Archivos diarios: 23/05/20

EL EVANGELIO DEL AMOR


Mayo 22 2020

Visión: Desde que llegamos a la iglesia, me tomó Papa Dios y me empezó a mostrar cosas muy bonitas del Cielo. Veía mucho movimiento ahí en el Cielo, donde estaba Dios Padre, la Santísima Trinidad.

Veía caminar, por decirlo así, personas, almas o ángeles, santos en el Cielo.

Luego, durante la homilía, veo a la Santísima Virgen del Carmen sentada con el Niñito Jesús del lado izquierdo en Sus brazos, y un ángel estaba adorándolos, postrado.

Veía sus alas, su ropaje era como de un color rojizo/rosado. Se va el ángel que los estaba adorando con la frente en el suelo, y en eso se levanta la Santísima Virgen cargando al Niñito Jesús.

Empiezan a platicarme, pero como hacia mi alma porque yo no oía palabras, y en eso volteo hacia arriba y veo un águila grande que pasa sobre nosotros, a unos 100 metros.

Y era un águila grande, entonces da vuelta y se regresa y empieza a bajar.

Al momento en el que baja, baja junto a la Santísima Virgen y, en ese momento, se convierte en San Juan Evangelista y trae un libro en su mano derecha.

Se me quedan viendo y como que me están transmitiendo algo, no oigo palabras, no oigo nada en mi cerebro, pero me están como dando tal vez instrucciones, algo, porque me están viendo y se están dirigiendo hacia mí.

En eso se acerca San Juan con el libro, me lo da y me dice: “Toma. Tú hablarás de mi Evangelio” (de sus escritos, de su libro)

En ese momento entendí que era el Evangelio del Amor, pero también el Apocalipsis. 

Se regresa junto a la Santísima Virgen y le digo:

“Pero no tengo muy buena memoria para acordarme de todo, te pido que me ayudes” y en eso, estando como de frente a frente, como de mente a mente,

Pero a como 3 metros de distancia que estaba, sale de su frente como un agujerito café, rodeado de dorado y entonces entra a mi frente también, por un agujerito.  

Luego Veo grande a la Virgen María y en Su brazo izquierdo al Niñito Jesús.

Habla Nuestra Señora de Guadalupe

Hijitos Míos, os traigo a Mi Pequeñito, a vuestro Dios, Dios Encarnado para vuestro bien.

Os traigo a Mi Pequeñito para que os arrepintáis de vuestros pecados.

Él se ha dado por vosotros, Él vino a redimiros, Él está entre vosotros.

Ved: ES PEQUEÑITO, PERO ES GRANDE,

ES INMENSO, ES OMNIPOTENTE, ES VUESTRO DIOS;

GUADALUPE significa en náhuatl: “APLASTA LA CABEZA DE LA SERPIENTE”

Ved Su Sencillez, Su Amor por vosotros.

¡Cuánto Amor os tiene que vino para redimiros, sabiendo todo lo que iba a pasarle!

¡Cuánto Amor os tiene que aceptó la Muerte de Cruz para levantar nuevamente al género humano!

¡Cuánto Amor os tiene que, a pesar de vuestros pecados, vuestra insolencia, vuestro olvido hacia Él!

Os sigue buscando, os sigue apartando vuestro lugar en el Reino de los Cielos, hasta que entendáis;

hombres necios, que vivís en pecado, que vivís aumentando la Maldad de Satanás en vuestro interior!

Madre de todos los pueblos, de la mar estrella, llévanos a Cristo. Dános sus promesas.

Ved Su Inocencia, Inocencia que ya habéis perdido vosotros. 

VUESTRA SOBERBIA HA CRECIDO TANTO

QUE SENTÍS NO NECESITAR A MI HIJO,

NO NECESITAR SU PERDÓN, NO NECESITAR SU AMOR

Ved cuánto os ama, que os sigue amando a pesar de que vosotros ya no os amáis los unos a los otros.

Os traigo a Mi Pequeño nuevamente, para que se mueva vuestro corazón a la contrición de vuestros pecados, al dolor de vuestras faltas;

para que veáis Su Pureza, Su Santidad y vosotros os veáis a vosotros mismos sucios, nauseabundos, por tanto pecado que lleváis en vuestro interior.

