Archivos diarios: 29/06/20

¡AYUDADME, PEQUEÑITOS!


Junio 25 de 2020

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, pequeños Míos, os he dicho que así como el cuerpo necesita alimento para crecer, para mantenerse sano, para desarrollarse y para poder ser alguien en la vida dando frutos, lo mismo sucede con las almas.

Las almas también se tienen que alimentar para que crezcan y den fruto.

Esta humanidad perversa, muy similar al pueblo escogido, se ha alejado de su Dios.

Os llamo de diferentes formas, trato de llamar vuestra atención, para que os deis cuenta del error en el que vivís.

Yo os trato de proteger contra las fuerzas del Mal y vosotros os escabullís, ya no tenéis confianza en vuestro Dios.

Sois como un adolescente que se cree fuerte, capaz de moverse solo por el mundo y hasta que no comete graves errores, se da cuenta que necesitaba la guía paterna o materna.

Sois todavía ese pueblo inmaduro como niño, como adolescente, traviesos, groseros.

Pueblo inmaduro que no quiere crecer en la virtud, que no quiere crecer en la vida.

Quiere ser consentido, pero no crecer ni dar lo que debe de dar el hijo agradecido.

Queréis seguir siendo consentidos, pero viviendo en el pecado, viviendo a espaldas de vuestro Dios y esto no puede ser, Mis pequeños.

Y no lo digo por Mí, porque Yo Soy el Perfecto; lo digo por vosotros que necesitáis crecer, que necesitáis desarrollaros;

que necesitáis ser adultos en la Gracia y en el Amor que Yo os quiero dar.

Mis pequeños, cuando el alma realmente CRECE y aprende a AMAR, como Mi Hijo os enseñó,

es cuando ya estáis aprendiendo realmente a llevar a cabo vuestra MISIÓN, es cuando realmente estáis viendo lo que debe de ser vuestra vida sobre la Tierra.

Se dice fácil y lo oís continuamente, -que debéis AMAR-, pero para vosotros esa palabra ya casi no significa lo que debe de significar para Mí.

O son amoríos ligeros, pecaminosos. O es amor en el que dais lo mínimo, porque os distraéis y no queréis dar en total donación.

Siempre mantenéis reserva para vosotros mismos, no os soltáis completamente a vuestro Dios y a vuestros hermanos.

Siempre con esa reserva en la que os protegéis tontamente, porque no sabéis daros en totalidad, como Yo Me doy en totalidad por vosotros.

No habéis aprendido a desprenderos, ni aún de las cosas bellas que Yo os doy.

No habéis aprendido todavía Mis pequeños, que cuando vosotros os negáis a vosotros mismos

ES CUANDO YO ENTRO PERFECTAMENTE EN EL ALMA

Y AL PERDER VUESTRO “YO”, ME ENCONTRÁIS A MÍ

Y ENTONCES ES CUANDO HABITO YO PLENAMENTE

EN CADA UNO DE VOSOTROS.

El olvidaros de sí mismos, os va a traer un bien infinitamente superior: el tenerMe a Mí, vuestro Dios.

Entended esto Mis pequeños, ya no actuéis como niños distraídos, como niños inmaduros, como niños que no se percatan de la realidad espiritual que debéis vivir.

Sed maduros ya en Mis enseñanzas, en Mi Vida y sobre todo en los frutos que debéis dar a vuestros hermanos.

Por eso el mundo en el que habitáis es un mundo de TIBIEZA, porque no podéis dar mucho, porque no tenéis mucho en vuestro corazón.

Os mantenéis con el mínimo necesario, tibios, inmaduros, mediocres y no queréis llegar a esa perfección a la que habéis sido llamados.

Sois Mis hijos, Yo Soy el Perfecto y Yo no puedo permitir la mediocridad en los Míos.

El niño consentido no lucha por temor a la caída, por temor al dolor y se conforma con lo mínimo.

Las almas que valen, las almas valientes, son las que se llevan el Premio, son siempre las que tienen más, porque han arriesgado todo.

Y el Premio es infinitamente superior a lo que arriesgaron.

Yo no Soy un Dios de mediocres, Yo no Soy un Dios para aceptar la mediocridad de sus hijos.

Esa cruz me pertenece Señor, ¡Crucifícame Jesús, porque te adoro sobre todas las cosas! Y ayúdame a Amar, haciendo Tu Voluntad y no la mía…´´

Creced ya Mis pequeños, os da flojera, no queréis trabajar para vuestra propia perfección; es egoísmo, es falta de caridad, no hay amor en vuestro corazón.

Porque no queréis tomar el compromiso de ser perfectos, porque después deberéis dar a vuestros hermanos lo que de Mí aprendisteis.

Os acompaño durante vuestra vida.

VENID A MÍ

YA NO OS APARTÉIS

TOMAD DE MÍ TODO LO QUE NECESITÉIS PARA VOSOTROS MISMOS,

PARA VUESTROS HERMANOS,

Cuando oraba, levitaba y quedaba absorto totalmente. A veces el mismo virrey que iba a consultarlo, aunque Martín era de pocos estudios, tenía que aguardar mucho rato a la puerta de su celda, esperando a que terminara el éxtasis. Tenía el don, para leer corazones y siempre daba el consejo preciso. Podía predecir la vida propia y la ajena, incluido el momento de la muerte.

PARA QUE MADURÉIS, PARA QUE DEIS MUCHO FRUTO.

Arrepentíos de vuestro pasado y Yo lo olvidaré de inmediato.

Deseo hombres nuevos, Vida Nueva en vuestro interior; pero ese es el compromiso que cada uno de vosotros deberá hacer Conmigo, vuestro Dios.

Dejad ya vuestros temores, el sentir que perderéis mucho, que arriesgáis mucho al dejar que vuestro Dios actúe en vosotros.

No es así Mis pequeños, os lo he dicho dadMe, dadMe todo vuestro ser, toda vuestra voluntad, todas vuestras capacidades, todas vuestras riquezas.

DejadMe a Mí actuar en vosotros y así Yo os satisfaré, os daré todo y haré hombres nuevos,

almas nuevas que gozarán Mi Presencia activa en su corazón.

DadMe, dadMe, que Yo os daré al ciento por uno.

Quitad vuestro lastre de vuestra espalda que no os deja caminar, que no os deja volar hacia esa perfección y dejad que Mi Santidad, Mi Perfección os invada.

Porque os he dicho que cada uno de vosotros tenéis una misión única y esta es diferente a todas las de vuestros hermanos.

No debéis envidiar lo que otros tengan, vuestros ojos deben estar puestos solamente en Mí.

Vais conociendo vuestra misión a lo largo de vuestra existencia, algunos la conocerán antes, porque así es vuestra misión y otros la conocerán después.

Y es muy importante Mis pequeños esto que os he dicho, porque vuestros ojos deben de estar puestos en Mí.

¿Qué estáis haciendo para servirMe, a Mí?

Romanos 12, 6-8 1 Corintios 12, 8-10 1 de Corintios 12, 28-30 Efesios 4, 11-12

Si vosotros os la pasáis envidiando lo que tienen vuestros hermanos, o los dones que Yo os he concedido para llevar a cabo vuestra misión.

O si tienen más o menos bienes del mundo, eso no os debe importar a vosotros.

Vosotros sois únicos para Mí, vuestra misión es única y es muy importante que la llevéis a cabo como Yo os la he pedido.

Y eso es lo único que os debe importar a vosotros, cumplir conMigo, cumplir con lo que Yo os he pedido.

Imaginad que tenéis dentro de un cuarto riquezas inmensas y es una puerta muy fuerte que nadie la puede abrir y ésta, solamente se puede abrir con una llave.

Y ESA LLAVE LA TENÉIS ALGUNO DE VOSOTROS.Es un trabajo sencillo, pero importantísimo, esas riquezas están ahí y nadie las puede tocar, si el encargado no abre ésa puerta con la Llave, que se le ha pedido proteger.

Otros, tendrán misiones aparentemente más importantes; ir a luchar por defender Mi Iglesia.

Serán personajes fuertes, robustos, que a primera vista os impresionen por su fuerza, por sus capacidades;

en cambio el primer personaje es pequeñito, aparentemente insignificante, porque nada más tiene que cuidar ésa Llave.

El pequeño podrá envidiar al fornido que está haciendo grandes cosas.

Entended esto que os estoy diciendo, Mis pequeños.

Martín seguía los modelos de santidad de Santo Domingo de Guzmán, San José, santa Catalina de Siena y San Vicente Ferrer. Y mantenía entrevistas sobrenaturales con Santa Rosa de Lima y San Juan Macías, que también estaban recluídos en  sus conventos.

Cada uno de vosotros fuisteis creados para la misión que tenéis que llevar a cabo.

El fornido, ese valeroso soldado no tiene la Llave y no puede sacar esas riquezas de ése cuarto, porque no tiene la Llave, la tiene el pequeño.

Y el pequeño, si es puesto en el campo de batalla, no podrá quizá ni levantar el arma que se le dé.

Entonces no queráis tomar la vida de otros, tratar de ser quien no sois ante Mis Ojos.

TODOS VOSOTROS SOIS IMPORTANTES

PORQUE OS HE DADO UNA MISIÓN PARTICULAR PARA SERVIRME,

 ASÍ QUE NO ENVIDIES LO QUE TIENEN LOS DEMÁS

 LLEVAD A CABO VUESTRA MISIÓN LO MEJOR POSIBLE

 CON LOS CUIDADOS MÁS DELICADOS QUE ME PODÁIS DAR

Y CON UN DESEO GRANDE DE SERVIRME.

Aprended de esta lección Mis pequeños y os repito, no veáis a vuestro alrededor.

VedMe a Mí a Mis Ojos, durante toda vuestra existencia, y dadMe cuenta de la misión que os concedí a cada uno de vosotros, en lo particular.

Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, os he dado un regalo inmenso: el alma.

Mis pequeños, es parte de Mí vuestra alma, Soy Yo en vosotros.

 Como dicen las escrituras, el ALMA está guardada en una vasija de barro; sois tierra, como lo sabéis.

7. Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente. GÉNESIS 2, 7

Barro al que Yo le di vida y de ahí salieron vuestros primeros padres.

El barro ahora se queda en la tierra, se queda en el barro, se une al barro de la tierra; pero el ALMA, el ALMA CRECE y así debe ser vuestra alma en este tiempo.

Creced, CRECED Mis pequeños; recordad que de todo mal, Yo siempre saco un bien y estos son momentos de crecimiento espiritual.

No penséis en el barro, no penséis en vuestro exterior, que éste se quedará aquí en la Tierra.

PENSAD EN VUESTRA ALMA QUE ES PARTE MÍA

Y YO SOY OMNIPOTENTE,

Y LAS ALMAS QUE SE ACERCAN A MÍ

ADQUIEREN ESA OMNIPOTENCIA

Ciertamente, vuestra vasija de barro no permite que la omnipotencia de vuestra alma se desarrolle; porque vuestra alma todavía está envuelta en el pecado,

Pero cuando se libere, entenderéis la Potencia que llevabais en vuestro interior.

En estos momentos dejad que vuestra Fe os haga entender esto.

Tenéis un gran regalo que Yo os di, pero con vuestra Oración podéis hacer grandes cosas; porque la Omnipotencia de Mi Ser, que vive en vosotros, puede realizar grandes prodigios.

Porque es el amor, Mi Amor, el que los va a realizar para el bien de vosotros y de vuestros hermanos.

Veis cómo de un mal Yo siempre saco un bien. 

OS REÚNO Y VUESTRA POTENCIA DE ORACIÓN

SOR MARIA DE JESUS DE ÁGREDA, oraba y ayunaba. Y desde su celda le decía a Jesús: “Señor, ayer el jefe de los sioux nos torturó hasta matarnos ¿Crees que ahora sí se den por vencidos y accedan a escucharnos? Hoy que regresemos dices que también estaremos con los cherokees y los cheyennes; entonces  también el Espíritu Santo tendrá que multiplicar los rosarios, porque ya aumentaron las mujeres que me están enseñando a bordar, mientras rezamos…”

UNIDA A MI AMOR, QUE ESTÁ EN VOSOTROS

PUEDE REALIZAR GRANDES PRODIGIOS

GRANDES MILAGROS

PEDID PARA QUE MI AMOR SE EXTIENDA POR TODOS LADOS,

PARA QUE LAS SOMBRAS SE DISIPEN

 Para que la maldad de los hombres se vuelva paz, amor, armonía…

Y vuelva a ser éste el Paraíso que Yo creé para vuestros primeros padres y que vosotros, como descendientes de ellos, tenéis derecho a vivir en ese Paraíso.

Cuerpo incorrupto de la Dama de azul de los Llanos, Sor Maria de Jesús de Ágreda, (2 de abril de 1602 – 24 de mayo de 1665), abadesa del convento.

Pero pedídmeLo de corazón, pedidLe a Mi Omnipotencia en vosotros, que se realice ese milagro de amor,

que volváis a ese tiempo de Alegría y de una Paz infinita que solamente podéis obtener estando en Mí, vuestro Señor y vuestro Dios.

No escatiméis, NO DUDÉIS, utilizad pues esa Potencia de Amor, para que podáis ayudar a vuestros hermanos y os podáis ayudar a vosotros mismos. 

PEDIDME UN AUMENTO DE FE EN VOSOTROS,

UNA CONFIANZA PLENA Y UNA SABIDURÍA INFINITA

PARA QUE PODÁIS VOSOTROS UTILIZARLA EN AYUDAR,

EN SER LOS CRISTOS DE ESTE MUNDO,

EN SER LOS CRISTOS DE ESTE MOMENTO,

EN DEJARME VIVIR PLENAMENTE ENTRE TODOS VOSOTROS 

Satanás, satanás está vencido y todavía os molestará más; pero esa Potencia de Amor que lleváis en vuestro interior y unidos todos en esa intención, podéis vencerlo.

No dudéis, Mis pequeños, no dudéis.

Porque mucha compasión debe haber en vuestro corazón hacia vuestros hermanos que se encuentran en el Mal, ante vuestros hermanos que viven en el error,

especialmente en éstos momentos de Purificación, en los cuales veréis que son destruidos algunos lugares, como se destruyó Sodoma y Gomorra.

Donde el Mal habitaba, donde el Mal se difundía, donde el Mal era vida de todos los días.

Que nunca salga de vuestra boca ni de vuestro pensamiento, la frase “se lo merecían”, 

porque vosotros no conocéis el corazón de vuestros hermanos, no conocéis su historia, no conocéis su ambiente.

A TRAVÉS DE LA COMPASIÓN, LA CARIDAD FLORECERÁ EN VOSOTROS

Y así, podréis ayudar mucho más en el amor hacia vuestros hermanos en compasión, que en la crítica destructiva, malsana, que os lleva a degradaros espiritualmente.

En la Compasión, vosotros levantaréis almas, ayudaréis, aún a pesar del pecado que tengan.

Recordad que Mi Compasión hacia vosotros, os levantó y os está llevando a éstos niveles bellos espirituales que estáis viviendo.

Si Yo he tenido Compasión de vosotros; vosotros, por haber ya crecido en virtud la debéis tener para vuestros hermanos.

ORACIÓN + FE = MILAGROS

No critiquéis, AMAD, haréis mejor trabajo para Mi Corazón en ésta forma que criticando, porque al criticar caeréis en soberbia, en vanidad,  y caeréis peor que ellos.

Os amo, Mis pequeños y os quiero perfectos, como Yo Soy Perfecto, por eso os guío, os enseño.

Me tomo Mi tiempo para dároslo, para estar con vosotros, para llevaros a ésas alturas que no os imagináis que existan.

Aquél que se acerca a Mí, Fuente de Vida y de Amor, de Pureza, de Santidad, de Omnipotencia y Divinidad, podrá obtener de Mí grandes cosas, grandes regalos, si se acerca a Mí pequeñito, amoroso, sediento, humilde.

Venid a Mí, os necesito a todos y especialmente a aquellos por los que Mi Hijo bajó: a los más enfermitos, a los más necesitados, a los muertos espiritualmente.

Es vuestra hora, es vuestro tiempo, el de levantar a vuestros hermanos, en el daros por vuestros hermanos.

 ¿Puede acaso, la hoja de un árbol, luchar contra una corriente y detenerla? NO, Mis pequeños.

Yo Soy ésa Corriente que inunda, que está ya entre vosotros.

Vosotros, pequeñas hojitas de árbol, si tenéis la sabiduría os dejaréis llevar por Mi Corriente, por Mi Sabiduría, por Mi Amor,

pero todos aquellos que traten de oponerse a toda ésa Fuerza tremenda que voy suscitando ya entre vosotros,

se dañarán, caerán y no podrán hacer el bien debido.

La Sabiduría os indicará cómo deberéis dejaros guiar por Mí, por ésa Fuerza tremenda, Divina, que se tiene ya que implantar en los corazones,

QUE TIENE QUE MODIFICAR A LA TIERRA ENTERA,

QUE TIENE QUE TRAER LAS BELLEZAS DEL CIELO NUEVAMENTE,

Se le atribuye el don de la bilocacion. Sin salir de Lima, fue visto en México, en África, en China y en Japón, animando a los misioneros que se encontraban en dificultad o curando enfermos. Mientras permanecía encerrado en su celda, lo vieron llegar junto a la cama de ciertos moribundos a consolarlos o curarlos. Muchos lo vieron entrar y salir de recintos, estando las puertas cerradas. En ocasiones salía del convento, a atender a un enfermo grave y volvía luego a entrar sin tener llave de la puerta y sin que nadie le abriera. Preguntado cómo lo hacía, siempre respondía: ‘yo tengo mis modos de entrar y salir.’

PARA QUE LAS PODÁIS VIVIR

Aquellos que están en Mi Contra, aquellos que no Me favorecen con su estado de vida, aquellos que se oponen a Mí y a Mis enseñanzas, tendrán que caer.

Serán arrollados por Mi Fuerza, se dañarán; porque no podrán luchar contra Mí vuestro Dios, vuestro Padre, vuestro Creador.

Anunciadles Mis pequeños que el Cielo se acerca a la Tierra, que la vida cambiará para bien del hombre, que todo será renovado en Pureza y Santidad.

Que las almas crecerán, porque se dejarán llevar por ésta Corriente Divina, que ya está llegando al Mundo, con Fuerza arrolladora,

que irá purificando a todos los pueblos de la Tierra y que saneará de todo pecado a las almas.

Dejaos llevar por Mí, dejad que Yo os lleve como brisa suave, como riachuelo; que os va cuidando, que os va consintiendo.

De los relatos que se guardan de sus milagros, se deduce que Fray Martín de Porres no les daba mayor importancia. Al imponer silencio acerca de ellos, lo hacía con joviales bromas, llenas de donaire y humildad. En su vida los milagros, formaban parte de algo natural y cotidiano.

DejadMe, Mis pequeños, hacer Mi obra en vosotros, confiad en Mí, vuestro Dios, que de Mi solamente sale Belleza, Santidad, crecimiento espiritual, una vida desconocida que aún no habéis sentido ni vivido.

Confiad en Mí vuestro Dios, que os transformaré y haré de vosotros nuevas almas, que gozaréis de los bienes del Cielo aquí en la Tierra.

Gozad y vivid alegres, a pesar de que lo que esté a vuestro alrededor traiga infelicidad a muchos.

Confiad en Mí vuestro Dios, que Yo estaré con todos aquellos que se dejen llevar libremente por Mis deseos amorosos.

Confiad en que tendréis un nuevo Hogar, muy superior al que estáis acostumbrados ahora.

Os prometo grandes cosas, y Yo cumplo, Mis pequeños, porque tengo el Poder para hacerlo.

Confiad y ya vivid desde ahora agradecidos a ésta gran promesa que os hago.

Ya que si he invertido Mi tiempo, Mis enseñanzas, Mi guía amorosa en vosotros, en cada uno de vosotros; vosotros deberéis perseverar, aún a pesar de que todo se vea obscuro a vuestro alrededor.

Ésa perseverancia santa, os hará alcanzar vuestra meta.

Ciertamente pronto se vendrá la Obscuridad, obscuridad espiritual a la Tierra.

La perseverancia os abrirá el camino, junto con la Fortaleza.

Deberéis estar atentos Mis pequeños cuando se vaya dando todo esto, para que vosotros podáis ayudar a vuestros hermanos para que no caigan en ésa negligencia,

en ése temor, en ésa tibieza, en ésa negación que destruye al hombre, a su alma, a su espiritualidad.

Deberéis perseverar, porque ya Me conocéis; porque sabéis cómo actúa el Amor entre los hombres, cómo puede levantar aún a aquél que está prácticamente muerto a la Gracia.

Porque el Espíritu de Dios NO NOS HACE COBARDES, al contrario, NOS DA PODER para amar a los demás y nos fortalece para que podamos vivir, una buena vida cristiana, 2Tim 1-7

Es ahí en donde se obra el Milagro en la Fe, en la Perseverancia, en la Fortaleza, en la lucha fiel que tendréis que padecer en éstos tiempos de gran prueba.

EL MILAGRO SE DARÁ ENTRE VOSOTROS,

VOSOTROS DEBERÉIS PROCURARLO Y PEDIRLO,

PARA EL BIEN DE VUESTROS HERMANOS

LA HUMILDAD OS AYUDARÁ

A QUE EL MILAGRO SE DÉ FÁCILMENTE

Mis pequeños, estáis acostumbrados que el Milagro, solamente grandes almas lo pueden lograr.

¿Acaso creéis que éstas almas no eran pecadoras? ¿Qué no tenían defectos y debilidades?

¡Claro que los tenían, Mis pequeños! Pero lo que hacía el Milagro a pesar de su debilidad, de su pecado, ES EL AMOR.

El amor por sus hermanos, la necesidad que veían en sus hermanos y que el amor en su corazón,

movió a Mi Corazón, para lograr ésa ayuda, tanto espiritual, como material o física hacia sus hermanos.

ESTÁIS OBLIGADOS MIS PEQUEÑOS AL MILAGRO

PORQUE EL MILAGRO SALVARÁ A MUCHAS ALMAS

Y ASÍ ES COMO MUCHOS DE VOSOTROS

AYUDARÉIS A VUESTROS HERMANOS A VOLVER A MÍ,

A TRAVÉS DE MI PODER EN VOSOTROS.

YO TRABAJANDO A TRAVÉS DE CADA UNO DE VOSOTROS,

PRODUCIRÉ ÉSOS MILAGROS DE VIDA,

Ésos Milagros de Amor, ésos Milagros que modificarán a la Tierra entera, por vuestro deseo sincero de Amar y de amarMe.

Que mi Paz y mi Amor queden con vosotros.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre.

http://diospadresemanifiesta.com/