Archivos diarios: 8/05/20

DESCUBRIENDO LOS TALENTOS


Mayo 6 2020

Habla Dios Espíritu Santo

Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Espíritu Santo.

Cuando se os da el don de la vida, Yo entro con vosotros al cuerpo y voy dotando a vuestra alma de los dones, carismas, virtudes, todo lo necesario espiritual que necesitaréis para vuestra misión.

El amor siempre es imprescindible para que vosotros cumpláis con vuestra misión; el amor es donación. 

Se os ha dicho que el amor es dinámico y, de esta forma, los dones que Yo os concedo a cada uno de vosotros al bajar a servir al Señor, Nuestro Padre, Nuestro Dios, Mi Dios, Yo Dios, son para que vosotros os donéis a Él.

VOSOTROS SOIS INSTRUMENTOS DEL AMOR DIVINO,

CADA UNO DE VOSOTROS SERÉIS PUESTOS EN DIFERENTES ZONAS DEL MUNDO

Y UTILIZARÉIS LOS DONES QUE SE OS DAN

PARA QUE LE CUMPLÁIS CORRECTAMENTE,

PERO SOBRE TODO CON UNA DONACIÓN TOTAL DE VUESTRA PARTE.

Al final de vuestra existencia, al final de vuestra misión sobre la Tierra, regresaréis al Reino de los Cielos y seréis juzgados.

Y no por los dones, carismas, virtudes, que se os dieron, puesto que esos son Míos.

Seréis juzgados por el cómo utilizasteis esos dones y por vuestra disposición personal para utilizar los dones que se os dieron, o sea,

SE OS JUZGARÁ POR VUESTROS ACTOS.

Porque caéis luego en soberbia al compararos con vuestros hermanos ya que algunos tenéis dones más elevados que otros.

PERO OS REPITO, LOS DONES SON MÍOS.

LAS OBRAS SON VUESTRAS.

Vuestra parte humana también juega un rol muy importante, especialmente con la humildad.

Posiblemente habréis nacido en un hogar bien acomodado económicamente y se os pide misionar en zonas pobres; si vosotros no tenéis disposición de vuestra parte,

Y ESTO OS LO DA LA HUMILDAD,

Aunque tengáis grandes dones, carismas, virtudes, no querréis ir a misionar a esos lugares porque no hay suficiente humildad.

Y el resultado será prácticamente nulo cuando regreséis al Reino de los Cielos. No supisteis aprovechar,

O NO QUISISTEIS APROVECHAR, LOS DONES QUE SE OS DIERON,

PORQUE NO OS SENTISTEIS A GUSTO A DONDE SE OS MANDÓ IR

PARA LLEVAR LA PALABRA,

A COMPARTIRLA CON VUESTROS HERMANOS

vuestra soberbia echó a perder los grandes dones que se os dieron.

Y viceversa, que algunos de vosotros hayáis nacido en hogares sencillos, humildes y se os hayan dado también dones grandes.

SAN ANTONIO DE PADUA, oraba y ayunaba antes de salir a predicar. Luego le decía al Señor: “Jesús, TÓMAME, vayamos a la playa y mientras Tú predicas, el Espíritu Santo que traiga a los oyentes…”

Pero sentís que no hay elocuencia en vosotros u os sentís que no estáis a gusto con ese medio y no pusisteis de vuestra parte,

Y NO UTILIZASTEIS LOS DONES QUE SE OS DIERON,

TAMBIÉN LLEGARÉIS A VUESTRO JUICIO PERSONAL

SIN HABER HECHO GRANDES MÉRITOS ENTRE VUESTROS HERMANOS.

Quiero que entendáis esto perfectamente, Mis pequeños.

LA MISIÓN SE OS ENCOMIENDA DE PARTE NUESTRA,

VOSOTROS NO ESCOGÉIS A DONDE IR,

SOR MARIA DE JESUS DE ÁGREDA, oraba y ayunaba. Y desde su celda le decía a Jesús: “Señor, ayer el jefe de los sioux nos torturó hasta matarnos; ¿Crees que ahora sí se den por vencidos y accedan a escucharnos? Hoy que regresemos, dices que además estaremos con los cherokees y los cheyennes; entonces  también el Espíritu Santo tendrá que multiplicar los rosarios, porque ya aumentaron las mujeres que me están enseñando a bordar, mientras rezamos…”

NOSOTROS OS MANDAMOS A DÓNDE IR

Y PONEMOS A PRUEBA VUESTRA PERSONA,

veMos hasta dónde puede llegar vuestra donación, vuestra humildad, vuestra sencillez

pero, sobre todo, hasta dónde puede llegar el respeto a Nuestras Órdenes.

NUNCA SE OS VA A PEDIR MÁS ALLÁ DE LO QUE PODÁIS HACER,

PERO SÍ SE OS VA A ACRISOLAR PARA DAROS EL PREMIO ETERNO. 

Podréis pedirMe todo lo que necesitéis cuando estéis en vuestra misión,

Se le atribuye el don de la bilocacion. Mientras permanecía encerrado en su celda, lo vieron llegar junto a la cama de ciertos moribundos a consolarlos o curarlos. Se le atribuyó también el don de la sanación, de los cuales quedan muchos testimonios, siendo las más sorprendentes, la curación de enfermos desahuciados. “Yo te curo, Dios te sana” era la frase que siempre solía decir, para evitar muestras de veneración hacia su persona.

Y os lo daré porque es para el bien de vuestros hermanos, para Gloria Nuestra

Y PARA VOSOTROS MISMOS

UN CRECIMIENTO ESPIRITUAL QUE OS LLEVARÁ A DIFERENTES ALTURAS

EN EL REINO DE LOS CIELOS, CUANDO REGRESÉIS A ÉL.

Sed sencillos, obedientes a lo que se os manda y así estaréis seguros de estar actuando según Nuestra Voluntad y no según vuestras comodidades humanas.

Yo os conozco perfectamente, porque vivo en vuestro interior y os voy aconsejando.

Os voy dando la Sabiduría que necesitaréis a lo largo de vuestra existencia, pero

Hijos, sean humildes para admitir sus errores y sabios para aprender de ellos.

YA DEPENDE DE VOSOTROS,

SI EN HUMILDAD, SI EN SENCILLEZ,

ACATÁIS NUESTRAS ÓRDENES DIVINAS,

DE ESO DEPENDE VUESTRO PREMIO TAMBIÉN

EN EL REINO DE LOS CIELOS.

Sed sencillos para que podáis ser grandes en el Reino de los Cielos.

 Yo Soy vuestro Dios Espíritu Santo. Yo os traigo el Amor, Yo os traigo la paz en vuestro interior,

YO VIVO EN CADA UNO DE VOSOTROS, DENTRO DE VOSOTROS,

HABITO DENTRO DE VOSOTROS.

Aunque vosotros no Me hagáis caso Yo habito en vosotros, Yo os voy guiando,

Yo Soy el que os voy indicando si vuestro caminar es correcto u os habéis desviado por causa del pecado o de vuestras malas obras.

Yo os voy llevando a la santidad de vida. Yo os voy aconsejando, Yo voy tomando vuestra vida cuando vosotros Me permitís que os guíe.

Sí, Mis pequeños, a pesar de que habito dentro de vosotros, Yo no puedo actuar si vosotros no Me lo permitís.

Yo quiero que vosotros os deis cuenta de que

TODO UN DIOS ESTÁ DENTRO DE VOSOTROS

Y OS ESTÁ CUIDANDO Y OS ESTÁ LLEVANDO A LA SANTIDAD DE VIDA.

Pero el hombre se distrae tanto con las cosas del mundo, que no sabe que Yo habito en vosotros

y que puedo hacer grandes cosas con cada uno de vosotros.

Vosotros habéis sido creados por el Padre con características muy particulares cada uno de vosotros,

ME HA PUESTO EN VUESTRO INTERIOR PARA QUE YO OS GUÍE,

RESPETANDO VUESTRA PERSONALIDAD, VUESTRA INDIVIDUALIDAD.

CADA UNO DE VOSOTROS ES MUY ESPECIAL,

PARA LA OBRA DEL PADRE.

Y si cuando vosotros os dais cuenta que Yo estoy en vuestro interior, Me dejáis actuar,

PARA QUE VOSOTROS OS DEJÉIS MOVER, DE ACUERDO A MÍ VOLUNTAD,

ES CUANDO YO PUEDO HACER GRANDES OBRAS CON VUESTRO SER,

CON VUESTRA MISIÓN Y AÚN CON VUESTRA PERSONALIDAD.

Yo no os puedo presionar, Yo os voy indicando en qué estáis obrando bien u obrando mal, para que vosotros, con esto, podáis discernir vuestro caminar.

Si vais por el bien, os llevo hacia la perfección.

si vais por el mal, os lo hago saber para que detengáis vuestro paso y caminéis por un nuevo camino que os lleve hacia el Bien.

Nunca os abandono, aunque vosotros Me abandonéis y no Me hagáis caso,

siempre tendréis la oportunidad de escucharMe, si vosotros acalláis vuestro interior de todas las cosas que el hombre tiene.

CUANDO VOSOTROS ENTRÁIS EN ORACIÓN,

QUE ESTO ES LA PLÁTICA ÍNTIMA CONMIGO, CON VUESTRO DIOS,

ES CUANDO YO PUEDO HACER GRANDES OBRAS CON VOSOTROS,

Espiritu de Dios llena mi vida, llena mi alma, llena mi ser…

Pero vosotros debéis dar el primer paso, Yo no os puedo presionar,

Yo os puedo guiar y os amo muchísimo, Mis pequeños.

Como Dios, en la Santísima Trinidad, queremos la perfección de cada uno de vosotros y qué mejor que Yo, que habito dentro de vosotros,

QUE OS CONOZCO HASTA MEJOR QUE VOSOTROS MISMOS,

OS PUEDA GUIAR HACIA ÉSA PERFECCIÓN y sobre todo,

a que podáis utilizar plenamente los dones que se os han concedido para llevar a cabo vuestra misión.

No os podéis quejar Mis pequeños, de que no tenéis nada, de que vinisteis a la Tierra sin capacidades, eso no es verdad,

Tenéis todo y sobre todo, ME TENÉIS A MÍ EN VUESTRO INTERIOR.

YO SOY VUESTRO DIOS EN LA SANTÍSIMA TRINIDAD,

LA TERCER PERSONA Y YO ESTOY CON VOSOTROS.

Acudid a Mí Mis pequeños, cuando necesitéis algo muy importante venid, confiad en Mí;

lo que Me digáis, Yo, de antemano lo conozco, porque Yo conozco lo que tenéis en vuestra mente y en vuestro corazón,

pero os respeto y espero hasta que venís a Mí y Me lo platicáis vosotros mismos en total libertad y en confidencialidad.

LLEVAD ADELANTE VUESTRA MISIÓN, Mis pequeños,

pero dejad que Yo os guíe y así, todo lo que hagáis, tendrá un grado de perfección muy alto.

Desgraciadamente el hombre, siempre pone su parte y puede echar a perder una gran obra, que se podría lograr si vosotros accedierais a que Yo obrara plenamente a través de vosotros.

No es que no os tome en cuenta, que no sirváis para nada, sino al contrario, se os ha dicho mucho que SOIS INSTRUMENTOS y el ser instrumento es una posición muy grande ante los Ojos de Dios,

Porque para ser instrumento se necesita en toda voluntad, soltarse a que Nuestra Voluntad pueda trabajar a través de vosotros

Y ES VUESTRA VOLUNTAD LA QUE LOGRA EL GRAN MILAGRO

A QUE VOSOTROS SEÁIS INSTRUMENTOS

MUY AGRADABLES PARA LA OBRA DE DIOS.

Así pues, Mis pequeños, os pido nuevamente esto, que os olvidéis de vosotros mismos, que Me dejéis trabajar a través de vosotros, en total libertad, y que vosotros además gozaréis de Mis Méritos,

PORQUE VUESTROS HERMANOS OS VERÁN A VOSOTROS REALIZAR LOS GRANDES PRODIGIOS,

NO ME VERÁN A MÍ, porque Yo estoy en vuestro interior, os verán a vosotros, recibiréis vosotros el mérito

pero vosotros, EN HUMILDAD, RECONOCERÉIS QUE EL MÉRITO LO TENGO YO,

PERO ESTAMOS TRABAJANDO JUNTOS

PARA QUE EL REINO SE DÉ NUEVAMENTE SOBRE LA TIERRA.

Dejaos pues, Mis pequeños, DEJAD QUE VUESTRO DIOS ESPÍRITU SANTO,

QUE HABITA DENTRO DE VOSOTROS,

REALICE EL GRAN CAMBIO EN VOSOTROS

Y GOCÉIS LAS PERFECCIONES QUE SOLAMENTE PUEDEN VENIR DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

LlamadMe pues, Mis pequeños, deseadMe de corazón que Yo Viva en vuestro interior y ahí estaré pronto, para vuestra purificación y vuestra santificación

Y juntos, vuestra voluntad y Mi Divinidad, lucharemos por vuestra santidad.

Dejad que vuestra alma se libere ya de las ataduras del mal, dejad que vuele hacia donde tiene que volar, que es hacia Nuestra Santísima Trinidad

Y dejad que goce plenamente ya de la vida espiritual a la que todos vosotros estáis llamados,  porque mucho se ha hecho por salvaros.

Preparad todo vuestro ser para el Gran Encuentro con el Amor, después de la Purificación Universal. Embelesados con Mis Bendiciones y regalo viviréis.

Orad y esperad, el tiempo se acerca presuroso, os amo, Mis pequeños.

Yo os Bendigo en el Amor de Mi Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mi Amor infundido en los corazones.

http://diospadresemanifiesta.com/

LA LEVITACIÓN

La levitación consiste en el levantamiento, el mantenimiento y el desplazamiento en el aire del cuerpo humano, o de diversos objetos, sin apoyo visible y sin la acción manifiesta de alguna fuerza física.

‍Según los testimonios de personas que han visto levitar a santos, el fenómeno se producía en momentos en que caían en un fuerte éxtasis amoroso por Dios, Jesucristo o María.

Y se levantaban del suelo perdiendo la noción del tiempo y el espacio.

Acá presentamos los casos de San José de CupertinoSan Gerardo Majella y San Pablo de la Cruz.

La levitación es uno de los fenómenos más mencionados en las vidas de los santos.

Muchos más santos han experimentado esta maravilla, además de los que se mencionan a continuación.

Algunos santos más importantes son San Benito José Labre, Santa Ángela de Brescia, Santa Antonieta de Florencia, Santa Arey, San Pedro Celestino, Santa Colette, Santa Margarita de Hungría, San Esteban de Hungría, Santa María de Egipto, San José Oriol, Venerable Bentivolio Buoni, San Francisco de Paula, San Juan de San Facond y San Martín de Porres.

Se le atribuye el don de la bilocacion. Sin salir de Lima, fue visto en México, en África, en China y en Japón, animando a los misioneros que se encontraban en dificultad o curando enfermos. Mientras permanecía encerrado en su celda, lo vieron llegar junto a la cama de ciertos moribundos a consolarlos o curarlos. Muchos lo vieron entrar y salir de recintos, estando las puertas cerradas. En ocasiones salía del convento, a atender a un enfermo grave y volvía luego a entrar sin tener llave de la puerta y sin que nadie le abriera. Preguntado cómo lo hacía, siempre respondía: ‘yo tengo mis modos de entrar y salir.’

También se ha testimoniados que levitaba el Padre Pío mientras celebraba misa y se afirmado que la mística María Esperanza de Bianchini también lo hacía.

Sin embargo hay fenómenos de levitación provocados por el demonio, por ejemplo en los exorcismos y en sesiones mediúmnicas.

‍La levitación ha sido el tema de un notable trabajo de Olivier Leroy, profesor adjunto de la Universidad por 1930.

En este artículo hablaremos de la levitación y luego daremos el ejemplo de tres santos.

LA LEVITACIÓN DEMONÍACA

Sulpicio Severo escribe a propósito de San Martín:

“He visto, al acercarse Martín, a un demoníaco levantarse y permanecer en el aire, con los brazos extendidos, en forma que sus pies no se posaban en el suelo.

Hubierais visto a esos desdichados agitarse en diversa forma:

Unos estaban levantados y suspendidos en el aire con los pies en alto, sin que sin embargo, los vestidos vinieran a caer sobre sus rostros y a descubrir sus cuerpos en forma inconveniente”.

Sin embargo, también se hallan ejemplos análogos en San Hilario, en San Paulino, en la vida de Santa Genoveva, de San Vicente Ferrer, etc.

  1. Loroy cita las levitaciones de una poseída de Louviers, Francisca Fontaine, exorcizada en 1591, sesiones que fueron registradas en un acta cuyo original se halla en la Biblioteca Nacional (H. S. N.° 24.122 del fondo francés).

Se lee allí que Francisca, en presencia del preboste Morel, de su notario y de otras personas, fue “levantada en el aire cerca de dos pies sobre el suelo, toda derecha”, luego, habiendo caído cuan larga era, fué arrastrada así a través de la sala, con gran asombro de todos.

En otro momento, cuando el preboste le leía a modo de exorcismo el Evangelio según San Juan, la posesa, que estaba extendida sobre el piso de espaldas, se levantó tres o cuatro pies.

Y fué trasladada así horizontalmente en la dirección del exorcizador improvisado, quien tuvo tanto “miedo” que huyó hasta el recinto reservado a los jueces, y allí se atrincheró.

Calmeil, en su Traite sur la folie, cita una carta de un misionero:

“Pensé durante un exorcismo —dice el misionero— de comandar al demonio, en latin, de transportarlo (al indígena poseso) al techo de la iglesia, con los pies en alto y la cabeza hacia abajo.

En seguida su cuerpo se tornó rígido, y como si hubiera estado imposibilitado en todos sus miembros, fue arrastrado del centro de la iglesia hasta una columna.

Y allí con los pies juntos, el dorso pegado a la columna, sin ayudarse con las manos, fué trasladado en un segundo hasta el cielo raso, como un peso que hubiera sido atraído en alto velozmente sin que pareciera hacer nada de su parte.

Suspendido del techo los pies pegados, la cabeza hacia abajo, indiqué al demonio, como me lo había propuesto, la falsedad de la religión pagana.

Lo tuve más de media hora en el aire, y no teniendo más paciencia para mantenerlo allí más tiempo, por lo asombrado que yo mismo estaba, ordené al demonio que lo colocara a mis pies sin hacerle daño…

El demonio me lo tiró en seguida como un atado de ropa sucia, sin dañarlo”.

LEVITACIÓN DE MÉDIUMS

La levitación —dice Carlos Richet— es “un fenómeno excepcional, aun para los grandes médiums”.‍

“El célebre médium Daniel Douglas Home, según W. Crookes, tuvo un centenar de levitaciones comprobadas por varios testigos.

“En tres ocasiones distintas, vi que Home se elevaba completamente hasta el techo de la habitación.

La primera vez, estaba sentado sobre un sofá; la segunda estaba de rodillas sobre su silla y la tercera de pie.

En cada ocasión, tuve toda la comodidad posible para observar el fenómeno en el momento en que ocurría”.

Lord Lindsay, Lord Adare y el capitán Charles Winne asistieron a fenómenos parecidos.

‍Estas levitaciones ocurrían generalmente en una oscuridad más o menos acentuada.

Pero Lord Linsay declaró al comité de la “Dialectical Society”, que había visto a Home, en plena luz, levantado diecisiete pulgadas del suelo.

‍Este médium, se dice, podía provocar la levitación hasta en otras personas.

‍Habría hecho subir a un amigo del Dr. Hawksley sobre una tosca mesita que con su carga se levantó unas ocho pulgadas del suelo.

El Dr. Hawksley pudo examinar a su gusto el fenómeno pasando la mano entre los pies de la mesita y el piso.

‍La escena tuvo lugar a las tres de la tarde.

‍W. Stainton Moses profesor del University College School, alrededor de los treinta años de edad, fué objeto de fenómenos extraordinarios descritos por su amigo Fr. Myers.

Su primera levitación ocurrió el 30 de junio de 1870.

‍Estaba sentado con las espaldas vueltas hacia el círculo de los experimentadores.

Y se sintió levantado con su silla a una altura de 30 ó 40 centímetros.

Luego el movimiento ascendente continuó, sin silla, hasta que su cabeza se halló a poca distancia del techo.

Descendió dulcemente y se encontró sobre su silla que había retomado su lugar.

Parecía hallarse perfectamente consciente de todo lo que pasaba y no probó más que una ligera sensación de fatiga al respirar.

Esta experiencia fue repetida nueve veces con mayor o menor éxito.

Más recientemente, experiencias análogas fueron realizadas por el Dr. Schwab con María Vollhart, y por el Dr. H. Schrenck-Notzing con el médium Willy.

El Dr. Geley vio a éste en Vicna, en casa del Dr. Holub y fué testigo de una levitación, cuyo contralor le pareció impecable”.

Pero también está la ilusión de levitación.

LAS SEUDO-LEVITACIONES FISIOLÓGICAS O PATOLÓGICAS

Es común, en ciertos sueños, el hecho de experimentar la sensación de ser levantado, de flotar en el vacío y de moverse en él.

El psicólogo Leuba escribe:

“Durante experiencias que yo mismo establecí, mediante éter y protóxido de nitrógeno, dos sujetos experimentados tuvieron la sensación de la levitación”.

Finalmente, algunos neurópatas o locos tienen la ilusión de elevarse en el aire, como el falso éxtasis de P. Janet, que escribió:

“En ciertos momentos no toco ya el suelo; mis sandalias no se mojan cuando el piso está húmedo…

Ya no camino, vuelo…

VIAJE ASTRAL Man jumping Flying levitation with lake and mountains on background Lifestyle Travel happy emotions concept outdoor

Yo estoy cada vez más levantado; el milagro se torna indiscutible.

Yo parto…

¡Adiós! ¡Adiós!”

Pero sus pies no abandonaron nunca el pavimento.

‍Por otra parte, se han comparado a menudo a la levitación, los accesos de somnambulismo o de histeria acrobática, que hacen tomar a los pacientes las actitudes más extraordinarias, los hacen saltar en el aire, trepar a los árboles o por las paredes, etc.

Pero en estos dos órdenes de hechos no se trata más que de fantasías del sujeto, o de actos de acrobacia sin relación con la levitación.

‍Pero no hay sólo levitación de personas sino también de objetos.

LEVITACIÓN DE OBJETOS

Cabe comparar a las levitaciones corporales con las levitaciones de objetos.

Porque en ambos casos son las mismas leyes físicas las que parecen ser violadas y las dos clases de fenómenos pueden aclararse mutuamente.

  1. Levitación de objetos religiosos.
  2. La historia religiosa refiere a menudo desplazamientos de objetos sin contacto:
  3. estatuas, crucifijos, imágenes, etc.
  4. El más célebre de estos fenómenos, pero también el más discutido, es la Traslación de la Casa de la Virgen, la Santa Casa de Nazaret, a Loreto, hacia fines del siglo XIII.

Nos atendremos a un solo ejemplo indiscutible: el milagro del Ostensorio de Favemey, acaecido el 26 y 27 de mayo de 1608,ante la presencia de miles de testigos.

Comprobado por una investigación oficial, cuyas declaraciones han llegado hasta nosotros, y relatado finalmente por un protestante, Federico Vuillard, que se convirtió después del examen directo de tal prodigio.

“En oportunidad de la fiesta de Pentecostés, se había construido un altar ante las rejas del Coro.

El Santísimo había sido depositado allí el sábado, antes de las vísperas.

Esa noche y el domingo, numerosas personas hicieron acto de adoración delante de Él.

El lunes por la mañana, cuando el sacristán fué a abrir la iglesia, ésta estaba llena de humo y el altar estaba reducido a escombros incandescentes.

Pero el ostensorio se mantenía sin algún apoyo seis pulgadas más alto y cuatro dedos más atrás, por lo menos, que el lugar en que había sido depositado.

Estaba inclinado hacia atrás, de modo que su pie se hallaba a un dedo más o menos de las rejas del coro y la pequeña cruz que lo coronaba, la tocaba con la punta de uno de los brazos.

Un trozo de tela quemada había caído entre el intervalo mínimo, del espesor de un grueso cuchillo, que había entre esa punta y las rejas.

Un religioso sopló sobre la ceniza y el intervalo apareció completamente libre.

El ostensorio quedó en ese estado de levitación durante treinta y seis horas aproximadamente.

La muchedumbre acudió de todas partes, para contemplar el prodigio.

Finalmente, el martes por la mañana, poco después de las nueve, mientras el abate Aubry, párroco de Menoux, celebraba la Misa ante gran concurrencia de gente, uno de los cirios encendidos que se hallaban sobre la mesa que se había improvisado debajo del ostensorio, a un palmo del mismo, se apagó tres veces.

Y en el momento de la Elevación, “el Sagrado Relicario se movió, dando un leve sonido argentino.

Luego se dobló, se enderezó de nuevo, y en el mismo momento en que el abate Aubry recogía el sacratísimo, Cuerpo de Dios sobre el altar, el ostensorio milagroso descendió derecho, con la cara vuelta a los fieles.

Bajó dulcemente por sí solo, y sin ayuda de nadie, avanzando por el medio del corporal colocado sobre el pequeño misal.

Y se colocó exactamente a una distancia de tres dedos de las rejas, en su verdadera y digna posición”.

  1. b) Levitación de objetos no religiosos.

Se encuentra en las sesiones mediánicas, generalmente en la oscuridad o a la luz débil y a poca distancia del médium.

El Dr. Carlos Richet cita numerosos ejemplos en su Traite de Métapsychique, sobre todo las levitaciones de objetos pequeños mediante Stanislawa Tomezky, en presencia de J. Ochorowitz y del mismo.‍

Nosotros hemos sido testigos personales de levitaciones de objetos, mandolina, pantalla fosforescente, pequeño vestido, etc., obtenida en 1927 en Varsovia por la señora Popiclska, en condiciones de contralor que nos parecieron absolutamente exactas.