Ved en Mi Pequeño la Santidad de todo un Dios y vosotros, que debierais ser Sus creaturas preferidas, amantes, que le dierais Gloria y alegría, sucede todo lo contrario.

Lo llenáis de oprobios, de maldiciones. No hay santidad en vosotros ni la buscáis, simplemente no os interesa vivir en el Bien.

Ved a vuestro Dios, es Mi Hijo Pequeñito, pero es vuestro Dios Omnipotente, Infinito, que os perdona vuestros pecados, siempre y cuando vengáis arrepentidos a Sus Pies,

Pero ¡NO!, ya es tanta vuestra soberbia, que os habéis acostumbrado a vivir entre el estiércol.

¿Cómo queréis que las Bendiciones de Mi Hijo, vuestro Dios caigan sobre vosotros, si vosotros mismos no las buscáis, no las pedís,

NO OS ARREPENTÍS DE VUESTROS PECADOS,

PARA QUE ÉL OS VUELVA A CONSENTIR, A AMAR 

como si fuerais esos verdaderos hijos Suyos

Ciertamente el Amor de Mi Hijo, vuestro Dios, siempre está ante vosotros, Su Amor nunca os faltará, pero no se le ama igual al hijo bueno que al hijo extraviado.

¿CÓMO QUERÉIS QUE TODO CAMBIE A VUESTRO ALREDEDOR,

SI VOSOTROS MISMOS NO QUERÉIS LIMPIAR VUESTRA CASA INTERIOR,

QUE ES VUESTRA ALMA?

¿Cómo podéis hacer actos buenos, cuando vuestra alma está llena de pura maldad?

Queréis que los demás cambien, que se os consienta, que se acepte vuestra forma de ser, cuando vuestros actos son contrarios a la ley de vuestro Dios. 

Os traigo nuevamente a Mi Hijo, para que veáis en Él Su Pureza y Santidad y así os arrepintáis.

Y si sois sinceros y honestos con vosotros mismos, veréis vuestra suciedad espiritual y ojalá os arrepintáis de vuestros pecados.

Y DEL DOLOR QUE LE CAUSÁIS CON CADA PECADO QUE COMETÉIS

 Él se dio totalmente por vosotros y de vosotros no sale ni siquiera un acto de amor y de agradecimiento hacia Él; pedís demasiado, cuando de vosotros prácticamente no sale ningún bien.

Se os ha dicho: “Buscad primero el Reino de Dios, y lo demás se os dará por añadidura”. Esta humanidad vive de añadidura, no busca ya el Reino de Dios. 

Yo, vuestra Madre, la Siempre Virgen María, vengo pidiendo por vosotros desde hace muchos años.

INTERCEDIENDO ANTE NUESTRO DIOS, EN SU SANTÍSIMA TRINIDAD, POR VUESTRO BIEN,

PARA QUE LOS CASTIGOS QUE ESTÁN PREPARADOS

PARA ESTA HUMANIDAD NECIA Y MALA, NO SE LLEVEN A CABO,

PERO VOSOTROS NO REACCIONÁIS

Por eso, os vengo a presentar nuevamente a Mi Hijo Pequeñito para que se enternezca vuestro corazón y os deis cuenta de que Lo necesitáis, que os deis cuenta que sin Su Amor no sois nada.

Su Amor es tan grande que os da la oportunidad de arrepentimiento hasta los últimos momentos antes de que se desaten las grandes catástrofes que han de venir. 

Si entendierais, si recapacitarais, si se moviera vuestro corazón a la penitencia y a un arrepentimiento profundo de vuestros pecados,

ESTOS ACONTECIMIENTOS DISMINUIRÍAN

Y NO SUFRIRÍAS TANTO LA PURIFICACIÓN, QUE YA ES IMPOSIBLE DE DETENER,

PERO AL MENOS AMINORAR VUESTRO SUFRIMIENTO

Me sigo presentando ante vosotros, sigo intercediendo por vosotros, porque sois Mis hijos, no quiero que sufráis,

Mis pequeños. Vosotros también tenéis hijitos pequeños, por eso os he traído a Mi Hijo para que ese amor de vuestros hijos, que enternece vuestro corazón,

también el amor hacia Mi Hijo enternezca vuestro corazón y os arrepintáis de vuestros pecados.

¡ENTENDED, MIS PEQUEÑOS! SON VUESTRAS ÚLTIMAS OPORTUNIDADES DE ARREPENTIMIENTO,

DESPUÉS VENDRÁ EL CAOS Y NO ESTÁIS PREPARADOS PARA ESA GRAN PRUEBA

¡ARREPENTÍOS, MIS PEQUEÑOS! OS LOS PIDO DE CORAZÓN

¡ARREPENTÍOS!  ¡NO ESTÁIS PREPARADOS PARA ESA GRAN PRUEBA!

Hijitos Míos, Soy la Mujer vestida de Sol con la Luna bajo Sus Pies, y las estrellas sobre Mi Cabeza.

Hijitos Míos, Soy la Mujer del Apocalipsis, estoy con vosotros.

ESTOS SON TIEMPOS DE CAMBIO,

ESTOS SON TIEMPOS DE VIDA, PARA LOS QUE ESTÁN CON MI SEÑOR Y MI DIOS,

ESTOS SON TIEMPOS DE MUERTE

PARA AQUELLOS QUE HAN ESCOGIDO VIVIR EN EL MAL

Se os ha venido anunciando y advirtiendo por mucho tiempo de estos cambios que se debían dar,

porque no todos han aceptado la voluntad de Mi Señor y Mi Dios.

¡Benditos aquellos que han aceptado en su corazón que Mi Señor y Mi Dios vive en él!

Lágrimas corren por Mi Rostro Mis pequeños, por aquellos que se decidieron por el Mal;

Me duele de todo Corazón que hayan hecho a un lado de su vida a Aquel quien os creó,

Quien os ha amado y os sigue amando a pesar de vuestro pecado, que clama por vuestro cambio, que clama para que todavía abráis vuestro corazón a Su Amor.

Me duele de Corazón que sigáis a aquel que traicionó al Amor y os está traicionando a vosotros.

¿Qué acaso no veis la Maldad de Satanás a vuestro alrededor?

¿Qué acaso no veis lo que os ha robado? 

SATANÁS OS HA ROBADO EL AMOR,

ÉL RECHAZÓ EL AMOR Y POR ESO UN DEMONIO SE VOLVIÓ

AHORA VOSOTROS MISMOS OS ESTÁIS VOLVIENDO DEMONIOS

AL RECHAZAR EL AMOR DE NUESTRO DIOS Y SEÑOR

¡QUÉ CIEGOS ESTÁIS, MIS PEQUEÑOS!

¡QUÉ CIEGOS ESTÁIS, QUE ESCOGÉIS EL MAL Y RECHAZÁIS EL BIEN!

Cuando dejáis entrar el Bien en vuestro corazón, todo cambia a vuestro alrededor:

Hay armonía, hay bondad, hay dulzura, hay virtud, hay paz en vosotros y en los que os rodean,

porque el Amor se exhala, sale a través de vuestros poros, sale a través de vuestras acciones, de vuestros deseos, de vuestras palabras, de vuestros pensamientos.

El que está lleno de la Palabra de Mi Dios y Señor, no puede causar un mal y si lo causa, nunca será de la dimensión de aquellos que no tienen a Mi Señor y Mi Dios en su corazón.

EN LOS BUENOS HAY ARREPENTIMIENTO,

EN LOS MALOS HAY DESPRECIO Y BLASFEMIA HACIA NUESTRO DIOS

El alma mala provoca mucho mal a su alrededor.

Dentro de su familia produce problemas hasta de las más mínimas cosas;

NO SABE  detener su boca, sus pensamientos, sus acciones, porque no hay virtud en él.

Estos son tiempos de gran prueba, tiempos en que escogéis plenamente el Amor de Nuestro Dios o lo rechazáis definitivamente.

Y eso conlleva vuestra condenación eterna.

¿Para quién estáis viviendo, Mis pequeños: para Dios o para Satanás?

¿Estáis provocando que a vuestro alrededor haya armonía, haya amor, haya convivencia plena con un ambiente de paz o estáis causando problemas a vuestro alrededor?

¿Y blasfemias hacia Nuestro Dios y Señor? ¿De quién sois? Preguntaos vosotros mismos. ¿A quién pertenezco? Mis obras, ¿Qué demuestran?

Son TIEMPOS DE PRUEBA en donde las virtudes tienen que florecer, tienen que engrandecerse si estáis viviendo realmente en lo que se os ha pedido del Cielo.

De la Santísima Trinidad que habita en vosotros, que habita en todo lo creado, que habita en lo invisible y lo visible.

 ¿A quién pertenecéis?

¿Son vuestras acciones las que Nuestro Dios y Señor quiere ver en vosotros?

¿O estáis del lado de Satanás?

¿Estáis causando problemas, maldades, rencores, guerras, insultos, blasfemias, a vuestro alrededor y hacia Nuestro Dios y Señor?

SON TIEMPOS EN QUE SE DIVIDE EL TRIGO Y LA CIZAÑA

¿CUÁLES SON LOS FRUTOS DE VUESTRAS OBRAS?

¿SON BUENOS PARA QUE NUESTRO DIOS Y SEÑOR

SE ALEGRE CON VUESTRO REGRESO AL REINO DE LOS CIELOS?

¿O NO DISTEIS FRUTOS Y MÁS BIEN DISTEIS MUERTE Y MALDADES?

¿Cómo llegaréis ante Mi Hijo cuando os juzgue? No sabréis en donde esconderos.

Meditad esto, Mis pequeños, porque el tiempo es breve y las pruebas se vienen fuertes.

El Día del Juicio ante el Tribunal de Cristo, seremos recompensados. O nuestras obras serán quemadas como la paja. Tal vez recibamos alguna recompensa, QUIZÁS NINGUNA.

No sabéis ni el día ni la hora en que os presentaréis ante el Juez. ¿Cómo estaréis en esos momentos?

ES TIEMPO DE UN CAMBIO FUERTE, DRAMÁTICO EN VUESTRA VIDA,

PORQUE EL TIEMPO YA ES CORTO

MI SEÑOR Y MI DIOS NO QUIERE LA MUERTE DEL PECADOR,

SINO QUE SE ARREPIENTA Y VIVA.

¡BENDITOS AQUELLOS QUE HAN SEGUIDO LAS PALABRAS DE MI HIJO!

¡AQUELLOS QUE HAN DEJADO QUE ÉL MUEVA VUESTRO CORAZÓN!

¡ESTARÉIS CON NOSOTROS ETERNAMENTE!

Y VOSOTROS, CIZAÑA QUE HABÉIS CAUSADO TANTA MALDAD A VUESTRO ALREDEDOR,

¡ARREPENTÍOS! 

La Misericordia de Mi Dios y Señor también a vosotros os alcanza, pero vosotros tenéis el libre albedrío,

¿Queréis estar en vida de Amor por toda la eternidad o…

¿VIVIR ETERNAMENTE EN EL DOLOR con aquel que traiciona al Amor? Vosotros decidís.

LA MISERICORDIA DE MI DIOS Y SEÑOR ESTÁ ABIERTA PARA TODOS,

No podemos decir que amamos a Dios y estar abrazando los placeres de este mundo.

VOSOTROS DECIDÍS VUESTRO FUTURO

Visión: Veo a nuestra Madre Santísima arrodillada ante el pesebre, viendo al Niñito Jesús.

Y de Él sale una luz fortísima.

Ella Lo observa, Lo goza,

PERO TAMBIÉN SE ENTRISTECE SU CORAZÓN. 

Hijitos Míos en Mi Fíat, en el Fíat que Yo le di a Mi Dios y Señor,

aceptaba Yo la alegría de ser esa Portadora de Mi Señor,

Mi Jesús, viniendo del Cielo para traerLo a la Tierra.

Yo, trayendo a Mi Dios, al Salvador, por orden de Mi Padre Dios, para salvaros a todos vosotros.

Aceptaba Yo esa alegría inmensa, inconmensurable, Divina.

Pero a la vez un gran dolor atravesaba Mi Corazón,

porque así como Yo iba a presenciar todas Sus Bondades, Sus Milagros, Sus Palabras…

TAMBIÉN IBA A PRESENCIAR SUS DOLORES,

YO SOY LA VERDAD

LOS DESPRECIOS DE LA GENTE POR LA QUE HABÍA VENIDO A SALVAR

Y TODO ESE DOLOR REMATADO CON SU MUERTE EN LA CRUZ

El corazón de una madre es inmenso, es un Amor que Nuestro Padre Dios nos regaló a las madres.

Preferimos morir, dar nuestra vida antes que se le haga daño al hijo que hemos llevado en el vientre.

Pero aquí Yo estaba llevando a Mi Dios y Mi Señor, a vuestro Salvador, se confundían las alegrías con los dolores, pero lo acepté en Mi Fíat.

Yo, sirviendo a Mi Dios y Creador; Yo, sirviendo a Mi Hijo, el Salvador y Redentor; Yo, sirviendo a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios, que Me llenaba de alegría, que Me daba Sabiduría, que Me llenaba de Sus Dones,

 PERO QUE ME DABA UNA GRAN FORTALEZA TAMBIÉN

REINA DE LOS MARTIRES

PARA SOPORTAR LO QUE EN ALGÚN TIEMPO TENDRÍA QUE SOPORTAR.

Aquí veo a Mi Pequeñito, a Mi Dios, a Mi Señor, Lo gozo. 

MI PEQUEÑITO, EL RECIÉN NACIDO TRAYENDO ESTA LUZ INMENSA

PARA DESTRUIR LAS TINIEBLAS EN LAS QUE EL MUNDO VIVÍA

Mi Hijito vuestro Salvador, trayendo Sabiduría al mundo; trayendo Su Amor, el Amor del Cielo a la Tierra, el Amor se Encarnaba…

Dice J.V: Aquí me llena un llanto muy profundo, el de mi Madre.

…el Amor Infinito hecho Carne, que después sería despreciado por los hombres.

GOZABA, GOZABA YO SU PRESENCIA,

PERO SUFRÍA POR SU DONACIÓN

¡Cuánto Amor por vosotros, Mis pequeños! Cuánto Amor que a pesar de saber lo que iba a sufrir…

Y NO SOLAMENTE EN ESE MOMENTO

SINO EN LOS SIGLOS POSTERIORES,

AUN ASÍ MI PEQUEÑITO, MI BEBÉ,  SE ESTABA OFRECIENDO POR VOSOTROS

Esta Luz, esta Luz que emanaba Mi Pequeñito, disipando las Tinieblas, os traía la Luz al mundo.

Y VOSOTROS HABÉIS PREFERIDO LAS TINIEBLAS

Venid, Mis pequeños, acompañadMe, arrodillaos ante este Pequeñito, arrodillaos ante vuestro Dios y Salvador,

Llenaos de Su Luz, dejad que esta Luz Divina disipe de vuestra mente y de vuestro corazón tantos pecados que tenéis, tantos desprecios, blasfemias, traiciones.

Dejad que esta Luz purifique vuestra alma, todo vuestro ser.

ÉL SE VINO A DAR POR TODOS VOSOTROS, POR CADA UNO DE VOSOTROS,

Y VED CÓMO LE PAGÁIS

Este Pequeñito que después sufriría las maldades del mismo pueblo que había venido a salvar.

Y especialmente las maldades de sus dirigentes que oprimían al pueblo y que ahora os oprimen a vosotros, y seguís dejando que sigan blasfemando a este Pequeñito, a Mi Bebé, a vuestro Dios.

LO SEGUÍS TRAICIONANDO

Él, que os vino a dar Su Vida entera para vuestro crecimiento espiritual y para vuestra salvación.

Y Le dais la espalda. Y gritáis junto con el pueblo:

“¡CRUCIFÍCALE! ¡CRUCIFÍCALE!”,

CUANDO ÉL NO OS HIZO NINGÚN MAL..

Arrodillaos y agradeced a Mi Pequeñito, a vuestro Dios y Señor, toda Su Donación, Sus Palabras de Amor, Sus Milagros, toda Su Vida.

Y todo lo hizo por vosotros para que fuerais santos, para que al seguirLe fuerais también Luz entre los hombres.

Para que todos aquellos que os vean, vean en vosotros a este Pequeñito, a vuestro Dios y Salvador.

Sois esos verdugos que estáis dando de latigazos a este Pequeño Bebé

¿Qué os ha hecho Mi Bebé?

¿Qué os ha hecho de malo vuestro Dios, que aquí está ante vosotros dándoos Su Luz de Vida?

¿Por qué le tratáis así? ¿Por qué lo golpeáis? ¿Por qué le escupís?

¿Por qué le decís esas cosas, esas blasfemias, cuando Él nunca os dijo una palabra mala, sino todo lo contrario, Sus Palabras son Vida para vosotros?

VED A MI BEBÉ, VUESTRO DIOS, LUZ DEL MUNDO,

EL INOCENTE, AL QUE LLEVASTEIS AL SACRIFICIO POR VUESTROS PECADOS

ÉL TOMÓ VUESTROS PECADOS

Y DEJASTEIS QUE A ÉSTE, MI PEQUEÑO BEBÉ, VUESTRO DIOS,

LO LLEVARAN AL SACRIFICIO, AL MATADERO,

COMO A CUALQUIER LADRÓN

Y vuestros pecados siguen. Y vuestras traiciones siguen…

¿Por qué no veis a vuestro Dios aquí? ¿Por qué no Le adoráis? ¿Por qué no le agradecéis Su donación?

ARREPENTÍOS, MIS PEQUEÑOS,

ES MI BEBÉ, ES VUESTRO SALVADOR, ¡ES VUESTRO DIOS!

¿POR QUÉ SOIS TAN MALOS?

Es Inocente, no os ha hecho ningún mal, os dio hasta la última Gota de Su Sangre por vuestra salvación…

Y SEGUÍS IMPÁVIDOS,

VUESTRO CORAZÓN NO SE MUEVE AL ARREPENTIMIENTO

¿Acaso la Inocencia de este Pequeñito, de este Bebé, no mueve vuestro corazón a la ternura? ¡Vedlo! ¡Es un Bebé! ¡Es vuestro Dios!

CAMBIAD MIS PEQUEÑOS,

¡ARREPENTÍOS! PEDID PERDÓN, VENID,

¡POSTRAOS ANTE ÉL AQUÍ JUNTO A MÍ, MIS PEQUEÑITOS!

YO INTERCEDERÉ POR VOSOTROS

PARA QUE PERDONE VUESTROS PECADOS,

PERO VENID, ¡VENID, MIS PEQUEÑOS!

Dejad que esta Luz penetre en vosotros, dejad que esta Luz os lleve al arrepentimiento y, con ello, la paz en vuestro interior.

Dejad que esta Luz os dé la Sabiduría que necesitáis para servir a vuestro Dios como Él se merece.

Dejad que esta Luz os dé una nueva vida.

Dejad que Mi Pequeñito, vuestro Dios, viva en vosotros como Él vive en Mí.

OS AMO, MIS PEQUEÑOS

ARREPENTÍOS, ¡ARREPENTÍOS!, ARREPENTÍOS…

Desperdiciáis mucho tiempo con las cosas del mundo.

El alma necesita su alimento, y su alimento es el Amor de Nuestro Dios, de Mi Dios y Señor. 

Desperdiciáis mucho tiempo buscando placeres, gustos, distracciones, alegrías que os da el mundo y también los pecados a donde os lleva Satanás a perderos,

pero cuando encontráis el Amor de Mi Hijo, el Amor de Nuestro Dios, habéis encontrado lo más grande que el alma puede tener.

El alma es espiritual, vinisteis de un mundo espiritual, fuisteis creados por el Padre que es espiritual, sois parte de Él. 

SE OS DIO UN CUERPO PARA MOVEROS EN UN MUNDO FÍSICO,

PERO VUESTRA MISIÓN ES ESPIRITUAL

Y SATANÁS HACE QUE OS CONFUNDÁIS

ENTRE LO QUE ES FÍSICO Y LO QUE ES ESPIRITUAL

Ciertamente vuestro cuerpo necesita una protección y cuidados, pero vuestra alma necesita más que eso,

porque vuestro cuerpo no puede subsistir sin el alma, y sobre todo que vuestra alma esté sana.

Un alma sana os lleva a vivir una vida apacible llena de vida, produciendo muchos frutos, porque está llena del Amor de Nuestro Dios, vuestro Creador.

Un alma que se ha dejado llevar por el pecado produce mucho mal a su alrededor; sus frutos son malos, apestan.

No se puede estar junto a un alma mala a menos que así lo queráis.

Las almas malas no tendrán vida eterna en el Reino de los Cielos; un alma mala es como un cáncer que hay que detenerlo, tratar de curarlo y si no, deshacerse de ese mal.

La Misericordia de Nuestro Padre es inmensa.

Espera que las almas en mal estado puedan llegar a aliviarse del mal que tienen…

Y espera hasta el final de la existencia de cada persona, buena o mala, porque quiere ser Justo con todos.

EL ALMA DECIDE A DONDE IR

HASTA EN EL ÚLTIMO SEGUNDO DE SU EXISTENCIA

El alma buena es un alma que pertenece al Cielo, da frutos abundantes que van a producir mucho bien a las almas que estén con ella.

Traerá el Cielo a la Tierra; produce alegría, paz, amor, que es de lo que el alma se alimenta. 

Aun las almas malas necesitan amor, pero son necias y Satanás las mantiene en el error;

pero las almas buenas saben reconocer el alimento Divino, lo buscan y se mantienen de ese alimento,

Y LO COMPARTEN CON SUS HERMANOS

El alma buena recibe Bendiciones grandes y a veces extraordinarias del Cielo; porque son almas que guardan fervorosamente,

CON UN AMOR A TODA PRUEBA, el regalo de Dios, Nuestro Dios.

Os pido Mis pequeños, que seáis portadores de esa Gracia Divina que es el Amor, que lo cuidéis como lo más grande y valioso que podáis tener. 

Ciertamente el Amor no se puede detener y necesariamente lo dais a vuestros hermanos, porque con ello vais aumentando la vida de la Gracia, la vida del amor aquí en la Tierra.

Y por ello, seréis recompensados grandemente.

Ciertamente, un alma llena de Nuestro Amor también sufre,

PORQUE ESTÁIS EN LOS TERRENOS DE SATANÁS.

Y él ataca a las almas que están destruyendo las Tinieblas, con la Luz que lleváis en vuestro interior.

Pero un alma que ama es cuidada por el Cielo para que produzca mucho fruto y se vaya reparando todo el mal que causó el Pecado Original.

Es vuestro deber Mis pequeños, tocar cuantas almas podáis con el Amor que se os ha otorgado.

HAY TANTAS ALMAS NECESITADAS DE ESTE ALIMENTO DIVINO,

QUE ES EL AMOR.

DAD CUANTO PODÁIS Y MIENTRAS MÁS DEIS, MÁS RECIBIRÉIS

Levantad almas que están hundidas en el pecado, QUE NO SABEN CÓMO AMAR, 

que no saben cómo rechazar el Mal que se ha ido apoderando de su alma, de sus sentidos, de su voluntad.

Amar es una tarea grande y bella. Amar es el principio y el fin de toda alma. Amar es vuestra meta para la eternidad. 

No podéis estar completos, no podéis ser perfectos si no sabéis amar como vuestro Dios os ama a vosotros.

Todo lo bello, todo lo santo, todo lo sublime, está impregnado del Amor de Dios.

Id a las profundidades de las almas y buscad en ellas el amor y si no lo tienen, compartidlo y dejadles la Vida que no es vuestra, que es la de vuestro Dios.

VOSOTROS TRANSPORTÁIS EL AMOR, QUE ES LA VIDA DEL CIELO,

A VUESTROS HERMANOS QUE ESTÁN EN LA TIERRA

Y esta es una Gracia muy grande, que seáis estas almas que transportan amor y lo reparten a sus hermanos.

Vosotros lo gozáis y además lo compartís. No os canséis Mis pequeños, de producir amor, de desear Amor, de cantar en el Amor, de esperar en el Amor, para vivir eternamente con Él.

OS AMO, MIS PEQUEÑOS. VENID A MÍ,

QUE OS LLEVARÉ A MI HIJO, QUE EN MIS BRAZOS ESTÁ.

ÉL OS DARÁ TODO LO QUE NECESITÉIS,

YO OS CUIDARÉ, OS GUIARÉ, PARA QUE HAGÁIS DE ESTE MUNDO

EL MUNDO DEL AMOR QUE TANTO LE FALTA POR APRENDER

ESTÁIS LLAMADOS A TRANSFORMAR LO QUE SATANÁS HA DESTROZADO

Que el Amor Infinito del Padre, de Mi Hijo y del Espíritu Santo quede con cada uno de vosotros y Mi Amor de Madre os proteja y Me permita llevaros de regreso a la Casa Celestial.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Nombre de Mi Hijo, Verbo y Redentor, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor y en Mi Nombre de Virgen y Madre, ejemplo de Virtud y de Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/