EL MAYOR DOLOR DE MARÍA


8 DE ABRIL DEL 2020

Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Les Bendigo, les acojo en Mi Corazón para que en Él todos se mantengan seguros.

Amados hijos, el mantenerse seguros no es librarse de lo venidero, sino enfrentarlo en paz, sin desesperarse, con Fe de que siendo hijos cumplidores de la Ley Divina y entregándose a Mi Hijo,

siendo Amor para con sus hermanos y viviendo la Esperanza y la Caridad, perdonando de corazón y manteniéndose en Oración, no solo de palabra, sino practicando la Oración y amparando al hermano, 

Se mantienen obedientes a los pedidos divinos y la Luz Divina les alumbra el camino.

Amados hijos, en este instante deben vivir a plenitud la Comunión Espiritual.

A plenitud, con toda el alma, potencias y sentidos, con el corazón rebosante de  amor por Mi Hijo para que continúe siendo ADORADO POR SU PUEBLO.

La fuerza del Pueblo de Dios es infinita cuando este Pueblo vive en espíritu y verdad la intimidad con mi Hijo,

cuando el Pueblo de mi Hijo lleva consigo el Tesoro del Cielo, que la polilla no roe ni los ladrones pueden robar (Mt. 6,19-21),

ESE PUEBLO CAMINA EN ARMONÍA, EN FE Y AMOR,

PORQUE LES PUEDEN MATAR EL CUERPO,

PERO EL ALMA NO PUEDEN MATARLA.

 AMADOS, TEMAN AL QUE LES LLEVE A LA PERDICIÓN DEL ALMA.

No pierdan la Fe, no digan: “para qué vivir ante lo venidero”,

Al contrario, ¡Criaturas de poca Fe!, dispóngase a merecer la Vida Eterna, dispóngase a vivir cuanto sea la Voluntad Divina en unidad y compasión, para que sean merecedores de la Misericordia Divina.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, ¡cuántos leen estas Revelaciones y NO Entienden, no miran, no ven, sus oídos se encuentran tapados, porque el corazón lo mantienen endurecido!

ESTE INSTANTE ES PARA QUE SEAN CAUTOS,

PARA QUE EN USTEDES DESBORDE EL AMOR DIVINO

ANTE TANTO DOLOR QUE VIVE LA HUMANIDAD.

SEAN CAUTOS ANTE AQUELLOS QUE LES LLAMAN A MIRAR ESTE VIRUS COMO ALGO MÁS,

CUANDO SABEN QUE HA SALIDO DE MANOS HUMANAS

CON EL FIN DE REDUCIR LA POBLACIÓN MUNDIAL.

Envíen sus oraciones hacia la Humanidad, oraciones nacidas de un corazón limpio,  envíenlas hacia todos sus hermanos, para que reflexionen en esta Semana Mayor,

En donde conmemoran la Pasión, Muerte y Resurrección de mi Hijo.

¡Miro tantas criaturas humanas que sin ser conscientes, son Cirineos de la Cruz de Mi Hijo (Cfr. Mt 27,32), esos Cirineos de sus hermanos que padecen y les atienden con amor!

ESA ES LA CRUZ DE MI HIJO,

ESO ENCUENTRAN EN LA CRUZ DE MI HIJO:

“AMOR, DONACIÓN, ESPERANZA, ENTREGA, FE”.  

TODOS LOS QUE SON CIRINEOS DE SUS HERMANOS EN EL MUNDO ENTERO,

LES DICEN A USTEDES:

LA PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO 

SE ENCUENTRA ACTIVA Y PALPITANTE

EN CADA UNO DE SUS HIJOS.

Por ello, quienes han deseado acorralar al Pueblo de Mi Hijo, a Mis hijos, lo han llevado a crecer, en humildad, en amor, en piedad, en entrega, en caridad, en la Voluntad Divina.

Y el Pueblo de Mi Hijo se ha agrandado, algunos que no creían, creen, han mirado milagros delante de ellos y han renacido a la Fe.

En la Fe del Pueblo que no desfallece, sino crece y rememora, no solo la Pasión de Mi Hijo, sino Su Resurrección.

Y en esa Resurrección nacen los hijos que han pasado por caminos difíciles y habían olvidado el AMOR,

ahora se vuelven hacia Mi Hijo y le dicen:

“Aquí estoy Señor Jesucristo para servir a mis hermanos, para cumplir Tu Voluntad”.

Quienes han tomado al Demonio como su dios, se encuentran escondidos y el Pueblo de Mi Hijo, ora y se encuentra en la praxis del Amor Divino, orando unos por otros sin cesar.

Y es en la praxis del amor hacia el hermano, en donde el hermano es otro Cristo, en donde brota lo que estaba oculto, lo que se había olvidado…

Brota el amor hacia mi Hijo y la criatura humana germina hacia la Vida Eterna.

¡NO TEMAN HIJOS, NO TEMAN!

 En medio del Dolor nace el AMOR de Mi Hijo en Sus hijos.

POR ELLO, LA TRINIDAD SACROSANTA

HA ENVIADO LEGIONES CELESTIALES A SELLAR A SU PUEBLO,

ESTA GRACIA DIVINA ES DONADA POCO A POCO

POR ALGÚN TIEMPO HASTA QUE YA, PURIFICADO EL PUEBLO FIEL,

SEA UNO CON SU SEÑOR Y SU DIOS.

¡NO TEMAN!

¿NO ESTOY YO AQUÍ QUE SOY SU MADRE?

 Les Bendigo.

Mamá María

https://www.revelacionesmarianas.com/

Abril 9 2020

Habla la Santísima Virgen

Hijitos Míos, Mi corazón arde de amor junto con el de Mi Hijo, Jesucristo. Entended, Mis pequeños, que Nuestro Amor sobrepasa vuestro pecado; conocemos vuestras flaquezas, vuestras debilidades, vuestros desamores.

Ciertamente, Satanás, con el Pecado Original que cometieron vuestros Primeros Padres, afectó la Creación entera, afectó la santidad en la que Ellos fueron creados y vosotros estáis sufriendo ese pecado del inicio.

Mis pequeños, Nuestro Corazón arde de Amor por vosotros y queremos vuestra salvación eterna.

NUESTRO SUFRIMIENTO, EL DE MI HIJO Y EL MÍO,

PORQUE YO LO ACOMPAÑABA EN TODO MOMENTO,

FUE TREMENDO.

NUESTRO AMOR LO SOPORTÓ TODO POR VOSOTROS,

PERO VOSOTROS NO QUERÉIS ENTENDER,

NO QUERÉIS PONER DE VUESTRA PARTE

PARA ALIVIAR LOS DOLORES QUE DÍA A DÍA NOS CAUSÁIS.

El Padre, Mi Señor y Mi Dios, ha soportado mucho. Su Amor es inmenso, es infinito, pero todo tiene un límite y el límite lo marcó con la donación de Su Hijo, Mi Hijo, Mi Señor y Mi Dios,

Y con ello esperando que esta Humanidad se levantara, bendijera a Mi Padre y Señor Mío, y se volvieran a Él-

Pero la humanidad se sigue volviendo hacia el Mal, la Humanidad no quiere entender el daño que le causa a Nuestros Sagrados y Benditos Corazones.

El dolor que Nos causáis es inmenso y en vosotros no veMos arrepentimiento en vuestros corazones.

Sois como los niños tercos, necios, mal portados que necesitan ser castigados,

para entender que vais causando mucho mal y que vuestro comportamiento es malo, es nocivo. 

Ciertamente la Misericordia de Mi Dios, en Su Santísima Trinidad, ha sido grandísima porque el Amor lo soporta todo pero, como os dije,

ESTO YA HA LLEGADO A UN LÍMITE

Y, ASÍ COMO SE OS CONCEDIÓ MISERICORDIA PARA REGRESAR AL BUEN CAMINO,

AHORA VIENE EL TIEMPO DE JUSTICIA, QUE YA SE OS HABÍA ANUNCIADO

Y QUE HABÍAIS YA EMPEZADO A PADECER POCO A POCO

PORQUE, AUN EN LA  JUSTICIA DE MI DIOS Y SEÑOR, HABÍA MISERICORDIA

PARA QUE ENTENDIERAIS QUE CAMBIARAIS HACIA EL BIEN,

PERO SEGUISTEIS DE NECIOS Y MAL PORTADOS

ESCUCHANDO AL MALIGNO ANTES QUE A MI DIOS Y SEÑOR.

Tendréis que padecer lo que vosotros mismos sembrasteis.

Preferisteis vivir en un mundo de maldad antes que vivir en el Amor que se os daba y se os enseñaba a través de Mi Hijo, Mi Señor y Mi Dios,

Y AHORA ESA MALDAD SE VOLVERÁ CONTRA VOSOTROS

Los que buscaron el bien serán protegidos, porque ellos escucharon a Mi Dios y Señor, pero aquellos que prefirieron el Mal, serán aplastados por Él.

ME DUELE DECIROS ESTO, MIS PEQUEÑOS,

PERO VIENE UNA PURIFICACIÓN TREMENDA,

SERÁ ARRASADA ESTA GENERACIÓN PRÁCTICAMENTE EN SU TOTALIDAD,

PORQUE NO CUMPLISTEIS CON LO QUE SE OS PIDIÓ,

NO QUISISTEIS CRECER EN AMOR,

NO FUISTEIS EJEMPLO DE LO QUE MI HIJO OS DEJÓ,

DE LO QUE OS ENSEÑÓ,

PARA QUE LO TOMARAIS COMO VIDA PROPIA

Y LO DIERAIS A VUESTROS HERMANOS..

LA JUSTICIA DE MI SEÑOR Y MI DIOS YA ESTÁ SOBRE VOSOTROS,

LOS ACONTECIMIENTOS SE IRÁN INCREMENTANDO POR AQUÍ Y POR ALLÁ. 

CADA PAÍS SUFRIRÁ DE ACUERDO A LOS PECADOS QUE SE COMETIERON EN CADA LUGAR.

Cada persona sufrirá en forma diferente que sus hermanos, dependiendo de sus maldades, de sus pecados, de sus errores,

Y del mucho o poco amor que tengáis en vuestros corazones.

LOS QUE ESCUCHASTEIS LA PALABRA DE MI HIJO, Y LA SEGUISTEIS,

SERÉIS PROTEGIDOS DE LOS ACONTECIMIENTOS GRAVES,

PERO TAMBIÉN NECESITARÉIS UNA PURIFICACIÓN ESPECIAL, LIMITADA,

PORQUE TAMBIÉN TENÉIS PECADOS QUE TIENEN QUE SER PERDONADOS Y PURIFICADOS

PORQUE DE AQUÍ UNA NUEVA GENERACIÓN BROTARÁ

PARA EMPEZAR UN NUEVO MUNDO,

CON UNA NUEVA GENERACIÓN,

CON UN AMOR PROBADO, ACRISOLADO, SANTIFICADO.

Serán dolores fuertes pero necesarios.

Mucho se os dio y no quisisteis aprovechar todo esto, generación perversa, generación traidora al Amor de Mi Señor y Mi Dios.

Me duele deciros todo esto, Mis pequeños; a Mí, como Madre, me duele porque una madre ama muchísimo a los hijos, pero sigo las indicaciones que Mi Señor y Mi Dios me da para vosotros.

TODAVÍA PODÉIS AMINORAR

LOS ACONTECIMIENTOS DE ESTA PURIFICACIÓN

Y MUCHOS DE VOSOTROS OS PODRÉIS SALVAR

SI, COMO OS DIJO MI PADRE Y SEÑOR MÍO,

OS ARRODILLÁIS Y PEDÍS PERDÓN DE CORAZÓN

POR VUESTROS PECADOS.

NUESTRO DOLOR ES GRANDE,

DOLOR DE HABER SOPORTADO VUESTRAS MALDADES,

VUESTRAS NEGLIGENCIAS, VUESTROS ERRORES,

VUESTRAS BLASFEMIAS, VUESTROS SACRILEGIOS,

Y TAMBIÉN DOLOR GRANDE DE VER

A UNA GRAN CANTIDAD DE ALMAS DE ESTE TIEMPO

QUE SE CONDENARÁN

PORQUE NO QUISIERON VIVIR EN EL VERDADERO AMOR.

Tiempos bellos, tiempos grandiosos, tiempos santísimos vienen como regalo a las almas obedientes, a las almas buenas, a las almas dóciles, a las almas que son como niños obedientes.

Agradeced a vuestro Dios y Señor todo esto que está preparando para vosotros, que sí sabéis amar de corazón, que sí os tratáis como hermanos, que sí agradecéis las Bendiciones de Mi Dios y Señor.

Acercaos más, todavía más, a la profundidad del Amor Creador de Nuestro Padre y Señor Nuestro.

Vivid en Su Amor y podréis soportar fácilmente la purificación que se vendrá. 

El Amor lo puede todo, el Amor os hará gozar aun en el sufrimiento, porque vuestros padecimientos serán purificadores para vosotros y salvación para otras almas.

Os amo, Mis pequeños, me duele el deciros todo esto, pero habéis dañado ya demasiado el Corazón de Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad y el Mío también.

Os amo, Mis pequeños, os amo con todo Mi Corazón. Soy vuestra Madre, la siempre Virgen María.

Me duele tanto Mi Corazón por los pecados de los hombres porque veo a Mi Hijo sufrir cuando vosotros le traicionáis.

SÍ, MIS PEQUEÑOS, CUANDO LE TRAICIONÁIS.

HABLÁIS DE JUDAS, EL TRAIDOR,

EL QUE ESTUVO ACOMPAÑANDO A MI HIJO DURANTE EL TIEMPO DE SU PREPARACIÓN,

CUANDO ENSEÑABA A LOS DISCÍPULOS SOBRE EL AMOR DEL CIELO

Y LES DABA CONSEJOS, LES DABA PODERES SOBRE EL MAL,

LES DABA BENDICIONES, LOS CONSENTÍA

Y EL MISMO JUDAS RECIBIÓ TAMBIÉN TODAS ESTAS BENDICIONES DE PARTE DE MI HIJO

PERO, AL FINAL, LE TRAICIONÓ

Y ¿QUÉ ES LA TRAICIÓN, MIS PEQUEÑOS?

ES OPONERSE AL AMIGO, A AQUEL QUE OS HA DADO TODA SU CONFIANZA,

A AQUEL QUE OS AMA, A AQUEL QUE OS BUSCA

PARA COMPARTIR LOS BIENES QUE TIENE

Y ME DUELE DECIROS ESTO TAMBIÉN A VOSOTROS,

QUE TAMBIÉN VOSOTROS HABÉIS SIDO TRAICIONEROS AL AMOR DE DIOS,

AL AMOR DE MI HIJO

Porque cuando cometéis un pecado grave o leve, como vosotros los llamáis, estáis traicionando al Amor de Mi Hijo;

cuando cometéis un pecado quiere decir que estáis aceptando actuar en el Mal, que le estáis dando cabida en vuestro corazón a Satanás y estáis sacando a Mi Hijo y a Su Amor de vuestro corazón,

¡ESO ES UNA TRAICIÓN!

¡CUÁNTAS VECES HABÉIS TRAICIONADO A MI HIJO

A LO LARGO DE VUESTRA EXISTENCIA!

Claro, el Amor de Mi Hijo es grande, Su Redención os trajo el perdón de vuestros pecados y ese perdón lo recibís en el Sacramento de la Penitencia que los ministros de la Iglesia os conceden,

pero es Mi Hijo el que os perdona de vuestra traición y os abre nuevamente Sus brazos para aceptaros como el amigo fiel, como el amigo que ya olvidó vuestra traición,

y que quiere volver a tener esa relación de amor, de amistad con vosotros.

Ciertamente no todos pecáis de la misma forma, no todos le traicionáis de la misma forma, pero recordad las palabras del Evangelio que a aquel que se le perdona mucho, también amará mucho

Y ¡CUÁNTOS HERMANOS VUESTROS

ALREDEDOR DEL MUNDO Y DEL UNIVERSO ENTERO

ESTÁN PECANDO GRAVEMENTE!,

Y no les interesa regresar con el Amigo, con su Dios, con su Redentor.

Yo intercedo por todos vosotros para que la gracia de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor os toque y os haga reflexionar de vuestro mal proceder espiritual.

Continuamente intercedo por toda la Humanidad porque fue una tarea que Mi Hijo Me pidió en la Cruz cuando me dijo: “He ahí a tu hijo”, señalando a Juan y con él, a toda la Humanidad de todos los tiempos.

Soy vuestra Madre, soy vuestra Intercesora, os llevo nuevamente hacia Mi Hijo, os conduzco arrepentidos hacia Él.

Mi Hijo es todo Amor y, así como le pedí en las bodas de Canaán Su primer milagro, en cierta forma también intercedo por cada uno de vosotros para que les perdone vuestros pecados y muchas veces, gravísimos.

Sabéis que Él nunca va a desoír Mis peticiones, pero debe haber arrepentimiento de corazón de parte vuestra. 

Estos son tiempos, Mis tiempos, en que haré todo lo posible para quitarle almas a Satanás. 

Todos vosotros sois Mis hijos, porque así Me lo pidió, Mi Hijo, Mi Señor y Mi Dios, y busco el momento en que os arrepintáis e intercedo por vosotros.

No desaprovechéis estos tiempos, ciertamente de gran dolor, pero también de gran Amor de parte de Mi Hijo.

Su Redención, la Redención para todos vosotros, abarca todos los pueblos, a todas las naciones, a todo el mundo, a todas las almas, al Universo entero.

SU PERDÓN ES ABSOLUTO,

NO GUARDA RENCORES,

OLVIDA CUANDO REALMENTE VOSOTROS ARREPENTIDOS LLEGÁIS A ÉL.

APROVECHAD ESTA GRACIA INMENSA

DE ESTOS TIEMPOS DE REDENCIÓN UNIVERSAL.

Aprovechad que, aunque estéis en Tiempos de Purificación, de Justicia Divina, todavía hay Misericordia de parte de Él y evitad seguir traicionando al Amor de vuestro Dios, de Mi hijo, vuestro Redentor,

ese es el mayor amor que le podéis dar a Mi Hijo, Él os lo agradecerá

y dadLe todos los actos de amor que podáis en agradecimiento de tanto amor que derrama sobre vosotros y que muchos ni cuenta os dais de ello.

Os bendigo, Mis pequeños, Mis hijitos, acercaos a Mí, vuestra Madre, especialmente si vuestra traición hacia Él ha sido inmensa.

Visión: Aquí está con nosotros Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción.

Hijitos Míos, acercaos a Mí, vuestra Madre, en Mi Advocación de la Inmaculada Concepción. 

ME ACERCO A VOSOTROS

PORQUE MI HIJO OS PIDIÓ QUE OS PREPARÉIS ESPIRITUALMENTE

PARA LOS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR,

QUE PURIFICARÁN LA TIERRA

Y EL UNIVERSO ENTERO.

Conozco vuestro corazón y muchos de vosotros tenéis vergüenza de acercaros a pedir perdón de vuestros pecados porque éstos son muy graves,

y por eso Me acerco Yo a vosotros, Mis pequeños, para tomaros de la mano, para tranquilizaros, para llevaros hacia Mi Hijo, para que reconozcáis vuestros errores, vuestros pecados, vuestras maldades ante Él.

Os llevo a Él, porque Él comprende el error humano, vuestras debilidades, y perdona todos vuestros pecados. 

No tengáis miedo, Mis pequeños, Yo os llevaré y os presentaré ante Él;

Él es sencillo, Él es todo Amor, y veréis que os perdonará todo aquello que os avergüenza,

y tened por seguro que Él os perdonará hasta el último pecado que tengáis.

Cada uno de vosotros bajasteis del Cielo a una misión específica pero, ciertamente, por cuestiones personales de vuestro ambiente familiar o aun social,

no todos tuvisteis una vida espiritual fuerte que os diera, a lo largo de vuestra existencia, un soporte espiritual para vencer la maldad de Satanás,

Y DE ESO SE APROVECHA EL MALIGNO,

DE QUE NO TODOS TENÉIS ESA FUERZA ESPIRITUAL PARA RECHAZARLO

Y OS VAIS LLENANDO DE PECADOS, DE MÚLTIPLES PECADOS,

PERO YA, POR EL HECHO DE QUE VOSOTROS OS SINTÁIS AVERGONZADOS,

YA ESO ES UN INICIO PARA QUE OBTENGÁIS EL PERDÓN DE ELLOS

PORQUE, AL RECONOCER QUE TENÉIS UN CORAZÓN SUCIO PERO CONTRITO,

OS PODÉIS ACERCAR A UN SACERDOTE

Y ÉL OS LLEVARÁ HASTA EL CORAZÓN DE MI HIJO

Y DEJARÁ VUESTRA ALMA LIMPIA NUEVAMENTE.

Yo os acompañaré, Mis pequeños, Yo estoy aquí que Soy vuestra Madre,

Yo os acompañaré a cada uno de vosotros que, si realmente tenéis un corazón contrito y con deseos de no volver a cometer esos pecados,

que dañan tanto el Corazón de Mi Hijo, seréis perdonados.

Mi Hijo se dio por todos vosotros.

La evangelización era para toda la humanidad de todos los tiempos, y sigue siendo y será, porque Su Palabra es eterna.

Mis pequeños, el Amor de Mi Hijo es infinito y perdona hasta lo más grave que tengáis, siempre y cuando os arrepintáis de corazón.

Vivid pues, en esa seguridad, del Amor de Mi Hijo, no os perdáis la oportunidad de regresar a Él;

al final de vuestra existencia, todos estáis invitados a regresar al Reino de los Cielos, ese es vuestro Hogar Eterno, pero sí se necesita ese requisito: PUREZA DE ALMA.

Acudid, pues, al Sacramento de la Penitencia y dejad que Mi Hijo, a través del confesor, perdone vuestros pecados

y una gran alegría, una alegría inmensa, os hará desbordar de alegría a vosotros mismos por tener nuevamente vuestro corazón limpio,

vuestra alma dispuesta a entrar a las Bodas del Cordero.

Porque os tengo que recordar que vosotros estáis viviendo para Mi Señor y Mi Dios.

Yo, como Madre vuestra, os recuerdo vuestras obligaciones; cada uno de vosotros tenéis vida por Mi Dios y Señor, tenéis vida porque estáis para servir aquí en la Tierra, al Creador, al Redentor, a la Vida.

Mi Señor y Mi Dios os ha dado esa oportunidad grandiosa, bellísima del don de la vida, pero vosotros no estáis dando todo vuestro tiempo para servir a vuestro Creador como debierais.

Ya se os había dicho alguna vez, que seréis juzgados por todo el tiempo de vida que utilizasteis a lo largo de vuestra existencia. 

EL TIEMPO DE VUESTRA VIDA NO OS PERTENECE,

LE PERTENECE A MI SEÑOR Y MI DIOS, VUESTRO CREADOR,

Y DEBERÉIS DAR CUENTAS A VUESTRO DIOS,

VUESTRO CREADOR, MI SEÑOR, POR CADA SEGUNDO DE VUESTRA EXISTENCIA,

¿CÓMO UTILIZASTEIS ESE TIEMPO PARA EL BIEN DE LAS ALMAS Y PARA EL BIEN VUESTRO?

Recordad que es una gracia muy grande el que hayáis sido escogidos para bajar a servir a vuestro Dios, Creador del Universo entero;

es una gracia muy grande que no todas las almas tienen y vosotros, al tenerla, debéis estar conscientes de vuestra tarea y de vuestras obligaciones.

Ciertamente sois cuidados, sois protegidos, sois guiados por las Gracias del Cielo, por la Sabiduría Divina, pero vosotros olvidáis muy pronto vuestras obligaciones.

Yo, como pequeña Sierva de Mi Dios y Señor, Le di Mi fíat desde pequeñita

y se lo confirmé al Arcángel Gabriel cuando Me mostró Mi misión de ser la Madre del Salvador .

*Nota: Se me inflama mi corazón de alegría santa, al escuchar las siguientes Palabras de Mi Madre Santísima.

GRACIA GRANDE, INMENSA, ÚNICA, LA QUE SE ME DABA.

LA ALEGRÍA INFINITA LLEGABA A MÍ,

ME CONFIRMABA EL SENTIMIENTO EN MI SER, QUE TENÍA DESDE PEQUEÑA,

GOZABA LA PRESENCIA DE MI DIOS EN TODO MOMENTO

Y AQUÍ, EN ESTE MOMENTO, ME REBASABA ESA ALEGRÍA

AL ESCUCHAR LAS PALABRAS DEL ARCÁNGEL

ANUNCIÁNDOME TAL BELLEZA DE MISIÓN QUE SE ME CONCEDÍA.

¡BENDITO SEA, MI SEÑOR Y MI DIOS!

EL DIOS ETERNO, EL QUE NO TIENE PRINCIPIO NI FIN,

EL ALFA Y EL OMEGA.

¡GRACIAS, GRACIAS, MI SEÑOR Y MI DIOS!

POR ESOS MOMENTOS, POR ESA MISIÓN CIERTAMENTE GRANDIOSA,

PERO TAMBIÉN DOLOROSA.

¡CUÁNTO AMOR SE DESBORDABA SOBRE MÍ!

¡CUÁNTA ALEGRÍA!

MI CUERPO Y MI ALMA SE ESTREMECÍAN EN TAN GRANDE AMOR DE MI DIOS.

¡GRACIAS, MI CREADOR!

ACEPTÉ DE CORAZÓN ESA MISIÓN,

AUN SABIENDO EL DOLOR QUE EN ALGÚN MOMENTO VENDRÍA,

PERO TAMBIÉN INFINIDAD DE ALEGRÍAS TENDRÍA.

Mis pequeños, vuestra misión, como os dije, es única e irrepetible.

Mi Señor y Mi Dios os ha compartido Su Amor, ha confiado en vosotros para ayudar a Mi Hijo en Su Redención. 

No apreciáis plenamente la Obra tan grande que ha hecho en cada uno de vosotros, Mi Señor y Mi Dios, al daros el Don de la vida y la Misión que tenéis cada uno de vosotros.

No oráis en profundidad ni le pedís al Santo Espíritu de Amor que os haga entender tal regalo divino;

desperdiciáis mucho tiempo y grandes momentos divinos que pudierais tener, si realmente apreciarais y trabajarais para nuestro Dios y Señor.

Ciertamente hay dolor a lo largo de vuestra existencia, pero también hay momentos muy bellos, divinos, grandes, también a lo largo de ella, y que no habéis sabido agradecer a vuestro Creador.

¿Por qué os fijáis solamente en lo malo que os rodea, cuando tenéis infinidad de bendiciones a lo largo del día, a lo largo de vuestra existencia?

Meditad en el Amor que se derrama continuamente sobre vosotros, meditad en las bellezas que os rodean.

No apreciáis ni gozáis lo que se os da y que son regalos del Cielo.

Día a día, hora a hora, minuto a minuto, segundo a segundo, estáis en el pensamiento Divino y Él no se aparta de vosotros,

¿Por qué vosotros os apartáis de Él? ¿Por qué sois tan desagradecidos con Aquel que os dio la vida y os cuida con tanto Amor?

Si realmente vivierais en esa gracia que se os ha dado, viviríais prácticamente el Cielo a lo largo de vuestra existencia.

Os dejáis engañar fácilmente por Satanás, vuestro Enemigo, y en vez de desecharlo de vuestra existencia, le seguís,

y él, en vez de traeros un bien os castiga, os maldice y os lleva a la perdición.

Soy vuestra Madre, la siempre Virgen María, que cuida de vosotros en todo momento.

Os aconsejo, os tomo de la mano, os guío, pero también os reprendo; porque cuando se ama, también se le castiga al ser amado cuando se desvía del camino,

Y no es un castigo de odio, de maldad, es un castigo que renovará vuestra forma de ser.

TOMAD, PUES, VUESTROS DOLORES,

VUESTROS PADECIMIENTOS,

TODO AQUELLO QUE OS CAUSA UN MALESTAR,

Y OFRECÉDMELOS PARA QUE LOS UNA TAMBIÉN

A LOS DOLORES TAN FUERTES QUE TUVE YO EN LA PASIÓN DE MI HIJO.

REPARAD TODO CUANTO PODÁIS,

AMAD COMO AL SER MÁS QUERIDO QUE CONOZCÁIS

Y, AÚN MÁS

No desperdiciéis ya más el tiempo de vuestra existencia, porque de él tendréis que dar cuentas.

Bendecid a vuestro Dios y Creador todo cuanto podáis, porque Él os ama infinitamente, Él no desperdicia ni un segundo para amaros, para cuidaros, para llevaros al Bien Supremo.

Tratad de hacer lo mismo, Mis pequeños, tratad de servirle como Él lo merece,

¡Es vuestro Dios! ¡Es vuestro Dios!

Hijitos Míos, os he pedido, ya varias veces, que no elucubréis, porque la mente es vuestro peor enemigo, os quita la paz.

Vosotros mismos no os concentráis en lo que os debéis concentrar, que es la oración y la vida espiritual.

Os dejáis llevar por lo que otros os dicen y perdéis el tiempo que os he dicho, que no os pertenece, que le pertenece a vuestro Padre Dios, Mi Señor y Mi Dios.

YA OS HABÍA AVISADO MIS PEQUEÑOS, QUE ASÍ,

CUANDO SE EMPEZARAN A DAR LOS ACONTECIMIENTOS,

LOS DEMÁS VENDRÍAN COMO CASCADA,

UNO TRAS OTRO.

¿QUÉ VAIS A HACER, VOSOTROS, CUANDO OS SUCEDA ESTO? 

Os volveréis locos, de seguro, porque tendréis tanto nerviosismo por aquello, por esto, por lo otro, que no haréis lo que debéis hacer.

LA ORACIÓN, MIS PEQUEÑOS, ES IMPORTANTÍSIMA

Y SATANÁS BIEN LO SABE

Y TODOS ESTOS ACONTECIMIENTOS,

OS HE DICHO, SON DISTRACTORES,

PARA QUE VOSOTROS NO OS CONCENTRÉIS EN LO QUE DEBÉIS HACER,

QUE ES LA SALVACIÓN DE ALMAS,

REPARACIÓN DE VUESTROS PECADOS

Mi Hijo os pide que Lo acompañéis en estos momentos, recordando cuando Él se dio por vosotros.

Recordad que para Nuestro Dios y Señor, no hay tiempo.

Lo que sucedió hace poco más de dos mil años, lo estaréis viviendo nuevamente.

¡CUÁNTO DOLOR!, TANTO DE MI HIJO Y PARA MÍ MISMA.

¡CUÁNTO DOLOR!

SI PARA UN PADRE O UNA MADRE,

VER A SUS HIJOS SUFRIENDO,

QUIZÁ, POR UN ACCIDENTE, UNA ENFERMEDAD, SUFRÍS, AHORA,

IMAGINADME A MÍ, VUESTRA MADRE,

VIENDO SUFRIR AL QUE OS VINO A SALVAR,

AL QUE PURO BIEN Y PURO AMOR DERRAMÓ ENTRE LOS HOMBRES,

AL INOCENTE, AL SANTO, AL INMACULADO,

AL DIOS HECHO HOMBRE.

Los mismos sacerdotes, fariseos, manipularon al pueblo, para que gritaran: “CrucifícaLe”, cuando una semana antes Lo estaban alabando con cantos, queriéndoLo hacer rey.

¡Qué cambiante es el hombre!, ¡Qué manipulable es!,

Y esto es por no pedir vosotros, Sabiduría y Discernimiento, que tanto os heMos dicho que pidáis.

SI VIVIERAIS CON ESA SABIDURÍA DIVINA,

QUE SE OS OTORGA DESDE EL CIELO, SERÍAIS INMUTABLES,

PENSARÍAIS REALMENTE, CÓMO OS DEBÉIS CONDUCIR,

SOBRE TODO EN MOMENTOS DIFÍCILES,

QUE, CIERTAMENTE, SE VENDRÁN

Todavía no estáis viviendo aquello que anunciado está.

Sufriréis mucho que, ciertamente, servirá para vuestra propia purificación

y para que os podáis ganar, ya sea el Cielo o los Nuevos Cielos y Tierras, para los que serán escogidos para la próxima generación por vivir.

Es un tesoro muy grande lo que se os dará, pero no estáis preparados para ganároslo.

Los premios se ganan con el trabajo, con el sufrimiento, con la dedicación, con el amor y vosotros dejáis mucho qué desear.

Por eso el Resto Fiel será muy pequeño, porque son muy pocas almas las que realmente, han tomado en serio su vida y su compromiso para con Nuestro Dios.

Si hicierais un recuento, en este momento de vuestra existencia, ¿Qué podríais ofrecerLe a Mi Hijo?

Algunos diríais: tengo esto y aquello, lo compré con mi trabajo, casas, coches, riquezas, soy alguien importante en el mundo,

pero nada de eso puede estar puesto en la balanza para ayudaros para que vuestra alma pueda ganarse el Cielo.

Los bienes materiales no os sirven, al menos que los hayáis compartido con vuestros hermanos que no tienen de ellos.

La Caridad, el Amor, la ayuda espiritual, el ver por el hermano abatido, lo que son las obras de Misericordia.

Ayudar al hermano que está próximo a morir, para que pueda ser preparado para que pueda entrar al Reino de los Cielos.

Ayudar al desvalido. Tantas y tantas formas en que el amor puede realmente, marcar vuestras acciones.

Todo eso, sí se puede poner en la balanza de vuestro Juicio.

TODO ESTO QUE AHORA SUCEDE A VUESTRO ALREDEDOR,

OS DA LA OPORTUNIDAD PARA QUE EMPECÉIS A ACTUAR EN EL AMOR,

COMPARTIENDO BIENES MATERIALES O BIENES ESPIRITUALES,

PERO VIENDO POR EL BIEN DE VUESTROS HERMANOS,

COMO SI VIERAIS A MI PROPIO HIJO, PIDIENDO POR ELLOS.

Ciertamente, si Yo os dijera que, si vierais a Mi Hijo pidiéndoos algo, ni lo dudaríais,

Lo ayudarías inmediatamente, entonces, ¿Por qué no veis a Mi Hijo en vuestros hermanos?

Porque Él Mismo os lo ha pedido así, el que ayuda a alguno de sus hermanos es a Mí a quien ayuda.

Así pues, no veáis estos momentos como algo negativo, algo que os está causando un disturbio, un mal;

Vedlo como una oportunidad de que regreséis a lo que debéis ser, otros Cristos en este tiempo

o ser aquellos hijos de Dios que entendisteis la lección que se os dejó hace un poco más de dos mil años, por el Ejemplo que Mi Hijo os dio y también, por la Palabra que os dio para que la hicierais vida.

Son tiempos de Tribulación, ciertamente, porque anunciado está en las Sagradas Escrituras pero, también, son tiempos en que muchas almas se pueden salvar,

GRACIAS A LA INTERCESIÓN DE VOSOTROS,

LOS QUE YA SABÉIS AMAR

Y SI NO, SERÁN TIEMPOS DE ENSEÑAR A VUESTROS HERMANOS

CÓMO SE DEBE DE VIVIR EL VERDADERO AMOR FRATERNO.

ASÍ QUE, NO OS PREOCUPÉIS DE LO QUE ESTÉ SUCEDIENDO A VUESTRO ALREDEDOR,

PREOCUPAOS SI ESTÁIS APROVECHANDO ESTE TIEMPO,

PARA CRECER EN SANTIDAD Y PODÁIS GANAR EL REINO DE LOS CIELOS.

ESO SÍ OS DEBE PREOCUPAR

Y SE OS ESTÁ DANDO LA OPORTUNIDAD PARA QUE LO LOGRÉIS.

El Mal, en la gran mayoría de los momentos, os va a traer un bien,

Aprovechad, pues, esta oportunidad para que mostréis a Mi Hijo, en vuestras acciones, en vuestras palabras, en vuestra vida.

Que la Paz de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad quede en cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre, María, la Sierva del Señor.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: