras cosas que os dan cuando tenéis mucho dinero,

dinero que habéis obtenido por vuestro trabajo, pero mal empleado para vuestra salvación.

Yo os he dado todo lo que tenéis y es bueno, pero es vuestra falta de visión hacia lo espiritual lo que hace que lo bueno que os concedí, sea usado en forma egoísta o en muchos casos, hasta en contra de vuestra salvación.

Entonces tengo que actuar porque os amo y lo recalco, porque os amo y deseo vuestro regreso a Mí Reino.

Y es cuando os retiro una gran parte de todos aquellos bienes y entradas económicas que usábais mal

y os dejo lo mínimo para subsistir y os dejo tiempo para reflexionar en vuestras vidas, sobre el apego a lo material, a lo supérfluo de vuestra existencia anterior,

a vuestras pocas acciones que hicistéis para ganar Mí Reino, al mal que provocásteis en vuestro prójimo, a vuestra soberbia y el mal trato hacia los demás, al fincar todo vuestro valor en un valor efímero como lo es el dinero.

Al veros así desnudos con vuestros pecados y faltas ante vuestros semejantes, al veros en vuestra realidad personal,

al veros así humillados y en condiciones peores, a veces, de las personas a las que humillasteis anteriormente, cuando érais “poderosos”,

os concedo la Luz de la Verdad en vuestros corazones para que reflexionéis en vuestras vidas y os déis cuenta de que ibais directos al despeñadero, directos a la muerte eterna, porque no Me buscábais a Mí,

buscábais vuestros propios intereses, intereses de muerte espiritual; lo cuál no reflexionábais por no tener tiempo para Mí y para la ayuda a vuestros semejantes.

Es el Amor verdadero, Mí Amor, el que os coloca en ésta situación de reflexión de vuestro pasado, para un cambio favorable para vuestro futuro.

Desgraciadamente muchos de Mís hijos no comprenden ésta situación de regalo que hago en sus vidas para su bien eterno y vociferan y blasfeman contra Mí, Vuestro Creador.

Orad vosotros por vuestro cambio y el de vuestros hermanos que estén en la misma situación y agradeced a Vuestro Dios ésta situación porque estáis así porque os ama en demasía.

Lo mismo permito que suceda con otros de vuestros hermanos, a los que permito sean encarcelados y es ahí en donde van a encontrarMe, van a encontrar su salvación eterna.

Aprended, hijos Míos, a ver Mís intereses y no los vuestros.

Hijos Míos, que estáis encarcelados por un error propio o de vuestros semejantes y que justa o injustamente habéis perdido vuestra libertad, es Mí Amor el que ha permitido que esto suceda.

Ved el trasfondo real de la situación, es vuestra alma y la de vuestros semejantes que están a vuestro alrededor sufriendo la misma situación lo que Me interesa, vuestra salvación eterna es Mí deseo hacia vosotros.

Recordad que estáis de paso, que vuestra vida es un momentito pequeñísimo en la Eternidad que os espera.

Confiad en Vuestro Padre Dios que Él os ha creado para el amor y el gozo eterno.

No caigáis en las mentiras de Mí Enemigo, que os regala con bienes efímeros de la Tierra y posteriormente, la condenación eterna, ETERNA hijos Míos.

Ahora, éste tiempo, éste pequeño tiempo de vuestras vidas es de reflexión, de penitencia y salvación.

Después que hayáis sido juzgados, vuestras obras ya no contarán para vuestra salvación, es durante vuestras vidas que podéis hacer méritos, después ya no.

El tiempo de soledad que le doy al viudo, a la viuda, al anciano sobre todo, es tiempo de preparación para trascender a vuestra eterna vida

y cuando es una enfermedad larga y destructiva la que va acompañando a ésta soledad, os volvéis fuentes de salvación, os volvéis Cristos junto con Mí Hijo,

os volvéis creaturas adorables de Mí Corazón, porque es a través de ésa soledad santificada y de esos dolores divinizados en Mí Hijo, que Me alcanzáis una gran cantidad de almas vivas y purgantes para Mí Reino.

Aprended a apreciar lo que Vuestro Padre os concede día a día. Es Mí Providencia de Amor la que os guía.

Yo lo guío todo en el amor, aún aquello que para vuestros intereses, aparentemente, no lleve ése gusto o ése placer humano al que estáis acostumbrados vanamente, ved Mís intereses por vosotros mismos y veréis que éstos son de salvación.

Muchos hombres han regresado a Mí después de que, habiendo tenido todo se los he retirado

¿Sabes por qué Job recuperó todo lo que había perdido? Porque él perdió TODO, menos la FE, perdió todo, menos la CONFIANZA en Dioy cuando ya han vuelto a Mí, agradeciendo y entendiendo Mí Bendición sobre ellos, les DEVUELVO TODO y es cuando valoran las cosas de Mí Reino y ya no aprecian ni buscan las riquezas como antes lo hacían,

las tienen de regreso, pero ya no les importan como antes y ahora Me buscan a Mí y a la Vida Eterna que os he prometido.

Sed desde ahora sabios y prudentes y hallaréis pronto la libertad de vuestras almas, apartando de vosotros las ataduras mortales para vuestras almas, que encontráis en el uso indebido de las cosas del Mundo.

Yo os he dado todo, divinizádlo en Mí Amor, uniendo y poniendo todos vuestros bienes al cuidado y guía de la Sabiduría de Mí Hijo Jesucristo y así Él os llevará por el camino de la Verdad y del Amor.

Recurrid a Vuestra Madre Celestial y de Ella obtendréis la guía y el Amor Maternal que se dá sin límites para vuestra prueba y donación terrena y para vuestra felíz partida a vuestra Casa Eterna.

Recurrid al Espíritu de Amor para que os guíe en la Verdad y en la Luz de Mís Deseos Divinos y recurrid a todos los Ángeles y Santos para vuestra protección y consejo, para vuestro éxito final.

Hijitos Míos,

ESTOS VAN A SER TIEMPOS DE GRAN TRIBULACIÓN

Y YA LO ESTÁIS VIVIENDO

PERO TAMBIÉN, DE GRAN OBSCURIDAD ESPIRITUAL

Y CON ELLA VIVIRÉIS LA SOLEDAD, UNA GRAN SOLEDAD.

Debido a la tribulación, muchas almas serán apartadas de la Tierra, muchas morirán, por eso os he pedido que oréis fuertemente por ellas, para que no se condenen,

pero serán eliminadas, porque como os he dicho, no son buena semilla para iniciar un Nuevo Mundo.

Mis pequeños, un alma que no está Conmigo sufre una gran soledad, porque esa alma no está dependiendo de Mí, depende de ella misma; 

se junta con sus amistades porque estando sola, no soporta la soledad, no soporta verse a sí misma, no soporta sentirse vacía.

A eso os ha llevado Satanás, a una gran mayoría de vosotros y esta soledad se da por la falta de Fe.

Muchas, muchas almas a vuestro alrededor, no han tenido Fe, la Fe que le dan los padres, la Fe que toman en el ejemplo que se vive primeramente, en el hogar;

la Fe que se va alimentando con el ejemplo, también, de los que están a vuestro alrededor y ésta se va acrecentando con Mi Presencia en vosotros.

La Fe os hace vivirMe, sentirMe, amarMe y, aunque no Me veáis, Yo estoy con vosotros y sabéis que estoy con vosotros, por Fe.

Pero muchos, muchos de vuestros hermanos, no han desarrollado esa Fe que Yo quisiera que todos vosotros tuvierais. No habéis crecido en Fe.

Aquellos que no la tuvieron en su hogar, les doy la oportunidad de que alguien a su alrededor les hable de Mí, de que vean las obras de vosotros, los que estáis Conmigo y eso los lleve a buscarMe

pero por otro lado, sabéis que Yo os doy la total libertad en todo, Yo no os presiono, pero sí os pongo oportunidades para que crezcáis en lo espiritual, empezando con la Fe.

La vivencia en el hogar es importantísima; si no hay Fe en el hogar el alma se atrasa, el alma no Me vive a veces por años y Yo las busco, las persigo; hasta que por alguna situación, Me encuentran y hay almas que, a pesar de que Me encuentran, prefieren estar sin Mí.

Obviamente, éstas almas sufren grandemente la soledad, una soledad que aprovecha Satanás, porque las mal aconseja y las puede llevar a vicios, a maldades y aún al suicidio,

PORQUE A VECES, LAS LLEVA HASTA TAL PUNTO DE SOLEDAD,

QUE EL ALMA SE DESESPERA, NO SABE QUÉ HACER

Y SE QUITA LA VIDA

Yo os voy cuidando, para que vosotros no caigáis en esa desesperación; pero sobre todo, os voy cuidando para que deis frutos, porque la Fe debe dar frutos. 

Podéis tenerMe, pero si vosotros no crecéis con Mi Presencia en vosotros, no daréis frutos; pero cuando los dais, sois agradables a Mis Ojos y vuestro Premio, en el Reino de los Cielos, se va acrecentando.

Un alma sin Fe, al sentirse en soledad, puede cometer muchos errores.

Por el hecho de que el alma tenga Fe, es que puede entrar en su corazón y platicar Conmigo y Yo le puedo disipar dudas, le puedo dar Sabiduría, le puedo hacer crecer en Amor y en Virtudes.

El alma, con Fe, puede alcanzar fácilmente la santidad de vida, si confía en Mí,

pero esa confianza Mis pequeños, se da desde el inicio de vuestra vida, se da en el hogar, se da en el ejemplo con los padres y con vuestros hermanos mayores,

por eso Satanás ataca tanto a la familia, para que no tengan Fe, para que no Me vivan ésas almitas incipientes.

Satanás sabe lo que es el poder de la Oración y sobre todo, la oración de los pequeñitos; una oración sencilla, una oración limpia, una oración salida directamente del corazón de los niños.

Esas oraciones de los niños le quitan muchas almas a Satanás y por eso va destruyendo a las familias, las separa, hace que se enojen, se molesten y eso, lo van viviendo también los hijos.  

No ven amor, no ven unión, no ven vida espiritual y así, también van perdiendo la Fe que pudieron haber aprendido en el hogar.

Es tanto lo que se aprende en un buen hogar, en un hogar guiado por Mí, por Mi Santísima Trinidad, por Mi Hija, la Siempre Virgen María y el Señor San José; 

ellos actúan fuertemente en un hogar en el cual, vosotros mismos les consagráis la vida íntima, la vida interna, la vida de todos los días. 

Cuando un hogar es bendecido por Nuestro Amor, recibe Nuestros regalos en todo momento, tanto materiales como espirituales…

Y por eso veis hogares con muchos hijos y no os explicáis a veces, cómo es que salen adelante,

cómo es que llegan a tener una profesión, cómo es que se aman tanto; ya que prácticamente, no hay de lo material como para poder darles lo mejor en vestimenta, en alimento y aún de la escuela.

Eso, lo hace el Amor, lo hacen Nuestras Bendiciones, lo hace la vida íntima que lleva el alma Conmigo, en Mi Santísima Trinidad.

UN ALMA CON FE, LO TIENE TODOEMPEZANDO CON MI AMOR.

UN ALMA CON FE,

NO PADECE ESA SOLEDAD A DONDE OS LLEVA SATANÁS

 PARA QUE NO CONFIÉIS EN NADIE

PORQUE ESO ES REALMENTE, LA SOLEDAD DE SATANÁS

Os aparta, primeramente de Mí, y luego, de vuestros hermanos.

Os hace imaginar cosas negativas hacia todos aquellos que están a vuestro alrededor, dudáis del amor de vuestros hermanos, dudáis de su trato, inventáis muchas cosas que os siguen separando de ellos,

pero Yo voy cuidando a las almas y voy suscitando almas alrededor de éstas que viven en soledad, para que vean, para que se den cuenta lo que un alma llena de Mí, puede hacer.

Esto os lo digo Mis pequeños, para que os deis cuenta que Yo nunca os abandono, siempre estoy con vosotros, sois Mi Creación y Yo no traiciono a Mi Creación.

Ciertamente, es más fácil que vosotros Me traicionéis, que Me deis la espalda, que no queráis estar Conmigo; pero Yo nunca traiciono a un alma que creo, al contrario, la cuido, la consiento,

soporto sus groserías y sus pecados y voy aguantando su maldad, sus errores; hasta que puedo lograr convertirla y que regrese a Mí.

No os imagináis Mis pequeños, cuánta maldad, cuánto dolor, cuánta grosería recibo en todo momento, de las almas creadas, tanto de la Tierra, como del Universo entero.

Y lo voy soportando todo, porque os amo.

Me agrada tanto cuando hacéis reparación de vuestros actos negativos, de todo aquello que Me ofende, de todo aquello que hacéis que no Me agrada. 

Ojalá pudierais entender esto, Mis pequeños y Me daríais un gusto inmenso.

Yo os creé para que Me amarais y para que Yo os amara. Y en lugar de recibir agradecimientos, compañía, amor, delicadezas de vuestro corazón aunque sean pequeñitas, de una gran mayoría recibo todo lo contrario.

Me tratáis como si fuera vuestro enemigo; cuando Yo solamente estoy viendo por vuestro bien. ¿Qué os he hecho Yo, Mis pequeños? 

Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios, Soy vuestro Creador, Soy Yo en Mi Hijo, que os levantó de la Muerte en la que estabais, por el Pecado Original

y Él Se dio por vosotros, para reparar todos esos pecados y volveros a la Vida de la Gracia. ¿Qué os he hecho Yo, para que Me odiéis, como algunos de vosotros Me odiáis?

Solamente aquellos que han dejado entrar a Satanás plenamente en su corazón, Me pueden odiar;

porque a Satanás le quité su lugar en el Reino de los Cielos, porque Me traicionó y él Me odia,

Pero él se ganó ese castigo, ¿Por qué vosotros Me odiáis, si de Mí recibís solamente puros bienes?

¡Cuánto error hay en vosotros! ¡Cuánta falsedad tenéis en vuestra mente y en vuestro corazón!,

SATANÁS OS VA ENGAÑANDO Y HACE QUE SU ODIO ENTRE EN VOSOTROS

Y NO OS DAIS CUENTA, QUE SI VOSOTROS ME ODIÁIS

Y ESTÁIS DEJANDO QUE SATANÁS VIVA EN VOSOTROS

MERECERÉIS ETERNAMENTE, EL MISMO LUGAR EN DONDE ÉL ESTÁ,

QUE ES EL INFIERNO

Y con todo Mi Dolor, al fin de vuestra vida iréis ahí, porque un alma que odia, no puede estar en el Reino del Amor.

Quiero que entendáis perfectamente esto Mis pequeños, los que estáis en contra Mía, los que Me odiáis y, especialmente quiero que lo entendáis; porque no tenéis razón de odiarMe, cuando de Mí, solamente tenéis Amor. 

DádMe vuestras razones por las que Me odiáis, no las encontraréis y además, Mi Hijo os enseñó lo contrario, amar aún a aquél que os odia.

YO LO VIVO CON VOSOTROS Y LO EXIJO A LOS QUE ESTÁIS CONMIGO

Os amo Mis pequeños, os quiero Conmigo eternamente, os voy guiando.

Los Acontecimientos que viviréis, os indicarán cuánto os amo y esto lo vivirán más claramente aquellos que están Conmigo, aquellos que han dejado que Mi Amor sea vuestra vida, también.

En cambio, aquellos que Me odian, que no quieren estar Conmigo; que no Me han encontrado porque no han querido buscarMe,

TENDRÁN QUE SUFRIR MUCHO

Y NO PORQUE YO OS ENVÍE EL CASTIGO,

SINO PORQUE EL ODIO, ATRAE AL ODIO.

Si vosotros odiáis, el que os enseñó a odiar que es Satanás, estará con vosotros y os daréis cuenta a dónde os llevará y ya será demasiado tarde, para una gran mayoría de vosotros. 

El odiar, el darMe la espalda, el traicionarMe, nunca os dejará nada bueno.

 El estado de Gracia es el estado por excelencia del alma; pero éste estado de Gracia, no solamente va a afectar al alma, elevándola hacia Mí; sino por consecuencia, afecta al cuerpo,

estabiliza sus acciones y vive también el cuerpo en el estado por excelencia: la paz.

Esto es lo que debe constituir la normalidad de nuestro constante bienestar…

La Paz interior que le da el alma, porque está Conmigo, porque Me vive, porque Me transmite.

Mis pequeños, esa Paz que se recibe en el estado de Gracia del alma, va afectando también a todos aquellos hermanos vuestros que os rodean.

El estado de Gracia os pone en comunicación directa y continua Conmigo, con vuestro Dios, recibís de Mí grandes Bendiciones, Sabiduría, Vida.

Vida espiritual, que ésa os va alimentando y ésa alimentará a vuestros hermanos.

¡Cuántos de vuestros hermanos necesitan alimento de vida, Mis pequeños! ¡Cuántos de vuestros hermanos prefieren buscar ése alimento por otros lados!

Satanás os engaña continuamente, os hace creer que encontraréis la Sabiduría en otros lados, por otros caminos.

Os engaña y os lleva al caos espiritual, os quita la paz y os quita realmente ésa continua comunicación Conmigo, con vuestro Dios.

Por eso es tan importante, Mis pequeños, que estéis Conmigo, que viváis en estado de Gracia y no solamente para que vosotros Me tengáis;

sino para que vosotros ayudéis a vuestros hermanos a que Me tengan y esto será primeramente gracias vuestro ejemplo.

Ejemplo de vida, ejemplo de amor, ejemplo de virtud; siempre luchando contra vuestros males y vuestros vicios, contra la maldad interna que vosotros tenéis y la maldad externa que os ataca continuamente.

Vosotros contaréis con Mi Fuerza, con Mi Poder Divino para vencer tanto vuestro interior pecaminoso, la concupiscencia humana;

como para vencer el mal que os ataca continuamente y que Satanás logra en muchas almas y las destruye.

Vosotros, Mis pequeños, orad, orad continuamente y esto es, la comunicación continua Conmigo, en el estado de Gracia.

Ciertamente en algún momento caeréis en graves faltas o en faltas leves y no por ello Yo Me voy a apartar de vuestro corazón, esperaré el momento del arrepentimiento para estar ahí y perdonar vuestros pecados.

Mis pequeños, buscad siempre el momento de estar Conmigo, de buscar ésa soledad para que platiquéis Conmigo, con vuestro Dios; libres de los ruidos del mundo, apartados del mundo y dándoMe solamente el tiempo a Mí, vuestro Dios.

ES UN TIEMPO DIVINO,

UN TIEMPO DEL PADRE CON EL HIJO

UN TIEMPO, NO SOLAMENTE DE RECONCILIACIÓN,

SINO DE INTERCAMBIO DE IDEAS

Sí, Yo estoy con vosotros, Yo os escucho continuamente, porque Vivo dentro de vosotros,

pero vosotros sois los que no tenéis el tiempo para estar Conmigo ni confiáis en que Yo os pueda hablar a vuestro corazón,

que os instruya y que os regale con Palabras Divinas para que podáis crecer, para que podáis amar, para que podáis vivir como se vive en el Cielo y viváis así en la Tierra.

DadMe tiempo Mis pequeños, para esa comunicación Divina, comunicación de familia, comunicación del alma, que realmente debe necesitar al Padre, la Guía Sabia y amorosa que Soy Yo y que Soy el Único que os la puede dar.

Venid pues Mis pequeños, confiados a Mí vuestro Dios, para que Yo os guíe, os lleve hacia la perfección y gocéis plenamente de Mis regalos amorosos.

¡OH!, Mis pequeños, ¡Cómo os quiero consentir!¡Cómo quiero que gocéis ya de Mis bienes y de Mis regalos!

Pero vosotros os escabullís y preferís al mundo; preferís cosas muy diferentes a lo que es vuestro sí, porque lo Mío es vuestro.

A Satanás: ‘Me hiciste caer; pero nomás espérate a que me levante… Y…

Os vuelvo a repetir, caéis muy fácilmente en los engaños de Satanás y os dejáis llevar por él y tarde, a veces muy tarde, recapacitaréis en el error en el que caísteis; pero desgraciadamente, el daño ya está hecho.

AmadMe, vividMe, mostradMe a vuestros hermanos y aseguraréis vuestra estancia en el Reino de los Cielos, es Mi Amor en vosotros el que os salvará.

Venid pues a Mí, para que Yo os dé Mi Vida, restaure todo lo afectado por Satanás y os eleve a la dignidad a la que fuisteis creados: ser hijos Míos, hijos del Dios Verdadero, hijos del Creador del Universo, ésa es vuestra dignidad.

Mis pequeños, ¡os amo tanto!¡os amo tanto!, Mis pequeños, venid a Mí, os bendigo, Mis pequeños, os bendigo con todo Mi Amor.

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesucristo y en el del Amor Infinito del Espíritu Santo.

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, cuando vosotros Me dedicáis un tiempo, ya sea de Oración, de petición. Cuando estáis viendo Mis Dolores, los ataques que tuve durante Mi Vida de Predicación y especialmente, en el momento de Mi Pasión. 

Cuando vosotros deseáis y Me pedís el cambio para que todo se mejore. Cuando vosotros os doléis de todo lo que Me hicieron y Me dijeron,

todos ésos bellos pensamientos y deseos buenos, llegan a Mí como un bálsamo que Me alivia Mis Dolores, Mis Penas y todo lo que hice por vosotros.

No os imagináis Mis pequeños, lo que vuestros deseos buenos hacia Mí, pueden lograr.

Es mucho lo que valoro vuestros deseos, porque en ése momento os estáis uniendo a Mí, Me estáis acompañando en Mi Vida Pública y sabéis que TODO, todo lo que Yo hice en la Tierra, fue por vosotros,

fue para recuperar el Reino de los Cielos para vosotros, para abriros las Puertas nuevamente del Cielo y para que pudierais recibir todos los regalos que se derraman del Cielo hacia la Tierra, hacia las almas buenas,

a las almas que luchan, hacia las almas que sufren por un bien, a las almas que se vuelven otros Cristos y que Me acompañan en todo lo que Yo Viví y Sufrí. 

Es mucho Mi Amor sobre vosotros, Mis pequeños y seréis premiados con mucho más Amor cuando lleguéis al Reino de los Cielos,

Pero como os dije, el que vosotros Me acompañéis y sufráis Conmigo, aunque sea en poca cantidad lo que Yo Sufrí, para Mí vale mucho Mis pequeños, y será infinitamente recompensado durante toda la eternidad.

AcompañadMe más a menudo, Mis pequeños, acompañadMe, porque Me siento solo, eso es lo que más Me duele Mis pequeños,

Lo que más Me dolió, durante todo ése tiempo, no solamente de Mi Pasión, sino en Mi Vida Pública. 

Podríais pensar que estaba muy acompañado por Mis Apóstoles, pero no era así, Mis pequeños.

Ciertamente, Me seguían, pero su espiritualidad era muy pequeña y no Me comprendían

Y UNO SIENTE CIERTO RECHAZO CUANDO NO ES COMPRENDIDO,

POR YA TENER UN NIVEL MAYOR DE ESPIRITUALIDAD Y ESTO,

MUCHOS DE VOSOTROS LO HABÉIS SENTIDO TAMBIÉN, ENTRE VUESTROS HERMANOS

Por el hecho de estar más unidos a Mí sois criticados, hablan mal de vosotros, os ridiculizan y todo, porque Me amáis, porque queréis estar más unidos a Mí, porque buscáis estar ya en los Cielos, a pesar de estar viviendo en la Tierra

Y de hecho lo lográis, porque son Gracias especiales que se os conceden cuando Me buscáis y especialmente, cuando ponéis todo vuestro ser por alcanzarMe y estar más unidos a Mí.

Pero así es el Mundo y en las Escrituras lo podéis leer,

SI YO, VUESTRO MAESTRO, NO FUI COMPRENDIDO,

TAMPOCO VOSOTROS QUE SOIS MIS SEGUIDORES,

MIS ALUMNOS, MIS DISCÍPULOS, LO SERÉIS

Jesús no te pide que lleves con Él la pesada Cruz, sino sólo un pequeño trozo de Ella…

Y PASARÉIS TAMBIÉN,ESOS DOLORES, ESAS BURLAS, ESAS SOLEDADES,

PORQUE NO SOIS COMPRENDIDOS POR EL MUNDO

 Pero ciertamente, al Vivir Yo en vuestro corazón, os acompaño y os regalo de Mis Delicias

Y de esta forma, poco vais necesitando ya al Mundo, porque os vais compenetrando más en Mí

Y así vais viviendo en cierta soledad, apartados del Mundo, como Yo lo hacía; para estar con Mi Padre, porque con Él Me sentía Yo comprendido.

Ciertamente Mi Madre, la Siempre Virgen María, Me acompañaba también, en todo momento en alma.

Era una unión muy especial, Unión Divina y siempre estábaMos unidos y eran Mi soporte durante Mi Predicación y Vida aquí en la Tierra: Mi Padre y Mi Madre, la Siempre Virgen María.

Soportad la Prueba, Mis pequeños, soportad los ataques que Yo, primeramente, sufrí.

Los ataques del Mundo, sus incomprensiones hacia vosotros, envidias, burlas, maldades; porque Me amáis, porque ya vivís en Mi Corazón y eso, ellos no lo comprenden.

ORAD POR ELLOS, COMO YO ORÉ POR VOSOTROS,

PEDIDME POR SU SALVACIÓN, COMO YO PEDÍ POR LA VUESTRA,

ABRIDLES LAS PUERTAS DEL CIELO, AL OFRECERME VUESTROS DOLORES Y PESARES,

COMO YO ABRÍ LAS PUERTAS DEL CIELO PARA VOSOTROS

¿Me vais comprendiendo más ahora Mis pequeños, Mis Sufrimientos íntimos, porque ya los estáis viviendo también vosotros?

En el Purgatorio se sufre LA SENTENCIA EN LA CRUZ DE NUESTROS PROPIOS PECADOS, que merecemos… PROPORCIONADA POR LA JUSTICIA DIVINA

Manteneos unidos a Mí, que pronto llegará la unión eterna Conmigo y por todas ésas burlas, incomprensiones, ataques, que tuvisteis en la Tierra; gracias a ellos, tendréis una alegría eterna, inmensa, que ésos que os atacaron, no van a tener.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que no os podéis apartar de ella ni la podéis negar, porque la Cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres.

Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

AHORA OS CAUSA PENURIAS, TENÉIS DOLORES, TENÉIS SUFRIMIENTOS;

PERO VENDRÁ EL TIEMPO EN QUE OS DARÉIS CUENTA

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

DE LO QUE VOSOTROS HICISTEIS

AL HABER OFRECIDO VUESTRA VIDA JUNTO CON LA MÍA EN LA TIERRA…

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

Gozad pues desde ahora Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra,

PORQUE MUCHAS ALMAS,

MUCHAS ALMAS SE VAN A PODER SALVAR

A TRAVÉS DE VUESTROS OFRECIMIENTOS Y DE VUESTRO AMOR

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre, para que os lleve de la mano

y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

http://diospadresemanifiesta.com/mensajes/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: